miércoles, 9 de diciembre de 2015

Iniciativa Debate Público


-


Iniciativa Debate Público


Posted: 08 Dec 2015 08:04 AM PST

George Monbiot | SinPermiso | 06/12/2015
A menudo me he preguntado cómo responderían los medios de comunicación si se produjera un eco-apocalípsis. Me imaginaba los programas de noticias emitiendo reportajes breves, sensacionales, sin lograr explicar al mismo tiempo por qué estaba ocurriendo o cómo se podría parar. Luego preguntarían a sus corresponsales financieros cómo afectaba el desastre a los precios de las acciones, antes de pasar a los deportes.   Como pueden comprobar ustedes, no es que tenga precisamente mucha fe en el sector para el que trabajo. Lo que no me esperaba es que lo ignorasen.
Una gran extension de la Tierra está en llamas. Tiene el aspecto con el que podríamos imaginar el infierno. El aire se ha vuelto ocre: la visibilidad se ha reducido en algunas ciudades a treinta metros. Se ha preparado a los niños para su evacuación en buques de guerra; algunos ya se han ahogado hasta morir. Las especies se están convirtiendo en humo a un ritmo incalculable.
Se trata casi con seguridad del mayor desastre ambiental del siglo XXI.
¿Y los medios? Andan hablando del vestido que llevó la Duquesa de Cambridge al estreno de James Bond, la estupidez del día a cargo de Donald Trump y quien quedó eliminado del episodio de Halloween de Baila con las estrellas. ¿El gran debate de la semana, que domina las noticias en todo el mundo?: ¿Son las salchichas realmente tan malas para la salud?
Lo que estoy discutiendo es una barbacoa a distinta escala. El fuego se propaga a lo largo de los 5.000 kilómetros de longitud de Indonesia. Con toda seguridad, de acuerdo con cualquier evaluación objetiva, es más importante que cualquier otra cosa que esté sucediendo hoy. Y no tendría que hacer falta que un columnista, que escribe en medio del periódico, así lo diga. Debería estar en las portadas de todo el mundo. Es difícil transmitir las dimensiones de este infierno, pero hay una comparación que podría ayudarnos: está produciendo actualmente más dióxido de carbono que la economía norteamericana. Y en tres semanas los incendios han liberado más CO2 que las emisiones anuales de Alemania.
Pero eso no llega verdaderamente a captarlo. Esta catástrofe no se puede medir sólo en partes por millón. Los incendios están destruyendo tesoros tan preciados e insubstitibles como los restos arqueológicos que apisona el EI. Orangutanes, panteras nebulosas, osos malayos, gibones, rinocerontes y tigres de Sumatra se encuentran entre las especies más amenazadas que se ven expulsadas por las llamas de buena parte de su territorio. Pero hay miles, quizás millones, más.
Una de las provincias que arden es Papúa Occidental, un país ilegalmente ocupado por Indonesia desde 1963. Cuando tenía 24 años pasé allí seis meses, investigando algunos de los factores que han conducido a este desastre. En aquel entonces era un lugar maravilloso, con especies endémicas en ciénagas y valles. ¿Quién sabe cuántas han desaparecido en las últimas semanas? Esta semana he leído con atención y he llorado por lugares que amaba y que ahora se han visto reducidos a cenizas.
Tampoco las emisiones de gases de invernadero captan las repercusiones. Después de los últimos grandes incendios, en 1997, hubo en Indonesia una cohorte perdida de 15.000 niños menores de tres años, atribuida a la contaminación del aire. Esto, parece, es peor. Las mascarillas quirúrgicas distribuidas por todo el país no servirán de mucha protección para quienes viven en un "smog" sin sol. Los diputados de  Kalimantan (el Borneo indonesio) tuvieron que llevar mascarillas durante los debates. La cámara estaba tan llena de niebla que tenían dificultades para reconocerse los unos a los otros.
No solo arden los árboles. Es la tierra misma. Buena parte de los bosques se asientan sobre grandes bóvedas de turba. Cuando los incendios penetran en la tierra, siguen en combustion durante semanas, meses a veces, liberando nubes de metano, monóxido de carbono, ozono y gases exóticos como cinauro de amoniaco. Los penachos de humo se extienden por centenares de kilómetros, provocando conflictos diplomáticos con países vecinos.
¿Por qué está sucediendo esto? Los bosques de Indonesia los han fragmentado durante décadas las empresas madereras y agrícolas. Se han abierto canales a través de la turba para drenarla y secarla. Las empresas con plantaciones llegan y destruyen lo que queda del bosque a fin de plantar monocultivos de pulpa de papel, madera y aceite de palma.  La manera más fácil de limpiar la tierra es pegarle fuego. Todos los años esto provoca desastres. Pero un año extremo de El Niño como este, tenemos la fórmula perfecta para una catástrofe ambiental.
El president, Joko Widodo es – o quiere ser– un demócrata. Pero preside una nación en la que florecen el fascismo y la corrupción. Tal como muestra el documental de  Joshua Oppenheimer, The Act of Killing, quienes dirigían los escuadrones de la muerte que ayudaron a asesinar a un millón de personas durante el terror de Suharto, en la década de 1960, con la aprobación de Occidente, han prosperado desde entonces por medio de otras formas de crimen organizado, entre ellas la deforestación ilegal.
Les apoya una organización paramilitar con tres millones de miembros, denominada Juventud Pancasila. Con sus uniformes con dibujo de camuflaje naranja, boinas escarlata, concentraciones sentimentales y música empalagosa, parece una milicia fascista imaginada por J.G. Ballard. No ha habida verdad ni reconciliación; a los asesinos causantes de las matanzas todavía se les trata como héroes y se les celebra en televisión. En algunos lugares, sobre todo en Papúa Occidental, los asesinatos políticos continúan.
Quienes cometen crímenes contra la humanidad no dudan en cometer crímenes contra la naturaleza. Aunque Joko Widodo parece querer parar esta quema, su capacidad es limitada. Las medidas políticas de su gobierno son contradictorias: entre ellas nuevas subvenciones al aceite de palma que hacen casi inevitables nuevas quemas. Algunas empresas con plantaciones, apremiadas por sus clientes, han prometido dejar de destruir los bosques tropicales. Los funcionarios gubernamentales han respondido airadamente, argumentando que esa restricción impide el desarrollo del país. ¿Ese humo que pone un tupido velo sobre el país y que ya le ha costado unos 30.000 millones? Ese, parece ser, es el desarrollo.
Nuestras posibilidades de influir son pocas, pero algo hay que podemos hacer. Algunas empresas que utilizan aceite de palma han realizado visible esfuerzos para reformar sus cadenas de suministros, pero otras parecen moverse más lentamente y con mayor opacidad: Starbucks, PepsiCo, Kraft Heinz y Unilever son ejemplos de ello. No compren sus productos hasta que no vean resultados.
El lunes estaba Widodo en Washington, reunido con Barack Obama. Obama, según hacía constar el comunicado oficial "se sintió complacido por las recientes medidas políticas del presidente Widodo para combatir y prevenir los incendios forestales". No se mencionó el eco-apocalipsis que tenía lugar mientras conferenciaban.
Los gobiernos ignoran los problemas cuando los medios los ignoran. Y los medios los ignoran porque…bueno, hay una pregunta con mil respuestas, muchas de las cuales implican al poder. Pero hay una razón que es la total ausencia de perspectiva en un sector que ha perdido habilidades, dominada por comunicados de prensa empresariales, foto-oportunidades  y sesiones de moda, donde todo el mundo parece estar esperando a que algún otro tome la iniciativa. Los medios toman una no-decisión colectiva de tratar esta catástrofe como un no-problema, y todos seguimos como si no estuviera pasando. .
En la cumbre del clima de París de diciembre, los medios informativos, atrapados en la burbuja intergubernamental de la diplomacia abstracta y el drama ya confeccionado, cubrirán las negociaciones casi sin referencia a lo que está sucediendo en otros lugares. Las conversaciones se desplazarán a un terreno con el que no tenemos contacto moral. Y cuando el circo se marche, se reanudará el silencio. ¿Hay algún otro sector que sirva de tan poco a sus clientes?
es uno de los periodistas medioambientales británicos más consistentes, rigurosos y respetados, autor de libros muy difundidos como The Age of Consent: A Manifesto for a New World Order y Captive State: The Corporate Takeover of Britain, así como de volúmenes de investigación y viajes como Poisoned Arrows, Amazon Watershed y No Man's Land.
.
Fuente: The Guardian, 30 de octubre de 2015
.
Traducción: Lucas Antón
La entrada Arden los bosques de Indonesia: ¿por qué mira el mundo a otro lado? aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 08 Dec 2015 04:45 AM PST
Con un 'share' de más del 48% no debe quedar en este país demasiada gente que, estando interesada en él, no haya visto el debate de ayer. Pero por si alguien no pudo verlo y se quedó con ganas (o por problema de licencias no puede acceder a Atresplayer desde el extranjero) …
La entrada Debate 7D completo aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 08 Dec 2015 03:40 AM PST
Hoy en todas todas las cadenas los todólogos y tertulianos están peleando por decidir quién ganó 'el debate del siglo'. Y no es para menos, porque llevamos casi un mes tragándonos la propaganda de aquello que los medios y el sistema han convertido en un show más, como si de un Real Madrid-FC Barcelona se tratara. Y con un añadido, porque como esto no lo decide el inapelable resultado en un marcador, se puede mercantilizar durante mucho más tiempo. Incluso en este caso a tan largo plazo como el de una legislatura completa.
De todas formas, aunque el negocio en que se va a convertir este espectáculo televisivo no sea baladí, el hecho de buscar vencedores sí lo parece. ¿Alguien cree que lo que pudimos ver ayer ha sido decisivo o que alguien verdaderamente ganó aparte de Atresmedia?
Hay muy poca gente que a estas alturas no esté posicionada por los más diversos (o peregrinos) motivos. Incluso los más indecisos (o desafectos) sería raro que dudaran entre PP y Podemos por poner un caso (aunque alguno habrá, que esto es España). Y de esta forma, si es que sirvió para algo, en lo que sí podía influir el mensaje de los candidatos es en el voto entre PP-Ciudadanos o PSOE-Podemos. Poco más. A los que ya lo tenían claro les habrá encantado su candidato sin importar si lo hizo mejor o peor.
Personalmente me pareció, más que decepcionante (porque no esperaba nada y si tuvo un poco), cercano a lo insustancial. Soraya S.S. demostró cómo funciona un magnetofón (estropeado) humano; Rivera que sabe que no le interesa profundizar en sus propuestas (no vaya a ser que la gente las entienda) y ha aprendido a nadar y guardar la ropa (como un comercial insulso); Sánchez que tiene una bonita sonrisa, y P. Iglesias que, con un exceso de carga de responsabilidad que casi incapacita, teme el temor ajeno. Ayer se podía y debía haber hecho sangre, o como mínimo algún rasguño (dialéctico, se entiende). Pero parece que ahora se ha puesto de moda lo de la corrección y el llevarse bien. Rivera no paró de repetir aquello de que no iba a entrar en el 'y tú más'. Y es una lástima, porque quitando el 'más', para eso es útil un debate entre 'presidenciables', y luego los espectadores ya decidiremos con qué nos quedamos, si es que nos quedamos con algo. En cualquier caso para dar a conocer el programa electoral no parece el formato de debate el mejor escenario, y ya que se ofrecen tan pocas oportunidades, sí para poder decir a la cara aquello que se ha hecho hasta el momento y lo que pensamos de ello y ellos, que no debería ser poco.
La política no es obviamente una actividad inocua, ni hay por qué ser correcto con aquel cargo político de un partido que, con premeditación, ha actuado (o pretende actuar) en contra de los intereses de la mayoría para beneficiar a una minoría. En realidad, si lográsemos interiorizar lo que provocan ciertas intenciones y decisiones, quizá ni el candidato más sereno y pacífico, por no perder el norte más allá de la palabra, aceptaría verse la cara con ciertos personajes.
Por no nombrar a las incontables personas que en este país más que vivir, sufren, y centrarlo en algo mensurable, entre 2006 y 2015, tras décadas anteriores en la que esa cifra permanecía estable por debajo de 2000, el número de suicidios anuales se ha duplicado en este país (de 1800 a casi 4000), superando por mucho, por ejemplo, a las causadas por accidentes de tráfico. Y este número de suicidios consumados, si las estadísticas y los cálculos no mienten (suele ser 20 a 1), se corresponde con unos 80.000 intentos de suicidio anuales no advertidos ni consumados. No hace falta ser muy intuitivo para entender que la situación económica y de desprotección social tiene mucho que ver con este espectacular, causal, y terrible incremento.
Así que todo eso de evitar la confrontación no puede significar otra cosa que, o bien no se ha entendido nada (y son personas presuntamente no enajenadas), o bien no pretendes participar en política institucional por principios éticos sino por negocio.
Es por esto que, por su valor crítico, si algo salvaría especialmente de lo que vi ayer es su último minuto.
No olvidemos, porque nos jugamos demasiado.
El minuto final de Pablo Iglesias: "Sonrían que sí se puede" #7dElDebateDecisivo https://t.co/bSgKidWWXk
— Antena3Noticias (@A3Noticias) December 7, 2015
La entrada Debate 7D. En el último minuto aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 08 Dec 2015 01:28 AM PST
¿El suicidio es cosa de viejos? ¿Son excepcionales los suicidios entre la gente joven? Reportaje sobre el mal invisible, primera causa de muerte entre los 20 y los 44 años en España.
El Español | YouTube | 02/12/2015
La entrada 800.000: el suicidio, el mal invisible aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 07 Dec 2015 11:44 AM PST
  • El PP se queda solo en su apoyo al fracking, en su oposición al autoconsumo o en culminar el almacén de residuos atómicos.
  • Todos los partidos de ámbito estatal coinciden en lo obvio: abaratar la factura eléctrica, impulso al ahorro y la eficiencia energética y buenas palabras para las renovables.
  • Podemos es la única gran formación que apuesta abiertamente en su programa por un "cierre progresivo de las centrales de carbón".

Antonio M. Vélez | El Diario | 06/12/2015
Con los precios de la electricidad por las nubes, la elevada dependencia energética de España sin resolver y un panorama de obligada reducción de las emisiones contaminantes en los próximos años, al sector energético le sobran los problemas a largo plazo, sin una estrategia clara en el horizonte. Las recetas energéticas entre los partidos de ámbito estatal a los que la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) otorga representación parlamentaria varían, aunque coinciden en algunos puntos: todos apuestan por abaratar la factura eléctrica, apoyan el ahorro y la eficiencia energética, quieren promover las renovables… y hasta ahí las coincidencias. Frente a la complacencia y el continuismo con las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy del escueto programa energético del PP, la mayoría de partidos aboga por un nuevo modelo energético, aunque las propuestas varían.
El PSOE y Ciudadanos reclaman un "pacto de Estado" para una estrategia energética a largo plazo, y apuestan por reformar en profundidad el mercado eléctrico. Los socialistas se encomiendan a un futuro "libro blanco" como el que encargaron cuando gobernaban en 2005 (que se quedó en un cajón), mientras la formación de Rivera coincide con Podemos en su propuesta de trocear a las eléctricas: Ciudadanos va más allá y también tiene en el punto de mira a las petroleras. Quiere "impedir que las empresas de generación, distribución (con la propiedad de las redes) y comercialización, provenientes de los antiguos monopolios, continúen formando parte de un mismo grupo empresarial", y Podemos promete "controles efectivos para impedir prácticas oligopólicas en el sistema eléctrico, incluida la integración vertical. En particular, se estudiará la posibilidad de separar la propiedad y la gestión de las redes de distribución".
El partido de Pablo Iglesias también plantea que el Estado recupere la propiedad de las centrales hidroeléctricas (uno de los grandes filones de negocio de las compañías) conforme expiren sus concesiones y quiere exigir "una declaración de la Comisión Europea en la que se identifiquen los costes de transición a la competencia (CTC) como ayuda ilegal del Estado". Unidad Popular, único partido que rechaza abiertamente las interconexiones eléctricas con Francia (cree que no hacen falta), apuesta por "avanzar en la nacionalización del sector energético", aunque sin concretar la idea.
Estas son las opiniones de los partidos respecto a los temas candentes del sector:

Rechazo al fracking

Aunque no lo menciona en su programa, el PP es el único partido que apuesta por esta polémica técnica en el marco de una política energética que "aproveche al máximo nuestros recursos". Todos los demás están en contra. El PSOE quiere restringir las autorizaciones de nuevas prospecciones de gas y petróleo, "prohibiendo el empleo de las técnicas de fractura hidráulica"; Ciudadanos, sin hablar de prohibiciones, dice rechazarlo por "los evidentes impactos y riesgos medioambientales, la escasez de yacimientos disponibles en nuestro territorio y la baja rentabilidad económica de las posibles explotaciones con las técnicas actuales"; Podemos refleja su "compromiso público de no autorizar" estas instalaciones y Unidad Popular va más allá. Además de prohibirlo "en todo el territorio incluidos los casos en los que las prospecciones ya han sido concedidas a empresas", promete "suspender los permisos de investigación o autorizaciones de exploración de hidrocarburos concedidos o en tramitación, en el mar Mediterráneo y en las aguas jurisdiccionales colindantes al Archipiélago Canario".

Cierre de centrales de carbón

Podemos, que estudiará "de cuántas centrales de ciclo combinado [gas natural] se puede prescindir", es el único partido que apoya "el cierre progresivo de las centrales de carbón". El PP, que durante esta legislatura ha defendido la "importancia" de la minería nacional "pero no a cualquier precio", no se moja en una materia sobre la que el PSOE es bastante explícito: reclama "una solución justa para la minería del carbón española" que combine el compromiso de la reducción de emisiones contaminantes "con la necesidad de avanzar en la autonomía energética de nuestro país y la seguridad del suministro". Por ello, apuesta por "mantener el consumo de carbón nacional en la forma prevista en los acuerdos con el sector" y el cumplimiento de una Resolución del Parlamento Europeo que abogaba por "impedir la importación a la UE de productos de la minería extraídos sin garantías sociales, laborales, ambientales y de seguridad". Ciudadanos no se pronuncia, pero apuesta por potenciar "la oferta energética interior", "posibilitando que los ciudadanos y las empresas puedan acceder al máximo número posible de fuentes de energía" y "estableciendo un mix de generación de energía diversificado, sostenible y equilibrado". Unidad Popular tampoco se pronuncia sobre el futuro de las centrales, pero sí apuesta por la "progresiva sustitución de la minería, una industria muy contaminante, por otras alternativas industriales respetuosas con el Medio Ambiente".

Auditar el sistema eléctrico

Los socialistas, que en junio de 2013 no apoyaron en el Congreso una auditoría del déficit de tarifa previa a la reforma energética de José Manuel Soria, abogan ahora por "una auditoría sobre los costes integrados en la tarifa energética" y consideran que el Gobierno "no ha explorado todas las posibilidades jurídicas de recuperar determinados pagos en exceso realizados por el sistema eléctrico, así como para evitar posibles sobre-retribuciones". Con menos contundencia que Podemos y Unidad Popular, también partidarios de esa auditoría, el PSOE vincula esa auditoría al déficit tarifario, la multimillonaria deuda que arrastran los consumidores eléctricos por los costes reconocidos a las eléctricas desde principios de la pasada década. El programa del PP, el más parco en materia energética (en propuestas y en cifras) no hace referencia a este asunto, al igual que el de Ciudadanos.

Cerrar las nucleares

En esto también parece haber sintonía entre el PP y Ciudadanos, aunque los primeros son mucho más explícitos. "Mantendremos las centrales nucleares como parte integrante del mix energético al contribuir a reducir el coste de la electricidad", dicen. El extenso programa del partido de Rivera (332 páginas) es mucho más ambiguo. Critica la "excesiva dependencia de los combustibles fósiles y del uranio, que no tenemos y hemos de importar", y fija como "prioridad" el "establecer un nuevo modelo energético y lograr una economía baja en emisiones de carbono" (la nuclear no emite CO2 de manera directa), así como un "mix energético sostenible y equilibrado que garantice el suministro energético y que suponga en un ahorro de costes para empresas y consumidores". Sólo menciona a la nuclear en una ocasión, pero de manera descriptiva, cuando apuesta por cambiar el actual sistema de formación de precios marginalista, por el que la tecnología más cara es la que marca el precio que cobran todas. El resto de partidos sí dice claramente que cerrarán Garoña y el resto de reactores atómicos.

Construir el ATC

El PP es el único partido que apuesta abiertamente por construir el almacén nuclear, la que iba a ser la gran obra pública de esta legislatura, aunque se cuida de mencionar la localidad de Villar de Cañas (Cuenca), que tantos quebraderos de cabeza ha dado al Gobierno de Rajoy los últimos cuatro años, por las incertidumbres sobre los terrenos elegidos. "Culminaremos la construcción del almacén temporal centralizado (ATC) para disminuir los costes asociados a la gestión de los residuos nucleares", dicen, sin precisar dónde. El PSOE, cuyo apoyo inicial a la instalación ha virado en rechazo, deja claro que no quiere ese municipio. Pero, al igual que Podemos, no explica cuál sería su alternativa. Ciudadanos obvia la cuestión y Unidad Popular, en línea con lo que reclaman los grupos ecologistas, apuesta por minialmacenes anexos a las centrales nucleares existentes, que "cuentan con la mayoría de las infraestructuras necesarias, evitándose contaminar nuevos emplazamientos o exportar el problema".

Derogar el decreto sobre el autoconsumo

El rechazo de la oposición a esta normativa del PP, que ha cercenado el despegue de la generación distribuida en España antes de su nacimiento, es unánime, aunque hay grados. El PSOE promete en su programa "eliminar las trabas al desarrollo" de esta actividad y promover "un marco regulatorio estable y propicio", pero su gurú económico, Jordi Sevilla, ya ha adelantado, sin entrar en detalles, que mantendrá los denominados peajes de respaldo, el conocido como "impuesto al sol". Ciudadanos promete eliminar "cualquier traba" al autoconsumo, considera "improcedente" esos peajes y cree "esencial" el balance neto, que permitiría a estas instalaciones compensar el consumo de un determinado momento con el excedente vertido a la red con anterioridad. Podemos también promete que la energía autoconsumida instantáneamente quede "libre de cualquier tipo de imposición" y la vertida a la red sea "justamente retribuida por parte de la empresa comercializadora". Y Unidad Popular apuesta por "promover el autoconsumo, que ahorra la pérdida de energía en la distribución, subvencionando las instalaciones a cambio de la energía sobrante que se genere".

Recuperar incentivos a las renovables

Tras la moratoria a las primas y la drástica reducción de estos incentivos por el Gobierno del PP, todos los partidos dicen apoyar su desarrollo, aunque con distinta concreción de sus propuestas. El PP se limita a proclamar su "compromiso con la energía sostenible" haciéndolo "compatible con unos precios adecuados y con la sostenibilidad financiera del sector", y apuesta por dar continuidad al mecanismo de subasta selectiva de megavatios renovables que ha anunciado en la recta final de esta legislatura. El PSOE, que también dice apoyar a estas fuentes, reconoce los "muchos éxitos" alcanzados en su desarrollo y subraya "la maduración y el abaratamiento de las energías renovables, y en particular de la energía fotovoltaica", pero también reconoce "algunos errores" de los que dice haber "aprendido", sin concretar cómo las impulsará. Otro tanto con Ciudadanos, que apuesta por "maximizar la utilización de fuentes de energías renovables" sin precisar los mecanismos. El programa de Podemos arranca con la promesa de un plan nacional de energías renovables "centrado en la expansión e instalación de energías renovables limpias tales como la solar, la geotérmica, la pequeña hidroeléctrica y la biomasa de baja emisión" e incluso sugiere recuperar el marco retributivo anterior; y Unidad Popular apuesta por "promover pequeñas instalaciones fotovoltaicas y mini-eólicas, sin trabas administrativas ni penalizaciones económicas"; "establecer líneas de crédito para el fomento de las energías renovables, tanto en instalaciones aisladas como conectadas a la red", e incluso "crear una Empresa pública de energías renovables que dé apoyo técnico y financiero a una apuesta decidida por la producción distribuida a particulares y edificios".

Impedir cortes de suministro a familias en pobreza energética

El PP es el único partido que no aprueba esta propuesta, aunque dice que cambiará el bono social (descuentos en la tarifa de la luz) "garantizando que tengan acceso a él todos los consumidores en situación de vulnerabilidad" y plantea crear "fondos para la protección de consumidores con riesgo de exclusión" participados por la Administración y las propias empresas. El PSOE quiere "incorporar el combate contra la pobreza energética como prioridad" y promete "un marco de cobertura social sobre un servicio mínimo de suministro de energía (electricidad y gas), que garantice que ningún hogar pueda ser privado de un mínimo de cobertura de subsistencia entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo". Ciudadanos plantea que las eléctricas no puedan cortar la luz, previo informe de los Servicios Sociales, a familias en riesgo de exclusión, con cargo al Presupuesto público, y propone subvencionar instalaciones de autoconsumo para estos colectivos. Podemos quiere garantizar por ley el acceso a un suministro mínimo, de forma que "no se procederá al corte de suministro de electricidad o gas cuando se trate de la vivienda habitual del consumidor y cuando el impago de la factura se deba a motivos ajenos a su voluntad y, en particular, a una situación de pobreza sobrevenida", sin que las compañías puedan "repercutir la correspondiente caída de sus ingresos al resto de consumidores o exigírsela al Estado"; y, en la misma línea, Unidad Popular dice que "garantizará la protección de los consumidores vulnerables, asegurando la accesibilidad y universalidad de los Servicios Esenciales impidiendo los cortes de suministro".
La entrada Nucleares, carbón, fracking, renovables, pobreza energética: qué proponen los partidos para el 20D aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 07 Dec 2015 11:15 AM PST
RT | 5 diciembre 2015
Científicos cubanos han presentado un novedoso medicamento. El revolucionario fármaco, que se llama Heber Nasvac, es una vacuna terapéutica contra la Hepatitis B. El descubrimiento es resultado de un programa mediante el cual los científicos cubanos se propusieron inmunizar a toda la población menor de veinte años.
La entrada Cuba regala al mundo una vacuna revolucionaria contra la Hepatitis B aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada