martes, 14 de julio de 2015

el ventano



el ventano


Posted: 14 Jul 2015 12:03 AM PDT





El equipo de chatarreros del Partido Popular ha tenido que retirar a toda prisa a su flamante charlatán, Pablo Casado, tras verse seriamente afectado por problemas en las baterías que lo mantienen en funcionamiento, según publica la web Rokambol, que no ha contrastado la noticia.

Los técnicos se llevaron ayer, de madrugada, al nuevo vicesecretario general de comunicación del PP a un lugar no revelado por la directiva de Génova para proceder a su desmantelamiento y recuperar los componentes que no hayan sido dañados por los sucesivos recalentamientos que el sintético patán venía sufriendo desde que obtuvo el cargo el pasado mes de junio.

"Solemos tener problemas de recalentón con casi todos los que nos vienen de Nuevas Generaciones, especialmente cuando les hacen preguntas con más de tres verbos o con alguna subordinada", ha confesado uno de los chatarreros jurados que se encargará de su desguace.

Algunos testigos que presenciaron la retirada del artefacto en su domicilio aseguran que Casado tenía la mandíbula absolutamente desencajada por una espectacular sonrisa que mantenía exactamente igual desde el pasado 27 de junio, y que fue provocada por una pregunta a bocajarro acerca de su falta de honestidad a la hora de abrir la boca. "La quijada se le ha empotrado en el cráneo y ha destrozado el procesador, el tobillo y la escafandra interna", aclara el propio Mariano Rajoy para justificar la destrucción del vicesecretario.

Ahora, mientras el Partido Popular articula un nuevo charlatán, toda la directiva nacional ha recibido la orden de utilizar directamente los titulares del ABC, la Gaceta y La Razón para transmitir a los ciudadanos sus sentimientos y emociones más intensas. "Si se tiene la precaución de no masticar o no hacer el amor mientras la gente nos escucha, no tiene por qué pasar nada", ha señalado el secretario general médico de la ejecutiva federal del PP.



Posted: 13 Jul 2015 11:00 PM PDT

Veíamos cómo todo se iba complicando. Pero era el típico clímax de final de película: en el último minuto, cuando todo pareciese perdido, cuando el protagonista estuviese sepultado por escombros y rodeado de llamas, resurgiría y echaría mano del arma secreta, que no sabíamos cuál era pero seguro que la tenía (Isaac Rosa)




Habíamos convertido a Alexis Tsipras en nuestro héroe, pero no a la manera de los trágicos héroes de la antigüedad griega, sino uno más contemporáneo y superficial, de la familia de los superhéroes de cine hollywoodiense.

No sabíamos cómo, pero confiábamos en que él solito, con la única ayuda de su escudero Varufakis (el típico cerebrito de toda pareja de superhéroes) y de unos pocos millones de griegos desesperados, derrotarían a la pérfida Alemania, a la siniestra Troika, al fumanchunesco FMI, a los tenebrosos mercados y a todo el que se les pusiera por delante.

No sabíamos cómo, pero nos habíamos creído que Tsipras, Syriza, Grecia, iban a ser capaces de dar la pelea y ganarla. Era un combate desigual, temerario, suicida incluso, pero estábamos seguros de que al final de toda una sucesión de mamporros, persecuciones, encerronas, golpes de efecto y sorpresas, nos esperaba el irresistible happy end.

Ya sé, estoy simplificando. Pero reconozcamos que el nivel de adhesión que algunos habíamos desarrollado con Tsipras rozaba lo ingenuo (yo el primero). De ahí el estupor de ayer, la cara de gilis que se nos quedó cuando vimos lo que el primer ministro griego se ha llevado de vuelta a su país.

Digo ingenuo porque, si uno lo pensaba en frío, Grecia no tenía ninguna opción, estaba condenada al revolcón. Un país pequeño, quebrado, endeudado, dependiente de sus acreedores, sin aliados en Europa y que encima ponía los pies sobre la mesa ya desde la primera reunión y levantaba la voz.

A toro pasado no vale decir que con otra estrategia habrían conseguido mejores resultados, si hubiesen jugado otras cartas, si se hubiesen trabajado mejor el apoyo de Francia e Italia, si hubiesen aceptado condiciones previas que eran menos malas que las finales, si hubiesen, si hubiesen, si hubiesen…

En nuestra emocionante historia del superhéroe Tsipras, veíamos cómo todo se iba complicando. Pero era el típico clímax de final de película: en el último minuto, cuando todo pareciese perdido, cuando el protagonista estuviese sepultado por escombros y rodeado de llamas, resurgiría y echaría mano del arma secreta, que no sabíamos cuál era pero seguro que la tenía: la amenaza de ruptura del euro, la alianza con Rusia, el apoyo de Estados Unidos por interés geoestratégico, o un plan insólito, cualquier medida audaz e imprevista que descolocase al enemigo y lo tumbase en el último segundo, justo antes de los títulos de crédito.

Pero no. No había arma secreta, golpe final, botón nuclear. Después de tanto hablar de teoría de juegos, chicken game y genialidad negociadora, resulta que Tsipras se presentó desarmado al combate decisivo, la larga noche de Bruselas. Con las manos desnudas, sin nada con que resistir más que un referéndum que, lejos de atemorizar a los gobiernos europeos, los había encabronado más.

Ayer los espectadores no dábamos crédito: nuestro héroe había sido derrotado. Aun peor: humillado. Obligado a adoptar medidas durísimas en horas, dar la vuelta a su programa, tragar con un acuerdo más duro que el que sus ciudadanos habían rechazado en votación, aceptar la supervisión de los acreedores (FMI incluido), y todo para quedar atado por un rescate que acabará siendo tan fallido como los dos anteriores.

Incrédulos, esperamos todavía la sorpresa, hay películas que se terminan de resolver tras los títulos de crédito, nos resistimos a abandonar la sala, gritamos al héroe: "¡Vamos, Tsipras, levántate, sigue luchando!" Y nos consolamos hablando de golpe de Estado, terrorismo, matonismo alemán. Cuando lo cierto es que en esta Europa desencajada, cada país tira de su lado de la manta, y no hay solidaridad ni justicia que valga. Alemania es nacionalista, sí. Pero no más que la propia Grecia. O que Finlandia, Holanda o Francia. Cada país mira por sus intereses, y la diferencia es que Alemania tiene la fuerza para defender los suyos, y Grecia no. Y eso no hay superhéroe que lo arregle.


Isaac Rosa: 'eldiario.es/zonacritica/Tsipras_Grecia_rescate_6_408819143.html'


Posted: 13 Jul 2015 10:12 PM PDT

Esto no va de nosotros, no va de las fuerzas o plataformas políticas, no va de los logotipos o las marcas y, sobre todo, no va de los militantes y los activistas. Esto va de la gente que nunca baja a las asambleas, que no hace campañas, que no milita y no firma manifiestos (Pablo Echenique)


Asamblea de Ahora Aragón en Común, la pasada semana



Desde hace algo más de un año, soy activista a tiempo completo. Es decir, dedico (todos y cada uno de) mis días a buscar y ejecutar iniciativas que espero que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor... especialmente los que viven peor y tienen, por tanto, legítima urgencia. "Trabajar por los demás", como me dijo hace unos días Jose, socialista y el primer alcalde de la democracia de la pequeña localidad aragonesa de Biota.

Hace algo más de un año, dejé temporalmente mi trabajo como científico para poner mi esfuerzo al servicio del cambio social en una herramienta llamada Podemos. He sido eurodiputado durante nueve meses y medio y hoy soy diputado autonómico en las Cortes de Aragón. Ha sido un año vertiginoso y envolvente en el que he aprendido y he cambiado mucho, pero, por fortuna, no tanto como para haber olvidado cómo se ven las cosas desde fuera de este mundo en el que me he metido. Aún puedo, de vez en cuando, dar un paso atrás y mirar los acontecimientos desde los ojos de esa persona que entendía algo de mecánica cuántica pero no mucho del juego de la política.

Desde mi nuevo lugar de activista a tiempo completo, por ejemplo, me preocupan los diferentes sistemas de primarias internas. Pienso y debato a menudo sobre si listas abiertas o cerradas... o si sistema Dowdall; si circunscripción única o autonómica o provincial; si lógica de equipo o lógica de pluralidad máxima a base de candidaturas independientes. Entiendo y comparto que muchos compañeros y compañeras activistas que quieren que su voz se oiga discrepen de sistemas de primarias que dificultan la entrada de independientes en las listas finales y así lo he manifestado públicamente.

Con mis ojos de ciudadano común, sin embargo, lo que más me importa es que los representantes me representen; que sean como yo, que entiendan y vivan mis problemas. Que sean valientes y honestos y defiendan a la mayoría. Cuando vuelvo temporalmente a mi viejo lugar, en el que no entendía de primarias y sin desmerecer la importancia del tema, me pregunto si el debate realmente da para tanto y si no hay otras cosas de las que hablar.

Desde mi nuevo lugar de activista sigo también con interés las diferentes corrientes y sectores dentro de los partidos y me fijo en quién ha firmado cada uno de los muchos manifiestos que van apareciendo por aquí y por allá. Entiendo los puntos de vista de unos y otros, empatizo más con algunos compañeros y compañeras y suscribo algunos textos que —desde dentro del juego político— juzgo importantes o más o menos acertados.

Desde mi viejo lugar de científico teórico y persona de la calle, sin embargo y aunque resulte duro escribirlo, no entiendo por qué toda esta gente tan lista y tan trabajadora dedica semejante cantidad de tiempo y esfuerzo a los culebrones internos cuando hay tantísimas cosas que hacer fuera de los partidos. Con mis ojos de ciudadano común, leo los manifiestos y no entiendo muy bien en qué se diferencian y por qué tanto ruido con ellos.

Como militante informado de Podemos, de nuevo, miro con curiosidad y respeto iniciativas como Ahora en Común y me consta que a muchos compañeros y compañeras les pasa lo mismo. Me agrada ver auditorios llenos de activistas con deseo de cambio y creo que, desde estos espacios, se plantean debates que resultan interesantes para cualquiera que esté metido en el ajo... para cualquiera que esté metido en el ajo, repito. El pasado viernes me vi en directo una buena parte de la asamblea de Ahora en Común y seguí las diferentes intervenciones con atención y fui tomando muchas notas mentales; percibiendo y calibrando los matices.

La persona no militante que aún soy a veces, sin embargo, no entendió muy bien por qué todo el diálogo era tan autorreferente. Entre el aburrimiento y el enfado, el ciudadano que aún hay en mí y que a veces mira por mis ojos, fue comprobando cómo se sucedían los comentarios que hablaban para y sobre los activistas informados de la sala o para y sobre las diferentes fuerzas políticas que estaban allí... o las que no estaban, o las que se les esperaba o no se les esperaba tanto. Que si la confluencia, que si la convergencia, que si la unidad popular, que si un acuerdo de mínimos. El paro, la corrupción, la pobreza energética, la financiación del sistema público de I+D o la reforma fiscal —en cambio— se tocaban tangencialmente o con la punta de los dedos... o ni eso.

Al día siguiente, en el Foro por el Cambio que organizó Podemos en el obrero barrio de Vallecas, más de 2.500 asistentes en 38 mesas adoptaron la actitud dialéctica inversa: se habló de todos los ejes temáticos que definen el presente y el futuro de nuestro país y de nuestra gente y apenas se oyó la palabra Podemos. Se habló de sanidad, vivienda, TTIP, cultura, economía, discapacidad, ciencia o infancia. La mirada, lejos del ombligo, hacia afuera, hacia la sociedad, hacia adelante. El objetivo: escribir, con la participación de centenares de movimientos y plataformas de la sociedad civil, el mejor programa electoral para las elecciones generales. Los ojos del activista y los de la persona de a pie, curiosamente —en este caso— vieron lo mismo.

Volviendo a casa en el tren, repasé la clave que nunca debemos olvidar en este tiempo acelerado: Esto no va de nosotros, no va de las fuerzas o plataformas políticas, no va de los logotipos o las marcas y, sobre todo, no va de los militantes y los activistas. Esto no va de nosotros. Esto va de esa inmensa mayoría de la gente que nunca baja a las asambleas, que no hace campañas, que no milita y no firma manifiestos. Esto va de los excluidos y de los que empiezan a ver el futuro borroso. De todos esos que votaron candidaturas municipalistas pensando que votaban a Podemos... y en el fondo tenían bastante razón. Esto va de los que no entienden la diferencia entre listas abiertas y sistema Dowdall, pero saben perfectamente lo que cuesta llegar a fin de mes, no poder pagar la hipoteca o que el hijo se te tenga que ir a Alemania porque aquí es imposible conseguir trabajo.

Los militantes son —somos— indispensables y es fundamental que estemos motivados. Pero eso se consigue pensando hacia afuera, con los ojos de los ciudadanos no activistas, hablando para y sobre la gente, de sus problemas y de sus vidas... y buscando soluciones. Si no, acabaremos en la autorreferencia de los partidos viejos y no habrán hecho falta tantas alforjas para este viaje.


Pablo Echenique, secretario general de Podemos Aragón: 'politica.elpais.com/politica/2015/07/13/actualidad/1436803292_200330.html'



Posted: 13 Jul 2015 02:25 PM PDT




Una pareja de turistas de Alemania habían dejado su cámara GoPro junto a una gaviota para grabar sus movimientos, cuando el ave decidió llevársela para tomar imágenes mientras se daba un vuelo por los alrededores. Gaviota, Alemania, robo... El cuadro hubiera sido preocupante si en vez de en las Cíes, el 'delito' hubiera sucedido en una isla griega.







Posted: 13 Jul 2015 01:52 PM PDT





Quizá estaba a punto de seducir al amor de su vida o a un paso de ponerse a la cabeza de participantes de un juego dificilísimo o tocando con los dedos un premio millonario en un concurso del copón... El hecho es que la joven japonesa perdió los papeles, además de los zapatos, cuando su móvil se quedó sin batería mientras viajaba en el metro...






Posted: 13 Jul 2015 07:06 PM PDT





Grecia tendrá acceso a un tercer rescate, por un valor que podría rondar los 86.000 millones de euros, a cambio de llevar a cabo importantes reformas, asumir más recortes y sacar adelante privatizaciones en varios sectores. La situación podría derivar en un adelanto de las elecciones este mismo año ante las dificultades con que se va a encontrar el Gobierno de Alexis Tsipras. Estos son los puntos principales del acuerdo:

50.000 millones para venta de activos públicos. Es la principal novedad de las medidas discutidas en la reunión. Europa propone crear un fondo por valor de 50.000 millones de euros al que Grecia transfiera sus activos privatizables y cuyos beneficios sirvan para reducir la deuda, entre otros objetivos. No hay apenas precedentes de fondos como este en Europa y supone una especie de aval que se exige a Grecia a cambio del tercer rescate. Aunque ese instrumento quedará en manos de las autoridades griegas, contará "con la supervisión de las instituciones europeas relevantes", algo que puede resultar difícil de asumir en Atenas. Del total del fondo, la mitad se destinará a la recapitalización bancaria, urgente en el país heleno por la difícil situación que atraviesan sus bancos (agravada por el corralito y los controles de capitales). Otro 25% servirá para ir reduciendo la deuda y el 25% restante para proyectos de inversión productiva, una concesión de última hora a Grecia para acatar este instrumento.

Cambios en las pensiones. La UE pide "reformas de pensiones ambiciosas" y medidas para lograr déficit cero en las cuentas públicas. Las pensiones han sido uno de los caballos de batalla de la estrategia griega. En su última propuesta Atenas, aceptaba todo el paquete de la UE, que supone elevar la edad de jubilación a 67 años y congelar las pensiones hasta 2021. Esta reforma, además, debe ser presentada al Parlamento antes del miércoles por la noche -junto con otras cuatro medidas urgentes- para que puedan dar comienzo a las negociaciones sobre el rescate.

Mercado laboral. Las demandas europeas incluyen un endurecimiento adicional en las leyes laborales. Los socios abogan por "revisiones rigurosas" de la negociación colectiva, la política industrial y los despidos colectivos. Y sugieren "no volver a políticas del pasado".

Sector financiero. Es el talón de Aquiles griego. Europa pide "medidas decisivas" en los créditos con riesgo de impago. Sin ayuda, el sector financiero podría precipitarse hacia la bancarrota. El acuerdo alcanzado este lunes fija en 7.000 millones de euros las necesidades más urgentes del país (las correspondientes al 20 de julio) y en 5.000 más para mediados de agosto. Las instituciones negociarán ahora con rapidez cómo establecer una financiación puente que satisfaga estas necesidades antes de alcanzar el llamado acuerdo de entendimiento necesario para activar el tercer rescate.

Privatizaciones. Los socios quieren más privatizaciones, incluida la red eléctrica, que Atenas pretende mantener en poder del Estado.

Administración pública. El acuerdo exige "modernizar y reforzar significativamente la Administración griega". El Gobierno de Alexis Tsipras acepta poner en marcha, "bajo el auspicio de la Comisión Europea", un programa para "dotar y despolitizar la Administración griega". La primera propuesta de este proyecto debe estar lista el próximo 20 de julio.


Fuente: 'internacional.elpais.com/internacional/2015/07/13/actualidad/1436773137_123856.html'



Posted: 13 Jul 2015 09:39 AM PDT




El Ayuntamiento de Zaragoza ha informado este lunes que la residencia Santa Fe, en la que el pasado sábado murieron 8 ancianos al producirse un incendio, funcionaba de manera "alegal" porque no contaba con licencia de actividad. El Gobierno de Aragón, por su parte, había retirado en septiembre de 2012 el permiso provisional de apertura favorable al centro,

Según ha señalado la concejala de Derechos Sociales, Luisa Broto, la residencia solicitó licencia de actividad y de obras en 1997, y el Ayuntamiento la denegó porque no cumplía requisitos sobre superficie mínima y el suelo no era urbanizable, por lo que en octubre de 1998 se denegó la licencia de apertura,

Broto ha explicado que entonces se dio un periodo de carencia y "nunca más apareció", por lo que al no existir licencia de actividad la residencia "ha estado realizando una actividad alegal, lo que se puede denominar una actividad prohibida", ha asegurado la concejal. Tampoco existe un informe del servicio de Salvamento y Extinción de Incendios de Zaragoza puesto que "no existe" la residencia, ha añadido.

Desde el Gobierno de Aragón han informado que en 2011se dio al centro geriátrico un plazo de doce meses para que subsanara diversas irregularidades detectadas en sus instalaciones, periodo que expiró sin que se hubieran realizado. Por este motivo, en 2012 se retiró el permiso provisional de apertura favorable.

El Consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ante las preguntas de la prensa sobre si la residencia debería estar cerrada, ha explicado que no pueden aclarar nada más puesto que todavía están en una fase incipiente de la investigación, y que el "proceso administrativo en que está inmersa la residencia es sumamente complejo".


Posted: 13 Jul 2015 08:41 AM PDT





La lista de demandas exigidas al Gobierno griego para asegurar el rescate europeo ha desatado en las redes sociales una multitudinaria reacción contra Alemania y su duro ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, con cientos de miles de comentarios críticos contra el Gobierno alemán y a favor de Grecia.

#ThisIsACoup (Esto es un golpe de Estado) fue la segunda tendencia mundial en Twitter, y la primera en Alemania y Grecia, mientras los líderes de la eurozona convencían durante la noche al primer ministro griego, Alexis Tsipras, de que aceptara el acuerdo o afrontara la bancarrota y la expulsión de su país de la eurozona.

La etiqueta aparecía en decenas de miles de airados comentarios en los que se denunciaban las propuestas de la UE, que inspiró Alemania, sobre cuáles habían de ser las reformas de la Administración pública griega y la exigencia de que Atenas apruebe nuevas leyes en los próximos días para elevar impuestos y recortar las pensiones.

La tendencia cobró fuerza cuando Paul Krugman, el premio Nobel de Economía, la alabó en su blog en el diario The New York Times: "La tendencia #ThisIsACoup es totalmente adecuada", escribió. "Esto va más allá de lo duro, es puro espíritu de venganza, es la completa destrucción de la soberanía nacional, y no hay esperanza de un alivio. Es una grotesca traición de todo en lo que se supone que se basa el proyecto europeo", añadió.

Entre otros elementos de las propuestas de la UE que indignaron a los internautas estaba la idea de que unos 50.000 millones de activos públicos griegos serán colocados en un fondo independiente con sede en Luxemburgo, fuera del control de los políticos griegos y cuyas ganancias a través de privatizaciones irán directamente a pagar deudas.

La etiqueta pareció crearla el domingo por la noche Sandro Maccarrone, que se describe como profesor de física en Barcelona y que tuiteó "La propuesta del eurogrupo es un golpe estado encubierto contra el pueblo griego #ThisIsACoup". En unas horas había sido empleado casi en 200.000 ocasiones.


Fuente: 'http://es.reuters.com/article/topNews/idESKCN0PN0VW20150713'


You are subscribed to email updates from el ventano
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada