miércoles, 16 de septiembre de 2015

el ventano





el ventano


Posted: 16 Sep 2015 12:38 AM PDT





María Carmen Jiménez, secretaria del supuesto cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, afirma en una grabación que vio salir de su despacho "a horas intempestivas y con sobres" al extesorero Luis Bárcenas, y también al hoy presidente del Senado, Pío García Escudero, y a los principales acusados en la trama. García Escudero sostiene que "jamás" ha visitado el despacho de Correa.

Jiménez cuenta que en aquel tiempo vio a Luis Bárcenas, entonces gerente nacional del Partido Popular, ir al despacho de Francisco Correa situado en el número 40 de la madrileña calle Serrano "a horas intempestivas, a las 10 y media de la noche" y salir de allí "con sobres", según informa la Cadena Ser.

La exsecretaria de Correa dice que también ha visto a Pío García Escudero, aunque no aclara si en su caso también salió con sobres, y a otros acusados de la causa, como el exviceconsejero Alberto López Viejo; los exdiputados del PP Jesús Merino y Benjamín Martín Vasco; el exjefe de prensa de Javier Arenas, Isidro Cuberos; o el exalcalde de Majadahonda del PP, Guillermo Ortega.

María Carmen Jiménez afirma que Correa le contó que era "amigo íntimo" de Pío García Escudero y que el supuesto líder de la Gürtel se sintió muy defraudado porque el político le abandonó al estallar el caso. El presidente del Senado ha asegurado que "jamás" ha estado en el despacho de Correa, y que "ni siquiera sabe" dónde estaba.

La documentación requisada a Correa acreditó las prácticas corruptas de la trama Gürtel y los sobornos que practicaba con múltiples regalos a dirigentes políticos del PP, entre ellos un reloj valorado en 3.000 euros cuyo destinatario fue Pío García Escudero. Cuando esa documentación incorporada al sumario se hizo pública, García Escudero aseguró que fue personalmente Correa quien le hizo entrega del regalo pero lo devolvió.

El Partido Popular concedió en el año 2000 a Pío García Escudero un préstamo de cinco millones de pesetas que el actual presidente del Senado fue devolviendo a plazos. El presidente del Senado no está imputado en ninguna de las causas abiertas por corrupción que afectan al PP.



Posted: 15 Sep 2015 11:08 PM PDT

'Cachobo' y sus amigos cantan, bailan y celebran una victoria, la muerte de Rompesuelas. Sigue lloviendo, pero da igual. A su paso salen los vecinos como si fuese la vuelta ciclista y lo felicitan, le tocan la cabeza, lo llevan en volandas (Manuel Jabois)




En Tordesillas las vacas enviudan a las once. A esa hora se tiran bombas de palenque dejando en el cielo un rastro de humo junto a los helicópteros de la Guardia Civil, quietos en un punto fijo del cielo, y un toro cruza el pueblo hacia la vega entre vítores y fanfarria. Se llama Rompesuelas, y es un hermoso ejemplar de 600 kilos. Cruza despacio un gigantesco pasillo humano.

Rompesuelas se dirige llevado por una multitud a una bandera en la que espera una hilera de caballos montados por vecinos que levantan lanzas acabadas en punta de acero. La imagen es cinematográfica. Esperan en silencio, perfectamente ordenados, mientras se acerca un toro torpón al que el público grita de todo: "¡Se han pasado con la jeringuilla!", "¡Viene drogado!", "¡Menudo chute!"

Cientos de personas van detrás del toro como una procesión de caminantes blancos. Cuando el animal empieza a oler el peligro y echa a correr, la gente esprinta detrás de él. Se ha roto la fila de alanceadores y han esgrimido las armas en dirección al toro: el animal huye y los caballos salen en estampida tras él. La arena del campo produce impresión de desembarco guerrero. Hace frío, viento y llueve. Entre la gente hay de todo, especialmente jóvenes, muchos sin dormir. Circulan entre la arena algunos todoterrenos, incluido el oficial del torneo, y un tractor lleno de chavales ataviados con pañoletas españolas y gafas de sol, que despachan cervezas mientras insultan a los fotógrafos.

El público pierde el rastro de Rompesuelas, que huye del descampado y se mete en un bosque: de repente el olor a bosta de caballo y a hierba recién mojada por la lluvia es sustituido por el del eucalipto. Dura poco, pero produce una sensación ensoñadora, como si se le adjudicase un olor incorrecto al espectáculo de destripar un animal. El barro, el sudor y el roce de la gente y de nuevo las heces de los animales contextualizan lo que va a ocurrir: faltan cinco minutos para que Fran Alcalá, Cachobo, un joven de camiseta fluorescente, acabe con el animal hundiéndole su lanza.

La caravana interminable de gente se empieza a guiar por el helicóptero de la Guardia Civil. Allá donde va, va el toro. Los vecinos marchan sobre la arena y entre los árboles. Se acaba el bosque, y a lo lejos aparece un polígono industrial. Ya no hace falta el helicóptero: en la carretera del polígono hay alguna mancha de sangre.

Rompesuelas está muerto junto a la carretera, pero no se permite verlo: lo rodean varios alanceadores que impiden que se saquen imágenes. Le cortan la cola al toro y se la atan a la punta de lanza de Cachobo, que la agita contra el cielo. Rodeando al animal desangrado, una docena de chavales levantan sus lanzas y gritan: "¡Viva el toro de la Vega! ¡Viva el toro de la Vega!".

Un rastro de sangre lleva a esa escena. Son trozos de tripa sobre charcos que el brasileño Jon Amad, reportero freelance, se pone a fotografiar. Sin embargo, uno de los organizadores baja del coche y le exige que destruya esas fotos. Unas 30 personas rodean al fotógrafo, lo zarandean y lo empujan entre amenazas. El organizador le exige la tarjeta. Jon la saca, pero le dice que no se la va a dar. De nuevo la turba se agita a su alrededor: están prohibidas las imágenes, le hacen saber. ¿Quién lo prohíbe?, pregunta Jon. Nosotros, contestan.

Mariano se lleva a Jon a varios metros, entre los árboles, para que le dé la tarjeta. Mariano, que dice ser de la organización, reclama la tarjeta de fotos y le dice a Jon que le va "a romper la cara". Le obliga a borrar las fotos antes de que llegue un agente de la Policía Local. El agente identifica a Jon.

—¿No va a identificar a ese señor? Me ha amenazado, me ha dicho que me va a romper la cara y ha borrado por la fuerza mi trabajo. Usted lo ha escuchado, ha escuchado lo que me ha dicho.

—Tiene que ir al cuartel de la Guardia Civil a denunciarlo por amenazas, yo no puedo hacer nada.

—¿No me va a proteger? Me ha echado a la gente encima. Usted ha escuchado las amenazas.

—No digo nada. Le tengo que identificar.

—¿Y a él no le identifica?

—Es uno de los organizadores, ¿no ve que le conozco? ¿Para qué le voy a pedir el DNI si ya sé quién es?

Acto seguido el agente se mete en el todoterreno de Mariano y se van del lugar. Jon Amad explica después que ayer, repasando con minuciosidad en Internet imágenes de anteriores matanzas, se vio a sí mismo detrás de un árbol con la cámara en las manos y el toro a medio metro. Detrás de Jon aparecía un hombre con gafas de sol y las manos dirigiéndolas a su espalda, in fraganti, a punto de propinarle un empujón contra el toro.

Tiene la imagen en el móvil: es como la define. Jon recuerda que sufrió un empujón anónimo, que rodó por el campo, que el toro le levantó la camiseta y que acabaría cogiendo de gravedad a un colega suyo, Pedro Armestre, el prestigioso fotógrafo español de AFP, que tuvo que ser operado de su pierna derecha. Jon, con la imagen, presentará una denuncia por aquellos hechos.

Son las doce y Fran Alcalá, 'Cachobo', ya es el ídolo local. Él y su cuadrilla emprenden el camino de retorno ganándose el respeto de los alanceadores veteranos y la admiración de los vecinos. Todo el mundo quiere hacerse una foto con Fran, estrecharle la mano, levantarlo a los hombros. Él no suelta la lanza que lleva la cola de Rompesuelas en lo alto y se pega abrazos con todo el mundo.

En Tordesillas se reparten unas pegatinas que los vecinos llevan en las mangas, y que llaman a la "fuerza de la tradición". El lema de esos mensajes es: 'Sin raíz... nada'. De este modo el pueblo apela a una emoción que se habría trasladado desde siglos atrás hasta llegar impoluta a nuestro tiempo, y de las que ellos serían los depositarios legítimos.

La realidad, como siempre, es mucho más prosaica. Había chavales alcoholizados insultando a Artur Mas, amenazas a los antitaurinos, que se concentraron en la rotonda que abre camino al campo, y bravatas dispares alrededor de una fiesta que tiene el respaldo público de todo el pueblo; los detractores no se atreven a abrir la boca, y otros vecinos de este pueblo de 9.000 habitantes simplemente desaparecen de Tordesillas la semana de fiestas.

Cachobo y sus amigos cantan, bailan y celebran una victoria, la muerte de Rompesuelas. Sigue lloviendo, pero da igual. A su paso salen los vecinos como si fuese la vuelta ciclista y lo felicitan, le tocan la cabeza, lo llevan a volandas. Cientos de personas arropan al ganador.

De repente, sobre la una de la tarde, cuando la caravana ganadora con las lanzas llenas de sangre y la cola de Rompesuelas en lo alto del acero emboca la rotonda, otra caravana se cruza con ellos. Esta es silenciosa y se compone de chicas que llevan una lágrima de sangre pintada en la cara. Dos de ellas lloran.

Las dos caravanas se cruzan. Los de Tordesillas, eufóricos, muchos de ellos ebrios, las insultan ("¡asquerosas!"); otros las contemplan con curiosidad, y los más las señalan. Las chicas pasan de largo. Metros más adelante la Guardia Civil montada escucha improperios de un grupo de antis por su pasividad ante las agresiones que han sufrido a lo largo de la mañana antitaurinos y fotógrafos: pedradas, escupitajos, palazos y bofetadas soltadas con impunidad.

Fran Alcalá, Cachobo, llega eufórico ante el tribunal del torneo del Toro de la Vega. Anulan su victoria por las irregularidades en el reglamento. Algunos vecinos desconocen que exista un reglamento. Cachobo monta en cólera, protesta y finalmente se encoge de hombros derrotado. Las fuerzas vivas han hablado. Hay una autoridad que emana de ellas que se remonta cinco siglos atrás, o esa impresión tiene el pueblo de ellas. La muerte de Rompesuelas no tiene ganador.


Manuel Jabois (El País)


Posted: 15 Sep 2015 09:30 PM PDT
















































Posted: 15 Sep 2015 01:55 PM PDT


Francisco Alcalá 'Cachobo', autor de la lenzada mortal


La Protectora El Refugio ha presentado denuncia ante el Juzgado de Instrucción de Valladolid por un posible delito de maltrato animal contra el autor de la lanzada que ha acabado con la vida del Toro de la Vega de este año, el leonés Francisco Alcalá 'Cachobo'; contra el alcalde de la localidad vallisoletana de Tordesillas, José Antonio González Poncela; contra el representante del Patronato del Toro de la Vega, Gerardo Abril Antón, y contra el presidente de la Asociación Tordesillana de Caballistas, Álvaro Téllez López.

En un comunicado, El Refugio justifica sus denuncias en la última reforma del Código Penal, en virtud de la cual el artículo 337 plantea que "será castigado con la pena de entre tres meses y un día, a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual, a un animal que temporal o permanentemente vive bajo control humano, o cualquier animal que no viva en estado salvaje".

Asimismo, añade que "si se hubiera causado la muerte del animal, se impondrá una pena de seis a 18 meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales".

Para El Refugio, el animal elegido este año para el Toro de la Vega, Rompesuelas, "ha estado bajo control humano", al estar encerrado en la dehesa "durante al menos un mes", algo que, a su juicio, encaja con lo contenido en el citado artículo, por lo que ha presentado la denuncia ante el Juzgado.


Europa Press


Posted: 15 Sep 2015 01:04 PM PDT


Antonio Caño, director de El País


El comité de redacción de El País ha suspendido la votación que había convocado para este miércoles en la que los periodistas debían refrendar un comunicado muy crítico con el director del periódico, Antonio Caño. Éste se ha negado a facilitar al comité el censo actualizado de redactores, lo que hace imposible la consulta. El comité califica de "insólita" la decisión.

La marcha de cuatro periodistas en apenas dos semanas ha disparado el descontento en una redacción donde desde hace tiempo el clima de trabajo está algo más que enrarecido. En un intento por desactivar la votación, Caño convocó a los periodistas para la tarde de este martes, en la que negó que el comité tenga facultad para llamar a una votación.

El comité de redacción fundamenta su llamada a las urnas en el clima de miedo que se ha instalado entre los periodistas y que impide, según dice, que éstos expresen libremente sus opiniones en las asambleas. De ahí que se haya optado por un procedimiento que garantiza la confidencialidad.

En su comunicado, los representantes de la redacción critican que el director impida a esta pronunciarse "libremente para dejar constancia de su estado de opinión", y ha anunciado que estudiará "otras iniciativas para que la redacción pueda expresarse libremente y con las debidas garantías".

Una información sobre la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, su marido, Iván Rosa, y Telefónica, donde trabaja este, ha  sido el último episodio de una fricción que amenaza con transformarse en explosiva. La noticia se publicó en internet sin la firma de sus dos autores, que han dejado el periódico, tras haber alterado en la web los responsables del diario la versión que había salido en la edición de papel.

El escrito del comité pide a la dirección "respeto al trabajo de sus profesionales y sus decisiones personales sobre sus artículos cuando éstas son respaldadas por el Estatuto de Redacción". También demanda "un cauce profesional, pacífico y enriquecedor" para que los redactores expresen sus opiniones "tanto en lo que respecta a los pormenores de su trabajo diario como a las decisiones jerárquicas" sobre éste.

En amplios sectores se afirma que El País ya no marca la agenda porque ha perdido el pulso periodístico y el punto crítico, esforzado en convertirse en guardián de las instituciones. Por eso, el comité de redacción no duda en reclamar a Caño en su escrito "una línea editorial clara y congruente con las ideas básicas" que habían convertido a El País en "el periódico de referencia en español".


Fuente


Posted: 15 Sep 2015 12:36 PM PDT





Rompesuelas ha muerto a lanzadas en la vega de Tordesillas por una banda de energúmenos que se han saltado incluso las normas que deben seguir en la matanza, por lo que el lamentable evento, al que llaman con cinismo torneo, ha sido declarado nulo.

Activistas de diversas organizaciones animalistas, con el Partido Animalista como uno de los principales impulsores de la protesta, han sido agredidos por los garrulos ante la pasividad de la Guardia Civil, que solo se ha dedicado a despejar a los participantes de la protesta.

PACMA está valorando con su equipo de abogados la posibilidad de denunciar posibles irregularidades en el protocolo de seguridad, puesto que soltaron al toro cuando aún había decenas de personas sentadas en la calzada del recorrido, por lo que su vida ha corrido peligro.

Periodistas de diversos medios de comunicación presentes y algunos de los manifestantes aseguran que no había presencia policial ni de la Guardia Civil, y que los vecinos no les permitieron resguardarse tras las talanqueras cuando pasaba Rompesuelas.

La suerte está echada, y Rompesuelas será el último animal que asesinarán en la vega de Tordesillas. El movimiento animalista ha logrado que la sociedad se sitúe al lado de la vida y contra este vergonzoso espectáculo. El PP y el PSOE han demostrado su cobardía y ni se atreven a opinar sobre el asunto, huyendo de los periodistas que les preguntaban en la mañana de este martes.

El único que ha manifestado su opinión ha sido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, para decir estas sandeces: "El Toro de la Vega es una tradición histórica y cultural. España es un país democrático, que respeta las libertades de todos los ciudadanos... Son tradiciones históricas y culturales, y lo que no está prohibido en una sociedad democrática y de derecho está dentro de las libertades".










Posted: 15 Sep 2015 08:13 AM PDT




Cataluña sería expulsada de Gran Hermano si se independizara. Lo ha anunciado esta mañana la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, argumentando que ningún catalán, en tanto que extranjero, sería convocado al casting de un programa de la televisión nacional, según publica en exclusiva El Mundo Today.

La advertencia coincide con el estreno de Gran Hermano 16, la edición con más catalanes en la casa de Guadalix de la Sierra -seis de dieciséis-, por lo que la Generalitat tilda el comentario de la portavoz de oportunista y llama a la ciudadanía a "no dejarse asustar por comentarios electoralistas".

El presidente autonómico Artur Mas, sin embargo, no ha podido ocultar su preocupación ante esta nueva amenaza con la que nadie contaba. "Cataluña y España tienen muchos intereses comunes y proyectos compartidos que, por el interés de todos, deben persistir sea cual sea el resultado del proceso soberanista", ha explicado.

"Me cago en la puta que acabo de entrar, a mí que no me jodan con sus mierdas que yo no tengo nada que ver", protestaba hace unas horas la concursante Niedziela, natural de Tortosa. También la organización del programa se mostraba "inquieta" por los conflictos territoriales como nunca antes.

"Cataluña es una pieza fundamental de Gran Hermano, histórica, y sus vínculos con el programa trascienden cualquier malestar político. Hay que tener un poco de perspectiva y darse cuenta de que la casa de Guadalix es lo que es por su diversidad y por el espíritu de convivencia entre distintas sensibilidades", asegura la presentadora Mercedes Milá.

En tanto que nacida en Esplugues de Llobregat, Milá ve peligrar también su estatus de presentadora. "Gran Hermano va a implicarse activamente en este desafío soberanista. Contamos con el apoyo de millones de espectadores y nuestros concursantes están preparados para superar la prueba más difícil de la historia de este concurso", sentencia la periodista.

"Yo siempre he pasado de estas rayadas pero si se meten con Gran Hermano pienso dar guerra, vamos. Que me digan a mí por qué nos va a compensar toda esta mierda de la independencia si luego no podemos entrar en la casa. No sé qué cojones ganamos los catalanes", protestaba el concursante Carlos.

Consciente de que la irrupción de Gran Hermano en el pulso soberanista puede alterar el equilibrio de fuerzas y poner en peligro los apoyos con los que cuenta su proyecto político, Artur Mas se ha ofrecido a visitar el plató de Telecinco "para explicar a los habitantes de la casa los motivos de nuestro malestar y tratar de buscar una solución dentro de los cauces democráticos".

El gobierno central no descarta "que acabe siendo la audiencia la que decida el futuro de los catalanes, que de momento están nominados por culpa de sus propios representantes".


Posted: 15 Sep 2015 08:12 AM PDT





Rompesuelas ha sido asesinado en la mañana de este martes por una pandilla de garrulos descerebrados, a pesar del clamor que inunda el país contra esta salvajada. Esta ha sido la última edición del Toro de la Vega, un evento que no volverá a celebrarse nunca más, por mucho que grite el alcalde. La barbarie de este martes 15 no volverá a repetirse, y ya nadie tomará imágenes como estas... El fin del evento más simbólico del maltrato animal en España ha llegado. Nunca más otro Toro de la Vega.





































Posted: 15 Sep 2015 01:46 AM PDT





Los efectos de la tremenda foto de Aylan en los Gobiernos europeos no han durado ni una semana. Los países del Este dicen que no quieren refugiados, Hungría encabeza la represión con cárcel y campos de refugiados inhumanos y la 'generosidad' de Alemania y Austria se ha agotado en unos pocos días. El comentario de Iñaki Gabilondo y las imágenes de las vallas levantadas por Hungría en su frontera con Serbia retratan la situación.







































You are subscribed to email updates from el ventano.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada