jueves, 28 de abril de 2016

Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


Posted: 28 Apr 2016 09:42 AM PDT
Antonio Pérez Collado | Rebelión | 28/04/2016
Ante el 28-A, Jornada Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, la CGT denuncia que los accidentes laborales aumentaron un 5,8% en 2015, lo que representa el fracaso de las políticas de prevención de la Administración y los pactos de los llamados agentes sociales, por la precarización de contratos y condiciones de trabajo
En una fecha tan simbólica como la del 28 de abril (Jornada Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo) la Confederación General del Trabajo (CGT) lamenta que durante el último año entero contabilizado (enero/diciembre de 2015) se registraran 449.223 accidentes laborales, lo que supone una subida del 5,8% respecto a la registrada durante 2014, cuando ya se incrementaron un 5% con respecto a 2013. Los accidentes laborales en España acumulan dos ejercicios consecutivos de incremento.
Según los datos facilitados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los accidentes habían descendido desde 2007 (más de 924.000) hasta 2013, pero desde entonces no han cesado de incrementarse; tanto en cifras absolutas como en la tasa de incidencia, que ha pasado de 2.942 accidentes por cada 100.000 personas empleadas en 2012 a 3.190 en 2015, lo que representa un 8´2% de aumento.
Por sectores ha sido el agrícola el de mayor subida (6´6%). Le siguen industria (+5,1%), construcción (+4,1%) y servicios (+1,1%). En cuanto a los datos por comunidades hay que señalar que todas ellas han experimentado incrementos, aunque son La Rioja y Murcia los territorios que mayor aumento de accidentes en jornada laboral registran, un 15% y un 13,3% respectivamente.
Aragón, Comunidad Valenciana y Baleares crecen en torno al 10%. A continuación se sitúan Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cantabria y Andalucía. Todas ellas muestran un aumento superior al de la media nacional (+5,8%). En el caso contrario están Canarias, Catalunya y Asturias, con un incremento menor al 4%. En el caso de las provincias, Vizcaya es la que más crece el número de accidentes, concretamente un 68,9%. Seguida de Guadalajara (+24,1%), Castellón (+16,7%) y Valladolid (+16,6%).
Para la CGT estas cifras no hacen sino poner en evidencia que las políticas de prevención que lentamente se van introduciendo en las empresas y la gran inversión que suponen los cursillos y subvenciones concedidos a patronal y sindicatos institucionales, no sirven de mucho si, por otro lado, se continúan precarizando las modalidades de contratación y las condiciones de trabajo a las que se han de enfrentar los trabajadores; especialmente los temporales, los cedidos por ETT, los de las subcontratas, los jóvenes o los inmigrantes sin experiencia laboral en el sector y sin formación previa en materia de prevención de riesgos laborales.
Sin una estabilidad laboral y sin unas leyes que protejan al trabajador frente a los frecuentes abusos de sus patronos, es muy difícil que una persona con empleo precario (que actualmente son el 92% de los nuevos contratos) pueda exigir que se cumplan en su entorno laboral las normas de seguridad o que se entreguen las prendas de protección personal.
Por otro lado, la CGT quiere recordar en esta jornada por la seguridad y la salud en el ámbito laboral que los trabajadores siguen sometidos a graves riesgos de contraer enfermedades profesionales; muchas de las cuales no están todavía reconocidas como tales, pero cuyo origen tiene un claro detonante relacionado con el ambiente y las condiciones en que se desarrolla el trabajo. En esa situación se encuentran muchas dolencias cardiovasculares, digestivas, mentales o respiratorias cuya relación con la vida laboral no siempre es reconocida por la seguridad social o los tribunales.
Como caso más evidente y lamentable se ha de mencionar en este día el de las miles de víctimas que ha ocasionado el uso del amianto y cuyas reparaciones todavía no se han concedido en su totalidad a las familias afectadas. La peligrosidad de este material ya se conocía desde 1940, pero a pesar de ello se ha seguido utilizando –sin informar ni proteger a los trabajadores- durante décadas y en numerosos sectores. Incluso hoy día, la CGT y otras organizaciones venimos denunciando la existencia de amianto en instalaciones escolares, deportivas, industriales, etc.
Nuestro sindicato tiene en la prevención de riesgos laborales y en la mejora constante de las condiciones de trabajo uno de sus grandes ejes de actuación, por lo que va a seguir peleando por la implantación de políticas eficaces de lucha contra los accidentes y las enfermedades laborales, exigiendo en los centros de trabajo el cumplimiento de todas las normas en materia de seguridad y prevención y recordando a los empresarios y a la Administración que la vida y la salud de las personas están muy por encima de la producción y los beneficios.
Antonio Pérez Collado, Gabinete de Prensa del Secretariado Permanente de la CGT
Posted: 28 Apr 2016 08:15 AM PDT
Fnac expone 'Pobreza infantil en España', del fotógrafo Aitor LaraExposición de la 'Pobreza infantil en España', del fotógrafo Aitor Lara
Ana I. Bernal Triviño | El Diario | 27/04/2016
"Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran".
José Saramago
No… Todo esto ya lo sabías.
Poco puedo contar de mi profesión, salvo que hay un periodismo de alfombra y otro de trastienda, como la vida misma. Uno de cara al teatro, y otro que se concentra en la tramoya, donde todo se desarrolla bajo una aparente legalidad y limpieza. Ese donde unos hacen el trabajo sucio para que, en su lugar, otros queden impunes de cara a la galería, y así puedan ser aplaudidos y casi venerados. Es la trastienda donde se ven los negocios duros y quién maneja los hilos.
Se sabía. Otra cosa es que no quisiéramos reconocerlo. No nos hagamos los nuevos.
Somos conscientes de que parte de la prensa calla y silencia, manipula, elimina de agenda, y obvia con intención. Lo que hoy ocupa portadas, ya lo habías leído quizás en un breve, lo habías escuchado o incluso lo habías visto en alguna ocasión. Y no sólo de un tiempo para acá, sino incluso antes de la crisis, aunque ahí el miedo a hablar era más fuerte que ahora. Así que todo esto ya lo sabías.
Habías leído a quienes cuestionan las instituciones y a personas intocables. Conocías ya el fraude fiscal, la evasión de impuestos, las amnistías y los paraísos fiscales. Sabías que la corrupción planeaba sobre la monarquía. Que lo mismo sucede dentro de partidos que gobiernan y, a pesar de ello, fueron votados. Sabías, y sabes, que la desigualdad es cada vez más creciente y que ocho de cada diez niños serán pobres en España. Repito… ocho de cada diez. Conocías el enriquecimiento del IBEX en plena crisis, a pesar de que la inmensa mayoría hemos perdido. Que el déficit público se acabaría elevando y que ello justificaría más los recortes.
Sabías que hacer tantas viviendas en este país nos explotaría en la cara. Habías escuchado, en prensa y en boca de tus conocidos, las malas artes de los bancos. La extorsión de asociaciones y presiones de entidades que respaldaban su actividad en la sombra. Te advirtieron de que la deuda privada terminaría formando parte de la deuda pública. Te avisaron de que se eliminarían derechos laborales, de sanidad y de educación. Que cada día cobraríamos menos, hasta por debajo de un salario mínimo que te arrebata la dignidad.
Sabías que el terrorismo se alienta y que el Daesh crecería. Que lo que nos venden como aliados son parte de aquellos que ayudan a mantener los negocios. Que intervenimos en guerras bajo la falsedad de la seguridad y los "supuestos" derechos humanos. Sabías cómo el capitalismo se haría tan gigante que nos aplastaría. Que aumentarían los suicidios en la época de crisis. Habías visto a gente cruzando las fronteras, huyendo del terror, del hambre y de la pobreza, y niños muertos en ataques mucho antes de que ahora le dediquen titulares. Y sabes cómo explotamos y dejamos sin recursos a otros países, que usamos como vertedero de nuestra basura. Sabías que el mirar hacia otro lado no traería nada, salvo miseria y egoísmo. Sabías que el fascismo no había muerto, sino que permanece latente y crece bajo el calor de la propaganda. Sabías los nombres de los corruptos, de los que había que cuestionar y mirar con lupa. Sabías el papel del euro, del FMI o del BCE que presiona y gobierna en la sombra sin miramientos. Sabes que el futuro que espera a ti y a tus hijos pasa por una tierra y aire contaminados, generados por empresas de automóviles impunes y fábricas químicas sin control, creando un mundo que se deshiela sin medidas que lo frenen de raíz.
Pero no. En este país, cada vez que se cuestionaban los paraísos fiscales, la monarquía, los partidos políticos corruptos, la evasión fiscal, los recortes sociales, el papel de los grandes bancos, de las asociaciones que extorsionaban, del medio ambiente, de la violencia machista… siempre venía el de turno a callar. Un par de risitas con que son "unos mafiosillos", como quien ríe la travesura del niño pequeño. Y luego venía quien daba lecciones, desde las instituciones y desde la prensa del poder.
Siempre nos han tachado con su soberbia (propia de su impunidad) de agoreros, mentirosos, perroflautas, revolucionarios, inventores, radicales, aguafiestas, bocazas, locas feministas, irresponsables, antisistemas, oportunistas, reaccionarios, zumbados o etarras, de vividores de "papá" Estado, de "vivir por encima de nuestras posibilidades". Se han reído de activistas y de yayoflautas, de políticos minoritarios que no defendían el capital, de quienes paran desahucios, de quienes se manifiestan por exigir sus derechos, de quienes protestan y quieren eliminar la injusticia. El tiempo pone a cada uno en su sitio. La inmensa mayoría de las previsiones de las que se alertaban, se han cumplido. Decía Julio Anguita que por un día volvería a ser diputado para subir al estrado y decir: "¿Y ahora qué, hijos de puta?".
De tanto mirar hacia un lado y de no creer lo que venía, aquí lo tienes. Toda esta suciedad vomitada ahí, en primer plano. Cada día.  Y ahí van corriendo, a barrer bajo la alfombra, a callar, a vetar a periodistas, a amenazar al más puro estilo de las mafias. Porque lo que hay en juego es mucho. Es dinero. Es negocio. Ese para el que nunca existen fronteras ni cuotas.
Ya es hora de que, como decía José Saramago, empecemos a MIRAR de frente y no sólo a ver. La crisis no se ha ido. Vino para quedarse. Vino para seguir chupando sangre. A ver si cambiamos el foco. Y antes de criticar y vociferar, callamos, escuchamos, cuestionamos y pensamos.
El que avisa no es traidor.
Posted: 28 Apr 2016 07:40 AM PDT
El filósofo francés, impulsor del concepto del decrecimiento, critica "la sociedad del desperdicio".
Para Latouche, la sociedad del crecimiento reposa sobre la acumulación ilimitada de riquezas, destruye la naturaleza y es un generador de desigualdades sociales.
Serge Latouche: Serge Latouche. // FOTO: LUNA GÁMEZ
 | La Marea | 27 abril 2016
Esta entrevista está publicada en La Marea 37.
El protagonista de hoy elige realizar la entrevista en Les délices du fournil (las delicias del horno), un pequeño local que ofrece servicio rápido de bocadillos, croissants y cafés en pleno corazón del barrio latino de París. Con los videoclips de éxito del momento de fondo y mientras bebe de su copa de vino tinto, –experto en filosofía económica y e impulsor de la teoría del decrecimiento– relata cómo su experiencia de vida con comunidades ajenas al desarrollismo, primero en Laos y luego en África, le llevó a perder la fe en la economía, historias que él explica en La sociedad de la abundancia frugal, uno de sus últimos libros traducidos al español. Para Latouche, un académico parisino de pelo canoso y sonrisa afable, la sociedad del crecimiento reposa sobre la acumulación ilimitada de riquezas, destruye la naturaleza y es un generador de desigualdades sociales.
El mantra central de quienes actualmente gobiernan el mundo es el desarrollo económico exponencial y el aumento de la productividad laboral aunque eso conlleve el recorte de derechos. Muchos son los que celebran el recién aprobado proyecto del Banco Central Europeo para inyectar mensualmente 80.000 millones de euros al mes para reavivar el crecimiento de la economía europea. Sin embargo, este defensor del decrecimiento económico considera que la solución reside en vivir de otra forma para vivir mejor. Para Latouche, el altruismo debería sustituir al egoísmo, el placer del ocio a la obsesión por el trabajo, la importancia de la vida social al consumo desenfrenado y lo razonable a lo racional.
¿Qué le hizo perder la fe en la economía y buscar nuevas alternativas a través de la filosofía económica?
Cuando vivía en Laos estuve con comunidades que trabajaban unas cinco horas por día y el resto del tiempo lo dedicaban a divertirse, a plantar, a cazar, a pescar, y ahí me di cuenta de que el desarrollo iría a acabar con esta forma de vida feliz y transformaría a estas personas en subdesarrollados. El desarrollo colonizaría su imaginario, creándoles necesidades externas y destruyendo el equilibrio de sus sociedades. Cuando hablo de colonizar el imaginario es porque parto de la idea de que la economía es una forma de colonizar el imaginario, como ha sido la religión en los momentos en que los conquistadores invadieron otros países. Esta experiencia me permitió comprender que la economía es una forma de religión y que el desarrollo es una forma de occidentalización del mundo que toma el relevo de la colonización por otros medios.
¿Fue en este momento en el que comenzó a pensar en la necesidad del decrecimiento?
No, yo no utilicé el término decrecimiento hasta el 2002, cuando organizamos el gran coloquio Deshacer el desarrollo, rehacer el mundo (Défaire le développement, refaire le monde) en la sede de la UNESCO en París. En el 64 yo me fui a África como un verdadero misionario del desarrollo, aunque estaba inscrito en el partido comunista y me consideraba marxista, en el 66 llegué a Laos y a mi vuelta a Francia comenzó mi crítica a la economía política y mi trabajo en la epistemología económica. Ahí nació una reflexión durante décadas y comenzó mi crítica al desarrollo como una forma de occidentalización del mundo.
¿Como definiría el decrecimiento?
Yo no lo definiría. Es un eslogan que ha tenido una función mediática de contradecir otro eslogan. Es realmente una operación simbólica imaginaria para cuestionar el concepto mistificador del desarrollo sostenible. El concepto de decrecimiento llegó por azar y por necesidad.
¿Qué es para usted el desarrollo sostenible?
El desarrollo sostenible es eso, un eslogan. Es el equivalente del TINA de Margaret Tatcher, There Is No Alternatives, que viene a decir que no hay alternativas al liberalismo económico. El desarrollo sostenible fue inventado por criminales de cuello blanco, entre ellos Stephan Schmidheiny, millonario suizo que fundó el Consejo Mundial para el Desarrollo Sostenible (World Business Council for Sustainable Development), el mayor lobby industrial de empresas contaminantes, y que fue acusado del homicidio de miles de obreros en una de sus fábricas de amianto. También su amigo Maurice Frederick Strong, un gran empresario del sector minero y petrolero que, paradójicamente, fue el secretario general de la Conferencia de Naciones Unidas para el Medio Humano, donde se abrió la reflexión para que 20 años más tarde, en la Cumbre de la Tierra de Rio 92, se presentase oficialmente el término desarrollo sostenible. Ellos decidieron vender el desarrollo sostenible igual que vendemos un jabón, con una campaña publicitaria extraordinaria, excelentemente sincronizada y con un éxito fabuloso. Pero no es más que otra vertiente del crecimiento económico.
En algunos momentos afirmó que la economía es la raíz de todos los males y que es necesario salir de ella y abandonar la religión del crecimiento, pero, ¿cómo se abandona una fe cuando se cree en ella?
No existe una receta. Yo me convertí en decrecentista en Laos y la mayoría de la gente de mi grupo han tenido experiencias parecidas a las mías de contacto con sociedades no desarrollistas que les han hecho abrir los ojos. No nacemos decrecentistas, nos convertimos en. Al igual que no nacemos productivistas, sin embargo nos convertimos rápidamente porque vivimos en un ambiente en el que la propaganda productivista es tan tremenda que la colonización del imaginario se produce al mismo tiempo que aprendemos la lengua materna. Desintoxicarse después depende de las experiencias personales. Un crecimiento infinito en un planeta finito no es sostenible, es evidente incluso para un niño, pero no creemos lo que ya sabemos, como dice Jean-Pierre Dupuy, un amigo filósofo. El mejor ejemploes la COP21, donde se hicieron maravillosos discursos pero que no darán casi ningún fruto, por eso yo creo en lo que yo llamo la pedagogía de las catástrofes. Creo que es lo único que presiona a salir a cada uno de su caparazón y pensar.
¿En qué consiste la pedagogía de catástrofes?
La gente que se ve afectada por alguna catástrofe comienza a tener dudas sobre la propaganda que difunden las televisiones o los partidos políticos, sean de izquierda o de derechas, y ante las dudas pueden ir en busca de alternativas y aproximarse al decrecimiento. Es necesario que haya una articulación entre lo teórico y lo práctico, entre lo vivido y lo pensado. Aunque tengas la experiencia, si no creas una reflexión puedes caer en la desesperación, en el nihilismo o en el fascismo, por ejemplo. Por tanto, son necesarios esos dos ingredientes, pero no hay receta para combinarlos.
Usted habla que no hay que crecer por crecer, igual que no hay que decrecer por decrecer, ¿en qué deberíamos crecer y en qué decrecer?
Hacer crecer la felicidad, mejorar la calidad del aire, poder beber agua natural potable, comer carne sana, que la gente pueda alojarse en condiciones aceptables… Vivimos en una sociedad del desperdicio que genera numerosos desechos, pero donde muchas de estas necesidades básicas no están satisfechas. Salir de la ideología del crecimiento supone una reducción del consumo europeo hasta alcanzar una huella ecológica sostenible, esto supone reducir en un 75% nuestro consumo de recursos naturales. Pero no somos nosotros los ciudadanos los que debemos reducir nuestro consumo final, sino el sistema. Por ejemplo, el 40% de la carne que se vende en los supermercados va a la basura sin ser consumida. Esto conlleva un desperdicio enorme y una alta huella ecológica. En un país como España, hasta el año 70 la huella ecológica era sostenible, y si todos hubiesen seguido viviendo como los españoles de aquel entonces tendríamos un mundo sostenible. Sucede que los españoles no han pasado a comer el triple de cantidad, sino el triple de mal. En la década de los 70 las vacas todavía se alimentaban de hierba pero ahora comen soja, que se produce en Brasil, quemando la selva amazónica; después es transportada 10.000 kilómetros, se mezcla con harina animal y se hacen piensos con los que las vacas se vuelven locas. Por tanto la huella ecológica de un kilo de ternera hoy supone 6 litros de petróleo, y pasa igual pasa con la ropa y con el resto de bienes. Vivimos en la sociedad de la obsolescencia programada, cuando en lugar de tirar deberíamos reparar y de esta forma podríamos decrecer sin reducir la satisfacción.
Hasta hace poco las llamadas economías emergentes, como China o la India, crecían con fuerza e imparables, pero ahora viven un periodo de desaceleración y en algunos casos hasta de recesión, como es el caso de Brasil, ¿podríamos tener la esperanza de que surgiesen alternativas de decrecimiento en estos países?
En teoría sí, la crisis podría ser una oportunidad para buscar nuevas alternativas porque la crisis es un decrecimiento forzado, pero la paradoja es que la colonización del imaginario por la sociedad del crecimiento es tal que la única obsesión de los gobiernos es volver al crecimiento, cuando en realidad la herramienta clave debería ser la sabiduría. La preocupación actual tanto de Brasil como de China es cómo retomar el crecimiento, se han convertido en toxico-dependientes, drogados por el crecimiento.
¿Cree que las iniciativas del decrecimiento vendrán de países en situaciones de crisis o de países menos absorbidos por el desarrollo?
Puede venir de ambos, pero ya que somos los occidentales los responsables de esta estructura, es de aquí de donde debería partir la desoccidentalización el mundo. Nosotros lo intentamos desde el movimiento del decrecimiento pero por el momento no tenemos un verdadero impacto sobre la realidad, solo a nivel micro, con iniciativas como las cooperativas de productores locales, que son pequeñas experiencias de decrecimiento a nivel local, de las cuales conozco muchas iniciativas interesantes en España.
¿Cree que serán los ciudadanos quienes impulsen el decrecimiento o será una iniciativa de los gobiernos?
Vendrá del pueblo, está claro, de los gobiernos por supuesto que no. ¿Por qué cree que los nuevos partidos políticos que están naciendo en Europa no abordan la óptica del decrecimiento? Por miedo. Tienen miedo a no ganar los votos suficientes para llegar al poder.
Usted afirma que vivimos en un mundo dominado por la sociedad del crecimiento que genera profundas desigualdades ¿de qué forma esto puede afectar a los ciclos migratorios?
La lógica de la sociedad de crecimiento es destruir todas las identidades. El problema de las migraciones es un problema muy complejo, ahora hablamos de millones de sirios desplazados pero antes de que acabe este siglo habrá 500 o 600 millones de desplazados, cuando ciudades enteras como Bangladesh o millones de campesinos chinos vean sus tierras inundadas por la subida del nivel del mar. Al aumentar las catástrofes del planeta, los migrantes ambientales aumentarán también. Donde yo tengo más experiencia de campo es en África y allí he observado que no es la pobreza y la miseria material lo que provocan las migraciones, es la miseria psíquica. Cuando yo comencé a trabajar en África hace una veintena de años no había existencia económica, igual que tampoco hay hoy. Toda la riqueza económica africana representa el 2% del PIB mundial según las estadísticas de la ONU, la gran mayoría representa la masa de petróleo nigeriano. De esta forma tenemos 800 millones de africanos que viven fuera de la economía, en el mercado informal. Al principio, cuando yo iba a África había buen ambiente, mucho dinamismo, la gente quería transformar sus tierras, había muchas iniciativas, pero han desaparecido. La última vez que fui los jóvenes ya no querían luchar más contra el desierto, ahora lo que quieren es ayuda para encontrar papeles e ir a Europa, ¿por qué? No es porque ahora sean más pobres que antes, es porque hemos destruido el sentido de su vida. Los últimos 10 o 20 años de mundialización tecnológica han representado una colonización del imaginario 100 veces más importante que los 200 años de colonización militar y misionaria. Se les crean nuevas necesidades, en la tele se les venden las maravillas de la vida de aquí y ellos ya no quieren vivir allí.
¿Diría usted que esto representa una crisis antropológica?
Sí, el crecimiento es una guerra contra lo ancestral. El verdadero crimen de occidente no es haber saqueado el tercer mundo, si no haber destruido el sentido de la vida de esta gente que ahora adoran al espejismo del desarrollo.
Posted: 28 Apr 2016 07:31 AM PDT
El pluralismo informativo aumenta en las teles locales tras la pérdida de poder del PP
 | La Marea | 28 abril 2016
El pluralismo informativo ha aumentado tras las pasadas elecciones municipales en aquellos ayuntamientos donde el PP fue desalojado, según el informe publicado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), que analiza los contenidos de las televisiones públicas de diez ciudades andaluzas en 2015. Es la primera vez desde que el organismo hace este tipo de estudios que el porcentaje medio del tiempo de voz de todos los actores políticos alcanza el 27%. El cambio más significativo se produce en Cádiz, donde la coalición Por Cádiz sí se puede -la marca de Podemos- y Ganemos Cádiz en Común ocupan en la tele local el 49,4% en tiempo de voz frente al 80,4% que copaba el PP, casi el doble.
Antes de la constitución de los nuevos ayuntamientos, el espacio que Onda Cádiz dedicaba a los partidos de la oposición era de un 19,6%. Después de esa fecha, en el segundo semestre de 2015, la oposición toma la palabra un 56% del tiempo. Los porcentajes también difieren en el tiempo que hablaba la anterior alcaldesa, Teófila Martínez, y el actual regidor, José María González Kichi: del 44,67% de la primera al 22,89% del segundo.
La coalición entre PSOE y Partido Andalucista en el Ayuntamiento de Motril (Granada) también se traduce en un mayor pluralismo según el informe del CAA: en Telemotril, que junto a Fuengirola TV era la televisión menos plural, la oposición ha pasado de ocupar el 7,1% del tiempo de voz al 25,5%, un 18,4% más.
El estudio detecta igualmente cambios en TG7, la cadena municipal de Granada que acumula acusaciones de presuntas irregularidades. Antes de las elecciones, el PP liderado por José Torres Hurtado -ya hoy exalcalde tras ser detenido por su supuesta implicación en una trama de corrupción urbanística-, ocupaba el 69,4% del tiempo de voz. Después de los comicios, cuando el PP volvió a ocupar la alcaldía con la abstención de Ciudadanos, el porcentaje se redujo al 52,4%. Además, el mismo alcalde pasó de un 23% en el tiempo de palabra a un 5%. "El primer actor por tiempo de palabra es un miembro de la oposición municipal [Francisco Puentedura, de IU], un hecho inédito hasta el momento en estos informes", sostiene el estudio.
En Málaga, donde el histórico Francisco de la Torre también recurrió a Ciudadanos tras perder la mayoría absoluta, apenas se nota ningún cambio. El espacio que Onda Azul dedicaba a la oposición antes de las elecciones era de un 29,2% frente al 32,2% de después. En Onda Jaén, Onda Algeciras, Interalmería y Fuengirola TV, donde el PP continúa gobernando, tampoco ha variado el escenario.
Un caso llamativo es el de Onda Jerez, donde la falta de pluralismo informativo detectado cuando gobernaba el PP ha sido continuada por el PSOE, que incluso deja menos espacio a la oposición que su antecesor: del 34,3% al 22,8%. En Huelva, donde el PSOE arrebató la alcaldía a otro histórico alcalde del PP, Pedro Rodríguez, sí se produce un cambio hacia un mayor pluralismo informativo, aunque de forma tímida: la oposición ha ganado un 4,4% en el uso de la palabra en Huelva TV (del 26,5% al 30,9%). El actual alcalde, el socialista Gabriel Cruz, habla en un 16,99% del tiempo, la mitad de lo que lo hacía el anterior, a quien la cadena dedicaba el 33,54%.

Investigación sobre los cursos de formación en Andalucía

Sobre la desconexión de Andalucía de TVE, insistentemente denunciada por el CAA por su parcialidad, es el líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, el que más tiempo de palabra ocupa en 2015, que aumenta el porcentaje, además, con respecto a 2014 (del 10% al 13%). Le siguen la presidenta de la Junta, Susana Díaz (10% frente al 8% de 2014) y el líder de IU, Antonio Maíllo, con un 6%, el mismo porcentaje que en 2014.
En las informaciones sobre la investigación de los cursos de formación, los actores políticos con más tiempo de voz en rol de partido y en rol institucional fueron tres dirigentes del PP: Carlos Rojas, portavoz parlamentario (16%), Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente del PP andaluz (9%) y María Dolores López, secretaria general del PP. "En esta relación destaca la ausencia de miembros del Gobierno andaluz -administración afectada en la investigación judicial de los cursos de formación- entre los primeros puestos. El primer representante del Ejecutivo autonómico que interviene en estas informaciones es la presidenta de la Junta, que figura en el noveno lugar de la lista de actores políticos en ambos roles, con poco menos del 3% del tiempo total de palabra. El Gobierno autonómico en su conjunto no llega al 7% del tiempo global de voz en todas las noticias emitidas relacionadas con este tema", afirma el Audiovisual.
En Canal Sur, los resultados sobre el tiempo de palabra de actores en rol de partido desde el 27 de enero de 2015, cuando se convocaron las elecciones andaluzas tras la ruptura del pacto de Gobierno entre PSOE e IU, son los siguientes: PSOE, 37% (41% en 2014); PP, 31% (33% en 2014); IU, 11% (19% en 2014); Podemos, 8% (1% en 2014); y Ciudadanos, 7% (irrelevante en 2014). "Destaca, respecto al año anterior, el descenso de IU y el ascenso de Podemos y Ciudadanos, los dos nuevos partidos con representación en la cámara andaluza", indica el CAA.
Sobre las noticias de los cursos de formación, el estudio indica que los actores políticos con mayor tiempo de voz son la presidenta de la Junta, con casi el 13%, seguida de Mario Jiménez, portavoz parlamentario del PSOE, con poco más del 7%; Carlos Rojas, portavoz parlamentario del PP, con poco menos del 7%; Antonio Maíllo, portavoz parlamentario de IU, con el 6,5%, y Juan Marín, portavoz parlamentario de Ciudadanos, con otro 6,5%.
Según el último Barómetro Audiovisual de Andalucía, el 61% de la población considera que la televisión no es plural. "Un porcentaje que ha ido en aumento en los últimos cuatro años. Además, existe un preocupante 72% que considera que los telediarios mezclan información y opinión", concluye el CAA.
Posted: 28 Apr 2016 05:15 AM PDT
El exlíder de Izquierda Unida analiza las propuestas de confluencia entre la formación ahora encabezada por Alberto Garzón y Podemos, de cara a las elecciones generales del 26 de junio.
Julio Anguita, excoordinador de Izquierda Unida e integrante del Frente Cívico Somos Mayoría. / JAIRO VARGAS
Martín Cúneo | Diagonal | 28/04/16
Las posibilidades de un pacto entre Podemos e Izquierda Unida (IU) han vuelto a poner al excoordinador de la federación en el centro mediático. La reciente visita de Pablo Iglesias y las fotos de Julio Anguita con figuras de ambas formaciones encendieron la imaginación de numerosos periodistas.
"El oráculo que está en Córdoba, se llama Julio y lleva el rayo en la mano", publicaba Raúl Pozo en El Mundo. Y Telecinco lo llamaba "el gran impulsor" del posible acuerdo. Sin embargo, Anguita rechaza cualquier "atribución de paternidad". Su participación, según sus propias palabras, se limita a la creación del Frente Cívico Somos Mayoría, "cuyos presupuestos políticos pueden haber tenido influencia".
La búsqueda de un híbrido entre partido y movimiento o la apelación a la "mayoría social" más allá del eje izquierda-derecha son algunos de los puntos que ha defendido Anguita desde la creación del Frente Cívico en 2012. Así como la necesidad de dar el sorpasso al PSOE mediante acuerdos que vayan más allá de las siglas, en función de los objetivos y el ya mítico "programa, programa, programa".
En la entrevista en Telecinco se mostraba como firme partidario de un pacto de cara a los próximos comicios: "IU y Podemos tienen la obligación de ir juntos a las elecciones, si no habrá que forzarlos".

Veinte años después, se vuelve a hablar de pinza…

La pinza es un operación de propaganda pensada para mentes perezosas, basada en algo que funciona en las películas del Oeste. El bueno es el PSOE; el malo, el PP, y el traidor, Izquierda Unida. Pues ahora vuelve a funcionar. Los buenos son la "izquierda" –es decir el PSOE–, y los malos son aquellos que impiden que el PSOE –que ha pactado con un partido de derechas– pueda formar gobierno.
La operación debe tener dos ramas: además de la alianza política, es necesaria una confluencia social, una plataforma que reúna todo lo que se ha movido en los últimos años

Hace unos meses decías: "Las siglas no son dioses, lo vamos a aprender con dolor el 20D". ¿Crees que se ha aprendido la lección?

Si se ha aprendido la lección, desde ya habrá confluencia. Pero yo no me paro en esto. Una confluencia para los siguientes comicios está bien, pero es totalmente insuficiente. La operación debe tener dos ramas: además de la alianza política, es necesaria una confluencia social, una plataforma que reúna todo lo que se ha movido en los últimos años, desde las mareas, las Marchas de la Dignidad, los yayoflautas, los afectados por las hipotecas y un largo etcétera, para configurar un programa alternativo que permita a estas dos alianzas, la política y la social, entrar en La Moncloa. ¿Para qué? Para tener el Boletín Oficial del Estado, pero también la calle. La idea no es hacer girar a nadie, sino entrar a gobernar, con las dificultades que eso conlleva. Pero teniendo fuerza social, las dificultades serán menores.

En los últimos tiempos se está hablando más de la posibilidad de una confluencia. ¿Han cambiado las circunstancias o es un reconocimiento de una estrategia equivocada?

Por fin han descubierto quién es el enemigo. En IU hay un grupo de personas que sigue pensando en eso de "toda la izquierda contra el PP", olvidando las políticas que el PP comparte con el PSOE. Hay otra parte de IU que piensa que lo nuestro es aliarnos con los sindicatos, y yo pregunto: ¿con los sindicatos que están callados hace ya años? Y hay otro sector, que esperemos que sea el mayoritario, que plantea juntarnos con otras fuerzas políticas y sociales. Hay que partir de una premisa: para romper el bipartidismo tenemos que sobrepasar al PSOE.

Desde el 20D, Podemos ha caído en las encuestas. ¿A qué se debe?

Podemos ya ha conseguido una cosa muy importante: pasar de la calle a tener 69 diputados. Es algo tremendo. Pero Podemos es como una fuerza militar que desembarca en una playa, y a partir de ahí tiene dos opciones: quedarse cómodamente instalada y a la larga ser sitiada, o buscar alianzas para transformar la playa de desembarco en el punto de partida de un ataque que lleve a la victoria.

¿Crees que una confluencia puede ayudar a cambiar la tendencia?

Sí, si recordásemos un poquito a Sócrates y lo explicáramos didácticamente. Porque el problema de la lucha política en estos momentos es conseguir poner de nuestro lado a la inmensa mayoría, incluido grandes sectores de la clase media. No hace falta cambiar contenidos, sino explicar, explicar, explicar… Si eso se consigue, ganaremos. Esta mañana, en el programa de Telecinco, Ana Rosa Quintana decía: "El señor Anguita está bien, pero es comunista"… Ya estamos con lo mismo: "Mire usted, señora, ¿por qué no atiende a la propuesta que yo le hago?".
Lo que nos tiene que hacer avanzar son los programas, los contenidos, las actitudes, los comportamientos, los valores. Eso crea hegemonía social

Ya desde el nacimiento del Frente Cívico, hablabais de hacer política para la mayoría, más allá de la adscripción a ciertos símbolos identitarios de la izquierda…

No hay que olvidarlos… pero lo que nos tiene que hacer avanzar son los programas, los contenidos, las actitudes, los comportamientos, los valores. Eso crea hegemonía social. La identidad por encima de todo no conduce a nada.

Tal como se han movido los frentes electorales, parece que se ha vuelto al eje derecha-izquierda…

Ésa es la inmensa trampa en la que caería Podemos, IU y todos los demás. El enemigo se ha dado cuenta de que penetraba esa idea de que estábamos hablando para la mayoría, algo que, por cierto, no significa renegar de nuestra condición de izquierda. Hablar para la mayoría significa hace propuestas que la gente entiende y que le convienen, por eso hay que mudar el lenguaje. Cuando el estatus se ha dado cuenta, automáticamente ha puesto el acento en la cuestión identitaria, para que –como consecuencia de actitudes muy humanas– nos sintamos satisfechos y resguardados en la identidad. Es una inmensa trampa.
Nosotros tenemos nuestra identidad, y desde ella hacemos propuestas para la mayoría. Es la manera más inteligente de combatir. Los otros nos quieren llevar a la reafirmación identitaria y nosotros tenemos que huir de ella y desplegar el contraataque en la reafirmación del programa.

Precisamente, sectores de Podemos pensaban –y piensan– que para evitar esa reafirmación identitaria no conviene juntarse con IU…

Eso pasa por fijarse otra vez en las siglas y no en los programas. Es el campo al que nos llevan los otros. Y lo grave es que volvamos a caer.

En un texto hablabas de la tendencia a moderarse de los partidos que surgen con fuerza desde abajo… ¿Esto está pasando con Podemos? ¿Le puede pasar también a IU, que ha hecho gala de pureza ideológica frente a Podemos?

Yo no lo decía sobre Podemos o sobre IU. Me refería a otros casos, donde para conseguir votos los partidos empiezan a introducir mensajes de aceptación de lo que hay. Y el rechazo a lo que hay se puede hacer, pero siempre desde la contrapropuesta programática. Si lo que hay resulta que es capitalismo globalizado, yo no puedo enfrentarme directamente y decir "nosotros somos anticapitalistas".
Eso no sirve para nada. "No, mire usted, nosotros vamos a plantear que se cumplan los derechos humanos. Usted, Gobierno español, usted Unión Europea, ¿no respetan los derechos humanos?". Hay que contraatacar con otros valores. Pero no entrar nunca, jamás, en el juego del adversario.

En marzo, Alberto Garzón llamó a crear un "movimiento político y social". Curiosamente es la definición que siempre se dio a sí misma Izquierda Unida… ¿Llegó a ser IU un movimiento político y social?

Sí, claro que lo fue. Cuando funcionaban las áreas de elaboración. [A mediados de los 90] IU hizo una propuesta de Estado federal. Nos tiramos cinco años de trabajo, con toda una propuesta de reforma de la administración de España, con un plan energético alternativo, la cuestión de las 35 horas y un largo etcétera. Se hizo a través de la elaboración colectiva. Cuando todo eso se fue cerrando, desecando desde dentro, IU perdió fuerza.

¿Por qué crees que ha dejado de ser un movimiento político y social?

No olvidemos que había una lucha interna, y seguíamos pensando en que el PSOE estaba a la izquierda. Esa posición era minoritaria en IU, pero tenía mucho peso, nos hizo perder mucho tiempo.

Dices que el principal error de una parte de IU fue pensar que el PSOE podía ser de izquierdas, pero después de las elecciones la única forma de formar gobierno va a ser con el PSOE…

Eso a mí no me dice nada. ¿Cuál es el programa que plantea el PSOE? A mí, las siglas me importan un pimiento. El programa es lo que importa. Si el PSOE quiere apoyo, que explicite cuál es su proyecto. Yo no rechazo al PSOE por sus siglas, yo voy y me siento, en torno a lo concreto, eso sí, sin frases del tipo "que viene la derecha", de eso nada.

¿Qué margen de actuación queda para cualquier gobierno en la UE?

El margen de actuación de un gobierno que se plantee empezar a cambiar la UE tiene dos vectores fundamentales. Uno, con qué apoyos ha llegado ese gobierno. Si ha llegado de una manera muy precaria, poco va a poder cambiar. Y dos, las alianzas internacionales. Y ahí tenemos a Varoufakis, a Mélenchon, a Lafontaine… Hay que buscar alianzas de las gentes que se cuestionan el funcionamiento y aún la existencia del euro para construir una doble manera de actuar, en España y fuera de España.

Se está hablando mucho de las "ciudades del cambio"…

Es un eslogan vacío de contenido. ¿En qué consiste el cambio? Yo soy muy pragmático. Quiero ver cosas que se toquen directamente.

Ha habido intentos anteriores, por ejemplo Córdoba… ¿Qué obstáculos os encontrastéis?

La dificultad más grande con la que yo me encontré no fue la derecha. Sino la modorra ciudadana. El apoliticismo elevado a la categoría de virtud. Ése es el peor enemigo. Porque teniendo a la gente de tu lado, movilizada, a la derecha le ganas.

"Están abonando el terreno al fascismo"

¿Qué lecciones se pueden aprender de la crisis griega del pasado verano?

Que un gobernante no puede incurrir en ese disparate. Si yo convoco a mi pueblo en un referéndum, simplemente por honestidad intelectual tengo que tener preparado un plan alternativo. Inmediatamente después de que ganar el referéndum, nacionalizo la banca, corto el grifo del dinero y si tengo que imprimir dragmas los imprimo. En caso contrario, no haber convocado el referéndum. Eso para mí ha sido una auténtica indignidad.

Muros contra los refugiados, euroescepticismo, el fantasma de la crisis económica… ¿las señales de debilidad de la UE abren la posibilidad de cambiar el modelo o crees que ya es imposible?

No hay nada imposible. Pero eso obliga a trabajar de otra manera, a ser modestos a la hora de apreciar la propia fuerza, a la hora de diseñar las políticas y las estrategias, a la hora de hablar con los movimientos sociales y llegar a acuerdos con ellos. Porque el Gobierno que salga del 26J si no tiene una fuerza social llegará a Bruselas y le dirán: "Son 24.000 millones".
Pero fíjese hasta dónde ha llegado la indignidad de las fuerzas políticas mayoritarias en España que habiendo aprobado como aprobaron una reforma de la Constitución, esa reforma del artículo 135 le introdujeron un punto cuarto que decía que en caso de recesión o en caso de problemas sociales de envergadura no el artículo –que dice que primero va el pago de la deuda– no se aplicaría.
Pues bien, España ha estado cuatro años en recesión y no lo ha aplicado. Estamos en una crisis en la que hay gente que está en la extrema pobreza y no se aplica. No son de fiar en absoluto, porque ni siquiera cumplen su propia legalidad.

¿Europa parece estar derechizándose a toda velocidad? ¿Qué pasa con España?

España es una excepción. por ahora. Una parte de la extrema derecha se sigue sintiendo representada por el PP. Hasta que deje de sentirse representada. Y mientras sigan con estas políticas y la gente siga pasándolo peor… No olvidemos que el fascismo es un movimiento de masas, no de élites, y surge cuando la gente se da cuenta de que no hay posiciones que les permitan a ellos defender sus derechos. Así el fascismo nace, arraiga… basta con leer la historia de los fascismos para que lo tengamos clarísimo.

¿Hay ciertos paralelismos con los años 30?

Es el mismo fenómeno. Ahora se le echa la culpa de la crisis a los migrantes, pero también a los políticos que hacen componendas… El fascismo se presenta también como una política de ideas claras, de hechos claros, rotundos, y frente a unos políticos que todo el día están ahí moviéndose para arriba y para abajo para mantener el status, que dan además una impresión muy decadente, el fascismo tiene abonado el terreno. Cuando el capital globalizado se ha hecho enemigo de los derechos humanos está abonando el terreno al fascismo.
Posted: 28 Apr 2016 04:49 AM PDT
El 21 de marzo se levantaba el toque de queda que el Ejército turco mantuvo durante 103 días en la capital kurda de Diyarbakir. Hoy, todo sigue igual.
Manifestación en Diyarbakir. / PABLO FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ
Pablo Fernández Fernández, Diyarbakir (Kurdistán turco) | Diagonal | 28/04/16
Suena una bomba. Nadie se inmuta. Suena otra explosión. "¿Una noticia? ¿Para qué?". Otra bomba.
'Sur' significa muro, y la muralla rodea al barrio histórico al que da nombre, en la mayor ciudad kurda en Turquía, Diyarbakir. La capital oficiosa. Los años y la historia derribaron parte de la muralla, lo que queda es Patrimonio de la Humanidad. Lejos de estar obsoleta, en estos tiempos sus muros vuelven a ser tan importantes como otrora. El Ejército turco se asentó a su alrededor en un férreo toque de queda. "Hace poco los soldados subieron a la muralla y empezaron a disparar hacia adentro", acusa un comerciante local. Dentro del barrio, en cada casa, los guerrilleros del PKK kurdo lanzan contra ellos todo lo que tienen. Las conversaciones de paz, que duraron tres años, son ya un espejismo rápidamente dilapidado. La guerra había llegado a la ciudad. Y a la capital.
Una familia come en un descampado destrozado. "Da igual lo que pase. Ya no hay diferencia entre tener un toque de queda y no tenerlo. Seguiremos aquí y así". Un toque de queda más, entre las decenas que se declararon en el sureste turco, y que se alargó durante meses. El ambiente está impregnado del sonido de armas automáticas, constante. Proviene de Hasırlı, justo detrás del descampado, la zona más al sureste del barrio, y por ende de la ciudad. Más allá se extienden el río y las explanadas. Cuando la familia vuelve a casa las ventanas retumban y se avista humo cerca. Nadie se inmuta.Cuando una ciudad entra en guerra las distancias se magnifican y cada calle es un mundo. En la suya, mientras, ofrecen ayuda a quien pase y la necesite.
"Da igual lo que pase. Ya no hay diferencia entre tener un toque de queda y no tenerlo. Seguiremos aquí y así", dice una familia
En las calles empedradas, Metin tiene su negocio. Antes del comienzo de la "operación militar contra el terrorismo" en diciembre, vivía vendiendo alfombras por 300 liras. Los disparos, que llegaron hasta su propia calle, le obligaron a cerrar la tienda dos meses. Su familia tenía una parcela, pero fue una de las 7.000 rápidamente expropiadas por el Gobierno, por una muy pobre compensación. Sin pan en casa, descolgó el cartel de abierto para sobrevivir vendiendo el resto de alfombras por 50 liras.
En Diyarbakir viven, como él, un millón de personas, más los que llegaron de ciudades como Cizre o Silopi, las primeras que vivieron la operación militar. "¿Mi casa era el PKK? ¿Mi familia era el PKK? Si lo eran, yo también. Pueden venir a por mí", exclamó una mujer entre ruinas, era Cizre. Según International Crisis Group la guerra ha provocado 350.000 desplazamientos. En casa de Necla llegaron a vivir 30 familiares, la mayoría mujeres, que en el 8 de marzo salieron orgullosas portando la bandera kurda. Su prima huyó de la guerra a pie desde la misma ciudad de Cizre, pero ésta pronto la alcanzó.
En la oficiosa capital viven en la zona nueva, donde las bombas no se escuchan, pero los tanques siguen presentes. Ellas van habitualmente al café Zin, más desde que Necla dejó de colaborar con el HDP, el partido prokurdo, por problemas internos. Un día normal la tranquilidad salta, un hombre en la calle dispara en frente del café, o a fallar o erra el intento. El hombre que corta kebap en el local del otro lado del paseo ni se giró. Al parecer era una disputa por un perro.
Diyarbakir./ Foto CARLES SÁNCHEZ
La región kurda en Siria, llamada Rojava, que era la menos importante de todas, es ahora el espejo donde mirarse. Recientemente proclamaron "la Federación" en el marco del confederalismo democrático, la ideología que lidera Abdullah Öcallan –fundador del PKK–, basado en las entidades locales. En el barrio de Sur el movimiento kurdo anunció la autonomía administrativa, pero su eficacia es muy limitada.
"Esto está lleno de terroristas. Han muerto bastantes soldados. En cualquier momento puede estallarte una bomba", es lo primero que dice Ayhan, el soldado de guardia en la muralla. Más de cien soldados fallecieron y, según datos del Gobierno de Ankara, 1.500 guerrilleros. Para el presidente Erdogan, los difuntos militares son unos "mártires de la nueva batalla de Galípoli". El PKK, por su parte, esperaba una insurreción popular, ya que el HDP había arrasado en las elecciones en el sureste kurdo. 91% de los votos en Sırnak, 90% en Nusaybin, 89% en Silopi.

Enfrentamientos

En torno al 15% de la población en Turquía es de etnia kurda, algo menos de 15 millones de personas. Tras el regreso a los enfrentamientos más duros, el PKK recordaba los tiempos de la guerra popular prolongada que aprendieron del maoísmo y que Öcallan avivaba desde la cárcel. Un niño enciende la radio, suena la voz de un comandante llamando a las armas. Pero el HDP no es el PKK, y más de 2.000 personas huyeron del barrio de Sur. Los que se quedaron en la zona de guerra son gente como Metin, los que no pudieron marcharse. En cambio, la guerrilla se ha nutrido de gente muy joven, que pueden rondar los 15 y 16 años. "Mi antigua casa ahora son escombros", dice el mismo niño. Este año no hubo curso escolar, la puerta de su escuela estaba cerrada. Sin exámenes, los niños son los más ansiosos de pisar calle. Sólo uno de cada tres está escolarizado.
Diyarbakir. / Foto PABLO FERNÀNDEZ
"En los dos últimos meses murieron entre 60 y 80 civiles en Sur. Alguno pertenecería al PKK, pero no podemos confirmarlo. Pero muchos otros no", afirma Ebrar, representante de la ONG Mazlumder-Diyarbakir Şubesi. "Nadie lo está investigando". A finales del año pasado el importante abogado de derechos humanos Tahir Elci fue asesinado a tiros, en directo. Mientras la televisión grababa una entrevista con él. "Rezad por nosotros", pide Rodrigo, un brasileño que trabaja en la única iglesia cristiana del barrio. Antes tenían una pequeña comunidad formada por kurdos, turcos y armenios. Ahora se encuentra prácticamente vacía, pero sigue siendo un buen cobijo, con vistas a todo el barrio. Varios periodistas se arrejuntan. "El de Le Monde Diplomatique acaba de ser acusado de espía en Nusaybin". "Mi amigo, el fotoperiodista francés, recibió un disparo ayer de un francotirador en Nusaybin. Pero se recuperará". Son frases habituales. Necla, ausente, afirma que "apreciamos que vengan, pero nadie quiere oírnos".
El comandante del PKK Murat Karayilan se arrepintió de lanzar la operación en las ciudades, y ahora es parte activa en el refortalecimiento, de vuelta, en el rural. Desde el comienzo de la operación militar al menos 250 civiles murieron en las diversas ciudades. En un conflicto que lleva en armas desde 1984. Necla cree que el destino está marcado, y no hay solución posible. Las mismas palabras melodramáticas. 103 días después, el toque de queda había terminado. El día siguiente fue igual.
Posted: 28 Apr 2016 04:46 AM PDT

bluper.es | 28/04/2016
Pablo Iglesias conectaba en directo con Antena 3 Noticias este miércoles para hacer balance de la actualidad política ahora que se conoce la intención de Podemos de presentarse a las elecciones junto a Izquierda Unida. El líder del partido morado era entrevistado por Álvaro Zancajo y Sandra Golpe.
La entrevista se movió en un tono amable mientras los presentadores preguntaron al político por las nuevas elecciones el 26 de junio. Todo cambió, sin embargo, cuando Zancajo preguntó a Iglesias por la "invitación de su partido a Arnaldo Otegi al Parlamento Europeo".
"Perdóneme que le diga una cosa. Esa información que han dicho ya dos veces no es cierta. Ustedes han dicho que Izquierda Unida y Podemos han invitado a Arnaldo Otegi al Parlamento Europeo y eso es mentira. Para que los sepan los espectadores de Atresmedia", le ha espetado Iglesias.
Como se puede observar en el vídeo, Pablo Iglesias le llega a pedir rectificar al periodista y presentador de Antena 3. "Le ha invitado el grupo parlamentario europeo al que ustedes pertenecen", ha continuado el presentador. "No es cierto. Le ha invitado una interparlamentaria que forman parte de diferentes grupos, incluso de derechas, en el que nosotros no estamos. Y después le ha invitado Bildu", ha aclarado el político.
Este jueves, la cadena hacía un repaso de dicha entrevista desde primera hora de la mañana. Durante el informativo matinal de Antena 3 se han analizado las declaraciones de Iglesias. Se ha hablado de que Errejón seguirá ocupando el número 3 en el partido, de su relación con el PSOE o de si debe pedir perdón a Felipe González por su comentario sobre la cal viva en el Parlamento. Sin embargo, ni rastro del encontronazo que tuvo con Zancajo.
El tema de Otegi no ha sido eliminado por completo de la memoria de Antena 3. El informativo de la cadena sí ha emitido la opinión de Pablo Iglesias sobre la vista de Otegi a la Eurocámara. Sin embargo, en ningún momento se ha emitido la petición de Iglesias de que rectificaran la información que estaban dando sobre la petición de Podemos para que Otegi acudiese a la cámara europea. Desde Antena 3 no han rectificado y han ratificado su información.

[N. de IDP] Antena 3 ha censurado ese momento en todas las plataformas a su alcance (desde YouTube a sus propios embebidos). Pero aquí puedes ver el vídeo: ENLACE
Posted: 28 Apr 2016 04:02 AM PDT
El Grupo Prisa denuncia a La Sexta, a El Confidencial y eldiario.es por las publicaciones de informaciones que relacionan a Teresa Aranda, exmujer de Juan Luis Cebrián, con los papeles de Panamá.
Protesta contra el grupo Prisa en 2011. / SINDICATO DE PERIODISTAS DE MADRID
Youssef Ouled | Diagonal | 27/04/16
El Grupo Prisa, al que pertenecen cabeceras como Cadena Ser, El País o el deportivo As, ha emprendido acciones legales contra dos medios de comunicación, tras publicar en exclusiva la aparición de Teresa Aranda en los papeles de Panamá, y contraeldiario.es por hacerse eco de la noticia.
El País hizo público en su portada del martes una nota en la que explicaba el motivo de la demanda. En el texto, el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, defiende que no aparece en los papeles de Panamá y que con estas informaciones se busca vincularle con ellos. El directivo denuncia que las informaciones y comentarios publicados tienen una "intención difamatoria y suponen un grave menoscabo de la honorabilidad y reputación", tanto contra él como contra el grupo Prisa.
"Estamos sorprendidos pero tranquilos. Nosotros hemos hecho una noticia sobre la relación de una exmujer de Cebrián, igual que El País ha hecho públicas informaciones del entorno personal y familiar de Vladimir Putin o Marine Le Pen", explica aDiagonal Juan Luis Sánchez, subdirector de eldiario.es.
El periodista critica que Cebrián utilice los medios jurídicos de Prisa para defender sus intereses personales. "Nos hemos limitado a hacer referencia a lo que publican otros medios, igual que hemos hecho con José Manuel Soria, Felipe González o Almodóvar", explica.
Esta misma mañana Juan Luis Cebrián ha instado a que se despida a Ignacio Escolar de la Cadena SER. "Salgo de la SER por el exclusivo empeño de Cebrián, que ha embarcado en esta guerra a todo el grupo", explica el director de eldiario.es. Asimismo, el mandatario del primer grupo comunicativo español ha "prohibido" a los trabajadores de Prisa que acudan a los programas del canal de televisión La Sexta, uno de los medios que controla la filtración de los papeles de Panamá.

Apoderada de Granite Corporationen

En las nuevas publicaciones de la investigación promovida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Teresa Aranda figura como apoderada en la empresa Granite Corporationen cuando todavía estaba casada con Cebrián.
Según las informaciones, aparecen varios de los "testaferros clásicos" del bufete de Mossack Fonseca. Granite Corporationen, ubicada en Seychelles, permaneció activa desde el año 2004 hasta el 2010, cuando Aranda todavía estaba casada con el ejecutivo de Prisa.
Fuentes de El Confidencial dieron su explicación a Diagonal: "Nos hemos puesto en contacto con Prisa para hablar sobre ello y el servicio de prensa les ha dicho que es un tema personal de Cebrián, algo que nos llama la atención pues según la portada de El País la denuncia es del Grupo".
Según las revelaciones de ICIJ, Aranda ayudó en la creación de la Fundación Atman para el Diálogo entre Civilizaciones, una especie de think thank impulsado desde la órbita de antiguos líderes del PSOE, considerada como la "FAES de la izquierda". La entidad relaciona a empresarios afines al PSOE, vinculados con el expresidente del Gobierno Felipe González, como es el empresario iraní Massoud Farshad Zandi, una persona afín a Cebrián. Según El Confidencial "los tres (Zandi, Cebrián y González) idearon el lanzamiento de la Fundación Atman, que se registró el 22 de abril de 2004", de la que fue vicepresidenta Teresa Aranda.
Además, esta semana El Confidencial publica que desde el entorno de Aranda han explicado que la empresa Granite Corporationen guarda relación con el círculo de su exmarido.

Juan Luis Cebrián, "una larga relación de amistad"

Este mismo diario reveló ayer que el presidente de Prisa tiene participación en una sociedad offshore, con sede fiscal en Luxemburgo, que sin embargo opera desde Madrid. Una compañía controlada en su mayoría a través de la sociedad Hypersonic LTD, que fue constituida en 2006 bajo las directrices de Mossack Fonseca.
Como cuenta El Confidencial, el presidente de Prisa ha depositado la mayoría de su capital en la entidad llamada Star Petroleum. La compañía es propiedad del hispano-iraní antes nombrado, Farshad Zandi. Cebrián posee un 2% de la empresa, que le fue cedido "por una larga relación de amistad" del promotor nacido en Teherán, según publica El Confidencial.
Posted: 28 Apr 2016 03:03 AM PDT
La dirección del partido niega haber incurrido en delito de financiación ilegal por controlar las subvenciones de los grupos municipales y autonómicos y destinar partidas a pagar créditos bancarios.
La ley Reguladora de Bases de Régimen Local establece que las ayudas económicas públicas que reciben los grupos  parlamentarios deben emplearse únicamente para gastos de funcionamiento.
Los de Rivera atribuyen las denuncias surgidas estos días a "movimientos de fuera" o a expulsados del partido que quieren dañar sus expectativas electorales.
Carmen Moraga | El Diario | 27/04/2016
La sombra de la sospecha sobre su posible financiación irregular planea sobre Ciudadanos a escasas fechas de la celebración de unas nuevas elecciones generales. Las denuncias que han aflorado estos días sobre la utilización supuestamente fraudulenta del dinero de la asignación pública que reciben los grupos municipales y autonómicos para el pago de contratos o de créditos que tiene el partido con los bancos, han obligado a los dirigentes de la formación de Albert Rivera a tener que salir de nuevo a dar explicaciones.
La dirección niega que hayan incurrido en delito alguno y lo atribuyen a simples "errores administrativos" mientras reconocen que podrían aparecer más casos de "pagos incorrectos" de los que hasta ahora han transcendido. "Desde las elecciones locales y autonómicas hemos crecido mucho. Tenemos más de 700 grupos municipales y autonómicos y algo siempre se puede hacer mal", afirma a eldiario.es el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.
Una de las primeras denuncias surgió la semana en La Rioja, donde trascendió que la concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Logroño, María Luisa Alonso, mantuvo un contrato irregular con su grupo municipal. El propio partido lo reconoció y anunció que subsanaría la situación, mientras el Ayuntamiento decidía abrir una investigación.
A este caso se sumó el del delegado territorial de Ciudadanos en el País Vasco, Nicolás de Miguel, cuyo salario estaba siendo también abonado a cargo del Grupo Parlamentario del Parlamento de la Rioja. Dirigentes de esa comunidad aseguraron que el partido estaba pagando gastos y créditos de campaña con el dinero que controlan de las subvenciones.
Estas prácticas están prohibidas por la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local y por la Ley de Financiación de partidos que es muy estricta a la hora de determinar en qué deben emplearse las subvenciones públicas que reciben los partidos. Aunque la ley es clara, lo cierto es que en muchos casos no se cumple. Tampoco los propios organismos exigen justificantes de estos gastos, lo que da lugar a cierta laxitud en el cumplimiento de las normas.
En Murcia, sin embargo, las acusaciones a la dirección del partido fueron mucho más serias. El partido llegó a financiar de forma irregular la campaña de las autonómicas de 2015, según El Mundo.
Según la documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es, hubo "engaños" por parte del Grupo Parlamentario en la Asamblea Regional en las cuentas de gastos de las subvenciones recibidas de dicha Asamblea. "Se han utilizado las subvenciones para pagar gastos electorales, modificando las fechas de las facturas originales, con facturas reales y facturas trucadas", afirmaron las fuentes denunciantes. La orden para cambiar las fechas de las facturas, según las mismas fuentes, partió del delegado territorial de Ciudadanos en la Región de Murcia y portavoz del Grupo Municipal, Mario Gómez Figal.
"Este comportamiento se ha repetido para los gastos electorales de la campaña de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre de 2015. De hecho, desde la cuenta del Grupo Parlamentario se ha pagado el alquiler de la sede de campaña", afirmaron estas fuentes.
A raíz de estas denuncias, fue cesado Gómez Figal, acusado de haber cargado unos 18.000 euros en facturas de gastos electorales al grupo parlamentario regional en mayo de 2015, cuando aún no estaba constituido. El partido le ha abierto un expediente disciplinario, al igual que al diputado autonómico en la Asamblea Regional, Luis Francisco Fernández, secretario primero de la Mesa de la Cámara.

Villegas resta importancia a las denuncias

"Estamos tranquilos. Puede que hayamos incurrido en algunos errores administrativos pero no hemos cometido ningún delito ni muchos menos de financiación ilegal. Nuestras cuentas son transparentes", afirma Villegas a eldiario.es. En la dirección de Ciudadanos insisten en que si el Tribunal de Cuentas determinara que deben subsanar algo, lo harán y dejarán de "controlar" en sus cuentas generales las subvenciones que reciben sus grupos municipales o autonómicos.
Lo que no se disimula en Ciudadanos es el malestar por el hecho de que hayan empezado a surgir estas informaciones justo cuando están a punto de convocarse oficialmente nuevas elecciones generales. Villegas señala que no tienen duda de que "hay gente interesada en darle al ventilador" y hacer creer que estos casos son comparables a la corrupción que se destapó tras el escándalo del extesorero del PP, Luis Bárcenas, o en el caso Taula, "por poner algún ejemplo". "Aquí no ha habido nadie que haya metido la mano en la caja", asegura el número dos de Ciudadanos.
Ante estos hechos, la denominada Plataforma por las Garantías Ciudadanas, formada por exmilitantes de Ciudadanos, ha interpuesto una demanda ante la Fiscalía Anticorrupción para que investigue si hay financiación ilegal en el partido. Villegas lo niega reiteradamente. "La Fiscalía ni siquiera se ha dirigido aún al partido", desvela.
No es la primera vez que se cuestionan las cuentas de Ciudadanos. En octubre del año pasado, eldiario.es publicó un amplio reportaje en el que se ponían de relieve los claroscuros que había en sus cuentas. A raíz de ello y de otras informaciones de otros medios, sus dirigentes se vieron obligados a realizar ciertos puntualizaciones y cambios, que subieron a la página web del partido.
Pero la marejada interna que se ha creado por estas acusaciones no parece que vaya a parar. Los críticos de la Rioja se mantienen a la expectativa de ver qué pasos dar si la dirección del partido no atiende sus reclamaciones de transparencia. "Estamos hartos de buenas palabras. Pero por aquí no vienen nunca a dar la cara", asegura una de las dirigentes que fue represaliada por denunciar la falta de democracia interna en el partido.
Posted: 28 Apr 2016 02:57 AM PDT
La solución al dilema del bipartidismo que se mueve entre la derecha del PP o un PSOE que comparte tanto políticas europeas de recortes como servilismo internacional e intervenciones militares con la OTAN y Estados Unidos, solo pasa por lo que se ha denominado el sorpasso.
Pascual Serrano | El Diario | 27/04/2016
Tras las últimas elecciones generales algunos vieron el vaso medio lleno y celebraron el fin del bipartidismo, otros no lo vimos tanto e insistimos en que los dos grandes partidos siguen gobernando las autonomías no nacionalistas y acaparan una mayoría absoluta en las urnas y en parlamentarios nacionales.
El despegue de Podemos y las candidaturas de cambio que se incorporan a su grupo político, a pesar de contar con un número de diputados que nunca llegó a conseguir Izquierda Unida, se enfrentan al mismo dilema que lleva sufriendo la coalición durante décadas, muy oportunamente explotado y rentabilizado por el PSOE y su entorno mediático: si no les apoya estará alineándose con la derecha montando la dichosa pinza, y si lo hace, un sector de sus votantes le dará la espalda por considerarles cómplices de las políticas neoliberales socialistas. El coste de ese dilema en términos de debate interno siempre terminó siendo tremendo para Izquierda Unida, si echamos la vista atrás veremos que todos los conflictos y escisiones han girado en torno a qué postura debía adoptarse ante una investidura socialista. Después, apoye o no apoye al PSOE, participe o no participe en un gobierno conjunto, termine la legislatura de ese gobierno socialista con más o menos apoyos ciudadanos, los resultados ante las siguientes elecciones nunca terminan siendo buenos para la coalición. La casuística -nacional o autonómica- recoge todas las situaciones para poder comprobarlo.
Ahora la historia se vuelve a repetir con Podemos: acusación de pinza, conflicto interno rentabilizado y magnificado por la prensa, frustración y desánimo ciudadano… La organización morada ha comprobado también algo que ya vivió Izquierda Unida: el PSOE prefiere aliarse con cualquier opción antes que con algo que considere que está a su izquierda para poder patrimonializar esa franja sociológica y, por supuesto, para seguir sirviendo a los intereses de los que es rehén desde la Transición. Lo hizo Felipe González en su última legislatura de gobierno cuando eligió gobernar con CiU y PNV antes que con IU, aunque eso le supusiese la caída. Y también Zapatero, en su segunda legislatura, optó por una investidura por mayoría simple y en segunda vuelta antes que cosechar el apoyo de la izquierda parlamentaria.
En las pasadas elecciones generales, la falta de un acuerdo entre Podemos e IU impidió una candidatura común que habría logrado más votos que el PSOE y 13 escaños más que los que ahora tienen
La solución al dilema del bipartidismo que se mueve entre la derecha del PP o un PSOE que comparte tanto políticas europeas de recortes como servilismo internacional e intervenciones militares con la OTAN y Estados Unidos, solo pasa por lo que se ha denominado el sorpasso. Es decir, que una alternativa de izquierdas, con todos los matices que puedan apreciarle los votantes y militantes de las diferentes organizaciones, logre superar en votos al PSOE. Será entonces cuando ese eterno dilema se supere. Eso es lo que ha sucedido, por ejemplo, en la ciudad de Valencia, donde Compromís logró más votos que el PSOE y han sido estos últimos los que han debido apoyar a Joan Ribó. Por supuesto, puede que la nueva opción en un futuro pueda resultar frustrante o no, pero el conjuro que nos tenía paralizados se habrá roto.
En las pasadas elecciones generales, la falta de un acuerdo estatal entre Podemos e Izquierda Unida impidió una candidatura común que, si hacemos el simplista ejercicio de sumar los votos conseguidos por ambas organizaciones, habría logrado más votos que el PSOE y 13 escaños más que los que ahora tienen. Cosas de la circunscripción provincial y la ley d'Hondt.
La probable repetición de las elecciones ofrece una nueva oportunidad que, considero, no se debería desaprovechar. Por supuesto, ambas organizaciones tienen diferencias en métodos, discurso y en algunas cuestiones de programa, pero es evidente que una única candidatura por motivos tácticos beneficiaría a ambas. Hemos de recordar que Izquierda Unida ha estado durante lustros presentándose a las elecciones europeas con Iniciativa per Catalunya y que los eurodiputados elegidos posteriormente se integraban en grupos políticos diferentes del Parlamento Europeo. En cambio, ahora los diputados de Podemos e Izquierda Unida -que se presentaron en candidaturas diferentes- se encuentran en el mismo grupo europeo trabajando con normalidad.
Aunque es probable que algunos votantes de Podemos se descuelguen por no verse "manchados de rojo" compartiendo candidatura con IU, y que algunos de la coalición lo rechacen por considerar que se descafeínan los principios, estoy convencido que otros muchos ciudadanos verán con ilusión esa confluencia electoral hasta poder compensar las pérdidas de apoyos. La historia de las victorias electorales de la izquierda está salpicada de ejemplos de unidad de este tipo. Frentes electorales en los que las diferentes organizaciones no perdían su identidad al tiempo que lograban levantar un entusiasmo que multiplicaba más que sumaba los apoyos. Podemos debería percibir que Izquierda Unida tiene detrás casi un millón de votos, e Izquierda Unida asumir que con el actual sistema electoral los 733.868 de sus votos que no han sido de Madrid no han servido para lograr escaños. Compárese con los nueve diputados que Compromís-Podemos logró en la Comunidad Valenciana con menos papeletas.
Mucho que temo que la ciudadanía se aboca frustrada y desilusionada a unas nuevas elecciones en las que percibe que se volverán a repetir unos resultados que no rompen el bipartidismo ni auguran cambios políticos para el país. Una candidatura conjunta, con el formato legal que se considere, pero que respete la identidad de sus componentes, puede ser el verdadero asalto a los cielos que los de Podemos prometieron y que los de IU nunca consiguieron.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada