domingo, 13 de septiembre de 2015

el ventano





el ventano


Posted: 13 Sep 2015 12:41 AM PDT




Una Puerta del Sol a rebosar, lanzas en alto y gritos contra el maltrato animal. Miles de personas han ocupado la céntrica plaza de Madrid este sábado para protestar contra el maltrato animal, escenificado en el Toro de la Vega que se celebra este martes en Tordesillas (Valladolid).

'Rompesuelas, inocente'; 'Rompesuelas, inocente', gritaban los manifestantes procedentes de todos los puntos de España, convocados por el partido animalista PACMA, mientras llevaban a cabo el acto simbólico de 'romper una lanza' por el toro, de nombre Rompesuelas, que este martes será asesinado en medio del campo por cientos de energúmenos armados de lanzas.

PACMA ha incidido en cómo "el maltrato animal cuenta con el beneplácito del PSOE" y de todos aquellos partidos que no hacen nada para evitarlo. En este sentido, cabe recordar que el alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, es socialista y su partido no le ha obligado a anular la salvajada.












--
Posted: 12 Sep 2015 10:00 PM PDT




El Partido Laborista británico quedó en estado de shock tras perder las elecciones en mayo. Tras la segunda derrota consecutiva, el debate sobre la crisis de la socialdemocracia europea ha llegado también al Reino Unido. Jeremy Corbyn, con un mensaje  radical de izquierdas por el que se le compara con Alexis Tsipras y Pablo Iglesias, ha arrasado y se ha convertido en el nuevo líder del partido.

Su discurso, que es en buena parte un regreso al pacto social keynesiano que los laboristas, y los conservadores, pusieron en práctica en Reino Unido desde la posguerra mundial hasta los años setenta, ha conseguido despertar a las bases más izquierdistas del partido, dormidas desde la época de Blair, y ha encandilado a un gran número de jóvenes, que se han afiliado al partido solo para poder votarle.

Corbyn es conocido en el Reino Unido por ser un verso suelto dentro del laborismo. A sus 66 años, unos y otros valoran que el político se muestre consecuente con sus ideas, más allá de si las comparten o no. Con independencia de quien gobernara, siempre ha defendido lo mismo desde su entrada como diputado en la Cámara de los Comunes, hace ya 32 años. Los números lo confirman: el ex sindicalista, que es todavía columnista del Morning Star, es el parlamentario laborista que más veces ha roto la disciplina de voto (más de 500 veces desde 1997).

Sin corbata ni traje, a menudo con su gorra negra, Corbyn no tiene coche, llega todos los días a Westminster en bicicleta, se declara abiertamente republicano, con todo lo que ello conlleva en el Reino Unido, y es uno de los rostros más visibles del pacifismo en su país. Empezó a salir a la calle en los sesenta contra la guerra de Vietnam y fue uno de los principales cabecillas de las manifestaciones contra la de Irak impulsada por Blair.

Este activismo es el que quiere recuperar para su partido: "Debemos convertirnos en un movimiento social otra vez. El partido fue fundado para combatir la injusticia y con demasiada frecuencia hemos abandonado ese camino, ignorando a nuestro electores en favor de los intereses comerciales y la prensa".

Precisamente, el éxito de Corbyn reside en haber conseguido abrir el debate en un Partido Laborista escaso de ideas y torpe a la hora de explotar las deficiencias de las políticas económicas de Cameron. El líder conservador ha logrado que su país vuelva a tener unas cifras macroeconómicas envidiables, creciendo con fuerza y con una tasa de paro cercana al pleno empleo (5,5% y sigue a la baja).

Sus políticas de austeridad han minado, sin embargo, el Estado del Bienestar y han provocado que el uso de los bancos de alimentos se haya disparado. Los trabajadores sociales alertan de que buena parte de los casi 1,1 millones de personas que recurren a ellos, frente a los 41.000 que pedían comida antes de que llegara Cameron, son gente con trabajo, pero con unos contratos tan precarios que no pueden llegar a final de mes.

Sus ideas son muy claras: hay que acabar con la austeridad e iniciar un ambicioso plan de inversiones para que el Reino Unido vuelva a tener unos servicios públicos fuertes. En su programa incluye la nacionalización de sectores estratégicos, especialmente, el ferrocarril, y diversas medidas para recuperar la igualdad perdida en los últimos años.

Ninguno de los esfuerzos por minar a Corbyn ha tenido éxito. Tampoco el empeño de los diarios sensacionalistas, en una maniobra que recuerda a lo que ha pasado en España con Podemos, en sacar a relucir su pasado político: su foto con Hugo Chávez y el apoyo expreso que le dio; la invitación al líder del Sinn Fein, Gerry Adams, en 1984 a la Cámara de los Comunes, o sus supuestas simpatías por el Gobierno de Irán, así como por Hamás y Hezbolá.

"Fuimos a las dos últimas elecciones prometiendo recortes. No podemos salir en 2020 diciendo que la primera cosa que vamos a hacer son más recortes. Yo digo: invertir para crecer. Pusimos 395.000 millones de libras para salvar a los bancos en la crisis de 2008. Mi sugerencia es que parte de ese dinero, junto con otras fuentes de ingresos como bonos del Estado, sirvan para crear un Banco de Inversiones para mejorar las infraestructuras, así como para la construcción de viviendas sociales, que este país necesita imperiosamente".


Carlos Larroy (CTXT)


Posted: 12 Sep 2015 02:18 PM PDT





La actriz Susan Copich ha colgado un muy particular álbum de fotos familiar, en el que aparece junto a sus dos hijas, en unas escenas entre la irreverencia y el humor negro. La galerque rozan el humor negro actriz y madre de dos niños de Nueva York, ha adoptado un enfoque de humor negro hacia la tradicional fotografía de familia con una serie de imágenes atrevidas titulado "felicidad doméstica."































Posted: 12 Sep 2015 06:47 AM PDT

Imaginemos que alguien vinculado en algún momento a algún movimiento golpista o terrorista hubiera salido en televisión la noche de las elecciones pidiendo tomar las calles y sembrar el caos hasta que el gobierno elegido renunciara (Juan Carlos Monedero)


Leopoldo López, condenado a 14 años de prisión por un tribunal de Venezuela


España es un país que ha sufrido con una dureza cruel el dolor del terrorismo. Mirando hacia atrás hasta nos parece mentira.  Nos estremecía la frialdad de los encapuchados, su inclemencia, su desprecio por la vida. Decían que tenían razones y una parte no pequeña del pueblo vasco les apoyaba.

Los países tienen que ayudarse a respetar la legalidad, no lo contrario. Nunca entendimos la connivencia de otros países con los terroristas, y si pensamos hoy que hubo que comprar trenes de alta velocidad a un país vecino para que dejara de ser santuario material y simbólico de los que atentaban contra nuestra legalidad, nos sobrecogemos.

Hubo episodios terribles en la lucha contra el terrorismo que nos equipararon con los del gatillo, el coche bomba y la extorsión... Hubo torturas, como sancionaron tribunales internacionales, y miramos para otro lado. El terrorismo nos mató también la humanidad. Debiéramos estar en la primera línea contando nuestras enseñanzas para que nadie las repita...

Uno de los asuntos que más nos preocupó después de los coches bomba y los tiros en la nuca fue la llamada 'kale borroka',  la lucha callejera, que convertía nuestras ciudades en batallas campales con cientos de heridos, algún muerto y una sensación de miedo que suspendía la democracia.

Comparemos. Ahora solo falta imaginar que en las últimas elecciones generales alguien hubiera llamado a desconocer el resultado de las urnas porque no le gustó lo que votó el pueblo, y hubiera invitado a sus seguidores a tomar las calles con violencia para revertir el resultado electoral.

Imaginemos que alguien vinculado en algún momento a algún movimiento golpista o terrorista hubiera salido en televisión la noche de las elecciones pidiendo tomar las calles y sembrar el caos hasta que el gobierno elegido renunciara. Imaginemos que después de esa noche hubiéramos dejado en las calles de Bilbao, de Barcelona, de Madrid o de Sevilla ni más ni menos que 43 muertos y cientos de heridos...

¿Qué diríamos en España si eso hubiera ocurrido y hubiera un responsable político claro? ¿Qué pediría La Razón, el ABC, El Mundo o El Pais para ese responsable? ¿Qué dirían las televisiones y las radios? Porque eso es lo que pasó en Venezuela en las últimas elecciones.

La persona que llamó a la 'kale borroka' se llama Leopoldo López, implicado en el intento de golpe de estado de 2002 y que nunca ha estado dispuesto a aceptar la legalidad vigente en Venezuela. Las leyes venezolanas, sometidas a la jurisdicción latinoamericana e internacional, han condenado a trece años de cárcel a López por ser el instigador de esos hechos que terminaron con cuarenta y tres seres humanos muertos.

Hemos sufrido mucho el terrorismo en España y me estremece ver nuestra insensibilidad de tanta gente con las víctimas del terrorismo en Venezuela. No entiendo que el Parlamento español no haya recibido a las victimas del terrorismo de aquellos días (y lo haya hecho con la esposa del delincuente),  que los familiares de los 43 asesinados no hayan sido consolados ni por el PP ni por el PSOE y que la presión mediática y política nos haga perder tanto corazón que nos haga olvidarnos de quiénes fueron las victimas y quiénes los verdugos.

¿Podríamos imaginarnos que un Parlamento europeo o latinoamericano recibiera a familiares de los terroristas de ETA con honores y no atendiera a familiares de policías, guardias civiles, militares, políticos o civiles victimas del terror? ¿Qué estamos haciendo? ¿Cómo podemos estar alimentando a los que quieren hacer de Venezuela otra Ucrania u otra Libia? ¿Es que no aprendemos de todo lo que implica desestabilizar los países?

Hemos sufrido tanto por la locura asesina de los terroristas que hoy debiéramos ser los primeros en poner nuestro esfuerzo para frenar cualquier  intento de sembrar el terror y de desconocer por la fuerza cualquier Constitución democrática.

Si no entendemos que nuestro compromiso en cualquier momento y lugar es con la democracia y en contra de cualquier tipo de atajo violento, habremos desperdiciado la posibilidad de sacar enseñanzas de humanidad de tanto dolor como el que hemos sufrido. Y los que tienen dos varas de medir con la muerte nos arrastrarán a sus infiernos.


Juan Carlos Monedero (Comiendo Tierra)


You are subscribed to email updates from el ventano.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada