domingo, 22 de mayo de 2016

Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Posted: 21 May 2016 08:18 AM PDT
La jueza ha adoptado esta decisión en cumplimiento del código ético del partido y para defender su "inocencia y honorabilidad" en los tribunales ante "las trampas políticas" que le han tendido.
Podemos en Canarias cree que Rosell ha dado "una lección de compromiso con la justicia y el Estado de Derecho".
Victoria Rosell decide no formar parte de la lista de Podemos al Congreso por Las PalmasVictoria Rosell.
Canarias Ahora – Las Palmas de Gran Canaria | El Diario | 21/05/2016
La magistrada Victoria Rosell no formará parte de las listas electorales de Podemos al Congreso por la provincia de Las Palmas en las elecciones del próximo 26 de junio. La formación morada ha comunicado este sábado que la exdiputada ha adoptado esta decisión en cumplimiento estricto del código ético del partido, si bien ha precisado que este documento "no se elaboró pensando en trampas políticas" como la que le han tendido a la jueza. En su lugar, "defenderá su inocencia y honorabilidad en los tribunales".
El Tribunal Supremo  remitió recientemente al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) la causa abierta contra Rosell tras la querella interpuesta por José Manuel Soria por la presunta comisión de los delitos de retardo malicioso en la administración de justicia, prevaricación judicial y cohecho.
Para la admisión a trámite de esta querella resultó clave el informe elaborado por Salvador Alba, su sustituto en el Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas de Gran Canaria y el magistrado que preparó junto a un empresario al que investigaba una declaracion para perjudicar a la exdiputada de Podemos. El abogado de Soria, el ex fiscal general del Estado Eligio Hernández, reprodujo casi de manera literal en esa querella párrafos de un informe reservado del juez Alba contra Rosell. La exdiputada ha solicitado el archivo de esta causa por estar construida "sobre informes falsos y pruebas prefabricadas".
Podemos en Canarias respeta aunque lamenta la decisión, "fruto de la cacería política de la que ha sido víctima desde el mismo momento en que anunció su incorporación a este proyecto político". Para la formación morada, la "maquinaria del fango no dudó en socavar el Estado de Derecho, como se comprobó con las grabaciones del juez Alba en las que se pactó una declaración amañada con un empresario para implicar a Rosell, provocando una fractura sin precedentes en la confianza de la ciudadanía canaria en la justicia".
Para Podemos, las renuncias de Rosell a la Diputación Permanente, para perder su aforamiento de diputada y a ir en las listas, para no dañar el proyecto de partido, son "un ejemplo de ética". y "una lección de compromiso con la justicia y el Estado de Derecho".
La organización en Canarias recuerda que apostó en su momento por la incorporación de esta magistrada que tiene a sus espaldas "una carrera intachable ligada a la defensa de los derechos humanos y de los colectivos más débiles"." Ahora da un paso a un lado pero no se retira de la carrera por el cambio en este país, que desde luego pasa por la presencia de profesionales como Rosell en la judicatura", concluye Podemos.
Pablo Iglesias se ha pronunciado sobre la decisión de la magistrada de no presentarse a las elecciones. El líder de podemos ha alabado su "coherencia" y ha añadido que no pararán "hasta que puedas regresar con nosotros".
Ha sido un honor, @VickyRosell. Bravo por tu coherencia. No pararemos hasta que puedas regresar con nosotr@s. https://t.co/aVEPNCwWI8
— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) May 21, 2016
Posted: 21 May 2016 08:04 AM PDT
Alberto Quiñónez | Rebelión | 21/05/2016
En las últimas décadas, los organismos multilaterales de cooperación y la academia norteamericana –principal pero no únicamente, porque en el terreno hay otros actores que le hacen el juego-, han venido desarrollando el estudio de las "nuevas problemáticas" de los "países en vías de desarrollo", nuevo mote de los países subdesarrollados y de los pueblos oprimidos, explotados, saqueados y marginados en el plano de la expansión imperialista y de la configuración de un sistema mundial de valorización del capital.  
El eufemismo de los "países en vías de desarrollo", debería ya lanzar una alerta sobre el público en general y, sobre todo, sobre el cientista social acerca de que en el discurso ofrecido como científico, es decir, validado por los criterios actuales –e impuestos- de objetividad, operan en realidad formas de enmascarar la realidad misma (o al menos, la realidad esencial de las cosas) y, a la vez, de marginar los desarrollos teóricos que en su momento han explicado, con mayor profundidad y con miras más amplias y complejas, tales problemáticas.
Tales estudios lejos de develar, de traer a la luz, arrojan un velo sobre la realidad. Embozan doblemente porque su objetivo no es sólo retrotraer del estudio profundo, causal, de un fenómeno, hacia la descripción superficial y la correlación fortuita de las variables que dicho fenómeno involucra. No sólo es eso, repito, porque el objetivo más que epistémico es político: la configuración de una episteme –con su propio lenguaje y sus propias reglas, con sus estándares y sus jueces- es el hecho premeditado para establecer un proyecto político al cual aquella responde. Una ciencia que esconde los nodos esenciales de la realidad es una ciencia que se niega a la transformación. Una ciencia que se construye con eufemismos baratos es una ciencia que ni siquiera está comprometida con la labor crítica del pensamiento.
En ese marco, que he delineado de forma quizá muy esquemática, aparece como sacado de la manga de la camisa el problema de la población joven [1] que no tiene acceso ni a educación ni a empleo. La ciencia indigente ha sugerido –o impuesto- uno de esos neologismos venido de las cortes de las nomenclaturas idiotas: ninis. Jóvenes que "ni" estudian, "ni" trabajan. No tengo el dato exacto de la mente brillante que acuñó dicha categoría. Lo que sí sé, es que siglo y medio antes ya Marx establecía como tendencia secular del capitalismo la creación de una masa demográfica en situaciones de exclusión. Lo que sí sé, es que el mismo Marx llamaba a esta masa "superpoblación relativa" en su connotación demográfica. Y sé, además, que para ver más allá del fenómeno puramente demográfico, Marx desarrolló la categoría de "ejército laboral de reserva", que no sólo alude a la existencia de una masa excluida sino que lo relaciona con el proceso de acumulación capitalista, es decir, con la dinámica económica.
El "problema" con Marx es que devela, arranca sin amabilidades hipócritas el velo de las relaciones de trabajo en la sociedad capitalista, exponiendo en carne viva el proceso de valorización del capital como un proceso de explotación de la fuerza de trabajo, es decir, la apropiación sin correspondencia de la realización del valor de uso de tal fuerza de trabajo por parte de aquel que brinda empleo (el capitalista), y que no genera este empleo por caridad o por inercia, lo hace para valorizar (es decir, extraer ganancias de) una masa de recursos determinada. Este proceso, siguiendo a Marx, exige que los diferentes capitales individuales que compiten en el mercado intenten innovar sus métodos de producción, siendo la tecnología el principal elemento que permite minimizar costes laborales e incrementar la productividad del trabajo. En la sustitución de fuerza de trabajo por capital constante, es decir, en el aumento de la composición orgánica del capital y de sus derivaciones demográficas que, como ya ha sido dicho, lleva a la generación de una "superpoblación relativa", hecho que además permite disminuir salarios a niveles de subsistencia y que hacen de la "superpoblación relativa" una masa funcional a la valorización del capital, es decir, un "ejercito laboral de reserva", es en ello que deben buscarse las explicaciones de la situación de exclusión juvenil, pero en tanto exclusión y no como un abanico fenoménico recién descubierto por una ciencia social indigente. Pero ver eso es ver demasiado e invita a mover demasiadas piezas en el puzzle de unas relaciones sociales de producción que nada tienen de juego pero sí mucho de dominación.
Uno de los colmos orgásmicos de la cuestión es que académicos, que por lo menos no esconden su filiación ideológica ni su adscripción política, tienden a hacer del problema de la exclusión sistémica un problema de asimetrías de información; la pauperización relativa, la marginación y la exclusión y segregación educativas, pasan a ser un problema de coste/beneficio que deben resolver los mal llamados "ninis", tal como dejó entrever una académica de una escuela superior de negocios, cuyo nombre no mencionaré [2]. Esta posición fue clara e incluso reiterada cuando a dicha académica le preguntaron, en un foro público [3], si a su consideración el problema con la educación era relativo a elecciones racionales y no a procesos de exclusión.
También es deplorable que algunos de los programas esgrimidos desde el gobierno como punta de lanza para el tratamiento de la problemática de la exclusión juvenil, resulte ser la financiación por parte del Estado de un periodo de prueba para las y los jóvenes contratados por primera vez. Es absurdo. Es seguir privatizando los recursos públicos, que deberían más bien ser socializados. La impertinencia de una medida así se demuestra por simple lógica, si la generación de riqueza ha seguido creciendo, aunque sea a tasas magras, a la par que ha crecido la masa de población joven desempleada, lo que ha ocurrido es un aumento de la tasa de plusvalía, es decir, un incremento en la tasa de explotación de la población efectivamente empleada. Financiar con dinero público la contratación o pre contratación de población juvenil significa subvencionar desde el Estado la rentabilidad de empresas que han ahondado sus procesos internos de explotar la fuerza de trabajo joven.
Pero parece que resulta obvio. En ausencia de referencias teóricas, nos arrojamos al abrazo ciego de cualquier cosa medianamente estructurada para explicar los procesos de nuestra realidad. La moral de borregos que parece ser la fuente común de la que bebe el funcionariado público, algunas organizaciones de la sociedad civil y la academia complacida con las payasadas del poder, les hace aplaudir y decir que sí a cualquier muñeco de paja que aparece en la palestra de nuestra ciencia social. Pues bien. Habremos de decir que no. No. Por resistencia, por justicia, por dignidad.
Notas
[1] En términos generales, por población joven se entiende a la población cuyas edades oscilan entre los 15 y los 24 o 29 años, según el criterio que se tome como referencia. Esta caracterización puede sufrir complicaciones si se analizan los marcos normativos que positivizan el hecho sociológico y demográfico de "ser joven", pero es un análisis que aquí no nos importa para los fines del artículo.
[2] Sí lo mencionaré y por una razón sencilla: porque tal declaración merece ser debatida y ojalá quienes enarbolan este ideario obcecado de inhumanidad tuvieran la apertura para un debate real sobre este y otros problemas, y no sólo la disposición a montar un monologo mal hecho, frente a otros actores de la vida nacional. Las declaraciones fueron dadas por Aída Lazo, economista de la ESEN.
[3] Presentación del estudio "Los jóvenes NINI en El Salvador" de Fundaungo, el 12 de mayo de 2016, en donde Aída Lazo participó como comentarista.
Alberto Quiñónez, Miembro del Colectivo de Estudios de Pensamiento Crítico (CEPC).
Posted: 21 May 2016 06:41 AM PDT
Noam Chomsky, TomDispatch | Rebelión | 21/05/2016
Traducido del inglés para Rebelión por Carlos Riba García
El costo de la violencia – Los amos de la humanidad*
En resumen, los mazazos de la Guerra Global contra el Terror (GWOT, por sus siglas en inglés) han extendido el terror yihadista desde un remoto rincón de Afganistán a la mayor parte del planeta, desde África y Levante hasta el sur y el sureste de Asia. Han provocado también ataques terroristas en Europa y Estados Unidos. La invasión de Iraq contribuyó sustancialmente a este empeoramiento de las cosas, como muchas de las agencias de inteligencia lo habían pronosticado. Los especialistas en terrorismo Peter Bergen y Paul Cruickshank estiman que la Guerra de Iraq "ha dado lugar a una asombrosa multiplicación por siete de la tasa anual de ataques yihadistas con víctimas fatales, llegándose literalmente a cientos de nuevos ataques y miles de civiles muertos; aunque incluso se excluya el terrorismo en Iraq y Afganistán, los ataques mortales en el resto del mundo han aumentado en más de un 33 por ciento". Otras expresiones del terrorismo han sido tan productivas como las mencionadas.
Un grupo de las mayores organizaciones de lucha por los derechos humanos –Médicos con Responsabilidad Social (de EEUU), Médicos por la Supervivencia Global (de Canadá) y Médicos del Mundo por la Prevención de la Guerra Nuclear (de Alemania)– realizó un estudio que trataba de "aportar un estimación tan real como fuese posible del total de cadáveres contados en las tres principales zonas de guerra [Iraq, Afganistán y Pakistán] durante los 12 años de 'guerra contra el terrorismo'", incluyendo un minucioso escrutinio "de las principales publicaciones y datos aparecidos en relación con el número de víctimas en esos países", además de información extra sobre acciones militares. La "cautelosa estimación" de ese grupo es que 1,3 millones de personas murieron en esas guerras, un recuento que "incluso podría superar los dos millones". Una base de datos examinada por el investigador independiente David Peterson unos días después de la publicación del informe comprobó que prácticamente nadie hacía mención de él. ¿A quién le importa?
Más en general, unos estudios llevados adelante por el Instituto Oslo de Investigación sobre la Paz muestran que dos tercios de las muertes en las zonas de conflicto se produjeron en diferendos de origen interno en los que la solución fue impuesta por elementos ajenos al diferendo. En ese tipo de conflictos, el 98 por ciento de las muertes se produjeron solo después de que algunos extraños entraran con su poderío militar en la disputa local. En Siria, el número de muertes en conflictos más que se triplicó después de que los occidentales iniciaran ataques aéreos contra el Daesh y la CIA empezara su velada interferencia militar en la guerra, una interferencia que parece haber atraído a los rusos cuando los avanzados misiles antitanque diezmaron a las fuerzas de su aliado Bashar al-Assad. Los primeros indicios señalan que los bombardeos rusos están teniendo las acostumbradas consecuencias.
Las pruebas analizadas por el politólogo Tivo Kivimäki señalan que las "guerras de protección [combatidas por 'coaliciones de voluntades'] se han convertido en la principal fuente de violencia en el mundo, contribuyendo ocasionalmente con más de la mitad de las víctimas del conflicto". Incluso más; en muchos de esos casos, entre ellos Siria, como él pudo comprobar, hubo posibilidades de arreglo diplomático que fueron ignoradas; entre otras en los Balcanes a principios de los noventa, en la primera Guerra del Golfo y, por supuesto, en las guerras de Indochina, el peor crimen desde el final de la Segunda Guerra Mundial. En el caso de Iraq, esta cuestión ni siquiera se plantea. Con toda seguridad, aquí hay algunas lecciones.
Las consecuencias generales de recurrir al uso del mazazo contra sociedades vulnerables sorprende bien poco. El cuidadoso estudio de la insurgencias de William Polk, Violent Politics, debería ser una lectura obligatoria para quienes quieren entender los conflictos actuales; también, con toda seguridad, para quienes los planifican, suponiendo que les importa las consecuencias humanitarias y no solo el poder y la dominación. Polk muestra una pauta de conducta que se ha repetido una y otra vez. Naturalmente, a los invasores –animados quizá por los más benévolos propósitos– les desagrada que la población no les obedezca, al principio moderadamente, provocando una respuesta más contundente que a su vez aumenta la oposición y el apoyo a la resistencia. El ciclo de violencia se intensifica hasta que el invasor se retira o consigue sus objetivos mediante algo que se aproxima al genocidio.
Jugando el juego que al-Qaeda propone
La campaña de asesinatos mediante drones de Obama, una notable innovación del terrorismo global, muestra las mismas pautas. Para muchos observadores, esta campaña está creando terroristas más rápidamente que los sospechosos que asesina, unos sospechosos de que un día intentarán hacernos daño. Es esta una extraordinaria contribución realizada por un abogado constitucional en el 800º aniversario de la Magna Carta**, que establecía las bases del principio de presunción de inocencia, piedra fundamental del derecho civilizado.
Otro rasgo característico de estas intervenciones militares es la creencia de que la insurgencia será vencida cuando se elimine a sus jefes. Pero lo habitual es que cuando una acción consigue ese éxito, el jefe vilipendiado es reemplazado por alguien más joven, más resuelto, más brutal y más eficaz. Polk brinda muchos ejemplos. El historiador militar Andrew Cockburn ha estudiado las campañas estadounidenses para matar a figuras importantes del narcotráfico y del terrorismo realizadas durante un largo periodo. Plasmó los resultados en su ensayo Kill Chain [Cadena mortal]; los resultados fueron similares. La expectativa es que este esquema continúe.
No hay duda de que ahora mismo los estrategas de Estados Unidos están tratando de encontrar la forma de asesinar al "Califa del Daesh", Abu Bakr al-Baghdadi, implacable rival del líder de al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri. El posible resultado de este logro es pronosticado por el destacado académico y estudioso del terrorismo Bruce Hoffman, integrante del Centro de Combate contra el Terrorismo de la Academia Militar de Estados Unidos (USMACTC, por sus siglas en inglés). Él presagia que "es probable que la muerte de al-Baghdadi allane el camino para un acercamiento [con al-Qaeda], dando lugar a una fuerza terrorista combinada sin precedentes en cuanto alcance, tamaño, ambición y recursos".
Polk menciona un tratado sobre la guerra escrito por Henry Jomini, que estaba influido por la derrota de Napoleón a manos de la guerrilla española y que se convirtió en un libro de texto para generaciones de cadetes de la academia militar de West Point. Jomini observó que es típico que esas intervenciones llevadas a cabo por importantes potencias resulten en "guerras de opinión" y casi siempre en "guerras nacionales"; si no lo habían sido al principio, después pasan a serlo en el curso de la lucha, por la dinámica descrita por Polk. Jomini llega a la conclusión de que los "comandantes de los ejércitos regulares están mal asesorados cuando se implican en ese tipo de guerras y las pierden; incluso un aparente éxito termina siendo de corta vida.
Minuciosos estudios de al-Qaeda y el Daesh han demostrado que Estados Unidos y sus aliados están siguiendo sus planes con bastante precisión. El objetivo de esas organizaciones es "arrastrar a Occidente a un atolladero tan profunda y activamente como se pueda" e "implicar a Estados Unidos y todo Occidente en una serie interminable de operaciones en el extranjero para debilitarlos" y de ese modo desautorizarlos ante sus respectivas sociedades, obligarlos a dilapidar sus recursos y aumentar el nivel de violencia, poniendo en marcha la dinámica expuesta por Polk.
Scott Atran, uno de los investigadores más perspicaces de los movimientos yihadistas, calcula que ejecutar los ataques del 11-S costó entre 400.000 y 500.000 dólares, mientras que la respuesta militar y de seguridad de Estados Unidos y sus aliados multiplicó esos guarismos por 10 millones. Sobre la base de una estricta relación costo/beneficio, esta acción violenta ha sido extremadamente exitosa, mucho más allá incluso de lo que Bin Laden pudo haber imaginado, y esto es cada vez más así. Aquí se muestra en toda su dimensión el estilo jujitsu de la guerra asimétrica. Después de todo, ¿quién podría decir que estamos mejor que antes o que el peligro total está disminuyendo?
Si continuamos blandiendo la maza, siguiendo tácitamente el guión yihadista, las consecuencias probables son un yihadismo aún más violento y una atracción todavía más amplia. Lo que sabemos, aconseja Atran, "debería propiciar un cambio radical en nuestra estrategia contra el terror".
El conjunto Al-Qaeda/Daesh está ayudado por los estadounidenses que obedecen sus directivas: por ejemplo, Ted "hagámoslo polvo" Cruz, un importante candidato presidencial republicano. O, en el otro extremo del espectro dominante, el columnista estrella del New York Times en cuestiones de Oriente Medio e internacionales, Thomas Friedman, que en 2003 ofreció a Washington su asesoramiento para luchar en Iraq; fue en su show Charlie Rose: "Aquí tenemos lo que yo llamaría la burbuja del terrorismo… Lo que necesitamos hacer es ir a ese lugar del mundo y reventar esa burbuja. Es fundamental que vayamos allí, al corazón de ese mundo, y… bueno… cojamos un garrote bien grande y reventemos esa burbuja. Y no hay más que una forma de hacerlo… Lo que ellos necesitan ver es unos muchachos y muchachas estadounidenses yendo casa por casa desde Basra a Bagdad y preguntando sobre todo '¿qué parte de esta frase no entienden? Vosotros pensáis que no nos importa nuestra sociedad abierta, ¿creéis acaso que por esta fantasía de la burbuja nosotros nos vamos a marchar? Bueno, chúpate esta'. Muy bien. De eso, Charlie, se trata esta guerra".
Todo es un show.
Esperando el futuro
Generalmente, Atran y otros observadores cercanos están de acuerdo en la receta. Deberíamos empezar reconociendo lo que muestra irrefutablemente una cuidadosa investigación: quienes son atraídos por la yihad "añoran algo en su historia, en sus tradiciones, algo relacionado con sus héroes y su moral; el Daesh, con todo lo brutal y repugnante que tiene para nosotros e incluso para la mayoría de la gente del mundo arabo-musulmán, habla directamente de lo añorado por ellos… Lo que motiva a los más letales agresores de este momento no es tanto el Corán sino una emocionante causa y un llamamiento a la acción que promete gloria y estima a los ojos de los amigos". De hecho, pocos –si acaso alguno– yihadistas conocen los textos coránicos o la teología islámica.
La mejor estrategia, sugiere Polk, sería "un programa multinacional orientado al bienestar social y psicológicamente satisfactorio… que haría que el odiado Daesh confiara en algo menos virulento. Los aspectos de este programa ya han sido identificados por nosotros: necesidades comunitarias, compensaciones por trasgresiones pasadas y un llamamiento aun nuevo comienzo". Polk agrega, "Un cuidadosamente formulado pedido de disculpas por las ofensas pasadas costaría poco y haría mucho". Un proyecto como este debería ponerse en marcha en campos de refugiados o en los "deprimentes conjuntos habitacionales de tugurios de las banlieues parisinas", donde, como escribe Atran, su equipo de investigación "encuentra una bastante difundida tolerancia o apoyo a los valores del Daesh". Incluso podría hacerse más mediante una dedicación auténtica a la diplomacia y la negociación en lugar del irreflexivo recurso a la violencia.
No menos significativo sería una respuesta honrosa a la "crisis de los refugiados" que, aunque se tomó su tiempo para llegar, hasta 2015 no adquirió importancia en Europa. Eso significaría, en última instancia, un aumento sustancial de la ayuda humanitaria en los campos de refugiados de Líbano, Jordania y Turquía, donde los desmoralizados refugiados llegados de Siria apenas logran sobrevivir. Pero la problemática es todavía mucho mayor, y proporciona una imagen de los que se llaman a sí mismos "estados progresistas" que está muy lejos de ser atractiva y debería ser un estímulo para la acción.
Hay países que debido a una vasta violencia interna producen refugiados, como Estados Unidos y, en segundo lugar, Gran Bretaña y Francia. Después, hay países que aceptan importantes números de refugiados, incluyendo aquellos que escapan de la violencia, como Líbano (sin duda, el campeón, si se cuenta la relación per capita), Jordania y Siria antes de que colapsara, entre otros de Oriente Medio. Coincidiendo en parte con los mencionados, hay países que al mismo tiempo que crean refugiados rechazan recibirlos, no solo los provenientes de Oriente Medio sino también los del "patio trasero" de Estados Unidos, al sur de su frontera. Un panorama extraño, cuya contemplación resulta dolorosa.
Una imagen honesta haría el seguimiento de la producción de refugiados retrocediendo lejos en la historia. El veterano corresponsal Robert Fisk informa de que uno de los primero vídeos filmados por el Daesh "mostraba un bulldozer empujando la arena para deshacer un terraplén que había marcado la frontera entre Iraq y Siria. Mientras la máquina destruía el talud, la cámara se movió para mostrar en cartel escrito a mano que estaba en el suelo de arena. 'Fin de Sykes-Picot', decía".
Para los pueblos de la región, el arreglo Sykes-Picot es el paradigma del cinismo y la brutalidad del imperialismo occidental. Conspirando en secreto durante la Primera Guerra Mundial, Mark Sykes –por Gran Bretaña– y Georges Picot –por Francia– se repartieron la región trazando las fronteras de unos países artificiales que satisfarían sus propios objetivos imperiales, en el más absoluto desprecio por los intereses de los pueblos que allí vivían y en violación de las promesas hechas durante la guerra, formuladas para inducir a que los árabes se unieran al esfuerzo bélico aliado. El arreglo reflejaba las prácticas de los países europeos que devastaron África con procedimientos similares. "Transformó lo que habían sido provincias relativamente tranquilas del imperio otomano en algunos de los países más inestables y explosivos del mundo."
Desde entonces, reiteradas intervenciones occidentales en Oriente Medio y África han agravado las tensiones, los conflictos y los trastornos que han hecho añicos las sociedades locales. El resultado final de todo ello es una "crisis de refugiados" que el inocente Occidente apenas puede soportar. Alemania se ha presentado como la conciencia de Europa, admitiendo al principio (pero no por mucho tiempo) a casi un millón de refugiados, en uno de los países más ricos del mundo y con una población de 80 millones. En comparación, Líbano, un país pobre, absorbió un millón y medio de refugiados –en estos momentos son la cuarta parte de su población– que se agregaron al medio millón de palestinos registrados por la oficina de los refugiados de Naciones Unidas (UNRWA, por sus siglas en inglés), en su mayor parte víctimas de las políticas de Israel.
Europa también se queja por la carga de los refugiados expulsados de los países que ha devastado en África; no sin la ayuda de Estados Unidos, como los congoleños y los angoleños, entre otros, pueden atestiguar. Ahora, Europa está tratando de sobornar a Turquía (que ha recibido a más de dos millones de refugiados sirios) para alejar de las fronteras europeas a quienes escapan de los horrores de Siria, justamente como hace Obama, que presiona a México para que mantenga la frontera de Estados Unidos libre de los infortunados que intentan escapar de las secuelas de la Guerra Global contra el Terror de Reagan y de aquellos que huyen de desastres más recientes, entre ellos un golpe de Estado militar en Honduras que Obama fue casi el único en legitimar, un golpe que ha creado una de las peores cámaras del horror de América Central.
Es muy difícil encontrar las palabras apropiadas para describir la respuesta de Estados Unidos a la crisis de los refugiados sirios; yo, al menos no consigo pensar ninguna.
Regresando a la pregunta formulada al principio de este texto, "¿Quién gobierna el mundo?", quisiéramos plantear otra pregunta: "¿Qué principios, qué valores gobiernan el mundo?". Esta pregunta debería ser la más importante en la mente de los ciudadanos de los países más ricos y poderosos, quienes disfrutan de una extraordinaria herencia de libertad, privilegio y oportunidades gracias a las luchas de sus antecesores y que ahora se enfrentan a opciones aciagas respecto de cómo responder a desafíos de gran trascendencia humana.
Notas:
* Esta es la segunda de dos notas de que consta el trabajo; una selección extraída del nuevo libro de Noam Chomsky, Who Rules the World? (Metropolitan Books, the American Empire Project, 2016). La Parte 1 (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=212351) se publicó en Rebelión el martes 17 de mayo de 2016. (N. del T.)
** El autor se refiere a la cédula que el rey Juan Sin Tierra de Inglaterra otorgó a los nobles ingleses el 15 de junio de 1215. (N. del T.)

 Noam Chomsky es profesor emérito en el Departamento de Lingüística y Filosofía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Es colaborador habitual de TomDispatch; entre sus libros más recientes están Hegemony or Survival y Failed States. Su sitio web es www.chomsky.info.

Primera parte: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=212351
Posted: 21 May 2016 05:52 AM PDT
La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA) calcula que "más del 80% de las familias han hecho uso de su derecho a no permitir" que sus hijas e hijos hiciesen la polémica prueba de reválida en sexto de primaria.
Un niño, en la concentración contra los exámenes de reválida convocada en la puerta de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. / DAVID FERNÁNDEZ
Diagonal | 20/05/16
La reválida, los exámenes de evaluación final en sexto de primaria, comenzó la semana pasada en las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular (Galicia, Madrid, Castilla y León, Murcia y La Rioja) rodeada de la polémica que ha acompañado a esta medida incluida en la Lomce. El resto de comunidades han planteado sus propias pruebas alternativas a ésta salvo País Vasco, que no ha previsto ninguna otra diferente a la del ministerio.
El arranque de la reválida suscitó protestas y una convocatoria de huelga del profesorado con seguimiento desigual en las seis autonomías populares. Las pruebas "ni diagnostican ni aportan nada positivo", señalaban la semana pasada desde el sindicato CGT Enseñanza de Madrid.
Para la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (CEAPA), "más del 80% de las familias han hecho uso de su derecho a no permitir que sus hijos e hijas fueran sometidos a la misma", según ha valorado hoy.
CEAPA denuncia que en algunos centros "se ha presionado mediante amenazas de denuncia por absentismo e incluso la denuncia a fiscalía de menores, suponiendo ambas medidas un intento falso para condicionar a las familias".
Asimismo, también exige a las comunidades autónomas que aún no han realizado las pruebas de reválida "que respeten las decisiones de las familias" que han optado porque sus hijas e hijos no pasen por "un acto que les puede perjudicar para el resto de su vida".
Y a aquellas donde sí se han hecho, que invaliden los exámenes del alumnado cuyas familias habían comunicado su decisión de no realizar la prueba.
CEAPA rechaza "frontalmente" estas pruebas de reválida, "que pueden lesionar gravemente el futuro del menor ante la posibilidad de incorporar a su expediente connotaciones negativas que pueden llevarle incluso a repetir curso o a condicionar su futuro en secundaria donde se le puede derivar hacia la FP Básica con un intento de especialización temprana y en precario que limitará su futuro formativo y laboral".
Posted: 21 May 2016 05:28 AM PDT
Marcha Mundial de las Mujeres, CADTM | Rebelión | 21/05/2016
El mundo entero asiste con rabia y tristeza el asesinato de la democracia y la justicia en Brasil.
El pasado día 17 de abril fue retransmitida desde la cámara de los diputados y a tiempo real, la votación de impeachment contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Con argumentos basados en el desarrollo, la fe y los valores tradicionales de familia, muchos diputados iban votando contra Dilma. Legalmente este acto se ha justificado en base a supuestas acusaciones de violación de la ley presupuestaria y de la ley de probidad administrativa, así como de corrupción, sobre lo que no existen pruebas. Con horror, supimos el pasado 12 de mayo que el Senado reafirmaba el impeachment,siendo Dilma apartada del Gobierno durante 180 días (período durante el que se realizará la investigación) y asumiendo la jefatura de estado y gobierno el vicepresidente Michel Temer.
En Brasil no hay abierto un proceso de impeachment, estamos presenciando un golpe de Estado disfrazado de legalidad. Se trata de un golpe neoliberal, racista, patriarcal y lesbofóbico (O heteronormativo), de los mercados contra el pueblo. Las oligarquías y elites económicas, financiadas por el capital transnacional, han decidido imponer su poder ya que no lo pudieron obtener por el voto. El pueblo dió a Dilma más de 54 millones de votos porque rechaza al proyecto golpista.
El azote de la derecha más radical no se ha hecho esperar. Temer lleva en el poder menos de cuatro días y ya ha borrado de un plumazo los avances progresistas y principales logros políticos del Partido de los Trabajadores, eliminando los ministerios de Cultura, de las Mujeres, de Igualdad Racial y Derechos Humanos, lo del Desarrollo Agrario, la Fiscalía General de la Unión (CGU), además de fundir el ministerio de la Seguridad Social con el de Hacienda. Hemos presenciado como componía su gabinete exclusivamente con ministros: hombres, blancos y viejos. Y cómo la policía ya está usando la violencia y la intimidación para reprimir la protesta que inunda las calles de todas las ciudades de Brasil.
El presidente ilegítimo ya ha anunciado la vuelta a las políticas de ajuste estructural (como el fin de la política de valorización del salario mínimo que tanto ha contribuido a la reducción de las desigualdades salariales), así como una reforma del sistema de Seguridad Social. En política exterior sus primeras manifestaciones revelan un abandono de la cooperación con América Latina, África y los BRICS, por considerarla "ideologizada". En el horizonte se vislumbran los tratados de libre comercio con Estados Unidos y la Unión Europea, así como la privatización de empresas estratégicas. Hace mucho tiempo que sentimos la creciente presión de la derecha conservadora y neoliberal sobre los gobiernos progresistas de todo América Latina. Pero estos ataques al pueblo son cada vez más evidentes, y ahora incluso podemos poner nombre y cara a los ejecutores, porque ahora los golpes de Estado se visten de falsa democracia y de justicia.
Como sujetos políticos no vamos a permanecer impasibles ante este ataque a la libertad y la democracia. Así, en alianza con otros movimientos sociales, brasileños e internacionales, salimos a las calles a plantar cara a la dictadura de la derecha. Nosotras, mujeres militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres:
* Rechazamos tajantemente el golpe mediático-jurídico ejecutado contra la democracia, así como toda la violencia patriarcal que se ha ejercido contra la presidenta Dilma y
* Llamamos a nuestras compañeras de todo el mundo a exigir de sus gobiernos que se posicionen firmemente contra el golpe de Brasil y a que NO reconozcan al presidente en funciones Temer o a cualquier otro indicado por los actores del proceso de impeachment.
* Pedimos que organicen acciones públicas, escriban cartas y mensajes a los medios de comunicación y ministerios de asuntos extranjeros de sus países para:
1. Manifestar el rechazo al golpe que se llevó a cabo en Brasil el 12 de mayo de 2016.
2. Exigir el inmediato retorno a la institucionalidad democrática del país, que incluye la restitución incondicional de la presidenta legítima Dilma Roussef
3. Exigir la anulación del falso proceso de impeachment en curso en Brasil
4. Denunciar el apoyo y la complicidad de organismos de inteligencia norteamericanos en el Golpe.
5. Exigir de la presidencia de Estados Unidos, de los países de la Unión Europea y demás países que integran la OCDE – Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico- , una posición contundente en contra el golpe en Brasil que incluye la interrupción inmediata de todo tipo de cooperación militar, diplomática y económica.
6. Pedir a vuestros diputados que aprueben mociones de denuncia y repudio al golpe de Brasil.
La solidaridad y la fuerza de todas las militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres está en estos momentos apoyando la lucha de nuestras compañeras en Brasil. ¡En marcha siempre compañeras!
Posted: 21 May 2016 05:07 AM PDT
la-guerra-de-las-esteladas-erc-pide-al-barca-que-no-juegue-la-final-de-la-copa-del-rey
En menos de veinticuatro horas, la estelada ha pasado de ser proscrita a ser legal. Parece que en este país todo lo que rompe el Gobierno tiene que arreglarlo un juez. Cuentan las crónicas que en 1925 Primo de Rivera clausuró el campo del Barsa durante seis meses, después de que el público pitara el himno español con mucha fuerza y tesón. No hemos cambiado tanto desde entonces. Los independentistas siguen abucheando borbones y nuestros gobiernos siguen siendo tan esquizofrénicos como siempre. Concepción Dancausa, no sabemos si porque estamos en campaña, porque Rajoy le ha ordenado echar la cortina de humo para tapar púnicas y gurteles, o porque simplemente le ha subido la fiebre patriótica (por algo es hija de falangista), ha reabierto la guerra de las banderas cuando no venía a cuento. Extraño ser el político español, siempre dispuesto a hacer de un problema menor una gran tragedia.
Una guerra de banderas era lo que menos convenía a España en estos momentos delicados, pero ahí estaba Dancausa, presta a echar más gasolina al incendio en Cataluña, por si no hubiera suficiente fuego ya. De todas las guerras de este mundo, las declaradas por el uso de las banderas son las más anacrónicas, estúpidas e inútiles. Hoy, en pleno siglo XXI, sigue habiendo guerras por el petróleo, por el agua, por la tierra y por la religión, pero resulta incomprensible que aún haya gente dispuesta a declarar la guerra (y gente dispuesta a dejarse embaucar) por un pedazo de trapo pintado con vistosos colores. Lo mejor que se puede hacer con una bandera, sea constitucional o estelada, es usarla como toalla, que en la playa queda muy típico, o como banderín colgandero para las alegres verbenas de verano. La derecha dura y recia a la que pertenece Dancausa siempre ha creído que España y la bandera les pertenece por herencia directa de don Pelayo. Todo aquel que no esté con la rojigualda o es un independentista o es un republicano/chavista o es de ETA. Aquí son ellos quienes reparten el carné de español con pedigrí y los que resuelven quién tiene derecho a ser español y quién no. No basta con haber nacido en Sevilla, Bilbao o Tarragona. Hay que demostrar que uno la tiene más larga (la españolidad) soltando un gañido prehistórico de ira y furia contra los nacionalismos irredentos.
Pero resulta que España, desde Finisterre a Cabo de Gata, es mucho más que un trozo de tela y cuatro mitos manidos del ultranacionalismo español. España, el Estado más antiguo y sabio de Europa, aglutina una historia homérica, extraordinaria, y una colección de pueblos, sentimientos, costumbres y culturas que hacen de ella una tierra única, especial. Tras quinientos años de singladura histórica deberíamos haber aprendido ya lo que es España, pero por lo visto parece que un alemán de Baviera entiende mejor nuestra idiosincrasia, el carácter diverso, contradictorio y genuino de lo español, que el ministro del Interior, que será muy bueno dando medallas a la Virgen pero no tiene ni idea de lo que es en realidad este enigma llamado España. A estas alturas de la película no deberíamos rasgarnos las vestiduras por ver estadios de fútbol ardiendo en banderas esteladas, banderas gays o banderas piratas. Si los catalanes se han inventado una nueva enseña olvidándose ya de la magnífica senyera, auténtico símbolo milenario de Cataluña por el que lucharon y dieron la vida muchos catalanes, allá ellos con su invención y su ficción. Contra gustos colores. Por lo visto la estelada les parece más molona porque tiene una estrella como emblema, que siempre gusta mucho porque así la bandera parece más subversiva, más insurrecta y narcocaribeña, y además con la estrellita en la bandera parece que Cataluña ha ganado ese Mundial que le falta y que anhela aún más que el pacto fiscal. Ya se sabe que hoy todo es fútbol, hasta la política, y fueron los boixos nois quienes llevaron la moda de las esteladas flamígeras al Camp Nou. Así que lo que no pudo hacer Lluís Companys, o sea construir la identitat de la nació catalana, lo ha está haciendo Leo Messi a base de goles y copas. Resulta extraño comprobar cómo los catalanes de derechas y de izquierdas han renunciado a su cuatribarrada legítima y amada de toda la vida para sustituirla, de la noche a la mañana, por una bandera más llamativa, más colorista, más chic. Pero lo dicho, es la decisión soberana de un pueblo y hay que respetarla. Otra cosa es lo de nuestro querido gobierno nacionalpepero. Prohibir una bandera en un campo de fútbol, como si así se pudiera prohibir un sentimiento y una nación, no solo es un tic autoritario sino un error mayúsculo, un ataque de ceguera política y una pataleta de niño pequeño, una más de las muchas a las que nos tienen acostumbrados estos chiquillos del PP, inmaduros de juicio y de Historia de España, que por el día besan la bandera española y por la noche besan la de Suiza o Panamá, que en realidad son los países que aman porque es allí donde esconden sus botines de estraperlo. Pero es que, por si fuera poco, también ellos cambiaron de bandera en la Transición y nadie les dijo nada. En un momento dado, cuando Fraga se hizo demócrata de toda la vida, decidieron borrarle el pollo a la rojigualda, siquiera por limpiar un poco la imagen facha y que pareciera que los monstruos de la dictadura se civilizaban un poco. Solo que algunos monstruos el aguilucho lo siguen guardando con mimo en el cajón y lo sacan de cuando en cuando para darle de comer, para que no se acabe muriendo del todo el polluelo, pitas, pitas. Quién sabe, quizá algún día la gaviota se metamorfosee de nuevo en águila imperial, que es lo que esperan ciertos personajes con alergia a la democracia. Es evidente que este Gobierno considera que hay unos españoles, los que piensan y sienten España de forma distinta, que no merecen serlo, como los rojos-masones, los bolivarianos, los sociatas (pedristas o susanistas, da lo mismo), los comunistas, los catalanistas del Ampurdán, los vascos con txapela, los independentistas gallegos, los valencianos de Mónica Oltra, los ateos que se saltan la misa de doce, los republicanotes, los periodistas de la Sexta, los anarcoides con pendiente y los jipis con rastas, y por eso los condenan al exilio interior. Todo aquel que no sea de su misma patria, de su bandera y de su Dios no es español. Por eso muchos rojillos siempre nos sentiremos un poco exiliados en nuestro propio país, apátridas en esta tierra adusta gobernada por ministros del Opus, ultraperiodistas de bayoneta calada, rocieros talibanes e infantas pecatrices. Sardá, sin ser independentista, ha publicado una foto en su tuiter envuelto en una estelada. Y la verdad es que, visto lo visto, dan ganas de hacer lo mismo. Aunque solo sea por joder un poco.
Posted: 21 May 2016 04:31 AM PDT
Lo previsible es que Albert Rivera sí entre en el país y sí intervenga frente a los diputados de la Asamblea Nacional venezolana a pesar de lo que pueda decir el diputado Diosdado Cabello. Pero esto hace que algunos nos preguntemos qué ocurriría si España fuera una república presidencialista y al frente, con las mismas competencias que tienen Maduro, Obama u Hollande, estuvieran Aznar, Rajoy o González. ¿Alguien cree que estos personajes permitirían la intervención de un 'rojo bolivariano' en el Parlamento?
Resulta más que evidente que el único doble motivo del viaje de Albert Rivera es, hablando en plata, ir a tocar las narices allí, y mostrar 'no se sabe qué' para perjudicar aquí a los rivales políticos que los medios de comunicación del poder financiero, tras una inagotable campaña, han hermanado con el chavismo. Obviamente no se trata de ninguna defensa de los DDHH o la democracia, porque si así fuera lo lógico sería empezar su 'evangelización' por muchos otros lugares más necesitados de sus sabios consejos. Por ejemplo por Arabia Saudita (donde acabaría decapitado), o para que no se diga… por China. Pero también podía ir antes a México, Colombia o EE.UU. ¿Por qué no va a esos países a dar lecciones? (es retórica).
Difícil decisión la de las autoridades venezolanas. Deben estar preguntándose: ¿dejamos entrar a un agente desestabilizador del neoliberalismo y quedamos como unos primaveras, o le impedimos la entrada y perjudicamos a terceros?
Todo un papelón.

El diputado del Bloque de la Patria, Diosdado Cabello, llamó a impedir la entrada a Venezuela del líder del ultraderechista partido español Ciudadanos, Albert Rivera, "porque no se puede permitir que venga un irresponsable a conspirar en nuestro propio país". Durante su programa semanal "Con el Mazo Dando" el parlamentario cuestionó la visita del político español quien, invitado por la oposición, tiene previsto intervenir en la Asamblea Nacional para hablar de democracia y moral.
Posted: 21 May 2016 02:30 AM PDT
El organismo denuncia que la dirección no permitió la emisión de un programa de 'El escarabajo verde' y lo ha aplazado hasta pasadas las elecciones.
El espacio abordaba las acciones de protesta de grupos como Greenpeace, Ecologistas en Acción o Igualdad Animal.
El Consejo de Informativos de TVE denuncia censura a los ecologistas
La Marea | 20 mayo 2016
MADRID// La dirección de Televisión Española (TVE) intervino para que no se emitieran dos documentales de El escarabajo verde en La 2. Así lo han denunciado los miembros del Consejo de Informativos del ente público a través de un comunicado hecho público a través de las redes sociales.
El organismo denuncia que sendos espacios, titulados En nombre de la tierra, estaban programados para emitirse los pasados 13 y 20 de mayo. En ellos, activistas de organizaciones como Greenpeace, Ecologistas en Acción, AnimaNaturis o Igualdad Animal analizaban algunas de sus acciones enfocadas a denunciar la degradación del planeta o defender los derechos de los animales.
Según el Consejo de Informativos, la dirección ha decidido aplazar ambos espacios hasta después de las elecciones, a pesar de que la campaña electoral arranca el 10 de junio, tiempo después de la emisión prevista de ambos programas. En su opinión, dicho aplazamiento es "un acto de censura encubierta" que contraviene los artículos 12 y 24 del Estatuto de Información de RTVE sobre libertad de información y de creación. Asimismo, señalan que la decisión fue tomada "repentinamente", ya que el programa estuvo anunciándose en la cadena durante los tres días previos a la suspensión.
El comunicado del CdI subraya que lo ocurrido es un ejemplo de la "mala gestión del dinero público", así como "una falta de respeto a los profesionales y a los espectadores, que en su lugar tendrán que ver reposiciones". Al mismo tiempo, recuerdan que El escarabajo verde es "el único programa" dedicado al medio ambiente que emite una televisión de ámbito estatal que ha sido galardonado con decenas de premios a lo largo de sus 19 años de existencia.
Posted: 21 May 2016 02:24 AM PDT
"Considero que no debo estar ya en ninguna lista", argumenta mientras explicita que su compromiso con la confluencia "es total"
Carmen Reina | eldiario.es | 20/05/2016
El excoordinador general de Izquierda Unida, Julio Anguita, no cerrará la candidatura de Unidos Podemos por la provincia de Córdoba para las próximas elecciones generales del 26 de junio, pese a que este mismo viernes se daba por seguro desde distintas voces de dirigentes de Podemos e Izquierda Unida. Anguita, que ha reconocido aeldiario.es/andalucia que recibió el ofrecimiento por parte de la dirección andaluza de Podemos para ocupar el último lugar de la lista por Córdoba ("me plantearon la posibilidad de que yo la cerrase"), asegura que trasladó ya hace días su decisión de no ocupar ningún puesto en la candidatura.
"El día 18 de este mes (el pasado miércoles) le dije a la dirección andaluza de Podemos que no quería estar incluido en la lista. Desde entonces, observo con asombro que se extiende como un reguero de pólvora la idea de que yo voy a ir en el número seis (el último lugar en la lista cordobesa), cuando nadie desde ese día me ha consultado sobre mi opinión al respecto", ha explicado Anguita a este medio. "Muestro mi extrañeza. Y antes de que esto sigo a más pretendo dejar las cosas en su sitio. No voy a cerrar la lista", concluye el histórico dirigente que asegura que, este mismo viernes, ha vuelto a trasladar su decisión negativa a Podemos.
El también exalcalde de Córdoba, que desde 1999 cuando cerró la candidatura municipal de IU en la capital cordobesa no ocupa un lugar en listas electorales, no ve la necesidad de formar parte ahora de la candidatura: "Considero que no debo estar ya en ninguna otra porque mi compromiso con la confluencia es total".
En ese sentido, sobre su apuesta por la coalición electoral que de cara al 26J forman Podemos e Izquierda Unida junto a Equo y otras fuerzas progresistas, Julio Anguita ha mostrado no obstante su compromiso para " apoyar públicamente a los candidatos, especialmente a Manolo Monereo", el politólogo y exdirigente de IU que ocupará la cabeza de cartel de Unidos Podemos por la provincia cordobesa.

A disposición de Monereo para la campaña

Anguita trabajó codo con codo con Monereo en su actividad política en Izquierda Unida, con quien dice compartir "posiciones políticas, amistad y coincidencia en la lucha. De tal manera que estaré a su disposición en la campaña en el ámbito de Córdoba. No estoy en condiciones de viajar mucho".
El excoordinador de IU, que a título particular y desde el colectivo Frente Cívico Somos Mayoría ha apostado por la confluencia entre Izquierda Unida y Podemos a nivel electoral y social, ha mostrado su compromiso para defender la confluencia en su actividad pública de los últimos tiempos: "Cosa que sigo haciendo. Llevo meses escribiendo artículos apoyando la confluencia, voy a seguir dando conferencias, grabando vídeos y estaré en actos en Córdoba", ha anunciado.
De hecho, el pasado viernes 13 de mayo, Anguita apareció por sorpresa al final del acto que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, celebraba en Córdoba con los círculos de la formación morada y tomó la palabra para apoyar la confluencia electoral de cara al 26J. Su presencia no estaba prevista, de hecho por la mañana había comunicado al propio Iglesias que no asistiría, pero acudió al final del acto: "Fue un impulso, una decisión súbita. De pronto, decidí ir. Y no me arrepiento de ello", asegura.
Así las cosas, la candidatura de Unidos Podemos por Córdoba estará encabezada por Manolo Monereo y le seguirá Antonia Parrado, quien liderara la lista de IU-UP en las elecciones del pasado 20 de diciembre, mientras el número tres lo ocupará Marta Domínguez, de Podemos, que ha sido desplazada de la cabeza de cartel por Monereo con respecto a los comicios del 20D.
Posted: 21 May 2016 02:04 AM PDT
Juan Rosell vuelve a apostar por la precariedad laboral rechazando el empleo fijo y seguro por ser un concepto del siglo XIX.
Los lunes de Juan RosellEl presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una conferencia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. UIMP
 | La Marea | 21 mayo 2016
Los lunes no suelen tener buen comienzo. El ser humano fiel representación del poder de la inercia demuestra cada primer día de la semana que aún le quedan restos del ritmo pijamero del domingo.
A él el lunes no le afecta porque siempre parece cansado. Lleva "low battery" escrito en el vidrio de los ojos. Si no fuera por su aspecto y su bajo tono vital le llamaríamos emprendedor pero nunca llegará a nada más que empresario. No lleva deportivas ni gorra de béisbol. Su pelo ondulado siempre con una perfecta raya al lado recorta su cara como en un retrato de Van Eyck.
Este lunes estuvo en la presentación de un estudio sobre digitalización patrocinado por Siemens. Un bodrio hasta para él.
Hace tiempo que no tiene relevancia mediática. Intenta compensar la que tuvo su predecesor, toda para mal. Sus formas lo ayudan a ser discreto pero también son su condena, no consigue que nadie le preste la suficiente atención. Las pocas veces que lo ha logrado ha sido a costa de decir sandeces y eso que no son fáciles de descubrir en su discurso monocorde. Se ocultan entre frases sin verbo que no ayudan a la batalla que los asistentes mantienen contra el sueño. Cuando aparecen, cuando te abofetean la sinapsis y se encienden las luces de emergencia del sentido común sabes que están dichas para que sean recortadas, repetidas y pierdan todo el contexto que nunca tuvieron. Están dejadas ahí, en mitad de los sargazos de un discurso vacío solo para crear polémica, para alimentar el ego del señor sin carisma con presidencia de paja. A nadie le interesa la intervención del sucesor de un delincuente en un acto patrocinado con evidente interés comercial. A nadie le interesaría aunque dijera cosas sensatas.
Pero esta vez Rosell quería oírse y verse y pensó que estaría bien arremeter contra la estabilidad laboral. Lo dice como presidente de una institución que en 40 años sólo ha tenido cuatro presidentes. Uno de ellos estuvo 23 años en el cargo y tan solo 3 años el malogrado Díaz Ferrán porque tuvo que dimitir tras la quiebra más que turbia de Marsans en el 2010. Todos los que critican la permanencia en el puesto de trabajo forman parte de cúpulas empresariales, esos próceres que acusan a los demás de agarrarse a su cargo como una garrapata a una fuente permanente de sangre fresca ocupan durante años el mismo puesto sin ningún pudor. El mismo Rosell ya lleva 6 años al frente de la CEOE y el encumbrado por la derecha, César Alierta, se va con 35,5 millones de euros de indemnización después de 16 años al frente de Telefónica.
Pero ellos no entran en el cupo de trabajadores con un contrato temporal e indemnizaciones a 20 días por año porque son imprescindibles.
Imprescindibles para sostener este sistema corrupto lleno de argumentos trampantojos que intentan ocultar detrás de una ilusión óptica de igualdad, protección social y derechos básicos el sistema de clases del siglo XIX. Siglo que supuestamente para el señor Rosell hay que dejar atrás pero que con el retroceso en materia de derechos laborales por las sucesivas reformas laborales lo único que se pretende es volver a él.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada