sábado, 14 de mayo de 2016

: Iniciativa Debate Público


-



Iniciativa Debate Público


Posted: 14 May 2016 05:52 AM PDT
Emilio Jurado | nuevatribuna.es | 13/05/2016
Observo atento la andanada con que el mix de poderes políticos, policiales, mediáticos, económicos  y a última hora también los judiciales lanzan contra su destino, en un intento desesperado por cambiar una realidad que les resulta muy incómoda. El establish ligado a un gobierno al servicio de los intereses de las corporaciones del Ibex ve que la tierra se mueve bajo sus pies, que sus opciones se reducen, las posibilidades de mantenerse en situación de privilegio se agotan, todo arde alrededor. Han gripado el motor en el peor de los momentos, justo cuando ya veían que la meta de su impunidad estaba ahí, garantizada y para siempre. Con el país controlado por mayoría  absoluta y sin presión externa por ser el alumno aventajado de la práctica del hara kiri alemán. El partido popular y su cohorte de cuadros corruptos asociados a toda clase de comisionistas, arribistas y defraudadores, súbitamente y de manera incomprensible para sí mismos se han atascado, el boogie se ha clavado en la arena del desierto. La cosa no va. Alguien les va a adelantar y va llenarles la cara de polvo y barro. Y esto no gusta pues de sobra saben que los poderosos no comparten mesa con sucios zarrapastrosos.
Por esa razón, por poder mantenerse próximos al poder real, tan cerca que incluso creen formar parte de él, el pánico les embarga, les sitúa próximos a la desesperación, se agitan, imprecan y acuden a invocaciones de todo tipo ¡Que alguien nos saque de aquí, que alguien nos despierte, que nos diga que todo esto no es sino una broma! Esto no puede ser cierto, se oye en coches oficiales, en despachos de asesores y en consejos de redacción,  no puede estar pasándonos a nosotros.  Me recuerdan a Luis Moya el copiloto de Carlos Sainz que le pedía a éste y al mismísimo cielo que hiciera lo imposible ¡Arráncalo Carlos, por dios, arráncalo!
Y he aquí que viene dios tratando de ayudar en forma de director general de la policía esparciendo dudas, promoviendo dosieres y achuchando a unidades secretas de la UDEF contra quienes representan las mayores posibilidades de cambio. Y con él vienen sus arcángeles mediáticos exhibiendo mandamientos que exhortan a demostrar que se es inocente  a pesar de esas pintas de macarras libertinos que se morrean en el congreso. Los arcángeles soplan sus clarines para que los apóstoles de la austeridad refuercen el pavor y proclamen a los cuatro vientos que la inestabilidad subsiguiente va a provocar la ira de dios y nos condenará a la irrelevancia económica para siempre jamás, ahora que estamos tan agustito.
Pero como la cosa parece que no arredra, que cada día crece el optimismo en unas filas y la sensación de derrota con hostia en la otra, el gran manipulador decide jugársela al todo por el todo y ya, sin careta, implica a los poderes institucionales directamente, jueces, fiscales, banco de España, la inspección de hacienda y lo que haga falta, pero por dios Carlos, arráncalo. Si hace falta destapamos algún que otro trapicheo, no es necesario poner en jaque todo el sistema pero que parezca que la cosa va en serio, que hacienda somos todos y que la ley es igual para todos y que… por el monte las sardinas.
La cosa se pone tan preocupante que deciden enviar emisarios con bandera blanca, que no es que se rindan pero quieren tantear las posibilidades de establecer relaciones de buen rollo, por si acaso. Nos hemos pasado cuatro pueblos con la austeridad dice el emisario. Qué pena que los centenares de personas que ha optado por el suicidio ante la inmisericordia de los perros de la banca no puedan ya aceptar el tema con otro talante.
Es tal la preocupación de los promotores del rally que hasta creo que están dispuestos a realizar algún que otro sacrificio. El gran hacedor dice que el problema no es la desigualdad, ni la injerencia en los asuntos públicos, ni la corrosión y perversión de los servicios que presta el estado mediante la corrupción y la aceleración de las puertas giratorias, sino que ha sido una especie de gigantismo que ha degenerado en una burbuja que ha complicado la gestión honesta de los intereses del estado que tan noblemente han tratado de cubrir con sus empresas, radicadas en paraísos fiscales.  Gallardón tiembla que llevas muchas papeletas para acabar en el altar sacrificial.
Si deconstruyes las encuestas para rebajar lo sobrecocinado, si estimas las tendencias como estructuras de plausibilidad, y miras dentro, lo que se ve es algo que a mí me trae a la mente una imagen, la de todos los ganapanes vestidos de azul, exhortando al unísono con la voz agitada de Luis Moya que arranque a su hierático piloto ¿Carlos Sainz? No, otro mucho más hierático.
El cambio está aquí.
Posted: 14 May 2016 03:00 AM PDT
No hace falta tener mucha imaginación. Hasta el más obtuso ciudadano, o incluso el más contumaz votante de los partidos del régimen (PPSOEC's) lo tendría difícil para negar la evidencia. Más allá de lo que diga o deje de decir la justicia, aunque apunta a esto último, si un saludable español de 28 años hubiera muerto en Cuba tras ser arrestado por la policía cubana, la noticia hubiera dado la vuelta al mundo y no se hubiera escatimado en adjetivos y epítetos sobre el país caribeño y su Gobierno. Cualquiera que no esté completamente enajenado puede hacer este ejercicio de composición de lugar.
Pero no ha sido así, sino al contrario. ¿A que no lo has visto en los grandes medios, o con suerte más que de pasada?
Pues ya sabes a qué, cómo y a quiénes responden esos medios de comunicación que se supone que están para informarnos.
Posted: 14 May 2016 01:40 AM PDT
Ha sido como aquellos 'diálogos para besugos' del TBO, pero sin gracia. Y con la particularidad de que en este caso solo una de las partes estaba fuera de sí. Y es que parece que a la 'Rita andaluza' no le gusta que le pregunten aquello que no le conviene o no puede responder.
La cosa se podría resumir de la siguiente manera:
Teresa Rodríguez: ¿Han rastreado ustedes en la Administración si hay acuerdos, convenios, contratos, con Ausbanc o con las empresas del señor Pineda hoy día acusado por casos gravísimos en los juzgados? Muchas Gracias.
Susana (Rita) Díaz: Este Gobierno practica la transparencia incluso en su propia casa.
Réplica
Teresa Rodríguez: Yo lo que quiero son respuestas, por eso le pido el contrato, y usted me dice: "Se llevó al Consejo de Administración de Canal Sur", ¿y por qué no se lleva al Portal de Transparencia de la Junta donde usted dice una y otra vez que se publican absolutamente todos los contratos?
Susana (Rita) Díaz: Lo que quieren es enredar en el resto de partidos políticos y enfangar la vida pública.
Susana y PinedaEsto es más o menos lo que ha dado de sí la sesión, ni una respuesta a preguntas muy claras y concretas. Y aunque durara cinco años no daría para más, porque ciertos personajes, acostumbrados a detentar el poder sin oposición, a estas alturas solo saben proyectar y escurrir el bulto cuando se la encuentran, creyendo que así disimulan ese cartel luminoso que llevan en la frente y que anuncia lo miserables y corruptos que son.
Posted: 13 May 2016 11:38 PM PDT

Iñigo Sáenz de Ugarte | eldiario.es | 14/05/2016
Son las caras de los ministros del nuevo Gobierno brasileño. Es fácil apreciar cuál es la característica que les une. Todos son hombres. Forman el primer Gabinete de Brasil que no cuenta con ninguna mujer desde 1979. Un detalle más: todos son blancos, lo que llama la atención en un país en el que el 51% de la población se definió como de raza negra o mulato en el censo de 2010. Pero por otro lado esto último no es sorprendente en absoluto. Han sido nombrados por el nuevo presidente en funciones, Michel Temer, del PMDB, el partido dirigido por los caudillos y caciques regionales del país. No, no hay muchos negros entre las personas que están en esas posiciones de poder.
fica a vonts pra achar isso normal. eu nao acho. pic.twitter.com/S13Z45yuRZ
— Andre Motta (@andrechaos) May 13, 2016
Habrán visto que en muchos medios de comunicación el PMDB aparece descrito como partido "centrista" o "moderado". No exactamente. La única razón por la que se le podría denominar así es porque esa formación pactó antes con el partido de Lula y Dilma, como lo hicieron con otros presidentes anteriores. No suele presentar candidatos a las elecciones presidenciales, porque su función es proteger los intereses de los grandes propietarios agrarios e industriales pactando con el partido que gana en las urnas. Eso no le convierte en moderado. De hecho, nos encontramos ante el mayor giro a la derecha en Brasil de las últimas décadas.
El proceso de destitución de Dilma Rousseff recibió esta semana el visto bueno definitivo del Senado, que votó por 55 votos a 22 iniciar el juicio político de la presidenta durante un periodo máximo de seis meses en esa mima Cámara. La sesión no tuvo el aire carnavalesco del debate y votación en la Cámara Baja, pero arrojó el mismo resultado. En ese tiempo el vicepresidente Temer ocupará la presidencia a la espera del veredicto definitivo. Si Dilma es destituida, como opinan la mayoría de los analistas brasileños, Temer cumplirá el resto del mandato que Rousseff ganó en las urnas y que concluye en 2018.
La primera decisión de Temer ha sido nombrar a su Gobierno. Los integrantes dejan pocas dudas sobre sus intenciones. La aguda crisis económica y financiera del país no permite un Ejecutivo de transición. La legitimidad para proceder a un cambio político completo es otra cosa. Para el Ministerio de Hacienda, ha elegido el tipo de persona que suele ser descrito como alguien "que tranquiliza a los mercados". Henrique Meirelles fue presidente del banco central durante el mandato de Lula, entre 2003 y 2010. Es decir, lo fue durante la época de las vacas gordas cuando Meirelles consiguió reducir la inflación a un solo dígito.
El PMDB tiene ideas claras, no muy centristas, sobre las reformas que hay que aprobar. Temer ha prometido liberalizar algunas de las leyes laborales de Brasil, conocidas por favorecer en general a los trabajadores. Un documento del PMDB sobre las prioridades de la nueva Administración incluye la necesidad de "privatizar todo lo posible en el campo de las infraestructuras". En sus primeras declaraciones, ha dicho que pretende resguardar de los recortes el programa Bolsa Familia de ayudas sociales a los más pobres, tan popular en el país como detestado por las élites económicas.
Otros ministerios tienen un sello inconfundiblemente derechista, incluso más de lo que hubiera sido un Gobierno de Aecio Neves si este hubiera derrotado a Dilma en las últimas elecciones. Uno de sus ejemplares más notorios es el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, el llamado "rey de la soja" y dueño de la corporación que es la mayor productora de soja del mundo. Maggi es un enemigo declarado de todos los ecologistas. Greenpeace le concedió en 2005 el premio Motosierra de oro por su mandato como gobernador de Mato Grosso. Ha apoyado una enmienda constitucional para que se elimine la obligada declaración de impacto ambiental en todas las obras públicas. No parece que Temer haya pensado que nombrar ministro de Agricultura al mayor empresario agrario del país pueda suponer un riesgo de conflicto de intereses.
La empresa del ministro de Deportes ha participado en las obras de los Juegos de Olímpicos. Él niega que eso pueda ser un problema porque sostiene que el Ministerio no hace las adjudicaciones de esos contratos.
El nuevo ministro de Educación es Mendonça Filho, uno de los principales diputados del PMDB y que ha tenido un papel clave en el proceso de destitución de Dilma en la Cámara Baja. Filho aparece en los documentos filtrados del caso Lava Jato, el mayor caso de corrupción que se investiga ahora en Brasil, como uno de los presuntos receptores de sobornos. También están varios miembros del nuevo Gobierno, lo que no ha impedido su nombramiento. El nuevo ministro de Justicia ha sido abogado del multiimputado Eduardo Cunha, presidente de la Cámara Baja hasta hace poco, ya que las numerosas acusaciones de corrupción han hecho que el Tribunal Supremo haya forzado su dimisión. Justo después de que Cunha utilizara todo su poder para impulsar la destitución de Rousseff.
"A famosa ponte para o futuro, construída com os corruptos do passado" pic.twitter.com/vQbNJ8ofaA
— David Miranda (@davidmirandario) May 12, 2016
Pero lo más significativo sobre Mendonça Filho es que su llegada ha causado una gran satisfacción a uno de los predicadores evangelistas más famosos del país, Silas Malafaia, que se considera el "enemigo público número uno del movimiento gay en Brasil". Malafaia está convencido de que el nuevo ministro "barrerá la ideología de los patológicamente izquierdistas" en educación.
Aún más contento habría quedado si hubiera sido elegido ministro de Ciencia Marcos Pereira, diputado y obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, que se confiesa creacionista (aunque dice que "respeta el darwinismo"). Pereira dio entrevistas para sostener que sus ideas no serían ningún problema en el Ministerio, pero en el último momento Temer debió de pensar que eso tendría mala venta en el exterior y le dio la cartera de Industria. El Ministerio de Ciencia perdió categoría y pasó a estar englobado dentro del Ministerio de… Comunicaciones.
En el plano científico, hay que destacar lo que ha dicho el nuevo ministro de Sanidad, Ricardo Barros, cuando le han preguntado por la fosfoetanolamina, que en Brasil llaman la "píldora del cáncer". Ni siquiera se le puede considerar un medicamento, pero está muy extendida en el país por sus supuestas propiedades curativas contra el cáncer, nunca demostradas en ningún ensayo clínico serio. Sobre ese tema, Barros no ha querido pronunciarse en concreto, pero ha dicho que "la fe mueve montañas". Muy alentador cuando Brasil se enfrenta a la crisis del zika.
Las élites económicas que no pudieron derrotar a Dilma Rousseff en las últimas elecciones han conseguido ahora su objetivo sin pasar por las urnas. Mucho más barato que financiar una campaña electoral.
Posted: 13 May 2016 12:47 PM PDT
Hace un instante se ha vivido uno de los momentos más memorables en la política de este país, al menos para algunas personas. Y sé que para los que no vengan de una tradición de lucha política –y con perdón porque ahora ya no se lleva– de izquierdas, puede que la de hoy pase por una bonita imagen de sentimiento, pero para otros esto es muchísimo más que eso.
A Pablo le han saltado inevitablemente las lágrimas, pero no ha sido al único. Los que llevamos una eternidad esperando este momento no hemos visto a dos personas dándose un abrazo, sino a la historia dando el giro que habíamos soñado largo tiempo. Aunque es imposible explicarlo si no se siente.
Julio ha estado a un paso de demostrar que solo es un humano más, aunque sepa que eso en este caso no hubiera estado bien. Él es una persona dura, con infinita experiencia y con una serenidad fuera de los márgenes habituales. Y por eso ha dejado un mensaje: emoción ahora sí, pero durante cinco minutos. Y después: lucha, lucha y más lucha, porque lo que viene no va a ser ni mucho menos fácil.
Pero que nadie nos robe esos cinco minutos. Gracias Julio. Gracias Pablo y gracias a todos los que se están dejando la piel en esto.
Posted: 13 May 2016 10:43 AM PDT

Raúl Solís | paralelo36andalucia.com | 12/05/2016
La sesión de control al Gobierno del Parlamento de Andalucía de este jueves me ha dejado abochornado, noqueado, inquieto y preocupado. He visto a una Susana Díaz agresiva, violenta, chabacana, ordinaria y vulgar que ha llegado a insultar a Teresa Rodríguez, la líder andaluza de Podemos, y a tratarla con una ira y odio injustificado y exacerbado en el punto en el que la presidenta ha rechazado el acuerdo con la izquierda para echar al PP del Senado.
Desgraciadamente, no es una excepción. Las sesiones de control al Gobierno andaluz están protagonizadas por las malas formas y la violencia verbal de Susana Díaz con Teresa Rodríguez, a quien Díaz ha convertido en la líder de la oposición a fuerza de despreciarla y hablarle con altas dosis de inquina.
Lo peor es que en las filas del PSOE aplauden este 'chunguismo' de la presidenta y lo justifican porque ella, Susana Díaz, "es una mujer muy andaluza, muy de barrio", como si las mujeres de las clases populares andaluzas fueran chabacanas, ordinarias, insultaran y fueran por la vida escupiendo odio.
Todo lo contrario. Las clases populares andaluzas son irreverentes, alegres, ingeniosas y vehementes, y educadas, saben estar y su comportamiento está más cerca de la ternura que de la soberbia y la mala educación. Susana Díaz en las sesiones de control al Gobierno parece más una Rita Barberá con acento del sur que una mujer andaluza de barrio, que es la etiqueta que a los feligreses del PSOE les gusta vender de la presidenta.
La vergüenza ajena de esta tarde ha sido parecida a la de aquella tarde en la que, desde las filas socialistas, invitaron a callar a Teresa Rodríguez: "¿Por qué no te callas, bonita?", le espetaron unos diputados socialistas sin que las parlamentarias del PSOE se levantaran a defender a Rodríguez del insulto machista de sus compañeros.
Lejos quedan aquellos tiempos, recién investida presidenta, en los que recibió clases de oratoria de un coaching y José Antonio Griñán, todo un caballero, le recomendó unos libros de cultura general para que estuviera a la altura de lo que merecen los andaluces. Quienes la conocemos de sus tiempos aguerridos de concejala en el Ayuntamiento de Sevilla, sabíamos que la impostura no tardaría en descafeinarse para pasar a ser ella en toda su plenitud.
Susana Díaz no es Andalucía. Los andaluces hablan en andaluz pero no se mueven con instintos de odio, ira y usan el insulto contra quienes tienen opiniones contrarias. Tampoco son los andaluces soberbios ni tienen en su pensamiento la bronca continua como manera de resolver sus conflictos sociales.
Todo lo contrario, si algo caracteriza a los andaluces, y especialmente a las andaluzas de las clases populares, es el humor, la irreverencia y la gracia para ir salteando las dificultades de la vida cotidiana; que no son pocas en una tierra con el 51% de niños y niñas en la exclusión, la mitad de los trabajadores cobrando menos de 650 euros y casi un millón de personas sin ningún tipo de ingresos.
No son pocos los periodistas que dicen en los corrillos privados que las formas de Susana Díaz rozan el esperpento, la vergüenza ajena y van en contra del decoro y de la ética democrática. Sin embargo, pocos lo publican en sus medios; porque otra característica de esta Rita Barberá del Sur y de la estructura de medios andaluza es premiar el servilismo y castigar a quienes intentan practicar la libertad de prensa y el derecho a la información que tanto le gusta controlar a la presidenta, quitando y dando publicidad institucional, quien últimamente parece un animal salvaje en peligro dando los últimos coletazos antes de su rendición.
@RaulSolisEU
Origen: El 'chunguismo' de Susana Díaz – Paralelo 36 Andalucia
Posted: 13 May 2016 10:26 AM PDT
La  coalición electoral de Podemos, IU y Equo y las confluencias ya tiene nombre: Unidos Podemos. La nueva denominación la han anunciado a la vez Pablo Iglesias y Alberto Garzón en Twitter.
Ya tenemos nombre: UNIDOS PODEMOS. Un honor hacer este camino contigo @agarzon #Sumamosparaganar
— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) May 13, 2016
Ya tenemos nombre: UNIDOS PODEMOS. Un placer compartir proyecto con @Pablo_Iglesias_ Unidas lograremos cambiar el país #Sumamosparaganar
— Alberto Garzón (@agarzon) May 13, 2016
El nombre  recuerda al lema con el que ambos cerraron el vídeo  que grabaron en la Puerta del Sol y con el que anunciaron la confluencia de cara al 26J.
Posted: 13 May 2016 10:14 AM PDT
Vicenç Navarro | nuevatribuna.es | 12 de Mayo de 2016
El pensamiento neoliberal hoy es el dominante a ambos lados del Atlántico Norte. Tanto las ramas ejecutivas como las legislativas del Estado federal de EEUU, así como la rama ejecutiva (el Consejo Europeo), administrativa (la Comisión Europea) y legislativa (el Parlamento Europeo) del establishment europeo y también del Estado federal alemán (que domina en general el gobierno de la Eurozona) están controladas por partidos políticos, llámense conservadores, liberales, o incluso socialdemócratas (en realidad, socioliberales), que están todos ellos imbuidos de la ideología liberal. Y un elemento clave de tal ideología es que para salir de la crisis en la que todavía estamos (tanto en EEUU como en Europa) los países tienen que ser más competitivos, siguiendo la huella del modelo alemán, basado en las exportaciones, siendo estas el eje del estímulo de la economía alemana. Esta visión ha alcanzado los niveles de dogma, y como tal se reproduce a base de fe en lugar de evidencia científica.
Esta fe ha llevado a que se hayan firmado gran número de contratos bilaterales entre la UE y otros países, así como entre EEUU y otros tantos países. En este mensaje, el estímulo del comercio es la solución a la crisis económica que tenemos. Y ahora el reto mayor –según el pensamiento neoliberal- es aprobar la joya de la corona, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (el TTIP en sus siglas en inglés). Tal tratado se promueve como elemento clave de la recuperación económica, pues facilitaría la recuperación de las tasas de crecimiento económico que Europa solía tener, con la consiguiente creación de empleo. Según la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo, "el TTIP podría impulsar la contribución de la industria al PIB europeo, pasando de un 15% a un 20% del PIB en el año 2020, al facilitar la entrada en el mercado estadounidense de pequeñas y medianas empresas, pudiendo tener acceso a un mercado potencial (entre la UE y EEUU) de 850 millones de consumidores". Es así como se presenta tal tratado por parte del pensamiento hegemónico neoliberal que domina los establishments político-mediáticos a ambos lados del Atlántico Norte.
El elemento central del TTIP (como lo ha sido en tratados anteriores, como NAFTA –entre Canadá, EEUU y México-) es no solo la reducción de aranceles (ya de por sí muy bajos) entre los dos continentes, sino también la homogeneización a ambos lados del Atlántico Norte de las regulaciones en las áreas de actividad económica, que incluyen agricultura, seguridad alimentaria, productos manufacturados y técnicos, servicios (incluyendo servicios financieros), protección de la propiedad intelectual e intervenciones públicas (entre otras), que afectan a la actividad económica privada de cada país.
El secreto como característica del proceso de elaboración de tal tratado
Una característica de la preparación de este tratado es el secretismo que envuelve el proceso, secretismo que, paradójicamente, es defendido por el equipo que prepara tal tratado por la necesidad de proteger a ese equipo de la influencia de los lobbies de las empresas afectadas por dicho tratado. Utilizo la expresión "paradójicamente" porque la evidencia muestra claramente que es precisamente al revés. El secreto favorece a los lobbies, que sí que saben lo que se está tramando, habiendo redactado gran parte de los tratados. Los que no saben su contenido son los ciudadanos y sus representantes de cada uno de los países.
Ello ha quedado claro a partir del último 1º de mayo, cuando Greenpeace de Holanda publicó 248 páginas de los documentos secretos que muestran que la realidad sobre tal tratado es incluso peor que lo que los grupos escépticos habían señalado. Greenpeace Netherlands hizo un gran servicio a las poblaciones a los dos lados del Atlántico Norte al recibir y publicar tales papeles, que contienen los elementos más importantes de los borradores de tal tratado. Lo que esas páginas muestran es el ataque frontal a las medidas de protección del ciudadano que los gobiernos y los movimientos sociales (desde las asociaciones ecologistas a los sindicatos) habían ido consiguiendo a lo largo de estos años en los países de la UE. En breves palabras, lo que estos papeles muestran es que:
  1. Las reglas aprobadas para proteger el medioambiente han desaparecido en tal tratado. Reglas tan sencillas (y a la vez tan importantes) como el derecho de los países a proteger la vida humana, la vida animal y la vida vegetal, han desaparecido. El bien conocido Principio de Precaución vigente en la legislación europea permite a los Estados prohibir o limitar la distribución de productos o la introducción de sustancias que pudieran causar daño a la salud humana o a la vida animal y vegetal, incluso en el caso de que la comunidad científica no haya dictaminado de una manera definitiva su efecto nocivo. Este principio es distinto (en realidad, opuesto) al vigente en EEUU, donde el Estado no puede intervenir hasta que no se haya probado definitivamente la nocividad de la sustancia o de los productos. El TTIP adopta el principio vigente en EEUU, desprotegiendo al ciudadano consumidor, trabajador o residente en un territorio. Dejaría de ser práctica común en la UE, entre otras cosas, que se escribiera el etiquetado en los productos alimenticios, por ejemplo, notificando al consumidor que se trata de productos transgénicos. Y así, un largo etcétera.
  2. Las reglas aprobadas para proteger a la población frente al cambio climático (como la necesidad de mantener un incremento de la temperatura por debajo de 1,5 grados, tal como se aprobó en la Conferencia de París sobre el clima) no aparecen por ninguna parte en el TTIP. Y sí, en cambio, aparecen normas para eliminar las reglas que obstaculizan y/o frenan la importación de fuentes de energía altamente productoras de CO2.
El debilitamiento del poder público en su potestad de proteger al ciudadano
  1. El tratado debilita el papel de los Estados para regular nuevas sustancias que puedan tener consecuencias desconocidas pero preocupantes, como, por ejemplo, la introducción de productos químicos que puedan afectar la producción hormonal en seres vivos.
  2. Da gran protagonismo al mundo empresarial privado para que participe en la elaboración de cualquier nueva norma o regla que se establezca, señalando (en los papeles que no estaban destinados a conocerse) el rol que muchas empresas ya han tenido en la elaboración de tales normas. La persona que dirige el área de comercio de la Comisión Europea ha respondido, cínica y antidemocráticamente, a las protestas de asociaciones cívicas diciendo que "la Comisión no recibe su mandato de la población europea" (ver el artículo de Thomas Fazi "TTIP: We Were Right All Along", Social Europe Journal, 06.05.16).
  3. Abre la puerta a un proceso constantemente litigioso, en el que cualquier empresa que considere que las regulaciones existentes en un país afectan negativamente sus intereses, puede llevar al Estado en el que existen tales regulaciones a los tribunales, controlados por agentes próximos al mundo empresarial, que paga a tales agentes. Frente a la enorme crítica sobre la composición y financiación de estos tribunales, estas han variado algo, pero no lo suficiente, porque el tribunal estará todavía sesgado a favor de que las empresas inicien el litigio, pues a mayores litigios, mayores los ingresos de tales tribunales. De ahí que el nuevo cambio en la composición de dichos tribunales, que estarán formados por jueces en lugar de árbitros legales, no resuelva el problema del sesgo de tales tribunales a favor de las empresas, estimulando que favorezcan la actitud litigiosa, en la cual el Estado puede perder muchos millones de euros.
La necesaria defensa de la democracia
En resumidas cuentas, este tratado es un intento descarado de las grandes transnacionales de controlar las economías y las sociedades. Ello explica la enorme oposición que está generando tal tratado. El porcentaje que se opone a él ha pasado de ser en Alemania del 25% en 2014 al 45% en 2015. Un tanto igual en otros países. En Francia, el 54% de la población vive en localidades que se han declarado "TTIP free", es decir, que no quieren que el TTIP se aplique en su territorio. Y el gobierno francés ha señalado su oposición a tal tratado. Lo que es lamentable es que en el Parlamento Europeo, donde los conservadores y liberales tienen mayoría, la oposición al TTIP sea muy débil. Y lo que es todavía peor es que los socialdemócratas, como síntoma de su neoliberalización, apoyan también tal tratado.
En EEUU la oposición de las clases populares explica el gran éxito del candidato republicano Trump y del demócrata Sanders, y el cambio de actitud de la candidata demócrata Clinton que, de apoyarlo, ha pasado a oponerse al TTIP. En España, el PP, el PSOE, C's y Convergència lo apoyan, mostrando una vez más que las fuerzas políticas que hacen gala de su nacionalismo y amor a la soberanía nacional son las primeras en apoyar tratados que eliminarían tal soberanía. Es necesario que se recuperen las soberanías populares que frenen una globalización que beneficia única y exclusivamente a las empresas transnacionales cuyos beneficios están basados en la pérdida de derechos laborales y sociales que la población había adquirido.
Vicenç Navarro | Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada