lunes, 29 de junio de 2015

el ventano





el ventano


Posted: 28 Jun 2015 11:00 PM PDT

Y así, cazurramente, faltos de cultura democrática, cometieron un delito imperdonable en un país que tenía una Constitución muy joven y que precisaba urgentemente rigor, ejemplaridad y precisión democrática (Soledad Gallego-Díaz)





Las resoluciones del juez Barreiro, instructor en el Tribunal Supremo de la llamada causa de los ERE andaluces, constituyen un tristísimo retrato de uno de los más graves problemas que ha sufrido España desde los años 2000 y uno de los que más han influido en el desprestigio de las instituciones: la irresponsable decisión política de obviar, sortear o vulnerar procedimientos administrativos legalmente previstos, en beneficio de un ejercicio más arbitrario del poder.

Cierto es que en unos casos, como los ERE, esa decisión se tomó inicialmente "para dar mayor agilidad" a la Administración, sin ningún deseo de enriquecimiento personal, y que en otros, como la Gürtel, se buscó desde el primer momento vías corruptas de financiación personal o partidaria, lo que exige un juicio personal diferente.

No es lo mismo ser honrado que ladrón. El resultado tiene, incluso, diferentes nombres jurídicos, prevaricación o malversación. Pero lo que importa aquí, lo que produce tanta desazón y pesimismo, es que proceden de la misma serpiente: la convicción de que, con un poco de audacia y otro poco de complicidad, está justificado saltarse el cumplimiento de la ley, de las normas y de sus procedimientos para conseguir objetivos beneficiosos para alguien.

Sin pensárselo dos veces, a la ligera, imprudente y soberbiamente, demasiados políticos de este país se saltaron, sortearon o violentaron lo que a su juicio solo eran 'procedimientos administrativos', sin percibir que en ese respeto escrupuloso estriba el ejercicio democrático del poder; ignorando que el Estado de derecho consta de un conjunto de instituciones, leyes y procedimientos ideados, precisamente, para impedir esa discrecionalidad o, más claramente, para impedir el ejercicio arbitrario del poder.

Y así, cazurramente, faltos de cultura democrática, cometieron un delito imperdonable en un país que tenía una Constitución muy joven y que precisaba urgentemente rigor, ejemplaridad y precisión democrática.

No se trata de que todos, desde el presidente del Gobierno hasta el último concejal, estén sometidos al Código Penal. Eso es evidente. De lo que se trata es de que también estén sometidos a normas, controles independientes y vigilancias acordadas. De que todos, desde el presidente del Gobierno hasta el último concejal o policía, comprendan que nadie en una sociedad democrática tiene otro poder que el estrictamente derivado de la ley, y que esa ley se expresa en procedimientos establecidos públicamente que deben ser cumplidos con propiedad.

Asombra también que personas sensatas y experimentadas, como fueron los presidentes de la Junta de Andalucía, desconocieran tanto la naturaleza humana como para que creyeran que cuando se vulnera la norma y se buscan complicidades para ello no se está abriendo, al mismo tiempo, un enorme agujero por donde se colará la corrupción pura y dura. Que cuando las subvenciones son arbitrarias, las comisiones son inevitables.

Difícil creer, como puntualiza el juez Barreiro, que la cúpula de la Junta desconociera lo que estaba ocurriendo desde el año 2000. Difícil que lo que era de común conocimiento para viceconsejeros, directores generales y subdirectores fuera desconocido por la cúpula, "protegida por una especie de incomprensible pacto de silencio de los funcionarios intermedios".

Sea como sea, sentencie lo que sentencie finalmente el Supremo, o el tribunal al que finalmente corresponda hacerlo, sobre la implicación concreta de los expresidentes Chaves y Griñán, habrá que agradecer al juez Barreiro (y a la juez Alaya) que hayan puesto negro sobre blanco uno de los peores problemas de la democracia española. Quizás así se encuentre remedio.


Soledad Gallego-Díaz: 'elpais.com/elpais/2015/06/26/opinion/1435335441_173608.html'


Posted: 28 Jun 2015 10:00 PM PDT

El sitio 'Probamos' suele abordar asuntos relacionados con el consumo de productos y servicios analizando los abusos y engaños que suelen realizar las grandes cadenas de distribución y las multinacionales, denunciando también campañas publicitarias que no se ajustan a la realidad. Y a veces, un ejemplo sencillo es el mejor modo de retratar su perversa política comercial. Este es uno de ellos.




Mercadona hace unos meses no renovó su contrato con la empresa alicantina Bonnysa. La causa principal que adujeron era que cambiaban de proveedor de algunas de sus frutas y verduras para ofrecer producto local de mayor frescura. Pero solamente hace falta pasarse por uno de sus establecimientos para comprobar que los prometidos productos 'frescos' vienen de lugares más exóticos.

"Simplemente ha sido un cambio de estética para intentar parecer un mercado tradicional, sin que haya habido un cambio real y a las pruebas me remito. Es cierto que el tratamiento del producto ha cambiado: muebles sin colmados, menores cantidades en general e incluso a últimas horas cajas vacías en los lineales, dan una sensación de producto más fresco, pero solamente hace falta ver las etiquetas de los productos para comprobar su origen", afirman los autores.

Y añaden: "Es solamente un cambio estético, y que si Bonnysa, u otros proveedores, hubiese ajustado los precios a los parámetros que Mercadona pedía seguro habrían seguido como proveedor principal. Sé que hay personas que dirán que la uva española está fuera de precio, esto lo rebato visitando una tienda de calle de las de toda la vida y compruebo que la uva del Vinalopó está a 2,80€ el kilo y la marroquí de Mercadona a 3,70€".

Afirman que hablan de una frutería normal, no de alguna gestionada por pakistanís, fruterías que compran en Mercalicante mercancía lowcost, sí, pero de un distribuidor normal y corriente al que le piden precio dándole volumen de compra.

Añaden que "el caso Mercadona ya huele", no solamente a causa de estas denuncias de que hablan en este  sencillo aunque ilustrativo artículo, sino en otros como "el pescado 'fresco' africano o el aceite de oliva del otro lado del mar".

"En definitiva, un caso de marketing aplicado al comercio tradicional, al de calle de toda la vida... y que funciona. Esto debería hacer que nos preguntásemos si no sería mejor que nos replanteásemos un cambio en nuestros consumos y fuésemos más responsables al ir a hacer la cesta de la compra", terminan diciendo.


Fuente: 'probamos.com/mercadona-y-su-fomento-de-los-proveedores-locales/'


Posted: 28 Jun 2015 01:40 PM PDT





Se llama Ellie, vive en Arizona, tiene 19 meses y desde los seis aprendió a escalar cualquier superficie vertical, como si se tratara de un adulto experimentado. El último vídeo compartido en Facebook por su madre, Rachael Lee Farmer, se ha convertido en un auténtico fenómeno viral en las redes sociales.

La pequeña aparece escalando en un rocódromo, y se toma su tiempo para valorar cuál es la mejor opción para seguir subiendo con su técnica que va mejorando, como se puede comprobar en los vídeos que sus padres cuelgan en su perfil de Facebook, The Little Zen Monkey.






Posted: 28 Jun 2015 10:36 AM PDT





Queridos compatriotas griegos, desde hace ya seis meses, el Gobierno griego ha estado librando una batalla en condiciones de asfixia económica sin precedentes, con el fin de implementar el mandato que el pueblo nos legó el 25 de enero.

El objetivo por el que estábamos negociando con nuestros socios era poner fin a la austeridad, y permitir así que la prosperidad y la justicia social regresaran a nuestro país. Era una propuesta por un acuerdo sostenible que respetara tanto la democracia como las leyes comunes de Europa, y que nos condujera finalmente a una salida de la crisis.

A lo largo de este período de negociaciones se nos ha pedido implementar los acuerdos pactados por los anteriores gobiernos mediante los Memorandums, a pesar de que estos fueran categóricamente condenados por el pueblo griego en las recientes elecciones. Sin embargo, ni por un momento pensamos en rendirnos y traicionar vuestra confianza.

Desafortunadamente, luego de cinco meses de duras negociaciones, nuestros socios han emitido en el Eurogrupo de antes de ayer un ultimátum a la democracia griega y a su pueblo. Un ultimatum que es contrario a los principios fundacionales y a los valores de Europa, los valores de nuestro proyecto común europeo.

Han demandado que el Gobierno griego acepte una propuesta que suma una nueva carga insostenible sobre el pueblo griego y que socava la recuperación de la sociedad y la economía griega. Una propuesta que no sólo perpetúa el estado de incertidumbre, sino que acentúa aún más las desigualdades sociales.

La propuesta de las instituciones incluye medidas que conducen a una mayor desregularización del mercado laboral, recortes en las pensiones, más reducciones en los salarios del sector público y un incremento en el IVA de alimentos, restaurantes y turismo, mientras que elimina las exenciones tributarias de las islas griegas.

Estas propuestas violan directamente los derechos sociales y fundamentales de Europa: Demuestran que respecto al trabajo, la igualdad y la dignidad, en la mira de algunos de los socios e instituciones no existe un acuerdo viable y beneficioso para todas las partes que no sea la humillación de todo el pueblo griego.

Estas propuestas principalmente destacan la insistencia del FMI en una austeridad severa y disciplinaria, y hacen más oportuna que nunca la necesidad de que las principales potencias europeas aprovechen el momento y lleven a cabo iniciativas que de una vez por todas pongan un final definitivo a la crisis de la deuda soberana en Grecia, una crisis que afecta a otros países europeos y que amenaza el futuro mismo de la integración regional.

Compatriotas griegos, ahora mismo descansa sobre nuestros hombros la responsabilidad histórica frente a las luchas y sacrificios del pueblo griego para la consolidación de la democracia y soberanía nacional. La responsabilidad por el futuro de nuestro país. Y esta responsabilidad requiere que respondamos al ultimátum en base a la voluntad soberana del pueblo griego.

Hace poco tiempo, en una reunión de gabinete, sugerí la organización de un referéndum para que el pueblo griego pudiera decidir de una manera soberana. La sugerencia fue aceptada unánimemente.
Mañana [en referencia al sábado], la Cámara de representantes será convocada de urgencia para ratificar la propuesta del gabinete de cara a un referendum el próximo domingo, 5 de julio, sobre la consulta de aceptar o rechazar la oferta de las instituciones.

Ya he informado de mi decisión al Presidente de Francia y a la Canciller de Alemania, al presidente del BCE, y mañana mi misiva le pedirá a los líderes de la UE y las instituciones extender por algunos días el actual programa de liquidez, para que el pueblo griego pueda decidir libre de cualquier tipo de presión o chantaje, como es requerido por la Constitución de nuestro país y por la tradición democrática de Europa.

Compatriotas griegos, ante el chantaje del ultimátum, que nos exige aceptar una severa y denigrante austeridad sin fin y sin ninguna expectativa de recuperación social y económica, os pido que respondáis de manera orgullosa y soberana, como la historia del pueblo griego lo demanda.

Ante el autoritarismo y la austeridad inflexible, responderemos con democracia, en calma y decisivamente. Grecia, la cuna de la democracia, enviará una respuesta democrática resonante a Europa y a todo el mundo.

Estoy personalmente comprometido a respetar el resultado de vuestra elección democrática, cualquiera que sea. Y estoy absolutamente convencido de que vuestra decisión honrará la historía de nuestro país y enviará un mensaje de dignidad al mundo.

En estos momentos críticos, todos debemos recordar que Europa es el hogar común de los pueblos. En Europa no existen dueños e invitados. Grecia es y seguirá siendo una parte integral de Europa, así como Europa es una parte integral de Grecia. Pero sin democracia, Europa será una Europa sin identidad y sin rumbo.

Os invito a todos a demostrar unidad nacional y calma para optar por la decisión correcta. Por nosotros, por las futuras generaciones, por la historia de los griegos. Por la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo.



Posted: 28 Jun 2015 10:26 AM PDT





Es la hora del té en el Salón Blanco. La Doña, vestida de rojo, destaca entre tanto traje azul... No por nada, los invitados tienen bien aprendida la lección: el té se toma solo si se la ve más a ella. Orden estricto, blancura inmaculada, los enanitos a un lado... Blancanieves no está, y la Madrastra en el centro... Espejito, espejito, ¿quién es la más guapa del Reino?

Desaparece el fotógrafo, se van los invitados, el té se ha quedado frío, y la mano de uñas afiladas golpea el espejo: ¡Carmena, no! ¡Carmena, no! ¡Yo soy la más guapa...! Los enanitos me quieren, todos los enanitos me quieren. ¡Y son míos!


Marisol Arqued Ribes: 'facebook.com/marisol.arquedribes


Posted: 28 Jun 2015 03:28 AM PDT

Resumiendo: Adrià, uno de los fundadores de Bcomú, trabajará en la organización, no en el Ayuntamiento, cobrando menos de lo que cobra en su trabajo actual, y lo hará por convicción y méritos propios, no porque sea mi marido (Ada Colau)





Lo de las difamaciones constantes es muy cansino, pero cuando afectan a seres queridos que no tienen ninguna culpa, se convierte en intolerable.

Lo aclaro de una vez por todas: Adrià Alemany fue cofundador de la PAH en 2009, y también de Barcelona En Comú hace un año. Desde el primer día se ha dejado la piel para impulsar el proyecto, de forma desinteresada y sin esperar reconocimiento alguno. Es alguien brillante, que aporta muchísimo, y que ha sacado tiempo de debajo las piedras para ayudar a que ganáramos las elecciones.

Fruto de la victoria electoral, Barcelona En Comú ha visto aumentar mucho sus responsabilidades y tareas. Por ello, la coordinadora de la organización (no yo) ha decidido ofrecerle (a él y a otras personas) un trabajo remunerado, NO EN EL AYUNTAMIENTO. Las tareas que viene desempeñando Adrià requieren dedicación exclusiva, por ello Bcomú le ha propuesto pasar a trabajar de forma remunerada.

Por convicción, Adrià decidió dar el paso a pesar de que pasará a COBRAR MENOS de lo que cobraba en la empresa privada, puesto que es un economista con alta cualificación y experiencia. Y por supuesto, se someterá al código ético de Bcomú, como el resto de compañeros.

Resumiendo: Adrià, uno de los fundadores de Bcomú, trabajará en la organización, no en el Ayuntamiento, cobrando menos de lo que cobra en su trabajo actual, y lo hará por convicción y méritos propios, no porque sea mi marido.

Como se puede ver, no hay nada ilegal ni inmoral en esto. Lo que sería, y es injusto, es que una persona sea vetada o difamada por el mero hecho de ser mi compañero y padre de mi hijo. Los que llevan décadas saqueando el país a manos llenas, ahora se atreven a intentar lincharnos por reducir los sueldos de los cargos electos y renunciar a privilegios, cosa que les pone en evidencia.

El titular 'Ada Colau contrata a su pareja' es rotundamente falso, como es falsa la información malintencionada de que su sueldo provendrá del Ayuntamiento.

Mi única decisión con respecto a Adrià Alemany la tomé hace siete años cuando decidimos compartir una vida juntos como pareja. Sería terriblemente injusto que esa decisión, que pertenece al ámbito de nuestra vida privada, fuera para él un lastre en el reconocimiento y el desempeño de una labor política que habla por sí sola.


Ada Colau (comentario en su cuenta de Facebook): 'facebook.com/ada.ballano?fref=ts'


Posted: 28 Jun 2015 03:07 AM PDT





Walter es un perro labrador que le encanta el mar, y muchas mañanas corre desesperado hasta sentir el golpetazo del agua en su cuerpo. Una cámara GoPro sobre su cuerpo ha grabado el espectacular carrerón que se pega desde casa hasta la playa...







You are subscribed to email updates from el ventano
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada