domingo, 13 de diciembre de 2015

Propuestas educativas para el 21D


-




Entrada nueva en XarxaTIC

Propuestas educativas para el 21D

by Jordi Martí
Son numerosos los partidos políticos que aspiran a conseguir representación parlamentaria este próximo 20 de diciembre que, dentro de su programa electoral, llevan determinadas propuestas educativas para llevarlas a cabo en caso de que sean votados mayoritariamente (o consigan pactar para conseguir esa mayoría) por los ciudadanos con derecho a voto. Sí, como ya acostumbra a ser habitual, mucha propuesta que, por desgracia y ya teniendo en cuenta experiencias anteriores, se va a quedar en agua de borrajas una vez se acceda a la tan deseada poltrona. Propuestas tan efímeras como la campaña electoral que algunos crédulos siguen creyéndose a pesar de que la hemeroteca les indique lo contrario.
Pues bien, desde aquí voy a presentar algunas propuestas educativas, al margen de cuestiones ideológicas o de partido, para que puedan ser aplicadas una vez pasada la necesidad de captar votos. Sí, propuestas para el 21D destinadas a la mejora educativa porque, ¿no se trata al final de reducir los datos de fracaso escolar, aumentar la equidad y las oportunidades con independencia del nivel socioeconómico de los padres y, cómo no, conseguir cambiar el país desde la perspectiva educativa?
Las propuestas ya han sido, en algunos casos, vertidas en diferentes artículos y que, aquí, sin seguir el formato electoral y, quizás, de forma desordenada, voy a intentar resumir...

Propuesta 1

Eliminación del currículum tal como está planteado actualmente y establecer unos requisitos finales de etapa al margen de las asignaturas. ¿Qué pasaría si en lugar de jugar a detallar qué debemos hacer en primero, segundo, tercero o cuarto de ESO nos planteamos qué objetivos finales deben asumirse? Lo mismo para el resto de etapas educativas. ¿Cuáles deben ser los objetivos de Primaria? ¿Los de la ESO? ¿Los de Bachillerato? ¿De FP?, etc. Propuesta muy relacionada con dotar de autonomía real al centro para que, dentro de dicha autonomía, pueda decidir cómo gestionar el aprendizaje de los alumnos (mediante proyectos, siguiendo estrategias más rígidas, eliminando agrupaciones por edades, etc.). Sí, autonomía de verdad para los centros educativos en la gestión de sus proyectos.

Propuesta 2

Eliminación de los agrupamientos por edades. Sí, ya planteado dentro de la propuesta anterior... ¿no sería bueno establecer la posibilidad de regular los aprendizajes al margen de la edad fisiológica de nuestros alumnos ofreciendo, de esta manera, personalización en los mismos? ¿Qué sentido tiene mantener en una misma aula, enseñando los mismos aprendizajes, a alumnos cuyas necesidades son totalmente diferentes y su evolución también? ¿Por qué no plantear que las edades no sean un método de clasificación educativa y, simplemente, un hecho genético que poco tiene que ver con las capacidades y/o habilidades de nuestros alumnos?

Propuesta 3

Establecimiento de organos unipersonales (dirección, jefatura de estudios, secretaría, etc.) por sorteo. ¿Qué pasaría si eliminamos la elección de cargos unipersonales -cada vez más dependientes de inspección- y establecemos rotación en los mismos? ¿Qué pasaría si obligamos a todos los docentes a ser directores, jefes de estudio, secretarios o cualquier otro cargo? Sería la mejor manera de obligar a que todos los docentes se impliquen de forma efectiva en la gestión de su centro educativo.

Propuesta 4

Eliminación del cuerpo de Inspección educativa. No, no es ninguna barbaridad plantear la eliminación de un cuerpo excesivamente burocratizado. Estoy convencido que su desaparición no provocaría ningún problema en el funcionamiento de los centros. Eso sí, dicha eliminación debería ir acompañada de la creación de un cuerpo jurídico para que asesore a los directores de los centros educativos y al resto de docentes, además de establecer otro cuerpo de supervisión educativa que ayude en la toma de decisiones estratégicas en los centros educativos. Un cuerpo de supervisión que analice qué está pasando en los centros educativos y, en caso de observar alguna anomalía, asuman la dirección de los mismos el tiempo necesario para reconducir la situación.

Propuesta 5

Reorganización de los espacios educativos. Tal como planteé hace unos días, los agrupamientos actuales no funcionan. Quizás debería trabajarse en una propuesta que permita reorganizar centros educativos y, de paso, reorientar la forma que dichos espacios influyan en el aprendizaje de nuestros alumnos.

Propuesta 6

Modificación de horarios escolares para adaptarlos a las necesidades de nuestros alumnos. Dejar de establecer como parámetros para la organización horaria de los centros las necesidades de docentes o padres para centrarnos en decidir dicho horario en base a lo prioritario: los alumnos.

Propuesta 7

Establecer un mecanismo de doble evaluación para los centros educativos de gestión privada de tal manera que sólo puedan otorgarse títulos oficiales y homologados en los centros públicos. Sí, si un alumno estudia en un centro de gestión privada, debería obligatoriamente plantearse una reválida a realizarse en un centro público. Sin dicha reválida no se debería homologar ningún título ofertado por empresas privadas. Eso sí, cada empresa de gestión privada puede decidir crear la titulación que le parezca oportuna aunque sepa que la misma no estará homologada.

Propuesta 8

Establecimiento de un nuevo sistema de oposiciones que valore tanto o más la práctica real que el conocimiento memorístico. No se trata de alargar períodos tal y como se plantea en alguna propuesta política para empezar a ejercer de docente, se trata de incorporar en el aula a los mejores docentes (que, por cierto, no son los que mejores calificaciones sacan y sí los que mejor saben gestionar un aula). Oposición meritocrática con un año de prácticas muy exigente y totalmente supervisado por docentes externos al centro (¿por sorteo?) donde se realicen las prácticas.

Propuesta 9

Provisión de puestos docentes en todos los centros financiados con dinero público por los mismos criterios de transparencia y mérito. Hablando en plata, eliminación de la selección opaca de la provisión de docentes por parte de centros concertados o cursos de formación impartidos por determinadas organizaciones a cargo del erario público para establecer mecanismos de provisión en igualdad de condiciones entre todos los aspirantes. Por cierto, aquí se incluye establecer las mismas condiciones laborales para todos los docentes cuyo pago provenga de los impuestos.

Propuesta 10

Uso de los centros educativos por parte de las administraciones para ofrecer actividades extraescolares o aprovechar las instalaciones para cualquier otro tipo de actividad social. Los centros educativos pasarían a depender de los ayuntamientos a excepción de la gestión de personal que debería ser única en todo el territorio.

Propuesta 11

Eliminación de toda enseñanza ideológica en los centros educativos. Esta ideología incluye asignaturas de religión o cualquier otra que venga marcada por el color del gobierno político que salga de las elecciones.

Propuesta 12

Establecimiento de mecanismos para eliminar los centros-gueto mediante estrategias que permitan que, en esos centros se destinen mayores recursos o, incluso planteándose la posibilidad de un reparto equitativo de alumnado procedente de determinados contextos marginales entre diferentes centros educativos.

Propuesta 13

Eliminación de los libros de texto de forma progresiva asumiendo el Ministerio de Educación (o cualquier otro organismo público) la edición de manuales básicos que, pueden ser fácilmente adaptables a las necesidades de cada uno de los centros educativos. Adecuada formación del profesorado para que dé ese cambio metodológico y prescinda de su dependencia.

Propuesta 14

Infraestructuras adecuadas para el aprendizaje. Zonas verdes, amplios patios y, cómo no, recursos materiales (a nivel tecnológico y de funcionamiento) y humanos que permitan la mejor atención posible del alumnado.

Propuesta 15

Dotar al profesorado de todos los elementos materiales que necesite para dar su clase en condiciones (desde elementos móviles para la comunicación con alumnos y padres, hasta subvencionar totalmente esos aprendizajes que les permiten mejorar en su día a día).

Propuesta 16

Rotación obligatoria entre docentes de centros próximos para evitar el "apoltronamiento". Sí, cada cierto tiempo de estancia en un centro educativo, sería bueno que los docentes fueran cambiando de centro para ver otras formas de trabajar.
Pero, en definitiva, la propuesta educativa imprescindible para el 21D, sería aquella que impidiera que ningún partido político pudiera tomar decisiones educativas sin establecer un mecanismo de democracia directa que, mediante la votación de la población, validara esas decisiones que afectaran de forma global a todo el sistema educativo. Y, por cierto, también sería bueno que, alguna vez, contaran con los profesionales que, diariamente, se dejan la piel en sus aulas.
Jordi Martí | diciembre 13, 2015 en 8:54 am | Etiquetas: propuestas | Categorías: EDUCACIÓN | URL: http://wp.me/pGAud-5xC
Comentario    Ver todos los comentarios
Cancelar la suscripción para no recibir entradas de XarxaTIC.
Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones.
¿Tienes problemas haciendo clic? Copia y pega esta URL en tu navegador:
http://www.xarxatic.com/propuestas-educativas-para-el-21d/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada