lunes, 21 de diciembre de 2015

Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Posted: 21 Dec 2015 06:33 AM PST
Pablo Iglesias ha sido el primer candidato en comparecer al día siguiente de las elecciones. En esta comparecencia ha dejado muchas cosas claras, pero no sería adecuado hacer un resumen, porque no ha sobrado tanto discurso como para poder hacerlo (especialmente en el turno de preguntas). Es mejor verlo.
La entrada Comparecencia de Pablo Iglesias: "¿Nuevas elecciones? Encantados de asumir ese escenario" aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Dec 2015 06:03 AM PST
Ignacio Escolar | eldiario.es | 21/12/2015
1. Por primera vez en la historia, los españoles se van a la cama en una noche electoral sin saber quién será el próximo presidente del Gobierno. Las cuentas son endemoniadas y el PP lo tiene casi imposible para gobernar: Mariano Rajoy no sumará los apoyos suficientes para lograr su investidura salvo que el PSOE lo permita (y cave su tumba) o consiga milagros aún más difíciles, como la abstención de esos mismos partidos nacionalistas que ha despreciado durante los últimos años.
2. El PP puede presumir de ser  la lista más votada, pero en un sistema parlamentario como el español, es una victoria pírrica. Rajoy lo tiene crudo, incluso si Ciudadanos vota a su favor en la investidura –que no está claro porque Rivera solo prometió la abstención si no era el más votado–. Mariano Rajoy, con Rivera, tendría 163 votos a favor y 187 en contra.
3. Pedro Sánchez salva los muebles, evita la dimisión en la misma noche del recuento al no ser superado por Podemos ni en votos ni en escaños, pero tampoco está para brindar: cosecha el peor resultado de la historia del PSOE y Podemos le pisa los talones. Sánchez gana en la suma global –por apenas punto y medio–, pero queda por detrás de Podemos en Madrid, en Valencia, en Galicia, en Navarra, en Euskadi, en Baleares y en Catalunya. La caída es especialmente dura en Madrid, la lista que encabezaba Pedro Sánchez, donde el PSOE se convierte en la cuarta fuerza. Sin embargo, Sánchez tiene algunas opciones –pocas– de ser el próximo presidente del Gobierno. Solo parece que haya cuatro posibilidades: Mariano Rajoy, otro presidenciable del PP, Pedro Sanchez o unas elecciones anticipadas que hoy casi parecen ser lo más probable.
4. ¿Puede Pedro Sánchez lograr la investidura? Es técnicamente posible aunque no sea nada sencillo. Necesita más votos a favor que en contra, y el PSOE tiene menos enemigos que el PP en el Parlamento.  El escaño que está bailando en Granada es clave, e incluso si el PSOE lo consigue, lo tiene cuesta arriba. Sánchez sería presidente si consiguiese el apoyo de Podemos e IU y el apoyo de alguno de los partidos nacionalistas. No parece fácil. Tampoco imposible. Y si lograse ese pacto, tendría un nuevo escollo: la mayoría absoluta que tiene el PP en el Senado, que retrasaría todas las reformas legislativas (aunque no las bloquearía).
5. Podemos logra un excelente resultado: mucho mejor de lo que se pronosticaba hace dos meses, aunque la remontada que  ha logrado durante la campaña electoral no basta para ser la segunda fuerza política en votos, como pintaban los últimos sondeos y algunas encuestas a pie de urna. Se convierte en la primera fuerza en Catalunya y Euskadi, y sobrepasa al PSOE en muchas autonomías –algo que no lograron en mayo, donde los socialistas les ganaron en todas–. Si, como parece, hay elecciones anticipadas, el sorpasso no parece fuera de su alcance, a pesar de una ley electoral que penaliza a las grandes ciudades frente a las pequeñas provincias. Nunca antes un partido llegó tan lejos en tan poco tiempo. Pablo Iglesias roza el cielo y alcanza algunos de sus objetivos: dinamitar tanto la mayoría absoluta de Mariano Rajoy como el sistema de alternancia entre los dos grandes partidos, que hoy está en coma.
6. Ciudadanos es el gran perdedor de una campaña en la que entraron mucho más fuertes de lo que han salido. Es una gran derrota de sus expectativas, pero no un pésimo resultado: Albert Rivera, hace un año, habría firmado 20 escaños en lugar de los 40 que ha conseguido, que ahora saben a muy poco. Sin embargo, por primera vez hay un partido que puede rivalizar por el espacio político que hasta ahora ocupaba el PP en solitario. No es poca cosa.
7. IU queda por debajo de su objetivo: salvar al menos el grupo parlamentario. Alberto Garzón ha hecho una buena campaña que deja a su partido en los mínimos. De nuevo IU es el principal perjudicado por una ley electoral donde más de 900.000 votos dan solo dos escaños y cada diputado le sale al PP ocho veces más barato.
8. La división en la izquierda pasa factura. Si Podemos e IU hubiesen sumado fuerzas, con estos mismos votos habrían logrado 14 diputados más de los que han conseguido por separado. Y habrían ganado al PSOE en votos (aunque no en escaños).
9. Si hay elecciones anticipadas, ¿quienes serían los candidatos? Sin duda repetirían Albert Rivera y Pablo Iglesias, pero no parece probable que Mariano Rajoy lo intentase. Está por ver que lo lograse Pedro Sánchez, al que pronto intentarán mover la silla desde Andalucía.
10. La clave de esta noche de sumas imposibles: que esta historia aún no se ha acabado; no hay resolución a corto plazo. El PP lo tiene muy difícil para gobernar, salvo si el PSOE lo permite. El PSOE lo tiene muy difícil para gobernar, incluso si Podemos e IU se lo permiten. ¿Elecciones anticipadas dentro de cuatro meses? Cosas más raras hemos visto: las que han ocurrido este 20 de diciembre en el que el sistema político español que salió de la transición saltó completamente por los aires.
La entrada La noche de las calculadoras aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Dec 2015 04:09 AM PST
GANADO
…pues no sabría decirles.
Un país en el que un partido imputado por asociación delictiva continua siendo el más votado, junto a una oposición de cartón piedra destinada a ocupar el espacio alternante que perpetúe el sistema, no lleva pintas de tener serias intenciones de evolución, a pesar de la irrupción de nuevas fuerzas políticas más o menos próximas al status quo institucional.
Lo que sí ha quedado claro en estas elecciones es que un enorme porcentaje de la población de esta denostada nación está compuesto por especuladores, cobardes y/o analfabetos. Definir el porcentaje de cada una de estas categorías ya resulta más complicado, dado el anonimato y la vergüenza que causa declarar públicamente que se es cómplice de la prostitución de nuestro estado de derecho. Y este hecho ya define de por sí, con bastante precisión, el talante de las mayorías "silenciosas" que siguen dirigiendo el malogrado destino de "Ejpaña"
Esa larga tradición de devotos de día y puteros de noche que nos persigue por atavismo casposo. Esa hipocresía tan hispana del "a Dios rogando y con el mazo dando". Esa incapacidad de reconocer la propia mezquindad, que le sirvió a Valle Inclán para crear un género único e intransferible a ninguna otra cultura, como es el "esperpento", marca de manera dramática el carácter nacional de este pueblo que oscila, sin término medio, entre la esporádica genialidad y la mediocridad más hedionda, aunque ésta última haya ganado terreno considerablemente en los últimos episodios de nuestra historia.
Un surrealismo popular cansino, un imaginario colectivo absurdo, que ha ido haciéndonos perder paulatinamente el sentido de la propia realidad y la mesura de la decencia frente a la indecencia, a fuerza de dejarnos hervir lenta y sibilinamente como la rana de Chomsky, por esa horda de ladrones miserables y faltos de cualquier pundonor o dignidad, inmunes a las más elementales nociones éticas.
¿Tenemos lo que nos merecemos? Rotundamente sí, porque a pesar de los hipotéticos halos revolucionarios con los que muchos de nosotros nos hemos vestido en los últimos 24 meses, seguimos haciendo líderes de audiencia en tertulias nocturnas a los peores carroñeros, pseudo-intelectuales y cancerberos del poder. Engrasamos el mecanismo mediático que mantiene esta rueda al infinito, consumiendo, aunque sólo sea por puro morbo, por esa atracción que produce a veces lo repulsivo, el producto que genera la avergonzada y vergonzante mayoría silenciosa, que de esta forma nos deglute y asimila en su propia esencia. Y como en la metamorfosis de Kafka, sin ser verdaderamente conscientes, nos despertamos cucarachas y continuamos jugando al juego trucado del voto, en el que poco importa el votante y mucho la tiránica ley electoral diseñada para mantener en el poder a los de siempre.
¿El fin del bipartidismo? No sabría decirles, sólo apuntar maneras con este libro profético, prohibido y visionario, que no debería faltar en sus estanterías esta Navidad. 188 páginas a todo color para una minoría  ruidosa que sigue haciéndose callar por el silencio de la mayoría. Hagan su pedido ya (15 euros +3 de gastos de envío) a elchicotriste@hotmail.com , regálense una biblia de la estupidez contemporánea y lámanse las heridas con una sonrisa, que esto no ha hecho más que empezar.
¡A LAS BARRACUDAS!
portada final barracudas
La entrada ¿El fin del bipartidismo? aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Dec 2015 03:22 AM PST
He leído en las últimas horas demasiado comentario amargo. Y supongo que es normal que algunas personas estén hoy decepcionadas con el resultado de estas elecciones, y que muchas de ellas no entiendan cómo el PP puede, pese a todo lo ocurrido, hacerse con un 28% de los votos (más de 7 millones) con una participación del 73% del electorado. Y supongo también que otra buena parte, existiendo alternativas, no entenderá el 22% (5,5 millones) del PSOE del Artículo 135, los recortes y las reformas laborales. Pero esto es fruto de no haber pensado demasiado bien este país. Lo que ha ocurrido era más que previsible y, de hecho, es mucho mejor que lo que han intentado modular las absurdas encuestas de los últimos meses (y que algún rédito habrá conseguido, por supuesto).
Esta España son muchas españas y no españas (parezco Rajoy). La rural e interior, con sus miedos atávicos; esa que a la vejez acaba de desenroscarse la boina (y lo dice un aldeano). La del sur, encadenada a tradiciones que abarcan todo el espectro de lo posible, desde lo religioso a lo jerárquico. Y la metropolitana (que no cosmopolita), la mayoritaria, algo más plural e informada, pero que todavía arrastra la herencia del mismo pasado de yuntas y genuflexiones. Eppur si muove.
Que en el Estado español más de 6 millones de personas hayan votado por opciones políticas que se presentan con la voluntad de mejorar más o menos sus vidas, es ya un inmenso logro que debemos a los que se han movido para ofrecer y tentar con esa posibilidad. Que haya 14 o 16 millones de imbéciles (hay que ser muy imbécil para no formar parte de los poderes fácticos y apostar por sus mercenarios) significa que la cosa va mejorando. Y es por esto que no es momento de lamentaciones y depresiones, sino de esperanza.
Por más que en los medios de intoxicación (el trampantojo ideológico completo, desde la Sexta de Inda a la 13tv del terror, pasando por la radio y la prensa tradicional) insistan en buscar pactos imposibles, la cosa no está tan complicada, ni muchísimo menos. No es necesario que, por mucho que les gustara y por malacostumbrados que estén a esa comodidad totalitaria, exista un gobierno con mayoría para que un país vaya funcionando (con los 90 escaños de ese 22% se puede hacer. En Madrid y Barcelona los ayuntamientos aguantan con un porcentaje menor). Y por otra parte sería imperdonable permitir que, teniendo la posibilidad de evitarlo, la ultraderecha neoliberal del PP vuelva a gobernar cuando podemos situar temporalmente en ese papel al extremo centro de un PSOE obligado a transformarse o condenado a quemarse y, por tanto, mucho más dócil.
Aunque en algún momento amenacen con hacerlo, no concibo que un partido que se juega su existencia se inmole prematuramente por más presiones que reciba de Bruselas o de la oligarquía (aunque pudiera ocurrir). Pero lo previsible es que quieran prolongar su agonía y, además de evitar que sus miles de cargos públicos (esos que se quedarían sin sustento si desaparecen como partido) se les echen encima, dar tiempo al tiempo por si la diosa fortuna les sonríe en el futuro.
Quejarnos en estas circunstancias no tiene mucha lógica. Precisamente cuando por primera vez un partido ajeno al régimen compite en votos con los del sistema, y tiene la llave para con su sola presencia pasiva ir frenando la sangría de reformas regresivas que nos tenían preparadas. Si todo va bien ya vendrán tiempos mejores. No es poco poder empezar a influir en lo que se decide en este país. No había ocurrido nunca.
La reconfiguración de la (hasta hoy muy minoritaria) izquierda es un proceso lento pero inexorable. Tener un plazo razonable para hacerlo es una ventaja estratégica impagable, y todo apunta a que se tendrá ese tiempo tan necesario. Y poder, mientras tanto, dependiendo del escenario final, ir preparando el camino forzando esas otras reformas que ahora sí serían posibles (partiendo por una ley de medios que empiece a limitar el monopolio comunicativo de la oligarquía) no es ni mucho menos desdeñable.
No nos quejemos hoy, cuando nunca habíamos tenido tanto por poco que parezca. Lo imposible cuesta un poco más. Pero la propia incertidumbre actual vale su peso en oro en un lugar en el que siempre se ha sabido lo que iba a ocurrir.
La entrada No todo ha sido negativo. Hay motivos fundados para la esperanza aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Dec 2015 02:37 AM PST

Redacción/Rokambol/21.12.15
El candidato popular celebra su victoria con un nuevo acertijo.
El líder del Partido Popular volvió anoche a fascinar a los filólogos con una nueva cita especialmente construida para calificar el agridulce resultado electoral que ha dejado a su partido con un 30 % menos de sinvergüenzas que en 2011. Apenas siete millones de personas les votaron ayer, entre bobos, millonarios, curas, parados franquistas y obreros de derechas, a pesar de que los populares llevaron a cabo una campaña cinematográficamente formidable. "Teníamos hipsters, moteros, intelectuales, y de todo, pero el buen cine sigue sin valorarse en la España rural", se quejan desde la oficina de comunicación y fantasía del Partido Popular.
La nueva frase ya ha sido enviada a la Academia Española de la Lengua para su disección pero, sobre todo, para hacer pasar un buen rato a los académicos.   Más en Rokambol
La entrada "Es el bobo el que elige a Rajoy y es Rajoy el que quiere que sean los bobos el Rajoy", ha dicho Rajoy aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 21 Dec 2015 12:24 AM PST

Así quedaría el Congreso si Podemos, las confluencias e IU hubieran ido juntos

En votos, la suma de Podemos, confluencias e IU-UP suman medio millón (532.269) más de votos que el PSOE

Así quedaría el Congreso con una ley electoral de circunscripción única

El PP y el PSOE perderían 39 escaños, mientras Podemos, Ciudadanos e IU conseguirían 25 escaños más de los que han obtenido en cada una de las provincias.
Así quedaría el Congreso con una única circunscripción
La entrada Así quedaría el Congreso con una única circunscripción o con el actual modelo y Podemos + IU aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 20 Dec 2015 02:45 PM PST
Victoria Luna | 20minutos.es | 20/12/2015
Una victoria con sabor a derrota en una jornada electoral histórica. Con el 95% del voto escrutado, ese es el resultado de las elecciones generales de este 20 de diciembre, las undécimas de la democracia, en las que el Partido Popular ha cumplido con los pronósticos y se ha erigido en la lista más votada con el 28,71% de los sufragios y 121 escaños, muy lejos de los 176 necesarios para la mayoría absoluta y de los 186 logrados en los comicios de 2011, cuando obtuvo un aplastante triunfo. Por el camino se ha dejado casi cuatro millones de votos y se ha convertido en el ganador con menos escaños de la democracia, por lo que necesitará apoyos para ser investido presidente y para poder gobernar, algo que no se prevé nada fácil.
En segundo lugar se sitúa el PSOE, que con un 22,04% de los votos y 92 escaños ha roto su suelo electoral, situado en los 110 diputados que obtuvo en 2011 y que fueron entonces el peor resultado de su historia. El de hoy supone la pérdida de 1.720.000 votos y 18 escaños menos, unas cifras dolorosas para los socialistas, que ven como Podemos, un partido con menos de dos años de existencia y que se ha dirigido especialmente a sus votantes, le ha comido buena parte del terreno hasta lograr el 20,62% de los sufragios y 69 asientos de los 350 que conforman el Congreso de los Diputados.
Por su parte, Ciudadanos, que llegó a figurar como segundo en la carrera electoral en las encuestas tras obtener 25 escaños en las catalanas del pasado 27 de septiembre, se descuelga hasta el cuarto lugar con el 13,92 de las papeletas y 40 escaños, un resultado muy por debajo de lo previsto y con el que ni siquiera un hipotético apoyo suyo al PP daría a Rajoy una mayoría suficiente.
ERC triplica su resultado de 2011 y logra 9 diputados, uno más que Democracia i Llibertat (nombre con el que concurre CDC). Un mal dato para los convergentes, si se tiene en cuenta que la extinta CiU obtuvo 16 en 2011. PNV gana uno y se queda con 6, Unidad Popular-IU consigue dos (IU obtuvo 5 en la pasada legislatura), Bildu obtiene dos diputados (pierde cinco) y Coalición Canaria  se queda con solo un diputado. UPyD no consigue ningún asiento y se queda fuera del Parlamento.
Son unos resultados históricos, en los que el tradicional bipartidismo, otrora imbatible, ha sufrido un serio revés, lastrado por la crisis económica y los escándalos de corrupción y acosado por las ansias de cambio y regeneración. Por primera vez desde las primeras elecciones democráticas de 1977 hay tres fuerzas políticas de ámbito nacional que superan el 15% de los votos y una que se acerca. A la tradicional dialética izquierda-derecha se suma la de lo viejo frente a lo nuevo, y los partidos que representan el cambio y la renovación se estrenan a lo grande en el Congreso: juntos han conseguido 109 de los 350 diputados que conforman la Cámara baja. Hasta ahora, PP y PSOE, los grandes gigantes del bipartidismo español, nunca habían bajado de los 300.

Negociaciones largas y difíciles

La foto resultante de estas elecciones es por tanto un Parlamento inédito, sumamente fragmentado, que supone un cambio importante en la cultura política de España y que requerirá de grandes dosis de diálogo y capacidad de pactos no solo para lograr que eche a nadar la legislatura, si no para mantenerla.
Las negociaciones se prevén largas y difíciles. De momento, según lo poco que han avanzado en campaña los partidos, solo se sabe que ni PSOE ni Podemos votarán a favor de Rajoy y que Ciudadanos se ha comprometido a abstenerse para facilitar que gobierne la lista más votada, aunque ha advertido de que votará en contra de cualquier gobierno que pacte con nacionalistas o del que forme parte la formación de Iglesias. Esta, por su parte, solo contempla pactar con los socialistas si es para que Iglesias sea el presidente.
De momento, con el 95% escrutado, PSOE y Podemos suman casi lo mismo que PP y Ciudadanos, y los superarían en un diputado si a ellos se sumaran los dos diputados de Unidad Popular-IU. Sin embargo, un acuerdo entre las tres formaciones se presenta más que difícil, sobre todo por el referéndum que la formación de Iglesias y la de Alberto Garzón proponen para Cataluña, una opción que el PSOE rechaza rotundamente.
Queda así reservado un papel importante para los partidos minoritarios, aunque los números son difíciles de cuadrar, sobre todo pensando en los nacionalistas, con el problema catalán de fondo y un presidente de la Generalitat aún por investir casi tres meses después de las elecciones autonómicas del pasado 27 de septiembre.
El 13 de enero se celebrará la sesión constitutiva, a partir de la que hay dos meses para elegir al jefe del Ejecutivo. El candidato propuesto por el rey se someterá a dos votaciones: en la primera necesitará mayoría absoluta y en la segunda le valdrá con mayoría simple. Es, sin duda, una nueva era política, pero llena de incógnitas y dificultades y con la sombra de la ingobernabilidad acechando.
La entrada El PP gana las elecciones, pero sin la mayoría necesaria en un Parlamento fragmentado aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada