martes, 1 de septiembre de 2015

el ventano





el ventano


Posted: 31 Aug 2015 10:39 PM PDT

La conciencia de haber sido perdedores también, de haber huido de la miseria con la única perspectiva de sobrevivir, de arrancar de cero en tierra extraña, quizá nos concediera una mayor dosis de generosidad (David Trueba)




Si no se hubiera impuesto la renuncia a tratar episodios de nuestra historia reciente, los españoles quizá estaríamos más preparados para afrontar el futuro. Pero nos condenaron a la ignorancia interesada y a la amnesia como método de supervivencia. Y también juega su baza el hastío de ver utilizada la historia de un país en la rencilla cotidiana sin otro empeño que el de sacar rédito partidista y no generar una conciencia colectiva.

Si los españoles estuvieran familiarizados con imágenes icónicas como aquellas que retratan a los exiliados del final de la Guerra Civil cruzando la frontera pirenaica, si formaran un hilo directo de la retina al cerebro, tanto con la información como con la parcela de conocimiento que fijan las ficciones, no quedaría un español que no asumiera que más de 400.000 compatriotas llegaron a Francia desesperados y agónicos hace solo 75 años. Y que cerca de 30.000 encontraron una nueva vida en México cuando su propio país solo ofrecía un páramo de pobreza, rencor y crueldad.

Hoy, debajo de las alambradas, detenidos, asfixiados, vencidos, llegan libios y sirios a las primeras fronteras de Europa. Perdedores de una guerra que nadie quiere preguntarse por cuándo empezó, porque nadie quiere establecer un juicio duro con esas mil familias que se han enriquecido con la idea loca de que puedes destruir países y no pagar las consecuencias, y que lejos de estar avergonzados siguen dictando doctrina en primera línea de la política mundial.

Y en esta desgracia, hay una Europa que se reivindica como exclusiva, cerrada en su defensa fronteriza y un ultranacionalismo latente, como si los refugiados fueran un virus amenazante y no una víctima de la pobreza y la religiosidad sangrienta. La conciencia de haber sido perdedores también, de haber huido de la miseria con la única perspectiva de sobrevivir, de arrancar de cero en tierra extraña, quizá nos concediera una mayor dosis de generosidad.

No hemos sido capaces de contribuir a ordenar los países de origen, sino todo lo contrario, seducidos por la rápida solución del bombardeo. Tras el ridículo político de las cuotas de refugiados que se negaron a aceptar los Gobiernos europeos, llega la verdad en forma de riada. Y entonces se fortalece el equívoco. El Estado de bienestar no se diseñó para exacerbar los privilegios propios, sino para compartirlo, ampliarlo y expandirlo. Es hora de mancharse. La Europa de los números tiene que calcular el reparto de refugiados y castigar no solo las políticas financieras de los socios, sino las políticas de acogida cuando son tan indignas.


David Trueba


Posted: 31 Aug 2015 09:30 PM PDT




Una ciclista tuvo hace unos días un pequeño encontronazo en una calle de Zaragoza con una patrulla de la Policía Local por arrancar antes que su coche en un semáforo. Tras discutir con ellos sobre la normativa municipal, la mujer se fue al trabajo, a donde una hora después se presentaron los dos agentes para "informarle" de la normativa. Así lo cuenta ella:

Soy ciclista habitual. Uso la bici a diario para ir a todos sitios, no sólo es una forma de ocio, es además mi forma de moverme. Digo esto porque quiero dejar claro que me preocupo por conocer la normativa, mis derechos y obligaciones, y que además la respeto. Soy de esas ciclistas que nos paramos en los semáforos en rojo, aunque muchas nieguen nuestra existencia.

He tenido muchas broncas y encontronazos, tanto con autobuses, coches y policías (locales y nacionales) pero ninguno como el que me ocurrió el otro día. Fue el 25 de agosto de 2015, sobre las 16.15, en Zaragoza, en el semáforo de la calle Mayor con la intersección de Don Jaime, calle de un solo carril. Al llegar al semáforo había un coche de policía local parado (coche XYA, matrícula 1234 CAB), esperando a que se pusiera en verde.

No estoy dispuesta a tragarme los humos de su tubo de escape, así que me fui lentamente por su derecha hasta colocarme en paralelo entre el vehículo y la acera, nunca rebasando la línea del paso de cebra. Ellos por supuesto me vieron. Cuando el semáforo se puso en vede inicié la marcha y ellos también lo hicieron, hasta adelantarme de manera peligrosa unos pocos metros más adelante.

En ese momento les grité que deberían aprenderse la normativa, ellos echaron los intermitentes y me hicieron ladearme. Bajaron del coche y me dijeron que les repitiera lo que les había dicho, yo les contesté que lo que habían hecho no estaba permitido y que yo tenía derecho a salir antes que ellos, que tendrían que haber salido detrás de mi. Me dijeron que no, que si había llegado después mi lugar era detrás de su coche. Yo les argumenté que siendo una bici y hasta que se pinten los espacios reservados para bicis delante de los semáforos (como el caso de Independencia) puedo ponerme en paralelo y salir antes que ellos. Comenzó una discusión absurda y repetitiva, hasta que uno de los agentes la zanjó con un "que no le vuelva a ver en paralelo a un vehículo". Me dejaron seguir y continué la marcha hasta mi centro de trabajo, varias calles más adelante.

Simplemente esa situación ya me llama la atención. Es evidente que en el semáforo me habían visto (estaba a escasos centímetros de su coche) y en lugar de decirme que qué hacía allí si estaba infringiendo la normativa (según ellos), deciden intentar pasar antes que yo y además me rebasan cuando ya había iniciado la marcha. Por supuesto sin dejar ni un metro de separación y generando una situación de peligro totalmente evitable.

Pero lo sorprendente viene una hora después. Estaba trabajando cuando hacia las 17.30 me avisa una compañera de que una pareja de policía local me había venido a buscar. Dejo mi puesto y voy a su encuentro. Lo primero que les pregunté es que cómo sabían que estaba ahí. Ellos me contestaron que me habían visto subir la persiana y aparcar mi bici y que sólo querían informarme. Me enseñaron unos folios con la normativa y me explicaron que podía pisar el paso de cebra, pero no ponerme en paralelo a los coches (cosa que por cierto, habiendo consultado diversas fuentes, no es exactamente así); o que en todo caso, podría pedir permiso al coche que estuviera el primero para que me dejara pasar... Absurdo.

Yo no salía de mi asombro. No conozco a nadie a quien la policía local le haya ido a ver su lugar de trabajo por un incidente que le haya ocurrido en la vía pública. No me imagino a un paleta bajando de la obra, a una banquera saliendo de su oficina o a una profesora dejando de dar clase. Esto dio una imagen muy negativa de mí, y tuve que justificar su visita y dar unas explicaciones que no tenía porqué dar. Lo que generó esta pareja de policías locales fue una situación de acoso y hostigamiento inaceptable e incluso me atrevería a decir que ilegal.


Fuente


Posted: 31 Aug 2015 02:30 PM PDT





"El lenguaje es duro pero más dura es la muerte de 495.000 animales solo por su piel". Los promotores del Vegan Fest de Alicante, un festival vegano que se celebrará en octubre, utilizaron un juego de palabras para denunciar el maltrato animal en sus carteles promocionales, pero muchas entidades han calificado su mensaje como sexista y degradante. La polémica les ha obligado a retirar la campaña.

En su publicidad recurrieron a tópicos con frases como "Todas las mujeres son unas zorras", con la correspondiente imagen del animal "Todos los hombres son unos cerdos" y la imagen de un cerdo. Con ello pretendían concienciar sobre el abuso y el maltrato animal con motivo del Día Mundial de los animales que se celebra el 4 de octubre.

Los organizadores han subrayado que "en ningún momento aprueban dichas frases". De ahí que se entrecomillasen como "frases que se escuchan en la sociedad" y se terminasen de condenar en el propio eslogan: "Cualquier uso (del lenguaje y de los animales) es un abuso".

En un comunicado, se lamentan de que "algunos colectivos hayan malinterpretado el mensaje, sobre todo en el cartel del zorro, ocasionando que el mensaje se diluya y se quede únicamente en el insulto a la persona, obviando el escalofriante dato de abusos, muerte y vejaciones que sufren los animales".





Posted: 31 Aug 2015 11:20 AM PDT





La pasada semana, el activista islandés Gissur Simonarson (@GissiSim) publicaba en Twitter una foto de Abdul Halim, un refugiado sirio de 35 años que vendía bolígrafos por las calles de Beirut con su hija pequeña dormida en brazos.

Horas después, el tuit voló por la red y Simonarson emprendió la búsqueda de Halim para iniciar una campaña de crowdfunding con la que recaudar fondos con los que ayudar al vendedor de bolis a iniciar una nueva vida.

Pocos días después, los 5.000 dólares que el fotógrafo había puesto como objetivo a recaudar se habían superado ampliamente y este lunes la cantidad superaba los 161.000 dólares, dinero aportado por más de 6.000 personas de un centenar de países.

Halim, padre soltero, ha asegurado en varios medios su intención de usar el dinero para pagar la escuela a sus dos hijos y donar una parte de la cantidad total,, que aumentará en los días que quedan de recaudación, a otros refugiados que como él no pueden trabajar.



Posted: 31 Aug 2015 09:22 AM PDT





La vuelta al trabajo tras las vacaciones puede generar efectos muy perjudiciales en el organismo, repiten hasta el vómito los medios de comunicación. Según dicen, el primer día es el peor de todos. Y este lunes, miles de curritos y curritas han sufrido en sus almas el regreso a la rutina de sus tareas laborales. Aquí, algunas reacciones...
































Posted: 31 Aug 2015 09:19 AM PDT

"Tuvo usted oportunidad de ver la lista de invitados de haber asistido, por lo que no considero relevante que ahora la solicite". Así argumenta el alcalde de Pedrola (Zaragoza) su negativa a informar a un concejal sobre el coste y los asistentes a una comida del Ayuntamiento celebrada en las fiestas del pueblo.

Víctor Marco, concejal por Aragón Sí Puede, solicitó la lista de invitados a una comida organizada por el Ayuntamiento en las fiestas de agosto, así como quién pagó la factura. Pero el alcalde, Felipe Ejido (PSOE), se negó a darle los datos porque el concejal no se dignó asistir al banquete municipal. La España esperpéntica es una fuente inagotable de (lamentables) sorpresas.


Solicitud del concejal de Aragón Sí Puede


Respuesta del alcalde


Posted: 31 Aug 2015 03:32 AM PDT

Los tuits, los 'wasaps', los textos comprimidos y las palabras adelgazadas... La ortografía es una de las víctimas de una sociedad que vive a toda prisa, especialmente a través de las redes sociales. La deriva es tal que ya casi nadie se inmuta cuando ve vocablos mal escritos. Estas infografías, con ejemplos ilustrados sobre ortografía, pueden ayudar a poner un poco de orden ante tanto desbarajuste gramatical.

























Fuente


You are subscribed to email updates from el ventano
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada