miércoles, 21 de octubre de 2015

Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


Posted: 20 Oct 2015 09:40 AM PDT
000-obispos
El Ventano | 20/10/2015
Ciudadanos no revisará los acuerdos que regulan la relación del Estado con el Vaticano y se limitará a plantear algún ligero cambio. Así lo aseguró este lunes en rueda de prensa en líder de la formación, Albert Rivera, quien dijo sentirse "bastante cómodo" con el modelo que rige las relaciones del Estado con la Iglesia católica.
Según Rivera, actualmente no hay un problema con el modelo vigente que lleve a los ciudadanos a quejarse de que "les faltan libertades" o de que "hay un abuso por parte de la Iglesia" en este espacio. En cualquier caso, dijo no ser partidario de "hacer aspavientos para luego no hacer nada", como hace, en su opinión, el PSOE.
El líder de Podemos se refirió a la revisión de la fiscalidad con el objetivo de que la Iglesia pague impuestos por los edificios e inmuebles que no dedica al culto y a las inmatriculaciones, es decir, la inscripción a nombre del clero, y a coste prácticamente cero, de bienes no registrados previamente.
Rivera afirmó que un Estado aconfesional con una Constitución que reconoce que existe "una mayoría amplia de ciudadanos que tienen una confesión religiosa" le parece "un buen formato", con el que se siente "cómodo". Y añadió que para garantizar "la igualdad de todos" ve necesario "revisar algunos privilegios" de la Iglesia, como la exención del pago del IBI o determinadas "cuestiones de patrimonio".
La entrada Albert Rivera dice sentirse "cómodo" con las relaciones actuales entre el Estado y la Iglesia aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 20 Oct 2015 04:34 AM PDT
Insurgente | 20/10/2015

El PSOE es el partido que más años ha gobernado desde la muerte de Franco: de 1982 a 1996 Felipe GozáleX y de 2004 a 2011 Zapatero. Sin embargo, o quizás por ello, cuando se acercan elecciones vuelven a atacar a los desmemoriados con propuestas que jamás han llevado a cabo cuando han ostentado el poder.
Son especialistas en decir una cosa y hacer otra. En estos días que van soltando ideas para que se les vote, no mencionan la monarquía, ni la OTAN, ni el Ibex 35… porque hay cosas sagradas, pero intentan guiñar con, por ejemplo, una subida escalonada del Salario Mínimo de hasta el 60% del salario medio neto, lo que se traduciría en un nuevo umbral de casi 1.125 euros por paga o supresión de las referencias a la Iglesia en la Carta Magna, la denuncia de los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 o sacar la religión de las aulas. Un catálogo de globos sonda para luego modificar en función de "la respuesta social" en su Programa. Lo vienen haciendo desde 1982, lo insólito es que haya gente, trabajadores, que sigan cayendo en la celada.
La entrada El PSOE se lanza, una vez más, a la caza del voto ingenuo y desmemoriado aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 20 Oct 2015 03:47 AM PDT

Redacción/Rokambol/20.10.15
"Hay ternura, hay amistad y hay sonrisas", asegura la productora norteamericana.
La Factoría Disney no descarta, además, llegar a un acuerdo con la productora de Salvados para adaptar el debate entre los dos líderes a una película de dibujos animados en la que también tendrían un papel protagonista el propio Évole y la dueña del bar donde se perpetró la entrevista. Al parecer, Robert Iger, el presidente del Grupo Disney, quedó fascinado por "la elegancia y la exquisita moderación que demostraron ambos rivales, sobre todo Iglesias, charlando cordialmente en medio de toda la desesperación y la angustia de millones de españoles sin trabajo, familias desahuciadas por entidades financieras dirigidas por delincuentes, pensionistas estafados y arruinados por bancos conchabados con el Gobierno, personas dependientes que han sido abandonadas a su suerte por el Estado, una Justicia en manos del Opus Dei, un Ejército opaco a la Justicia, y una Iglesia multimillonaria que continúa mantenida por los ciudadanos".
Iger también ha anunciado su intención de ofrecer en Eurodisney un espectáculo, al aire libre, basado en la exitosa entrevista a Iglesias y Rivera, aunque allí serán Micky y Pluto quienes entrevisten a los dos políticos.
Los expertos creen que los cafés con leche que se tomaron tanto Jordi Évole como Iglesias y Rivera podrían haber llevado "alguna cosa", aunque otras opiniones aseguran que esa "cosa" estaría en el aire acondicionado de la sala de edición donde se realizó el montaje final del debate.   Más en Rokambol
La entrada Disney compra los derechos de emisión del debate Iglesias-Rivera de Jordi Évole aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 20 Oct 2015 01:42 AM PDT
Iglesias y Rivera debaten sobre quién sería más eficaz contra la desigualdad y quién gestionaría mejor la economía
Isaac Rosa | El Diario | 19/10/2015
En casa somos muy forofos, y el domingo cenamos viendo el partido. No íbamos ni con el Podemos C.F. ni con el Atlético Ciudadanos, pero valoramos el juego bonito y no nos perdemos ningún partido del siglo. Un ojo en la tele y el otro en las redes, donde las hinchadas rivales cantaban los goles. No estaba claro si era una semifinal o un amistoso, pero qué partidazo.
La excitación era lógica, llevábamos varios días pendientes: toda esa previa con declaraciones, pronósticos y especulaciones que siempre calientan los acontecimientos deportivos. Y continuó ayer lunes, cuando vimos una y otra vez la repetición de las mejores jugadas en todas las televisiones y leímos las mil crónicas, aparte de comentarlo con vecinos y compañeros de trabajo.
Yo en el segundo tiempo bajé al bar, para seguir viendo allí el derbi de la nueva política, con los parroquianos que no se pierden un debate ni una tertulia. Sin quitar ojo de la tele comentábamos las últimas novedades del mercado de fichajes: el F.C. PSOE se llevó a Irene Lozano, que andaba sin equipo tras el descenso a segunda del Sporting UPyD; mientras que el joven Alberto Garzón rechazó un fichaje por el equipo revelación Podemos y prefirió pelear la permanencia con su equipo de toda la vida, el Estrella Roja de IU.
"La única encuesta válida es la del día de las elecciones", dijo uno apoyado en la barra. "Yo no daría por muerto a Podemos, no hay rival pequeño", añadió otro. "Falta todavía la campaña electoral, hay que ir partido a partido", solté yo, y comenté la cantada que tuvo el otro día Pablo Casado, guardameta del Real PP, aunque no me acordaba si había sido en la tertulia de la mañana, la de mediodía, la de la tarde, la de noche o la del fin de semana, ni en qué cadena. "Pero fue una cantada, eso sí".
Al terminar el partido, mientras en la tele debatían las mejores jugadas, discutimos quién había estado mejor, y quién se llevará la liga en diciembre. "Ya verás, al final ganan los dos de siempre". Un hincha del PSOE y otro del PP se enzarzaron, pero acabaron dándose un abrazo, que esto es solo deporte. Luego hicimos una porra en la pizarra, y salimos a la calle.
-A ver cuándo echamos una pachanguita en la plaza, que hace ya tiempo, ¿no? –pregunté mientras daba unos saltitos como de manifestante, aunque me quedó raro, parecía más bien un baile de Iceta o de Soraya.
Nadie me oyó, todos corrían a casa para ver quién había ganado en las encuestas digitales. Me quedé un rato frente al portal, en la calle vacía, dando patadas a una lata, a una idea.
No sé. El pitufo gruñón que llevo dentro me susurra en la oreja que ver tertulias se parece a hacer política tanto como ver partidos de fútbol desde el sillón se parece a hacer deporte. Pero en la otra oreja un pitufo feliz me dice que hoy hablamos más de política que nunca, aunque sea siguiendo la agenda y formato de las televisiones. Y mucho mejor esto que la rigidez anterior (ah, felicidades al equipo de Salvados).
A lo mejor cuando hace unos años queríamos recuperar la política no nos referíamos a convertir la telepolítica en el nuevo fútbol, pero qué demonios, ojalá haya más domingos así. ¿O no? Gol.
La entrada ¡Gol! aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 20 Oct 2015 12:14 AM PDT

Jesús Cintora | El Diario | 19/10/2015
Me preguntan por el debate entre Albert Rivera y Pablo Iglesias y respondo que ganó el cambio. La gente busca referencias frescas. La generación del 50% de paro juvenil, que creció viendo a Roldán en calzoncillos y ve ahora a Rato en bañador transparente, quiere que esto dé un vuelco. No es verdad que la política no interesa y menos a los jóvenes. El éxito de audiencia del programa de Évole lo demuestra y el tirón de dos líderes menores de 40 años pone de manifiesto que hay esperanza en las caras nuevas. Aviso, eso sí: una cosa es predicar y otra dar trigo. Se pueden hacer buenas participaciones televisivas y malos gobiernos, pero ya es muy sano democráticamente que haya interés por sus propuestas y que se atrevan a debatirlas.
Debates así son también un éxito del periodismo. Albert Rivera y Pablo Iglesias, a los que enfrenté en una tertulia hace dos años, se han curtido en la tele y se nota. Los dos se expresan como nadie, comunican, pero también controlan determinadas técnicas que pueden descolocar al rival. Rivera puso complicado a Iglesias hilar cómodo cualquier argumentación. Ante esas interrupciones y, dada su experiencia, "Coleta Morada" debería saber que eso puede ocurrir, pero pareció menos interesado esta vez en sacar el hacha de guerra y optó por el perfil de político sosegado con pipa de la paz. Hay quien dice que parecía que se la había fumado toda él solo y otros comentan que fue Albert el que hizo más el indio porque no le dejaba hablar. Cada uno que cuente la batalla como quiera, lo cierto es que el seguimiento masivo que tienen los dos desmonta a quienes trataron de reducirlos a un coletas asustaviejas que va a imponer el comunismo o a un naranjito guapete que da miedo por ser catalán. En aquellos tiempos del Mundial 82 los dos eran tan enanos que no estaban ni para ver los dibujos animados. Ambos nacieron con Franco ya muerto, vieron Los Mundos de Yuppie y también descubrieron que, por desgracia, a quien miente no le crece la nariz, por mucho que lo diga el cuento. También es verdad que esto puede servir para ellos mismos. Vistos los precedentes, es posible que de lo prometido no cumplan ni la mitad, pero es necesario que se digan a la cara, sin imposiciones, ni plasmas, lo que harían con la casta, las puertas giratorias, la precariedad, las desigualdades, los corruptos, la sanidad o la educación. Con sus palabras y silencios se les puede juzgar.
En definitiva, no es que los tiempos estén cambiando, es que han cambiado ya. Creo que Albert Rivera, Pablo Iglesias y los políticos de la nueva generación son hijos de un tiempo que exige una renovación ya. El que quiera seguir viéndolo con tics postfranquistas, allá él. Dicho sea sin perder el respeto al pasado, del que siempre se aprende. El año que nació Rivera, allá por 1979, publicaba su primer disco en Barcelona L a Banda Trapera del Río, que cantaba contra las "cloacas" y rogaba " padre nuestro, que estás en el gobierno, santificado sea tu dinero". Pablo Iglesias nació en 1978. Entonces, un grupo de Vallecas, Asfalto, publicaba también su primer LP, con un tema mítico que recomiendo, Días de Escuela: "Y ahora tú qué pensarás, si cuanto más me oprimían, más amé la libertad. Es a ti a quien canto hoy, enseña a tu hijo a amar la libertad". Aún estamos aprendiendo.
La entrada Iglesias y Rivera: cambio y corto aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 19 Oct 2015 02:02 PM PDT
 | Politikon | 19/10/2015
"El PSOE es el partido que más se parece a España." Lo dijo José Blanco en 2005. Lo repitió Zapatero en 2010. Hoy es difícil que volvamos a oír nada semejante de boca de un dirigente socialista. Y si así fuese, nos costaría creerlo. Con razón: la caída de las formaciones tradicionales y la emergencia de nuevas alternativas ha venido a romper la relativa homogeneidad existente entre los votantes de PSOE y PP. La demanda electoral se ha fragmentado junto a la oferta, pero aún no entendemos del todo cómo ni hasta qué punto.
Es obvio que brechas como la ideología o la preferencia por un modelo de Estado u otro son capitales para comprender el mercado electoral. Probablemente es por ello que reciben tanta atención (justificada) por parte de analistas, periodistas y políticos. Hay otras maneras, sin embargo, de mirar a la relación entre oferta y demanda. Una es lo que podíamos llamar estructura de clase, estructura ocupacional… en definitiva, la posición que ocupa cada individuo respecto al mercado laboral (con la renta disponible, la edad y el capital humano adquirido como principales variantes). Esta relación tiene lógicas consecuencias estratégicas para los contendientes. Y aunque en España el voto de clase no ha venido siendo el aspecto determinante de la configuración del sistema de partidos, quizás la situación esté cambiando.
Los datos
Todos los partidos tienen grupos de los que dependen de manera particularmente sobresaliente. En inglés se les llama "core constituency", pero de lo que hablamos al fin y al cabo es de su corazón de apoyos. Para poder localizarlo, diseccionarlo y compararlo con el aspecto del conjunto de la sociedad debemos observar la distribución de sus votantes y simpatizantes en función de una serie de variables. La asunción de que tal o cual partido se parece a España implica que el grueso sus votos corresponderá con el grueso de los españoles. No se trata tanto de saber si Podemos, PP, Ciudadanos o PSOE gana entre los jóvenes, entre los viejos, entre los ricos o entre los empleados de servicios personales. Más bien necesitamos saber qué porcentaje de los votantes pertenece a cada categoría.
La distribución de votantes y simpatizantes por edad ofrece un ejemplo perfecto, además de particularmente relevante para entender la (por el momento) emergente estructura de partidos. El siguiente panel muestra dicha distribución para cada una de las cinco principales formaciones de ámbito estatal, además de la correspondiente al conjunto del país. Junto al porcentaje correspondiente a cada partido y franja de edad se ofrece la diferencia en puntos porcentuales con respecto a la población total.
1edadAsí, por ejemplo, un 11% de los votantes/simpatizantes de Podemos tienen entre 18 y 24 años, 2.8pp por encima de la media de 8.2%. Esta combinación de datos nos permite saber que aunque los muy jóvenes están sobrerrepresentados en Podemos más que en cualquier otro partido, son solo el quinto grupo de edad más numeroso en la formación de Iglesias. En cualquier caso, es cierto que se trata del partido más (relativamente) joven, seguido de un Ciudadanos que tiene prácticamente a la mitad de sus votantes/simpatizantes en la mediana edad. En el otro extremo, el 39% de los votantes/simpatizantes del PP son mayores de 64 años. Esto representa 15.5pp más que la media. España tiene una población envejecida: un 23.4% de los mayores de edad están por encima de los 64. Pero la "población" del PP lo está mucho más, convirtiéndose con diferencia en el corazón del partido si lo observamos bajo el prisma de la edad. Incluso más que para el PSOE, cuya estructura también está considerablemente escorada hacia las edades avanzadas.
De hecho, si alguien quisiera definir el Partido Popular en una sola frase, "el partido de los que no trabajan" no sería una mala elección. Al fin y al cabo, el 46.4% de sus votantes/simpatizantes no forman parte de la población activa*.
3estruct-ocupacional El PSOE le va a la zaga. Por supuesto, esta distribución está íntimamente relacionada con la anterior: si PSOE y PP son partidos poblados por personas de edad avanzada, es normal que la proporción de retirados sea mucho mayor. Por contra, los nuevos partidos no llegan ni a un 17% de no activos. Podemos, por su lado, se construye sobre una coalición de personas en hogares insiders y outsiders a partes iguales. Por contra, Ciudadanos tiene una base más escorada hacia los autónomos y directivos, manteniendo una fuerte base de insiders, pero bastante distinta de la de Podemos o IU, como se observará a continuación**.
No resultará sorprendente, en cualquier caso, que insiders (para PP y PSOE) y desempleados (para PP) hayan perdido peso en las estructuras de votantes con respecto a la era del bipartidismo, dejando a socialistas y populares como formaciones considerablemente dependientes de las personas retiradas.
4modif-estruct-oc
Eso sí: no todos los retirados son iguales, ni mucho menos. Es momento de poner el foco en la composición interna de cada una de las porciones del gráfico anterior, comenzando por el primer bloque. Mientras el PSOE tiene a muchos más antiguos obreros cualificados (esencialmente clase trabajadora, con tareas manuales), la proporción de retirados de viejas y nuevas clases medias así como de clase media-alta y alta es mucho mayor entre el PP.
5jubiladosEn cierta manera, esta tendencia se mantiene a la hora de observar la composición de los insiders dentro de cada partido. Mientras los votantes y simpatizantes del PP que trabajan y viven en un hogar cuya persona de referencia tiene un contrato fijo se concentran excepcionalmente en los empleados cualificados y semicualificados del sector servicios, entre los del PSOE la presencia de obreros manuales y de trabajadores poco cualificados es considerablemente mayor, pese a que aún no llegan a sumar para constituir una mayoría.
guerraclases Ciudadanos, por su parte, complementa la considerable presencia de directivos y autónomos en sus filas con una considerable cantidad de gerentes y profesionales liberales, pero también de "clases medias ocupadas en el sector servicios". El perfil de los hogares insiders de Podemos es sorprendentemente similar, con una salvedad importante: la mayor presencia de obreros cualificados con respecto a la media, ofreciendo un perfil más mixto.
Entre directivos y empresarios, Ciudadanos también muestra un perfil marcadamente más elevado, en este caso medido por formación, con respecto al resto de partidos y a la media poblacional.
capedu
La tendencia se confirma al observar la composición de los outsiders (recordemos, personas que trabajan y viven en un hogar cuya persona de referencia tiene un contrato temporal, o desempleados): los de Ciudadanos, Podemos (e Izquierda Unida) tienen un perfil más formado que el del resto de partidos.
eduout-798x1024-(1)Eso sí: la formación no lo es todo. Resulta muy ilustrativo observar que Podemos es el partido que más proporción de "sobrecualificados" alberga. Como persona sobrecualificada se puede considerar aquel individuo que ocupa un puesto de trabajo por debajo de su nivel de estudios. Ni más ni menos que un 12% de su electorado se encuentra en esta situación.
9overqualified
Pero sobrecualificado no quiere decir pobre. Si se observa la distribución de voto por nivel de ingresos individuales, de hecho, Podemos tiene un perfil por encima de la media, solo superado por Ciudadanos y por IU, que en realidad tiene dos cuernos: la clase obrera (presumiblemente en Asturias y Andalucía) y la consabida gauche divine.
income
El PSOE, por contra, muestra un perfil de ingresos considerablemente más bajo. Tanto en su caso como en el del PP esto está claramente influido por la media de edad de sus votantes y simpatizantes, pero eso no quita para que, al fin y al cabo, el perfil de ingresos sea el que es. De hecho, éste no cambia significativamente si se excluye a las personas retiradas y se contempla solo a los votantes y simpatizantes laboralmente activos.
La interpretación
Todo este aluvión de datos se deja leer con un poco de voluntad por la hipótesis y de estima por la caricatura útil, y da construir cuatro partidos prototípicis: el conservador, el reformista de mercado, el socialista dividido y el de la (relativa) juventud cabreada.
La palabra que mejor se adapta al PP actual es "conservador". Casi la mitad de su electorado no forma parte de la población activa. Un 40% son mayores de 65 años. De las personas no activas, las clases medias en adelante son mayoría (65%). Clases medias que también dominan entre los ocupados. Su votante empresario o profesional liberal no tiene un perfil excesivamente elevado, cuando lo comparamos con la media. Pero no presenta apenas sobrecualificados entre sus votantes. Desde esta perspectiva, y aventurando una hipótesis quizá arriesgada, el PP parece el partido de aquellos a los que la crisis no les ha destrozado las expectativas. Dicho de otra manera: quienes pueden comprar sin demasiados problemas el mensaje (centro de su campaña, por ahora) de que la recuperación ya está aquí, lo cual es gracias a las reformas realizadas, y por tanto hemos de seguir como hasta ahora sin aventurarnos con "experimentos" raros.
La posición conservadora tiene no una, sino dos némesis. En un extremo, Podemos, la formación de quienes niegan la mayor: no hay recuperación, sino una especie de crisis sistémica. Sus simpatizantes son más bien jóvenes, pero solo comparados con el resto de partidos. Su perfil de ingresos está algo por encima de la media. Ahora bien: un 35% está en paro o tiene un contrato precario, frente al 16% del PP. Estos trabajadores en hogares outsiders que apoyan a Podemos están más educados que la media. No es una sorpresa, por tanto, que un 12.6% tenga ocupaciones por debajo de su nivel de estudios.Solo un 18% está fuera del mercado laboral. Alrededor de este corazón morado de pérdida de expectativas (que no absoluta), encontramos una coraza de trabajadores fijos (32%) donde destacan al mismo tiempo los técnicos más cualificados y los obreros industriales, reflejando probablemente una absorción de apoyos desde IU y el PSOE hacia ellos. Parece, en definitiva, el reflejo de quienes no están dispuestos bajo ningún concepto a asumir el relato oficial sobre la crisis y la recuperación.
En el otro extremo nos encontramos con un partido donde, como en Podemos, casi todos están en el mercado laboral (83%). Y, como en Podemos, el perfil es algo más joven que la media, aunque esta vez los de 35 a 44 años destacan sobre los demás. Ahora bien: los outsiders son menos (26%) y pertenecen sobre todo a las nuevas clases medias, estando sustancialmente más cualificados que los de los otros partidos. Respecto a los insiders, clases medias y medias-altas del sector servicios están claramente sobrerrepresentadas. Como también lo están los directivos y empresarios, que conforman un 11.3% de los simpatizantes. Éstos tienen, además, un perfil bastante formado, sobre todo cuando se les compara con los del otro partido con importante presencia del capital: el PP. Se trata, por supuesto, de Ciudadanos. Una formación con un perfil de clase claramente por encima de los demás partidos. Dejando la cuestión de Catalunya a un lado, el reformismo de su discurso casa bien con la idea de nuevas clases medias, media-alta y dirigentes con interés en que el liberalismo avance.
Entre estos tres extremos, el socialismo no acaba de encontrar su lugar. Está claro que la estructura de edad de sus votantes es más similar a la del PP que a la del resto. Pero estos inactivos tienen un perfil bien distinto, con una clara mayoría de obreros cualificados. La diferencia de clase se hace más patente incluso al observar el perfil de ingresos de sus simpatizantes: los del PSOE está nítidamente por debajo de los demás. Pese al relativo 'vaciamiento' que ha sufrido de votantes con contrato fijo, sigue contando con el mayor núcleo de trabajadores de la industria y poco cualificados. Muchos de sus outsiders también pertenecen a esta categoría. La (extraña para el resto del mundo) insistencia de los socialistas en la idea de "reindustrialización" se entiende mejor con estos últimos datos, unidos al hecho de que tales votantes suponen también el núcleo de la militancia y de UGT, sindicato amigo. Pero en el PSOE conviven éstos con una ingente cantidad de jubilados de clase obrera, y también con la mayor representación de personas de clase media-baja y baja que tiene partido alguno. Resulta muy difícil construir un discurso que deje a todos ellos satisfechos apelando además a votantes huídos o potencialmente nuevos. Al fin y al cabo, el colectivo de retirados ha sido de los menos perjudicados en esta crisis gracias a la estructura de nuestro Estado de Bienestar, mientras que las clases menos pudientes se han llevado un gran golpe que podría haberse amortiguado con otro tipo de sistema. Pero en un contexto de restricción presupuestaria es poco creíble proponer tal cambio sin que el votante intuya que va a haber cortes, o subidas impositivas, por otros lados. Además, una considerable cantidad de las personas de clase media-baja y baja tiene dificultades para encontrar una posición digna en el mercado laboral en parte por culpa de nuestro modelo de regulación y gasto, que beneficia precisamente al votante industrial del PSOE. En definitiva, un duro rompecabezas.
Ni que decir tiene que estas interpretaciones están sujetas no solo a la falibilidad de los datos en un momento como el actual, sino al mero paso del tiempo en el que entra la acción de cada partido, que igual que cambió las cosas de enero a ahora, puede traer más sorpresas de aquí al 20D. Es una cuestión estratégica. Pero esto quedará para la siguiente entrada.
*La división entre personas con trabajo fijo y temporal se refiere a la persona de referencia del hogar, que puede ser o no ser el entrevistado. Esto se debe a la manera de realizar la pregunta del CIS. Por tanto, estas categorías representan de personas que trabajan, que no pertenecen a ninguna de las otras categorías, y que viven en un hogar cuya persona con más ingresos tiene un contrato fijo o uno temporal. En la mayoría de casos, si la persona de referencia tiene un contrato temporal, el resto de miembros del hogar que trabajan suelen tenerlo. Pero no al revés: una persona de referencia con contrato indefinido y otra con menor salario y contrato temporal es más factible. Así que el sesgo que introduce esta utilización de la pregunta es para reducir la cantidad de temporales. Siempre que en el texto aparecen referencias a fijos, temporales, insiders u outsiders hay que tener esto en cuenta.
**A partir de este momento las muestras con las que se trabaja se van haciendo pequeñas, con lo que es imprescindible tomar todos los resultados con la correspondiente cautela.
La entrada El corazón de los partidos aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 19 Oct 2015 12:58 PM PDT

Luz Sanchis | El Diario | 19/10/2015
"No lo vi" o "no entero" fue la forma en que dos altos cargos del Gobierno intentaron escabullirse para no opinar sobre qué les pareció el debate del domingo entre Albert Rivera y Pablo Iglesias en el programa Salvados. Pero, para no haberlo visto, tanto en Moncloa como en Génova se hizo un análisis del enfrentamiento, de los temas que se trataron, de los errores cometidos por los protagonistas y de la atención que suscitó para más de cinco millones de espectadores. Sobre si lo vieron Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría, la respuesta es "ni idea". El jefe de gabinete del presidente, Jorge Moragas, contestó a qué le pareció el debate con otra pregunta: ¡Ah!, "¿pero fue un debate?"
Cara a la galería, la consigna ha sido despreciar la discusión por no atenerse al formato clásico de un debate electoral. La conclusión del Gobierno es que fue "un concurso" en el que los contrincantes compitieron "para ver quién es el ayudante de Pedro Sánchez tras el 20 de diciembre". La estrategia sigue pasando por ningunear a Rivera e insistir en que el próximo presidente solo puede ser el actual o el líder del PSOE.
Con la coletilla de "por lo que me han contado", desde el Ejecutivo se defienden los mismos argumentos que el vicesecretario Pablo Casado había usado por la mañana. Esto es, destacar que defendieron propuestas que ya están aprobadas y en vigor, como la prohibición de condonar deudas a los partidos, o vincular las pensiones al IPC aunque este haya sido negativo. Para destacar algunas contradicciones, sobre todo de Rivera, no se disimuló que se había analizado a fondo la web de Ciudadanos y hasta imprimido alguno de sus apartados.
"Eso es cosa del responsable de campaña" fue la excusa para no decir qué debates está dispuesto a aceptar Rajoy. Nadie quiere decir si se avendrá a hacer uno con todos los candidatos o solo con Sánchez. La excusa formal es que el jefe del Ejecutivo debe debatir "con quien tiene posibilidades de ser presidente", con lo que siguen reduciéndolo a un enfrentamiento exclusivamente con el líder de los socialistas.
Más o menos lo mismo que Casado había afirmado este lunes, aunque con el añadido de que "no habrá una silla vacía" y de que el partido tendrá representación "en todos los debates a los que se nos invite pero tenemos que ver qué persona va a cada uno y en que foros o debates la presencia de Rajoy es más oportuna". Nadie admite temor a enfrentarse con los cabezas de cartel de los dos partidos emergentes. En Moncloa se llegaba a asegurar que Rajoy "se atreve absolutamente a todo como candidato".
La nueva semana negra sufrida por el PP, con el enfrentamiento entre José Manuel García-Margallo y Cristóbal Montoro como plato fuerte, se da por superada. "La semana pasada, pasada está", aseguraba un miembro del Ejecutivo que habla del encontronazo entre los ministros, la dimisión de Arantza Quiroga y el anuncio de Cayetana Álvarez de Toledo como "un cúmulo de circunstancias" en el que todas "tienen una explicación individualizada". El empeño es negar que se trate de una crisis provocada por las malas perspectivas o la debilidad del liderazgo de Rajoy. La forma de taparla, destacar que casi todos los presidentes y la dirección del partido estuvo el sábado en Toledo en el acto de balance de la legislatura y se hicieron una foto "que vale más que mil palabras".
La entrada El Gobierno desdeña el debate entre Rivera e Iglesias aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 19 Oct 2015 11:44 AM PDT
20141003110811-672xXx80
Alberto Soler Montagud | Nueva Tribuna | 19/10/2015
Señor arzobispo Antonio Cañizares:
Soy consciente del frío y nada protocolario "señor arzobispo" con que encabezo esta epístola profana (no le confiero el trato de eminentísimo reverendísimoilustrísimo o excelencia) pero he optado por dejar constancia, ya desde el principio, de que su rango jerárquico, y tal vez su persona, no me merecen respeto alguno.
Dejé de respetarle hace mucho tiempo, desde aquellas fotografías en las que apareció usted ataviado –¿o debería decir disfrazado?– con una capa magna de color rojo y más de cinco metros de longitud, con la que, mas que príncipe de la Iglesia, parecía usted la princesa Diana el día de su boda con Carlos de Inglaterra. Dicen los teólogos que el alma humana aspira a alcanzar un elevado y superior ideal al que se puede llegar a través de dos caminos, el de la humildad o el de la soberbia, un pecado por el que usted se dejó arrastrar, concomido por la ambición de mostrarse como superior al resto de los mortales, el día que se emperifolló de aquella grotesca guisa.
Dejé también de respetarlo cada vez que leía en la prensa alguna de sus declaraciones homófobas tan dañinas, y propias del sector ultraconservador de la jerarquía eclesiástica al que usted pertenece. Por cierto, señor Cañizares, cuánta hipocresía la de suIglesia y que cruel el dolor que usted y sus afines han infligido al hacerse los ciegos desde su farisaica mojigatería al no reconocer que en el clero abundan los homosexuales y que la Iglesia es un refugio encubierto de gays, algo sabido por todos y que ustedes callan mientras condenan la homosexualidad como aberración y pecado.
Pero no es la soberbia, ni tampoco su hipócrita homofobia el motivo por el que le dedico esta epístola, sino por la carencia de amor al prójimo que ha puesto de manfiesto en sus recientes declaraciones en el Fórum Europa Tribuna Mediterráneadonde, además de atreverse a afirmar que no ha aumentado la pobreza en España en «las proporciones tan enormes que dicen [porque no veo] a la gente pidiendo en la calle más que antes y no veo a más gente viviendo debajo de un puente» y afirmar que la recuperación económica en estos últimos cuatro años de recortes sociales es una realidad, aunque usted reniegue de entrar en «connotaciones políticas».
La iniciativa de esta epístola profana surgió cuando usted advirtió, en el Forum Europa, sobre el peligro de la masiva acogida de refugiados procedentes desde países como Siria, una invasión que sin vergüenza ni caridad, comparó con un Caballo de Troya para Europa. Dijo textualmente: «Seamos lúcidos y no dejemos pasar todo porque hoy puede ser algo que quede muy bien, pero que realmente sea un caballo de Troya dentro de las sociedades europeas y en concreto la española» para, acto seguido, preguntarse con su vocecita meliflua y amanerada si «¿Esta invasión de emigrantes y de refugiados es todo trigo limpio?; ¿Dónde quedará Europa dentro de unos años, siendo que con la que viene ahora no se puede jugar [porque] no se puede jugar con la historia ni con la identidad de los pueblos».
Ante la idea de que un príncipe de la Iglesia católica pudiera considerar que el cuerpecito muerto del pequeño Aylad Kurdi no era trigo limpio sino una especie de alien salido de un maléfico Caballo de Troya, fueron tantas las reacciones de repulsa que, finalmente, no ha tenido usted más remedio que cambiar de registro (imagino que sometido a presión y en contra de sus ideas) para pedir «perdón a los muy queridos refugiados, perseguidos y emigrantes venidos a España en los últimos meses». Con un teatral victimismo lamenta el linchamiento que ha sufrido tras haberse «manipulado» una palabras que niega haber pronunciado —un nuevo pecado a añadir a la lista, esta vez la mentira— sin reparar en lo fácil que es volver a escuchar lo que dijo a través de los vídeos que pululan por la red.
Ay señor arzobispo, cuan viperina y emponzoñada se ha mostrado su parlanchina lengua durante estos últimos días. Es obvio que no se ha parado a reflexionar en el gran parecido que deberían tener aquellos desharrapados que seguían a Jesús de Nazaret (discípulos y apóstoles incluidos) cuya apariencia física, fisonómica y étnica (consideremos que Siria es un país del entorno neotestamentario) los haría hoy indistinguibles de los parias a los que usted abomina por no ser trigo limpio. No quiere admitir, señor arzobispo, que tal vez el mismo Jesús sea uno de los ancianos o niños sirios, afganos, palestinos o sirios, y también uno de los hombres y mujeres que huyen de una guerra cruel y de una muerte segura.
¿Quién se lanzaría a un éxodo tan doloroso y abandonaría sus raíces si no fuera por pura supervivencia y por instinto de protección propio y de sus seres queridos?
¿Cómo un presunto hombre de Dios y para más señas arzobispo y cardenal ha podido ser tan cruel al hablar de un modo tan despreciativo de unos seres humanos que sufren horribles penurias?
¿Dónde queda la caridad cristiana tras sus declaraciones?
Soberbia, hipocresía, falta de caridad y mentira son cuatro de los pecados que se le pueden atribuir a la luz de lo expuesto en esta epístola profana, pero estoy convencido que de haber sido más extensa, habrían aflorado muchos más, no obstante, considero oportuno poner punto y final a la misma. Usted, señor Cañizares, tiene la ventaja de creer en un dios que le perdonará todas las barbaridades que profirió en el Forum Europa, pero quiero dejarle constancia de que quien esto escribe es incapaz de otorgarle perdón alguno por ello.
La entrada Epístola profana al Cardenal Cañizares aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 19 Oct 2015 10:51 AM PDT
Antón Losada | El Diario | 18/10/2015
El Partido Popular ya no es lo que era. Aquella admirable máquina política capaz de sobrevivir a los delirios imperiales de Anzar, a dos derrotas electorales sumando diez millones de votos y al mayor escándalo de financiación ilegal de nuestra democracia se ha convertido ahora en una junta de comunidad de vecinos donde todo vale para armarla, desde la bajadas de aguas al uso de las plazas libres del parking. El PP ya no es la estrella de la muerte de la política. Ahora parece una tuna universitaria.
El principal culpable tiene un nombre. Sí, Mariano, eres tú. Parece mentira que, alguien que siempre ha sido un hombre de partido y se ha mostrado muy consciente de su importancia, lo haya abandonado de semejante manera. Al final resulta que si hay un paciente en estado crítico a quien urge operar a corazón abierto es el Partido Popular. Y no en un vídeo sino en la vida real.
Vas a tener que hacer mucha limpieza para asegurarte ese grupo parlamentario de incuestionable fidelidad marianista que tanta falta te hará si pretendes continuar como presidente. Gobernando en minoría, con este puñado de blandengues que se arrugan a la primera ventisca, no se puede ir muy lejos y lo sabes ¿Quién necesita enemigos teniendo compañeros de partido?
Como el PP se lo estaba poniendo tan fácil los demás parecen haberse decantado por darle un poco más de emoción al asunto. En el PSOE, Pedro Sánchez ha decidido abandonar la única promesa clara que habían hecho los socialistas durante toda la legislatura: derogar sin matices la reforma laboral popular.
Por si eso no distraía bastante, para deleite de la militancia socialista, también ha apostado por incorporar a Irene Lozano, antaño azote de herejes de UPyD, del bipartidismo y de cualquiera que se interpusiera en su camino. Lo que espera ganar el candidato socialista se antoja un misterio. Lo que ha perdido ya tiene poco remedio. Mientras, en Podemos, como parece que ya asumen que no eran tan listos como se creían y ya no pueden asaltar el cielo, todo indica que se conforman con visitarlo.
Sólo tamaña sucesión de desconciertos puede explicar que Albert Rivera reúna a los suyos, en plan coaching de triunfadores, para pedirles que insistan en la solidez de su proyecto frente a la inconsistencia de los demás sin que a nadie le entren ganas de saltar por la ventana y salir corriendo.
OPINIÓN | Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros http://t.co/2MtrVXe8oB Por @antonlosada pic.twitter.com/wlk49qxWMP
eldiario.es (@eldiarioes) October 19, 2015
La entrada Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada