sábado, 28 de noviembre de 2015

Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Posted: 27 Nov 2015 03:04 AM PST
El pasado día 25 de noviembre se cumplieron 100 años desde la presentación ante la Academia Prusiana de Ciencias, en Berlín, de la Teoría de la Relatividad.
No solo por esta histórica aportación sino por todo lo logrado a lo largo de su vida en materia científica, hoy nadie discutiría la extraordinaria inteligencia de A. Einstein y, sin embargo, las ideas que a alguien como él le parecían aconsejables, hoy serían consideradas inaceptablemente radicales no solo en el espectro del imaginario común sino incluso en el ámbito académico e intelectual mayoritario.
Hasta ese punto se ha impuesto el capitalismo.
albert-einstein1

¿Por qué socialismo?

Albert Einstein | Monthly Review | Mayo 1949
¿Debe quién no es un experto en cuestiones económicas y sociales opinar sobre el socialismo? Por una serie de razones creo que si.
Permítasenos primero considerar la cuestión desde el punto de vista del conocimiento científico. Puede parecer que no hay diferencias metodológicas esenciales entre la astronomía y la economía: los científicos en ambos campos procuran descubrir leyes de aceptabilidad general para un grupo circunscrito de fenómenos para hacer la interconexión de estos fenómenos tan claramente comprensible como sea posible. Pero en realidad estas diferencias metodológicas existen. El descubrimiento de leyes generales en el campo de la economía es difícil por que la observación de fenómenos económicos es afectada a menudo por muchos factores que son difícilmente evaluables por separado. Además, la experiencia que se ha acumulado desde el principio del llamado período civilizado de la historia humana –como es bien sabido– ha sido influida y limitada en gran parte por causas que no son de ninguna manera exclusivamente económicas en su origen. Por ejemplo, la mayoría de los grandes estados de la historia debieron su existencia a la conquista. Los pueblos conquistadores se establecieron, legal y económicamente, como la clase privilegiada del país conquistado. Se aseguraron para sí mismos el monopolio de la propiedad de la tierra y designaron un sacerdocio de entre sus propias filas. Los sacerdotes, con el control de la educación, hicieron de la división de la sociedad en clases una institución permanente y crearon un sistema de valores por el cual la gente estaba a partir de entonces, en gran medida de forma inconsciente, dirigida en su comportamiento social.
Pero la tradición histórica es, como se dice, de ayer; en ninguna parte hemos superado realmente lo que Thorstein Veblen llamó "la fase depredadora" del desarrollo humano. Los hechos económicos observables pertenecen a esa fase e incluso las leyes que podemos derivar de ellos no son aplicables a otras fases. Puesto que el verdadero propósito del socialismo es precisamente superar y avanzar más allá de la fase depredadora del desarrollo humano, la ciencia económica en su estado actual puede arrojar poca luz sobre la sociedad socialista del futuro.
En segundo lugar, el socialismo está guiado hacia un fin ético-social. La ciencia, sin embargo, no puede establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos; la ciencia puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines. Pero los fines por si mismos son concebidos por personas con altos ideales éticos y –si estos fines no son endebles, sino vitales y vigorosos– son adoptados y llevados adelante por muchos seres humanos quienes, de forma semi-inconsciente, determinan la evolución lenta de la sociedad.
Por estas razones, no debemos sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos; y no debemos asumir que los expertos son los únicos que tienen derecho a expresarse en las cuestiones que afectan a la organización de la sociedad. Muchas voces han afirmado desde hace tiempo que la sociedad humana está pasando por una crisis, que su estabilidad ha sido gravemente dañada. Es característico de tal situación que los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen. Como ilustración, déjenme recordar aquí una experiencia personal. Discutí recientemente con un hombre inteligente y bien dispuesto la amenaza de otra guerra, que en mi opinión pondría en peligro seriamente la existencia de la humanidad, y subrayé que solamente una organización supranacional ofrecería protección frente a ese peligro. Frente a eso mi visitante, muy calmado y tranquilo, me dijo: "¿porqué se opone usted tan profundamente a la desaparición de la raza humana?"
Estoy seguro que hace tan sólo un siglo nadie habría hecho tan ligeramente una declaración de esta clase. Es la declaración de un hombre que se ha esforzado inútilmente en lograr un equilibrio interior y que tiene más o menos perdida la esperanza de conseguirlo. Es la expresión de la soledad dolorosa y del aislamiento que mucha gente está sufriendo en la actualidad. ¿Cuál es la causa? ¿Hay una salida?
Es fácil plantear estas preguntas, pero difícil contestarlas con seguridad. Debo intentarlo, sin embargo, lo mejor que pueda, aunque soy muy consciente del hecho de que nuestros sentimientos y esfuerzos son a menudo contradictorios y obscuros y que no pueden expresarse en fórmulas fáciles y simples.
El hombre es, a la vez, un ser solitario y un ser social. Como ser solitario, procura proteger su propia existencia y la de los que estén más cercanos a él, para satisfacer sus deseos personales, y para desarrollar sus capacidades naturales. Como ser social, intenta ganar el reconocimiento y el afecto de sus compañeros humanos, para compartir sus placeres, para confortarlos en sus dolores, y para mejorar sus condiciones de vida. Solamente la existencia de éstos diferentes, y frecuentemente contradictorios objetivos por el carácter especial del hombre, y su combinación específica determina el grado con el cual un individuo puede alcanzar un equilibrio interno y puede contribuir al bienestar de la sociedad. Es muy posible que la fuerza relativa de estas dos pulsiones esté, en lo fundamental, fijada hereditariamente. Pero la personalidad que finalmente emerge está determinada en gran parte por el ambiente en el cual un hombre se encuentra durante su desarrollo, por la estructura de la sociedad en la que crece, por la tradición de esa sociedad, y por su valoración de los tipos particulares de comportamiento. El concepto abstracto "sociedad" significa para el ser humano individual la suma total de sus relaciones directas e indirectas con sus contemporáneos y con todas las personas de generaciones anteriores. El individuo puede pensar, sentirse, esforzarse, y trabajar por si mismo; pero él depende tanto de la sociedad -en su existencia física, intelectual, y emocional- que es imposible concebirlo, o entenderlo, fuera del marco de la sociedad. Es la "sociedad" la que provee al hombre de alimento, hogar, herramientas de trabajo, lenguaje, formas de pensamiento, y la mayoría del contenido de su pensamiento; su vida es posible por el trabajo y las realizaciones de los muchos millones en el pasado y en el presente que se ocultan detrás de la pequeña palabra "sociedad".
Es evidente, por lo tanto, que la dependencia del individuo de la sociedad es un hecho que no puede ser suprimido  –exactamente como en el caso de las hormigas y de las abejas–. Sin embargo, mientras que la vida de las hormigas y de las abejas está fijada con rigidez en el más pequeño detalle, los instintos hereditarios, el patrón social y las correlaciones de los seres humanos son muy susceptibles de cambio. La memoria, la capacidad de hacer combinaciones, el regalo de la comunicación oral ha hecho posible progresos entre los seres humanos que son dictados por necesidades biológicas. Tales progresos se manifiestan en tradiciones, instituciones, y organizaciones; en la literatura; en las realizaciones científicas e ingenieriles; en las obras de arte. Esto explica que, en cierto sentido, el hombre puede influir en su vida y que puede jugar un papel en este proceso el pensamiento consciente y los deseos.
El hombre adquiere en el nacimiento, de forma hereditaria, una constitución biológica que debemos considerar fija e inalterable, incluyendo los impulsos naturales que son característicos de la especie humana. Además, durante su vida, adquiere una constitución cultural que adopta de la sociedad con la comunicación y a través de muchas otras clases de influencia. Es esta constitución cultural la que, con el paso del tiempo, puede cambiar y la que determina en un grado muy importante la relación entre el individuo y la sociedad como la antropología moderna nos ha enseñado, con la investigación comparativa de las llamadas culturas primitivas, que el comportamiento social de seres humanos puede diferenciar grandemente, dependiendo de patrones culturales que prevalecen y de los tipos de organización que predominan en la sociedad. Es en esto en lo que los que se están esforzando en mejorar la suerte del hombre pueden basar sus esperanzas: los seres humanos no están condenados, por su constitución biológica, a aniquilarse o a estar a la merced de un destino cruel, infligido por ellos mismos.
Si nos preguntamos cómo la estructura de la sociedad y de la actitud cultural del hombre deben ser cambiadas para hacer la vida humana tan satisfactoria como sea posible, debemos ser constantemente conscientes del hecho de que hay ciertas condiciones que no podemos modificar. Como mencioné antes, la naturaleza biológica del hombre es, para todos los efectos prácticos, inmodificable. Además, los progresos tecnológicos y demográficos de los últimos siglos han creado condiciones que están aquí para quedarse. En poblaciones relativamente densas asentadas con bienes que son imprescindibles para su existencia continuada, una división del trabajo extrema y un aparato altamente productivo son absolutamente necesarios. Los tiempos — que, mirando hacia atrás, parecen tan idílicos — en los que individuos o grupos relativamente pequeños podían ser totalmente autosuficientes se han ido para siempre. Es sólo una leve exageración decir que la humanidad ahora constituye incluso una comunidad planetaria de producción y consumo.
Ahora he alcanzado el punto donde puedo indicar brevemente lo que para mí constituye la esencia de la crisis de nuestro tiempo. Se refiere a la relación del individuo con la sociedad. El individuo es más consciente que nunca de su dependencia de sociedad. Pero él no ve la dependencia como un hecho positivo, como un lazo orgánico, como una fuerza protectora, sino como algo que amenaza sus derechos naturales, o incluso su existencia económica. Por otra parte, su posición en la sociedad es tal que sus pulsiones egoístas se están acentuando constantemente, mientras que sus pulsiones sociales, que son por naturaleza más débiles, se deterioran progresivamente. Todos los seres humanos, cualquiera que sea su posición en la sociedad, están sufriendo este proceso de deterioro. Los presos a sabiendas de su propio egoísmo, se sienten inseguros, solos, y privados del disfrute ingenuo, simple, y sencillo de la vida. El hombre sólo puede encontrar sentido a su vida, corta y arriesgada como es, dedicándose a la sociedad.
La anarquía económica de la sociedad capitalista tal como existe hoy es, en mi opinión, la verdadera fuente del mal. Vemos ante nosotros a una comunidad enorme de productores que se están esforzando incesantemente privándose de los frutos de su trabajo colectivo –no por la fuerza, sino en general en conformidad fiel con reglas legalmente establecidas–. A este respecto, es importante señalar que los medios de producción –es decir, la capacidad productiva entera que es necesaria para producir bienes de consumo tanto como capital adicional– puede legalmente ser, y en su mayor parte es, propiedad privada de particulares.
En aras de la simplicidad, en la discusión que sigue llamaré "trabajadores" a todos los que no compartan la propiedad de los medios de producción –aunque esto no corresponda al uso habitual del término–. Los propietarios de los medios de producción están en posición de comprar la fuerza de trabajo del trabajador. Usando los medios de producción, el trabajador produce nuevos bienes que se convierten en propiedad del capitalista. El punto esencial en este proceso es la relación entre lo que produce el trabajador y lo que le es pagado, ambos medidos en valor real. En cuanto que el contrato de trabajo es "libre", lo que el trabajador recibe está determinado no por el valor real de los bienes que produce, sino por sus necesidades mínimas y por la demanda de los capitalistas de fuerza de trabajo en relación con el número de trabajadores compitiendo por trabajar. Es importante entender que incluso en teoría el salario del trabajador no está determinado por el valor de su producto.
El capital privado tiende a concentrarse en pocas manos, en parte debido a la competencia entre los capitalistas, y en parte porque el desarrollo tecnológico y el aumento de la división del trabajo animan la formación de unidades de producción más grandes a expensas de las más pequeñas. El resultado de este proceso es una oligarquía del capital privado cuyo enorme poder no se puede controlar con eficacia incluso en una sociedad organizada políticamente de forma democrática. Esto es así porque los miembros de los cuerpos legislativos son seleccionados por los partidos políticos, financiados en gran parte o influidos de otra manera por los capitalistas privados quienes, para todos los propósitos prácticos, separan al electorado de la legislatura. La consecuencia es que los representantes del pueblo de hecho no protegen suficientemente los intereses de los grupos no privilegiados de la población. Por otra parte, bajo las condiciones existentes, los capitalistas privados inevitablemente controlan, directamente o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y de hecho en la mayoría de los casos absolutamente imposible, para el ciudadano individual obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos políticos.
La situación que prevalece en una economía basada en la propiedad privada del capital está así caracterizada en lo principal: primero, los medios de la producción (capital) son poseídos de forma privada y los propietarios disponen de ellos como lo consideran oportuno; en segundo lugar, el contrato de trabajo es libre. Por supuesto, no existe una sociedad capitalista pura en este sentido. En particular, debe notarse que los trabajadores, a través de luchas políticas largas y amargas, han tenido éxito en asegurar una forma algo mejorada de "contrato de trabajo libre" para ciertas categorías de trabajadores. Pero tomada en su conjunto, la economía actual no se diferencia mucho de capitalismo "puro". La producción está orientada hacia el beneficio, no hacia el uso. No está garantizado que todos los que tienen capacidad y quieran trabajar puedan encontrar empleo; existe casi siempre un "ejército de parados". El trabajador está constantemente atemorizado con perder su trabajo. Desde que parados y trabajadores mal pagados no proporcionan un mercado rentable, la producción de los bienes de consumo está restringida, y la consecuencia es una gran privación. El progreso tecnológico produce con frecuencia más desempleo en vez de facilitar la carga del trabajo para todos. La motivación del beneficio, conjuntamente con la competencia entre capitalistas, es responsable de una inestabilidad en la acumulación y en la utilización del capital que conduce a depresiones cada vez más severas. La competencia ilimitada conduce a un desperdicio enorme de trabajo, y a ése amputar la conciencia social de los individuos que mencioné antes.
Considero esta mutilación de los individuos el peor mal del capitalismo. Nuestro sistema educativo entero sufre de este mal. Se inculca una actitud competitiva exagerada al estudiante, que es entrenado para adorar el éxito codicioso como preparación para su carrera futura.
Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual.
Sin embargo, es necesario recordar que una economía planificada no es todavía socialismo. Una economía planificada puede estar acompañada de la completa esclavitud del individuo. La realización del socialismo requiere solucionar algunos problemas sociopolíticos extremadamente difíciles: ¿cómo es posible, con una centralización de gran envergadura del poder político y económico, evitar que la burocracia llegue a ser todopoderosa y arrogante? ¿Cómo pueden estar protegidos los derechos del individuo y cómo asegurar un contrapeso democrático al poder de la burocracia?
Tener claras las metas y problemas del socialismo es de gran importancia en esta época de transición. Y dado que, en las circunstancias actuales, la discusión libre y sin trabas de estos problemas se ha vuelto tabú, considero la fundación de esta revista un importante servicio público.
La entrada ¿Por qué socialismo? aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 27 Nov 2015 02:02 AM PST

Redacción/Rokambol/27.11.15
La vicepresidenta ha de asistir a una tertulia sobre curling en Tele 5.
El vergonzoso escándalo provocado por la huída de Mariano Rajoy ante el debate de Antena 3 se ha convertido en fastuoso ridículo después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, haya delegado, a su vez, en una prima hermana suya para que represente al candidato del Partido Popular en el enfrentamiento televisado con los líderes de la oposición, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera.
Sin embargo, diversas fuentes consultadas por esta redacción creen que la sustituta de Soraya, cuyo nombre aún no se ha hecho público, estaría también pensando en enviar a la televisión a un tío carnal de su cuñado, un profesor mallorquín de kendo que ya advirtió, en su día, que delegaría en un amigo de su padre si alguna vez se le pedía que asistiera a un debate en Antena 3 con Iglesias, Sánchez y Rivera.
El equipo de Antena 3 encargado de preparar el debate podría encontrarse ya en la isla balear para recabar información sobre el nuevo representante del candidato a la presidencia del Gobierno, pero el mal tiempo y la escasa preparación de los guionistas en las artes marciales están dificultando enormemente las labores de entendimiento con el sustituto. "Nos está rompiendo la espalda con una puta katana de madera", informan.   Más en Rokambol
La entrada Santamaría envía ahora a una prima hermana suya al debate con Iglesias, Sánchez y Rivera en Antena 3   aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 27 Nov 2015 01:24 AM PST

Rosa María Artal | El Diario | 27/11/2015
Constatamos a diario  el profundo cambio operado en la sociedad occidental y en la española como apéndice que nos afecta específicamente. Apenas damos crédito a lo que estamos viviendo y al contraste que ofrece con momentos similares años atrás. ¿Qué ha podido ocurrirle a esta sociedad, a los gobernantes que la representan, para reaccionar como lo están haciendo? El impacto ahora son los atentados de París de hace dos semanas y la amenaza del terrorismo yihadista que, de repente, paraliza ciudades enteras como Bruselas. No nació ayer ni se gestó en tres días. Lo que sí regresa es la siembra del miedo y el recorte de libertades. Un clásico. 'La Doctrina del Shock ' –brillante imagen literaria de la periodista y escritora Naomi Klein- está asestando una nueva descarga.
Pocas evidencias serán más significativas que las que enfrentan a Francia en 2003 y en 2015. Entonces, el Gobierno de París lideró la oposición a la invasión de Irak guiada –como el tiempo demostró- por los habituales intereses comerciales y de hegemonía política y besándose en mentiras: las inexistentes armas de destrucción masiva. Pero también la lucha contra el terrorismo y "el eje del mal". Es paradójico que aquello, la guerra de Irak, fuera el germen donde creció ISIS que ahora ha atacado París.
El discurso en la ONU, en febrero de 2003, del político conservador Dominique De Villepin, un intelectual, escritor y poeta, ha entrado en los anales de la historia. Razonaba por qué era prioritaria la paz, desde "un país viejo, Francia, un viejo continente como el mío, Europa, que les dice hoy, que ha experimentado guerras, la ocupación y la barbarie". Es el mismo país, un poco más viejo, el ahora liderado por dos socialistas, Françoise Hollande y Manuel Valls -funcionario el uno, político temprano con estudios de historia el otro- que han descubierto su pasión por la guerra. Aunque la venta de armas de Francia a contendientes del polvorín sirio y sus ideólogos aportara algún síntoma y, desde luego, de doble moral. Villepin, regresa con un artículo en Liberation donde titula y argumenta en detalle: " La guerra no nos hace más fuertes, nos hace vulnerables". "Responder con la fuerza [a Daesh] equivale a apagar fuego con un lanzallamas", destaca.
La cercanía de las víctimas que dejó la barbarie terrorista en París, explica la conmoción –aunque sean muchos más los abatidos por la misma causa fuera de Europa-. Pero la reacción sobredimensionada de los gobiernos no hace sino aumentar la sensación de peligro y puede que la amenaza real. Nada peor que el miedo y el desconcierto para que el agresor se crezca.
Y está teniendo otras consecuencias menos evidentes que deberían hacer recelar a los ciudadanos. El Reino Unido de Cameron, en su cruzada para desmantelar la sanidad pública, NHS, argumenta para su dotación presupuestaria las mayores necesidades "en seguridad" y en Ejército –también se apunta entusiasta a la guerra-. La seguridad total no existe, pero muchos podrán empezar a morir de cualquier enfermedad con varios policías patrullando su agonía.
La reacción sobredimensionada de los gobiernos no hace sino aumentar la sensación de peligro y puede que la amenaza real
Cierre de fronteras, asaltos sin respetar lo más elemental, culpas indiscriminadas… récord de alzas bursátiles para las empresas de armas y políticos de mano dura que suben su cotización electoral.
Es la sociedad quien se la da. Quien al parecer optaría por vivir en una jaula –con televisión y dispositivos móviles, eso sí-  con tal de que le garanticen la entelequia de la seguridad.  Los gobernantes tienen, sin duda, la obligación de proporcionárnosla, sin errores, ni trampas por cierto, y respetando derechos. Pero ni aun así la inmortalidad está garantizada.
España, nuestro calvario particular, también nos alarma.  En momentos críticos ,la amenaza exige un gobierno con experiencia como el de Rajoy, nos clavó de propaganda TVE (sin consecuencia alguna). ¿Experiencia en qué? Dada la desvergüenza con la que el terrorismo es usado como baza electoral, convendrá recordar un hecho objetivo: el 11M se produjo con el PP en el Gobierno y Rajoy de vicepresidente. Y en ese día está otra gran diferencia de la preocupante transformación social operada. Todavía es el atentado más grave que se ha producido en Europa,y los españoles reaccionamos sin miedo y castigando la manipulación.
Por cierto, nadie nos ha explicado la mutación del Pacto Antiterrorista aprobado en febrero por PP y PSOE en Pacto Antiyihadista. Ni que se hayan evaporado las reticencias dentro del partido socialista y el frontal rechazo del resto de la oposición por su merma de libertades y derechos para todos. Ni que sea ahora "esencial" suscribirlo bajo amenaza de excomunión del club de los responsables, dando por hecho que bombardear es el único camino.
El problema es más complejo. Exigíamos, el 15M, con más del 80% de aceptación popular, "no ser mercancía en manos de políticos y banqueros", y ahora , según las encuestas, les vamos a dar un cheque en blanco por 4 años. Para las sobras que hayan quedado.  Se tragan recortes, mentiras, la más hedionda corrupción. Sabemos que hay mucho corrupto vocacional en España pero ni siquiera eso lo explicaría.
Cuesta también entender a un país que vivió un golpe de Estado, una guerra civil de 3 años, y 40 más de dictadura que siguió matando, con miles de muertos aún por las cunetas, con las heridas incurables de tal atrocidad, vivir semejante festín de franquismo en el aniversario de la muerte de su héroe. Con total permisividad.  Y tanto o más -por lo que implica acerca de nuestro futuro- la ofensiva banalidad con la que el candidato sepia, Albert Rivera, y sus Ciudadanos equiparan a "rojos y azules" en busca de no sé qué tiempo nuevo, a edificar, sí, pero sobre bases de mayor respeto, entidad y cordura.
¿Qué nos ha pasado a todos? nos preguntamos. Los que lo hacemos, porque hay miles aposentados en su recreo enjaulado pensando solo en seguir jugando.
La nueva crisis de las muchas que nos han sacudido parte (2007) de una debacle alimentaria provocada por la especulación, con incremento brutal del precio de los alimentos básicos en grandes regiones del planeta, y de un alza desmesurada del petróleo. Con las guerras, las variantes habituales. Puede que la mayor diferencia con ocasiones anteriores  sea la comunicación masiva. Los mensajes que distribuye la prensa adoctrinada. El mundo feliz de Huxley o el infeliz que solo encuentra amparo en un Gran Hermano protector y controlador. "Os exprimiremos hasta la saciedad y luego os llenaremos con nuestra propia esencia", escribía George Orwell en su libro '1984'. Primero hay que dejar espacio con la electroconvulsión, con una sacudida tras otra. Se ha abierto la veda, como ya comentamos, para desenmascarar a los periodistas cortesanos, pero ahí siguen impertérritos. Lo que empieza a calar al menos es el papel determinante de muchos medios convencionales en cuanto nos ocurre.
Están llegando a conminar para que España vaya a la guerra, como hace el diario El País (sin contar a los periódicos conservadores habituales). Al tiempo de colocar en portada de la web y con foto de Pablo Iglesias el clásico de 'la Caverna' de vincular con ETA a quien no secunde sus ansias belicistas y por boca de una víctima del terrorismo de ETA. Los candidatos de la prensa, de cada televisión, están claros. ¿Quién compite con semejante aparato para que todo siga igual y cumpliendo determinados objetivos?
Pero la sociedad no es inocente. Cada persona adulta dispone de cerebro y, con él, de sentimientos y ética, aunque intente acallarlos. De una familia o de un colectivo ante el que responder. Capacidad de elegir, al menos en algún grado.
Vivimos un momento similar al que siguió al 11S, gestionado por el peor presidente de los EEUU, George Bush. El que recortó libertades, el que arruinaría las arcas de su país. La máquina del shock, encendida, trabaja de nuevo sin descanso ¿Dónde están los franceses que buscaban la playa bajo los adoquines? ¿Dónde los españoles hartos de latrocinios, abusos y fomento de la desigualdad?  ¿Cómo es posible que el PP pueda ser el partido más votado y con Mariano Rajoy de cabeza de lista, en quien no tiene "ninguna confianza" más de la mitad de los españoles y poca casi el 30%? ¿El que se burla de todos nosotros al huir de los debates yendo al mismo tiempo a programas fáciles de entretenimiento? ¿Cómo es posible?  ¿O la otra derecha presentada por los vendedores clónicos mejor entrenados para la misión? No es fácil el panorama electoral pero menos es la vida que por esta senda nos espera.
En la navidad de 1969, Franco dijo en su mensaje de fin de año a los españoles concluido su programa de sucesión y reformas de leyes: "Todo está atado y bien atado". Se ha demostrado cierto. Y no sólo en España.  Y aquí estamos, sujetos a la camilla. para recibir cuantas descargas consideren convenientes. Unos contentos, otros tratando de zafarnos. Sabemos que cualquier lazo es susceptible de ser desanudado. De no hacerlo, como siempre nos dará otra vuelta más. Y que la electroconvulsión llega a abrasar el cerebro y la dignidad.
La entrada Nueva descarga de la Doctrina del Shock aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 27 Nov 2015 12:06 AM PST
Mariano Rajoy y su padre (a la derecha) en una foto de archivo
Pedro Águeda | El Diario | 26/11/2015
En un breve escrito de dos páginas, la Fiscalía se opone a que el Tribunal Supremo investigue las dos querellas presentadas contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el cargo a las arcas públicas de los cuidados de su padre como dependiente. El Ministerio Público no entra a valorar en momento alguno los hechos recogidos en las informaciones de eldiario.es y alega que los demandantes no han aportado más datos de los que en ellas se ofrecen.
El pasado 14 de octubre, eldiario.es publicó que Rajoy carga a los presupuestos de La Moncloa los gastos derivados del cuidado y acompañamiento de su padre, un juez jubilado de 95 años que reside en la residencia del Palacio de La Moncloa desde que sufriera un ictus en marzo de 2014. Según la misma información, dos sanitarios eventuales realizan esa tarea, excluida de los servicios estrictamente sanitarios a los que sí tienen derecho el presidente, su familia, los altos cargos de La Moncloa y los mandatarios extranjeros en visita oficial.
La Defensora del Paciente y el partido Soberanía presentaron sendas querellas contra Mariano Rajoy por malversación de fondos públicos, y prevaricación y/o malversación, respectivamente. Ambas organizaciones se dirigieron al Tribunal Supremo dada la condición de aforado del presidente del Gobierno. La Sala Segunda solicitó informe a la Fiscalía, que se opuso el pasado 4 de noviembre, en un escrito que adelantó Vozpopuli.com.
En el escrito, la Fiscalía se limita a citar jurisprudencia. "Como se dice en el auto de esta misma Sala de 18 de junio de 2012, la circunstancia de que éstos (los hechos) aparecieran en sucesivas informaciones periodísticas, publicadas por diversos medios de comunicación, que el denunciante resume y expone, sin aportar apenas ningún otro dato objetivo adicional del que haya podido tener conocimiento, excluye la posibilidad de admitir denuncia", reproduce el Ministerio Público.
En una segunda información, eldiario.es explicó que Moncloa decidió asumir el coste de los cuidados de Rajoy después de abonar una factura de 3.600 euros a la empresa El Bastón S.L, que se encargó de añadir cuidados privados a los que ya recibía el padre de Rajoy de los empleados de la sanidad pública durante un mes de estancia en el Hospital La Paz. La transferencia a la empresa fue realizada por el paciente, Mariano Rajoy Sobredo. Entonces, los servicios médicos de Moncloa pidieron un presupuesto a la empresa, que cifró en 5.000 euros los cuidados mensuales, día y noche, al anciano. "Vamos a buscar otra fórmula", se contestó desde Moncloa, según fuentes de la empresa.
"La mera remisión al contenido de las informaciones supone que quien interpone la querella no asume como propia la imputación de tales hechos ni, por ello, las responsabilidades que podrían derivarse de una eventual falsedad", reproduce la Fiscalía de otros autos del Supremo, esta vez en un auto de 7 de junio de 2010.
En otros autos de 20 de octubre de 2014 y 18 de junio de 2012, la Sala, según alega la Fiscalía, dice que "no se justifica la apertura de un procedimiento penal cuando el querellante se limita a afirmar la existencia de un delito sobre la base de una información periodística publicada por un medio de comunicación, sin aportar ningún otro dato objetivo adicional del que haya podido tener conocimiento y que permita su encaje en algún tipo penal".
La entrada La Fiscalía se opone a que el Supremo investigue el pago de los cuidados del padre de Rajoy con fondos públicos aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Nov 2015 02:19 PM PST
Coordinadora 25S | 26/11/2015
Rajoy voto.El pasado 6 de octubre decidimos contactar con la Oficina de la OSCE para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR), para solicitarles que realizaran la monitorización electoral de los próximos comicios del 20 de diciembre de 2015 en el Estado español. Pocos días después nos respondieron comunicándonos que iban a proceder a enviar una misión de evaluación para valorar esta solicitud.
El 3 de noviembre fuimos convocados a una reunión en Madrid con dos representantes de OSCE/ODIHR en la que pudimos transmitirles nuestras inquietudes y razones para solicitar esta misión.
Acabamos de recibir el informe final en el que comunican que han decidido enviar observadores electorales para evaluar las elecciones generales al Parlamento español del próximo 20 de diciembre.
En las 'Conclusiones y recomendaciones' de dicho informe concluyen que  "La misión de evaluación de la OSCE/ODIHR recomienda el despliegue de una misión de evaluación electoral específica para examinar las cuestiones esbozadas en este informe, como son el marco jurídico, la financiación de los partidos políticos y las campañas, reglamentos de votación por correo, así como cobertura de la campaña electoral por los medios de comunicación." También se hacen eco de la falta de confianza pública en el gobierno y los partidos políticos "socavada por una serie de escándalos de corrupción y una crisis económica continua.", de las complicaciones de realizar actos electorales en lugares públicos tras la aprobación de la nueva y represiva Ley de Seguridad Ciudadana, así como recordar los ataques contra periodistas que cubren manifestaciones y de las lagunas de la tan esperada Ley de Transparencia.
Desde nuestra organización consideramos esta decisión de la OSCE/ODIHR como muy importante, al poner en evidencia las graves deficiencias democráticas del Régimen del 78, en el que ni siquiera en su simulacro democrático de votar cada cuatro años, se garantizan los derechos y libertades de la ciudadanía.
En este enlace puedes leer el informe completo traducido y el informe original eninglés.
Para conocer los antecedentes de esta iniciativa de la Coordinadora 25s tienes toda la información en esta entrada de nuestro blog.
La entrada La OSCE enviará observadores a las elecciones del 20D aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Nov 2015 12:42 PM PST
eldiario.es | 26/11/2015
Albert Rivera demandará en los tribunales a Juan Carlos Monedero por lo que ocurre en este vídeo:
El líder de Ciudadanos, según han confirmado fuentes del partido a eldiario.es, está preparando una demanda por lo que entienden que es una insinuación de Monedero de que Albert Rivera es consumidor de cocaína. El fundador de Podemos se tocó la nariz cuando hablaba de Rivera entre las risas del público en una charla en un teatro de Madrid organizada por la revista satírica Mongolia con Edu Galán y Pere Rusiñol.
"España se merece una política limpia" y "no se puede atentar contra el honor de los adversarios políticos con mentiras", ha manifestado el presidente de Ciudadanos en una nota de prensa enviada por el partido en la que se informaba de que Rivera "adoptará acciones judiciales contra Monedero por utilizar mentiras y calumnias para dañar su honor".
"¿Qué opina del juego sucio? Porque Monedero insinuó que usted se drogaba…", le ha preguntado la periodista Esther Esteban en Las Mañanas de RNE a Albert Rivera. "A mí me parece que si Podemos ha venido a la política española como esa, pues no hacía falta. Ni la vieja política ni los viejos partidos se atreverían a hacer una cosa como esa. A mí no se me ocurriría hacer eso con el honor de un adversario. Cuando se acaban las ideas, cuando se pone uno nervioso, se dedica uno a hacer esas cosas. A la política hemos venido algunos para volver a recuperar la confianza y no a entrar en este juego", ha explicado.
En la misma entrevista, previa a la decisión de presentar una denuncia, Rivera ha añadido: "El señor Monedero no nos va a dar lecciones de ética a nadie. En todo caso, al margen de la política y la campaña, tenemos que hacer una reflexión porque si partidos como Podemos han venido a hacer eso, que reflexionen, porque España se merece una política limpia y si alguien quiere debatir, encantado, pero buscar el deshonor con mentiras y difamaciones me parece reprobable".
El fundador y exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero arremetió el martes por la noche contra el candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera. Durante una charla organizada por la revista satírica  Mongolia, Monedero responde a los ataques que vertió el líder de Ciudadanos contra él en una entrevista en  El Objetivo de Ana Pastor. Preguntado por los supuestos problemas de su vicesecretario general con Hacienda, Rivera acusa a Monedero de haber cobrado por un informe inexistente. En un ambiente festivo, en una conversación con Edu Galán y Pere Rusiñol en un teatro madrileño, Monedero  se toca la nariz cuando habla de Rivera entre las risas del público y mientras Galán hace el gesto de cortar. 
Monedero también critica que Albert Rivera haya pedido que España participe en las acciones militares que se llevan acabo por Francia, Rusia y EE UU en Siria e Irak. "Es muy cómodo decir que hay que ir a la guerra. Vete tú el primero. Rivera, ponte un traje caqui y vete". "Que la nueva España que quiere verse representada sin la caspa de esta gente no nos la robe un vendedor de preferentes haciéndose el guapo".
Puedes ver aquí el vídeo completo de la charla:
La entrada Albert Rivera demandará a Juan Carlos Monedero por insinuar que consume cocaína aparece primero en Iniciativa Debate.

This posting includes an audio/video/photo media file: Download Now
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada