miércoles, 12 de agosto de 2015

el ventano





el ventano


Posted: 12 Aug 2015 12:57 AM PDT


Peluquería


Dicen que la primera impresión que se da es esencial a la hora de iniciar una relación social. Si, además de en lo personal, te haces unas molonas tarjetas de visita, el resultado puede ser la hostia, siempre que lo que retraten esos papelitos no sea humo sin nada detrás...


Pastelería


Cafetería


Centro yoga



Cirugía estética



Odontólogo



Despacho divorcios



Estilista



Fotógrafo



Entrenador



Transporte



Pilates



Taller bicis



Fuente


Posted: 11 Aug 2015 08:35 AM PDT

Tengo más poder que nunca, y sin embargo en cierto sentido me siento más impotente: a diferencia del activismo social en el que he estado muchos años, ahora no puedo actuar para dar respuesta a casos individuales (Ada Colau)


Ada Colau, alcaldesa de Barcelona


Ayer por la mañana una mujer mayor me paró por la calle, llorando, y me explicó que no llega a fin de mes, con una pensión miserable, un hijo en paro y una vivienda social que no alcanza a pagar. El otro día una amiga me preguntó si podía conseguirle empleo a su marido, camionero, conduciendo algún camión de recogida de la basura. En el colegio de mi hijo, un padre me comentó que lleva cuatro años en el paro y que estaría dispuesto a trabajar de lo que sea. Desde que soy alcaldesa, se han multiplicado las peticiones de empleo: cada día en la calle, por carta, por facebook, hasta por whatsapp y sms.

Aparentemente tengo más poder que nunca, y sin embargo en cierto sentido me siento más impotente: a diferencia del activismo social en el que he estado muchos años, ahora no puedo actuar para dar respuesta a casos individuales. Utilizar el poder que da la alcaldía para resolver casos individuales que acceden a mí por vía personal podría ser considerado clientelismo, incluso tráfico de influencias.

Ahora mi tarea (y la del equipo que me acompaña) es cambiar políticas estructurales, como aumentar las políticas sociales (becas comedor, viviendas de alquiler social); o promover políticas de empleo a través de la agencia Barcelona Activa; o aprobar planes de impulso del comercio de proximidad y la economía cooperativa, el turismo sostenible, la rehabilitación urbana y energética, etc. Políticas que estoy segura que ayudarán a crear no sólo empleo, sino empleo de calidad, pero que necesitan varios meses para ponerse en práctica y empezar a mostrar resultados sustantivos.

Quiero aprovechar el altavoz de las redes sociales para deciros que nos vamos a dejar la piel para hacerlo lo más rápido posible, pero que ahora no puedo intervenir en casos individuales, aunque algunos de los que conozco me hagan llorar de rabia e impotencia. Eso sí: os pido que me sigáis interpelando y explicando la realidad, la que realmente importa, la de la vida cotidiana de la gente, la que -ahora y siempre- debe ser la máxima de nuestras prioridades.

Miles de personas nos votaron para poner la vida digna de todas las personas en el centro de las políticas públicas, sin excusas. Lo sabemos y lo recordamos cada día, con un profundo sentido de la responsabilidad.


Ada Colau, en su Facebook



Posted: 11 Aug 2015 08:23 AM PDT




Domingo 9 de agosto. Plaza de toros de Marbella. Dos activistas saltan al ruedo en protesta contra la salvajada que tiene lugar en la arena. Los empleados de los toreros se toman la justicia por su mano y agreden violentamente a los antitaurinos. La Policía identifica a los agresores y retiene a los activistas. Los animalistas alaban su intervención y denuncian a las cuadrillas de los toreros y a los empleados de la plaza.

Uno de los toreros incluso se encaró a los agentes por la pasividad con que habían actuado contra los jóvenes y protestó por la posible sanción que recibirán sus empleados tras agredirles. Hay quien no se conforma con asesinar animales y se dedica, además, a patear a quienes salen en defensa de la vida.



















Fuente: Virginia Ruiz
Posted: 11 Aug 2015 08:18 AM PDT




Las grandes ciudades están atestadas de coches y, aunque hay ocasiones en que apenas pueden moverse, el sistema insiste en esta forma de movilidad insostenible. Es algo sabido por todo el mundo, pero es necesario muchas veces una visualización pedagógica que ayude a entender la situación.

Es lo que han pretendido con la iniciativa International Sustainable Solutions, comparando el espacio que ocupan 200 personas que viajan en coche frente al que necesitan si van en autobús o en tranvía. En la primera imagen vemos a 200 personas en 177 coches en una calle de Seattle, EE UU. En la segunda, las mismas personas sentadas retratan la cantidad de espacio que ocupa el automóvil en relación a los usuarios que desplaza.

Pero el bofetón definitivo se produce cuando vemos lo que ocuparían esas mismas personas en tres autobuses, en bicicletas o en un tranvía urbano. El desvarío del ser humano no parece tener límites en muchos aspectos de la vida diaria.





Fuente


Posted: 11 Aug 2015 04:10 AM PDT




Charles Darwin conjeturó en su Descent of Man, and Selection in Relation to Sex que los varones son más espectaculares que las mujeres por razones que conciernen a la conducta reproductiva de las criaturas. "Los machos de casi todas las especies animales demuestran pasiones más fuertes que las hembras", observó el biólogo. "Esto ocurre porque son los machos quienes deben luchar entre sí para poder reproducirse, o concienzudamente desplegar sus encantos para atraer la atención de las hembras".

La industria mediática que impulsa el deporte de alta competición no precisó estudiar antropología para apostar decididamente por la virilidad. Según las mediciones realizadas por la Universidad de California, en Estados Unidos la cobertura mediática de los deportes femeninos, en relación a los masculinos, nunca superó la marca del 8,7% que alcanzó en 1999. En 2009 tocó fondo con un 1,6%. ¿Quién se acuerda ya de la desdichada Marion Jones?

La preeminencia de los concursos masculinos ha orillado a numerosas atletas. Son habituales los testimonios de mujeres marginadas en sus nichos deportivos por una opinión pública que las ignora y las condena a las carencias financieras, resultado del desinterés de los patrocinadores. Lo excepcional es lo contrario. Lo raro es lo que padeció Bill May, el pionero, el más célebre de los nadadores de sincronizada del mundo, que se retiró a los 26 años, frustrado después de que la federación estadounidense se negara a solicitar la inclusión de los dúos mixtos en el programa olímpico de Atenas 2004. La bella Rebecca Jasontek, ganadora de un bronce en aquellos Juegos, dictó la sentencia más machista: "Este es un deporte femenino".

A contracorriente de los ritmos del negocio y la tendencia, la Federación Internacional de Natación (FINA) tardó décadas en comprender que la tesis de Darwin también podía aplicarse a uno de los últimos reductos del deporte exclusivamente femenino. Fue en el congreso de diciembre pasado cuando el organismo que regula la natación resolvió aceptar hombres en dúos mixtos de natación sincronizada en los Mundiales de Natación de Kazán (Rusia).

María José Bilbao es la piedra fundamental de la natación sincronizada en España y es árbitro. En Kazán, donde en estos días asiste a los jueces de la competición, considera que la FINA ha dado un paso imprescindible. "Se salda parcialmente una deuda con los chicos que han nadado sincronizada, y en particular con Bill May", dice. "Porque lo cierto es que nuestro deporte estaba en deuda con la realidad. Aunque no haya tantos niños varones que opten a practicar un deporte donde la estética es un plus, del mismo modo que no hay tantos aspirantes a bailarín como a bailarina, la presencia de hombres y mujeres ofrece unas posibilidades artísticas y técnicas fantásticas. La FINA entendió que la sincro necesitaba una cuota de espectáculo".

Un índice de la impopularidad de este deporte entre los hombres fue la escasa calidad disponible para formar dúos mixtos capaces de desarrollar la rutina técnica. Al dúo técnico de chicas se presentaron 38 países. Al dúo mixto, en cambio, solo acudieron seis. Seis naciones famosas por su conservadurismo: Turquía, Japón, Ucrania, Italia, Rusia y Estados Unidos. (España participó en la categoría libre). La concurrencia resultó casi tan insólita como la excelencia del dúo ruso. Alexander Maltev y Darina Valitova pusieron en pie al público de Kazán. Ortodoxos, musulmanes o ateos, lo mismo tártaros del Volga que eslavos del Dniéper. La gente se rindió a la sobrecogedora coreografía con música de pianos y estruendo de bombardeos, homenaje a los hombres y mujeres que lucharon en la II Guerra Mundial. "Una obra de arte", en palabras de Ana Tarrés, la coreógrafa más innovadora de la última década.

"Coordinar dos cuerpos distintos, con distinta energía, será un desafío", observa la árbitra Gabriela Viglino. "Tenemos distinta flotabilidad, distinta movilidad. Los hombres son más potentes; las mujeres son más estéticas. Se están definiendo nuevas reglas. Es un nuevo juego. La presencia del hombre da a la rutina un halo de sexualidad que genera mucho entusiasmo en el público. ¡La tribuna se caía!".

La misma cultura que concibió Divorcio a la italiana gestó al magnífico Giorgio Minisini. Este muchacho de 19 años, sobrio y valiente, ganó dos bronces cambiando pareja en el dúo libre y en el técnico. Ante la perplejidad general se convirtió en el nadador de sincro más laureado de la historia de Italia.

"Me han criticado directa e indirectamente desde que tengo memoria", dijo Minisini, evocando las tomaduras de pelo de sus colegas romanos. "Pero yo siempre he sabido lo que soy y lo que quiero". Hijo de una nadadora de sincro y de un árbitro, comenzó a practicar la disciplina más mujeril del agua con seis años, junto con el waterpolo y el taekwondo. Ahora es un mito.

"Levantar la pierna fuera del agua no es tan fácil para un varón", señala la jueza Viglino cuando destaca el virtuosismo del gran Bill May, que, a sus 36 años, suspendió sus actuaciones en el Cirque du Soleil, a cien dólares cada una, para presentarse en Kazán. Quienes le vieron no podrán olvidar la majestad de sus desplazamientos por la superficie de la piscina. Ganó un oro y una plata. Pero, mucho más importante, confirmó que Darwin tenía razón.


Diego Torres, en El País


You are subscribed to email updates from el ventano
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada