martes, 12 de enero de 2016

Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Posted: 11 Jan 2016 04:38 AM PST

CUATRO AÑOS DE LA REFORMA LABORAL DEL PP

PEDRO PEINADO
Jose Durán Rodríguez | Diagonal | 11/01/16
De entre las muchas cuestiones para recordar de la legislatura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, hay dos fechas especialmente destacadas en el ámbito laboral.
El 10 de febrero de 2012, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, conocido como la reforma laboral del Partido Popular. Un paquete de cambios legislativos orientado, según su exposición de motivos, "a facilitar la contratación, con especial atención a los jóvenes y a los parados de larga duración, potenciar los contratos indefinidos frente a los temporales y que el despido sea el último recurso de las empresas en crisis".
Consecuencia directa de la entrada en vigor de estas nuevas reglas del juego laboral, la segunda fecha que se recordará del periodo 2012-2015 es el 29 de marzo de 2012, la primera de las dos huelgas generales convocadas ese año por los sindicatos mayoritarios, que fue secundada por numerosas organizaciones auto­­nómi­cas, sectoriales o alternativas, en uno de sus últimos intentos de exhibir músculo en público.
Casi cuatro años después, y con la incertidumbre ante lo que pueda pasar tras la nueva configuración parlamentaria surgida de las urnas el 20 de diciembre, es buen momento para evaluar lo que ha supuesto la reforma laboral, qué consecuencias ha ocasionado y qué objetivos ha cumplido.
Para Ramón Górriz, secretario confederal de Acción Sindical de Comisiones Obreras, la valoración es "totalmente negativa", ya que ha supuesto "un incremento del poder empresarial y el intento de un debilitamiento de la negociación colectiva y de la intervención sindical, con una devaluación salarial importante que ha tenido como consecuencia la destrucción de empleo".
En su opinión, la reforma de 2012 continúa la senda abierta por la de septiembre de 2010 y se trata de "una reforma al servicio de los intereses de los grandes poderes empresariales y financieros".
"La reforma laboral ha significado un empeoramiento en las condiciones laborales, la conversión a un empleo más precario y temporal, y la pérdida de empleo"
Teresa Ramos, abogada del gabinete jurídico confederal de CGT, destaca que la reforma laboral ha significado "un empeoramiento en las condiciones laborales de las personas trabajadoras, la conversión a un empleo más precario y temporal, y la pérdida de empleo, que tuvo su cota máxima en el primer trimestre de 2013 con una tasa de paro del 26,94%".
Ramos también subraya que se sigue apostando por "la receta de la flexiseguridad, vieja conocida por las anteriores reformas laborales españolas y europeas, siendo un instrumento para facilitar el despido y la movilidad dentro de las condiciones laborales en detrimento de las personas trabajadoras".
Como un "retroceso sin precedentes en el ámbito laboral" califica Luis Ocaña, abogado laboralista y militante del Sindicato Andaluz de Trabajadores, al Real Decreto-Ley 3/2012. "Sus consecuencias –recuerda– han sido demoledoras: destrucción masiva de empleos, mayor precariedad, más siniestralidad, rebajas salariales, ataque frontal a la negociación colectiva e imposición de castigos al empleo público. En síntesis, degradación y pauperización de la clase trabajadora. La ausencia total de diálogo social ya vaticinó estos resultados, que se han confirmado".
Por parte del Gobierno, algo más de un año después de la publicación en el BOE de la reforma laboral, realizó un análisis de sus consecuencias. Así, el Informe de evaluación del impacto de la reforma laboral, difundido en el verano de 2013, aseguraba que "pese a la acumulación de siete trimestres en recesión, la aceleración de la caída del crédito, y la reducción de casi 400.000 empleos en el sector público, la reforma ha conseguido contener el incremento de paro, frenar la reducción de empleo y mejorar la flexibilidad del mercado laboral, permitiendo a las empresas adaptarse al contexto económico más fácilmente y haciendo nuestra economía más competitiva".
En la primera, y hasta la fecha única, edición de este informe, el Ministerio de Economía y Competitividad llegaba a realizar una pirueta retroactiva para estimar de manera muy optimista que "la reforma habría contribuido a evitar la destrucción de 225.800 empleos en el año anterior a su puesta en marcha".
La reforma de las condiciones del mercado de trabajo era una de las propuestas incluidas en el programa con el que el Partido Popular se presentó a las elecciones generales de noviembre de 2011. Tras su victoria por mayoría absoluta, Rajoy indicó en su discurso de investidura, el 19 de diciembre de aquel año, que pretendía "llevar a cabo una profunda modernización de la legislación laboral, al servicio de la creación de empleo, que apueste por una mayor estabilidad, una mayor flexibilidad interna en las empresas y que considere la formación como un derecho del trabajador".
"Con la reforma laboral se ha incrementado el reparto desigual de riqueza, se liberalizan las relaciones laborales y se clava un rejón de muerte al Derecho Laboral"
Esas premisas se concretaron apenas dos meses después en la redacción y firma de la reforma laboral. Pero su declaración de intenciones y lo que ha acarreado su aplicación práctica se parecen como la noche y el día.
"No se ha cumplido con ninguno de los objetivos que se incluían en la exposición de motivos del Real Decreto-Ley 3/2012 de 10 de febrero. Antes al contrario, ha servido para desproteger a los desempleados y beneficiarios del sistema de Seguridad Social, para abaratar aún más los despidos y ampliar los supuestos en que éstos se consideran procedentes, facilitar los despidos colectivos incluso en las Administraciones Públicas, debilitar las posiciones sociales en las mesas de negociación colectiva, rebajar los salarios, incrementar los accidentes laborales… En definitiva, se incrementa el reparto desigual de riqueza, se liberalizan las relaciones laborales y se clava un rejón de muerte al Derecho Laboral", dice Ocaña.
Algunas de las medidas más criticadas de la reforma laboral han sido la reducción de la indemnización por despido improcedente (de 45 días por año trabajado con un máximo del equivalente a 42 salarios mensuales se pasa a 33 días con un tope de 24 mensualidades), la supresión del requerimiento de la autoridad laboral para llevar a cabo despidos colectivos o el que las personas contratadas a tiempo parcial puedanrealizar horas extraordinarias.

Leer más: Horas extra, el mayor robo de la historia

Son movimientos que han facilitado el despido y un modelo en el que se potencia el empleo a tiempo parcial y la temporalidad frente a la jornada completa y el contrato indefinido. En los primeros seis meses de 2013, según los datos oficiales, la contratación a tiempo parcial se incrementó casi un 9% respecto al año anterior.
Treinta meses después, la estadística de crecimiento de estos contratos parciales sigue siendo similar: en el tercer trimestre de 2015 se han firmado un 9,2% más que el mismo periodo de 2014. "Se ha roto el núcleo estable de trabajadores con contrato fijo. En el último mes, de cada cien contratos, 95 han sido temporales y a tiempo parcial", dice Górriz.
"Muchos contratos parciales son una tapadera de contratos a tiempo completo, pero no hay interés en controlar la situación. Si lo hubiese, obligarían a definir el horario en el contrato"
La apuesta por el trabajo a media jornada se completó en diciembre de 2013 con el Real Decreto-Ley 16/2013, "la última vuelta de tuerca en la precarización del contrato a tiempo parcial, ya flexibilizado por el gobierno de Zapatero", recuerda Isabel Otxoa, profesora de Derecho de la Empresa en la Universidad del País Vasco, quien explica a Diagonal que con estos contratos "las ventajas para la empresa son la flexibilidad en la gestión de la jornada laboral y por tanto de los salarios, y la mayor intensidad de la dedicación que se da en jornadas cortas. Las horas contratadas se pueden estirar hasta un 75% más, a voluntad de la empresa y sin derecho a consolidar la jornada, con un preaviso de tres días. Las 20 horas de contrato se pueden convertir en 35 el tiempo que la empresa quiera y volver a reducir sin necesidad de justificación alguna. Además, muchos contratos parciales son una tapadera de contratos a tiempo completo, pero no hay interés en controlar la situación. Si lo hubiese, obligarían a definir el horario en el contrato".
Ramos también incide en la importancia de esa modalidad contractual y lo que supone su implantación generalizada: "Los contratos estrella siguen siendo la contratación temporal frente al indefinido y la tendencia al alza del tiempo parcial frente al completo en los últimos años, impulsada a su vez por la reforma de diciembre de 2013 que ha terminado por difuminar los límites a su uso como instrumento de flexibilidad laboral en precario, siendo a su vez muy habitual en la actualidad los contratos por horas".
En 2015, la contratación temporal ha seguido aumentando. Según la Encuesta de Población Activa, en el tercer trimestre del año creció un 10,1% (205.500 contratos más) sobre el mismo periodo del año anterior, mientras que el total de asalariados con contrato indefinido descendió en 18.900.
De los 18.576.280 de contratos firmados en todo 2015, sólo el 8,1% fueron indefinidos. El resto, más de 17 millones, duraron días o semanas
La cifra dada por el Ministerio de Empleo el 5 de enero habla por sí sola: de los 18.576.280 de contratos firmados en todo 2015, sólo el 8,1% fueron indefinidos. El resto, más de 17 millones, duraron días o semanas.

Quién fuese mileurista

Otras medidas muy significativas han sido la modificación sustancial de las condiciones de trabajo mediante la inaplicación de los convenios, el conocido como descuelgue, especialmente en lo tocante a la jornada y al salario.
El Informe de evaluación del impacto de la reforma laboral confirma que con estas medidas de inaplicación, "la retribución por asalariado que refleja la contabilidad nacional ha mostrado una fuerte contención, e incluso caídas significativas, al final de 2012 (-3% anual) y al principio de 2013 (-0,6%)".
Górriz apunta a este respecto que "donde más se ha notado es allí donde hay más dificultades para tener organización sindical, especialmente en las empresas más pequeñas donde hay escasa representación o no hay. La mayoría de las inaplicaciones de convenio, relacionadas con cuantías salariales, se han negociado en comisiones ad hoc donde no están los sindicatos. El empresario, bajo la amenaza que supone ese desequilibrio, pide la inaplicación de convenio con la coartada de que lo hace para evitar el cierre o los despidos".
También señala a otro de los objetivos no declarados pero implícitos en la reforma laboral, como es desequilibrar aún más las relaciones de poder a favor de la empresa. Por si no estuvieran ya lo suficientemente desequilibradas, la modificación legislativa privilegió los acuerdos internos frente a los de rango superior.
"El objetivo central era acabar con el convenio sectorial, que tiene un marco de relaciones y condiciones de trabajo superior al de empresa. En esto podemos decir que hemos salvado los muebles. En 2012 había unos nueve millones de trabajadores con cobertura de convenios colectivos, en 2013 y 2014 también y por los datos que tenemos en 2015 llega a 9.600.000. Ha habido convenios de empresa de nueva creación –que era uno de los objetivos de la reforma: sustituir el convenio de sector por el de empresa–, orientados a devaluar las condiciones y los salarios marcados por los sectoriales", explica el representante de CC OO.

Cerrar el círculo

Destrucción de empleo, devaluación salarial, mayor facilidad para el despido, apuesta por la jornada parcial, incremento del poder empresarial y deterioro de la negociación colectiva y la intervención sindical son algunos de los rasgos definitorios del nuevo mercado laboral pintado por la reforma laboral durante estos cuatro años.
Para Górriz, ésta supone un todo que cierra el círculo de otra serie de políticas en vigor: "Junto a esto hay que poner las políticas presupuestarias, que han conducido a las privatizaciones o a unos servicios públicos esenciales de menor calidad, con reducción de plantillas, en función del déficit y del artículo 135 de la Constitución Española que con nocturnidad y alevosía modificaron el PSOE y el PP".
"Un país en el que hay gente imputada por ejercer el derecho de huelga es un país en el que no hay equilibrio en las relaciones laborales"
Y para completar –añade–, "las restricciones a las libertades: ¿Cómo puede ser que en pleno siglo XXI haya más de 300 personas imputadas por ejercer el derecho de huelga, aplicándoles el artículo 315.3 del Código Penal, a quienes se les pide penas que recuerdan a la dictadura? Un país en el que hay gente imputada por ejercer el derecho de huelga es un país en el que no hay equilibrio en las relaciones laborales".
Sobre cómo revertir los efectos de la reforma, Ocaña recuerda que "hay Administraciones que se han comprometido con el empleo y han articulado medidas para paliar los efectos de la reforma. También hay convenios donde mediante la negociación colectiva se han incorporado cláusulas antireforma. Y no podemos olvidar que desde algunas instancias judiciales se han limitado muchos efectos y no se ha permitido acudir a las interpretaciones más tenebrosas que pretendían los defensores de la reforma. Ahora bien, sólo con un movimiento sindical fuerte y articulado será posible ir dándole la vuelta a este desaguisado".
En opinión de Górriz, existe una gran posibilidad de revertir la reforma tras los resultados del 20D: "Al menos en sus programas, los partidos políticos de posiciones de izquierda y progreso planteaban esa modificación de políticas económicas y laborales. Existen condiciones para rápidamente derogar la reforma laboral, la LOMCE, la ley de Seguridad Ciudadana,… Pero además de esta situación nueva en el Parlamento, es fundamental la pelea que cada día se hace en los centros de trabajo".
Su propuesta incluye la redacción de una carta de los Derechos de los Trabajadores que blinde los derechos en el marco del trabajo y que sea recogida en la Constitución, "lo que exige su reforma, ya que está obsoleta".
Ocaña también mira a otras posibilidades, centradas en "explorar nuevas alternativas de empleo colectivo. Desarrollar proyectos cooperativos que generen empleo y tejer una red económica que no responda a las lógicas del capital es la tarea fundamental que debemos acometer desde los movimientos críticos con el sistema".

Formación y aprendizaje, manga ancha

Varias de las novedades introducidas por la reforma afectaron a los contratos de formación y aprendizaje. Se aumentó de los 21 a los 25 años (hasta los 30 mientras la tasa de desempleo esté por encima del 15%) la edad máxima de las personas a las que se puede emplear con esta modalidad contractual y se alargó hasta tres años su duración.
También se eliminaron los límites al número de estos contratos que puede firmar una empresa, antes vinculado al tamaño de la plantilla, y se realizaron significativas reducciones de las cuotas a la Seguridad Social que las empresas han de pagar. ¿Resultado? El previsible: en los doce primeros meses de aplicación de la reforma, el número de estos contratos aumentó un 22%, según el citado informe oficial que añade que "en el primer semestre de 2013 su uso se ha acelerado superando en un 64% al del mismo periodo de 2012".
La entrada Reforma laboral: todo el poder a la CEOE aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 11 Jan 2016 03:32 AM PST
amiguitos
Juan Carlos Monedero | Comiendo tierra |11 enero, 2016
"El Rey ha de convocar en breve a las fuerzas parlamentarias, en momentos singularmente preocupantes de la vida española y en los que la institución que encarna va a verse afectada también por los ecos de la corrupción. Puede ser paradójicamente una magnífica ocasión para que en medio de la tormenta sea capaz de demostrar la utilidad de la Corona, base casi exclusiva de su pervivencia, propiciando un pacto que beneficie al conjunto de los ciudadanos"
Juan Luis Cebrián, El arte de la mentira política, El país, 11 de enero de 2016
Leer el hígado de una corneja que vuela hacia el oriente
Dicen desde la CUP que no quieren nuevas elecciones porque ganaría la derecha. Aparte de que no es verdad ¿te echas en brazos de la derecha para que no gane la derecha? Quién entiende nada…
En el Manual del Buen Oteador Social hay dos maneras de predecir lo que va a ocurrir. La primera dice que hay que saber qué quieren hacer los poderosos, esto es, hay que identificar cuáles son sus intereses e intuir cuáles son los caminos que van a llevarles a que esos privilegios -vivimos en sociedades de clases- se mantengan o acrecienten. Por lo general en el corto plazo, que el capitalismo, como decía Galbraith, es miope. La segunda regla consiste en saber desbrozar la maleza, en acertar a la hora de separar el trigo de la paja, clarificar qué es sustantivo y qué es ruido, una intoxicación alimentada bien por los creadores de cortinas de humo (es el virus de ese cruce terrible que nos gobierna de partidos, empresas de medios de comunicación y capital financiero) , bien por la cacofonía multiplicada de unos medios que si no informan de lo que sea a cada minuto se caen de la bicicleta. Lo sustantivo es aquello que está pugnando por hacerse realidad o mantenerse. Lo adjetivo, lo que no es determinante aunque distraiga. Todo, claro, dentro de lo que se está discutiendo (como todo está trenzado en la sociedad, no es fácil acotar espacios).
Como todo sistema de calidad, estas reglas deben ser sometidas a control. Aquí empiezan los problemas. Porque si bien es presumible que los poderosos aciertan -tienen medios, equipos, capacidad de reacción, dinero, conexiones-, siempre hay una nariz de Cleopatra, una piedra en el camino con la que no se contaba, un cambio de parecer imprevisible e inconcebible (a lo sumo explicable a posteriori) que cambia el rumbo de la historia. Aquí entramos en el reino de la intuición. Por eso es cierto que la política tiene algo de arte, porque decir que tiene ciencia es un abuso corporativo de los politólogos. El segundo problema del control de calidad tiene que ver con la disonancia cognitiva -eso que sucede cuando los datos de la realidad no encajan con nuestra manera de entender las cosas-, que hace que el comportamiento de los actores políticos sea imprevisible. Somos amigos de negar la realidad cuando no encaja con lo que pensamos. Y así no es tan fácil predecir qué puede ocurrir aplicando la mera lógica. Cuando las CUP decidieron en su ejecutiva no apoyar a Mas he de reconocer que me descoloqué. La regla uno se me rompió: los poderesos veían torcerse sus planes. Un movimiento político de corte asambleario nos daba a todos una lección democrática. ¡Bien por la CUP! Pero poco dura la alegría en la casa del pobre. La iglesia romana aceptó que los arúspices leyeran hígados de ave para evitar la entrada de los bárbaros en Roma. Tampoco acertaron. Que le pregunten a Alarico y, de paso, a Inocencio. El río desbordado siempre encuentra un nuevo cauce. Y las cosas recuperaron su rumbo. Y no es tan sencillo entenderlo.
Todo vuelve a su sitio
CUP
La decisión de la CUP de garantizar la investidura del alcalde de Girona (Convergència Democràtica de Catalunya, CDC) regresa las cosas al gran plan. No es que ese gran plan vaya necesariamente a salir. Ya hemos dicho que hay imponderables y que los planes con gente no son igual que los planes con autómatas. Es simplemente que se camina con fuerza hacia lo que algunos, con mucho poder, quieren que salga. O, incluso, podríamos afirmarlo con mayor prudencia: son decisiones funcionales para que tanto el impulso del 15M como el del derecho a decidir que nació en las calles -y que encarnaron institucionalmente con Podemos, En comú Podem y también con anterioridad en la CUP- se sacrifiquen en el altar de una gran coalición que haga cambios cosméticos para inaugurar, ahora sí, el reinado de Felipe VI una vez cerrado el juicio familiar que ahora empieza con la Infanta y Urdangarín en el banquillo. Si su padre necesitó el 23 F para ganar legitimidad, el hijo necesita un suceso que haga de epifanía democrática. El diario El país y los referentes políticos y mediáticos del régimen del 78 ya están en ello.
Se ha repetido hasta la saciedad que en la CUP habitan dos almas: una independentista y otra anticapitalista. ¿Por qué demonos tiene que triunfar la que coincide con la burguesía catalana a la que hasta ayer combatían? Creo que en el caso de las CUP, investir a un anticomunista y miembro relevante de CDC como Carles Puigdemont -corresponsable de todo lo que ha hecho ese partido- pudiera tener trazas de trampa electoral. Otro gallo cantara si hubieran ido a las elecciones diciendo: votarnos a las CUP es también votar el apoyo a un gobierno presidido por Convergència para caminar hacia la independencia. Cuando decían: "no investiremos nunca a Mas" implicaba decir para el común de los votantes: "nunca investiremos a nadie que sea del partido de Pujol, Suiza y el 3%". Quedarse solamente en un nombre y pretender justificar el resto desde ahí es tratar a la gente con una descarnada falta de respeto. Como si sacrificado Artur Mas -habrá que ver cuánto se ha sacrificado realmente- se terminara todo lo que ha significado CDC. Han decidido que ahora mismo hay algo más importante que su denuncia implacable de las políticas corruptas y austeritarias de CDC. ¿Lo compensa negociar un plan de urgencia social de 270 millones? Creo que no. Por un lado, porque dudo de que realmente lo pongan en marcha (no lo hicieron antes y está escrito en las estrellas que la culpa de que no cumplan la promesa será de Madrid) y por otro porque el hecho de que el gobierno catalán le devuelva al pueblo lo que es del pueblo no le exime de sus faltas.La CUP, forma parte del acuerdo, no perseguirá ningún comportamiento cuestionable de CDC si eso pudiera suponer ayudar a que el proceso "descarrile".  Han sacrificado, pues, un pedazo de su ideología.
La decisión de la CUP no la ha tomada ninguna asamblea, sino un grupo de notables. Algunos hemos estado dispuestos a asumir el empate a 1515 por lo que implicaba de ejercicio democrático. Y hacía falta algo de fe. Al final, los perdedores regresan victoriosos. Ni elecciones ni asambleas. Han sacrificado, pues, su metodología. Y han balbuceado en rueda de prensa -algo que contrasta fuertemente con otros momentos de enorme fuerza simbólica- que meten dos diputados circunstancialmente en el grupo parlamentario de Junts pel si, pero que en verdad no los meten aunque vayan a estar dentro (como si fueran a estar en diferido), y que van a pedir perdón todas las veces que haga falta porque se han portado mal, como repitió Mas en su despedida, aunque dicen que se han portado bien, y se entregan a lo que digan desde Junts pel si es que sirve al proceso, de manera que han perdido aunque que dicen que han ganado y juran portarse lozana y cabalmente al tiempo que dicen que no juran porque no son así mucho de religiones. Como conozco a alguna gente de la CUP, me consta que, al menos una parte, está muerta de verguenza. Han sacrificado, pues, la compostura.
Un hipótesis difícilmente sostenible
puigdemontPongamos que el independentismo es un objetivo superior a cualquier otro asunto, alimentado por la "oportunidad histórica" abierta con la insumisión de un partido, CDC, responsable de haber sostenido el régimen del 78 desde el comienzo, incluso en sus momentos más complejos. De ser así, la CUP debiera haberlo explicitado en la campaña. Nada mejor para que se viera realmente el peso del independentismo. Pero fue la propia CUP quien afirmó que las elecciones eran un plebiscito y que se había perdido. Parece que después han cambiado de idea. Otra vez. Una fuerza política que reclama la participación popular no debiera tomar decisiones que no estaban claramente señaladas en el contrato electoral con los ciudadanos con el que se presentó a los comicios. Que haya una oportunidad histórica es una hipótesis. Las elecciones han sido un hecho. Interpretaciones a posteriori que llevan a decisiones no votadas son espurias.
El otro gran argumento es: primero logramos la independencia y después arreglamos cuentas con nuestros adversarios ideológicos. Una de las cosas que ha aprendido la nueva izquierda europea -incluidas las formaciones que quieren reinventar ese espacio antaño llamado izquierda ampliándolo y reconsiderándolo- es que no hay soluciones locales, de manera que la única posibilidad de ganar es sumando esfuerzos. Está claro que la CUP renuncia a esa pelea concreta abierta ahora mismo -la que implica un cambio constitucional como el que reclama Podemos- para solventar asuntos propios de la mano de fuerzas políticas que están enfrente en la tarea de acabar con la austeridad. Es decir, que en los próximos 18 meses, los apoyos de la CUP no serán para superar la política de austeridad y de fin del estado social que se están intentando poner en marcha en España y en Europa, sino el seguimiento fiel a Junts pel si, no vaya a ser, como dice el acuerdo que han suscrito, que peligre la suerte del proceso independentista. Si eso fuera así, habríamos perdido a las CUP para esa pelea. Para la superación del vaciamiento democrático en España, los progresistas de Catalunya necesitan a los progresistas españoles y viceversa. En un momento donde Podemos está planteando no solamente en Catalunya sino en todo el estado la urgencia de un plan social de choque -la Ley 25 que se presenta en el Congreso- y una batería de medidas de cambio constitucional profundo que incorporan el derecho a decidir. De hecho, la probabilidad de que la derecha catalana llegue a un acuerdo con la derecha española es altísimo. Siempre ha sido así. La burguesía catalana podía compartir con sus obreros durante el franquismo y durante la Transición las reivindicaciones culturales, pero el día de la huelga llamaba a las fuerzas del orden con la intención de que les dieran una paliza a sus trabajadores. Y siempre en plena sintonía con la burguesía española. La derecha, por naturaleza interesada, termina encontrándose. Somos los que queremos cambiar nuestras sociedades los que nos pegamos un tiro en el pie comprando el discurso de los enemigos de la igualdad.
Por último, pudiera alguien sostener: lo que está ocurriendo en Catalunya puede servir para que España logre superar buena parte de sus problemas. Es decir, que la ruptura del orden institucional en Catalunya puede ser la oportunidad para abrir un proceso de transformación en el conjunto del estado. Me parece un argumento profundamente ingenuo. Primero, porque estas amenazas refuerzan a la reacción en el conjunto del estado y también en Catalunya, de manera que lo más probable pasa a ser una gran coalición donde sectores que podían caminar una senda alternativa se pierden asustados por la vertiginosidad del proceso y su nula pedagogía. Haciendo comulgar a la gente con ruedas de molino no se gana a nadie para ninguna causa. En segundo lugar, porque los cambios territoriales reclaman pedagogía, no actos de fuerza. Un movimiento popular en Catalunya como el 15M podía despertar las simpatías del resto del estado. Un movimiento lleno de incongruencias, contradicciones, cambios bruscos de opinión y encabezado por el partido de Pujol, del 3% como estructura permanente y del encubrimiento de la corrupción como es Convergencia pocas simpatías puede despertar. Y aún menos cuando el gran argumento es "hemos quitado a Mas aunque dejemos a su partido". Es loable la capacidad de Catalunya de abrir escenarios, de reinventar la política, de llegar a soluciones barrocas y florentinas. Algo en lo que la política italiana ha sido maestra. Pero eso no es siempre luminoso. Ahí está Italia con décadas de gobiernos que han devorado la posibilidad de pensar el cambio social.
Todo por hacer
en comú
Lo que se expresó en las elecciones del 20D está intacto en su divergencia: por un lado lo nuevo; por otro, lo viejo. Las opciones son insistir en lo antiguo superviviente o representar lo emergente. Es de cajón que van a existir posiciones intermedias. Pero para que exista ese punto medio, tienen que expresarse las posiciones claras. La CUP estaba en lo emergente. Hoy no es tan sencillo hacer esa afirmación.
En apenas unas horas Rajoy ha salido diciendo que hace falta una gran coalición. Que le huele a humo el palacio y le faltan extintores por doquier. Soraya Saénz de Santamaría, que es de todo menos ambiciosa, ha usado de nuevo un medio de comunicación para sus intereses particulares, en esta ocasión para decir que Rajoy es prescindible. A vueltas con lo de los sobres y ahora con película incluida. Empieza, parece, el  fuego amigo, que en política es el que realmente mata. Susana Díaz continúa la tarea de acoso y derribo de Pedro Sánchez, fácilmente sacrificable en el altar de los intereses de la patria, que coinciden con aquello que le permita seguir trabajando en lo de siempre. Gran defensora de una gran coalición -como el lobista Felipe González- tiene algo que ofrecer con motivo de la gran excusa del interés nacional: tú quitas a Rajoy, yo quito a Sánchez y empezamos casi de nuevo. Como en Los otros, otra vez los políticos del 78 parecen cadáveres andantes. Los empresarios catalanes quieren ya una solución, porque muchos están abandonando la comunidad autónoma, asustados por la ceguera que produce el afán independentista. Tensionaron para tener beneficios, pero la cosa se les ha ido de las manos. Lo único que quieren realmente es negociar ventajas fiscales. En cuanto tengan garantías de ese acuerdo, volverán a los lugares de siempre: los recortes, el despido barato, las subvenciones, las componendas con el poder político. Será uno de los acuerdos constitucionales del reinado de Felipe VI.
La amplia mayoría de los catalanes quieren votar cómo va a ser su inserción en el Estado. Los independentistas son minoría, pero si se sigue actuando desde Madrid como hasta ahora, lograrán ser mayoría. Y claro que tienen que votar los catalanes, obviamente, igual que fueron los catalanes quienes votaron su Estatut. Otra cosa es que nos dotemos de herramientas constitucionales para que esa decisión sea de todos y de todas  las españolas (basta con reconocer constitucionalmente ese derecho y luego ejercerlo en los territorios). Esa es la enorme responsabilidad de En Comú Podem en Catalunya y de Podemos en el conjunto del estado. De los dos. Porque la solución tampoco pasa por asumir como un faktum el confederalismo. Igual que España tiene que entender que Catalunya es Catalunya -como requisito para poderse sentir también España-, Catalunya tiene que entender que es parte de España, como requisito para no tirar por la borda las identidades cruzadas que existen en nuestro país y que ya va siendo hora de que las convirtamos en una ventaja y no en un incoveniente. Recuperar aquello que recuerdo de Pasionaria cuando regresó del exilio y afirmó que había regresado a su Asturias, que había regresado a su España y pasaba de una a otra sin el conflicto que la cerrazón de los españolistas de toros, sotana y corrupción han creado.
Pero esto no lo decide nadie por decreto. O se siente así, o no va a funcionar. Por eso ninguna solución va a venir por arriba. Es tiempo de debatir y luego, después de mucha deliberación, decidir. Como los grandes problemas de España -muchos, problemas también europeos- la única solución es algo que sea o se parezca a un proceso constituyente que nada tiene que ver con la Transición (que fue cupular, tutelada por el Rey y el ejército, con el 23 F de por medio, con una derecha que se decía franquista y en un tiempo en donde aún funcionaba el estado nación). Las transiciones son de dictaduras a democracias, no de democracias a democracias de mayor densidad. Pese a que algunos tengan nostalgia no estamos en el franquismo. Hoy ya no se negocia ni con ruido de sables ni con amenazas golpistas (luchamos contra la Troika, que es más sutil), y porque los últimos 35 años tienen que haber servido para algo. Entre otras cosas, para superar a viejos partidos como Convergència Democràtica de Catalunya. Aunque algunos no lo hayan visto conveniente. Cuando lo que se presenta como nuevo decide jugar la baza de sostén de lo viejo, termina devorado por la vieja guardia. Hubiera sido mejor confiar en nuevas elecciones. Al fin y al cabo, en las elecciones ¿no es el pueblo el que vota? La CUP ha representado demasiadas cosas importantes para terminar así.
La entrada Dudas razonadas sobre la decisión de la CUP aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 11 Jan 2016 02:11 AM PST

Redacción/Rokambol/11.01.16
"Es un verdadero elemento", precisan los científicos.
Con un numero atómico de 70 protones y a solo unas cuantas casillas del Estroncio, el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, ya forma parte del cuadro de honor de los elementos químicos presentes en la naturaleza de las cuatro provincias catalanas. "Estará en la tierra, estará en el aire y estará en el agua", detallan desde la Asociación Internacional Mendeléyev, el organismo que se ocupa de gestionar el 3 % de todos los elementos que llevan carga eléctrica en Cataluña.
El Arturio iba a ser clasificado en el grupo de los Gases Nobles por la especial estructura de su mandíbula, el corte de su traje y su peculiar amistad con el Kripton, pero al tratarse de un metaloide poco común y de su formidable resistencia a la evaporación se ha decidido que se aloje en la misma casilla de Puigdemont.
"No es habitual que dos elementos, aunque coincidan en los mismos restaurantes e intercambien electrones comunes, compartan una misma casilla en la tabla pero ya estábamos hasta los cojones de tanta negociación", asegura Julius Pinckerman, presidente del Club de Protones Mambo y uno de los científicos que ha formado parte de la comisión especial encargada de estudiar la candidatura del Arturio.
Los setenta protones que posee el Arturio en su núcleo, algunos de ellos sin corbata, se moverán también en la masa atómica de Puigdemont, en una nueva singularidad química que ya se conoce popularmente como la Paradoja Cuántica del Cuponazo.   Más en Rokambol
La entrada Artur Mas consigue entrar en la tabla periódica, muy cerca del Estroncio aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 11 Jan 2016 01:26 AM PST
Diego sentando en el triciclo que le han regalado en Navidades junto a su hermano
Laura Galaup | eldiario.es | 10/01/2016
Diego ha sido excluido de la única unidad especializada en daño cerebral infantil que hay en la Comunidad de Madrid. Este niño se ha dado de bruces con la burocracia ya que no le permiten tener acceso a una rehabilitación destinada a menores con lesiones cerebrales. A sus 11 años está haciendo frente a las secuelas provocadas por un tumor cerebral, del que fue intervenido hace año y medio, y que le ha afectado a su movilidad y a su equilibrio.
"Uno de los criterios de inclusión en la Unidad de Daño cerebral Adquirido del Hospital Niño Jesús es que no hayan transcurrido más de 8 meses desde el hecho causante de la lesión", apunta la Consejería de de Sanidad a eldiario.es, "pasado un tiempo determinado tras el accidente, son otros los dispositivos de rehabilitación adecuados.". Gloria, la madre de Diego ya ha tenido que hacer frente a este respuesta en varias ocasiones, se muestra desconcertada ante estas argumentaciones.
Esta mujer recuerda a la Consejería de Sanidad que su hijo fue operado en mayo del 2014 y la unidad comenzó a funcionar a principios del 2015. "Por un lado, cuando mi hijo fue dado de alta de ese hospital -el niño fue tratado en el mismo centro en el que se ubica la unidad- ese departamento específico para hacer frente a lesiones cerebrales no se había creado. ¿Por qué Diego no tiene las mismas opciones que un niño que sea hoy dado de alta? Por otro, durante esos ocho meses mi hijo ha estado haciendo frente a radioterapia y quimioterapia. Salía de los ciclos de quimio hecho un trapito", responde.
Diego se desplaza en silla de ruedas porque no se puede poner de pie. Aunque estas navidades los Reyes le han regalado un triciclo con el que podrá cambiar de medio de desplazamiento y así hacer algo de deporte, una de las actividades que más extraña desde que el tumor apareció en su vida.
Tras ser operado, fue dado de alta en septiembre del 2014. Como explica Gloria, al no existir todavía la unidad de daño cerebral del Niño Jesús fue derivado a un centro de especialidades para continuar con la rehabilitación. "El centro no está adaptado para dar atención a menores con daño cerebral, solo dan fisioterapia y logopedia. Cuando llegamos me di cuenta que no era parecida a la terapia global que recibía mientras estaba ingresado", añade.
Sus padres han decidido asumir un desembolso de 1.000 euros al mes para que acuda además a una rehabilitación especializada. "Vamos a un centro en Guadalajara en el que trabaja el equilibrio con un robot y unas cintas andadoras que le ayudan a caminar".
Uno de los médicos rehabilitadores del centro de especialidades al que fue derivado por la Consejería de Sanidad, emitió un informe fechado en abril del 2015 recomendando que este niño tuviese un "seguimiento en un centro de daño cerebral adquirido donde se contemple terapia global". Una sugerencia parecida plantearon en ese mismo mes desde el servicio de neurocirugía del Niño Jesús -el equipo médico que operó a Diego- al sugerir que debería completar su recuperación neurológica realizando "con cáracter intensivo y preferente rehabilitación integral".
Con estos informes emitidos, Gloria se mostraba optimista al pensar que el Hospital aceptaría a Diego una vez hubiese superado los ciclos de quimioterapia, teniendo en cuenta que el departamento especializado en daño cerebral infantil ya se había creado. En verano del 2015 su madre solicitó una valoración para ser incluido en la unidad. Tras recibir una respuesta negativa, presentó una queja en el Hospital.
En la contestación a esa reclamación -a la que ha tenido acceso eldiario.es- la directora gerente justificaba la exclusión de Diego indicando que "uno de los criterios fundamentales para la entrada en la unidad de daño cerebral es el tiempo transcurrido, pues las posibilidades de mejoría que el niño puede lograr en la unidad están íntimamente vinculadas a este parámetro".
Además, en ese escrito, la directora gerente señalaba que desde la Consejería les han facilitado un servicio de rehabilitación de logopedia y fisioterapia. Sin tener en cuenta en esta argumentación la opinión emitida por el profesional que trabaja semanalmente en ese centro de especialidades con Diego.
Expertos en neurorrehabilitación como Javier Tirapu, neuropsicólogo y premio Nacional de Neurociencia Clínica 2013, señala que las terapias especializadas en menores son necesarias. "La capacidad del cerebro para reorganizarse es altísima hasta los 23 años. Luego se cierra", explicó en el Parlamento navarro para concienciar a los diputados de la importancia que tenía la neurorrehabilitación en la cartera de servicios para que pueden recuperar funciones perdidas, "si un niño tiene una lesión en la parte izquierda y no habla, podemos intentar, con ciertas actividades, llevarle el lenguaje a la parte derecha".
Los padres de Diego se dieron cuenta mientras estaba ingresado de que las terapias de rehabilitación que realizó le ayudaron a ganar movilidad. "Antes de que le detectasen el cáncer, mi hijo era un toro, muy deportista. Y cuando salió del quirófano no podía levantar el brazo derecho, no se podía levantar. Poco a poco fue mejorando", apunta Gloria.
Mahesh, con su familiaMahesh, con su familia
La situación por la que está pasando Gloria es conocida por Paloma Pastor. Su hijo, Maesh se cayó hace cuatro años por un barranco y desde entonces sufre daño cerebral adquirido (DCA) que le ha dejado secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial. Llevó ante los tribunales la asistencia pública que le facilitaron: fisioterapia y logopedia -similar a la que recibe Diego- y ganó. La jueza reconoció el derecho de Mahesh "a la asistencia rehabilitadora con cargo al Sistema Público de Salud".

3.000 euros al mes en rehabilitación

En noviembre, Gloria y Paloma se reunieron con portavoces de la Consejería de Sanidad. A ese encuentro acudió también Isabel, para contar que ella y su marido hacen frente a 3.000 euros mensuales para pagar la asistencia domiciliaria y sesiones de rehabilitación. Su hija Marta se encuentra en estado vegetativo, con mínima consciencia, después de sufrir a los 16 años una crisis epiléptica cerebral que le tuvo 10 meses en la UCI del Hospital Doce de Octubre (Madrid) en coma.
En su caso, cuentan con un cheque-servicio al estar amparados por la Ley de Dependencia que cubre 700 euros de tratamiento asistencial y rehabilitador. "Nos sorprendió que al ser dados de alta no recibimos ningún tipo de fisioterapia. Con el tratamiento que pagamos nosotros vemos cómo ha aprendido a mantenerse erguida, se puede sentar sin que se le caiga la cabeza y ha conseguido agilidad en los dedos de las manos y de los pies", añade Isabel.
El objetivo de sus padres es que la administración subvencione la rehabilitación que Marta necesita ya que en un informe emitido en agosto por la especialista de neurología del hospital en el que fue intervenida señala que "sería deseable abordar un tratamiento rehabilitador global, desde el punto de vista físico y neurológico".
Por su parte, la Consejería señala: "Destacamos el mérito de los padres en buscar todos los recursos posibles para que sus hijos cuenten con la máxima calidad de vida, sin olvidar, que lamentablemente, los avances en medicina actuales son limitados en estas patologías".

Especificar la cobertura sanitaria en el Real Decreto

Paloma Pastor ha sido una de las impulsoras de la unidad de daño cerebral adquirido del Hospital Niño Jesús. Se ha reunido con diputados regionales y nacionales, para que se modifique la normativa y se incluya específicamente en la legislación toda la rehabilitación que necesitan estos menores: "El  Real Decreto 1036/2006 que regula la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud solo hace referencia a rehabilitación con fisioterapeuta, terapia ocupacional y logopedia. Pero no menciona la recuperación a nivel cognitivo por eso la cobertura de la neurorrehabilitación depende de la interpretación que haga cada Comunidad Autónoma".
Los contactos que Paloma ha mantenido con políticos promovieron la aprobación de una Proposición No de Ley (PNL) en la última legislatura por la que se instaba al Gobierno a "clarificar el alcance de los tratamientos de rehabilitación a nivel cognitivo, conductual y emocional, a pacientes con déficit funcional recuperable en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud".
No existen datos de los niños afectados por DCA en España, según la Federación Española de Daño Cerebral hay 420.000 afectados, incluyendo a menores y a adultos. Esta lesión no se presenta desde el nacimiento y está provocada por traumatismos craneoencefálicos, accidentes en los que hay interrupción del flujo sanguíneo en alguna región del cerebro -como las embolias o infartos cerebrales-, por tumores e infecciones cerebrales.
El sistema sanitario público garantiza la atención en la fase aguda hasta que les dan de alta en el hospital, una vez que los niños llegan a casa y tienen que retomar su vida de nuevo llegan los problemas, en la mayor parte de comunidades no existen unidades públicas destinadas a la infancia, solo Valencia Cataluña y Madrid cuentan con un departamento específico.
La entrada Madrid deja sin atención especializada a un niño de 11 años con cáncer por motivos burocráticos aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 11 Jan 2016 12:55 AM PST
El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, muestra en El Objetivo un correo dirigido al rey emérito, don Juan Carlos. "Se trata de dos páginas enteras de descripción del Valencia Summit, y este correo ha sido excluido ahora mismo del sumario".
La Sexta | 10/01/2016
La entrada Torres muestra el correo que vincula al rey Juan Carlos con el Valencia Summit aparece primero en Iniciativa Debate.

This posting includes an audio/video/photo media file: Download Now
Posted: 10 Jan 2016 01:13 PM PST
nuevatribuna.es | 10/01/2016
El alcalde de Girona y líder de la AMI, Carles Puigdemont, ha sido investido este domingo presidente de la Generalitat número 130, con los votos a favor de los 62 diputados de JxSí y 8 de la CUP –los otros dos miembros de la CUP se han abstenido: Gabriela Serra y Josep Manel Busqueta– y 63 en contra: C's, PSC, PP y SíQueEsPot.
El recuento de votos que certifican a Puigdemont como presidente ha acabado a las 21.46 horas, y la votación se ha producido cerca del límite máximo permitido: por ley debía ser investido antes de la medianoche de este domingo al lunes. Ahora, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, deberá comunicar la decisión al Rey para que lo nombre presidente de la Generalitat; mientras, este lunes Puigdemont dejará la Alcaldía de Girona, y deberá tomar posesión de su nuevo cargo en un máximo de cinco días.
Asume el programa independentista de Artur Mas
El candidato a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont,  ha destacado que su programa reitera el que había presentado Artur Mas en el pleno de investidura del 9 de noviembre: "No podría ser de otra forma".
En su discurso ante el pleno de la Cámara, ha destacado que apuesta por desarrollar las principales proyectos claves para avanzar hacia la independencia: una Constitución catalana, una Hacienda propia, un Banco Central y una Seguridad Social de Cataluña.
"Será un trabajo que pedirá la participación de mucha gente, entre la cual cuento con el presidente Mas. No es un proyecto de políticos. No lo es siquiera de las instituciones. Es un proyecto coral, colectivo, de la gente", ha concluido.
Pide perdón por el "espectáculo" postelectoral
Carles Puigdemont ha pedido perdón a los ciudadanos que estén estupefactos por los obstáculos de las negociaciones postelectorales, que ha tachado de espectáculo poco edificante: "Hemos dejado que demasiada gente sufriera" después de haber votado.
Así ha empezó su discurso de investidura, para el que tiene tiempo ilimitado y tras el cual hablarán los grupos de la cámara, y el candidato les replicará, antes de votarse si se convierte en presidente.
Centenares de personas le han recibido a él y al resto de diputados a la entrada del Parlament con 'estelades' y clamando 'Independència', para celebrar el acuerdo JxSí-CUP.
Se compromete a aplicar la declaración independentista
"Tenemos que empezar a caminar a la luz de la declaración del 9N para iniciar el proceso de constitución de un estado independiente"
Puigdemont, se ha comprometido en el pleno de investidura a aplicar la declaración independentista que aprobaron el pasado 9 de noviembre JxSí y la CUP.
"Tenemos que empezar a caminar a la luz de la declaración del 9N para iniciar el proceso de constitución de un estado independiente" a través de un nuevo Govern configurado en base al pacto al que han llegado JxSí y la CUP, ha destacado el también alcalde de Girona.
Puigdemont se ha referido a cinco ejes principales para esta legislatura: culminar el proceso en su fase participativa, ciudadana y asociativa, diseñar definitivamente las estructuras de Estado necesarias y "ponerlas a punto"; tramitar las leyes de transitoriedad jurídica y del proceso constituyente, e internacionalizar el proceso independentista.
La entrada Carles Puigdemont, nuevo presidente de la Generalitat con 62 votos de JxSí y 8 de la CUP aparece primero en Iniciativa Debate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada