domingo, 7 de febrero de 2016

Iniciativa Debate Público


-


Iniciativa Debate Público


Posted: 06 Feb 2016 09:28 AM PST

Redacción/Rokambol/6.02.16
Se habría utilizado en la última encuesta del CIS.
Un gas incoloro e insípido, aunque con un ligerísimo olor a orín, podría haber sido utilizado durante la última encuesta del CIS, Centro de Investigaciones Sociológicas, realizada esta misma semana para sondear la intención de voto de cara a unas nuevas elecciones generales anticipadas. Según los técnicos, esa leve pestilencia que desprendía el gas pasó absolutamente desapercibida por los ciudadanos, pues atribuían el hedor a la constante lluvia dorada que el Gobierno, los Bancos, la Iglesia y los empresarios vierten sobre nosotros diariamente. "Olía como a corrupción, pero un poco menos ácido, por eso no sospeché que me estaban gaseando hasta que me lo dijo mi cuñado", confiesa una de las personas víctimas del experimento.
Al parecer, el gas no solo surte efecto sobre la simple intención mecánica de voto sino que predispone al sujeto para que aumente notablemente la comprensión y la tolerancia ante las declaraciones de personas como Alfonso Rus o Rodrigo Rato. "Si se lanzara un chorro de gas cada vez que un delincuente del PP les quita la cartera a sus conciudadanos no tendríamos ahora todo este problema para formar Gobierno", han asegurado desde la sede de Génova.
El compuesto gaseoso carece de efectos secundarios, según los neumólogos, "salvo la natural pérdida de derechos sociales y que te salen orejas de burro", señalan.    
La entrada Ensayan un gas que daría ganas de votar otra vez al PP aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 06 Feb 2016 05:06 AM PST
Por José Antequeragurbrevista.com | 05/02/2016
El exjuez Elpidio Silva (Granada, 1959) sabe de buena tinta lo que es sufrir represalias por meterse con los poderes fácticos de este país. Desde que en el año 2013 ordenó el ingreso en prisión del presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa –el todopoderoso banquero acusado de un desfalco millonario en la compra del City National Bank de Florida– Silva ha tenido que soportar ataques y vejaciones de todo tipo, hasta que finalmente ha sido apartado de la carrera judicial. "Las presiones contra los jueces son sistemáticas. Lo explico detenidamente en mis libros La Justicia desahuciada y La verdad sobre el caso Blesa, y de esos libros no he tenido la más mínima contestación por parte de nadie; nadie ha criticado nada porque en ellos digo la verdad", asegura. Desde su despacho de abogados de Madrid, profesión que hoy compagina con la política al frente del partido RED, Silva insiste en que el Consejo General del Poder Judicial ejerce un control férreo sobre todos los miembros del estamento judicial español, una estrecha vigilancia por razones políticas que provoca que los jueces y magistrados se sientan "presionados y tengan miedo" a la hora de ejercer su función con independencia e imparcialidad. "En el caso Blesa está todo por investigar, y eso habrá que hacerlo algún día. Lo que hicieron conmigo fue matar al mensajero", afirma Silva, quien arremete contra aquellos contertulios de televisión que intentaron desprestigiarle personal y profesionalmente. "Daban vergüenza, deberían de volver a repetir aquellas intervenciones para que la gente las viera porque actuaban como si supieran algo de derecho procesal, como si fueran especialistas y conocieran la causa, cuando en realidad se dedicaron literalmente a triturarme". Hoy charlamos con Elpidio Silva, el hombre que tuvo la osadía de meterse con el banquero de guardia "del régimen". El juez que perdió su trabajo, pero ganó una batalla moral.
Ostenta el honor de haber sido el primer juez español que se atrevió a enviar a un banquero a la cárcel tras el estallido de la crisis, pero hoy el señor Blesa está en libertad. ¿Ha ganado el pez gordo la partida?
Elpidio-Silva-2Bueno, con toda seguridad, y pocas cosas se pueden afirmar con tanta seguridad, en el tema de la investigación criminal sobre la gestión de las cajas de ahorro, particularmente en el caso de Caja Madrid, ha perdido todo el mundo, ha perdido toda España. Ha perdido por supuesto Blesa, que se ve afectado en varios procedimientos penales como imputado, ahora se dice como investigado, y está llamado a juicio como acusado formalmente con petición de penas elevadas que significaría sin el menor género de dudas su ingreso en prisión. Queda por investigar la gestión de Caja Madrid, que está residenciada en el caso Blesa, que llevaba el Juzgado de Instrucción Número 9, del que yo era titular. Es un escándalo que esa causa no se haya reabierto y la no reapertura de ese asunto demuestra que nunca hubo la menor intención de investigar. Había que quitar al mensajero, había que eliminarlo para que se garantizase la sepultura de la investigación, ésa es la verdad. Y con esto pierde todo el país, porque en la gestión de Caja Madrid está encerrada toda la miseria del régimen y todos los muertos vivientes que vemos ahora coleando y con ganas de seguir persistiendo en políticas muy degeneradas. Esa es la auténtica situación, no es que haya perdido yo, ni que haya perdido Blesa, hemos perdido todos, en mi caso obviamente es muy duro recibir una inhabilitación sencillamente por realizar el trabajo que llevas haciendo durante treinta años, un trabajo que ahora sirve para las resoluciones que están dictando todo tipo de jueces en España, juzgados de Guardia, juzgados de funcionamiento ordinario… Aquí lo que se hizo fue apartar a la persona que podía investigar. Espero que esto al final lo gane en el Tribunal Europeo de Estrasburgo, pero el escarnio ya está hecho, me han hecho un daño tremendo, y en ese sentido Blesa lo que no ha conseguido ha sido salir de aquí como si no hubiera pasado nada. La realidad es que gracias a todo el movimiento de información y de difusión de lo que estaba pasando, en el que intervine yo mismo pero también otros partidos como Podemos, incluso Ciudadanos, muchos activistas del 15M, blogueros, todo un movimiento ciudadano, gracias a ellos, algunos de los implicados en el caso no han podido salir absolutamente indemnes de todo esto. Pero el tema no ha terminado…
¿Qué es lo que no se sabe aún del caso Blesa?
No se sabe casi nada porque no se ha investigado a fondo. Esto lo explico detenidamente en mi segundo libro, La verdad sobre el caso Blesa: biografía de la corrupción financiera, que se ha publicado el año pasado. Este asunto se debe investigar a fondo, se sabe todavía muy poco, aunque hay muchos indicios del camino que tenemos que recorrer: hay temas de dietas, de reparto del patrimonio de la caja de una manera absolutamente arbitraria y caprichosa, de créditos concedidos sin el menor respaldo y garantía de devolución, créditos que parecen más bien regalos que propiamente operaciones de crédito, compras con sobreprecio, es decir, hay un conjunto de operaciones que ya son indicativas de que estamos ante una gestión financiera compatible con el desastre que se ha producido. Porque hoy por hoy ya no existe Caja Madrid y Bankia va camino de la descuartización. Es decir, que realmente hay que investigar, hay que seguir, no son delitos que a mi modo de ver estén prescritos, como se ha pretendido decir. No está prescrito el tema de las 'tarjetas black', no está prescrito el tema de las preferentes y todas estas causas están relacionadas con la gestión continuada, posiblemente criminalizada de la gente que dirigía Caja Madrid. Las 'tarjetas black' son una minucia, eso no es nada, no alcanza ni los treinta millones de euros; aquí hablamos de daños a las entidades financieras por cuantía que sobrepasan los diez mil millones de euros. Hay que acometer este trabajo y esto tiene que ver con el cambio político. El poder político tiene que impulsar un poder judicial independiente, una fiscalía autónoma y unos organismos reguladores y supervisores autónomos en el ámbito de sus cometidos, que sean capaces de llevar a cabo el ejercicio de sus funciones.
¿Alguna vez se ha sentido presionado por el Gobierno del PP para que abandonara la investigación del caso Blesa o para dirigirla hacia otro lado?
Bueno, el régimen, que es una forma de poder establecida en España desde hace ya más de cien años, que no se ha revisado porque la primera Transición política no fue capaz de hacerlo, este régimen, digo, el poder ejecutivo, no necesita presionar directamente al poder judicial. El mecanismo fundamental de presión constituido a nivel estructural es el Consejo General del Poder Judicial para que no se note que te controla el Gobierno ni el Ministerio de Justicia. Te controlan a través del Consejo, te controlan a través de unos magistrados que de magistrados solamente tienen el nombre porque no ejercen la función jurisdiccional, sino que lo que hacen es acaparar un organismo de poder político, como es el Consejo, y de ahí, te controlan a través de expedientes disciplinarios sin el menor sentido, de diligencias informativas que van dirigidas a la instrucción y a atemorizar al órgano judicial, de una falta de regulación de quiénes son los que mandan en un juzgado. En España ni siquiera está claro cómo manda un juez en un órgano judicial, no se define claramente, se habla de la superior inspección del juzgado, pero no se regula la figura del titular. ¿Qué es eso de la superior inspección? Es todo una nebulosa, una falta de regulación propia de un país que no estuviera en Europa, como si España fuera una isla perdida en el océano Índico. Lo que tenemos que hacer es copiar, qué hacen en Francia, qué hacen en Gran Bretaña y lo que no cabe es tener cautivos a todos los jueces de verdad, de a pie, que están en el trabajo diario, tenerlos cautivos en manos de un Consejo General del Poder Judicial que es un órgano eminentemente político cuyos miembros se deciden en cualquier mesa o en cualquier cena por dos o tres personas a lo sumo. Esta es la manera de ejercer el control, ésta es la manera de presionar y después hay que tener en cuenta que la Fiscalía, que es el órgano que asume la acusación pública, no es independiente, está incardinada en el Ministerio de Justicia bajo un criterio estrictamente jerárquico, como el que puede imperar sobre un policía nacional. Eso no es manera de montar una administración de Justicia en un país serio. Y mediante esta forma de hacer las cosas, las presiones son sistemáticas. Lo explico detenidamente tanto en La Justicia desahuciada como en La verdad sobre el caso Blesa, y de esos libros no he tenido la más mínima contestación por parte de nadie; nadie ha criticado nada porque se trataba de decir la verdad, tal como yo la ha experimentado con un conjunto de experiencias y de conocimientos de campo que es algo muy difícil de rebatir.
¿Cómo ha podido influir en el desarrollo del proceso que Aznar y Blesa sean amigos desde el colegio? En su libro insinúa esta posibilidad…
Pues influye, como le digo, a través de ese organismo que es el Consejo General del Poder Judicial, a través de redes y clientelas que afectan al trabajo diario del juez, es decir, a través del protagonismo directo que hayan podido tener algunas personas en todo este proceso tan deshonroso y degradante que se montó alrededor del caso Blesa para eliminar al mensajero, que era yo, una persona que hacía su trabajo, como lo llevaba haciendo durante decenas de años. Sí, esa pequeña historia a la que usted se refiere hay que investigarla. Mire, acuérdese de que en el Tribunal Superior de Justicia que me iba a condenar había una señora, la magistrada María Tardón, que hubo que echarla, y hubo que hacerlo en términos realmente dramáticos, porque me dejaron sin abogado, ésa es la realidad, y tuve que recusarla. ¿Se ha investigado a los demás jueces que estaban ahí? De esta señora se supo después que había formado parte de la asamblea de Caja Madrid porque hubo un periodista de mucha casta y de mucha calidad informativa, de Interviú, que denunció lo que estaba pasando con esta señora. Pero de los demás magistrados, ¿sabíamos si esas personas tenían créditos dudosos por parte de las entidades financieras investigadas? ¿sabíamos si esos señores tenían amistad con alguno de los que intervenían en los procesos? ¿han publicado libros con apoyo oficial, han confesado amistades mutuas, qué es lo que estaba pasando ahí? No se ha investigado nada de eso. Y todo esto habrá que depurarlo algún día porque es insólito el carrusel que se ha montado alrededor del caso Blesa.
Supongo que ha tenido tiempo de analizar las decisiones que como juez tomó usted en ese caso. ¿Cree que se equivocó en algo, se arrepiente de alguna decisión?
Elpidio-Silva-4Como le decía, absolutamente todo lo que yo hice lo hacen todos los jueces a diario. En este instante hay jueces que están abriendo diligencias y reabriéndolas y acordando todo tipo de actuaciones con resoluciones idénticas o muy similares a las que yo dicté en su día. Todo ha sido repasado cientos de veces por mí mismo, y por mis abogados. Aquí no hubo el más mínimo error y si lo hubo, eso quiere decir que desde hace treinta años los jueces en España lo único que estamos haciendo es prevaricar. Si yo me equivoqué, eso quiere decir quedurante treinta años todos lo hemos hecho, claramente. Le puedo hablar de una prueba que solicitamos y que se nos denegó injustamente, conculcando la Constitución. Le pedimos a esos jueces, al juez Gavilán, que examináramos solamente actuaciones llevadas a cabo por juzgados de instrucción de Plaza de Castilla, para que vieran que lo que yo hacía era lo normal, y se me negó la prueba. ¿Por qué se me negó? Porque hubiera sido escandaloso, hubieran salido, literalmente hablando, miles y miles de resoluciones similares a las mías. Aquí no había nada que se pareciera ni remotamente a la prevaricación de la que se me acusaba, aquí no había ningún error procesal, sencillamente había que eliminar al mensajero. La prueba de ello es que el caso Blesa no se ha reaperturado, ahí ha seguido, y que se está intentando archivar en falso el caso banco de Miami, manipulando datos que no están, o sea tomando datos de un informe de manera equivocada. Y eso es lo que tenemos, ese es el bochorno que tenemos en España. Por ahí no podemos pasar, no podemos ceder en esto. No ha habido ningún error, el único error que se pudo haber cometido en el caso Blesa, que yo creo que más no se podía pedir, es que no fuimos más rápido aún, que se hubieran intervenido bienes con mayor celeridad todavía, pero claro, en seis meses terminamos prácticamente una parte del sumario. Ir más rápido era difícil y posiblemente se podría haber ingresado en prisión a un mayor número de personas, es verdad que eso estaba previsto. De manera que lo que hicieron fue cortar la instrucción cuando estaba a punto de terminar toda la batería de medidas que tenían que ver con la intervención de bienes, la recuperación de los frutos del delito, embargos, etcétera. Todo eso se detuvo ahí.
Por esa instrucción fue condenado a diecisiete años de inhabilitación y el Tribunal Supremo confirmó el fallo en pocas semanas, un tiempo récord.  Luego tampoco es cierto que la Justicia en España sea tan lenta, se lo digo porque a Carlos Fabra tardaron diez años en juzgarlo y a usted se lo ventilaron en apenas unos meses…
Claro, ahí lo que vemos es, o bien una Justicia desquiciada, esquizofrénica, en la que según con quién la velocidad es aterradora, una Justicia que atropella los derechos fundamentales de las personas y el principio de presunción de inocencia, o bien una Justicia que va a cámara lenta o marcha atrás, donde las cosas prescriben, donde siempre cabe la esperanza de que el proceso se extinga por la prescripción. Este es el funcionamiento que tenemos, un funcionamiento que lo que está provocando al final es que no haya Justicia porque no hay igualdad ante ella.
¿Hay jueces pringados en España? ¿Jueces sobornados?
Bueno, esto ha sido público y notorio, jueces condenados, introducidos en mafias relacionadas con la corrupción por el cargo, ha habido jueces que han tenido que ser recusados… Esas recusaciones, por cierto, han prosperado, y no se ha abierto el mecanismo disciplinario, que es bastante taxativo y que dice que cuando debiste haberte abstenido de conocer un asunto no lo hiciste, que has sido recusado y se ha abierto un expediente disciplinario para depurar las responsabilidades correspondientes, porque estamos hablando de un juez que debe saber exacta y precisamente dónde puede, cómo, y cuándo intervenir. Hay un gran desprecio a la hora de aplicar la ley. Debemos tener en cuenta que el propio presidente del tribunal que me juzgó, Arturo Beltrán, se abstuvo de conocer. Él mismo estaba reconociendo que no podía estar ahí y sin embargo el Tribunal Superior de Justicia le denegó la abstención y le obligó a estar sentado en el tribunal. Insisto, no hay quien lo entienda.
En Valencia han pasado cosas raras. Durante años la Justicia ha ido cerrando casos contra el PP que al final se han demostrado que eran ciertos…
Pues lo que le estoy contando, el miedo. Mire, ha habido una persona, creo que se ha publicado recientemente en algún medio de comunciación, que ha ido a declarar en el caso del PP de Valencia, una asesora, y ha ido muerta de miedo a la Comandancia de la Guardia Civil. Y ha dicho que ella ya sabía que había un delito de blanqueo de capitales sistemáticamente cometido. Pero va a declarar con miedo, porque ¿en manos de quién se pone ahora? ¿en manos de la Policía? ¿y le va a responder? ¿la Policía va a poder actuar con la debida libertad? Tenemos que recordar que en la propia Policía Nacional, que estaba investigando el tema de Ignacio González, el presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, en relación con el ático de Estepona, una de las primeras medidas que se adoptaron fue el traslado forzoso del comisario que investigaba el caso. ¿Te puedes poner en manos de una Policía sometida a estas presiones tan intensas, tan manipuladoras? Claro, la gente tiene miedo, los jueces tienen miedo, después de mi caso lo que se consiguió es que los jueces estén atemorizados, así que cuidadito con lo que hacen…
¿Los jueces tienen miedo?
Obviamente, en general el juez trabaja con presión o con temor si no se adhiere a los criterios de Fiscalía, si se separa del criterio de ese ministerio fiscal, que depende jerárquicamente del Ministerio del Interior. Si se separa de ahí, ya empieza a tener problemas…
Entonces el juez Castro es un milagro que haya podido sacar adelante el caso Nóos…
Yo lo que destacaría en el caso Nóos es que realmente la Corona ha tenido un tratamiento desigual respecto a lo que ha pasado con otras instituciones. En el caso Nóos, se mire por donde se mire, obviamente hay indicios severos de criminalidad, yo no lo voy a negar, pero ahora mismo es una minucia, apenas ha superado los diez millones de euros, y la relación de la infanta con este caso, que también está indiciada criminalmente, tiene un marco de defensa muy amplio. Estamos hablando de una persona acostumbrada a vivir en la abundancia toda su vida, no puede notar un exceso de patrimonio por una serie de operaciones que apenas superan los diez millones de euros porque ese era su ambiente, su vivencia normal en cuanto a capacidad económica. Por tanto, aquí lo que se pone de manifiesto es que cuando se paga el pato la Corona se pone por delante, pese a que existe el Gurtel, Blesa, Miami, Púnica, PP de Valencia, con todo lo que se ha tardado en investigar, y sin embargo está sentada en el banquillo la infanta. Eso es una desigualdad de trato, dentro del marco propiamente institucional, y aquí a mi modo de ver a la Corona se la ha abandonado.
¿Y los aforamientos?
Hay que eliminarlos, deben ser suprimidos todos, sea quien sea, incluida en la Corona. Toda la ciudadanía española, tanto a nivel de particulares como de servidores públicos, debe estar sujeta a órganos jurisdiccionales en condiciones de plena igualdad. Yo incluso creo que habría que suprimir los juzgados centrales de instrucción, porque no tienen sentido. La competencia tiene que estar distribuida entre órganos equivalentes como son los jueces federales en Estados Unidos o los jueces de instrucción en España, nada de una doble categoría, de un juzgado central de instrucción, de unos juzgados de instrucción central, todo eso lleva al desastre y a la manipulación y a que los tribunales estén cargados de trabajo de manera exacerbada porque los juzgados centrales ya no tiran adelante. Es imposible, ningún juez puede asumir todas esas causas. Hablamos de una equiparación, por tanto, de todos los juzgados de instrucción a nivel nacional. Sí podría haber una especialidad en derecho penal económico, porque no tiene nada que ver la instrucción de un delito de sangre con un delito económico y en ese marco el aforamiento no cabe. Quien haya cometido un hecho penal debe terminar ante un juez territorialmente competente, y allí se pone a su disposición para lo que el juez acuerde.
¿Cree que de no haber estado aforada Rita Barberá hoy se encontraría también en prisión?
A ver, no sé qué información tiene el juez en esa causa, pero en todo caso se puede elevar el suplicatorio al Senado, ese suplicatorio no ha sido redactado y con él lo que sucede es que la Cámara Alta da una especie de permiso para que se pueda investigar a esa senadora. Ahora bien, es verdad que si no hiciera falta ese suplicatorio se agilizaría extraordinariamente el trabajo, porque mire usted, un juez tampoco tiene muchas ganas de salirse del tiesto, de redactar suplicatorios, de salir en los medios, de estar en la diana mediática, todo eso cuesta. No se entiende que haya que pedir ese suplicatorio, porque hoy por hoy ya no tiene sentido, las cámaras parlamentarias ya no corren peligro como podía pasar en el siglo diecinueve. Por tanto, hay que eliminar todo tipo de aforamiento. ¿Qué si la señora Rita Barberá no hubiera estado aforada hubiera sido detenida? Pues no lo sé. Pero cuesta trabajo pensar que prácticamente todos sus colaboradores estén investigados o imputados y ella no. Me cuesta mucho trabajo pensarlo. Ahora, ya le digo que hay que ver la causa.
¿Pagarán algún día los responsables de esta crisis?
Elpidio-Silva-3Ahora mismo estamos en medio de esta película de terror. No sabemos cómo va a terminar todo esto. Vamos viendo, y hay que ser honesto en esto, cierto movimiento. Se está consiguiendo algo. Fíjese usted, si lee las hemerotecas del año 2012 y las compara con las de hoy, ha habido un cambio. En 2012, con la luna de miel de la mayoría absoluta del PP, si yo le hubiera dicho que en tres o cuatro años el Partido Popular valenciano iba a estar disuelto, no se lo hubiera creído. Si yo le hubiera dicho a usted que por unas tarjetas de crédito emitidas por Caja Madrid a Rato y Blesa el ministerio fiscal iba a pedir penas de más de diez años de cárcel entre los dos, tampoco me hubiera creído. Me hubiera dicho, qué va, estas cosas no pasan, la banca es intocable. Está habiendo cambios, se están produciendo. Lo que sucede es que para la enfermedad que se padece el cambio es insuficiente. La enfermedad es una septicemia, una infección muy grave, muy terminal, y no se están viendo los progresos necesarios, pero sí se están produciendo cambios. Ahora bien, una cosa es imputar a gente y otra cosa es que estén condenados o que se investiguen las causas hasta sus últimas consecuencias. En el caso Gurtel la investigación está manifiestamente no completada, hay temas gravísimos que hay que depurar, como la manipulación de las pruebas o la eliminación de los soportes informáticos. Aquí hay mucho que trabajar todavía.
Ha escrito un libro titulado La Justicia desahuciada. ¿Se considera un juez desahuciado, una víctima del sistema?
Vamos a ver, yo no me considero una víctima en un sentido concreto o de una venganza concreta. Esto no ha sido así. Aquí cada uno intenta salvar su pellejo. El régimen, cuando yo activé el caso Blesa, no tenía agenda para defenderse de ese caso. En aquella luna de miel de la mayoría absoluta de pronto aparece una gestión criminalizada y continuada, iniciada severamente en una causa penal, que podía afectar a toda la gestión económica de la entidad financiera y a un modo de ser que podían ver transparentemente los españoles durante más de diez años, y eso había que quitarlo de en medio. No fue un tema personal. Dijeron: ¿quién está ahí, en ese juzgado, quién está haciendo eso? Quítalo porque el mensajero nos machaca la agenda, nos machaca todo el planteamiento mediático, esto es una causa en la que van a ir saliendo todo tipo de indicios de criminalidad y a este señor hay que quitarlo de ahí. Hubiera sido yo, hubiera sido quien fuera. Esto no es un tema de venganza porque las venganzas son personales. No, no. Sencillamente que el régimen no podía permitir que en un momento dado un juez actuara de manera independiente, según su criterio. No era cuestión de dejarle terminar la instrucción. Había que acribillarle, difamarle, injuriarle. Aparecieron todo tipo de contertulios en la televisión que daban vergüenza, deberían de volver a repetir estas intervenciones para que la gente las viera, porque actuaban como si supieran algo de derecho procesal, como si fueran especialistas, como si conocieran la causa, y se dedicaron literalmente a triturar la imagen del mensajero. Eso tuve que superarlo, me obligó a comparecer ante los medios de comunicación, no tanto para defenderme a mí mismo, sino para defender el trabajo judicial, la causa penal. Ese ha sido el gran perjudicado, el trabajo judicial. A partir de ese momento se abre una sombra bastante oscura respecto al trabajo de los jueces, de los fiscales y de los tribunales. Y hay un descrédito de la Justicia como no lo ha habido nunca en España. Esas son las víctimas, eso no es una venganza, eso es un funcionamiento perverso de un sistema o de un régimen político que tiene que cambiar.
¿Su paso por la política ha cubierto sus expectativas?
La política es otra cosa, es un tema muy complicado, es muy difícil montar un partido político sin financiación y la financiación es una asignatura muy complicada y que nos daría mucho que hablar. Realmente España ahora mismo está encerrada en un cuadrilátero político bastante preocupante. Podemos y Ciudadanos como partidos emergentes y los restos del bipartidismo. Y presenciamos una política de muertos vivientes. Rajoy es una persona caducada en todos los sentidos del término, dentro y fuera de su partido, y Pedro Sánchez va a por un todo o nada. O es el líder aclamado que puede formar gobierno o es eliminado de su partido. Es una política de restos y de muertos vivientes. La alternativa únicamente está en los emergentes, como Podemos, Ciudadanos, como nosotros mismos con el movimiento RED, como muchas fuerzas que se están moviendo en todos los sentidos, como Izquierda Unida que ha tenido que hacer una reconversión muy intensa. Hay que recordar que IU está muy contaminada por lo que pasó en el caso Blesa a través de algunos de sus miembros sobre los que recaen indicios de participación criminal en la gestión de la caja de ahorros y hay que estar con esta nueva política no solo de nuevos rostros sino de nueva manera de hacer y de ser. Y esto va a ser difícil edificarlo en una sociedad que durante tanto tiempo ha vivido en el lodo de la corrupción, la clientela y la ruina moral.
La segunda Transición…
Creo que fui de las primeras personas que anunciaron lo que iba a llegar, el derrumbe del bipartidismo; fue patético ver cómo lo negaban, la necesidad de ir a una reforma electoral, todo esto se está diciendo sistemáticamente desde el año 2013, pero se negaba. La irrupción en la vida pública del movimiento 15M, la corrupción, todo esto se ha negado y se va autoafirmando porque la realidad es muy terca.
¿Cree que veremos a Blesa en la cárcel algún día?
Si es culpable, si se demuestra en un juicio justo que es culpable, sin la menor duda, y los indicios de criminalidad son muy intensos en todo lo que fue la gestión de la entidad, sin entrar en todo lo que pudo pasar en las causas abiertas contra el inversor. Porque es que además están esas causas que habrá que depurar en su día, saber qué fue lo que pasó y quiénes fueron los autores.
Supongo que ese día sentirá una pequeña victoria moral…
Bueno, lo principal desde el punto de vista de la conciencia ética ya está hecho. Soy plenamente consciente de que fui capaz de estar a la altura de las circunstancias, algo que muchos de mis compañeros no pueden afirmar. Me enfrenté a lo que era mi obligación, a aquello que se reclamaba de mí a cambio de una nómina, la que recibe un funcionario que trabaja creyendo en la verdad y en la legalidad de la administración de Justicia. Yo estuve a la altura y además obtuve algo que no tuve por qué obtener, pero que en este caso se ha producido, y es el reconocimiento de cientos y cientos de personas que me saludan por la calle, que me animan, que trabajan con nosotros hoy en mi despacho de abogados. Afortunadamente he podido reconvertir mi vida profesional, tengo un despacho de abogados en Madrid y Barcelona, y puedo seguir trabajando por la justicia y la defensa de los derechos de la gente. Y este reconocimiento, este apoyo, no es valorable desde ningún punto de vista económico, esto es una valoración personal que para mí significa obviamente que se ha podido seguir adelante. Aquí lo que se pretendía era la eliminación, la supresión del mensajero, este tipo quítalo de aquí, machácalo y difámalo. En eso ya han perdido desde todo punto de vista.
La entrada Elpidio Silva: "Los jueces que investigan la corrupción están presionados y tienen miedo" aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 06 Feb 2016 04:38 AM PST
selfie
Strambotic | 06/02/2016
Que el mundo está loco no es una novedad y para describirlo podríamos caer en una profusa adjetivación, argumentar sesudamente hasta la náusea e incluso en un acto de economía lingüística solo vendrían a nuestra boca una colección de epítetos no aptos para una tarde de té con tu querida yaya. He aquí donde los humoristas gráficos sacan su lápiz a pasear y reparten hostias visuales que dejan al mejor plumilla fuera de juego.
Estos artistas como Pawel Kuczynski y Steve Cutts tienen ese don para mirar la vida de forma irónica y resumir las locas caras de este mundo en una sola imagen, algo al alcance de muy pocos. El consumismo, la falta de libertad, la televisión o la pobreza son algunos de los temas que tratan en sus obras, las angustias del hombre moderno a golpe de tinta y afilada visión.
Aquí te presentamos querido y ávido lector, esta colección de viñetas llenas de sarcasmo salvaje.
rats
Autor: Steve Cutt.
rat-trap-web
Autor: Steve Cutts.
imggaleria-g_12353_20121120_105203
Autor: Pawel Kuczynski
happy-halloween-fb
Autor: Steve Cutts
plato
Autor: Pawel Kuczynski.
9531771_orig
Autor: Steve Cutts
Pawel_Kuczynski_Poland_2
Autor: Pawel Kuczynski.
8439651_orig
Autor: Steve Cutts
pawel-kuczynski-zupi-12
Autor: Pawel Kuczynski.
desk_jockeys2
Autor: Steve Cutts.
owned
Autor: Steve Cutts.
934330_orig
Autor: Steve Cutts.
5117335_orig
Autor: Steve Cutts.
5981570_orig
Autor: Steve Cutts.
14738
Autor: Pawel Kuczynski.
7358325_orig
Autor: Steve Cutts.
comments-fb2
Autor: Steve Cutts.
4895042_orig
Autor: Steve Cutts.
modern-world-caricature-illustrations-steve-cutts-8
Autor: Steve Cutts.
Con información de Pawel KuczynskiSteve Cutts y Google.
La entrada El demencial mundo del capitalismo, explicado en veinte reveladoras viñetas aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 06 Feb 2016 04:03 AM PST
Gonzalo Boye Tuset | eldiario.es | 06/02/2016
La detención de dos titiriteros por exhibir en un espectáculo un cartel que decía "GORA ALKA-ETA" no solo me sorprende, sino que sobre todo me alarma por el carácter represivo que tal actuación implica. Es inaceptable, desde la perspectiva de lo que debe ser un Estado democrático y de Derecho, la criminalización de la sátira política; especialmente cuando la misma no dice lo que la gente está afirmando, sin pudor, que dice. Leamos bien " GORA ALKA-ETA", expresión que nadie ha podido explicar como de apoyo o enaltecimiento a terrorismo alguno, sino todo lo contrario.
La reacción de la "caverna" ha sido la de siempre, criminalizándolos y utilizando el caso para atacar al actual gobierno municipal. Lo sorprendente no es eso, sino la reacción del Ayuntamiento de Madrid anunciando acciones legales en contra de unos titiriteros que el propio Ayuntamiento había contratado.
La actuación de la compañía Títeres desde Abajo seguramente no debió programarse dentro de las actividades infantiles previstas durante la celebración de los carnavales en Madrid. No cabe duda de que ahí existe una responsabilidad por parte de quien les contrató o les programó como espectáculo infantil. Pero llevarles a la Audiencia Nacional, detenidos e "investigados" por un presunto delito de "enaltecimiento del terrorismo", es un viaje muy largo y solo de ida.
Es decir, la discusión debe ser reconducida hacia dos planos distintos: de una parte, ¿estamos o no ante un espectáculo infantil?; y, de otra, ¿se debe criminalizar la sátira política? Separar las dos discusiones resulta esencial para delimitar los ámbitos de cada una y, sobre todo, las responsabilidades y posicionamientos de unos y otros.
Respecto del primero de los temas puedo entender -y seguramente comparto- que un espectáculo de sátira política no deba ser exhibido a un público infantil. Cada cual es dueño de educar a sus hijos en las ideas y convicciones que estime convenientes, pero esas convicciones no pueden, o no deben, ser divulgadas con dinero público. No estoy conforme con la educación religiosa con dinero público y tampoco con la sátira política, del signo que sea, en espectáculos financiados con dinero de todos.
Dicho esto, en lo que a mí concierne e importa -y que es lo más grave del asunto por afectar a un derecho constitucional como es el derecho a la libertad personal de los dos detenidos-, me parece que criminalizar este tipo de actuaciones es un claro atentado a la libertad de expresión impropio de un gobierno municipal que se dice de progreso. Con actuaciones policiales y legales de este tipo no se progresa, sino que se retrocede a niveles preconstitucionales.
Más aún, la actuación de la Policía Municipal ha abierto un escenario procesal-penal de difícil predicción en sus resultados, pero que contiene los siguientes elementos ciertos: dos personas han sido privadas de su libertad, imputadas (bueno, investigadas) por un delito de enaltecimiento del terrorismo y, además, tendrán que afrontar un proceso penal cuyo desenlace todavía desconocemos, pero que no pinta nada bien. Desenlace que dependerá, en gran medida, de qué juez y fiscal estén de guardia este fin de semana.
Si a todo ello sumamos que ya se han posicionado determinadas asociaciones anunciando acciones legales y que el propio Ayuntamiento de Madrid también lo ha hecho, es claro que dos artistas -de mejor o peor calidad- se verán ante un proceso penal por un delito que solo conoce nuestro ordenamiento jurídico: el enaltecimiento del terrorismo. Contarán con antecedentes policiales y eso les acompañará durante mucho tiempo allá donde vayan.
La sátira política, algo que mensualmente hacemos en Revista Mongolia, es un sano y maduro instrumento para cuestionar al poder. Es otra forma de contrapoder que siempre ha molestado a quienes ostentan el poder en sus diversas formas. Lo que no deja de sorprenderme y preocuparme es que "la nueva política", la que vino para representarnos a los que no nos sentíamos representados, actúe contra dicha forma de expresión de igual forma a como lo viene haciendo el establishment desde tiempos inmemoriales.
Obviamente, cada cual debe saber dónde y ante quiénes expone sus ideas y en qué forma. En Mongolia nunca se nos ocurriría hacer un espectáculo infantil porque nuestra forma de entender la sátira política es impropia para los niños; algunas veces creo que hasta para muchos adultos. Sin embargo, es evidente que a Mongolia nunca nos contratarían para hacer reír a niños con nuestra forma de entender la crítica a la realidad política, social, económica y cultural.
En resumidas cuentas, el error estuvo en la programación de un evento de esas características en una franja de espectáculos orientados a los niños. Peor aún es que ese error se esté tratando de tapar por la peor de las vías: criminalizando a los artistas como si de ellos fuese la responsabilidad de lo sucedido.
Me explicaré. Sin duda que el mismo espectáculo, destinado a adultos, no habría causado el revuelo que está generando el cartel de " GORA ALKA-ETA". A quien no le hubiese gustado se habría marchado. Pero al exhibirse tal cartel ante niños de corta edad se produjeron reacciones que los responsables del Ayuntamiento no han sabido manejar, con lo que al final la culpa es del mensajero.
Nunca se les olvidará este carnaval a los dos miembros de la compañía Títeres desde Abajo. Y tampoco a los que pensábamos que ahora gobiernan los que sí nos representan. Bajo ninguna perspectiva es admisible que el Ayuntamiento de Madrid ejercite acciones legales en contra de unos artistas que, con mayor o menor acierto, tan solo han ejercido su derecho a la libertad de expresión cuidando claramente de no usar términos que tuviesen ningún significado de relevancia penal, porque " GORA ALKA-ETA" no tiene ningún sentido más que el satírico.
En un Estado democrático y de Derecho no es necesario probar el animus iocandien pleno carnaval, sino justo lo contrario: quien acuse, denuncie o detenga tendrá que probar que existía la intención y el ánimo de enaltecer a una organización terrorista. Lo actuado responde a un miedo insuperable a la crítica, tratándose de una actuación desproporcionada con posibles consecuencias legales para quien ha actuado precipitadamente privando de libertad a dos personas que no han cometido ilícito alguno.
Criminalizarles a ellos es criminalizarnos a todos. Asimismo, representa una renuncia evidente a valores por los cuales fueron elegidos para dirigir los destinos de Madrid. Gobernar tiene sus costos y uno de ellos es admitir los errores y aceptar las críticas, porque la política no solo consiste en tener un cargo, sino en ejercerlo conforme al mandato recibido de los ciudadanos.
La entrada Entre titiriteros y trileros anda la cosa aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 05 Feb 2016 12:32 PM PST
Captura-de-pantalla-2015-08-25-a-las-12.22
Alejandro Caldito | lamarea.com | 04/02/2016
Hace cuatro días, los diarios británicos The Observer y The Guardian publicaban un informe elaborado por Europol en el que se desvelaba que hay una nueva organización criminal paneuropea de tráfico de personas, surgida con la mayor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial, en la que podrían haber caído muchos niños, tanto en la esclavitud como en la explotación sexual.
Según Save the Children, se estima que 26.000 niños entraron solos en Europa el pasado año. En total hablamos de 270.000 niños, de los cuales los efectivos de Europol han perdido la pista a 10.000 procedentes de Siria. El propio informe de Europol alerta de que alrededor de 5.000 niños desaparecieron sólo en Italia y unos 1.000 en Suecia. En Reino Unido el número de menores desaparecidos se ha duplicado en el último año.
El diario británico The Independent, basado en una queja de la organización sin fines de lucro Business and Human Rights Resource Centre (BHRC), publicó este lunes que los proveedores de dos de las más grandes cadenas de moda que operan en Europa, la sueca H&M y la británica Next, están obligando a los niños sirios a trabajar en fábricas en Turquía. Recordemos que Turquía es, junto con Bangladesh, China y Camboya, uno de los mayores productores de ropa, que alberga en su territorio decenas de fábricas multinacionales como Burberry, Topshop, Asos y Marks & Spencer.
Cuando supe de esta noticia un escalofrío recorrió mi cuerpo. Estamos ante una de las peores gestiones de una crisis jamás vista, sobre todo si te da por pensar en los destinos de estos niños desaparecidos. Pero lo que más me ha sobresaltado ha sido la baja repercusión ha tenido este hecho entre mandatarios y los propios europeos. Lo que me lleva a preguntarme… ¿y si hubieran sido diez mil niños alemanes los desaparecidos?
¿Qué hubiera pasado si solo un niño alemán hubiera desaparecido en Siria? ¿Qué pasaría si descubrimos que unos pobres niños alemanes aparecen en una fábrica textil de Damasco? Qué tensas se pondrían las cosas… Hagamos un frívolo juego de imaginación… ¿y si son diez niños alemanes?… Abrirían medios de todo el mundo con la noticia. ¿Y son cien? Cien niños alemanes desaparecidos en Siria o trabajando en fábricas de ropa en Turquía… Ya puedo ver las campañas mediáticas y el hashtag en redes sociales #BringOurKidsHome, y posarían los famosos con un cartel.
Aumentemos un 0 esa cifra, 1.000 niños alemanes. El conflicto geopolítico sería tan grande como la saturación en redes sociales. Los líderes mundiales harían solemnes discursos en una cumbre mundial donde se redactarían los protocolos de actuación. Presión política de los aliados contra Turquía y embargos económicos. Desplazaríamos a nuestras tropas y no cesaríamos en su búsqueda hasta encontrarlos. La gente entraría en una locura colectiva pidiendo llamar casi a la Guerra Santa contra esos impíos sirios que han secuestrado a nuestros niños.
Y ahora, por último, imaginad que son 10.000 niños procedentes de Alemania. Sé que es un ejercicio de una frivolidad tal que incomoda… pero, ¿y si fuesen 10000 niños sirios?… ¿Qué haríamos los europeos?…
La entrada ¿Y si hubieran desaparecido 10.000 niños alemanes? aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 05 Feb 2016 10:06 AM PST
diagonalperiodico.net | 05/02/2016
La espada de Damocles se cernía sobre las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), más conocidas como "los antidisturbios" de la policía municipal de Madrid, desde que el pasado junio el equipo de Gobierno de Ahora Madrid se hiciese con la Alcaldía de Madrid. Pues bien, la espada de Damocles, al menos de momento, ha caído sobre la mitad de las UCS.
Tal y como anunció el Ayuntamiento de Madrid mediante una nota de prensa ayer por la tarde, en los próximos días una de las dos unidades que conforman las UCS dejará de existir. Tras haberlas retirado de la intervención en desahucios, el Ayuntamiento de Madrid le da la puntilla a una de las unidades. Hasta ahora, cada una de estas unidades estaba formada por unos 135 componentes. Con los cambios anunciados, la única unidad que quedará operativa contará con aproximadamente 160 efectivos.
Los cerca de cien policías que dejarán de prestar servicio en las citadas unidades pasarán a trabajar en las Unidades Integrales de Distrito (UID), es decir, en las unidades que se organizan territorialmente en los 21 distritos de Madrid. En cuanto a la UCS que se mantendrá en activo, el Consistorio madrileño ha anunciado quedesaparecerá en aproximadamente dos meses, cuando se cree una nueva unidad de apoyo, que seguirá teniendo carácter central y, por lo tanto, no estará adscrita a ningún distrito, pero que será desprovista del material antidisturbios que en estos momentos tienen las UCS.
Según fuentes municipales, la medida persigue el objetivo de "ampliar las UID para, de este modo, satisfacer de manera urgente las demandas de la ciudadanía de Madrid con respecto a la Policía Municipal. En este sentido, se consideran a las UID las depositarias del mantenimiento de una convivencia pacífica, cercana y próxima a la ciudadanía".
Las UCS se han visto envueltas desde su creación en diversas polémicas como el desahucio de Antonio, un vecino del barrio de Lavapiés que fue expulsado de su vivienda a pesar de sufrir una enfermedad crónica e incapacidad permanente. El desahucio acabó con fuertes cargas de los antidisturbios municipales contra las decenas de vecinos que intentaron evitar el desahucio. También por su intervención durante las Marchas de la Dignidad, por su falta de coordinación con las unidades de antidisturbios de la Policía Nacional que estaba interviniendo.
Las UCS fueron creadas en 2003, con la llega de de Alberto Ruiz-Gallardón al Gobierno municipal, a pesar de que Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no contempla que las policías municipales puedan tener competencias de orden público.
La entrada El Ayuntamiento de Madrid elimina las unidades de antidisturbios municipales aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada