domingo, 29 de mayo de 2016

Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Posted: 28 May 2016 09:08 AM PDT
Luis Gómez, Sergi Cutillas, Sandro Mezzadra y Tom Kucharz hablan de las posibles salidas a la crisis europea.
Marisa Pérez Colina, Beatriz García, David Gámez, Fundación de los Comunes | Daigonal | 28/05/16

Luis Gómez (miembro de Diem 25, plataforma para la democratización de Europa).

¿Qué tácticas y dispositivos son necesarios para cambiar nuestra situación en Europa?

Nuestra situación se caracteriza por un proceso de desintegración. Las instituciones se han vaciado de poder político a causa de la financiarización y más a partir de la crisis de 2008. Hay muchas tensiones y las instituciones europeas actúan como gestoras que defienden el modelo actual, que podríamos llamar extractivo. Vemos la necesidad de devolver a los ciudadanos ese proyecto en común porque hay cuestiones que tampoco se pueden atajar desde el Estado-nación. Nuestro objetivo es democratizar Europa pero, ¿cómo se hace? Hay que actuar en un plano multidimensional, no sólo partidos, hay que incluir a la ciudadanía y a movimientos locales.

¿Cómo analizáis la cuestión de la soberanía?

No vemos contradicción entre un proyecto de mayor integración europea (uno de los puntos débiles de la onda progresista en América Latina fue la escasa integración regional) y elementos de soberanía; los movimientos que han alcanzado las instituciones locales son muy valiosos pero pronto tropiezan con techos de cristal, con normas y directivas de distintos niveles. No creemos que haya que encallarse en el debate entre aceptar esta Europa y retrotraernos al Estado-nación. Diem propone ser una herramienta de acción, un instrumento útil para 1) generar debate en distintos planos y niveles;  2) desarrollar un ruta crítica;  3) apoyar procesos de cambio ya en marcha; 4) hacer trabajos de lobby, think tank y fuerza política.

¿Cómo construir una nueva Carta Magna europea?

Querríamos que la ruta crítica que propone Diem para los próximos 18/24 meses sobre ejes fundamentales, a través de eventos, debate público, asambleas y grupos de trabajo, termine en un proyecto constituyente que cambie estas instituciones gestoras por algo realmente democrático. Por ejemplo, nuestra próxima asamblea es en Viena sobre inmigración: habrá debate, grupos de trabajo, colectivos locales que abrazan nuestro manifiesto, una gran asamblea… no basta con tener una buena ruta, hay que encontrar la masa crítica. Y esto es algo fundamental que no existe en España; aquí no ha habido debate público sobre Europa, no lo hubo en las elecciones de diciembre, no es objeto de campaña ni de programa y, sin embargo, ahora nos recuerdan desde Bruselas los recortes que exigen para el año próximo.

Sergi Cutillas (Auditoría Ciudadana de la Deuda y Plan B para Europa)

¿Qué posibilidades y tácticas impulsarían un proceso de democratización a escala europea?

Veo tres posibilidades: la primera, en línea con la iniciativa "Un Plan B para Europa", sería la construcción de un movimiento político paneuropeo capaz de plantar cara a las instituciones europeas y a los poderes fácticos capitalistas que ahora dominan la UE; su condición imprescindible sería el desarrollo de un programa que no interpelase solo al ámbito movimentista, sino a la mayoría de la población. La segunda opción sería la de una revuelta espontánea (tipo 15M) que se contagiara y extendiera a escala europea. La tercera, una revolución o semi revolución en un Estado que, tras tomar el control de sus instituciones, consiguiera enfrentarse a los mecanismos de extorsión y chantaje de la UE, produciendo un efecto dominó hacia otros Estados miembros. Esto es lo que hubiera sucedido en Grecia, de no haber claudicado el gobierno de Syriza.

¿Qué concepto de soberanía debería ser recuperado para poner en práctica un nuevo pacto transnacional europeo?

Para estudiar el concepto de soberanía deberíamos fijarnos en los ecosistemas naturales. El sujeto de soberanía lo hemos construido a una escala artificial de masas (escala estatal, escala de imperio). Pero para que la vida sea sostenible habríamos de adaptarnos un poco a la naturaleza. Una referencia podría ser, por ejemplo, la cuenca de un río: cómo se mantiene la vida en el metabolismo de una región fluvial, cómo nos nutrimos de ese sistema y lo cuidamos, de forma sinérgica y cooperativa. Un ecosistema donde se aplican los conocimientos de los diferentes ámbitos de cooperación existentes: la soberanía alimentaria, habitacional, educativa, de crianza, etc.

En relación al modelo productivo, ¿qué pasos cabría dar hacia la construcción de una economía común post-capitalista?

Sólo se aprende a caminar caminando. La economía común, la nueva economía de circuito corto, ecológico, feminista, sólo se puede generar desde la práctica creando referentes en nuestra escala más cercana. Pero es preciso ir preparando al mismo tiempo un plan que permita superar el cuello de botella desde esta escala local a otras mayores. El tejido ha de estar preparado para que cuando se produzca alguno de los disparadores de democratización anteriormente descritos, para cuando haya un fallo del sistema o una posibilidad de gobierno, dispongamos de un programa a nivel macro capaz de enfrentarse a los poderes fácticos.

Sandro Mezzadra (EuroNomade, grupo de estudios "para inventar los comunes")

¿En qué concepto de soberanía habría de basarse un nuevo acuerdo de cooperación transnacional europeo?

El concepto de soberanía está muy vinculado a la historia de la expansión colonial europea. Por eso no es fácil reapropiarnos de él. Aunque lo realmente difícil es pensar un proyecto de emancipación en torno a este concepto entendido como soberanía estatal y nacional. En este momento histórico nos enfrentamos a condiciones que hacen necesaria la búsqueda de otras escalas espaciales para la acción y las luchas políticas. El Estado ha sido vaciado de su capacidad de regular el capitalismo que hoy en día es muy distinto de aquel en que se realizó el denominado compromiso fordista y el desarrollo de los Estados del bienestar. Por esta razón, la dimensión espacial de la política posee una importancia sobresaliente y todo proyecto radical de liberación afronta la tarea de repensar nuevas escalas de lucha.

¿Cuál sería el papel de las políticas monetarias de cara a un proceso de democratización a nivel europeo?

Estamos viviendo un momento de turbulencias monetarias a escala internacional en el que la soberanía del dólar se ve cada vez más desafiada por equilibrios cambiantes en el capitalismo global. Es difícil pensar una salida de esta situación mediante una vuelta a la soberanía monetaria nacional. Se trataría, más bien, de contestar la ficción de naturaleza técnica de la moneda y de su manejo. Contestar el estatuto mismo del Banco Central Europeo. Hacer posible que las luchas sociales impacten en las correlaciones de fuerza que la moneda refleja. En un momento en que la propia prensa financiera internacional escribe sobre la necesidad de pasar del quantitative easing alhelicopter money [política monetaria con la que los bancos centrales distribuyen dinero directamente a toda la población, n. del Ed.], sería interesante reflexionar sobre esta última teoría desde el punto de vista de la renta básica.

¿Cuáles serían los ejes de una nueva Carta Magna europea?

Para generar las condiciones materiales de la democracia a escala continental se han de inventar nuevos contenidos sobre fronteras, renta, comunes, etc. Diem 25 habla de un nuevo 'New Deal verde'. Tomar la consigna del New Deal es interesante pero sin olvidar que la reforma económica de Roosevelt no hubiera sido posible en EE UU sin la ola de luchas obreras (de intensidad insólita en este país) y la construcción de un nuevo sindicato (el CIO) que la precedieron.

Tom Kucharz (Ecologistas en Acción y Plan B para Europa)

¿Qué articulación de tácticas y dispositivos sería necesaria para cambiar nuestra situación en la Unión Europea?

Lo primero a destacar es que es imposible democratizar las instituciones de la UE y el marco del proyecto europeo actual; la última demostración es la imposición del tercer memorándum al Estado griego que forma parte del golpe de estado financiero puesto en marcha tras la crisis del 2008. La ruptura que se plantea desde el Plan B es hacer un llamamiento a la desobediencia hacia las políticas, los tratados y las instituciones de la UE, por ejemplo, contra las restricciones a la libre circulación de las personas refugiadas o al tratado TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión).
Hay una necesidad imperiosa de construir una solidaridad más fuerte entre los movimientos sociales y las clases populares y marcos unitarios donde diferentes políticas, tácticas y estrategias puedan convivir, desde aquellas que apuestan por la transparencia y la democratización de los marcos actuales de la UE hasta las que buscan estrategias de desobediencia civil, ruptura y confrontación. Éste es el gran reto de redes transeuropeas como Blockupy, Altersummit, las redes de solidaridad con las personas refugiadas, las redes construidas en oposición a tratados como el TTIP, el CETA (acuerdo con Canadá) o el TiSA (acuerdo multilateral sobre servicios) o las redes organizadas contra la privatización de los servicios públicos y el extractivismo y el desarrollismo en Europa.

¿Cuál sería el papel de las políticas económicas y monetarias necesarias para un proceso de democratización europeo?

Para construir políticas económicas y financieras alternativas es necesario desobedecer los actuales acuerdos sobre fiscalidad. Es imposible plantearse políticas justas sobre vivienda, trabajo y el no pago de la deuda ilegítima si no rompemos con estos marcos impuestos. Esta desobediencia la podría llevar adelante una red de ciudades o regiones que se opongan a este marco. Es imprescindible tener en cuenta las crisis ecológicas que están afectando al planeta y muchas respuestas van a venir relacionadas con conseguir una soberanía alimentaria que implica una vuelta al mundo rural. Resumiendo, hay tres elementos fundamentales: 1) No pago de la deuda; 2) Control del sistema bancario por parte de la población 3) Relocalización de la economía.
Posted: 28 May 2016 08:49 AM PDT
marea-joven-cartelUno de los carteles con los que se está dando a conocer la iniciativa en las redes. / Podemos Jóvenes Madrid (Facebook)
SATO DÍAZ | Cuartopoder | 28/5/2016
Podemos de la Comunidad de Madrid lanza la iniciativa Marea Joven, una plataforma en la que se aglutinarán los jóvenes madrileños simpatizantes de la formación de Pablo Iglesias. La idea la coordina el Área de Juventud del Consejo Ciudadano Autonómico de Madrid y la define como "una herramienta de organización y participación popular". "Queremos ser un espacio al que os podáis sumar y en el que, en común, dialoguemos sobre las realidades precarias que tenemos que soportar, para así construir un proyecto para quienes han sido despojados de la capacidad de vivir una vida digna", resumen los impulsores en la página web. Esta plataforma que nace en Madrid ya interesa en otras regiones como Podemos Navarra, que ya ha preguntado y se ha interesado por el proyecto.
El próximo fin de semana tendrá lugar la presentación de Marea Joven con un acto en el que participarán la que fuera diputada y portavoz adjunta de Podemos en el Congreso durante la breve anterior legislatura y jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero; el que también fue diputado, en este caso por Canarias, Alberto Rodríguez; el eurodiputado Miguel Urbán e Isabel Serra, diputada autonómica en la Asamblea de Madrid y responsable del Área de Juventud en el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos Madrid. El acto tendrá lugar a partir de las 18 horas del domingo 5 de junio en el parque Amós Acero de Madrid. Además, durante toda la jornada se celebrarán diferentes actividades y talleres en ese parque. Por la noche, a partir de las 20 horas, un concierto musical de los grupos Reincidentes y Carroña cerrará la jornada.
mareajovenCartel de las jornadas de presentación de Marea Joven. / Podemos Comunidad de Madrid
Isabel Serra se muestra ilusionada por el éxito que está teniendo la iniciativa. "Queremos que la Marea Joven sea un espacio de jóvenes, queremos que este espacio perdure en el tiempo y que tenga su propio funcionamiento autónomo, un espacio juvenil pero no desvinculado de Podemos", describe la responsable de Juventud en Madrid de la formación de Iglesias. "De momento, todo ha ido muy rápido y no hemos debatido cómo organizarnos, hasta ahora dentro del Área participan círculos de la Comunidad de Madrid, tenemos reuniones en las que participan jóvenes de los círculos de los distintos territorios, pero hay gente que participa en el área y no forma parte de ningún círculo", prosigue Serra, que asegura que con motivo de la organización del acto del día 5 de junio están reforzando su estructura y creando distintas comisiones.
Serra ve con buenos ojos que la Marea Joven se extienda a otras comunidades autónomas. "Si a otras comunidades les parece interesante, que utilicen lo que estamos haciendo y se constituyan como Marea Joven", declara, informando de que desde Podemos Navarra están interesados en este proyecto y les han invitado a un encuentro para que expliquen cómo se están organizando en Madrid. Entre las reclamaciones y exigencias por las que nace la Marea Joven se encuentra la reivindicación de empleo para todos. "Si la flexibilidad es un eufemismo de precariedad, proponemos derechos laborales, empleo estable, con un salario mínimo digno", exigen en la página web, donde también piden una renta de emancipación juvenil, vivienda pública de alquiler para jóvenes, renta garantizada de 600 euros, un abono transportes por 20 euros para todas las zonas de la Comunidad de Madrid hasta 30 años, prácticas curriculares y extracurriculares remuneradas y con derechos y la erradicación de las violencias machistas.
Jóvenes en Pie
Otra iniciativa que se pone en marcha dentro del ámbito juvenil es el colectivo Jóvenes en Pie. En este caso, esta organización es de carácter apartidista, aunque algunos de sus impulsores forman parte de fuerzas políticas como Podemos e IU, así como de distintas asociaciones estudiantiles. Manuel Romero, uno de sus impulsores, explica a cuartopoder.es: "Está naciendo el proyecto con la idea de ser una plataforma juvenil, autónoma de los partidos, que busque aglutinar una mayoría joven que ponga sus demandas en primera línea, demandas como la creación de empleo juvenil, unas condiciones dignas que no nos obliguen a irnos del país". "Este proyecto vendría a sustituir a lo que venía siendo Juventud sin Futuro, aunque el contexto sea distinto, pues ahora sí que parece que hay partidos que están dispuestos a escucharnos", prosigue Romero. "Queremos expandirnos por todo el territorio, de momento tenemos presencia en Madrid, Zaragoza, Sevilla o Granada y todavía no tenemos fecha para hacer el acto de presentación", añade este activista juvenil.
Posted: 28 May 2016 08:34 AM PDT
En Grecia, los menores refugiados llevan una media de año y medio fuera del colegio, según un estudio de Save the Children.
"Tienen más probabilidades de contraer matrimonios forzosos, de ser explotados, de ser víctimas de trata y de ser obligados a trabajar", denuncia el director de la ONG.
La mitad de los menores refugiados están fuera del sistema educativoMenores refugiados. Save the Children
La Marea | 28 mayo 2016
"El niño está solo la mayor parte del tiempo. Esto afecta a su crianza, sin una educación apropiada, ni cuidados higiénicos. El resultado es un niño perdido que se vuelve agresivo, que discute mucho y que tiende a ser grosero". Así describe un profesor del programa de educación Infantil de Save the Children en Líbano la situación desoladora de los menores en los campos de refugiados. Según los datos de la ONG, estos menores tienen una probabilidad cinco veces menor de asistir al colegio que el resto de niños: el 50% que debería estar en educación primaria y el 75% de secundaria se encuentran completamente fuera del sistema educativo. En resumen: una generación entera en peligro.
Es el caso, por ejemplo de Rowan, que no recuerda la última vez que fue al colegio: "Mi familia y yo huimos de Siria al comienzo de la guerra, hace cuatro años. Puede que entonces fuera la última vez que fui a clase, estaba en segundo grado, pero no recuerdo el día exacto. Durante los últimos cuatro años y hasta hace unos meses hemos vivido en Turquía, pero mi familia no tenía dinero para enviarme al colegio allí. Siento que me he perdido muchas cosas. Mi mamá y mi papá me decían que era muy lista y me hacían regalos por mis notas. Ojalá pueda volver al colegio algún día. Cada mañana cuando me despierto lloro cuando me doy cuenta de que sigo aquí, me siento como un animal enjaulado", explica esta niña.
Actualmente, según Save the Children, una persona desplazada vive como refugiada una media de 17 años, es decir, toda la infancia. Y más de la mitad de los 60 millones de personas desplazadas que existen en el mundo son menores de 18 años, la mayoría de ellos sin acceso a la educación. "Es un escándalo que a los niños se les niegue la oportunidad de tener una vida mejor por estar fuera del sistema educativo. Sin una educación, se enfrentan a un futuro muy complicado. Además, son más propensos a emprender peligrosos viajes a Europa y a otras partes del mundo, y también tienen más probabilidades de contraer matrimonios forzosos, de ser explotados, de ser víctimas de trata y de ser obligados a trabajar", denuncia el director general de Save the Children, Andrés Conde.
En Grecia, los menores refugiados llevan una media de año y medio fuera del colegio, según un estudio de la ONG. Más de tres cuartos de los niños refugiados en edad escolar entrevistados por Save the Children dicen que ir al colegio es una de sus prioridades y más de uno de cada cinco afirma que nunca ha ido al colegio. En el caso de los niños sirios, éstos llevan sin asistir a clase una media de 25,8 meses.
"La comunidad internacional tendrá que luchar durante décadas para revertir los efectos de la falta de inversión en educación, por eso estamos exigiendo que ningún niño refugiado pase fuera del colegio más de un mes", insiste Conde. "Niños que han arriesgado todo para llegar a Europa están tirando a la basura los mejores años de sus vidas, en campos de refugiados, en centros de detención, tras vallas y muros. Muchos no han conocido otra cosa que la guerra, la violencia o el desplazamiento y las deplorables condiciones en que viven no ofrecen ninguna esperanza para el futuro", concluye.
Posted: 28 May 2016 08:25 AM PDT
El excoordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés reflexiona sobre el debate de la muerte digna once años después del linchamiento al que fue sometido: "Aún se confunde sedación con eutanasia".
Luis Montes: Luis Montes, en la sede de la asociación DMD en Madrid. FERNANDO SÁNCHEZ
 |  La Marea | 28 mayo 2016
Esta entrevista está incluida en el dossier sobre muerte digna de #LaMarea39
Luis Montes, 67 años, se convirtió en un personaje público sin pretenderlo. De la noche a la mañana, el excoordinador de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), fue acusado de 400 homicidios por sedaciones paliativas. La Justicia limpió su nombre. Y hoy, once años después del inicio de aquel calvario sustentado por el Gobierno de la entonces presidenta regional Esperanza Aguirre y su consejero de Sanidad Manuel Lamela, continúa luchando por el derecho a morir dignamente. "Hay médicos que se sensibilizaron, se conoce más la muerte digna, pero morir bien o mal en España sigue dependiendo del médico que te toque", reflexiona en la sede de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD). Jubilado hace dos años, cree que Leganés fue un hito que ayudó a abrir el debate y sostiene, confiado, que la próxima legislatura será definitiva para hablar de eutanasia sin tapujos. Aquel episodio, sin embargo, todavía arrastra daños colaterales: profesionales que perdieron sus puestos y hoy siguen con depresión.
¿Usted se ha recuperado de aquel linchamiento?
Sí, bueno. Ganamos la batalla. Pero a mí lo que más me costó fue convertirme en un hombre público. Yo era un médico en un hospital con mi historia de militancia política, pero nada más. Y eso de hacerte hombre público en 48 horas fue como si te hubieran dado con un palo de béisbol en la cabeza, es un mazazo, no estás preparado. Tuve que saltar a primera página y lo pasé muy mal. Yo entraba en los platós o en las radios casi vomitando. Y todo el mundo, cuando entraba por ejemplo a un bar a comprar tabaco, me paraba: Doctor Montes, doctor Montes… Y se levantaban a aplaudirme. Eso me costó. Aquella época también conllevó muchos daños colaterales: el sufrimiento de la gente que trabajaba en aquel equipo. Se cesó a muchas personas, algunas aún no se han recuperado. Tengo amigos íntimos que están fastidiados todavía con depresión por haberles quitado la jefatura de servicio, que era su vida profesional. O compañeros que están trabajando en otra comunidad, a los que les dijeron que mientras estuviera el PP, en Madrid no volvían a trabajar. Lleva mucho sufrimiento, pero me han hecho un líder del movimiento por el derecho a morir dignamente. Eso sí, sigo siendo una persona humilde, que no me lo he creído.
¿Aprendió la sociedad del caso Leganés? ¿En qué momento está el debate sobre la muerte digna en España once años después?
El Severo Ochoa fue uno de los puntos importantes para abrir el debate. Aunque primero lo abrió [Ramón] Sampedro con su lucha ejemplar. Tras la acusación de más de 400 homicidios hubo una campaña que fue una cortina de humo para desprestigiar la sanidad pública con la apertura de ocho hospitales en manos privadas, la cesión de suelo… La ciudadanía ni nos enteramos con el impacto de aquella noticia de las sedaciones, una práctica que era habitual, el tratamiento de los síntomas en la agonía. Retuvo mucho. La gente siempre ha usado la política del miedo. Hubo una segunda etapa después de terminar el conflicto, que fue la de analizar claramente lo que había pasado con el surgimiento a su vez de las leyes de muerte digna. Estas leyes autonómicas han servido para poco. Lo que hicieron fue meternos en un túnel del tiempo para no hablar de lo que teníamos que hablar: de la disponibilidad de la propia vida. No obstante, es obvio que se produjeron avances, como que el protocolo de la sedación paliativa terminal esté publicado en la página de la Organización Médica Colegial. Por mi experiencia de activista por la muerte digna y también por la sanidad pública, hay más público en la muerte digna que en la sanidad pública. El interés por ese derecho emergente que hay en la sociedad de procurarnos una buena muerte es un clamor popular. Leganés fue un hito por haber iniciado el debate. Y ahora creo que estamos en plena apertura del debate de una ley de disponibilidad de la propia vida.
¿Cómo se trabaja ahora en Leganés?
Leganés ha pasado página porque se merecía y era necesario pasar página. No puedes estar en una amargura permanente.
Sin embargo, después de todo lo vivido, tres personas se enfrentan a un juicio acusadas de haber auxiliado en su muerte a dos enfermos [las partes han llegado a un acuerdo con la Fiscalía con el que evitan la cárcel]. Se ha registrado la sede de la DMD y vuelve a ponerse en cuestión la sedación paliativa.
Eso es increíble. Se vuelve a confundir la sedación paliativa con eutanasia. Por Dios. Y se confunde lo que es un suicidio con un suicidio asistido.
Prácticamente todos los partidos mencionan la muerte digna en sus programas, algunos incluso la despenalización del artículo 143. ¿Es eso suficiente para comenzar a debatir sobre la eutanasia? ¿Cumplirán los partidos? ¿O pasará de nuevo como con la promesa de Zapatero en 2004?
En este país no hemos debatido de nada. Se nos instauró el bipartidismo, con el ahora tú y ahora yo, con una 'España va bien y vamos mejorando'. Y aquí no hemos discutido nada. Lo primero fue la OTAN, por los pelos. Y después no se nos ha preguntado si queremos monarquía parlamentaria o República, o por qué no un estatuto laico, y mucho menos por una ley de disponibilidad de la propia vida. A nivel político, la crisis ha producido un cambio, y la legislatura va a consolidar el cambio. No sé quién terminará gobernando, pero hay que cambiar la democracia bipartidista a una profundización de la democracia, y esa profundización lleva a la participación, a la discusión de los programas. Si ocurre lo contrario, yo me voy a mi pueblo a plantar flores. Pero va a salir un nuevo gobierno, que incluso puede ser primera fuerza política [en referencia a Podemos-IU] y me consta que esta vez se abrirá el debate.
Hay parlamentos autonómicos que están elaborando proposiciones no de ley (PNL) para exigir al Gobierno la despenalización de la eutanasia, como ha hecho el PSOE en el País Vasco. ¿Son eficaces estas medidas?
A mí no me parecen buenas, porque las comunidades no tienen competencias para cambiar el ordenamiento jurídico. Hace falta que un grupo legisle, que haga una propuesta y la presente en el Parlamento. En ese sentido, las comunidades están más preparadas que nosotros si de verdad quieren hacer una ley, tienen mejores servicios jurídicos frente a nuestro voluntarismo. Es voluntad política.
¿Sigue siendo entonces una lotería morir bien?
Sí, dependiendo del equipo asistencial que te toque así será tu muerte. Si te toca uno sensible, te irá bien. Si no, es terrible. Este es el panorama. Intentamos que la etapa del duelo sea lo más rápida posible y luego el muerto al hoyo y el vivo al bollo, y no nos lo volvemos a plantear. Todo el mundo quiere morir cuanto más tarde mejor, pero no quiere vivir una vida de no autonomía y no competencias, quiere que el tránsito sea lo más rápido posible, que el sufrimiento sea evitable y que la agonía no se prolongue.
¿No cree que la ley andaluza sí supuso un antes y un después?
La ley andaluza no ha mejorado nada el proceso de morir, sobre todo por las peticiones de ayuda que vienen desde Andalucía.
¿Son muchas?
Como de las demás comunidades. Tampoco hay un gran lanzamiento de testamentos vitales en Andalucía. No han hecho pedagogía. Fue una ley de María Jesús Montero que ha quedado en el cajón. Es cierto que en los primeros momentos sí hizo bastante activismo y se movió para explicarla y desarrollarla. Pero luego cambió de consejería [pasó de Salud a Hacienda] y nadie habla de ley de muerte digna en Andalucía.
¿Cómo ve la situación en Madrid?
Cuando ocurrió lo de Leganés había una unidad en el Gregorio Marañón. Después se han reducido las camas públicas, se crearon unidades en dos hospitales que están a 50 kilómetros de Madrid, y el resto se dio a instituciones religiosas.
¿Qué piden las personas que acuden a la asociación?
Vienen por información del testamento vital o plantean alternativas al diagnóstico… Piden consejos y también vienen o llaman diciendo que quieren morirse. También, como en todas las asociaciones, está el palizas que quiere hablar con alguien porque se siente muy solo. Cuando se comprueba que una persona tiene una enfermedad irreversible, pasa al equipo médico, que es el que le dice que tiene que renunciar al tratamiento y comunicárselo a su médico. Todas nuestras actuaciones se refieren a casos del sistema público.
¿Y si el sistema público falla? ¿Si el equipo asistencial no considera que el paciente reciba en ese momento una sedación?
Pues ocurre lo que hizo este hombre acusado, que llamó a otro amigo médico [también acusado] para que le consiguiera la medicación para sedar a su hermano. Si tienes suficientes amistades para que un médico le produzca al paciente la muerte sin ningún problema, se soluciona bien. Pero estamos hablando de situaciones de privilegio. Yo sé que yo, Luis Montes, voy a morir mejor que tú. Y eso es una situación de una injusticia social total, que sólo se puede corregir con una ley de muerte voluntaria.
¿Eso implica aumentar los cuidados paliativos también?
Cuando Holanda aprueba la ley de eutanasia, el soporte que tenían los ciudadanos cuando fracasaba la medicina activa no llegaba al 15%. Si tú haces una ley de muerte voluntaria tienes que poner inmediatamente en marcha todas las alternativas al tratamiento, y eso conlleva la universalización de los cuidados paliativos. Después de la ley de autonomía del paciente, en España habría que haberlos puesto en la cartera de servicios. No hay que legislar. Hay que implementarlos económicamente. Porque si no, puede pasar lo que ha pasado con la ley de dependencia, que la gente se muere sin disfrutar de su derecho.
Posted: 28 May 2016 06:59 AM PDT
"El juego político está basado en la mentira y en el miedo. Con la mentira los ciudadanos no son conscientes de la realidad", explica la periodista y escritora, número dos de Unidos Podemos por Zaragoza para el 26J.
"Me pareció necesario, imprescindible" dar el salto a la política: "Están yendo las cosas tan mal, es tan insostenible lo que ocurre".
"Una coalición de izquierdas es lo único que puede traer un cambio: el PP está provocando una degradación de la sociedad española, que está tragando lo que ninguna".
Rosa María Artal. / Marta JaraLa periodista y número dos de Unidos Podemos por Zaragoza, Rosa María Artal. MARTA JARA
Andrés Gil | El Diario | 27/05/2016
Rosa María Artal (Zaragoza, 1949) es periodista, escritora y ha sido columnista de eldiario.es. Ahora, además, es la número dos por Zaragoza de Unidos Podemos para el 26J. Su salto a la política se ha producido después de que Podemos anunciara que el exJemad Julio Rodríguez, que ocupó este puesto en los comicios del 20D, encabezará la candidatura por Almería.
¿Por qué da ahora el salto a la política?
Porque me pareció necesario. Imprescindible. Están yendo las cosas tan mal, es tan insostenible lo que ocurre… Jamás me lo había planteado antes, aunque tuve alguna oportunidad en el pasado. Pero he pensado que ahora sí que se podía hacer algo. Además, tengo un enorme desencanto con el periodismo, mi profesión: pienso que, salvo contadas excepciones, no está cumpliendo con su labor. La desinformación está haciendo muchísimo daño a la sociedad, y he querido probar otro camino.
Cualquier otro partido habría sido más cómodo. Pero también me están diciendo unas cosas que te obligan a seguir, y cinco millones de votantes más otro te han votado… El cabeza de lista, Pedro Arrojo, es un tipo extraordinario y no tienen dinero casi para nada. Es otro mundo. Es un poco como debería ser la política, sobre todo si lo comparas con los viajes de Albert Rivera o el PP, que parece inmune a todo porque no le pasa factura nada.
¿Cómo fue la oferta?
Me llamó Pablo Echenique [secretario de Organización de Podemos], y de entrada le dije que no. Mi ambición no es política, sino de servicio. Echenique es una persona muy hábil, dialogante. Es estupendo. Al final me decidí el sábado pasado. Aquel día nos desayunamos por la mañana con la noticia de una  multa a una periodista de Catalunya Radio [Mercè Alcocer] en aplicación de la ley mordaza por hacer bien su trabajo de preguntar a Jordi Pujol en la Audiencia Nacional. Si todo esto está pasando con un Gobierno en funciones, me aterra qué puede pasar con otros cuatro años más de este gobierno. Confío en que ahora los votos den para que cuaje otro Gobierno.
Se tiene que multiplicar mucho, porque aquí hay pocos medios: no financiarse por los bancos, que son los que financian a los partidos, es complicado.
¿Y por qué Podemos?
Es el único que puede aportar ese cambio, solo o con otros. Una coalición de izquierdas es lo único que puede traer un cambio: el PP está provocando una degradación de la sociedad española, que está tragando lo que ninguna. Ciudadanos es la misma derecha y lo último de Albert Rivera con que  la dictadura es un periodo de placidez es escandaloso. En la economía se está demostrando que el austericidio está acabando con Europa.
Un par de días antes de las elecciones, el Reino Unido se puede marchar [el 23 de junio se celebra el referéndum sobre la salida de la UE], y están cediendo mucho para que se queden, cuando han apretado a Grecia. Se sale de la lógica. Lo de Grecia fue un castigo. Se están cargando la UE y la solución no es esa: también Europa se puede salvar con políticas de izquierdas.
El caso de Grecia ha demostrado que un solo país no puede cambiar las políticas de la UE: al final Alexis Tsipras ha tenido que aceptar memorandos de recortes.
Lo de Grecia fue un castigo ejemplar, el hundimiento lo hicieron Nueva Democracia y Pasok. Y, luego, la UE decide si sacude o la salva. Y decidió hundirla. España, por el contrario, es demasiado grande para caer. Entre Portugal, Francia, el movimiento de Varufakis… Seguir igual es lo que realmente da miedo. Al dar este paso, estoy viendo las grandes esperanzas que se suscita en la gente y también preciosas adhesiones. Hay mucha gente que se da cuenta de que este no es el camino. Lo que no se puede es seguir así.
¿Qué inconvenientes está viendo del paso a la política?
Fundamentalmente mis sospechas de que el acoso a Podemos se salía de toda lógica. Se ha comprobado  no sólo por lo que habéis publicado de Ausbanc, sino que lo estoy comprobando. Es como si estuvieras en libertad vigilada. Desde el primer momento, hubo gente, aunque minoritaria, que salió inventándose tuits, haciendo corta y pega de cosas que había escrito, troceando frases… Es gente que vuelca su frustración con ira, y había periodistas incluso que me tenían ganas. Me parece muy triste, el hecho de que haya un acoso así indica que algo falla en la democracia, y una sociedad decente debía ser consciente. Se les está volviendo un poco en contra porque llevo años en Twitter, he escrito miles de artículos en el blog, libros, y la gente me conoce, y saben que esa caricatura es mentira, que no me reconocen ahí y están viendo que es la táctica que tienen. Esto te da idea de cómo es todo lo demás. Sigo pensando que es insostenible.
Usted es muy crítica con la profesión periodística. ¿Por qué?
Por que nunca había visto esto de ocultar noticias tan masivamente. Lo que no les conviene, no lo cuentan. Y luego, la manipulación. En este momento, el juego político está basado en la mentira y en el miedo. Con la mentira los ciudadanos no son conscientes de la realidad. Y luego, el miedo: me habla gente en la calle, y me dicen que tienen miedo, pero no lo tienen porque les hayan mentido o porque vengan 8.000 millones más de recortes o porque hayan vaciado la hucha de las pensiones. Todo eso parece que les da menos miedo. Estoy viendo que la política cada vez es más emocional. Si Podemos suscita reacciones emocionales, también pasa con el resto. La manipulación que están haciendo con Venezuela es de una desproporción tan grande, cuando han dado un seudogolpe en Brasil y fíjate cómo está Mexico. Los problemas tan graves que tenemos deberían resolverse de una forma racional más que emocional. Yo voy a intentar hacerlo.
¿Y qué puede aportar Rosa María Artal?
Entiendo que me han hecho el ofrecimiento por la imagen de independencia que doy, que es lo que se intentan cargar otros. Nadie me ha dicho que haga una cosa distinta a lo que hago. Y también por haber estado en el 15M, haber participado en el libro Reacciona, por ser sociedad civil…
Una de las novedades de las nuevas elecciones es la alianza entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón.
Ese ha sido otro de los factores, que han sido capaces de unirse. Era cuestión de intentar sumar, que vaya más gente. Hace falta aún más gente. Esa unión es lo que indica que se va por un camino más pragmático y que puede ser el camino.
Fíjate lo que hay enfrente, una maquinaria mediática que no sé si dejarán hacer nada. Hay gente que no sabe lo que pasa: entre lo que no se cuenta y lo que está manipulado. El 70% de la población se informa por la televisión y se privan de muchas cosas. Una de las cosas es lo de la jueza Rosell. En qué país pasa que le estén fabricando pruebas y no se pare para ver qué pasa. Y lo de Ausbanc: durante más de 20 años ha habido gente implicada sin saber nada, y te abren el telediario con Venezuela.
Lo veo muy crudo: es un momento clave, el de avalar todas las barbaridades que se han hecho y están haciendo o dar un giro, y yo creo que el giro a mejor se puede dar. Con un poquito bastaría, yo creo que el PSOE también debe colaborar, aunque su tendencia es a facilitar la gran coalición.
Echenique:"Tenemos posibilidades de ser primera fuerza en Aragón y en España"
Posted: 28 May 2016 06:17 AM PDT
En 1975 cinco países sudamericanos acordaron coordinar sus acciones represivas para asesinar a militantes de izquierdas más allá de sus fronteras.
Un tribunal ha condenado a 15 militares y agentes de inteligencia a penas de entre 8 y 25 años de prisión por "asociación ilícita" y por su responsabilidad en la detención y desaparición de 105 víctimas.
Los dictadores responsables de este plan de terrorismo de Estado –Pinochet, Videla, Banzer, Stroessner y Bordaberry– murieron antes de poder ser juzgados.
Plan Condor cc
Natalia Chientaroli – Buenos Aires | El Diario | 28/05/2016
"Hay que aprender a resistir. Ni a irse ni a quedarse, a resistir, aunque es seguro que habrá más penas y olvido", dice Juan Gelman, parafraseando al tango, en su poema Mi Buenos Aires querido. El inolvidable poeta uruguayo no consiguió resistir lo suficiente –murió en 2014– para estar en Buenos Aires este viernes mientras un juez dejaba caer con voz firme la condena de 25 años de prisión para Juan Cordero Piacentini, responsable del secuestro de su nuera y de su hijo Marcelo. Aquello ocurrió en 1976. Tenían 19 y 20 años.
Pero el sino de los Gelman había empezado antes, cuando el 28 de noviembre de 1975, representantes de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia se sentaron a la mesa de la Primera Reunión de Inteligencia Nacional para fundar el Plan Cóndor, una especie de Mercosur de la muerte, un acuerdo internacional secreto para perseguir y eliminar a militantes políticos, sociales, sindicales y estudiantiles. Más de 40 años después, la Justicia argentina acaba de reconocer por primera vez la existencia de esta asociación ilícita criminal y ha condenado, en un fallo histórico, a algunos de sus miembros a entre 8 y 25 años de prisión.
"Es una sentencia que marca un hito, porque es la primera vez que se juzga la estructura delictiva formada por los Estados para reprimir y matar", explica Luz Palmás Zaldúa, abogada de una de las querellas.
El fallo ha llegado tarde, en cualquier caso, para que lo oyeran desde el banquillo los máximos responsables del Plan Cóndor: el dictador chileno Augusto Pinochet, el argentino Rafael Videla, el boliviano Hugo Banzer, el paraguayo Alfredo Stroessner y el uruguayo Juan María Bordaberry. Todos ellos están muertos. Solo uno de ellos fue condenado en vida, los demás jamás tuvieron que responder por las atrocidades que cometieron.
Videla sí fue condenado por delitos de lesa humanidad, y pasó sus últimos días en arresto domiciliario. La última vez que cruzó la puerta de calle fue para declarar en este juicio, que ha necesitado 16 largos años para llegar a una sentencia. El dictador reafirmó su responsabilidad en todo lo ocurrido durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, que en Argentina dejó decenas de miles de desaparecidos. Falleció tres días después.
bignone
El exagente de la inteligencia Argentina Miguel Ángel Furci asiste a la lectura de la sentencia por el Plan Cóndor.
También llega tarde para algunos familiares de las 150 víctimas incluidas en el juicio que, como Gelman, no pudieron ver cómo se hacía justicia con el dolor y la desaparición de sus seres queridos.
Sí escucharon la sentencia el uruguayo Cordero Piacentini y los 17 acusados argentinos –la mayoría mandos militares de nivel alto y medio–  entre los que estaba el último presidente de la dictadura, Reynaldo Bignone, a quien le cayeron 25 años de prisión. En total, 15 represores (dos fueron absueltos) han sido condenados "por el delito asociación ilícita en el marco del denominado Plan Cóndor", además de, en muchos casos, privación ilegítima de la libertad.
Los condenados oyeron la sentencia en una sala abarrotada, en la que sobraban expectación y lágrimas contenidas, en la que algunas mujeres lucían con orgullo en sus cabezas los pañuelos blancos que son a la vez memoria y obstinación justiciera, en la que los colores de una bandera uruguaya recordaban que la hermandad con Argentina no es solo la del horror que ha quedado probado en el juicio. La mayoría de ellos lo hizo con el rostro impávido, aún cuando el tribunal enumeraba con nombre y apellido a cada una de sus víctimas, que en ciertos casos se contaban por decenas.
Argentina se convierte así en el único país que ha juzgado a los jefes militares que, a través de esta asociación criminal, articularon un terrorismo de Estado sin fronteras en el Cono Sur.

La 'Interpol' anticomunista

El plan llevaba años gestándose, pero el documento se rubricó –con el conocimiento de Estados Unidos– en 1975. Todos los países firmantes estaban gobernados por dictaduras o iban camino de estarlo, como Argentina. Aunque ningún representante de Brasil refrendó ese documento inaugural, ha quedado probada la cooperación de ese régimen en actividades represivas contra opositores políticos de otros países.
Por ejemplo, en el caso de Norberto Habegger, que fue secuestrado en Río de Janeiro posiblemente por agentes de la Policía Federal Argentina, ayudados por las fuerzas armadas y de seguridad brasileñas. Su hijo Camilo ha rodado un documental sobre su propia investigación sobre la muerte de su padre, que se estrenará en unos meses.
Los países del Cóndor buscaban "compartir información sobre los subversivos" y crear, de acuerdo con el acta fundacional, una suerte de "Interpol" anticomunista. Esto lo sabemos porque Paraguay, por error o por sensación de impunidad, registró con detalle su actividad criminal, y guardó una copia del acuerdo que forma parte del llamado Archivo del Terror. Gracias a esos documentos, a las investigaciones realizadas en varios países y a los informes desclasificados por Estados Unidos a pedido de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo, además la organización pro derechos humanos CELS, se conocen detalles del plan.
Por ejemplo, que se articuló en tres fases: la primera para identificar a "los objetivos", la segunda para eliminarlos, y una tercera para realizar este tipo de operativos y asesinatos en países que no formaban parte del Cóndor. No fue hasta entonces que Estados Unidos mostró objeciones diplomáticas al accionar de las dictaduras sudamericanas.
No en vano muchos de los militares de esta región habían recibido formación sobre estrategias 'alternativas' para luchar contra el comunismo y el marxismo en departamentos relacionados con la CIA. Los miembros de Cóndor tenían además un sistema de comunicación encriptado, Condortel, cuyo centro operativo estaba en una base norteamericana en el Canal de Panamá. Además, se sabe que guardaban la información compartida entre los países en ordenadores, una tecnología que estaba por entonces muy lejos de Sudamérica.

Sin escapatoria

El mismo año en que aquella reunión secreta se gestaba en Santiago de Chile, María Emilia Islas y Jorge Zaffaroni dejaban Montevideo, donde la dictadura de Bordaberry acechaba a los militantes de izquierdas, para intentar ponerse a salvo en Buenos Aires. La nueva vida les duró poco. En 1976 ya había un gobierno militar en Argentina y el Cóndor había sellado el destino de muchos como ellos, los que habían escapado. Ya no había fronteras para la persecución. No había donde esconderse.
El 27 de septiembre de 1976 un grupo de tareas uruguayo secuestró al matrimonio y a su pequeña hija Mariana, de 18 meses. Los llevaron a uno de los centros clandestinos de detención más importantes de Buenos Aires: Automotores Orletti. Nunca más se supo de María Emilia ni de Jorge. En 1983 localizaron a Mariana, que había vivido como hija del agente de Inteligencia Miguel Ángel Furci, y de su esposa Adriana González.
Furci era el único civil imputado en la causa por la privación ilegal de la libertad de 67 personas y los tormentos padecidos durante sus cautiverios en Automotores Orletti, el 'centro de operaciones internacional' de la represión argentina. El jurado lo ha condenado por esos delitos a 25 años de prisión.
En total, se han juzgado los casos de 105 víctimas –45 uruguayos, 22 chilenos, 14 argentinos, 13 paraguayos y 11 bolivianos–, además de las 67 víctimas sin relación directa con el Plan Cóndor de Automotores Orletti.
tribunal-argentino-exdictador-Bignone-obreros_741236039_11865733_400x225

Condenaron a exdictador argentino Bignone a 20 años de prisión por Plan Cóndor.
Marcelo Gelman fue asesinado en 1976, poco después de ser detenido. Trece años más tarde se hallaron sus huesos en una tumba sin nombre en un cementerio bonaerense. Su esposa, María Claudia, sigue desaparecida. En 2000, a fuerza de resistir, como mandaban sus versos, el poeta Juan Gelman se reencontró con su nieta Macarena, que había sido robada tras nacer en cautiverio. Ella, querellante en el juicio, esbozó una pequeña sonrisa al oír la sentencia contra el verdugo de sus padres.
Si Gelman hubiera conseguido resistir lo suficiente como para acompañarla, quizá hubiera derramado una lágrima por esa pena de cuatro décadas. Pero seguramente lo habría hecho sabiendo también que los versos –ni siquiera los suyos– no son infalibles, y que desde este día habrá, para el mundo, un poco menos de olvido.
Posted: 28 May 2016 05:12 AM PDT
DSCF2925
Homosexual, rumano, gitano, ateo y vagabundo. Lagarder Danciu, el activista sin techo de 35 años que el pasado martes irrumpió en un acto de campaña del Gobierno, al que asistía el presidente Mariano Rajoy, al grito de "el Partido Popular es la mafia", reúne todas las cualidades para ser considerado por la derecha como su enemigo público número uno. Los agentes de seguridad redujeron e inmovilizaron a Danciu tras forcejear con él, pero su grito de indignación, con el que trataba de llamar la atención de la opinión pública ante la dramática situación que viven 50.000 desahuciados y sin techo en toda España (5.000 solo en Madrid), se escuchó en todo el mundo. "Lo que más me impresionó mientras los escoltas me detenían y me tiraban al suelo, más que las risas de los ministros del Gobierno, fue la cara de torpeza de Rajoy", asegura. Profesor de Sociología y Trabajo Social, a Lagarder Danciu le gusta definirse como un "empleado del pueblo", un periodista que un buen día decidió dejarlo todo, abandonar su vida cómoda y ordenada como profesor y traductor de la policía para retratar de cerca a los que sufren, para vivir junto a ellos y documentar sus tragedias personales. Provisto de un simple teléfono móvil, ese que por las noches tiene que guardarse en los calzoncillos para que no se lo roben, el activista va subiendo a las redes sociales, día tras día, fotos e historias de gente anónima, fantasmas, invisibles a los que nadie ve ni escucha ya, personas que sin su cámara y sin sus textos quedarían en el olvido para siempre. "En la calle está muriendo gente de cáncer terminal, gente a la que este Gobierno ha abandonado. Esto para mí son asesinatos institucionales. Por eso me he propuesto documentarlo todo, para que quede constancia de los nombres y apellidos de estas personas en la memoria histórica". Danciu va de acá para allá, de ciudad en ciudad, con una mochila al hombro que siempre le acaban robando, haciendo su particular ruta por la pobreza de España, que es mucha y variada. Un día en Sevilla, otro en Barcelona, y el pasado fin de semana plantando cara a los ultraderechistas que recorrieron las calles de Madrid. "¿Qué si tengo miedo a que los nazis vengan a por mí? No se puede vivir con miedo, lo que tenga que pasar pasará". El entrevistador mantiene una intensa hora de charla con Lagarder y cuando termina la conversación siente una especie de síndrome de Estocolmo porque ha tenido la ocasión de escuchar a un espíritu libre, racial, indómito, un mesías de los marginados que predica en el desierto ruidoso de las redes sociales. "Si Pablo Iglesias llega a presidente algún día y acaba convirtiéndose en un Rajoy, allí estaré yo para decírselo, por supuesto". Hoy hablamos con Lagarder Danciu, el periodista de los sin techo, el empleado del pueblo, el hombre que le dijo las verdades del barquero, a la cara, a Mariano Rajoy.
Entonces el PP es una mafia…
Lo es por la corrupción institucionalizada. Estamos ya hartos de que la Justicia, todos los estamentos, incluso los organismos internacionales, digan que esta corrupción es asfixiante y con tanta impunidad. Controlan el Consejo General del Poder Judicial, donde el PP tiene la mayoría. Es una corrupción institucionalizada lo que hay y peligra la ya frágil democracia de este país.
Pero la mafia mata y aquí de momento no hay muertos…
Bueno, hay muchos tipos de mafia. Y a muchos que estamos en el activismo serían capaces de matarnos. Aún no hemos llegado a esos extremos pero la mafia tiene muchas connotaciones, la violencia se manifiesta de muchas formas. Un ejemplo es el problema de los sin techo, cada vez hay más personas en la calle. La corrupción nos roba el dinero y lo evaden para no pagar impuestos, de forma que ese dinero no llega a las personas que lo necesitan para sobrevivir. Todo eso también mata.
¿En qué momento decidiste reventar el acto de campaña del PP? ¿Lo planeaste con tiempo?
Bueno, yo soy una persona espontánea, creo mucho en la espontaneidad, en la creatividad y el espectáculo. No me planteé nada de antemano, simplemente voy buscando los actos de los políticos allí donde se celebran para, como decía Diógenes de Sinope, morder a los corruptos. Voy tras ellos y cuando encuentro el momento oportuno lo hago. Te cuento un secreto: a veces la gente me pregunta si cuando estoy delante de políticos de tan alto estamento no me impresionan. Y yo les digo: pues cuando veo a Rajoy me lo imagino en el váter cagando, como uno más, y así me relajo.
BUENA BUENA
Una secuencia de la detención de Lagarder durante el acto de Rajoy.
Es una técnica más… ¿y temías que pudieran hacerte daño los guardaespaldas, la policía?
No, es que cuando vives en la calle, cuando te lo han quitado todo, se ven la cosas muy diferentes. Yo siento algo que no había sentido hasta hace bien poco, y es que he perdido el miedo, ya no tienes miedo a que te maten, ya no te importan las consecuencias, solo te importa que estás como en medio del mar a punto de ahogarte. Entonces lo único que intentas con desesperación es salvar  la vida. Y en ese intento por salvarte ya no tienes miedo a nada porque te posee esa resiliencia, esa inteligencia que te hace verlo todo muy claro, y pierdes el miedo a decir realmente lo que sientes. Creo que eso que yo siento es lo mismo que sienten miles de ciudadanos de este país. Por eso mucha gente se ha sentido identificada con mi acto del martes contra los políticos del PP. He recibido miles de mensajes que me decían: gracias Lagarder por haberle dicho a Rajoy algo que los demás siempre hemos querido decirle. Antes de hacer el acto me preguntaba; ¿y qué le digo yo a Rajoy? Porque sabía que me iban a reducir en un instante, que quizá no iba a tener tiempo para decir nada. Entonces pensé: tienen que ser dos o tres palabras que definan a ese partido. Y pensé: "PP mafia corrupción".
Bueno, no has inventado nada, algún juez que otro también ha dicho que ese partido montó una trama organizada, aunque no parece que eso sirva de mucho…
Efectivamente…
Entonces te tiran al suelo, te reducen, te tratan como a un terrorista peligroso… ¿qué sientes?
Yo sabía a lo que me exponía porque allí, en el Parque del Retiro, había muchísima seguridad, agentes con armas para protegernos de ese terrorismo esquizofrénico, que en realidad es una falsa alarma de terrorismo porque los terroristas son ellos, los que están matando a diario a tanta gente sin hogar, a los sin techo, a los que no tienen trabajo ni comida. Ellos sabían a lo que me exponía yo, y además llevaba una mochila negra en la espalda. Era consciente de que me podían confundir con un terrorista y que me podían disparar, pero si me disparaban probablemente lo hicieran a las piernas, a los tobillos. Eso lo sé porque he trabajado con la policía como traductor y conozco un poco el protocolo policial. Para inmovilizar a una persona lo primero que hacen es dispararle a las piernas. De manera que lo hice pensando que podían dispararme ahí.
Habrás visto el vídeo de tu detención, las caras de Cospedal, de Pablo Casado… Realmente se están riendo de ti al ver cómo te detienen…
Ellos viven en otra dimensión, se creen impunes. Pero fíjate que cuando me estaban reduciendo lo que más me impactó no fueron las sonrisas de los políticos, fue la cara de Rajoy, una cara de idiota, de torpe, de una persona con mucho miedo. Cuando grité "PP mafia" vi debilidad en su rostro, torpeza. Después, cuando caminaba por el parque, me decía a mí mismo: dios mío, qué presidente tenemos. Y luego, para inmovilizarme, no nos olvidemos, estaba el comisario Marhuenda. Fue espectacular. He visto el vídeo y no he podido parar de reírme con lágrimas en los ojos. ¿Por qué? Porque aquello parecía el circo romano, con el emperador en la grada y los animales en el centro. Yo gritando, la seguridad detrás de mí, cayéndome pero manteniéndome en pie, fue espectacular…
 ¿Temes que quieran ir a por ti a partir de ahora? Detenerte, llevarte a juicio, meterte en la cárcel…
Ese es el problema porque yo soy un perfil de activista intachable, que no ha cometido ninguna ilegalidad, ningún delito, que no ha tenido problemas con la Justicia. Solo soy un ciudadano cabreado que perteneció a la clase media de esta ciudad, de este país, y que de repente se vio despojado de sus derechos. Ahora asumo que estoy en la clase social más baja y trato de hacer visible lo que nos está pasando. ¿Que si temo que haya represalias? Claro, el acto de ayer tuvo muchísima repercusión mediática, así que en el próximo acto tendré que disfrazarme…
DSCF2973
Porque habrá un siguiente acto…
Claro, por supuesto, voy a seguir. Hay que hacer mucho ruido para despertar las conciencias…
Hace unos días boicoteaste un acto de Podemos, pero allí sin embargo te aplaudieron…
Yo me considero un simpatizante de la izquierda, eso está claro, porque para mí ser de izquierdas es defender los derechos humanos. Por eso, con quien más exigente soy es con Podemos, porque de ahí se supone que saldrán nuestros futuros gobernantes, y ojalá sea así… Pero por otra parte exijo, y creo que hay que tener una voz crítica hacia este partido, especialmente para que no caigamos en la misma trampa. Fue un acto como otro cualquiera. Cuando ves a la gente de Vallecas y al propio Pablo Iglesias aplaudiendo y diciéndote que tienes la razón como activista, eso te templa un poco (ríe).
Estuviste a punto de ser candidato con Podemos-Sevilla, ¿qué pasó? ¿es que viste la auténtica cara de la política?
No, pero eso es una invención de la prensa de derechas. Quisieron hacer ver a la opinión pública que yo era un candidato de Podemos y es verdad que en su momento, cuando surgió este partido, muchísima gente nos sentimos identificados con él, porque el movimiento era totalmente asambleario y participé de aquello. Pero cuando he visto que no coincide con mi forma de entender un partido político, horizontal no vertical, donde todo el mundo pueda participar, pues me he apartado. Pero la derecha ya se ha quedado con esto y cada vez que voy a reventar un acto siempre dicen: ahí está el que viene de Podemos. Yo creo que el titular de ayer era ¿qué hacía ese activista allí? ¿cómo una persona puede llegar cara a cara con Rajoy con toda la seguridad que lleva el presidente de un país? Ese debería ser el debate, cómo un sin techo consigue romper la seguridad del hombre mejor protegido de España, el presidente de un país. Yo hubiera podido ser un terrorista y disparar contra él, ese tiene que ser el debate, porque aquí han fallado las fuerzas de seguridad. Yo me he buscado el hueco, he entrado, me he metido por un agujero en la seguridad y tampoco me ha resultado difícil. Y ese debería ser el debate en la televisión. ¿Cómo un sin techo llega a estar cara a cara con Rajoy? O en esos servicios de seguridad son todos una panda de enchufados incompetentes o no se entiende. Moncloa tendría que tomar medidas porque es lamentable. Por eso me reía yo mismo, por haber llegado con esa facilidad hasta el presidente del Gobierno.
¿Pero qué te disuadió de continuar con Podemos?
Hombre es que en Andalucía, donde yo estaba en ese momento, hay que conocer la situación. Allí estaba Sergio Pascual, un cofrade, un trepa con mentalidad de derechas, y Teresa Rodríguez, que tiene montado su cortijo anticapitalista, es decir, los que vienen con el debate ya preparado y rompen con la espontaneidad de las asambleas. No soporto eso. Son como muy sectarios. Yo no encasillo a la gente en derechas, izquierdas, yo creo que las asambleas deben ser las escuelas que nunca tuvimos. Cuando yo estaba en Podemos apostaba por una asamblea abierta donde todo el mundo pudiera participar. Pero esta gente venía siempre con el discurso bien madurado para manipular las asambleas y por eso llegaron donde llegaron.
El pensamiento único…
Claro, claro… Pero es que además me aparté porque yo les preparé el programa con respecto a los sin techo y el padrón municipal, y todo eso les importaba un pepino. Las personas sin techo, muchas no están empadronadas, y una persona que no está empadronada no tiene derechos. Entonces te cansas y te vas. Me fui porque no encontraba mi espacio ni la posibilidad de cambiar las cosas en mi barrio, en mi ciudad.
¿Entonces quieres decir que hay una rama de Podemos que no refleja el espíritu del movimiento ciudadano?
Se lo he explicado a mucha gente. Podemos es un partido pero la base es débil porque es una base donde todo está vinculado a un líder que luego pone a su gente. Esta gente obedecerá al líder y así en un futuro, dentro de veinte años, vamos a tener el mismo problema que tenemos ahora con los partidos. Por eso yo creo en otro tipo de política, más horizontal, donde haya líderes que vayan rotando, no una cara, porque ahora se acaba Pablo Iglesias y qué hacemos… ¿Se muere el partido?
DSCF2887
Ya eres un activista experto en "reventar" actos de campaña. ¿Eso es lo único que nos queda a los ciudadanos, reventar mítines, el derecho a la pataleta?
Hombre, en esta situación de impunidad absoluta por parte de los partidos políticos alejados de la realidad de la calle yo, como activista, lo único que me queda es esto: protestar, gritar, hacerme ver. Hemos hecho un montón de cosas, recogidas de firmas para personas sin techo en Sevilla, estuvimos 127 días en una plaza mientras la izquierda no hacía nada, más que emocionarse con los santos que pasaban en Semana Santa, y con la Macarena, eso dicho por el líder de Izquierda Unida en Sevilla, Daniel González Rojas, que se emocionaba mucho cuando pasaba la Virgen de la Macarena. Y yo le preguntaba, pero bueno, señor, por todos los diablos… ¿por qué no se emociona de la misma manera con los sin techo despojados de sus derechos? Hay una esquizofrenia brutal en la izquierda de este país. Yo hago un trabajo exclusivo para ver si podemos construir otro tipo de izquierda, una izquierda cuya bandera sean los derechos humanos. Estoy hasta los cojones de ir a manifestaciones y ver a todo el mundo defendiendo banderas, cada uno con su bandera, pero nadie con los derechos humanos. Aquí estamos obsesionados con la bandera. ¡No señor! Nuestra bandera mental tiene que ser la bandera de los derechos humanos, que nadie esté privado de sus derechos. Pero tenemos una izquierda muy afectada, de salón, esos ratoncitos que siempre han estado leyendo mucho, que vienen de familia acomodada. Necesitamos gente de izquierdas que venga de abajo, que haya sufrido, que haya vivido en los barrios, que entienda esa inteligencia del pueblo. No la tenemos. Pablo Iglesias es otro ratoncito inteligente, hay que reconocérselo, pero de calle poco. De Errejón ya ni hablamos o de Monedero… Y de Bescansa, la miro y veo a uno de derechas, como Cospedal.
El sábado pasado plantaste cara a la manifestación neonazi de Madrid. Alguien como tú, que se define como gay, rumano, gitano, ateo, vagabundo y okupa, es presa fácil para los fascistas. ¿No tienes miedo de que vayan a por ti en medio de la noche?
Yo por la noche lo que intento es buscarme un sitio escondido, pero es que vivir con miedo es un sinvivir. Si tiene que pasar algo pasará, y me parece despreciar el presente vivir pensando que me puede pasar algo, lo cual es absurdo. No pienso, actúo, vivo. Si me pasa algo me pasará y ya está pero tampoco podemos quedarnos callados. Aquí hay que reprocharle a la izquierda qué es lo que hizo cuando Concha Dancausa no prohibió la manifestación neofascista en las calles de Madrid y al día siguiente, en la web oficial de la Delegación del Gobierno, colgaron una foto de la marcha. Eso en un país democrático esa señora dimite inmediatamente e incluso la Justicia la imputaría. Así que el PP es un partido fascista.
¿Pero qué puede hacer un hombre solo contra el fascismo? ¿Puede cambiar el mundo realmente?
No, no puede, lo que yo pretendo es que la gente rompa con el miedo y visibilizar el problema. Yo cuando actúo sigo a unos referentes y también yo puedo convertirme en un referente para muchos españoles que dicen: cojones, si esa persona puede, por qué yo no. Esa es la idea, que la gente tenga referentes, porque no los tenemos y eso es un problema. Cuando el ciudadano tiene esos referentes pueden cambiar muchas cosas, ya no es cosa de una persona sola. ¿Qué referentes tenemos hoy en día? El fútbol, la violencia en el cine, el consumismo. Llevo años sin mirar la tele, todo es consumismo absurdo. Por favor… Y así estamos, cada día ciudadanos más idiotizados. Eso es lo que a mí me preocupa de verdad. La educación empieza desde la escuela, he trabajado como docente y he visto esa escuela perversa que deja de trabajar la igualdad, que deja de enseñar a los chavales. El papel de la escuela es enseñar a los chavales cómo deben de afrontar los conflictos de la vida y el colegio ha dejado de enseñar todas estas cosas. La escuela enseña contenido para memorizar, para sacar una nota y ya está, pero el individuo no interioriza, no trabaja valores, no adquiere conocimientos. Mi activismo va muy vinculado a esto, la herramienta fundamental para lograr el cambio es la educación. Yo, si soy así, es por mis profesores y profesoras que me enseñaron que la igualdad de oportunidades es posible cuando se quiere. En Rumanía fui a una institución de acogida, era huérfano, sin padres, y mi maestra tenía una frase que siempre decía: Nadie se queda atrás. Y así fue. Al que más atención dedicaba mi maestra era a mí, que estaba en desventaja social en esa clase.
¿Cómo terminaste en España?
Pues llegué en busca de la libertad, sobre todo buscando mi identidad sexual y cultural. Soy gay, gitano, y tenía ganas de hacer ese cambio en mi vida. Era consciente de que en Rumanía no podía expresarme, decir públicamente que era gay, así que decidí viajar. Y tampoco me propuse España o Portugal. Como decía Galeano, hay que viajar sin destino porque el caminar es la utopía misma. Siempre hay que caminar en la vida y cuando caminas sin destino te encuentras con esa espontaneidad, con esa experiencia que te hace fuerte y sigues caminando. Llegué a España y afortunadamente pude trabajar mi identidad cultural, sexual, y hoy en día soy un activista por esos derechos, por minorías étnicas como son los gitanos. He denunciado a una oenegé gitana en manos del Opus Dei, de la Iglesia, que ha robado miles de millones de euros. Y por eso está mi pueblo maltratado en la situación en que está. Recientemente, un juzgado de Sevilla investigó a Unión Romaní, del exlíder socialista Juan de Dios Ramírez Heredia, por fraude de subvenciones y falsedad documental, y he luchado cinco años en este caso…
Eres graduado en Trabajo Social, licenciado en Sociología, profesor, pero decidiste dejar tu vida cómoda y tu empleo, vivir en la calle. Fue una opción personal ¿por qué?
Sí, fue una opción, pero en parte fui coherente conmigo mismo. Mucha gente dice: pertenezco a la clase media pero soy pobre. Yo fui coherente conmigo mismo, me pregunté: ¿pero para qué fingir que pertenezco a esa sociedad que me ha despojado de mis derechos? Mi lugar está en este lado de la barricada y ahí es donde lucho, aportando mi inteligencia. Yo creo que cada uno de nosotros somos recursos humanos, pero no en el sentido económico, sino que podemos poner esa inteligencia al servicio de esa barricada a la que pertenezco. Me costó mucho trabajo reconocer que yo era un sin techo, un pobre, y eso es cuestión de coherencia de cada uno. Uno va con tarjeta de crédito y se compra ropa de marca y ya se cree que es de clase media. Sin embargo es un pobre, un esclavo que le paga el traje a esta gente.
activista-ciudades-sumergirse-marginales-desahuciados_EDIIMA20160428_0971_5
Esa es una ficción que tenemos muchos en este país…
Es una cuestión de coherencia, de decir: yo soy así. Cuando uno reconoce lo que es empieza a trabajar en ese espacio donde se identifica. Eso también te da mucha fuerza porque realmente empiezas a luchar por lo que realmente eres. ¿Me entiendes?
Y luchando por los derechos de las personas sin hogar, en la calle, habrás visto muchas injusticias en todo este tiempo…
En los últimos cinco años he estado con lo de la oenegé gitana, y en los últimos dos años con las personas sin hogar. En España hay cincuenta mil personas sin techo, cinco mil solo en Madrid, y en ese tiempo de viajar de ciudad en ciudad he constatado la externalización, la privatización de los servicios sociales, que es brutal allí donde han gobernado PP y PSOE. Lo han externalizado con contratos millonarios y estos partidos se lo han dado a las empresas privadas. Como bien entenderás una empresa lo que busca es beneficio y cuando logra ese beneficio y exprime tanto la pasta, la calidad de los servicios es muy mala, no busca la integración, la salida de esa persona de la calle. Eso me parece algo criminal y hay que evidenciarlo. Hay que exigir que los servicios sociales sean de nuevo de gestión pública, que sean de responsabilidad exclusiva de los ayuntamientos, no de las empresas.
O sea que se sigue haciendo negocio con la pobreza…
Totalmente. Si quieres te doy nombres de oenegés: Cruz Roja, Cáritas, Asispa, Grupo 5, Fundación Secretariado Gitano, Accent, un montón de organizaciones que viven de esto. ¿Tú sabes los directivos de estas oenegés qué sueldos tienen? Porque yo hablo con los trabajadores, a los que les dan 700 u 800 euros, explotados que dicen que sus jefes, los directivos, están cobrando cinco y seis mil euros al mes. El concepto de la oenegé se ha perdido en lo que se refiere a la idea de sin ánimo de lucro, es decir, son organizaciones que no ganan dinero con su labor, que trabajan al servicio de la sociedad. Las oenegés que tenemos hoy en día se han convertido en empresas, empresas de marketing…
¿Qué piensas de Manuela Carmena, está haciendo lo posible para acabar con las bolsas de pobreza en Madrid?
Hay cosas que le reprocho y cosas que la entiendo. Manuela cuando entra en el ayuntamiento se encuentra con unos contratos blindados, porque el PP ha blindado los contratos. Ahora Manuela Carmena está en el ayuntamiento en minoría, le han hecho una encerrona, y lo que yo no entiendo es por qué no ha roto con esta red clientelar de empresas que se están lucrando con la pobreza. Por qué no ha echado al director del Grupo 5, el director del Samur Social, la puerta de entrada de los sin techo a los recursos sociales de la ciudad, un hombre que estuvo veinte años con el PP. Manuela Carmena ya lleva un año de alcaldesa. Para los sin techo es fundamental que desaparezca este director, que el Samur dé un cambio, que lo lleva la empresa Grupo 5. Ya lo he dicho en algunos medios, yo le preguntaría a Carmena por qué sigue el director del Samur Social ocupando ese cargo cuando estuvo tanto tiempo con el Partido Popular. Es el responsable de la criminalización de la pobreza. Por qué hay gente con cáncer terminal en la calle, por qué hay listas de espera interminables, albergues carcelarios que solo dan techo al treinta por ciento de los sin techo, unas mil personas, cuando aún quedan cuatro mil personas en la calle. Solicitas una plaza y te ponen en la lista de espera, a este señor le importa un pepino que tengas cáncer, que estés enfermo en la calle, te ponen en la lista y te llaman dentro de tres o cuatro meses. Mucha gente ha muerto en la calle esperando entrar en esa lista para conseguir un techo solo durante unos días. Es alucinante, esto no tiene ningún sentido…
Y muchos desahuciados que se han suicidado en España, ¿estamos informando como debemos los medios de comunicación o eso ya no es noticia?
Hay suicidios por temas como los desahucios que los están tapando, pero imagínate el problema de los sin techo… Cuando empecé con mi ruta de la pobreza por España, desde Sevilla, Salamanca, Cádiz, Extremadura y ahora en Madrid, he detectado que muchas personas han muerto en la calle pero en los medios de comunicación hay un silencio total. Para mí estas personas que mueren en la calle son asesinatos institucionales porque mueren por desatención o por falta del deber de socorro de las administraciones públicas. Estamos recopilando información para hacer una especie de memoria histórica de las personas sin techo que están muriendo en la calle por culpa de las instituciones durante esta crisis. Ya te podría dar nombres y apellidos de cuarenta o cincuenta personas sin casa que conocía y que han fallecido mientras hacía la ruta de la pobreza. Me parece un crimen. Cada vez que detectamos una persona sin techo que ha muerto en la calle por frío o por desatención, recopilamos sus datos personales, su nombre, de dónde venía, cuántos años tenía, cuál era su historia, y enviamos un comunicado de prensa para que se conozca el caso. Si buscas en Google sobre los sin techo encontrarás bastante información porque llevo casi dos años trabajando en el tema. Cuando estaba de profesor, en mi portal había gente sin hogar durmiendo y me preguntaba: ¿cómo puede ser esto? Luego empecé a buscar en Google y lo único que me salía sobre los sin techo eran las notas de prensa y las campañas del ayuntamiento cuando llegaba el invierno. O sea, nada. Ahora, después de dos años, hay bastante información porque me he encargado de trasladar a los medios de comunicación lo que está pasando en la calle.
DSCF2951
Cuéntame cómo es tu día a día en la calle con los sin techo… ¿Dónde te alojas, de qué vives?
Por la mañana me levanto temprano, o mejor, te levanta la policía porque te quiere hacer invisible constantemente, no quiere que los ciudadanos cuando se despiertan vean esta basura, esos bultos humanos tirados en las calles. La policía nos levanta a las ocho, ellos son el despertador de muchos sin techo. Después me lavo en los baños de los bares y luego a pedir. Hablas con las personas y muchos se ofrecen para ayudarte o para invitarte a desayunar. En Madrid me cuesta más porque la gente no me conoce tanto, pero en Sevilla no tenía problema para desayunar o comer porque me conocía todo el mundo y me invitaban, se ofrecían para lavarme la ropa en su casa, incluso. Todo esto me mantiene vivo en la lucha porque descubro en la calle la inteligencia del pueblo. Te paran, te preguntan, ¿qué necesitas? ¿te puedo lavar la ropa? ¿necesitas comer algo? ven a mi casa a ducharte… y todo eso es espectacular. Por eso me considero un empleado del pueblo. Ayer los de Intereconomía me preguntaban por qué no buscaba un trabajo y yo les respondía: pero vamos a ver, señor periodista, yo tengo trabajo, el problema suyo es que no puede comprender que se puede trabajar sin recibir un sueldo. Y les decía, soy un empleado del pueblo y estoy muy contento con este empleo, aunque no esté remunerado. Al final tuve que dejarlo porque era tan corto el señor periodista que no lo entendía.
¿Cómo te mueves por las redes sociales, llevas portátil, móvil?
Lo único que tengo es el móvil Iphone que tanto critican y que me lo compré cuando era maestro, pero es que en la calle te lo roban todo, te roban los zapatos, la mochila, he cambiado muchas veces de mochila porque te la roban. Luego lo cuento en las redes sociales, que me han quitado los zapatos, y rápidamente aparece un ciudadano para darme unos. Esa es la inseguridad de la calle, te lo roban todo. El móvil me lo tengo que guardar en los calzoncillos cuando duermo y me agarro a él porque es lo único que tengo.
¿Qué es lo más duro que has visto en la calle?
Me preocupa muchísimo la gente enferma que espera la muerte a la intemperie. Me siento muy responsable de ellos, escucho sus testimonios, les pregunto qué tal: y ellos me contestan, pues aquí, esperando a ver si me muero. Y eso es muy duro porque la vida en sí misma es un regalo y venimos aquí para vivir dignamente, no para que nos hagan la vida imposible. Y por eso hice el acto contra Rajoy, para que se acuerde de estas personas. Rajoy, esa noche, habrá dormido pensando en los sin techo, o al menos eso quiero creer. Se ha puesto en debate el tema y ese es mi objetivo, romper actos de este tipo porque es la única forma de que se pueda hablar de ello. Cuando escribo un comunicado a un medio de comunicación diciendo que hay cinco mil sin techo en Madrid no contesta nadie. Sin embargo, cuando hice lo de Rajoy todos los medios  me llamaron y hablaron de que un activista sin techo ha gritado que hay cinco mil personas que no tienen un hogar.
¿Qué le dirías al rey de España si te lo encontraras por la calle?
Que se presentase a unas elecciones democráticas a ver si el pueblo lo elige…
¿En algún momento has pensado en arrojar la toalla, en abandonar la lucha callejera?
Eso a diario, pero descubro en la calle la inteligencia del pueblo, que es quien me mantiene vivo, te dan ánimos, te ayudan, te dicen que se sienten identificados contigo.  Por eso, cuando la policía me pregunta si tengo trabajo, yo les digo que soy un empleado del pueblo. ¿Empleado del pueblo? ¿y eso qué es?, me preguntan extrañados. Y yo les respondo: usted es policía y trabaja para el Gobierno, pues yo trabajo para el pueblo, que también necesita trabajadores.
¿Te gustaría trabajar en algún medio de comunicación, no sé, en la Sexta por ejemplo?
Uf, qué pregunta, no sé, depende… Puedo decirte que una editorial muy importante de Barcelona me ha llamado porque quieren escribir un libro sobre mí. Me han puesto delante un contrato para que lo firme y yo les he dicho que ese libro, si lo escribimos, quiero que sea un libro con copyleft, que todo el pueblo tenga acceso al libro de forma gratuita. Se lo están pensando, y claro, la editorial lo que va buscando es el negocio.  Espero poder escribirlo este verano. El tema de la Sexta, claro que sí, aceptaría…
DSCF2990
¿Con Jordi Évole?
Hombre, si me dices con Évole sin pensármelo, me iría con él.
¿Qué le dirías a un joven que quiera seguir tus pasos, dejarlo todo y hacerse activista como tú?
Que camine sin destino, que viaje y que sea contundente. Que luche sin miedo. Como decía Miguel Hernández, la juventud es la que empuja, es la que tiene la posibilidad de cambio, la que hace que vibre el instante. Yo apuesto mucho por la juventud, me preocupan los jóvenes porque muchos están anestesiados, adormecidos. Eso le diría a los activistas que empiezan: que sean contundentes y muy críticos con los partidos políticos y sobre todo que defiendan los derechos humanos, que estamos en una situación de emergencia social y no podemos tirar la toalla…
¿Vas a votar el 26J?
No puedo votar, pero tengo amigos que me dicen: voy yo por ti. No sé…
¿Pero alguien que lucha por los derechos del pueblo, cómo puede ser que aún no tenga ni siquiera el derecho al voto?
Pues ese es el problema de los sin techo, de los gitanos, de los que están debajo de los puentes… Como no estamos empadronados, a pesar de que hay una sentencia que obliga a los ayuntamientos a empadronar a las personas sin techo, pues no podemos. Alguien que se pone a pedir a la puerta de una iglesia, el ayuntamiento está obligado a empadronarlo in situ, en ese lugar, y a llevarle el correo, la correspondencia, allí. Esa es mi lucha, porque como traductor de los juzgados he visto que cuando hay una detención de alguien por no tener domicilio a efectos de notificación ¡es detenido hasta la celebración del juicio! Y a lo mejor es por nada, por robar una cartera o para comer, pero por no tener el domicilio se criminaliza al pobre intencionadamente. Pues eso, que no puedo votar y no votaré…
¿Pablo Iglesias es la solución?
No sé, mira lo que pasó en Grecia, Syriza ganó por mayoría, luego el referéndum con mayoría aplastante contra los recortes y se ha visto el poder de la troika. ¿Qué quiere decir eso? Que si Pablo Iglesias va a ganar lo van a coger por los huevos, no va a poder hacer nada, por mucho que él diga que sí, porque estamos estrangulados dentro de esta Unión Europea. Ahora mantiene un discurso de campaña pero me gustaría verlo cómo va a hacer frente a la troika. Podemos ha llegado adonde ha llegado, pero carece de músculo social. Para triunfar con sus decisiones en el Parlamento tiene que trabajarse el respaldo de la gente de la calle, y ese respaldo está aún muy débil.
¿Y si Iglesias algún día se convierte en un Rajoy más?
Pues ahí estará Lagarder, sin duda, para gritarle ¡mafia! Por supuesto, esa es la idea, que haya movimientos sociales y activistas independientes, porque eso fuerza a los políticos a cambiar las leyes y a escuchar al pueblo.
Posted: 28 May 2016 04:48 AM PDT

carro-combate-leopard-deuda-en-armamentoUn carro de combate 'Leopard' en un anterior desfile del Día de las Fuerzas Armadas. / defensa.gob.es
LUIS DÍEZ | Cuartopoder | 28/5/2016
Los españoles debemos más de 21.000 millones de euros en armamento militar, en parte inservible para la defensa territorial. La cantidad exacta de los llamados Planes Especiales de Armamento (PEA) sigue sin ser precisada por el Gobierno saliente en funciones ni consignada en los Presupuestos Generales del Estado. La mayor parte de ella procede de los programas comprometidos en los primeros años del siglo XXI con José María Aznar López de jefe del Gobierno y Eduardo Serra Rexat de ministro de Defensa. Aunque se trata de una deuda que afecta a todos los ciudadanos y deberá ser pagada año tras año hasta 2025, con su correspondiente carga financiera, el actual ministro, Pedro Morenés y su equipo prefieren no hablar ni que se hable del oneroso lastre y, menos, el Día de las Fuerzas Armadas, que se celebra este 28 de mayo, coincidiendo con la final de la copa de Europa de fútbol en Milán. 
El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, asegura que el mayor peso de los PEA corre a cuenta del Ministerio de Industria (15.000 millones de euros) y cifra "en unos 6.000 millones" la carga para su departamento. Frente a las voces de la oposición política que vienen exigiendo transparencia y reclamando una auditoría independiente sobre la enorme deuda embalsada, Argüelles, con gran experiencia y conocimiento de la materia, pues no en vano ha trabajado con Serra y con el actual ministro desde el comienzo de los grandes programas, se escuda en que la industria del armamento da empleo en España a 20.000 trabajadores fijos y cualificados y en que "no cabe dudar de la honradez" de los funcionarios del Ministerio de Defensa que trabajan en el grupo de evaluación de costes o de los que examinan los datos en el Tribunal de Cuentas y velan por el uso de los fondos públicos.
cartel-dia-fuerzas-armadasCartel del Día de las Fuerzas Armadas. / defensa.gob.es
Los pagos por los grandes programas de armamento (cazabombarderos Eurofighter, carros de combate Leopard –un arma de ocupación–, fragatas F-100 y F-110, submarinos S-80, helicópteros Tigre y otros productos de guerra) serán responsables en 2016 de un déficit de 1.600 millones de euros, si bien, en términos presupuestarios, Defensa sólo pagará 1.000 millones a la industria militar, de los que el Tesoro recupera unos 200 millones vía impuestos a las empresas. El número dos de Morenés asegura que la gestión es transparente, "no hay nada oculto debajo de ninguna alfombra y cuando venga el gobierno que venga lo podrá acreditar".
Eso no quita para que el Ejecutivo mantenga en la oscuridad el resultado de la renegociación con la industria militar que inició en 2013. Desde el PSOE, el que fuera diputado en la Comisión de Defensa Víctor Morlán se pregunta por qué razón no se ha plasmado en el presupuesto de 2016 el cuadro de renegociación del pago de la deuda de los PEA. Sólo el Gobierno lo sabe. Lo cierto es que el último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapateroenvió al Parlamento al secretario de Defensa, Constantino Méndez, a explicar la deuda de los programas de armamento y que desde entonces no ha fluido la información al Parlamento.
Tampoco la concreción ha brillado en los Presupuestos anuales. Izquierda Unida (IU) ha abanderado las denuncias al respecto, cifrando en 8.700 millones de euros el total de créditos sustraídos al debate presupuestario y básicamente destinados al pago de operaciones en el exterior y a los programas de armamento. En 2012, la cantidad extrapresupuestaria supuso un 30% más que la cantidad asignada por el Congreso, en 2013 fue del 24,5%, en 2014 del 25,2% y en 2015, del 27,4%. Este año, Defensa cuenta con 5.962 millones de euros, un 3,5% más que el año anterior. Pero las cifras vuelven a ser tan engañosas como en los ejercicios anteriores. En todo caso, el gasto en Defensa tiende a situarse en el 1% del PIB.
El escamoteo de los datos reales la gestión en Defensa contrasta con el deseo oficial de mostrar a los ciudadanos cómo se emplea la parte de sus impuestos destinada a prevenir las amenazas y garantizar la seguridad. Por este motivo y para fomentar el conocimiento del ejército y de sus misiones se instituyó hace 29 años el Día de las Fuerzas Armadas, con exposiciones, conciertos de música militar, jornadas de puertas abiertas y otros actos.
El actual ejército profesional se ha ido reduciendo en los cuatro últimos años de gobierno del PP y cuenta en la actualidad con 77.248 soldados y marineros y 44.600 cuadros de mando, de los que 16.573 son oficiales y 28.027 suboficiales. Aunque el porcentaje de mujeres se ha mantenido por encima del 12%, la cifra de 15.500 es inferior a las 17.800 de 2009. Entre la clase de tropa y marinería representan el 17%. En cambio, entre los oficiales son el 7,1% y entre los suboficiales el 3,8% del total.
Posted: 28 May 2016 03:48 AM PDT
La Conferencia Episcopal recibirá este año el doble de la cantidad asignada en los tres últimos años para servicios religiosos en prisiones.
La atención religiosa para presos de religión islámica recibirá 9.000 euros al año, mucho menos que la católica, pese a que el Gobierno dice no conocer cuántos reclusos hay de cada confesión.
La Iglesia asegura que la subvención "está muy lejos de cubrir todas las necesidades" y el Ministerio de Interior explica que el aumento responde al "fin de los recortes".
Raúl Sánchez | El Diario | 27/05/2016
El Ministerio de Interior ha duplicado en 2016 la subvención a la Conferencia Episcopal Española –el órgano de gobierno de la Iglesia– destinada a la atención al culto en los centros penitenciarios españoles, según datos de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) recopilados por eldiario.es. En total, la Iglesia recibirá 598.000 euros este año, casi el doble que en los tres años anteriores, cuando percibió 309.500 euros anuales.
Según fuentes consultadas de Interior, este cambio responde al "final de los recortes"en los recursos públicos durante los años de crisis. De esta manera, la cartera dirigida por Jorge Fernández Díaz recuperará los honorarios a la Iglesia previos a la crisis, aunque otras partidas no se haya recuperado aún, como la prevención de la violencia machista, por ejemplo.
Por otra parte, esta cifra sigue sin alcanzar las ayudas a la Iglesia para la atención al culto durante los años de Gobierno socialista. Entre 2008 y 2010, la subvención anual a la Conferencia Episcopal alcanzó los 777.940 euros. Casi 200.000 euros más que en los años más generosos del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Subvención a la Conferencia Episcopal para la atención al culto en las cárceles

Fuente: PGE | gráfico: Raúl Sánchez
También la era de los recortes ha terminado para la atención religiosa en las cárceles de otras religiones. Este año 2016 también se duplica la subvención destinada a la Comisión Islámica de España para el "pago de gastos ocasionados por la asistencia religiosa a reclusos de religiones minoritarias". En total, recibirá 9.000 euros frente a los 3.930 euros que recibió en los tres años anteriores, de 2013 a 2015.
Aunque en los Presupuestos se define al Islam como una religión minoritaria dentro de las cárceles, Interior no recoge ningún registro de la demanda de cualquier tipo de servicio religioso entre la población reclusa. La Conferencia Episcopal se lleva el 99% de las ayudas de Interior destinadas al culto en las cárceles españolas.
En el caso de la religión musulmana, la subvención está dirigida a reclusos "islamistas", según se especifica en el nombre de la partida descrita en los Presupuestos Generales del Estado. Esta definición, recogida públicamente en los PGE desde la llegada de Mariano Rajoy, supondría que Interior solo reconoce en sus cárceles a musulmanes que profesan el integrismo islámico. "Un error", según aclaran fuentes del Ministerio.
El Ministerio de Interior se refiere a presos de religión islámica como "islamistas" en los Presupuestos Generales del Estado de 2015El Ministerio de Interior se refiere a presos de religión islámica como "islamistas" en los Presupuestos Generales del Estado de 2015

Más capellanes en las prisiones

Pese al aumento de la inversión, la Conferencia Episcopal Española ha asegurado a eldiario.es que esta subvención sigue estando "muy lejos de cubrir todas las necesidades" que tiene la Pastoral Penitenciaria. La subvención nominativa se destina a los más de 137 capellanes responsables que la Iglesia tiene destinados por los centros penitenciarios de todo el país.
Según explican los obispos, la subvención de Interior la reciben las diócesis y estas se lo entregan a los capellanes responsables. Sin embargo, son estos últimos quienes "deciden cómo emplear este dinero, dependiendo de las necesidades que tengan en cada caso".
Entre 2008 y 2015 también se ha duplicado el número de capellanes responsables que participaron en actividades relacionadas con el culto en las cárceles españolas, según una petición de información de eldiario.es a través del Portal de Transparencia. Frente a los 72 capellanes responsables que destinó la Conferencia Episcopal en 2008, en el último año subió hasta los 138 responsables.

Número de capellanes responsables destinados por la CEE a los centros penitenciarios

Fuente: Instituciones Penitenciarias | gráfico: Raúl Sánchez
En España existen 68 centros penitenciarios repartidos por todo el territorio, tal y como reflejan los datos publicados por Interior. Esto supone que en 2015 la Iglesia llegó a destinar, de media, a 2 capellanes para dar misa y asistir religiosamente a los presos por cada centro penitenciario.
La población reclusa no ha dejado de caer en los últimos veinte años, según datos de Instituciones Penitenciarias. Los últimos datos disponibles, referentes a marzo de 2016, reflejan que en España hay 61.573 reclusos.
Posted: 28 May 2016 03:34 AM PDT
La ideología dominante nos ha decidido las prioridades y ha hecho un plan para estamparnos en la cara a Venezuela, como una almohada asfixiante que nos impide ver otros problemas.
Tras una recolección de argumentos de tertulia y titular, llega el papel principal del ciudadano: desparramar ideas ajenas provocadas por otros y pasar a la siguiente fase, donde seremos unificados bajo el epígrafe "la gente piensa que".
Raquel Pérez Ejerique | El Diario | 27/05/2016
La ideología dominante se genera en un mismo sitio y luego se almacena en pantanos de todo el mundo. Cuando es necesario o les apetece, los dueños del sistema zarandean a los políticos, que se desperezan y abren a chorro el grifo para inundar de agua ideológica nuestras bañeras y televisores. A veces, las 20 familias titulares del planeta dejan su juguete a los políticos para que manejen por un rato las llaves del mainstream.
Es por eso que ahora crees que Venezuela es importante. El sistema nos ha decidido, ha hecho un plan y nos ha estampado el país en la cara, como una almohada asfixiante. Como no cabe todo y el tiempo es limitado, nos han hecho borrar la intriga sobre qué pasó con Putin en Ucrania, el golpe en Egipto o el genocidio en República Centroafricana. Ahora lo que toca es Maduro a cucharadas.
Venezuela, de la que no podrías dar una cifra aproximada de paro, un número de habitantes ni el nombre de su principal partido, es el bypass para mover el corazón apagado de la política española. El establishment enchufa los electrodos y mueve el músculo para activar la casquería y la semiótica: Venezuela es un desastre, Podemos es Venezuela, ergo ya se sabe.
Para que nos solacemos, una vez la culebra venezolana ha entrado en la arquitectura mediática nos dejan retozar sueltos, para que hablemos y discutamos. Tras una recolección concienzuda de argumentos de tertulia y titular, llega nuestro papel estrella: desparramar ideas ajenas provocadas por otros. Una vez cumplida nuestra misión y obligación ciudadana hay que pasar a la siguiente fase. Ser deglutidos y unificados bajo el epígrafe "la gente".
Formando parte ya de "la gente quiere, la gente pide" se nos usará como coartada y escudo, porque pediremos por nosotros lo que les conviene a ellos. Por ejemplo, la gente quiere un iPhone. Se les dará, para que lo recen con la devoción con la que un pulgar pasa cuentas de rosario. La gente está al borde de la revolución, les daremos la palabra "resiliencia" para que se la apropien y la roan hasta dejarla en los huesos. La gente siente que le toman el pelo. Les daremos "transparencia" y "Big Data", y a cambio el sistema los predecirá y les pondrá en bandeja lo que quieren antes de que lo pidan. Si en un fallo del sistema la gente tiene la tentación de aburrirse felizmente en casa, les haremos creer que es de fracasados, porque el que gusta de aburrirse no gasta y no contribuye al sistema. Si a la gente le preocupa la justicia y el penoso estado del mundo, les coparemos sus anhelos justicieros dándoles luz sobre Venezuela y apagando el resto del mundo.
Como dice Byung-Chul Han en su libro Psicopolítica, quien es libre de manipulación es "el idiota, que es  por esencia el desligado, el desconectado, el desinformado". Encarna la resistencia a un sistema basado en la conformidad y el sobreexplotado sentido común, que no es más que lo que supuestamente siente la mayoría. "Habita un afuera impensable que escapa a la comunicación y a la conexión (…). El idiota como hereje es una figura de la resistencia contra la violencia del consenso". Ya que no es posible pedir que no nos manipulen, ofrezcamos más oposición. Rebelémonos o convirtámonos al idiotismo.
You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada