jueves, 30 de julio de 2015

el ventano




el ventano


Posted: 30 Jul 2015 12:00 AM PDT





Virgilio Marco, rebelde de escuela

Klaus y Lucas, de Agota Kristoff. Un libro sobre el sufrimiento sin límites y la capacidad de las personas para soportarlo.

Vida y Destino, de Vasili Grossman. La Rusia de Stalin nos dice mucho sobre lo que fue el Siglo XX para toda la humanidad.

El libro de los susurros, de Vosganian Varujan. Uno de los genocidios menos conocidos y más estremecedores: el del pueblo armenio.





Luisa Broto, por los márgenes de la vida

Yo soy fan de Belen Gopegui. El último que he leido es El comité de la noche, buen libro y actual hablando del activismo de personas normales que hacen cosas extraordinarias.

El segundo, uno que leí en este momento de 'salto' personal a lo político: La apuesta municipalista. La democracia empieza por lo cercano, lectura casi obligatoria para entender lo que ha ocurrido, está ocurriendo en nuestros Ayuntamientos.

Y por último, el más filosófico y por eso mismo necesario: Hacia la sobriedad feliz, de Pierre Rabhi. Ojalá pudiéramos llegar a conseguirlo.



Tomás U. García, desde la boca del estómago

Un buen hijo, de Pascal Bruckner. La imposibilidad de juzgar de forma absoluta los comportamientos ajenos, incluso los de un padre nazi.

El Establishment. La casta al desnudo, de Owen Jones. Un viaje al corazón de las élites, con un desafío arrogante y mordaz al sistema.

Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre. La capacidad de superación del ser humano en un tremendo retrato sarcástico con la guerra como telón de fondo.




Pablo Muñoz, en bici por la izquierda

Mis libros frikis: la saga de la Fundación de Isaac Asimov. "Con más intriga que Juego de Tronos, con un universo completo que no le envidia a Tolkien y envuelta en conflictos éticos aristotélicos.

La Pesca del Salmón en Yemén, de Paul Torday, para quien se quiera reír de las excentricidades de la 'alta política'.





Violeta U. Sanz, aromas perennes de la niñez

La fuerza de la gacela, de Carmen Vázquez-Vigo. Donde la palabra se hace reina de la selva por encima de leones y rinocerontes.

Sapo y Sepo, de Arnold Lobel. Una rana, un sapo, una charca y miles de aventuras

Macaco y Antón, de Alfredo Gómez Cerdá. Dos amigos que sueñan con ser maquinistas de tren algún día.





José Vitoria, rebeldía serena, perpetua, lúcida...

¡Bici! ¡Toro!, de Édouard de Perrodil. El viaje de un poeta en bici de París a Madrid en 1893. Increíble aventura real.

En Busca de Klingsor, de Jorge Volpi. Intriga ambientada entre físicos alemanes y las SS. Dilemas faustianos, física cuántica, la ciencia y el bien y el mal...

Vidas de hombres, de Oscar Guash y otros- Once hombres escriben sobre su vida y miserias, con el machismo y el feminismo como paisaje de fondo





Víctor Cuetos, poeta de astillas negras

El minotauro global, de Yanis Varoufakis. La economía capitalista es un juego de azar en manos de asesinos.

Habitación de hotel, de Cristina Peri Rossi. Vive como escribe, y escribe como vive.

El Buitre, de Gil Scott. La revolución no será televisada.






Posted: 29 Jul 2015 10:00 PM PDT

No les bastaba con corromper lo que tenían alrededor: querían sobornar el tiempo, meterle billetitos a una magnitud física para que les adjudicase la concesión de un agujero negro. De las meigas dicen que habelas hainas (Manuel Jabois)





Enterado de que la Audiencia Nacional lo investigaba, David Marjaliza reaccionó con sorprendente sangre fría y consultó a una bruja. En momentos angustiosos nunca hay que perder la grandeza. Paloma, echadora de cartas, le trasladó a una amiga del jefe de la Púnica que estaba a salvo y que se iba a descojonar.

Pujol tenía a una bruja de guardia, una mujer a la que acudió para que le curase un tic en el ojo y a la que terminó confiando asuntos familiares y de gobierno, sin que la vidente, con sus poderes sobrenaturales, pudiese distinguirlos. Dice la mujer que le purificaba pasándole un huevo por la espalda y que el molt honorable, con los chakras abiertos, se llevaba comisión de los amigos a los que mandaba a consulta. Marjaliza quería saber el futuro; Pujol solo quería alargar el presente.

Hubo hace años un expresidente de un club de fútbol, el Castellón, que buscó asesoramiento espiritual en Zaragoza para enamorar a una mujer; le cobraron 165.000 euros y al no conseguir la conquista se presentó con una banda armada en el piso para que le devolviesen el dinero. Su defensa en el juicio fue de manual: primero reconoció la pócima (un ungüento carísimo de agua, flores y tierra de cementerio) con la que la mujer volvería a su lado, luego dijo que solo buscaba suerte en los negocios y finalmente que era una inversión en la bruja: él creía en el negocio de Lucía Sociedad Limitada. Un periodista de Cuatro preguntó al padre de la pitonisa por el lujoso tren de vida de su chica. "Si hay tontos...", contestó.

En aquel descenso de ascensor de Woody Allen en el que se explicaban los pisos como círculos del infierno de Dante los clientes de las videntes, no las videntes, debían ocupar un puesto de honor. Que hayan aparecido por fin en las grabaciones de una red de corrupción señala su sótano exacto. A los cumpleaños, las putas, las escopetas y la pasta le faltaba una señora que guiase ese mundo a golpe de baraja, una especie de oráculo con túnica que se dirigiese a ellos desde una hora inconcreta de la madrugada.

Esos minutos que Pujol no encontró en décadas para regularizar su dinero los gastaba pasándose un huevo por la espalda. La aprensión de Marjaliza con más de 400 cuentas bancarias era tal que tenía a una señora al teléfono tirándole las cartas. En lugar de pedir que les descifrasen el pasado, donde se localizaba el problema, reclamaban que les adelantasen el futuro. No les bastaba con corromper lo que tenían alrededor: querían sobornar el tiempo, meterle billetitos a una magnitud física para que les adjudicase la concesión de un agujero negro. De las meigas dicen que habelas hainas. De los tontos no hace falta.


Manuel Jabois, en El País


Posted: 29 Jul 2015 09:00 PM PDT





Compromís per València ha comenzado ya a poner en práctica su programa de Gobierno en defensa de los animales al declarar a la capital como 'Ciudad libre de espectáculos con animales'. Algunos circos han aceptado la medida, mientras otros han decidido que no se instalarán en Valencia si el Ayuntamiento no les permite utilizar animales.

'Circ Nadal, el rey de la selva', de gira por la comunidad, ha afirmado que "no habrá problema, ya que podemos hacer el espectáculo sin ellos. De hecho los elefantes que utilizábamos son animales muy grandes y no nos gustaba sacarlos en espacios pequeños". En el mismo sentido se han expresado desde el Circo Alaska, al señalar que disponen "de dos espectáculos: uno con animales y otro sin ellos, así que podremos adaptarnos a la nueva situación"

La voz discrepante ha llegado de uno de los circos más antiguos y con más solera de la ciudad: el Gran Circo Mundial, con más de 40 años de actuaciones ininterrupidas en las navidades valencianas. Su propietario, José María González, ha asegurado que no volverán a Valencia, porque no pueden prescindir de los animales, ya que "los animales es una de los pilares del circo".

Pero el programa de Compromís lo dice claro: "Promover las modificaciones legales oportunas, por no permitir en nuestra ciudad aquellos espectáculos que conllevan maltrato animal. Estos espectáculos en zoológicos, circos, ferias y otros, implican crueldad, maltrato y sufrimiento, no sólo durante las actuaciones, sino también en las condiciones en las que viven, su alimentación, los cuidados higiénicos-sanitarios y el transporte, entre otros".


Fuente


Posted: 29 Jul 2015 08:57 AM PDT





























Posted: 29 Jul 2015 05:03 AM PDT





Una joven rumana víctima de trata fue sancionada por la Policía Nacional el pasado viernes en el polígono industrial Marconi de Madrid por realizar una "exhibición obscena del cuerpo desnudo y de las partes más íntimas" con el objetivo de "captar clientes para ejercer la prostitución", que la Ley Mordaza multa con hasta 600 euros.

Una de las mediadoras sociales de APRAMP, una asociación que trabaja con prostitutas, fue la que se encontró a esta joven destrozada emocionalmente el viernes por la mañana tras ser sancionada. "Cuando llegamos estaba llorando y asustada porque un policía había apuntado sus datos y la había multado. Se tenía que vestir y eso era perder dinero, sufrir otra paliza", contó la muchacha.

APRAMP recuerda que la mayor parte de las mujeres que trabajan en ese polígono están esclavizadas por una red: "Una madame está vigilando los servicios que realizan y controlando el dinero que ganan para dárselo, más tarde, al proxeneta". Además, las mafias cobran a las prostitutas una cantidad por el lugar en el que se sitúan para acceder a los hombres que consumen sus servicios.

No es la única denuncia de la que se tiene constancia en Marconi. Otra organización que también atiende a prostitutas, Hetaira, ha afirmado que la Policía impuso la pasada semana varias multas a mujeres por "no obedecer de forma reiterada los mandatos de los funcionarios policiales para que no ofrezca servicios sexuales", lo que supone una infracción grave que la Ley Mordaza sanciona con entre los 601 y los 30.000 euros.

Hasta que entró en vigor la nueva ley, el pasado 1 de julio, no existía una legislación estatal que amparase las multas a mujeres que están ejerciendo la prostitución, y es la primera vez que se actúa de esta manera en España. Sí que existen ordenanzas municipales en diversas ciudades que multan a las trabajadoras del sexo,





Fuente


Posted: 29 Jul 2015 04:12 AM PDT





Una vecina llamó a la Policía porque dijo haber visto a un hombre desnudo por las cercanías de su casa, en Vancouver, con un cuchillo en la mano. Poco después, varias dotaciones rodearon la vivienda del presunto delincuente, que se refugió en casa negándose a atenderles.

Al cabo de unos minutos, Andrew Helmsworth, de 26 años, abrió la puerta, sacó un banjo y se puso a tocar ante los fornidos y preparados agentes del orden. No se sabe si el muchacho no afinaba bien o si los polis detestaban su arte musical. El caso es que, al poco, los agentes se lanzaron sobre él para reducirle como dios manda. Lo ataron a una camilla y se lo llevaron a algún centro hospitalario, es de suponer.







You are subscribed to email updates from el ventano
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada