martes, 10 de mayo de 2016

Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


Posted: 10 May 2016 07:20 AM PDT
CiFoQ8OXAAEieHE.jpg large
A poco que Podemos e Izquierda Unida han firmado la esperada coalición, la derecha se ha echado a temblar y ya hablan de frentepopulismo, de vuelta al 36 y de la llegada del coco comunista rojo y masón. Solo les ha faltado cursar la orden pertinente a los afrikáners franquistas para que salten el Estrecho y entren triunfantes en la Península. La imagen de Pablo Iglesias y Alberto Garzón abrazándose fraternalmente y firmando el 'pacto de la birra' (se tomaron unas cañas vallecanas nada más salir del histórico acuerdo) ha puesto muy nerviosos a populares y socialistas. Rajoy avisa de que España no está para novatos, sino para equipos curtidos en la gobernanza, políticos veteranos, lobos de mar experimentados como él. Suponemos que el presidente se refiere a los Bárcenas, Granados, Rodrigo Rato, Gerardo Camps (que se ha comido medio millón de euros en restaurantes) y un largo etcétera, todos ellos avezados profesionales en el arte del birle y el afane.
A Rivera tampoco le ha gustado demasiado el 'pacto de la birra' y ya se ha apresurado a gritar aquello tan atávico y español de "¡que vienen los comunistas!". Solo que afortunadamente España ya no está en el 36, por mucho que un juez saque del foso a un puñado de fantasmas republicanos enterrados en el Valle de los Caídos, y aquí el gentío pasa mucho de quemar iglesias y conventos, del himno de Riego y de las barricadas en el Alcázar. Los ocho millones de parias de la famélica legión que viven del negocio del hambre y la misera solo piensan en llegar vivos a final de mes y en que le den un minijob de mierda, aunque sea por media hora de salario, que es la última moda minimalista impuesta por la santa patronal. Iglesias está jugando sus cartas con gran inteligencia y talento político (más algo de oportunismo, no hay que negarlo) y nada más firmar con Garzón le ha lanzado un órdago a Pedro Sánchez para que se sume al acuerdo. Un regalo envenenado, sin duda, ya que si Sánchez firma quedará como perdedor que implora una limosna y si lo rechaza solo le quedará el sulfúrico Albert Rivera (que es flor de un día, como Rosa Díez) y la solitaria travesía en el desierto de la campaña. Por si fuera poco, los viejos barones sociatas, siempre tan arrogantes y estupendos, le advierten de que con El Coletas ni a la esquina, un nuevo error de la curia de Ferraz, ya que más temprano que tarde el PSOE se tendrá que sentar a negociar con Podemos/IU por propia supervivencia. Negociar o morir, ésa es la idea. No se puede ir contra el signo de los tiempos.
De modo que el pacto Iglesias/Garzón no es la revolución de clase siempre prometida y nunca alcanzada, ni una vuelta al guerracivilismo rampante de siempre, sino una estrategia de mercadotecnia muy bien pergeñada y diseñada por ambos jóvenes líderes de la nueva izquierda española, que no estarán curtidos en la guerrillera clandestinidad de antaño pero se saben al dedillo los manuales escolásticos y aritméticos de la Complutense para llegar al poder. Aquí no se trata de resucitar al abuelo Marx, sino que a los dos les interesa el plan, por pragmatismo, por necesidad: a Podemos porque no está para perder un solo escaño, y a Izquierda Unida porque ya va siendo hora de que su millón de votantes tenga voz y voto en el Congreso. "Me encanta que los planes salgan bien", ha sentenciado Iglesias con la Mahou en la mano, parafraseando a un personaje de la serie 'El Equipo A'. Iglesias siempre tan intelectual. El ansiado sorpasso queda más cerca. Todos en la izquierda están muy contentos con el 'pacto de la birra', mientras la derechona invoca el contubernio imaginario y judeomasónico contra Dios y contra España que no le servirá de mucho porque nadie se cree ya lo del cuento del demonio rojo. Todos se abrazan en las casas humildes de Lavapiés. Todos menos Llamazares, ese pitufo gruñón.
Posted: 10 May 2016 05:59 AM PDT
Bueno, ya estaban más que retratados, pero por si quedaba alguna duda de qué persigue el PSOE, ahora ya queda solo para fanáticos y pesebreros. Y como en el chiste, que cada cual se coloque en el lado de la barra que le corresponda.
Pueden decir que es una trampa, un cuento, o pura mercadotecnia. Lo que quieran. Pero solo tienen que aceptar la propuesta para demostrarlo. Aunque ahí reside el problema: ¡que no pueden hacerlo!
¿Es una jugada maestra de Podemos? No, solo es la constatación sencilla de lo que es el PSOE, un partido de régimen que ahora se ve retratado por las circunstancias, y al que es muy fácil poner contra las cuerdas. Ni más ni menos. Y ya empiezan a dar hasta lástima.


This posting includes an audio/video/photo media file: Download Now
Posted: 10 May 2016 04:50 AM PDT
Aunque es cierto que se han dejado mucho en el tintero (seguramente por miedo a las represalias nucleares de Kim-Jong Un y las de un AMPA con un grupo de 'mamis y papis' en WhatsApp), el acreditado documento que presenta el prestigioso semanal que sale los miércoles va a poner en un grave aprieto a la formación morada y también al partido de Alberto Garzón.
Dicen las malas lenguas que el documento no ha sido cedido, sino que ha sido sustraído de la redacción de OKDiario, que ya preparaba una exclusiva mundial en base a estas pruebas irrefutables, y que Eduardo Inda, su director, aunque no vaya a denunciarlo, en petit comité ya ha apuntado a que detrás de los hechos están los servicios secretos de la dictadura bolivariana de Maduro, una escisión del KGB todavía en activo, el nieto de Lenin y una señora de Vallecas a la que nadie reconoce.
Este país se va a romper.
OkDiario nos ofrece en exclusiva las condiciones del pacto entre Izquierda Unida y Podemos. pic.twitter.com/oECSWPduZq
— El Jueves (@eljueves) May 9, 2016
Posted: 10 May 2016 03:44 AM PDT
Aunque no lo parezca, este personaje tendencioso es la misma Pepa Bueno que sumisa y servicial hizo más un masaje que una entrevista a su jefe Cebrián hace unos días. Y también es la misma que no se ha pronunciado (nunca se ha atrevido a hacerlo, ni ahora ni antes) por la expulsión de compañeros de la cadena o por esa otra cacicada en la que su jefe impide a los periodistas de la casa acudir a los medios que han denunciado su vinculación familiar con el affaire de 'los papeles de Panamá'. En cualquier caso, aunque como periodista ya haya quedado acreditado lo que es (ahora para los más despistados y hace muchos años para el resto), y aunque en esta entrevista le importe solo cualquier crítica a Podemos o si 'se rompe España', y no qué proyecto se presenta o qué aspiraciones sociales tiene la coalición, las respuestas de Iglesias sí tienen algún interés, aunque no sea el evidente.
Parece claro que esta va a ser la tónica durante la campaña, tanto por parte de unos medios de intoxicación que van a intentar hacer todo el daño posible, cada cual con su tono, como por parte de un Podemos que parece que ha decidido que la mejor opción, o como mínimo la más provechosa a la hora de afrontar este nuevo reto, es la del discurso Winnie the Pooh.
Doctores tiene la Iglesia. Si las cabezas pensantes de la campaña han decidido que este es el mejor camino, sus motivos tendrán. A mí personalmente y por principios no me gusta en absoluto, e incluso estoy convencido de que a nivel práctico la estrategia es profundamente errónea. Pero a estas alturas, y con lo que nos viene encima, si de verdad demuestra que puede dar un buen resultado (cosa que dudo mucho, pero que tampoco podrá comprobarse sin un mundo paralelo), como estoy convencido de que se hace con la mejor intención, bienvenida sea. Aunque tenga que tomar un digestivo tras escuchar cada intervención en los medios.
Posted: 10 May 2016 01:44 AM PDT

Para Alberto y Pablo: la valentía de
la lucidez y el coraje de la inteligencia
Manolo Monereo | cuartopoder.es | 10/05/2016
La política siempre tiene algo de terrible, de dureza extrema y de carencia de piedad. Se gana o se pierde y, en medio, no hay casi nada. La figura de Pedro Sánchez es, en muchos sentidos, típica de una Europa en proceso ya muy avanzado de norteamericanización de la vida pública y privada. Mejor dicho, norteamericanización en el centro y latinoamericanización en el sur. El candidato y secretario general del PSOE es el político de hoy, ligero de ideología, de valores débiles y de propuestas que buscan una especie de punto medio entre la izquierda de la derecha y la derecha de la izquierda. Parecen fabricados en serie y están aquí para no desentonar, molestar lo menos posible y tener el apoyo de los que mandan y no se presentan a las elecciones. 
En estos dos últimos meses, Pedro Sánchez ha tenido un apoyo mediático casi unánime, ha posado como hombre de Estado y ha intentado reencontrar el centro perdido de un país que cambia y que busca ser expresado. Hay que reconocerle cierta audacia, algunas ideas claras y saber aguantar en un contexto que no le era nada fácil. El tema de fondo: deconstruir a Podemos, restarle apoyos sociales y electorales, demoler la imagen pública de Pablo Iglesias, dividirlo, romperlo. Se dirá que el objetivo era el gobierno, pero esto era algo secundario y sólo se podría conseguir si se quebraba a Podemos o se le neutralizaba.
Ciudadanos y PSOE han jugado una partida con muchos apoyos detrás y con objetivos precisos que se han ido desvelando en el proceso y que, al final, no se han podido conseguir. Ciudadanos ha jugado a romper al PP, dividirlo o, cuando menos, echar a Rajoy. Rivera ha venido a esto, a renovar a las derechas y a reconstruir un bloque político capaz de impulsar una nueva restauración en el país. El "cambiar todo para que todo siga igual" requería el sacrificio del Rajoy y, seguramente, del PP, la construcción de una sólida alianza con el PSOE y la postración mediática, social y electoral de Podemos.
Hemos asistido a un juego de estrategias que ahora tiene su segunda oportunidad. El problema de fondo, lo he venido indicando con mucha fuerza en estos últimos meses: la propuesta política de los grupos económicamente dominantes no coincidía y no coincide con la vieja clase política bipartidista. Se ha tenido que "inventar" Ciudadanos para intentar salir de la situación y se buscó un político "en libertad vigilada" como Pedro Sánchez para vehicularla. Aun así, los juegos de estrategia no han impedido la convocatoria de nuevas elecciones y, lo que es peor, el escenario que se abre puede terminar siendo una polarización entre el PP y Podemos, es decir, lo contrario a lo que se buscaba desde los poderes fácticos.
Las encuestas, cada vez más desprestigiadas, invitan a interpretaciones contradictorias y lo único que dejan claro es que, de un lado, la campaña electoral va a ser muy importante y, de otro, que no se ha conseguido lo principal, que era destrozar al partido de Pablo Iglesias. Podemos ha demostrado que tiene un suelo sólido y que sigue teniendo capacidad para influir de forma significativa en la agenda política del país. Alguna vez he definido a Podemos como un gen mutante: se va construyendo en cada elección y siempre lo hace sorprendiendo a sus rivales y abriendo espacios. La propuesta de convergencia con IU, al fin hecha posible, la consolidación de las alianzas y mareas y el reforzamiento del liderazgo interno hacen que Podemos pueda salir con un discurso político alternativo, creíble y con capacidad de vencer. IU más Podemos multiplican, generan imaginarios sociales nuevos y cualifican un proyecto nacional-popular. No es poco, creo.
Más allá de las encuestas, de la sucesión de psico-sociales, de la manipulación descarada de los medios y del uso —y hasta el abuso— de intelectuales, siempre orgánicos del poder, para denunciar los populismos y anunciarnos todos los males posibles, lo que se demuestra es que el país está cambiando. Las viejas formas de demolición de personas y proyectos ya no son tan eficaces. En un país que se consideraba siempre seguro para los que mandan, está surgiendo un impulso desde abajo, de cuestionamiento de lo que existe, de autocontenida rebeldía social que busca traducirse en fuerza política y en una esperanza concreta, posible y realista que se ha instalado en una parte significativa de la población.
Esta es, en mi opinión, la lección más importante de estos meses: los que mandan y no se presentan a las elecciones ya no pueden seguir gobernando como antes, usando las mismas formas y métodos, vendiendo las viejas y cada vez más gastadas mercancías. Los de abajo, los subalternos y las subalternas, ya no se dejan gobernar como antes, han entendido que detrás de esta democracia hay una "trama de poder" que cada día se impone con más fuerza a la voluntad popular, que restringe nuestras condiciones de vida y de trabajo, que limita nuestros derechos y nuestras libertades reales y, lo más negativo, que nos deja sin futuro.
Las fuerzas alternativas, democráticas, populares y de izquierda pueden y deben de salir a ganar polarizándose con las derechas y combatiendo a las políticas de derechas, haciendo de la unidad una tarea colectiva y convirtiendo la campaña en un plebiscito a favor de un nuevo proyecto de país, democrático, igualitario y federal. Vivimos una paradoja que no es nueva en nuestra historia: en el sur de la Unión Europea, en un país que ha vivido 40 años de dictadura y donde todo parecía estar "atado y bien atado", emergen nuevas generaciones; viejas ideas mutan en nuevas aspiraciones, programas que enlazan con un pasado que algunos creían muerto para siempre, emergen de nuevo y nos dicen que nada se pierde del todo en la historia de los humanos. ¿Y si España fuese, una vez más, el comienzo de un nuevo ciclo histórico-social en una Europa que se ha ido convirtiendo en un espacio geopolítico dependiente, socialmente reaccionaria y políticamente decadente?
Posted: 10 May 2016 12:17 AM PDT
Javier Molinero, se ha dado de baja de Ciudadanos tras definir a la cúpula nacional como una "banda delictiva estafadora".

periodicoclm.es | 09/05/2016
Uno de los dirigentes más importantes de Ciudadanos en la provincia de Ciudad Real abandona el partido tras cargar duramente contra la dirección de Albert Rivera. El que fuera número dos de la formación naranja al Senado, coordinador del partido en Valdepeñas y candidato a la alcaldía, Javier Molinero, ha dicho, tras darse de baja de Ciudadanos, que las personas que conforman la cúpula nacional de este partido son unos "putos miserables de mierda que se cagan en los principios y valores de muchísima gente pulcra y honrada que deposita su confianza en esta apestosa mierda".
Molinero, que ha calificado a la directiva de "presuntos estafadores de sus propios afiliados", se ha referido concretamente a los gastos de la sede de Ciudadanos en Valdepeñas para denunciar las ilegalidades del equipo de Rivera. "Nunca han enviado un céntimo y nunca han cumplido la Ley de Financiación de partidos", ha manifestado Molina.
Sobre este asunto, asegura que la Agrupación de Ciudadanos en Valdepeñas debería haber percibido 0,81 céntimos por voto, además de que por estatutos también tienen derecho a recibir un 30% de las cuotas que los militantes pagan mensualmente, algo que nunca se ha producido, por lo ha acusado a la cúpula nacional de "robar a quien cree en ellos".

El antiguo dirigente de la formación naranja ha publicado estas palabras un día después de anunciar que no repetirá en las listas al Senado porque, en su opinión, los dirigentes del que fuera su partido son unos "tecnócratas usureros que no tienen un partido sino una empresa".
Además, Molinero considera que Ciudadanos actúa como "una banda delictiva estafadora", diciendo incluso que sus líderes "son presuntos futuros corruptos que hoy por hoy, no roban a los españoles ya que no gobiernan en casi ninguna institución".
"Esta empresa la manejan unas veinte personas miserables y un pelele venido de la banca, es decir, un indeseable usurero miserable como Albert Rivera", ha asegurado Molinero, que ha mostrado además su "más absoluta repulsa y asco a quien habla de principios en su idearios y luego ni los tiene".
Para concluir, Molinero ha espetado que Albert Rivera y su equipo son unos "putos ladrones miserables", razón por la que "tienen su propia tumba política cavada".

Posted: 10 May 2016 12:06 AM PDT

Redacción/Rokambol/10.05.16
Los ministerios de Industria y de Empleo acaban de autorizar a la popular cadena de supermercados la fabricación de su propia plantilla de dependientes mediante una técnica muy similar a la utilizada en el proceso de deshidratación y recomposición de la carne de avestruz, solo que en este caso Mercadona se servirá de pollo criado en granjas escuela de Israel.
El biólogo jefe de Recursos Humanos de la cadena niega que los nuevos empleados sintéticos se puedan considerar como simples esclavos zombies, pues, según sus propias palabras, cada uno de estos engendros se fabricará junto con una pequeña pero compacta familia básica, también a partir de la misma carne de pollo que la escogida para preparar el trabajador. "Es verdad que los dependientes pollo no tendrán cuñado ni otro tipo de familiares con parentesco político pero sí un padre y una madre parados, una pareja de abuelos deprimidos por la estafa de las preferentes y un par de hijos con problemas de adaptación escolar", puntualizan los ingenieros conciliadores de Mercadona. "Queremos que todo sea lo más natural posible", añade el comandante químico de Relaciones Familiares de la cadena.
El "dependiente pollo", asegura el propio dueño de Mercadona, Juan Roig, será prácticamente igual que los empleados normales, y el hecho de que dispongan de pico en lugar de boca no les impedirá, según afirma Roig, expresarse en castellano con total fluidez. "Igual se comen algún adverbio mientras atienden en la charcutería, pero eso lo vamos a arreglar", añade.
Los ojos del dependiente pollo se fabricarán en Bangla Desh, al igual que el sistema respiratorio y los cartílagos, las pestañas y el pelo en Ibi, los dientes en Alemania y el resto de las vísceras y musculatura en Marruecos. Los dependientes pollo no tienen estructura ósea pero se mantienen erguidos por el mismo pánico a ser despedidos, explican los técnicos.   Más en Rokambol
Posted: 09 May 2016 01:10 PM PDT

Juan Bosco Martín Algarra | lainformación.com | 09/05/2016
Aunque cueste creer en estos tiempos de puertas giratorias, este país conoció a políticos que, cuando dimitían de sus cargos, volvían a trabajar en sus ocupaciones anteriores a la política. Si eran abogados, al despacho; si eran catedráticos, a la universidad; y si eran mineros, a la mina. Este fue el caso de Gerardo Iglesias, ex secretario general del Partido Comunista de España entre 1982 y 1988 y primer coordinador de Izquierda Unida.
Ahora, con 70 años y desde su retiro en Asturias, observa atentamente la actualidad política, pero se niega a dar nada que parezca un consejo a estos políticos que no han sido capaces de formar Gobierno. "Yo no doy consejos, doy opiniones… y no muchas veces, sólo cuando me pillan y yo me dejo pillar, como ahora", contesta con buen humor.
No da consejos, pero reparte severas críticas a PP y PSOE, cuyas políticas económicas entiende como las dos caras de una misma moneda.
"Le decía que no quería entrar en el tema y ya estoy en medio del charco… digo charco porque el bipartidismo es un charco peligroso. Es mejor que desaparezca, y está en vías de que eso suceda…", asegura en esta charla con lainformacion.com.
¿Qué opinión le merece la unión de Podemos e IU?
Me parece fundamental que se logre la confluencia y que el voto de la ciudadanía responda positivamente.
¿Prevé un pacto de Gobierno de izquierdas con el PSOE tras el 26J? 
Eso lo veo más complicado porque el PSOE está muy identificado con la posición de sus barones regionales, o sea, plegarse al neoliberalismo de forma completa. Mi impresión es que mientras el PSOE no se encuentre en una situación subalterna a la verdadera izquierda no habrá renovación.
Sánchez ha dicho varias veces que quería pactar con Podemos y que la intransigencia de Iglesias lo impidió.
Toda esa argucia de tratar de presentar a Podemos como el obstruccionista, como el que nunca quiso formar un gobierno no se lo creen ni ellos ni buena parte de la ciudadanía. Los ciudadanos no son gilipollas.
No lo son, pero las palabras de Sánchez están ahí.
Y los hechos también. El PSOE se quitó la careta desde el principio. Comenzó repartiéndose la mesa del Congreso con PP y Ciudadanos, y a continuación envió a Podemos al gallinero. Eso fue una humillación. Todo el mundo da por acabado a Pedro Sánchez a pesar de que cumplió con lo que le ordenaron: no pactar con Podemos.
Todo el mundo da por acabado a Pedro Sánchez a pesar de que cumplió con lo que le ordenaron: no pactar con Podemos.
Ya ha habido pactos de izquierda en los gobiernos de las autonomías y ayuntamientos.
En esos niveles no se pone en tela de juicio el meollo de la cuestión, que es la política económica.
¿No deberían al menos haber intentado el pacto entre los partidos de izquierda?
El PSOE se unió a Ciudadanos, y ya se sabe lo que quiere Ciudadanos: una Gran Coalición sin Rajoy, que está demasiado pringado. Susana Díaz ya ha expresado posiciones bastante afines al neoliberalismo y a la Gran Coalición. Esta misma mañana del lunes el presidente de Extremadura, Fernández Vara, ha mostrado que no es partidario de la confluencia entre IU y Podemos. Hombre, aliarse con Mariano Rajoy con la que está cayendo es un suicidio consentido…
¿Es el problema catalán el gran obstáculo para unir a PSOE y Podemos en un Gobierno?
No, ese ha sido el escudo del PSOE, el "España se rompe". Ya se sabe que los nacionalistas españoles son muy patrióticos, pero luego la venden por cuatro pesetas… o la regalan. El meollo de la cuestión no es el problema catalán, aunque es un problema gordo que hay que solucionar por la vía del diálogo. El problema gordo es la política económica.
"Los nacionalistas españoles son muy patrióticos, pero luego la venden por cuatro pesetas… o la regalan".
Y dentro de la política económica, ¿qué exactamente?
El quid de la cuestión es si este país va a seguir practicando las políticas que se prescriben en Alemania, la Troika el FMI o se va a oponer. No va a ser fácil cambiar, porque estamos en una época donde los poderes económico-financieros se han arrogado la soberanía de los pueblos. Pero hay que enfrentarse a eso.
Entonces, veo que para usted es más importante que Podemos e IU superen al PSOE que echar del Gobierno al PP.
No, eso no lo he dicho yo. Lo fundamental es ofrecer una alternativa a las políticas del bipartidismo de PP y PSOE. Lo del PP en los últimos años ha sido de juzgado de guardia. Este país ha retrocedido en derechos y libertades una auténtica barbaridad. Me parece que quien calificaba al PP de organización para delinquir más que de partido político no estaba exagerando.
Supongamos que Podemos e IU juntos superan al PSOE…
Eso sería un hecho positivo en sí mismo. Y además podría ayudar a que el partido que se llama socialista y obrero español recuperara algo de lo que significan esas siglas.
"Quien calificó al PP de organización para delinquir más que de partido político no estaba exagerando"
Y tras el 26J, ¿estará más cerca o más lejos que la izquierda gobierne?
Mientras el PSOE tenga la hegemonía de la izquierda, la izquierda no va a gobernar. Eso es evidente. Y mientras en el PSOE mande algo Felipe González, no habrá renovación.
¿Fue oportuno que Iglesias dijera en un momento de negociación que el PSOE tenía el pasado "manchado de cal viva", en referencia a los GAL?
No sé si fue oportuno o no, pero dijo la verdad. Es verdad, ¿no?
Me refiero a si era buen momento o no…
¡Siempre es buen momento para decir la verdad! En este país estamos hartos ya de que no se diga la verdad. La corrupción institucionalizada y generalizada se explica por la costumbre de no decir la verdad y pasar página. Pues no: hay que decir la verdad y que la conozcan las nuevas generaciones. La Transición se cimentó en gran medida sobre el edificio del franquismo, que pervive y explica la gran corrupción que se adueñó de este país. ¡Hay que decir la verdad! Y hay que decir que una democracia no se puede gobernar desde las alcantarillas, como llegó a afirmar Felipe González.
"Qué sería de España sin el 15M"
Y si gana la izquierda de verdad, ¿Qué esperaría en el primer año?
Yo soy un observador, estoy apartado de la política activa. No me encuentro en condiciones de contestar a eso, pero sí saludaría con mucha alegría que ocurriera así. Con toda seguridad las expectativas de España serían mejores. De hecho, la sola aparición de Podemos ha cambiado el mapa político y social de este país. Qué sería de España sin el 15M, por referirme solo a los movimientos sociales de este último periodo. Sería una España con un bipartidismo impertérrito e inamovible, obedeciendo las órdenes de Alemania, soportando hambre. Es terrible que a estar alturas del siglo XXI se habla de hambre en España, con millones de personas pasando necesidad.
Le he oído a usted en tv autocalificarse como "antisistema". ¿Podría explicarse?
Son tremendas las argucias que utilizan las élites políticas del neoliberalismo. Al que protesta en la calle quieren ponerle la mordaza porque es antisistema. Pues yo soy "anti este sistema" que recorta derechos y libertades, que conduce a amplias zonas de la población a la marginación y la miseria. Soy "anti este sistema" que durante cuarenta años ha sido incapaz de condenar el régimen de Franco, y de reconocer a 120.000 víctimas que siguen en las cunetas. Soy "anti este sistema", pero no soy antidemocrático. Es este sistema el que no es democrático.
Posted: 09 May 2016 12:15 PM PDT
Sigue en directo la comparecencia de Pablo Iglesias y Alberto Garzón tras el acuerdo de coalición entre Podemos e IU.
Posted: 09 May 2016 11:17 AM PDT
Estos dos momentos son para no perdérselos. Y ahora a por todas, felizmente unidos por una gran causa.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada