domingo, 27 de marzo de 2016

La cruz del maestro




Jordi Martí publicó:"Unas líneas de consideración, a tan señaladas fechas en el calendario cristiano, en relación a las desventuras de la profesión docente en los centros de ideario cristiano. Preferiblemente las enunciaré sin demasiada relación, a modo de ideas sueltas. Son "

Entrada nueva en XarxaTIC

La cruz del maestro

by Jordi Martí
Unas líneas de consideración, a tan señaladas fechas en el calendario cristiano, en relación a las desventuras de la profesión docente en los centros de ideario cristiano. Preferiblemente las enunciaré sin demasiada relación, a modo de ideas sueltas. Son fruto de varios años de experiencia vivida en y desde la fe.
  1. El sistema educativo cristiano está colapsado y entrando en crisis debido a la falta de personalidad del propio colectivo educativo. Los centros de ideario cristiano son cada vez menos, no por su falta de existencia sino por la desaparición de su esencia como tales.
  2. Un profesor actualmente podría desempeñar su tarea en cualquier centro educativo con independencia de su credo o religión. Ya que en casi todos los casos el aspecto de identidad queda disuelto en su condición de creyente. Me explico, lo que singulariza a cada persona es su personalidad, no su pertenencia a un movimiento o a un criterio de partido. El valor intrínseco de cada persona reside en su dignidad, pero esta puede enriquecerse o empobrecerse en su personalidad. Al profesor creyente se le juzga en su personalidad desde su espíritu cristiano. Al menos, aquello por lo que se valora a un profesional, finalmente, tiene que ver con su ser o no cristiano. Estoy hablando de la educación privada y concertada.
  3. La fórmula educativa de educación a partir de la familia y en el ámbito de la familia está en crisis. Al cuerpo familiar ordinariamente le importa un bledo la consideración que se tenga de ellos o los puntos de mejora familiar que suelen fijarse en cada conversación. Y quizá no sea culpa del propio sistema educativo, sino de la propia biografía de la enseñanza cristiana.
  4. La relación de autoridad entre colegio-profesor-familia está rota en su esencia, tanto a nivel social como a nivel familiar. Una institución como el nicho familiar no puede claudicar en las irresponsables decisiones de un centro educativo, por muy cristiano que diga ser. No solo por un hecho de derecho, sino por la propia eficacia de su tarea como padres. Toda mejora de un alumno o alumna, pasa a una relación de 100 a 100, por una mejora de sus padres como padres.
  5. El docente está indefenso en la relación de autoridad con los menores en la misma medida en que sus padres no ejercen dicha autoridad. Se puede llegar hasta donde dejan los padres, más no.
  6. Uno de los temas más actuales, la incorporación de dispositivos tipo iPad a la escuela, también en los centros públicos, está viciada en su esencia. Al menos en Occidente toda la tecnología ha sido siempre vista por sus consumidores como artefacto de ocio. Mientras eso no cambie, la incorporación de tecnología a las aulas será un rotundo fracaso. Por más que hablemos de metodologías invertidas o movidas, el factor entertainment será determinante en su eficacia.
  7. La educación requiere tiempo, y eso es lo que actualmente no queremos disponer. Queremos resultado ya y que sea medible. Nada más absurdo, que pretender medir al mismo tiempo la posición y la velocidad a la que se mueven las cosas. Ya lo aplicamos a la ciencia de las partículas, quizá sea bueno aplicarlo a la ciencia de las personas.
  8. Para terminar, si la acción que en sí misma da la plenitud al ser humano es la generosidad gratuita, ¿por qué nos afanamos en decir que la felicidad es el conocimiento y el bienestar? Un docente que busque estas coordenadas, chocará de lleno con una sociedad que busca todavía, después de 300 años del fracaso de la enciclopedia ilustrada, la salvación a través de la razón.
Un profesor que trata de comprender su lugar en las aulas, que quizá nunca lo encuentre.
Me encanta que haya compañeros que quieran usar este blog para expresarse dentro de la pluralidad de pareceres que existe entre toda la comunidad educativa. Un lujo permitir este tipo de aportaciones porque, lo que hace grande a cualquier blog son, no quienes lo gestionan o lo poseen. Los que lo engrandecen son aquellos que colaboran en el mismo, expresan sus opiniones en forma de comentarios o interactúan en las redes sociales.
Jordi Martí | marzo 27, 2016 en 8:24 am | Etiquetas: centros cristianos, creyente, reflexiones | Categorías: EDUCACIÓN | URL: http://wp.me/pGAud-5IQ
Comentario    Ver todos los comentarios



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada