domingo, 20 de septiembre de 2015

el ventano


-



el ventano


Posted: 19 Sep 2015 06:58 AM PDT





El presidente de la Generalitat de Cataluña y número cuatro de la candidatura de Junts Pel Sí a las elecciones plebiscitarias del 27 de septiembre, Artur Mas, ha negado el clamor que asegura que una Cataluña independiente estaría automáticamente fuera de Eurovisión, ya que "nadie puede echarnos de un concurso de canciones en el que ya estamos", según informa La Gallina Ilustrada.

Mas ha añadido que "Eurovisión no puede expulsar a siete millones y medio de catalanes y creo que el principal interesado en que Cataluña está en el concurso de Eurovisión es España, con la que mantendremos unas relaciones inmejorables y les puedo asegurar que les daremos los 12 puntos".

A pesar de que su socio en la aventura secesionista, Oriol Junqueras, ha descartado que los 12 puntos sean automáticos y dependerán de si la canción nos gusta o si, por el contrario, la cantan en español, el presidente Mas ha insistido en que Cataluña cumplirá sus compromisos y dará 12 puntos a España. "Yo creo que a España esto, permítame que le diga, le tiene que interesar".

En este sentido, el ministro de Exteriores, García-Margallo, ha asegurado que, en su opinión particular por la que nadie jamás le preguntaría porque a nadie le interesa su opinión particular: "esta no es una mala opción. A mí, desde luego, me han convencido", ha asegurado el ministro a título particular sin que a nadie le importe.


Posted: 19 Sep 2015 03:05 AM PDT

Caído el muro, el vencedor de la guerra fría pareció perder los complejos y entrar en una galopada de crecimiento económico o financiero a cualquier precio. La política, todas las políticas, empezaron a parecer secundarias (Pepa Bueno)




Uno de los debates que abrió la crisis financiera de 2008 y todavía no se ha resuelto es qué debe ser la socialdemocracia en el siglo XXI. En el XX sí sabemos qué fue y para que sirvió. En plena guerra fría, permitió demostrar que en la democracia liberal, la política podía corregir la fuerza bruta del capitalismo y preocuparse por el bienestar de los ciudadanos, que además de la fuerza de su trabajo y su potencial como consumidores, su bienestar contaba, era importante. Su sanidad, su educación, la dignidad de sus últimos años de vida.

Caído el muro, el vencedor de la guerra fría pareció perder los complejos y entrar en una galopada de crecimiento económico o financiero a cualquier precio. La política, todas las políticas, empezaron a parecer secundarias. Hasta que el estallido del 2008, el empobrecimiento general y desigualdad disparada han vuelto a poner la política en primer término.

Y aquí estamos, con la socialdemocracia definiendo todavía cuál debe ser su papel en el mundo global, con la cabeza y los asesores diciéndole que las elecciones se ganan en el centro y sin asumir grandes riesgos, y con el corazón y su electorado natural pidiéndole a gritos otras políticas, otras respuestas.

Una contradicción que ha vuelto a poner de manifiesto el triunfo de Jeremy Corbyn en las primarias del Partido Laborista británico. Corbyn tiene de los nervios al stablishment, incluido el stablishment laborista, con sus propuestas de más impuestos para las rentas altas, recortes en Defensa, nacionalizar hospitales y ferrocarriles, abaratar la educación o imprimir dinero para construir viviendas. No es el único, en Grecia, en Francia y en España esa contradicción sigue viva e irresuelta.

En momentos de tribulación, hay que volver a los clásicos. Y para clásico de los socialdemócratas, Olof Palme, su principal referente en el siglo pasado, que en 1970, escribió: "Nunca seremos víctimas desamparadas de fuerzas anónimas. Nunca tendremos que confiar decisiones a expertos y especialistas. La política es susceptible de que la podamos juzgar cada uno de nosotros. Porque depende en último término de ideales y de ideas".


Pepa Bueno (Cadena Ser)


You are subscribed to email updates from el ventano.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada