lunes, 23 de noviembre de 2015

Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


Posted: 22 Nov 2015 09:49 AM PST

Natalia González de Uriarte | El Diario | 20/11/2015
El espíritu de resistencia de los consumidores hacia la obsolescencia programada, la estrategia comercial de reducir deliberadamente la vida de un producto para incrementar su consumo, está creciendo. Y a esa tendencia opositora se suman ahora las propias empresas. Frente a los muchos fabricantes que diseñan productos o servicios de tal modo que, tras un periodo de tiempo calculado de antemano, se vuelven obsoletos o inservibles consiguiendo el incremento de las ventas y la aceleración del consumo, hay otros tantos dispuestos a abandonar esas prácticas. Un ejemplo muy conocido en Euskadi es el de Koopera, un proyecto dedicado a la reutilización de aparatos eléctricos y electrodomésticos.
Esta organización y el resto de las que rechazan la elaboración de productos diseñados para morir rápidamente, podrán ser distinguidas con un sello que certifique ese buen hacer.  Se trata del sello ISOPP, innovación Sostenible sin obsolescencia programada, al que puede aspirar cualquier organización que cumpla un decálogo de buenas prácticas. Entre ellas destacan que los productos sean reparables por un coste menor al de comprar uno nuevo o que la garantía del producto sea superior a los dos años obligatorios por ley. Lo novedoso de este sello es que se otorga además de manera gratuita.
La iniciativa se ha puesto en marcha por Fundación Feniss, que nace con el objetivo difundir qué es la obsolescencia programada y cómo afecta al conjunto de la sociedad en su día a día y en el entorno. El impulsor de esta corporación es Benito Muros, un ingeniero conocido por su bombilla diseñada para durar 90 años. Salió malparado con su invento porque la industria se reveló contra él pero lejos de rendirse Muros emprendió su particular batalla contra la llamada obsolescencia programada que ha cristalizado en la Fundación Feniss. Desde ella, además del incentivo del sello certificador, darán apoyo a emprendedores y empresarios fabricantes de productos de larga duración, sin fecha de caducidad programada. "Ya tenemos más de 100 proyectos que aspiran a recibir nuestras ayudas. Son de diversa naturaleza, desde aquellos enfocados al ahorro energético como máquinas de uso sanitario destinadas a reducir la psoriasis". Las elegidas mediante concurso recibirán una aportación económica a determinar por los patrocinadores de la fundación Feniss, y que servirá para contribuir al desarrollo y lanzamiento del proyecto galardonado.
De forma paralela la fundación tiene contacto con los partidos políticos con el propósito de que incluyan medidas contra la obsolescencia programada en sus programas electorales. Hace un año, países como Francia aprobaron, dentro de la llamada Ley de Transición Energética, multas de hasta 300.000 euros y penas de cárcel de hasta dos años para los fabricantes que programen el fin de la vida útil de sus productos. La norma está pendiente de ser ratificada. En Alemania, el partido de Los Verdes presentó un estudio y propuso algunas soluciones, mientras en Bélgica se adoptaba una resolución al respecto en el Senado.
Muros quiere que se implanten en España medidas similares. "No me declaro anticapitalista pero debemos crecer de forma sostenible y no con el descontrol que se está haciendo, e incluso transitar hacia un modelo económico no basado en el crecimiento como el implantado actualmente. Pero para ello es necesario un proceso de transición mínimo de 20 años. Mientras tanto podemos ir reduciendo estas prácticas de usar y tirar", explica Muros.

Una aplicación pra el móvil y centros de reparaciones

La obsolescencia programada afecta al planeta debido al agotamiento de las materias primas, al fabricar con una corta fecha de caducidad. Esto contribuye a aumentar las emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera. Y, por otro lado, afecta al modelo económico del crecimiento permanente y sin control, endeudando y arruinando a familias, empresas y hasta países por completo.
La idea de la fundación es crear en conjunto con los ciudadanos un nuevo modelo industrial, económico y social basado en la sostenibilidad, en el respeto por el medio ambiente y por las personas, basado en la economía de bien común.
Otra de las acciones será la creación y extensión por todo el territorio nacional de centros de reparaciones de productos. Serán los denominados "Espacio sostenible, no tires, aprende y repara". Ya se ha creado el primero, situado en el céntrico barrio del Raval de Barcelona, donde está ubicada también la sede la fundación. Quieren desarrollar también una aplicación móvil mediante la cual el consumidor podrá escanear el código de barras de los productos y conocer la huella de carbono completa, lugar de fabricación, vida útil, coste de reparación aproximado en caso de avería, etc.
El documental Comprar, tirar, comprar, dirigido por Cosima Dannoritzer, y estrenado en 2011, resume en 42 minutos por qué los productos duran cada vez menos.
La entrada Un sello distinguirá a empresas por fabricar productos sin obsolescencia programada aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 22 Nov 2015 09:49 AM PST
  • Miles de mujeres lucharon contra el régimen con sutiles y no tan sutiles formas de resistencia a la represión y el despojo.
Irene Murillo Aced, Historiadora|Diagonal|22/11/15|Edición impresa
Cárcel de mujeres en Ventas, en 1955 / SÁNCHEZ YUBERO
Valentina Lizalde quedó viuda con dos hijos después de que su marido, albañil, fuera fusilado junto a otros vecinos por "pertenecer al Frente Popular". Por si fuera poco, tras su muerte, fue multada con mil pesetas en virtud al artículo 15 de la mayor legislación de incautación del franquismo, la Ley de Responsabilidades Políticas de 1939.
Valentina envió una carta al presidente de la Comisión de Incautaciones negándose a pagar la multa impuesta y denunciando abiertamente el discurso de justicia social de Falange: "Bastante tengo con preocuparme de buscar [recursos], lavando ropa para familias particulares y haciendo recados, con los que poder dar a mis pequeñuelos un trozo de pan y ver que mi humilde hogar tenga algún día lumbre, cosas que no siempre consigo en la cantidad necesaria, y por lo que, contra las disposiciones de nuestro invicto caudillo, en mi casa existen días sin pan y también en mi hogar días sin lumbre".
En Aragón, de los veinte millones de pesetas exigidos en forma de multas a la población vencida, sólo tres millones y medio se saldaron
La resistencia que se reconoce y se ha integrado en el imaginario colectivo es la abordada en singular y con mayúsculas, lo que nos coloca frente a frente con un análisis eurocéntrico y androcéntrico: es héroe de la resistencia el hombre militante que se va a Europa a luchar con las armas contra el fascismo, pero no es ni heroína ni resistente la mujer que permanece en su pueblo y se niega a pagar las multas que le impone un régimen considerado ilegítimo.
Es importante no olvidar que para el proyecto político de Franco la "contrarrevolución de género" era una prioridad. De hecho, la dictadura puso en marcha numerosas normativas de carácter específicamente antifeminista para la patologización y fiscalización de las vidas de las mujeres, así como medidas de violencia explícita, implícita y simbólica para su control social. Pero la actitud de las mujeres estuvo lejos de ser la de meras receptoras del modelo. La historia desde abajo del franquismo así nos lo muestra.
Las estrategias de resistencia de mujeres tuvieron como objetivo principal minimizar en su día a día la apropiación del poder sobre sus vidas. En la recuperación de la dignidad material se produjeron todo tipo de acciones para lograr una cierta autonomía. Por ejemplo, reapropiarse de los recursos materiales de los que habían sido despojados a través de la aplicación de diversas medidas, entre las que se encuentra la Ley de Responsabilidades Políticas.
Las denuncias de las viudas e hijas de republicanos destaparon la verdad de los eufemismos franquistas
Estas resistencias incluían la reocupación de sus casas cuando habían sido incautadas, el cultivo de sus campos cuando estaban embargados, o auténticas luchas titánicas para que la máquina de coser, el instrumental médico o el utillaje agrícola les fueran devueltos. Es interesante pensar que, en Aragón, de los veinte millones de pesetas exigidos en forma de multas a la población vencida, sólo tres millones y medio se saldaron, en buena parte gracias a los mecanismos de dilación y de­so­bediencia civil de las víctimas de la Ley de Responsabilidades Políticas.

Precursoras de la memoria

El propio discurso de género franquista que les relegaba al ámbito doméstico y privado fue revertido, como en un juego de espejos, y transformado en arma mediante la cual defender una conciencia femenina que ensalzaba su papel como administradoras del hogar y priorizaba el derecho a la vida y al pan ante las imposiciones de la Ley.
En agosto de 1940, y sin que se hubiera todavía celebrado el consejo de guerra que la mantenía presa, María Bordonaba, analfabeta de 28 años y acusada de ser una "mujer peligrosa para el régimen actual", escribió al Auditor de Guerra gracias a la ayuda de Flora Mateos, una de las muchas mujeres que ejercieron de escritoras delegadas en pueblos y cárceles. En la carta pedían la libertad atenuada de Bordonaba para poder atender a sus "hijitos" y a su "salud quebrantada". Concedida la libertad provisional, pedía su traslado a Zaragoza, con sus niños, "para dedicarse a trabajos domésticos para cuidar a su familia y socorrer" a su marido.
Precisamente la emigración a las ciudades permitía la búsqueda de trabajos informales como el servicio doméstico, la hospedería, la limpieza de ropa y edificios, o el cuidado de personas, así como el tránsito de los márgenes de la Ley formando parte del mercado negro local, o practicando la prostitución, pero también llevando a cabo hurtos y estafas.
Otra vertiente de estas resistencias fue la escritura, un mecanismo clave que supuso para las mujeres la posibilidad de reivindicar su voz y su propia visión de los acontecimientos, dejando además para la Historia no pocos relatos que unían testimonio con conocimiento y conocimiento con denuncia. Mediante cartas a las autoridades, plasmaban ante los más altos tribunales relatos de ilegalidad, rapiña y saqueo donde tanto ellas como sus familias eran víctimas de los hechos, o denunciando violaciones por parte de patronos, o la violencia de guardias civiles y falangistas.
Además, dejaban constancia de que la legislación franquista venía acompañada del enriquecimiento y la reposición en el poder de personas provenientes de un mundo de privilegios económicos y sociales, mientras dejaba en la indigencia a la mayor parte de la población.
En tanto que supervivientes de la guerra y agentes de memoria, la labor de no pocas mujeres durante la posguerra puede considerarse pionera de la hoy conocida como memoria histórica. Las denuncias de las viudas e hijas de republicanos destaparon la verdad de los eufemismos franquistas, desafiando la versión oficial y descubriendo dónde estaban los cuerpos de los "desaparecidos" que la sublevación había dejado tras de sí y quiénes fueron sus verdugos.
Historiar la resistencia de las mujeres al franquismo es una cuestión de género, pero también de construcción de ciudadanía. Al incorporar estas experiencias al imaginario colectivo, a los tejidos culturales más invisibles, reclamamos este patrimonio como asunto de todas y todos, y nos reivindicamos como sujetos, también en lo que respecta a la resistencia al poder.

Traspaso del patrimonio a los vencedores

Las mujeres denunciaron cómo la guerra y el enriquecimiento que de ella surgía había sido una opción planea­da desde arriba y ejecutada a nivel local por agentes conocidos. Dejaban así constancia del enriquecimiento que acompañaba a la incautación de bienes de particulares vencidos en la guerra, cuyo patrimonio iba a parar a manos de las fuerzas vivas, solidificando un mundo de privilegios económicos para los colaboradores del nuevo Estado en su tarea represiva… Entre los testimonios, el de una mujer, llamada Fermina Larraga, que describía al mínimo detalle cómo un grupo de gente armada del pueblo "que se dijeron falangistas" se llevaron de su establo cuatro vacas, seis ocas, diez gallinas "porque se incautaba de las mismas el Estado". De aquella requisa "no les dieron justificante o recibo de clase alguna".

Disfrazadas para llegar a sobrevivir

En el ambiente de la dictadura, estas mujeres debían pasar desapercibidas a ojos del régimen. Para que sus técnicas fueran exitosas, el régimen debía encontrar en ellas todo el elenco de virtudes políticas y morales que el nacionalcatolicismo franquista llevaba por bandera. Por eso, la protesta de estas mujeres no era siempre y en todo caso abierta. Es significativa la gran cantidad de mujeres que en el pueblo de Caspe (Zaragoza) escribieron defendiéndose con las mismas palabras ante acusaciones también similares. Magdalena Dolador, Pilar Lacarta, Antonia Piera, María Poblador, Lucía Rafales y Benita Sorrosal compartieron un texto común para defenderse de sus cargos de "transgresoras". Reproducimos, poniendo entre corchetes las variaciones entre unos y otros pliegos: "(…) tanto por su sexo, como por su estado de viuda [tanto por su sexo, edad y estado; y de salud], como por su falta de instrucción, nunca ha tenido la menor intervención en política [de la cual no entiende lo mas mínimo y que la tenía sin cuidado; ni cosas sindicales; sin que se haya metido nunca en política, ni pueda ser considerada como revolucionaria], no se ha ocupado de otra cosa que de las atenciones de su hogar [sin haber desarrollado otras actividades que las de su casa; de las faenas de su casa]; más que de sus faenas en el campo; y de sus seis hijos; haciendo la vida propia de un pueblo de las de su sexo".

La lucha por la justicia y la reparación

La idea de que la violencia es conocida por todos y que no podrá ser sepultada por eufemismos como "desaparecido", la encontramos en muchos testimonios, como el de Romualda Garulo, que ejercía de voz de la memoria de las historias familiares. Ella recordaba que "se habla en el expediente de fallecimiento, más lo cierto es que, a mediados del mes de agosto de 1936, se presentaron en casa unas cuantas personas, que obligaron a mi esposo y a nuestros dos hijos Emilio y José de 24 y 21 años respectivamente, a que se levantasen de la cama y los acompañasen, apareciendo días después el cadáver de mi esposo y no habiendo sido posible encontrar hasta el presente el de mis dos hijos. Comprenderá el Tribunal la situación de terror en que se desenvolvía nuestra actividad familiar".
La entrada Resistencias invisibles de mujeres contra el Franquismo aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 22 Nov 2015 03:42 AM PST
Pedro Luis Angosto | Nueva Tribuna | 20/11/2015
Antonio Bahamonde tenía una afamada papelería en Sevilla en los años treinta. El negocio le iba bien, era muy conservador y cuando sucedió el golpe de Estado lo apoyó creyendo en el orden que vendría detrás, pero no se implicó. Un amigo le dijo que un hombre de su situación no podía permanecer al margen del "movimiento que iba a suponer la liberación de España de las garras del ateísmo y el comunismo descreído".
Bahamonde, ignorando las atrocidades cometidas por el general hasta aquel momento, medroso y al mismo tiempo esperanzado con la acción de los militares africanistas, aceptó una entrevista con Queipo de Llano. El sanguinario general lo recibió en Capitanía con un amplio dossier en el que abundaban los informes encomiásticos sobre su persona, firmados por el obispo, curas de bajo y alto rango, industriales, terratenientes, y todo tipo de "buena gente". Tras una charla preliminar, entraron en materia. Bahamonde intentó zafarse discretamente en varios momentos de la conversación, pero no lo consiguió. Al despedirse, Queipo de Llano le dijo que lo nombraba su jefe de Propaganda, avisándole, además, de que tendría que acompañarle a aquellos lugares donde todavía la hidra roja resistía.
Así lo hizo Bahamonde. Unas veces con Queipo y otras con sus secuaces, fue testigo presencial de las indescriptibles carnicerías que los fascistas españoles cometieron en Andalucía y Extremadura y de las que dejó testimonio en un libro publicado hace unos años por Editorial Renacimiento y llamado "Un año con Queipo".
Desde el primer momento, Antonio quedó horrorizado y quiso buscar influencias cerca de Queipo para que lo sustituyeran. Sus amigos le dijeron que bajo ningún motivo podían llevar sus peticiones al general, pues no sólo habría corrido peligro su vida –le habría tachado de traidor– sino también la de los mensajeros. Atenazado por el terror, el espanto, el miedo y su sentido de la dignidad, Bahamonde pergeñó un plan para poder sobrevivir a lo que sus ojos habían visto. Una mañana, en Capitanía, dijo a Queipo que quería ir a Portugal para iniciar una campaña explicativa de las grandezas del movimiento de salvación nacional. Queipo lo vio muy bien, le dio unas indicaciones, firmó los oportunos salvoconductos y autorizó que se le entregara una determinada cantidad de dinero. Una vez en Portugal, Bahamonde contactó con un viejo amigo que le esperaba con una avioneta. La que le llevaría a Francia para no regresar jamás.
En las fechas que estamos, cuarenta años después de la muerte natural del español que más españoles ha matado, creemos que el testimonio de Bahamonde tiene un valor inestimable para conocer quiénes y cómo eran los fascistas españoles, por eso reproducimos el siguiente fragmento de sus pequeñas memorias en la seguridad de que el lector sabrá apreciarlo en toda su intensidad, viniendo de quien viene: Un hombre de derechas de toda la vida, católico, de misa diaria, muy bien relacionado con la oligarquía sevillana, con una gran fortuna personal y refractario a cualquier idea de progreso:
"Los nacionalistas pretenden hacer creer y lo han conseguido en gran parte, ya que toda su propaganda se basa en ello, que los gubernamentales son comunistas. Los nacionalistas luchan contra el comunismo destructor de la familia, de la patria y de la propiedad. Nada más lejos de la realidad. Esto sería exacto si en España antes de la sublevación, hubiera imperado el comunismo. Pero en España, antes del nefasto 18 de julio, había un gobierno completamente moderado; por serlo en demasía, es por lo que pudo llegar a realizarse el levantamiento. Si el gobierno, seguramente, pues era del dominio público, no cortó radicalmente los manejos de los rebeldes, fue por impedírselo el exceso de legalidad con que procedió; si no, Franco, Mola y todos sus comparsas, en vez de permanecer en el generalato, en sus puestos de mando, hubieran sido eliminados. El gobierno que había en España el 18 de julio y todos los que lo antecedieron, no tenía un ápice de comunista. Ni por lo más remoto puede nadie que sea imparcial achacar a cualquier gobierno de los existentes desde la proclamación de la República, un ápice de comunista. La verdad es que en España no había comunistas…
¿De dónde han sacado que la España gubernamental es comunista? ¿Lo era acaso antes del 18 de julio? No, no lo era y seguramente no lo es hoy día. Lo que sucede es que para justificar lo injustificable -–invasión extranjera, continuas matanzas, etc., etc.–, pretenden hacer creer que luchan contra el comunismo y no contra sus propios hermanos… Los que viviendo en la zona de Franco siguen siendo fascistas, son criminales natos; no es posible que ningún hombre de bien, a la vista de lo que ocurre en la zona "nacional", siga siendo fascista. En ella no pueden vivir tranquilos más que los asesinos, y, de éstos, los más feroces; en determinados momentos y circunstancias especiales, yo llego a concebir excesos, siempre injustificables; lo que mi mente no concibe es, por ejemplo, el suplicio satánico, presenciado por mí, que consistía en hacer a una mujer de unos cuarenta años, encadenada por los tobillos, transportar una gran cantidad de madera de un lado a otro, teniendo que andar a saltitos. Cuando terminaba, la obligaban a transportar la carga al mismo sitio del que la había quitado. Sólo entonces le daban comida. Terminaron fusilándola, cuando, agotada, no podía más, al cabo de varios días. Llamar a los autores de estos hechos, asesinos, no es llamarlos nada; el noventa y ocho por ciento de los criminales se horrorizaría de esta escena que yo he visto. Tanto crimen, tragedia tan inmensa, nunca puede tener justificación, aún cuando hubieran hecho a su costa la felicidad no ya de los españoles, sino de todos los habitantes del globo.
Mi casa era un hogar católico, mi mesa era bendecida por mi hijito pequeño todos los días, continuando la tradición familiar. Diariamente mi esposa recibía la sagrada comunión; todos los domingos lo efectuábamos juntos… Soy un temperamento profundamente religioso; no concibo la vida sin una fe profunda. Enemigos de exhibicionismos, nos gustaba ir a comulgar temprano a una capilla que estaba próxima a nuestra casa. A mí me parecía que estaba más cerca de Dios en aquel sencillo templo que en las suntuosas naves de la catedral. Soy católico, y al serlo soy feliz… Sin embargo, los hechos que yo he visto realizar con el beneplácito y la bendición de la Iglesia, de sus más caracterizados representantes, y la cantidad de crímenes cometidos para los que nunca, en ningún caso, han tenido la más ligera insinuación de protesta, es lo que ha hecho vacilar mi fe y flaquear mis convicciones.
A través de los relatos de los bárbaros crímenes cometidos por los "rojos" repetidos todos los días, para mí éstos eran tan criminales como los fascistas. No hay comparación posible, sin embargo, entre lo realizado por los "nacionales", fría y metódicamente, organizado por las que se llaman autoridades, y lo que haya podido hacer el pueblo, en algunos casos, desbordando al Poder Público. Para conocer en toda su intensidad los procedimientos fascistas, hay que haber vivido en la zona. Por mucho que se diga y por mucho que se escriba, la realidad siempre lo supera. Si en España se organizara un plebiscito con garantía y con seguridad de no exponerse a represalias, yo, que he visitado gran número de pueblos y capitales, he podido apreciar, a través del terror imperante, y esto lo saben bien Franco y su cuadrilla, que las gentes están sometidas, y todos, todos, exceptuando a la minoría de responsables del crimen nacional, nos pronunciaríamos en contra del fascismo. Yo afirmo, con seguridad absoluta, que tendrían más votos los fascistas en la zona gubernamental que en la nacionalista. Otra cosa sería creer que España es un país de criminales…Si el gobierno no tuviera otros motivos para resistir, sería motivo más que suficiente la obligación que tiene de proteger las vidas de los españoles. Creo un deber sagrado de conciencia advertir que antes de caer en manos de los fascistas, es preferible todo, aun cuando ese todo suponga la muerte. El fascismo no perdona, y lo que es peor, el fascismo, para producir el terror, su principal arma, ataca ciegamente. Que no crean los que han permanecido al margen de la lucha sin inmiscuirse en nada, que si triunfa el fascismo nada tendrán que temer. Que no crean los católicos que por el hecho de serlo se liberarán de la persecución y de la muerte. No, sé de muchos casos de personas de derecha que permanecían al margen de la lucha y que han caído; sé, igualmente, de cientos de casos de católicos fervientes alejados de toda lucha, que han caído. La gente preguntará por qué. Por varias razones: La primera y principal, porque el fascismo es esto, muerte y destrucción, y porque si no fuera así, si no sembrara el terror en su más alto grado, hubiera fracasado la sublevación, pues el pueblo en masa se habría puesto en pie contra sus verdugos. El gobierno tiene el deber de resistir mientras quede un palmo de tierra, para impedir que los españoles sean por los nacionales, y el pueblo el deber de resistir, resistir hasta el último momento, antes de caer en poder de Franco, es decir, de la MUERTE".
Antonio Bahamonde fue una de las personas que más cerca estuvo del genocida Queipo de Llano durante el primer año de la guerra. En sus andaduras con el carnicero, llegó a presenciar la desaparición de todos los varones de pueblos enteros, enterrar a personas vivas en fosas comunes llenas de cal viva, amputar piernas, brazos y pechos, fusilar a boleo a los hombres y mujeres que caían en poder de las hordas bárbaras, violar a mujeres en masa a plena luz del día en el Parque de María Luisa. Antonio Bahamonde sintió morir, quiso morir ante tanta aberración y murió en el exilo de tristeza, de angustia, rodeado de visiones fantasmagóricas. Todavía hoy, muchos españoles siguen gritando, ¡Franco, Franco, Franco!, muchos Alcaldes "democráticos" siguen manteniendo en las calles de sus pueblos los nombres de los criminales sin el menor rubor… Malditos sean por siempre jamás.
La entrada Cuarenta años sin el tirano: Un testimonio del terror aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 22 Nov 2015 02:57 AM PST
Ana R. Cañil | El Diario | 21/11/2015
Dice Bertín Osborne que "no ha sido nada difícil conseguir" que Mariano Rajoy vaya a su programa, "En tu casa o en la mía", la única alegría que tiene TVE en los últimos tiempos. Osborne rompe audiencia cada semana, con más de cuatro millones de espectadores, ya sea con Manuel Díaz "El Cordobés", Carmen Martínez Bordíu, Arturo Fernández o Carlos Herrera. Por ejemplo.

Lo que calla ante los medios en voz alta el cantante, presentador, actor y empresario, se lo suelta en voz baja a sus amigos con la retranca que le caracteriza y es que el esfuerzo para que el presidente vaya a su programa ha sido nulo. Fueron los colaboradores de La Moncloa quienes se encargaron de hacer llegar el mensaje a Bertín: el presidente del Gobierno quería participar en "En tu casa o en la mía", a la vista de los récords de audiencia y después del éxito de Soraya Sáenz de Santamaría en "El Hormiguero", con su baile con Pablo Motos.

Por eso, en el entorno de Pedro Sánchez no dudaron ni un momento en decir sí cuando del programa de Osborne les llamaron para proponerles que el líder del PSOE se prestara también a participar, pero una semana antes que el presidente. "Que viene el presidente Rajoy y hombre, no vamos a sacar a uno solo" les dijeron. Lo correcto, metidos en harina política era cubrir el expediente de la objetividad llevando al menos al líder de la oposición. Los de Ferraz la pillaron al vuelo.
La agenda de Sánchez está a tope, tiene que recorrer media España -como Rajoy- pueblo a pueblo, comunidad a comunidad, mientras que Albert Rivera y Pablo Iglesias tienen un calendario más despejado para acudir a las teles y las radios, reconocen los asesores del socialista. Ahora, ese agobio no es suficiente para desperdiciar una oportunidad así. Cuatro millones de espectadores es mucho más que un pelotazo. Más si el asunto da a los líderes un rostro más humano, los mete en el hogar del ciudadanos. Y ahí, los colaboradores del socialista tienen mucha más fe en la naturalidad de Sánchez y su mujer, la rubia y sonriente Begoña Gómez, frente a una pareja de apariencia más triste y taciturna, como son Mariano Rajoy y su mujer, Elvira Fernández Balboa -"Viri" para sus amigos- discreta y poco amiga de los saraos a la americana.
¿Paseará "Viri" con Fabiola -la mujer de Bertín- por La Moncloa, enseñándole las habitaciones, la cocina, compartiendo confidencias sobre los gustos culinarios de cada uno de sus maridos? Los amigos del matrimonio Rajoy-Fernández afirman que quien manda es siempre ella. Está por ver cómo van a funcionar para transmitir esa imagen de hogar feliz, familia normal -ninguna de las casas que Osborne ha sacado "En tu casa o en la mía" son normales ni por tamaño o lujo- en la residencia presidencial que han habitado los Rajoy durante estos cuatro años. El día que se emita el reportaje, el 2 de diciembre, estarán a 19 días de saber si el Palacio La Moncloa seguirá siendo su casa en los cuatros siguientes. O no.

Encontrar el tono y las maneras de la pareja presidencial -incluso si participara Viri sola o con otros amigos- puede dar tales quebraderos de cabeza a una parte de los organizadores, que lo que en un momento resultó una feliz idea puede convertirse en una pesadilla. Porque como reconoce una colaboradora de Pedro Sánchez, mucho más tranquila sobre las posibilidades de su jefe y su esposa en un formato así, estos programas pueden salirte como un tiro o pueden ser un desastre.

En el mismo PP hay ya quien se pregunta y busca al "ocurrente" que apostó por pedirle a Bertín que invitará al presidente a su casa. Consideran la apuesta una cita de alto riesgo, con un público que seguramente Rajoy ya tiene asegurado entre sus votantes -mayores de 50, más bien conservadores, nostálgicos del tufo añejo- mientras que lo que el presidente necesita es modernizar su imagen frente a Albert Rivera y Pedro Sánchez, que acudirá una semana antes que el presidente, el 25 de noviembre.
Para colmo, el hecho de que Bertín Osborne se enzarzara con Gema Nierga -en La SER- con sus seis muertos en Paracuellos y la necesidad de olvidar a las víctimas del franquismo y la memoria histórica, ha devuelto al presentador al lugar que le corresponde, de donde viene y que nunca ha ocultado, el rincón de un país de bodega, rancio, de cirios y caspa para una gran mayoría de españoles que lo miran con curiosidad cotilla, como las páginas del papel cuché, tan brillantes y lejanas. Aún no sabemos cuántos votos da el rosa. O cuántos quita.
La entrada Cuando Rajoy pide a Bertín Osborne que le invite a su casa aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 22 Nov 2015 01:42 AM PST
 | La Marea | 21/11/2015
"¿Qué es lo que regalan aquí?". La pregunta de una señora de mediana edad es comprensible: una interminable cola da la vuelta a la manzana. Todos los que la forman comparten un mismo objetivo: acceder cuanto antes a la recién inaugurada tienda de Primark en la madrileña Gran Vía. No, no regalan nada. Simplemente venden ropa barata. Muy barata.
La exitosa apertura de Primark es el ejemplo perfecto de cómo funciona la sociedad de consumo en uno de sus principales motores: la industria textil. Lo importante no es la etiqueta, sino el precio.Ninguno de los que ansían entrar parece tener en cuenta las condiciones en las que se han fabricado las prendas que están a punto de adquirir, sino la cantidad de ellas que pueden llevarse por poco dinero. Tampoco importa demasiado la calidad: la moda es cambiante, y la gran mayoría de esa ropa será reemplazada por otra igualmente barata en cuestión de meses.
"Es un poco descorazonador leer noticias como la de Primark después de décadas hablando del impacto que tiene nuestro consumo desaforado", se lamenta Laura Villadiego, coautora del blog Carro de combate y el libro del mismo nombre, en el que analiza el origen de los productos que consumimos y plantea alternativas sostenibles en materia medioambiental y de derechos humanos."Cambiar un comportamiento tan complejo como la manera en que las personas compran no es sencillo y requerirá algo más que concienciación".
En ese sentido, Villadiego no es demasiado optimista de cara al futuro. "Veo poco probable que haya un cambio real si no se empieza a introducir un pensamiento más crítico en las escuelas que llegue también a la forma en que se consume", apunta. "No obstante, la falta de transparencia que hay muchas veces por parte de las empresas en cuanto al impacto de su actividad tampoco facilita la tarea del consumidor concienciado. Aun así, creo que es reversible: aunque sea sólo en el aspecto medioambiental, creo que no nos quedará otra opción. Pero requiere de cambios en muchos niveles, tanto culturales como educativos e incluso legislativos, que no son fáciles de alcanzar", sentencia.
Nuevos tiempos
Pese a que ese futuro no parece precisamente halagüeño, lo cierto es que cada vez son más las alternativas al alcance del consumidor crítico. "Hay un pequeño sector de la población, que va en aumento, que valora el origen de los productos que consume", explica Sergio Alday, fundador de Justo Aki, tienda dedicada fundamentalmente al calzado, aunque también a los complementos, en la que todos los productos que se venden han sido fabricados bajo unas estrictas premisas éticas: desde la fabricación local hasta la no explotación de animales, pasando por el empleo de materiales biodegradables.
De cara a tratar de concienciar a la gente, Alday considera, como Villadiego, que la preocupación por el medio ambiente tendrá que jugar un papel protagonista. "La industria textil emplea muchas cantidades de agua y productos químicos tóxicos", sostiene. "Estos productos no solo afectan al medio ambiente: también a los trabajadores y al usuario final, ya que las prendas pueden contener muchos de estas sustancias químicas e incluso herbicidas y pesticidas. Me viene a la cabeza una frase que me dijo hace tiempo una amiga que durante muchos años trabajó en el departamento de diseño en una importante multinacional de ropa: "El color de los ríos en China es el color de moda en occidente".
Conocedora de esa realidad, la diseñadora Eva García decidió dar un paso en otra dirección. Es la gestora de la firma de moda sostenible Ecoology, y está convencida de que cada vez más gente está dispuesta a hacer un cambio en su manera de comprar ropa. "La concienciación es cada vez mayor. En parte, y por desgracia, debido a los últimos acontecimientos en los que han salido a la luz lascondiciones infrahumanas en las que se hacen las prendas que luego compramos y llevamos. Eso no gusta a muchos, y cada vez se buscan alternativas al consumo de ropa barata y el fast fashion. La ropa económica ya no es una opción para muchos: prefieren prendas hechas con otros valores, series limitadas de pequeños diseñadores, fabricadas de forma local o sostenible y que ofrezcan mas garantías. Al final, todo se reduce a una mayor calidad en toda la cadena de suministro, condiciones laborales dignas, mejores acabados y mejores tejidos", explica.
Para que todo ese cambio se produzca, hace falta una nueva mentalidad que debe comenzar en la manera que tenemos de ver la ropa que nos ponemos. "A la gente le gusta cambiar con mucha frecuencia", admite el fundador de Justo Aki. "Pero la realidad es que, a la larga, sale mucho más caro. Unos buenos zapatos son para toda la vida, unos vaqueros de calidad duran años y una mochila con costuras reforzadas y cremalleras de alta durabilidad la heredarán tus hijos y nietos". Eva García deja clara su filosofía al respecto. "Apostamos por hacer prendas con tejidos de mayor calidad para que duren en el armario. Cambiar constantemente de ropa es insostenible: estamos totalmente en contra de ese sistema que agota los recursos sin piedad".
Hecho en casa
Reciclar, reutilizar, reducir. Las clásicas tres erres del ecologismo encuentran en el consumo de ropa un lugar idóneo. Aunque quizá habría que añadir una cuarta que en el vocabulario de nuestros abuelos tenía mucha más cabida: remendar. Al calor de la crisis, los negocios centrados en los arreglos han crecido como setas. Antes de tirar una vieja prenda, muchos optan por arreglarla.Cambiar una cremallera, estrechar unos pantalones o coger un bajo son, cada vez más, unas opciones baratas que deben valorarse.
Por otra parte, crece el número de personas que prefieren comprar una máquina de coser para confeccionar su ropa en casa o que se apuntan a cursos y talleres, una alternativa que se ha multiplicado, especialmente en las grandes ciudades. Miss Costuras, en Madrid, ofrece clases de costura creativa, patchwork, tricot y crochet. "Viene gente de todo tipo: jóvenes, mayores… hasta niños", explica Beatriz, una de sus responsables. Por 55 euros y a razón de dos veces por semana, cualquiera puede aprender. "Empezamos hace dos años y hoy ya tenemos más de 100 alumnos", cuenta. "Las ventajas son muchas y muy variadas. La satisfacción que obtienes al confeccionar tu propia ropa no es comparable a comprarla en una tienda: sacar tu propio patrón, a tu medida… No tiene nada que ver. Además, está la parte social, casi terapéutica, de aprender a hacerlo en grupo: es muy entretenido y altamente recomendable para cualquier persona".
Más allá del cambio de hábitos, o incluso de las posibilidades que ofrece la autosuficiencia, el consumo responsable en materia textil pasa por un razonamiento esencial a la hora de comprar: si una prenda resulta extremadamente barata es, casi siempre, porque su fabricación le ha salido muy cara a alguien en algún lugar del mundo.
Origen: Otra moda es posible
La entrada Otra moda es posible aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Nov 2015 02:12 PM PST
Hispan TV | 21/11/2015
El régimen de Israel ha fabricado unas 115 bombas atómicas hasta el año 2014 utilizando 660 kilogramos de plutonio producidos por su reactor nuclear de Dimona, según estima un estudio elaborado en EE.UU.
De acuerdo con el informe del jueves del Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de Estados Unidos con sede en Washington, Israel produce plutonio a un ritmo acelerado desde hace 50 años, cuando el reactor de Dimona, situado en las afueras de la ciudad homónima, comenzó a funcionar.
"Hasta el día de hoy, Israel mantiene una postura ambigua sobre sus armas nucleares, aun cuando los documentos secretos desclasificados del Gobierno de EE.UU. confirman la existencia de armas nucleares israelíes", reza el estudio del Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de Estados Unidos.
Los investigadores del Instituto norteamericano, dirigido por David Albright, creen que cada una de las ojivas nucleares requiere de entre 3 a 5 kilogramos de plutonio y que Israel comenzó a desarrollar su primera arma nuclear tras las llamadas Guerras de los Seis Días del 1967.
Además destaca que "hasta el día de hoy, Israel mantiene una postura ambigua sobre sus armas nucleares, aun cuando los documentos secretos desclasificados del Gobierno de EE.UU. confirman la existencia de armas nucleares israelíes".
El centro de Dimona —subraya— es el "corazón de la producción de armas nucleares de Israel" y contiene "un número de instalaciones nucleares secretas para la producción de plutonio, incluido un reactor de agua pesada, una central de fabricación de combustible y una central de separación de plutonio, todas proporcionadas por Francia en la década de los 50 y principios de los 60".
El régimen de Tel Aviv también dispone de una "amplia gama de vehículos de lanzamiento para sus armas nucleares", señala el estudio. Precisa, además, que Israel cuenta con misiles balísticos capaces de portar ojivas nucleares Jericho.
Si Israel pretende realizar una ofensiva nuclear, también puede valerse de sus aviones y submarinos, capacitados para dicho uso, agrega el reporte.
La fuerza aérea israelí está en posesión del caza táctico McDonnell Douglas F-15D Eagle, de fabricación estadounidense.
Israel nunca ha permitido la inspección de sus centros nucleares y hace oídos sordos a las llamadas internacionales para que suscriba el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP).
Otro informe, publicado por el Boletín de los Científicos Atómicos, confirmó que Israel posee al menos 80 ojivas nucleares operativas y el material suficiente para producir hasta 190 más.
La entrada Nuevo informe: Israel posee 115 bombas atómicas aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Nov 2015 01:26 PM PST
Fort Apache | Hispan TV | 20/11/2015
Ciudadanos es un partido político fundado en 2006 en Barcelona y que hasta el pasado año sólo había conseguido representación en territorio catalán.
Se define como constitucionalista, postnacionalista y progresista. Y desde que en marzo entrara en el Parlamento Andaluz con 9 escaños, los sondeos no han dejado de otorgarles crecientes expectativas de voto que han servido para permitir gobernar al PP en Madrid y al PSOE en Andalucía.
Hoy por hoy han conseguido reducir a UPyD a una posición testimonial, amenazar electoralmente al Partido Popular y posicionarse como una fuerza renovadora de cara a las elecciones generales. En Fort Apache, con una mesa de nivel, analizamos el significado político de Ciudadanos y el papel que desempeña este partido en la política de estos días de España.
La entrada Fort Apache – Diseccionando Ciudadanos aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Nov 2015 10:32 AM PST
No es ningún reproche, pues cada día resulta más complicado conocer el pasado, pero no hay mejor ejemplo del desconocimiento general de nuestra verdadera historia, y por tanto de lo que fuimos y lo que somos, que aquel que ha convertido al protagonista de estas líneas en un desconocido en nuestro propio país (no así en otros países). Y para comprobar lo que aseguro no es necesario ojear los libros de texto, en los que no se encontrará ninguna referencia, pues si acaso, en materia docente, será en los apuntes o bibliografía de apoyo de los de estudios superiores de temática especializada donde se podrá hallar, y nunca con la profundidad debida. Pero ya digo que no hace falta. Solo es necesario preguntar a diez personas menores de 60 años por Durruti, y si cinco de ellas os dicen algo más que aquello de que les suena de algo, podréis decir que vuestro círculo de relaciones no es común.
Siguen siendo malos tiempos para la lírica. Ya le dediqué ayer mi modesto tributo por el aniversario de su muerte, y no tenía pensado volver a mencionar a Durruti en una temporada. Pero esta mañana repasando los comentarios en Facebook, en una entrada que me ha sorprendido gratamente por una repercusión que no esperaba incluso en este medio, me he encontrado con uno que me ha llamado la atención.
Aclaro que no creo que ese comentario sea malintencionado, y precisamente por eso me interesa. En realidad es, aunque sin que el autor lo mencione, una copia literal de un párrafo que me resultaba familiar. Lo he comprobado, y efectivamente, pertenece a un artículo escrito en 1993 por Andeu Manresa, uno de los periodistas en plantilla de El País, aún hoy en activo.
Ese artículo, titulado "Así murió Durruti" tiene su enjundia, porque hablamos de El País, un medio que hasta no hace muchos años era considerado una referencia periodística mundial, y a cuya hemeroteca se acude desde todos los ámbitos y lugares para recabar información o contrastar noticias. Pues bien, el artículo en cuestión se parece mucho más a una novela infantil nada inocente, que a una información rigurosa.
No es el único caso, hay miles de ellos. Artículos que se presentan como información y, desde una perspectiva periodística, no llegan a ser siquiera mierda. Pero es que la memoria de los pueblos y su historia se cocinan a fuego lento desde los fogones del poder, tanto como para que el mundo esté lleno de camisetas del Che, y muy pocas veces se vean menciones a alguien como Buenaventura Durruti, a quien Barcelona entera (como en aquel momento pudo haber sido Madrid o Valencia), rindió homenaje en la calle el día de su entierro.
Sería muy sencillo redactar una réplica a aquel bodrio que hoy sirve de fuente, pero eso ya lo hizo maravillosamente en su momento alguien con mucha mayor autoridad en la materia. Abel Paz (Diego Camacho Escámez). Y aquí está, para que al menos por unos años no se pierda.
CapturaPulsa en la imagen para ampliar
Por si alguien no conoce a Abel Paz, aquí dejo también una entrevista realizada por Frédéric Goldbronn en 1999 que merece ser vista y recordada.
Fuente de la imágen del artículo: enlace
La entrada Cómo se deforma la historia. Un ejemplo práctico aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada