sábado, 26 de marzo de 2016

Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


Posted: 26 Mar 2016 11:12 AM PDT
El cambio de metodología se produce en un entorno de tipos de interés muy bajos y podría conllevar una cifra menor de interés, pero también una mayor volatilidad

Marta Garijo | eldiario.es | 26/03/2016
El  Euríbor va a cambiar. El encargado será el Instituto Europeo de los Mercados Monetarios -que responde a las siglas en inglés de EMMI-, organismo que regula cómo se mide y se forma el indicador al que se referencian la mayor parte de las hipotecas en España. Hasta el momento se utilizaban los datos proporcionados por los propios bancos para realizar una estimación mientras que con el cambio el organismo quiere que este dato se base en operaciones reales. El objetivo, según la institución, es lograr "una mayor transparencia y evitar manipulaciones".
El cambio puede llegar en un momento de tipos de interés muy bajos, lo que ha generado suspicacias entre algunas asociaciones de consumidores, aunque el proceso lleva más de tres años en marcha.
La forma de medición actual permitió a algunos banqueros llevar a cabo un fraude del Euríbor entre los años 2005 y 2009. Las investigaciones llevadas a cabo por los reguladores descubrieron que había entidades que habían facilitado datos falsos para el cálculo de esta referencia. En diciembre de 2013, Bruselas multó a seis bancos -Deutsche Bank, Societé Générale, Royal Bank of Scotland (RBS), JPMorgan, Citigroup y el bróker RP Martin- por manipular el Euríbor y el Líbor (su equivalente británico) con 1.710 millones de euros, la sanción más elevada impuesta por la Comisión Europea.

¿Cómo cambia este indicador?

La forma de medir el precio al que se prestan los bancos pasará de ser un dato estimado a ser un dato real, medido con las cifras de operaciones ya realizadas por los bancos. Los expertos aventuran que el resultado del nuevo indicador puede ser aún más bajo que el actual, pero también más volátil, algo que ha reconocido el ministro de Economía, Luis de Guindos. Entre los problemas que podrían surgir, el EMMI percibe la posibilidad de que haya poco volumen de operaciones. Para subsanarlo han decidido utilizar la técnica de gap filling, tomando los datos de la cifra más cercana a la del día que se hayan realizado operaciones.
"Pensamos que este cambio es una noticia positiva principalmente para los prestatarios, ya que reflejará de forma más fiel la situación real del mercado. Con esta referencia se busca una mayor transparencia y una mayor representatividad en los tipos de referencia para las operaciones hipotecarias, ya que su fijación dependerá del tipo real de préstamo y no de aquel al que las entidades estarían dispuestas a prestarse", apunta Felipe López, de Selfbank. "Su puesta en marcha no se llevará a cabo para favorecer a los bancos, sino más bien todo lo contrario. Con esta medida los bancos no podrán manipularlo como ha ocurrido en el pasado en casos puntuales", añade.

¿Se llamará Euríbor Plus?

Aunque en un primer momento todo indicaba que habría un cambio de nomenclatura, finalmente parece que se mantiene el nombre de Euríbor a secas. La decisión va en la línea de continuidad que quiere mostrar el organismo que lo regula. Aunque la coletilla podría suponer una reivindicación de que es un Euríbor con una técnica mejorada para medirlo, podría tener el doble efecto de que el consumidor percibiera que existe un cambio en la referencia de su hipoteca. Al mantener el nombre, también se podría hacer una transición menos violenta en los contratos, ya que la referencia legal sería siendo la misma (pero no el método para calcularla).

¿Tengo que adoptar el nuevo a la fuerza?

La transición para quienes tienen una hipoteca referenciada al Euríbor -la mayoría en nuestro país- todavía no está clara. En primer lugar tiene que acabar de gestarse totalmente la medición y cómo será este indicador. Posteriormente tendrá que pasar a implementarse y ver cómo encaja en la legalidad de las hipotecas actuales. Según las estimaciones, habrá además un periodo en el que coexistan el viejo y el nuevo.
En un momento de tipos de interés muy bajos en el que este indicador ha entrado en negativo por primera vez en un dato mensual (que es el que sirve para revisar las hipotecas concedidas), algunas asociaciones de consumidores han levantado la voz porque se vaya a producir el cambio ahora. Desde Facua, su portavoz Rubén Sánchez  aseguraba hace unos días que "hay que esperar", pero apuntaba que "el momento en que se produce el cambio nos parece raro".
De Guindos ha apuntado que "cualquier cambio de metodología tiene que ser autorizado por el Ministerio de Economía" para garantizar que "la nueva metodología no genere el más mínimo perjuicio para ningún deudor hipotecario". Por su parte, la Asociación Española de Banca, patronal del sector, a preguntas de este diario, se ha limitado a decir que los cambios de medición los realiza el EMMI.

¿Cuándo se implementará?

En teoría, la fecha prevista para que entrara en vigor la nueva forma de medición sería el próximo 4 de julio. En principio, este se encontraría en periodo de prueba junto al actual indicador hasta finales de año. Aunque tras tres años de desarrollo de este cambio en la metodología todavía no está claro cuál sería la forma legal de implementarse, por lo que no se descarta que esto sufra un retraso.

¿Cómo te afecta si contratas una nueva hipoteca?

Por ahora no ha entrado en vigor, así que las hipotecas contratadas a tipo variable seguirán por el momento referenciadas al Euríbor de siempre. Además, se espera que haya un periodo de convivencia entre los dos Euríbor. Además, el entorno de tipos de interés bajos que ha llevado al Euríbor mensual a terreno negativo ha propiciado que los bancos estén potenciando que se contraten préstamos para viviendas a tipos fijos, por los que en este caso no afectaría la evolución del indicador. Si se contrata una hipoteca a tipo de interés fijo se sabe cuánto se pagará en cada plazo, ya que no depende de la evolución de ninguna variable.
La entrada Así es el nuevo Euríbor y así afectará a las hipotecas aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Mar 2016 10:48 AM PDT
Sato Díaz | cuartopoder.es | 26/03/2016
Ya se conocen cuáles son las propuestas políticas y organizativas presentadas por la militancia de cara a la XI Asamblea de IU. Un total de seis documentos se presentan en el proceso. Ahora, sus autores tienen que recoger avales durante los próximos días, después la dirección desglosará las tesis que se proponen en los textos que hayan recabado los apoyos necesarios, las cuales podrán ser votadas por sufragio universal por militantes y simpatizantes hasta el 1 de junio, justo antes de que tenga lugar la asamblea presencial. El equipo de Alberto Garzónpresenta su ponencia, titulada "Una IU para un Nuevo País", con numerosos y relevantes apoyos dentro de la organización. Un total de ocho coordinadores de federaciones y numerosos dirigentes de distintas sensibilidades y generaciones, así como cargos públicos, acompañan con su firma el documento.
Los líderes de federaciones de IU que apoyan a Garzón son Antonio Maíllo, de Andalucía; Adolfo Barrena, de Aragón, que además es secretario de Organización federal; Yolanda Díaz, de Galicia y diputada de En Marea; Joan Josep Nuet, de Cataluña; Manuel González, de Asturias; Juan José Martínez, de Baleares, Diego Mendiola, de La Rioja, e Isabel Salud, del País Vasco. Además, apoyan el texto importantes dirigentes de Madrid, que probablemente tengan relevancia en la nueva IU autonómica que se constituirá la próxima semana. Entre ellos están el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, los concejales de Ahora Madrid Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato y Yolanda Rodríguez oSira Abad, Alberto Arregui y Rosa Valiente. Otros cargos públicos que apoyan al malagueño son la eurodiputada Marina Albiol y el diputado de En Comú Podem Joan Mena. Además, destacados dirigentes actuales de IU Federal participan en el listado de apoyos, como la secretaria de Comunicación Clara Alonso, la secretaria de Elaboración de Programas Marga Ferré o el de Solidaridad y Derechos Humanos, Fran Pérez, así como históricos dirigentes comoWilly Meyer, Felipe Alcaraz o el actual secretario general del PCE, José Luis Centella.
De este modo, Garzón plantea la necesidad de superar IU para crear una "verdadera unidad popular" mediante la conformación de "un movimiento político y social socialista, feminista y ecologista". El diputado sostiene que "IU se ha convertido cada vez más en una maquinaria electoral que ha dedicado su actividad política y la mayoría de sus recursos y estructuras a los hitos electorales" y, frente a esto, busca generar un "bloque social y político" que suponga "una unidad estable, un frente que agrupe las fuerzas transformadoras" como alternativa al modelo político y económico surgido tras la Transición. Esta confluencia con otras fuerzas sería en lo electoral, pero también en lo social, de una manera duradera, creando un "nuevo sujeto político". El texto no hace referencia a ninguna fuerza en concreto, no nombra a Podemos ni a ningún otro partido o coalición, pero sí que pone como ejemplo de ese movimiento que quiere conseguir a la PAH, tanto por su manera de organizarse como por sus logros sociales.
La ponencia de Garzón plantea cómo debe organizarse IU para ser útil para estos fines. Los firmantes colocan en el centro de la organización un nuevo principio rector: la democracia participativa. "Un principio fundamental en lo organizativo que garantizará la máxima participación en la toma de decisiones desde el ámbito local hasta el ámbito estatal", se comenta, al respecto, en el texto. Para ello, Garzón propone algunos cambios organizativos significativos. Reduce los órganos de dirección, eliminando el Consejo Político Federal, la Presidencia y la Ejecutiva para sustituirlos por una Asamblea Político y Social que se reunirá dos o tres veces al año, un Órgano Político y un Órgano Ejecutivo. Para mejorar en transparencia, participación, rendición de cuentas de los representantes y otros objetivos se tendrá especial dedicación a la comunicación y las nuevas tecnologías. Para aproximar IU al conflicto social y a la calle tendrán importancia las áreas de elaboración colectiva, que estarán "vinculadas a movimientos sociales, sindicales, profesionales y, por ende, superadores de la propia organización", con contactos permanentes con activistas de diversos ámbitos. En otro orden de cosas, destaca el modelo de "Estado federal, plurinacional, multicultural, plurilingüístico, cooperativo y solidario" por el que apuestan los firmantes, así como la voluntad de "abrir un gran debate público europeo para que los pueblos decidan qué tipo de integración regional desean y sobre qué bases políticas, económicas y sociales".
La "Revolución Democrática" de Izquierda Abierta
tasiooliverTasio Oliver, candidato de IzAb para dirigir IU. / Miguel Muñoz
Izquierda Abierta (IzAb), el partido dirigido por Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz y que presenta como candidatos a liderar IU a Tasio Oliver y a Teresa Aranguren, también presenta su propio documento. Titulado "Revolución Democrática", tiene una innovadora propuesta de organización: proponen que sean dos las personas que asuman la portavocía de la coalición, en el papel de coordinadoras federales, las cuales serían elegidas por sufragio universal de la militancia en una consulta diferenciada a la del resto del Consejo Político Federal (CPF). Además, IzAb apuesta por incrementar la participación de la militancia, dotándoles de un mayor ámbito de decisión a través del sufragio universal interno en asuntos como la elección de representantes en listas electorales, de los coordinadores y del órgano de dirección federal (CPF). También se consultará a la militancia para ratificar acuerdos y pactos de gobierno y confluencias con otras fuerzas políticas en los diferentes ámbitos territoriales, si así lo solicita el 5% de la afiliación, o el 10% del Consejo Político de cada ámbito.
Sobre las confluencias con otras fuerzas políticas, IzAb apuesta por fomentarlas, pero siempre salvaguardando la identidad y poniendo en valor el pasado de IU.  "Sin confluencias, sin acuerdos no habrá construcción de un bloque social y político alternativo, no habrá posibilidades de plantearse incidir en la política estatal para revertir la situación económica y social, regenerar la vida política y plantearse un cambio en la dimensión europea", dice el documento, que asegura también que confluir no puede ser supeditarse a Podemos. IzAb pone en valor "la necesidad de IU, el orgullo por un pasado (y su mochila) en el que fue muy difícil defender las ideas de izquierdas como única fuerza a nivel del Estado, a contracorriente, enfrentándonos a la voracidad neoliberal y a una gran coalición que apenas dejaba respirar", y se muestra muy crítica con cómo dirigió Garzón el proceso de negociación con Podemos de cara a las pasadas generales, un proceso en el que se recibía "toneladas de Ahora en Común, primero, Unidad Popular, después, y noticias y titulares contradictorios sobre nuestra relación y aspiración a confluir con Podemos".
Declaración de Zamora, una IU más fuerte
"IU sí, con más fuerza" es el título de la ponencia que presentan los firmantes de la declaración de Zamora, tal y como adelantó cuartopoder.es. Este grupo, que presentará una candidatura propia para dirigir IU para la cual suena, como posible candidata, la eurodiputada Paloma López, está firmado por la también eurodiputada Ángela Vallina y por el dirigente de la Ejecutiva Federal José Antonio García Rubio, entre otras personas. Este documento apuesta por "la adecuación y el fortalecimiento de IU" para que esta organización sea clave en la conformación de un sujeto más amplio con otras fuerzas políticas, en búsqueda de una unidad popular basada en "un acuerdo de programa, reconocimiento mutuo de la identidad política y organizativa de cada parte, acuerdos políticos y organizativos para el cumplimiento de ese programa y lealtad en la aplicación del programa y autonomía en lo que no se haya acordado de forma común". Además, los firmantes se muestran muy críticos con cómo se llevaron las negociaciones con Podemos de cara a una candidatura conjunta para las pasadas generales.
Anguita y la salida del Euro
En un documento titulado "Europa: diagnóstico y posición ante el proyecto de integración europeo, y en concreto, ante el actual modelo de integración definido en la Europa del euro", el histórico Julio Anguita, junto a dirigentes federales como Diosdado Toledano, Gumer Pardo o Margarita González-Jubete, o al catalán Abert Escofet, llaman a romper con la Unión Europea del Euro y sus políticas neoliberales. "Es necesario recuperar la soberanía popular y, en consecuencia, romper con el yugo de la unión monetaria, los requerimientos de las instituciones europeas y los pactos por la austeridad", dice el texto, que añade: "No es posible levantar ninguna política seria y responsable que no contemple poner fin a las ataduras con la unión monetaria, que significan sencillamente que nuestra sociedad ha perdido todos los resortes e instrumentos para afrontar los agobiantes problemas acumulados". "Hay que impedir, sin más dilación, que los poderes económicos y la burocracia europea, en nombre de una Unión Europea fracasada y descompuesta, siga aplastando y atormentando a los pueblos del estado español", prosigue la ponencia.
Una nueva fuerza política
A la tesis anterior de Anguita y Toledano de abandonar el Euro se suman los redactores de este documento que no está firmado pero que, según fuentes de la comisión preparatoria de la asamblea, son cercanos a la CUT de Sánchez Gordillo. Este texto, titulado "Por la refundación de IU en el marco de la Unidad Popular", pide, además, que se lleve a cabo de una vez la "refundación de IU" a la que en tantas ocasiones se ha apelado. Tras la marcha de Anguita, "IU se convirtió así en un partido clásico, a imagen y semejanza del PCE", dice este texto. Por ello, apuestan por "realizar una convocatoria pública, abierta, dirigida a todos los movimientos sociales, fuerzas políticas y personas de los ámbitos de las izquierdas para crear una nueva fuerza política". Esta fuerza política deberá ser "una organización democrática radical, flexible, descentralizada, confederal y asamblearia, que tiene a la elaboración colectiva de programas y alternativas como factor de cohesión, basado en ese vínculo que da la participación y la movilización en conexión con los movimientos sociales". Una organización que no pacte con PP, PSOE y Ciudadanos para gobernar y que deje atrás la cultura política de la Transición, dice el texto, que reconoce como principal objetivo "la acumulación de fuerza social para generar un proceso constituyente".
Ponencia de IU Alemania
"IU no debe desaparecer, su presencia social y política en España está plenamente justificada. Sin embargo, según Heráclito, solo permanece lo que cambia. Así pues, hemos de cambiar para permanecer", esta es la idea sobre el futuro de IU de los impulsores de la "Ponencia de IU Alemania". Para ello, detectan a los enemigos a los que hay que combatir políticamente: la banca, el patriarcado, la patronal, el bipartidismo, la troika y los medios de comunicación "del capital". Sobre la confluencia con otras fuerzas políticas dicen: "Debe darse por un lado con todas las fuerzas rupturistas, pero no debe ser por arriba, con acuerdos en despachos y entre dirigentes. Ha de desarrollarse desde los movimientos sociales, en las calles". "En nuestra opinión, debemos intentar la confluencia con otras fuerzas políticas con las que ya se han hecho acuerdos, pero también, necesariamente, con Podemos, especialmente con sus sectores abiertamente rupturistas", añade, para después exigir que en el proceso de convergencia se den dos premisas: la necesidad de reconocimiento de IU y de no absorción en otra fuerza distinta. En el aspecto organizativo destacan dos propuestas: "separar la responsabilidad de la coordinación de la responsabilidad de candidatura; y, como mínimo, en la coordinación, optar por una solución paritaria tipo Die Linke: una coordinadora y un coordinador".
La entrada Apoyo masivo de líderes territoriales de IU al documento de Garzón para la XI Asamblea aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Mar 2016 04:45 AM PDT
Santiago Alba Rico | cuartopoder.es | 26/03/2016
¿Ocurren siempre las mismas cosas y las vivimos de la misma manera? Escojamos un caso al azar. Pensemos, por ejemplo, en la matanza de Verden, ordenada por Carlomagno en el año 782, en la que fueron decapitados 4.500 sajones por practicar el paganismo. Podemos imaginar a uno de los supervivientes -o quizás a algún sacerdote o trovador sensible- dejándose llevar por la melancolía, sobre una colina, a la vista de las aguas enrojecidas del río Aller: "¡cómo pueden ocurrir estas cosas en pleno siglo IX!". ¿Podemos? Me temo que no. Todos estamos acostumbrados a pensar con razón que este tipo de excesos eran frecuentes en la Edad Media; y que tanto los verdugos como las víctimas, así como los poco imparciales espectadores, las aceptaban como las propias y naturales de su tiempo y, por lo tanto, de todos los tiempos. O mejor dicho: no relacionaban el "siglo IX" con ningún contenido particular que debiera ajustarse a un nivel concreto de "civilización". Los hombres atrapados en el siglo IX podían lamentar o condenar como injusta e inmoral una masacre, pero ninguna injusticia les parecía incoherente u ofensiva en relación con el "siglo". El "siglo" era una medida de tiempo, no de progreso de la humanidad general. 
A partir de la revolución francesa de 1789 se impuso en Occidente, en las distintas variantes de la modernidad, la idea de que el tiempo medía el paso incesante, irreversible, de la sombra a la luz. En "pleno siglo XIX", por ejemplo, no podía ocurrir que se esclavizaran seres humanos y se los arrojara al mar o que burgueses que habían leído a Voltaire y a Milton se "asalvajasen" en las colonias y violaran mujeres, decapitaran niños y hasta devoraran carne humana. En "pleno siglo XX" no podía ocurrir -aún menos- que murieran millones de europeos en las trincheras o que se gaseara a millones de judíos, también europeos, en campos de concentración. Tampoco ahora, "en pleno siglo XXI", puede ocurrir -imposible- que se arrojen bombas, como confetis, sobre panaderías y hospitales ni que se abandone a miles de refugiados en el fango o se les condene a morir en el mar. Ahora bien, estas cosas han ocurrido y de hecho siguen ocurriendo y parece que invocar el "siglo" como medida de progreso es sobre toda una ilusión y una hipocresía. El tiempo no mide ningún progreso de la sombra a la luz. Eso es cierto. Las sombras dominan nuestro siglo -prolongación del anterior, el más sombrío de la historia- con una fuerza irresistible. Es verdad, pero también tiene razón el filósofo Carlos Fernández Liria cuando insiste en que existe el progreso y se llama Derecho. El tiempo pasa y en el tiempo pasan cosas terribles. Pero en el tiempo ha pasado también el Derecho, un reloj que sí mide la diferencia entre la sombra y la luz, aunque no pueda hacer otra cosa que eso: medirla y no establecerla de hecho. Quiero decir que escandalizarse porque hay matanzas, bombardeos y naufragios criminales "en pleno siglo XXI" no es ni ingenuidad ni hipocresía: es sencillamente la conciencia de que, una vez concebido y formulado, las matanzas, los bombardeos y los naufragios no pueden ocurrir conforme a Derecho. Y cuanto más tiempo pasa y más se aleja el tiempo del eje del Derecho -nacido también como acontecimiento en el tiempo- más debe escandalizarnos la contradicción entre nuestros crímenes y nuestro "siglo". Los crímenes ocurren en el tiempo, como siempre. El "siglo", en cambio, se mide en derechos. Es por eso precisamente -como bien dice Fernández Liria- que podemos hablar de "retroceso". La matanza de Verden en 782 no indicaba ninguna dirección; el abandono hoy de los refugiados por parte de los europeos -en pleno siglo XXI, 200 años después de la Revolución Francesa, 70 años después de la Declaración de DDHH- indica un retroceso, un retroceso terrible, en la dirección abierta en la historia por el Derecho y obstaculizada y cerrada, también en la historia, por el capitalismo.
Nuestros políticos y gobernantes de la UE saben que están actuando contra el reloj -saben que están rompiendo el reloj con un martillo. Cuando se actúa contra el Derecho después del Derecho, las matanzas de Verden siguen siendo posibles, como hemos comprobado trágicamente muchas veces desde 1914, pero procuran esconderse bajo la alfombra: lejos de casa o en cárceles secretas o con la mano enguantada. A veces la historia -es decir, los intereses de las clases dominantes- no permiten, sin embargo, la hipocresía como rutina de gobierno y, en contextos de crisis, imponen grandes crímenes a la luz del día y en formato legal. Este "a la luz del día" es un buen truco en caso de necesidad suprema, allí donde el "sentido común" sigue midiendo el "siglo" desde el derecho y no desde el tiempo. Quiero decir que, después del Derecho, la forma más aceptable de cometer un gran crimen desde el poder es no ocultarlo y hasta legalizarlo, de manera que el propio aparato de la transgresión se imponga como una legitimidad de facto. Eso lo hicieron muy bien los nazis con la persecución y exterminio de los judíos: medidas tan radicalmente contrarias al Derecho, en un mundo formalmente de Derecho, iluminaban con toda naturalidad una necesidad mayor, vital, irrenunciable. Como he escrito otras veces, son los medios, y no al revés, los que justifican los fines; los medios de comunicación, por supuesto, pero sobre todo los grandes medios de destrucción, cuya propia aparatosidad visible impide cuestionar la necesidad del plan. Si el ISIS deja a un lado toda hipocresía y comete pequeños degüellos publicitarios, todos temblamos. Si son nuestros gobiernos democráticos los que violan su propio Derecho y condenan a muerte a miles de personas – a las que vemos morir a través de un cristal, con su cara pegada a la nuestra- entonces no notamos nada: hasta tal punto debe estar justificada una monstruosidad tan notoria y consciente, cometida por gente tan buena, tan parecida a nosotros, "en pleno siglo XXI", que es de suponer que esa medida es necesaria y que, al contrario que las víctimas europeas de Daesh, el sufrimiento de un refugiado (o de un palestino o de un sirio) es tan insignificante como el de una gallina o el de un pez. Los crímenes de ISIS son del siglo IX; los nuestros no son crímenes porque nosotros vivimos en el siglo XXI. En el tiempo pueden pasar estas cosas, de acuerdo, pero no en 2016, donde "no puede pasar nada", ni siquiera el tiempo.
Es fácil romper el reloj del Derecho "en pleno siglo XXI" sin que nadie se percate del golpe, y ello, paradójicamente, porque en el siglo XXI ha ocurrido ya el Derecho. Hace unos días un amigo con principios, indignado e impotente ante los acuerdos de la UE para devolver al mar o a las llamas a los supervivientes de nuestras guerras, me decía con amargura: "estamos de nuevo en los años 30". Es posible, pero lo que no debemos olvidar es que en los años 30 los europeos no vivían en los años 30. Vivían con un pie en la normalidad cotidiana y un pie en el mejor siglo de la historia. No creían estar viviendo nada excepcional ni contrario al Derecho; nada que los asimilase a los asesinos de Verden o los devolviese al siglo IX, cuando el tiempo se medía sólo en cuchilladas y con clepsidras de sangre. Si las cosas siguen su rumbo fatal y, al mismo tiempo, la humanidad sobrevive a la crisis actual y con más o menos democracia, no es de descartar que en el año 2207 (¡en pleno siglo XXIII!), ante nuevas violaciones descarnadas de los DDHH, nuevos desplazamientos masivos de poblaciones bombardeadas y una nueva aceptación rutinaria de la inferioridad de los desdichados y los vencidos, unos pocos hombres lúcidos y con memoria digan con preocupación: "estamos volviendo al año 2016". ¿Qué ocurría en el año 2016? Lo mismo que en 1930. ¿Qué ocurría en 1930? Nada. Pasaba que nadie, o casi nadie, se daba cuenta de que Europa preparaba, con su hundimiento político y moral, el mayor matadero de la historia de la humanidad. Eso lo comprendemos ahora, en 2016, cuando ya sabemos lo que pasó después, pero entonces Mussolini era un político ex-socialista que devolvió la esperanza a los italianos y Hitler un señor con bigote que decía verdades como puños y obtuvo un buen resultado en las elecciones de 1933.
En todo caso, de la inconsciencia de los europeos en los años 30 podemos extraer tres lecciones desiguales y contradictorias. Debemos escoger una. La primera: la general e irremediable inconsciencia de la humanidad, tanto antes como después del Derecho, en 782, en 1930 y en 2016, en todos los siglos por igual. La segunda: la monotonía de la historia y la ilusión de creer que podemos distinguir unas épocas de otras o jerarquizarlas en términos de humanidad y de crueldad. La tercera: que nuestra inconsciencia de 2016 y los crímenes que ella oculta revelan no la inconsciencia estructural o la monotonía criminal de la humanidad sino un nuevo hundimiento político y moral de Europa que está preparando quizás -con pequeñas matanzas sumergidas por debajo de la conciencia- una gran catástrofe global.
Hay Estados fallidos y proyectos fallidos. Europa es uno de ellos y no es una cuestión baladí: su protagonismo histórico de los últimos cinco siglos -ganado mediante una combinación fatal de grandes crímenes y grandes construcciones jurídicas- hace que su hundimiento tenga consecuencias globales en todos los terrenos. Hay una cosa que se llama "principio de precaución". De las tres lecciones más arriba citadas, conviene escoger la tercera y temer lo peor: el Estado fallido de Europa y la explosión máxima de la contradicción entre nuestro tiempo y nuestro siglo. El siglo XXI porta en su seno un intolerable siglo IX que, si no lo frenamos enseguida, puede llegar a romper definitivamente todos los relojes. La mal llamada "crisis de los refugiados" es un crimen de Europa contra la Humanidad y contra el Derecho y, por lo tanto, un clamoroso retroceso histórico; pero es además el crac estrepitoso en la línea de flotación de una civilización global al borde del naufragio. Escuchemos al menos el crujido.
(*) Santiago Alba Rico es escritor y columnista. Su última obra publicada es Penúltimos días. Mercancías, máquinas y hombres (Catarata, 2016).
La entrada ¿Está pasando algo en 2016? aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Mar 2016 03:49 AM PDT
El Ayuntamiento de Barcelona ha solicitado al Ministerio de Defensa que suspenda las maniobras que realiza en el parque de Collserola, ubicado al norte de la capital catalana.

elventano.es | 26/03/2016
El Ayuntamiento de Barcelona ha solicitado al Ministerio de Defensa que suspenda las maniobras que realiza en el parque de Collserola, ubicado al norte de la capital catalana. La iniciativa ha contado con el apoyo de todos los grupos municipales a excepción de Ciutadans y PP. Defensa ha asegurado que seguirá organizando los ejercicios en el parque porque son necesarios para "combatir el yihadismo y cualquier tipo de amenaza".
El Batallón Barcelona IV/62 del Ejército realiza, diversos entrenamientos que consisten en marchas de sus soldados por algunas de las sendas que recorren Collserola, una zona montañosa situada al norte de la capital catalan y donde están instalados varios centros educativos y zonas residenciales.
La petición del Ayuntamiento se ha producido tras las denuncias presentadas por 13 centros educativos que estaban en horario lectivo a la hora en la que se realizaron las maniobras. Además, las redes sociales han difundido imágenes de soldados que, equipados con todo el material a sus espaldas y con fusil, permanecen agazapados en las lindes de caminos que suelen atravesar paseantes, ciclistas o corredores de montaña.
El Ejército afirma también que los soldados que participan en ellas, los denominados cazadores de montaña, no realizan ninguna práctica de tiro, ni con munición real ni con cargas de fogueo. Son maniobras necesarias para que sus unidades "estén preparadas para hacer frente y combatir el terrorismo yihadista y cualquier amenaza", señalan fuentes militares.
El Ayuntamiento recuerda que desea hacer de Barcelona una ciudad "comprometida con la cultura de la paz y el rechazo de las armas".  Defensa ha anunciado que seguirá con las maniobras, ya que hace dos años llegó a un acuerdo con los municipios colindantes: "Las maniobras son acordes con el entorno, causando el mínimo impacto en la naturaleza y la menor molestia posible a la población civil", ha señalado.
La entrada El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Ejército que suspenda unas maniobras en un parque de la ciudad aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Mar 2016 03:20 AM PDT

Redacción/Rokambol/26.03.16
La creencia popular de que los grandes fabricantes de armas lloran en silencio cada vez que reciben un pedido de granadas o les encargan munición para fusiles de asalto podría ser falsa según la última reflexión ofrecida por el papa Francisco después de los últimos atentados de Bruselas.
"Creo que le tienen rabia a la paz", ha asegurado ante los medios de comunicación un santo pontífice muy afectado por la escalada de violencia y de conflictos armados que está teniendo lugar en todo el mundo. "Es como esa gente hipócrita que se apunta a colaborar con una ONG pero siguen luciendo un enorme reloj de oro en la muñeca, conducen un automóvil formidable y tienen siete mil millones de euros en varios bancos", aseguró Francisco, aunque inmediatamente después de esta curiosa aseveración el propio papa intentó provocar un túnel de retrosucción cuántica a fin de arrastrar hasta ese agujero negro su aserto anterior y hacerlo desaparecer en Alfa Centauro. Al parecer, un fallo de coordenadas en su báculo hizo que la frase, a pesar de que se volatilizó durante un par de segundos, regresara de nuevo a la sala de prensa, con todas sus palabras intactas y en el mismo orden de colocación. Los cardenales que acompañaban al Santo Padre intentaron entonces hacer desaparecer a los periodistas aprovechando los flecos residuales del agujero de gusano producido por la maniobra anterior, mas no hizo falta, pues se trataba de profesionales acomodados.   Más en Rokambol
La entrada El papa Francisco denuncia que los fabricantes de armas disfrutan vendiendo armas aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 26 Mar 2016 03:15 AM PDT
El golpe de Estado en Argentina solo se explica desde la presión de los poderes económicos por imponer un modelo capitalista que causó pobreza y marginación para la mayoría de la población.
Con este artículo Contrapoder quiere rendir homenaje a las víctimas de la dictadura argentina y a su lucha por los derechos a la verdad, justicia y reparación.
 "Se hicieron algunos estudios sobre lo que
más convenia al país como programa económico"
(Martínez de Hoz, ministro de Economía de la dictadura)
Ángel Cappa | eldiario.es | 25/03/2016
No fue una cuestión de algunos militares de extrema derecha, enloquecidos por el avance de un pueblo que intentaba la construcción de una sociedad mejor. No fue la ideología fascista de esos militares asustados por las consignas izquierdistas creyendo que ponían orden en una patria amenazada.
Si bien es cierto que los militares de las tres armas ejecutaron el golpe contra su propio pueblo con una ferocidad nunca antes vista, si bien es verdad que resultaron -esos militares sanguinarios y sin escrúpulo alguno- los mejores alumnos de las lecciones sobre torturas y asesinatos recibidas en la Escuela de las Américas de Panamá por parte de especialistas estadounidenses, no es esto lo que explica el golpe de Estado en Argentina del 24 de marzo de 1976.
Los militares solo fueron el instrumento de terror que utilizaron los representantes del Poder económico internacional para imponer, no solo en Argentina sino en toda Sudamérica, lo que conocemos como el neoliberalismo. Hubo una preparación previa en Buenos Aires con muchas reuniones entre grandes empresarios argentinos y reputados economistas argentinos y extranjeros fieles al dogma de la economía liberal de mercado de la lamentable Escuela de Chicago, con Milton Friedman como máximo ideólogo. Ya se habían instalado en Chile en 1973, después de un proceso similar con Pinochet como director del terrorismo de Estado, para allanarles el camino y despejarlo de obstáculos tales como la justicia o la libertad.
La doctrina del shock
Naoemí Klein lo dejó claro en su libro La doctrina del Shock. Primero implantan el terror, para cortar de raíz cualquier intento de resistencia o protesta, y después aplican las medidas económicas que facilitan a las grandes empresas apropiarse del esfuerzo y el trabajo de la mayoría.
En el tiempo en que estuvieron los militares en el Gobierno, la deuda externa argentina creció un 350%, ya que se estatalizaron las deudas privadas de los empresarios, se pidieron y obtuvieron préstamos de organismos internacionales, y se aceptaron las medidas de ajuste que sometieron al pueblo a la máxima pobreza. Al mismo tiempo, se facilitó el expolio ilimitado de las multinacionales.
El plan Cóndor
Fue un plan para arrasar la corriente emancipadora latinoamericana que había surgido y dejar el camino libre al nuevo orden económico. Un plan con la intervención de EEUU, como decenas de veces en el continente.
Según relata Christopher Hitchens en su libro Juicio a Kissinger, fue la CIA la encargada, como en muchos casos anteriores y posteriores, de liderar lo que se conoce como el plan Cóndor para sofocar la tendencia liberadora en Sudamérica. Y así lo atestiguan algunos de los documentos desclasificados. El propio Kissinger encabezó la intervención. Para justificar la presencia de EEUU en Chile, él mismo explicó que "no podemos permitir que un país se haga marxista, simplemente porque su gente sea irresponsable". Se refería a la "irresponsabilidad" de la gente que votó a Allende.
En Argentina José Alfredo Martínez de Hoz, titular del CEA -grupo de la élite empresaria argentina-, fue el eje sobre el cual giraban los preparativos civiles del golpe. Él mismo fue designado ministro de Economía por la Junta Militar que lideraba Videla. Martínez de Hoz, al que la gente rebautizó como Hood Robinporque quitaba a los pobres para dar a los ricos, al revés que el personaje de ficción, asumió un gabinete económico integrado por civiles destacados, que ya estaba previsto y que surgió en aquellas reuniones preparatorias.
A Dios rogando y con el mazo dando
La Iglesia católica en Argentina tuvo una manifiesta complicidad con la dictadura, si bien hay que mencionar algunas heroicas excepciones como el cura vinculado al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo Carlos Mugica, el obispo Enrique Angelelli o las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, asesinados todos ellos. También los sacerdotes Rubén Dri y Miguel Ramondetti, o los obispos Jaime de Nevares y Alberto Devoto, entre otros, que tuvieron una opción clara por los pobres y se opusieron decididamente a la dictadura.
Sin embargo, y como revela Vicente Muleiro en El golpe civil, "la línea dominante de la Iglesia católica en la Argentina hizo, ante el genocidio dictatorial, mucho más que aquello que su doctrina castiga como «pecado de omisión», es decir, conocer las penurias humanas y no intervenir. Tuvo un papel proactivo en el plan asesino de la dictadura y la proveyó de la razón teológica" para "la santificación de un modelo económico neoliberal que amplió escandalosamente la brecha social".
Más de lo mismo, con otros métodos
No casualmente, el menemismo aplicó el mismo modelo algunos años después. Un modelo que terminó con el desastre absoluto en 2001, corralito incluido. Tampoco es casual que sean las mismas medidas económicas que el macrismo está imponiendo actualmente.
Para que apreciemos la continuidad ideológica entre aquel golpe cívico-militar y las actuales medidas económicas, podemos leer en el libro de Muleiro que "el grupo Macri -se refiere a las empresas del padre del actual presidente- pegó un salto considerable en 1976 (…) En el videlismo su avance resultó imparable".
En definitiva, para entender mejor el golpe de Estado de los militares argentinos de hace 40 años, debemos ubicarlo en la situación latinoamericana, que vivía tiempos de esperanza en la posibilidad de una sociedad justa, democrática y soberana. Y en la contraofensiva del Poder Económico, que programó y ejecutó golpes de Estado en diferentes países para imponer, por la fuerza del terror, un modelo económico que causó pobreza y marginación para la mayoría, mientras que una minoría aumentaba sus beneficios obscenamente.
Los militares, cuidadosamente preparados por la CIA para sus torturas y asesinatos (según consta en los documentos desclasificados), solo fueron finalmente el brazo armado de aquellos intereses económicos. Es conveniente tenerlo en cuenta y no olvidarlo.
La entrada Argentina: a 40 años del golpe que organizó el poder económico aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 25 Mar 2016 02:19 PM PDT
Diario de un ateo | 25/03/2016
A diferencia de los musulmanes, que tienen muy claros los disparates de su libro sagrado que tienen que seguir a rajatabla, los católicos no tienen ni la más remota idea de las estupideces de su Biblia.
¡Y menos mal! porque si no volveríamos a la época de las cruzadas con cristianos y musulmanes a cual más dementemente ortodoxo.

La entrada Menos mal que los católicos son unos ignorantes aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 25 Mar 2016 12:16 PM PDT
Tantos años intentando comprender en profundidad la relación de indeterminación de Heisenberg, y resulta que la tenía delante de mis narices. Francisco Rivera es mi Gato de Schrödinger, pero con sorpresa, porque cuando lo he observado he condicionado la irreversibilidad del suceso, pero también he fusionado dos universos paralelos, y ya conozco la posición y el momento lineal de este país a la vez: el pasado y el presente existen al mismo tiempo, y sin multiversos. ¡Qué maravilla!
No se puede leer lo siguiente y seguir siendo el mismo:
No podemos olvidar que los caballeros siempre llevan un pañuelo blanco en el bolsillo del pantalón para socorrer las lágrimas de una señorita que lo necesite al ver pasar un paso con el racheo de los costaleros al andar, el olor a incienso, bajo la lumbre de las velas.
Conocer en el blog de este gentilhombre sus reflexiones de machista cursilería decimonónica me ha transportado sin remedio a un limbo en el que coexisten con el mismo grado de objetividad los smartphones, el LHC, Espronceda y Clark Gable.
Si hoy alguien puede imaginar a una 'señorita' temblorosa, vencida por ese poderoso racheo de aguerridos costaleros hasta el punto de llorar por la excitación de su frágil existencia, y que espera y desea que todo un caballero, siempre previsor, elegante y varonil, le ofrezca su pañuelo blanco para enjugar agradecida y rendida a sus encantos protectores, esa feminidad hecha cristal líquido que ha servido de vía a la refracción de la luz del fuego de las velas… si alguien dice esto sin descojonarse de la risa, es que hay incontestables realidades en perfecta sincronía. Y sin ser paralelas, sino tangenciales.
Pero ¿y si alguien sí espera a un príncipe azul pensado para serlo?, ¿y si alguien sí llora con el racheo de los costaleros cuando marciales portan a un muñeco o muñeca de madera? O más allá de esto, ¿y si alguien muestra su desconsuelo porque la lluvia impide la liturgia? ¿Y si lloran por no poder llorarlo en condiciones? ¿Y si en ese mismo país casi ninguno de sus devotos desconocedores llora por los niños y los adultos que a un par de horas de vuelo sufren un calvario real, sobre un barro real y desprotegidos bajo una lluvia que arrastra nuestra dignidad?
semanasanta_MDSIMA20160321_0098_1Sí, es Susana Díaz, actual presidenta de la Junta de Andalucía y futura candidata a presidir el Gobierno
A lo mejor si nos paramos a pensarlo, si lo observamos, no modificamos la realidad y solo tomamos conciencia de lo que somos como sociedad. O quizá sí, porque si nos quitamos las anteojeras podemos resultar algo más útiles, efectivos y precisos a la hora de encarar todo el trabajo que nos queda por delante. Ese mismo trabajo que, de haber existido y ser aquel del que hablan las escrituras, haría hoy ese humano al que presuntamente lloran sus fieles; ese que bajaría de un salto y a hostia limpia se los quitaría de encima por hipócritas y cretinos; ese que no quería que se venerasen imágenes sino que se amase y ayudase al prójimo, y que dicen que sacó a latigazos a los mercaderes del templo. Ese que se moriría del disgusto si viera lo poco que, en el fondo, ha cambiado todo.
CdqU5_xWEAAjz5hMientras tanto
Pero para qué preocuparnos habiendo héroes siempre prestos a socorrer señoritas desvalidas. Gentlemens que nos explican de forma altruista (también a las miles de familias que aquí acuden a comedores sociales) qué americana, camisa, gemelos y zapatos (y nada de zapatillas), hay que elegir para acompañar en procesión a Jesús. Venga, alegría, que en unos días resucita el Nazareno y todo vuelve a nuestra feliz normalidad.
La entrada Francisco Rivera. Las tribulaciones de un gentleman aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 25 Mar 2016 12:15 PM PDT
Los megaproyectos: un ataque directo a la democracia local
 | La Marea | 25 marzo 2016
Pedro Manuel Herrera de la Pascua // La privatización de bienes y servicios públicos han sido características emblemáticas del proyecto neoliberal. Su principal objetivo ha sido abrir nuevos campos para la acumulación de capital en terrenos que anteriormente estaban vedados para la empresa privada.
El neoliberalismo, en la fase actual, emplea al Estado como mecanismo para reactivar las tasas de acumulación, logrando así una transferencia de capitales público-privados mediante una serie de cambios institucionales, entre otros, en la provisión de servicios. Así, la mayoría de los gobiernos locales se han visto forzados a ajustarse a un proceso de competencia interespacial, marketing territorial y desregulaciones, a fin de atraer inversiones y empleos.
Por citar un ejemplo de lo anterior, el ayuntamiento de Sevilla ofrece a las empresas que se establezcan en la próxima zona franca el diferimiento de impuestos estatales: IVA, Arancel Aduanero Común y especiales así como bonificaciones en impuestos y tasas locales: IBI, IAE, ICIO.[1]
En este sentido aparecen los megaproyectos entendidos como dos tipos de intervenciones. Por un lado, las articuladas alrededor de la construcción de un gran edificio dotado de una fuerte carga simbólica (como el aeropuerto de Ciudad Real[2] o las "Setas" de la Encarnación en Sevilla[3]). Por otro, las intervenciones más amplias y con un contenido complejo (mezcla de usos residenciales, comerciales, de equipamientos…) en las que se utilizan nuevas técnicas de licitación, como el partenariado público-privado[4], que fortalecen una estrecha colaboración entre el sector público y el privado.
En todos los casos, su impulso va acompañado por un esfuerzo muy especial de sus promotores para convencer a la ciudadanía de la imperativa necesidad de su desarrollo, de su incuestionable valor social y de su carácter sostenible.
El objetivo del megaproyecto no sería, pues, producir bienes y servicios socialmente útiles, sino ahondar aún más en la transferencia de capitales desde el sector público hacia el privado en alguna de sus fases de desarrollo, asociado a la obtención de concesiones, de recalificaciones de terrenos y/o al manejo de abultados presupuestos aportados o avalados por el Estado (sea en su forma central, autonómica o local) o sufragados por amplios colectivos de accionistas, usuarios o contribuyentes.
Es recurrente que las finalidades productivas y rentables que se usan en un primer momento para justificar la obra, acostumbren a desinflarse a medida que se desarrollan y cobra fuerza la fase extractiva de los presupuestos públicos, siendo necesaria que se dé una red de empresas y administraciones que permitan a unas conseguir beneficios y a otras cargar con las pérdidas, llegando a ser común los sobrecostes de las obras sobre el presupuesto inicial, sobrecostes que tienen como causa o bien una tasación inicial a la baja del presupuesto de la construcción para ganar la licitación o de una relajación de controles que permiten inflar artificialmente los presupuestos.
Así nos encontramos con que, si hay dificultades para conseguir inversiones rentables en el corto plazo, se puede recurrir a la inversión en infraestructura, lo que permite que los capitales que no estén en circulación encuentren una salida a largo plazo. Esta inversión se hace por intermediación de las instituciones financieras (participación en fondos de inversión) o estatales (financiación pública directa), ya que el capital excedente de otras actividades económicas no puede directamente convertirse en estos megaproyectos. De este modo, además de permitir una acumulación sobre este capital invertido, se logra ampliar el espectro de inversiones futuras posibles gracias a la dinamización que producirían estas mismas inversiones. Hablamos de la existencia de carreteras, aeropuertos, universidades, teatros… que permiten negocios más allá de su misma construcción, y provocan, en la zona donde se ubiquen, un aumento del valor añadido de la actividad económica.
Asimismo, los megaproyectos ahondan en el proceso de producción de una ciudad más fragmentada y privatizada, con la reducción del espacio público y de la democracia local en la producción de la ciudad. Del mismo modo, se impone una lógica de negocios financiarizada, la cual reniega de la posibilidad de la participación ciudadana en la toma de decisiones, comprometiendo mecanismos de control de la ciudadanía, como los presupuestos participativos al darse una contradicción entre participación e intereses de los poderes económicos que están detrás de la construcción de estos megaproyectos.
La mayor parte de las nuevas actuaciones están fuertemente conectadas con el impulso del turismo, lo que provoca una competición entre ciudades para obtener una ventaja monopolística a la hora de promocionar la ciudad. Muy vinculada al turismo, observamos como la celebración de importantes actividades deportivas, de exposiciones universales o de eventos masivos en general se ha convertido en un factor de primer orden para justificar el desarrollo de los megaproyectos urbanos, como pueden la reurbanización de Barcelona para las olimpiadas del 92 o la construcción de infraestructuras para la EXPO del mismo año en Sevilla.
Podemos clasificar los megaproyectos en los siguientes tipos:
a) La regeneración de los frentes marítimos (o fluviales).
b) La recuperación de antiguos espacios industriales o portuarios o la ampliación de los mismos, como fue el frustrado proyecto de megapuerto en Tarifa[5] o su simétrico en la otra orilla con la construcción del puerto de Tanger-Med y la correspondiente reurbanización de la ciudad que llevó aparejada[6].
c) La construcción de grandes infraestructuras de transporte cuya principal pretensión es reforzar las comunicaciones interurbanas en el marco de la economía global.
d) La renovación de los distritos históricos o de otros barrios de la ciudad que cumplen con una serie de requisitos específicos. Con frecuencia estas áreas se destinarán a satisfacer a las demandas de consumo diferenciado de ciertas fracciones de las clases medias y altas.
e) Apertura (o reapertura) de explotaciones del medio como minas, presas o parques eólicos. Aunque estos megaproyectos no afectan directamente al medio urbano, merece la pena su explicación al darse mediante sus mismas lógicas de buscar el interés particular de determinadas empresas y no un interés social del mismo. De este tipo de megaproyectos han aumentado, sobretodo, en el Estado español, la reapertura de minas, ya sea por una subida de los precios de las materias primas que hace de nuevo rentable estas explotaciones o gracias a las subvenciones concedidas por las administraciones como fruto de la presión social, al ser estas minas fuente de trabajo muy necesario en comarcas sin otra actividad económica. Aquí podemos observar como las nuevas aperturas de las minas en Nerva[7], Riotinto[8] o Aznalcollar[9], conllevan una daño medioambiental que han denunciado organizaciones como Ecologistas en Acción al entender que de un lado, se produce un daño medioambiental irreparable y de otro, la creación de puestos de trabajo no surge de la propia mina si no que depende exclusivamente de las subvenciones de las administraciones, que se pueden emplear en otros sectores económicos que generen un bien común y no comprometan en exceso al medio ambiente.[10]
Aun así supone una contradicción importante negar puestos de empleo en comarcas muy deprimidas, sin ningún tipo de alternativas económicas a la misma. En este caso las organizaciones ecologistas prefieren las prospecciones subterráneas a las de cielo abierto, al entender éstas como menos contaminantes.[11]
Recapitulando, observamos cómo estos megaproyectos se inician, en la mayoría de los casos, para contentar más a ciertas empresas concesionarias que a la sociedad en su conjunto siendo, la mayor parte de las veces, exagerados sus posibles beneficios sociales a obtener para la ciudad[12], así como se sobredimensionan, también, las cifras de creación de empleo, siendo esto último muy irresponsable en zonas con grandes necesidades de trabajo como son Andalucía y España. Este proceso ahonda en la dinámica de cambio en la concepción del gasto público evidenciándose cada vez más una dinámica descarada de transferencias de capitales desde el sector público hacia el privado.
En otro orden de cosas, estos megaproyectos, a menudo, generan un perjuicio evidente en el medio ambiente, al no ser lo suficientemente sostenibles, justificándose, de nuevo, estas agresiones al entorno mediante una exageración de sus beneficios y de la futura creación de empleo.
Frente a este modelo de gasto público pensado para favorecer a ciertas élites económicas, se hace necesario comenzar a exigir reformas en la forma de hacer política municipal que consigan lograr una gobernanza más participativa y abierta.
En este sentido la aparición del mecanismo de los presupuestos participativos (PsPs) en ciudades como Porto Alegre, en Brasil, acabó con una dinámica de emplear los fondos públicos para megaproyectos, al comprometerse gran parte de las partidas presupuestarias en solventar problemas de la comunidad.
Llegamos a la conclusión de que los PsPs rompen parcialmente la dicotomía representantes/representados al integrar de manera directa al ciudadano en las decisiones municipales; suponen un empoderamiento de la ciudadanía que ya no ve la política como algo ajeno sino que lo entiende como algo en lo que su opinión es tan fundamental como la de técnicos y político; por último pueden suponer un freno a la acción de los políticos ya que, en algunos casos, la práctica totalidad del presupuesto en inversiones se ejecuta de manera participada, lo que reduce la posibilidad de construcción de infraestructuras que no interesen a la mayoría social del municipio.
Se hace necesario, desde esta lógica, crear una esfera pública más transparente y democrática, donde el gobierno del municipio y sus pobladores, ejerzan la cogestión en torno al presupuesto municipal, definiendo las prioridades para la aplicación de los recursos públicos del municipio, desarrollándose un camino de aprendizaje, donde la ciudadanía implicada va aprendiendo, con la práctica, acerca del marco legal y de competencias del municipio, del estado de las finanzas del ente local, del cual provienen los problemas prioritarios de la ciudad.
En definitiva para romper con la arbitrariedad en la acción política municipal se hace imprescindible romper con la dicotomía representantes/representados y apostar por una ciudadanía empoderada.
_____________________________________________________________________
Bibliografía
David Harvey, «El neoliberalismo como destrucción creativa», Apuntes del CENES, nº 45 (2008): Págs 10-34.
David Harvey, El Nuevo Imperialismo (Madrid: Akal, 2003).
Fernando Orueta, «El impacto de los megaproyectos en las ciudades españolas. Hacia una agenda de investigación», Estudios Demográficos y Urbanos, 2009, http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=31221535006.
José Manuel Naredo, «La naturaleza perversa de los megaproyectos», Madrid15M, nº 9 (Diciembre de 2012): Págs.: 16-17.
Juan José Ganuza Fernández, «Los sobrecostes en las obras públicas: un análisis económico del caso español», Economía industrial, n.o 318 (1997):Págs 111-122.
Sharon Zukin, «Urban Lyfestyles, Diversity and Standardization in Spaces of Consumption», Urban Studies, nº 6 (1998): Págs 825-839.
Yves Cabannes, ¿Qué es y cómo se hace el presupuestos participativo? 72 Respuestas a Preguntas Frecuentes sobre los Presupuestos Participativos Municipales. (Nairobi: Un-Habitat, 2004).
Referencias
[1]Oficina de planificación estratégica y desarrollo empresarial. Ayuntamiento de Sevilla, "Invertir En Sevilla: Plan de Atracción de Inversiones." (Sevilla, 2014), http://www.sevilla.org/ayuntamiento/areas/delegacion-de-relaciones-institucionales/OPEyDE/presentacion-invertir-en-sevilla.
[2] En este sentido el aeropuerto de Ciudad Real costó más de 28 millones de euros siendo vendido en subasta por solo 10000€ Europa Press, «El Grupo Tzaneen International podría hacerse con el aeropuerto de Ciudad Real por solo 10.000 euros», eldiario.es, http://www.eldiario.es/clm/provincias/ciudad_real/Grupo-Tzaneen-International-Ciudad-Real_0_410159317.html.
[3]Francisco Pelayo, «El despilfarro español: diez proyectos con dinero público repletos de sobrecostes», 20minutos.es, http://www.20minutos.es/noticia/1755390/0/despilfarro-espanol/proyectos-publicos/sobrecostes/.
[4] Se entiende como Partenariado público-privado la colaboración en la construcción de una determinada obra o equipamiento, de la administración con una o varias empresas privadas, que una vez construidas actuarían como socios en la gestión del equipamiento. María Alessandra Sandulli, «El Partenariado Público y Privado», Revista de estudios de la administración local y autonómica, n.o 315 (2011): 119-42. En el Estado español encontramos ejemplos de esta colaboración en casos como el de los hospitales en Madrid. «Privatizar hospitales sale caro (I)», http://www.publico.es/actualidad/privatizar-hospitales-sale-caro-i.html.
[5]Cándido Romaguera, «Medio Ambiente impide la ampliación del puerto de Tarifa», EL PAÍS, 23 de febrero de 2011, http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/02/22/actualidad/1298329213_850215.html.
[6]Javier Casqueiro, «Tánger apunta a Algeciras», EL PAÍS, 14 de septiembre de 2014, http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/12/actualidad/1410529771_169560.html.
[7]Redacción «El alcalde de Nerva destaca que la apertura de la mina debe ser "un elemento de progreso"», Andalucía Información,11 de Mayo de 2015 andaluciainformacion.es/cuenca-minera/504462/el-alcalde-de-nerva-destaca-que-la-apertura-de-la-mina-debe-ser-quotun-elemento-de-progreso-quot/.
[8]Lucía Vallellano, «Primera voladura en la mina de Riotinto tras 14 años de inactividad», EL PAÍS, 17 de abril de 2015, http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/04/17/andalucia/1429290102_526086.html.
[9]Juan Rubio «Emerita somete su proyecto para reabrir la mina de Aznalcóllar al examen sindical», elcorreoweb.es, 28 de octubre 2014, http://elcorreoweb.es/emerita-somete-su-proyecto-para-reabrir-la-mina-de-aznalcollar-al-examen-sindical-AIEC793416.
[10]«Sobre la reapertura de la Mina de Aznalcóllar», Ecologistas en Acción, 2013, http://www.ecologistasenaccion.es/article26725.html.
[11]Íbid.
[12] En este sentido es clave proyectos como el de la Ciudad de las Artes de Valencia que costaron cuatro veces lo que se presupuestó Joaquín Ferrandís, «La Ciudad de las Artes ha costado cuatro veces lo que se presupuestó», EL PAÍS, 16 de marzo de 2011, http://elpais.com/diario/2011/03/16/cvalenciana/1300306679_850215.html
La entrada Los megaproyectos: un ataque directo a la democracia local aparece primero en Iniciativa Debate.
Posted: 25 Mar 2016 11:54 AM PDT
Colombia: primeros apuntes del viaje para investigar el aceite de palma
 | La Marea | 24 marzo 2016
7 de enero de 2016. Llego al departamento colombiano de Nariño, en la frontera con Ecuador, en la resaca del célebre carnaval de Pasto, con la firme intención de investigar los impactos socioambientales de la palma aceitera en Tumaco, un municipio costero a seis horas de carretera de Pasto, la capital del departamento. Las primeras entrevistas a organizaciones sociales me dejan claro, si es que no lo sabía ya, que va a ser un gran desafío:
– Tienes que encontrar gente de las comunidades y de derechos humanos que te acompañe, linda. No sería la primera vez que tenemos un muerto por haber ido por ahí a investigar.
– Aquí las comunidades son las únicas que pueden garantizar tu seguridad.
Así que me voy a las comunidades, y allí me dicen cosas como ésta:
– La zona está muy militarizada. Uno no sabe. Toca verificar la situación, convocar a la guardia indígena. Todo el tiempo hemos tenido amenazas. ¿No puedes volver en un mes?
No, no puedo volver en un mes; en un mes estaré tomando el avión de regreso a Buenos Aires, y para entonces debo recorrer varios destinos en Ecuador y en Colombia. Así que me insisto y doy con algunos guías locales que me llevan a las plantaciones. Nadie quiere dar su nombre y, cuando pregunto por la palma en las veredas -las pedanías cercanas a las plantaciones palmeras-, encuentro a cada paso un tenso silencio que contrasta con el bullicio tan propio de las comunidades negras del Pacífico colombiano. Consigo llevarme un panorama de la región, aunque los testimonios más contundentes sólo los podré encontrar en Bogotá, a cargo de desplazados nariñenses que en la capital se sienten más protegidos de las amenazas paramilitares.
Todavía me sorprende el modo en que los colombianos han naturalizado la fuerte presencia militar y policial: aquí, los policías, casi siempre muchachos que no pasan de los 20 años, cargan fusiles o metralletas listos para disparar; en Tumaco para llegar al centro del pueblo debo atravesar varios retenes militares. Según nos cuentan quienes acceden a hablar, el paramilitarismo se ha fortalecido desde que las Farc acordaron el alto el fuego, en el marco de las negociaciones de paz de La Habana. Si bien es cierto que la guerrilla parece haber olvidado en muchos territorios su objetivo primigenio de mejorar la vida de los campesinos, en Tumaco había servido de contrapeso al avance de los grupos armados, léase paramilitares, hoy llamados eufemísticamente bacrim (bandas militares).
Recuerdo en Tumaco la confesión que me hizo mi primera entrevistada en Medellín, una académica que realizó su tesis doctoral sobre la palma en Colombia: "Al principio, era tan ingenua que pretendía investigar la palma al margen del conflicto; después me di cuenta de que era imposible". Nada o casi nada de lo que sucede en Colombia, y menos en términos de macroeconomía y territorio, puede analizarse sin tener en cuenta el contexto de violencia que sufre el país hace 60 años, al menos. Y, así como en 2013 aprendí que la acción paramilitar era inseparable de los intereses de las multinacionales -aunque sea tan difícil demostrarlo con pruebas irrefutables-, ahora voy entendiendo la imbricación entre el despojo a manos de los paramilitares, que dejó millones de desplazados y unas cinco o seis millones de hectáreas abandonadas, y la expansión de los terratenientes y los empresarios palmeros.
Difícil transmitir a quien no estuvo en esos territorios el horror de los crímenes perpetrados por los grupos paramilitares que, en los años 90, cometieron masacres de tal atrocidad que obligaron a huir a pueblos enteros. Algunos de ellos, en el Chocó, en Nariño o en Montes de María -una región próxima a Cartagena de Indias-, se encontraron, cuando pudieron regresar, que sus tierras habían sido plantadas con palma; irreconocibles, inservibles para volver a cultivar plátano, yuca, maíz, árboles frutales.
Pueblos enteros siguen atravesados por un nivel de violencia que sólo se explica asumiendo que el objetivo principal de los paramilitares era sembrar el terror. Masacres de cinco, diez, cuarenta, cien personas; cuerpos descuartizados vivos, para que quienes lograron huir escucharan sus lamentos; mujeres sistemáticamente violadas, prostituidas, robadas. Seis millones de desplazados, que huyeron aterrorizados dejando atrás sus tierras, sus casas, sus pertenencias, sus recuerdos, las tumbas de sus muertos. Millones, muchos millones de vidas arruinadas. Mucho dolor, lágrimas y sangre vertidos sobre la exuberante tierra colombiana, esa que, dicen, es la más biodiversa del planeta, capaz de producir cualquier tipo de alimento, pero incapaz de saciar la codicia de oligarquías locales e internacionales.
Quien sembró, de las más sádicas y crueles formas imaginables, el terror en extensos territorios de Colombia no fue la guerrilla: fueron los paramilitares, a veces de la mano declarada del Ejército, otras veces veladamente; siempre, bajo la connivencia de un Estado que, hasta hoy, no ha tenido empacho en tolerar esa violencia sádica para hacerle la guerra sucia no ya a la guerrilla, sino a lo que ésta representó en origen, 60 años atrás: las demandas insatisfechas de un campesinado oprimido que reivindica sus modos de producción, sus formas de ser y hacer, sus conocimientos no plegados al discurso de un desarrollo que sólo se sacia con crecimiento económico, inversión extranjera y expolio de recursos naturales. Y casi siempre con la complicidad de Washington, que a través de sucesivos planes de supuesta guerra a las drogas, ha inyectado dinero a esa guerra fratricida, mientras la Casa Blanca y toda la comunidad internacional agasajan al presidente Juan Manuel Santos, que fuera ministro de Defensa con el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, bajo cuyo mando se incrementó el poder de los grupos paramilitares hasta el paroxismo. Un poder que hasta hoy mantienen en forma de extorsiones, amenazas y, también, asesinatos contra quienes se animan a hablar en voz alta.
A quienes siguen resistiendo, a pesar de poner en peligro sus vidas, no se trata de darles voz, que ya la tienen, y hablan alto y claro. Los periodistas de todo el mundo tenemos la responsabilidad de abandonar tantos dobles raseros y comenzar a informar con honestidad sobre Colombia, un país atravesado por complejos procesos de los que eso que llamamos el Primer Mundo no es en absoluto inocente. Esas resistencias combaten las armas produciendo alimentos; empeñados en que sus lógicas de producción, autosostenibles y no contaminantes, sobrevivan. Quieren sembrar yuca y plátano en lugar de palma aceitera que dará de comer a los automóviles. Tal vez de su éxito depende la supervivencia de la propia especie humana…
*La foto es de Jheisson A. López, que, paciente y resolutivo, me acompañó en este viaje.
Si nos quieres ayudar a que continuemos con esta investigación, puedes hacerte mecenas de Carro de Combate aquí con la cantidad que quieras. Toda aportación, por pequeña que sea, es fundamental para que podamos dedicar más tiempo y recursos a la investigación.
La entrada Colombia: primeros apuntes del viaje para investigar el aceite de palma aparece primero en Iniciativa Debate.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada