miércoles, 15 de junio de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público





Iniciativa Debate Público


El Ayuntamiento de Ahora Madrid logra una gran reducción de la deuda mientras Cifuentes (PP) hace justo lo contrario

Posted: 15 Jun 2016 10:40 AM PDT

El Ayuntamiento de Madrid ha reducido su deuda a 4.729 millones de euros en el primer trimestre de 2016. Y lo que resulta más sorprendente, aumentando al mismo tiempo todo tipo de servicios y prestaciones. Los datos, publicados este miércoles por el Banco de España, reflejan que la deuda de la capital ha caído un 19,7% respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el montante total estaba en 5.892 millones de euros.

Y estos son los que gestionan mal (es el discurso oficial del establishment).

Pese a todo, al nuevo consistorio le queda mucho trabajo por hacer, porque por importante que sea la reducción de la deuda, esta no impide que Madrid sea la ciudad más endeudada de España. La deuda de la capital representa el 51% del total de la deuda de los municipios de más de 300.000 habitantes. Tras Madrid se sitúan Zaragoza (1.093 millones), Barcelona (727) y Valencia (706).

Por su parte, los que gestionan bien, como en el caso del gobierno regional de Cristina Cifuentes con el apoyo de Ciudadanos, su deuda aumenta 1.967 millones de euros respecto al primer trimestre de 2015 y se sitúa en 28.380 millones de euros, la cifra más alta desde el año 2000.

¿Servirán los hechos para que los votantes menos avispados espabilen y dejen de tragarse los cuentos chinos de los partidos del régimen y los voceros del mafioso poder económico?

"Todos los fascismos, y el Estado Islámico es uno, persiguen a las minorías sexuales"

Posted: 15 Jun 2016 04:41 AM PDT

Isabelle Hanne y Estelle Pattée, Liberation.fr | Rebelión | 15/06/2016

Traducción de Francisco Fernández Caparrós

Ludovic-Mohamed Zahed, fundador de la asociación Homosexuales Musulmanes de Francia (HM2F) e investigador de Antropología, recuerda que en ningún momento en el Corán se menciona la homosexualidad. Para él, la homofobia es una cuestión política, no de tradición. Zahed milita para reconciliar el islam y la homosexualidad. Es el impulsor, en Francia, de la primera sala de oración abierta a creyentes LGBT en 2012. Abiertamente homosexual y a favor del matrimonio gay, Zahed acaba de defender su tesis en antropología en torno al hecho religioso en el EHESS.

¿El islam es una religión homófona?

Muchos hadices [los hechos y dichos del Profeta, sean o no apócrifos] dan cuenta de cómo el Profeta protegía a los mukhannathun, hombres afeminados ante los que las mujeres no se velaban porque no sentían deseo hacia ellas. Acogía a estas personas, las defendía contra lo que nosotros llamamos homofobia. Algunos de sus compañeros querían matarlos por mantener relaciones sexuales con hombres, por vestir como las mujeres, por ponerse henna en las manos, el equivalente al maquillaje de la época. Desde el punto de vista histórico, no sé si es cierto; es necesario observar estas costumbres con prudencia. Sin embargo, dentro del islam ya encontramos a quien defiende los derechos de las minorías.

¿Qué dice verdaderamente el Corán sobre la homosexualidad?

En ninguna parte del Corán menciona la homosexualidad. Algunas suras hacen referencia a relaciones sexuales entre hombres. Son siempre aquellas que se refieren a Sodoma y Gomorra, en un contexto de guerra entre los israelitas y los sodomitas de la época. Estos últimos no son los homosexuales. Son descritos como piratas, ladrones, como violadores de hombres y mujeres. Hay una sura que dice: "Ningún otro pueblo antes había participado en semejante abominación". Esta sura es muy clara: por "abominación" el Corán señala y condena las violaciones rituales que practicaban Sodoma y Gomorra; no la homosexualidad, que siempre ha existido.

Lo lícito y lo ilícito en el islam, escrito en 1960 por el teólogo de los Hermanos Musulmanes, Youssef al-Qaradawi, indica cómo matar a los homosexuales. Si el Corán no condena la homosexualidad, los teólogos se han encargado de hacerlo…

Todo puede ser utilizado para justificar lo injustificable. No es una razón para creer a esos imbéciles. Por otro lado, el autor que usted cita es objeto de un mandato de arresto internacional de la Interpol. En el nombre del islam, los combatientes del Estado Islámico torturan y ejecutan a los homosexuales en los territorios que ocupan. Matan porque son fascistas que tienen una perspectiva tribal. Todos los fascismos -y el Estado Islámico es uno de ellos- atacan a las minorías sexuales, religiosas o étnicas. No es políticamente correcto decir que el islam no es homófobo.

El factor determinante en toda esta fascinación por las identidades, que señala con el dedo a las minorías, es la crisis. Las personas quieren encerrarse en un grupo y fantasear, idealizar la identidad nacional. Muy pocas civilizaciones no han pasado por la fascinación de las identidades o el patriarcado y la violencia hacia las mujeres y las minorías. En el mundo arabo-musulmán, este hecho es de proporciones enormes porque la crisis es enorme.

En Túnez, entre 60 y 70 personas son condenadas cada año de seis meses a tres años de prisión por ser homosexuales.

Se trata de leyes que fueron elaboradas durante la época de la colonización. No digo que Europa tenga la culpa, pero cuando los europeos colonizaron el mundo arabo-musulmán o la India importaron sus sistemas jurídicos donde el orden pasaba por la represión de las minorías. Hoy, Europa ha cambiado. En Túnez, la asociación Shams lucha por la descriminalización de la homosexualidad. Es la primera asociación oficialmente reconocida como LGTB del mundo arabo-musulmán. Es portadora de esperanza.

¿No hay una tradición homófoba en las sociedades contemporáneas arabo-musulmanas?

Hay una homofobia de Estado, no una homofobia tradicional. Si hablamos de tradición, es decir, de dónde venimos, hay que señalar la tradición homoerótica que existía en los países arabo-musulmanes. ¿Por qué esta homofobia se impone hoy? A causa de la política. La homofobia es una política de Estado. Tengo la impresión de que se combate contra molinos de viento cuando vemos la masacre de Orlando como algo realizado en el nombre del islam… Mientras que el asesino no era creyente, ni practicante, exactamente como en los atentados de Bruselas y París.

Pero usted no puede negar que es extremadamente difícil ser homosexual en ciertas sociedades arabo-musulmanas…

Evidentemente. Lo que trato de hacer es deconstruir los prejuicios, ver lo que hay detrás de esa fachada arabo-islamista. No existen trazos de torturas o de ejecuciones de homosexuales en la tradición del Profeta o de los califas. Sabemos que durante siglos los califas otomanos, al igual que los abasíes y los omeyas, practicaban el homoerotismo. Uno de los últimos sultanes otomanos fue bisexual. Los grandes poetas europeos del siglo XIX viajaban hasta Marruecos o Túnez para vivir su homosexualidad, porque allí era posible. Aquí no. Hasta 1750 se quemaron homosexuales en la plaza del Ayuntamiento de París. Hay una verdadera inversión de valores en el momento en que el equilibrio de poderes cambió.

¿Cuál es la responsabilidad de los representantes musulmanes?

En el islam no hay clero. Es descentralizado, mucho menos clerical a lo largo de los siglos que en el caso del cristianismo. Sin embargo, actualmente ha adquirido importancia. En un momento dado, cuando le dicen a sus fieles que la homosexualidad es una abominación, que según la tradición es necesario matar a los homosexuales, pero que, al mismo tiempo, no es necesario aplicar esa tradición, debe quedar clara una cosa: otros la quieren aplicar por usted. El único punto positivo de horrores como el de Orlando es que va a obligar a elegir claramente entre el islam del Daech o el islam de las luces.

Suiza: último viaje para dejar de sufrir

Posted: 15 Jun 2016 04:25 AM PDT

Más de mil europeos acuden al país helvético cada año en busca de una muerte sin perjuicios legales. Al complejo proceso burocrático se suman los más de 5.000 euros que cuesta el proceso, sin contar desplazamientos y otros gastos.

Suiza: último viaje para dejar de sufrirDos mujeres descansan en un banco. FERNANDO SÁNCHEZ

 | La Marea | 15 junio 2016

Conceptos que se mezclan, indefiniciones legales, prohibiciones, rígidas fronteras vestidas de ética y un largo etcétera en el que miles de personas siguen sintiendo un profundo dolor que hace de sus vidas un padecimiento del que sólo creen poder librarse a través de la muerte. La eutanasia y el suicidio asistido continúan siendo dos prácticas penalizadas en la mayor parte de Europa, donde únicamente algunos casos polémicos y esporádicos que saltan a los medios consiguen reabrir el debate sobre el reconocimiento del derecho a morir. Junto con Bélgica y Luxemburgo, Holanda es uno de los pocos Estados en los que la eutanasia y el suicidio asistido están regulados, aunque ninguno de estos tres países es visto como destino entre quienes buscan ayuda para morir. En el caso holandés, la ley se basa en la estrecha relación que paciente y médico mantienen en el tiempo, lo que dificulta que los extranjeros puedan recibir asistencia para morir con dignidad.

Recientemente, el caso de una joven holandesa, cuyo nombre permanece en el anonimato, reabrió el debate. Tras un largo y complejo proceso de decisión, la joven logró que la sanidad pública de su país le suministrase una inyección letal. Su situación no se correspondía con la del estereotipo de persona mayor, enferma terminal, inmóvil y postrada en la cama, pero su sufrimiento, según sus médicos, no era menor: a la década de violaciones desde la infancia le siguieron 15 años de depresión crónica, anorexia nerviosa y un estrés postraumático inmune a las terapias. Tras agotar todos los tratamientos posibles, los médicos concluyeron que su caso era incurable e hicieron realidad su deseo de morir.

No existen estadísticas oficiales sobre el número de suicidios frustrados o que acaban en accidente debido a la falta de un marco legal que garantice un procedimiento seguro para quienes no vislumbran esperanzas de mejorar su calidad de vida y desean morir de forma digna y segura. La prohibición de estas prácticas es parecida en Reino Unido, Francia, España y otros países europeos, aunque no en todos se persigue con la misma rigidez.

En Reino Unido, donde las decisiones judiciales sientan precedente con rango de ley, en 2012 los tribunales pidieron a la Cámara de los Lores (Parlamento) que se posicionara para dirimir el caso de Debbie Purdy, una enferma de esclerosis múltiple que decidió viajar a Suiza para recibir una muerte asistida y que no quería que su marido enfrentara 14 años de cárcel por ayudarla en el viaje. Purdy ganó la batalla y sentó un pequeño precedente, aunque desde entonces han sido bloqueados todos los intentos para despenalizar el suicidio asistido. Unos meses después de que Purdy suscitara el debate, el caso de Tony Nicklinson volvió a sacudir a la opinión pública británica: tras sufrir una apoplejía en 2005 y ser diagnosticado con el síndrome del cautiverio (the locked-in syndrome), este británico solicitó ayuda médica con la que poner fin a lo que definió como "una pesadilla en vida", pero los tribunales le negaron ese derecho. Tras siete años de batallas legales, Nicklinson murió al negarse a ser alimentado. A diferencia de Purdy, no estaba capacitado para subir a un avión con destino a Zúrich. Su mujer recibió la última sentencia negando asistencia médica para el suicidio en 2013, cuando ya llevaba varios meses muerto.

En Francia la ley también prohíbe estas prácticas y sólo concede cuidados paliativos de los enfermos terminales, una medida incorporada en 2005 después de que el veinteañero Vincent Humbert, tetrapléjico, ciego y mudo tras sufrir un accidente, colocara la reflexión sobre la eutanasia en primera línea. "Mientras Francia no cambie su ley, tendremos que irnos al extranjero para un suicidio médico asistido", explica Dominique, viuda de Hervé, quien decidió viajar a Suiza para morir tras saber que su atrofia multisistémica era incurable.

La opción suiza

Son pocas las familias que acceden a hablar con los medios para explicar el calvario por el que pasa un enfermo terminal para recibir una muerta asistida en el extranjero. Siguiendo el consejo de la asociación española Derecho a Morir Dignamente (DMD), en 2011 Nuria decidió contar a El Periódico de Catalunya los obstáculos que ella y su hermana tuvieron que enfrentar para ayudar a que su padre, un barcelonés de 80 años y enfermo de tuberculosis, hiciera realidad su deseo de morir con la ayuda de Dignitas, una fundación suiza que recibe a enfermos extranjeros que anhelan un suicidio asistido. Dignitas tiene 7.291 socios de todo el mundo, entre ellos 71 españoles, según datos de 2015.

Cada año, más de mil europeos, entre los que destacan alemanes y británicos, viajan a Suiza en busca de una muerte digna y sin perjuicios legales para sus familiares y amistades. La edad media de quienes buscan morir en el país helvético es de 69 años y las enfermedades neurológicas son las más comunes, según el Instituto de Medicina Legal de Zúrich. La legislación helvética prohíbe la eutanasia, pero un vacío legal permite que, respetando ciertas condiciones, determinados enfermos puedan recibir ayuda indirecta para morir. La gran condición: tras exponer las razones para acabar con la vida propia y demostrar plena consciencia para decidir, debe ser el paciente quien se administre la dosis que acabará con su vida.

Dignitas es la más grande de las seis asociaciones suizas sin ánimo de lucro que defienden el derecho a una muerte digna. Ludwig Minelli, su octogenario fundador, explica que desde que creó Dignitas en 1998 ha visto a gente tan desesperada que incluso llegaba a Suiza sin documentos y sin hablar una palabra de inglés o alemán. Minelli defiende a ultranza el derecho a morir de quienes así lo deseen, incluso el de quienes no quieren que el avance de la vejez se apodere de su cuerpo y mente. "No discutimos razones morales. ¿Qué moral? ¿La católica? ¿La musulmana? ¿La budista? Nosotros trabajamos sobre la base atea de autodeterminación", dice Minelli. Ahora lucha por romper la prohibición que impide asistir en el suicidio a quienes padecen trastornos mentales como la depresión. Responde así a quienes le acusan de dañar la imagen de un país que "ya era famoso por el turismo de evasión fiscal".

Quienes piden un suicidio asistido en Dignitas deben pasar un minucioso proceso de selección para determinar si son aptos para recibir tal ayuda antes de que el enfermo viaje junto a familiares o amigos a la sede de la fundación, cerca de Zúrich. Tras el papeleo, el enfermo se desplaza a una casa azul de interior sobrio en el que los auxiliares preparan sus últimas horas de vida. Los testimonios de familiares y amigos y hasta un documental de la BBC dan cuenta de la delicadeza con que se desarrolla el proceso: el paciente puede escuchar música, despedirse de su familia o dar marcha atrás. Mientras, los empleados instalan una cámara de vídeo y preguntan repetidamente a la persona si está segura de la decisión que ha tomado. Cuando el enfermo se siente preparado, un empleado le entrega un protector estomacal para evitar el vómito y, media hora después, 15 miligramos de la dosis letal mezclada con agua.

A los pacientes sin capacidad motora se les acerca un vaso con pajita para respetar la ley al pie de la letra. Después, algunos ingieren chocolate, zumo u otro alimento dulce para aliviar el sabor amargo del barbitúrico. Al cabo de tres minutos el paciente se duerme, entra en coma y finalmente fallece en compañía. Después, los auxiliares llaman a la policía y ésta rellena un informe basándose en el vídeo.

Alto coste económico

Recibir asistencia para morir en Suiza es un lujo que no está al alcance de todos. Al complejo proceso burocrático para justificar el deseo de muerte se suman los casi 2.000 euros que cuesta inscribirse en la lista de espera de Dignitas, abierta únicamente a quienes previamente se dieron de alta como socios y abonaron la cuota anual de 72 euros. Después hay que sumar los casi mil euros de los honorarios de los dos médicos suizos que deben validar los documentos sanitarios del país de origen y, finalmente, los 2.400 euros que cobra la fundación para minutas legales y el salario de los auxiliares que organizan el proceso. Además, hay que sumar los desplazamientos, un gasto a menudo inasumible para quienes necesitan viajar con dispositivos de respiración asistida y otros sistemas propios de un hospital. Muchas personas no pueden siquiera subir a un avión, por lo que están condenadas a la voluntad de los legisladores de su país o a la ilegalidad.

Canadá es el último país que se incorpora al reducido grupo de naciones con una legislación pensada para aliviar el tormento de las personas con enfermedades incurables o en fase terminal. En abril, anunció un nuevo marco legal que despenaliza la eutanasia y reconoce el deber del Estado de facilitar los medios para poner fin al calvario de quienes padecen "un sufrimiento insoportable". Tras Oregón, Washington, Montana y Vermont, California es desde septiembre de 2015 el último Estado de EEUU en aprobar una iniciativa que permite a los pacientes terminales tomar la decisión de morir con ayuda de un médico que le prescriba los medicamentos.

La creciente popularidad de los partidos conservadores en Europa aleja la posibilidad de un giro en la misma dirección de Canadá, aunque en el caso de España, la DMD se muestra más optimista que antaño debido a la irrupción de nuevas fuerzas políticas que incluyen en sus programas la despenalización del suicidio asistido o la eutanasia.

Amnistía fiscal, tramas ocultas y privatización de la sanidad pública

Posted: 15 Jun 2016 04:20 AM PDT

Amnistía fiscal, tramas ocultas y privatización de la sanidad públicaAntonio Gallardo y Jorge Gallardo, creadores del Almax y dueños de Almirall.

 | La Marea | 15 junio 2016

Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública // La reciente publicación en algunos medios de comunicación de los denominados Papeles de la Castellana [La Marea, Diagonal y eldiario.es a través de la plataforma filtrala.org] ha puesto en evidencia más irregularidades de los procesos de privatización del sistema sanitario público por parte del Gobierno del PP, ya que se confirma que empresas beneficiarias de estos procesos, que han tejido alianzas con laboratorios farmacéuticos, entidades bancarias, empresas de autopistas o multinacionales para beneficiarse de fondos públicos, defraudaron al fisco.

El grupo Vithas Salud nació en 2012 con la compra de hospitales a Adeslas. Pertenece al fondo de capital riesgo Goodgrower de los hermanos Gallardo y de La Caixa. El grupo integró en el momento de su constitución a 10 hospitales y 3.100 profesionales y 1,5 millones de pacientes, en gran parte derivados del sistema público. La creación fue apoyada y bendecida por la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas.

La creación de Vithas se produjo de manera simultánea a la regularización por el Ministerio de Hacienda de los 113 millones de euros que los compradores mantenían ocultos en Suiza y Panamá. Es decir, la creación del grupo se realizó gracias a la legalización de 113 millones de euros ocultos en paraísos fiscales para no pagar impuestos en España. Los dueños del grupo pagaron gracias a la amnistía fiscal apenas 2,7 millones (2,4% del dinero opaco que escondían en Suiza a través de dos empresas de Panamá y de los bancos JPMorgan, Lloyd's y Rothschild).

Los dueños del grupo son también los máximos accionistas del laboratorio farmacéutico Almirall (66%), una de los mayores de España, con un valor en bolsa cercano a los 2.500 millones y que factura millones de euros a la sanidad pública (el gasto farmacéutico en España es muy superior a la media de los países europeos).

Cuando la Xunta decidió privatizar el Laboratorio Central de Galicia frenando el desarrollo de los laboratorios de los hospitales públicos y poniendo en peligro los datos más sensibles de la población gallega, realizó un concurso al que se presentaron siete laboratorios, aunque el contrato fue adjudicado a una Unión Temporal de Empresas integrada por Cerba (Unilabs) y Lema y Bandín, que presentaron la oferta económicamente más baja, con una baja temeraria del 40% con respecto a las otras empresas concurrentes. Posteriormente Lema y Bandin y Vithas se han unido ubicando el Laboratorio Central de Galicia, privado, en el hospital de Fátima de Vigo.

Posteriormente numerosas comunidades autónomas ampliaron conciertos y concesiones de servicios sanitarios públicos con este grupo: en Galicia, el sanatorio Nuestra Señora de Fátima (cuatro millones de euros); en Canarias, los centros Santa Catalina (Las Palmas de Gran Canaria) y Santa Cruz, en Tenerife; en Baleares, en alianza con Asistencial Juaneda, consiguió hacerse con la radioterapia de los hospitales públicos de Ibiza y Menorca; en la Comunidad Valenciana, Vithas Perpetuo Socorro de Alicante recibió más de 400.000 euros para intervenciones de cataratas o juanetes; en Andalucía, el hospital Vithas Virgen del Mar de Almería consiguió un contrato para atender a enfermos pluripatológicos y cuidados paliativos por un millón de euros. Todo esto le permitió ampliar el negocio, comprar dos nuevos hospitales y facturar un 34% más que en 2012.

Vithas también recibe contratos públicos para asistencia sanitaria con las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales (financiadas con las cuotas obligatorias de trabajadores y empresarios): Vithas Nuestra Señora de Fátima de Vigo recibió el contrato de la Mutua Galega para dos años; Vithas Nuestra Señora de la Salud de Granada obtuvo la licitación de la Mutua Universal Mugenat por 560.000 euros o Vithas de Benalmádena (Málaga) consiguió el contrato con Ibermutuamur por dos años y 500.000 euros.

Por último, este grupo empresarial posee el 50% del fondo de inversión G Square Capital, que controla el gigante del sector geriátrico SAR Quavitae, beneficiario de conciertos y concesiones de residencias de ancianos en diferentes gobiernos autonómicos, más de cien ayuntamientos y tres diputaciones provinciales. También es adjudicataria de servicios de la teleasistencia o la asistencia a domicilio en numerosos ayuntamientos.

Resulta inaceptable y escandaloso que una empresa privada que defrauda los impuestos con los que se financia la sanidad pública se beneficie de una amnistía fiscal y cree un negocio que recibe ingentes fondos públicos a través de conciertos con administraciones sanitarias. Para acabar con esta política de parasitación y desmantelamiento de la sanidad pública por empresas privadas, desde la FADSP consideramos que un nuevo gobierno debería adoptar dos importantes decisiones:

1.- Abrir auditorias a todos los contratos, conciertos y concesiones de servicios sanitarios con empresas privadas y recuperar los recursos externalizados de manera irregular o fraudulenta.

2.- Acabar con las amnistías fiscales que perdonan deudas a quienes sacan dinero al extranjero para no pagar impuestos.

3.- Prohibir de manera expresa que empresas que hayan defraudado a la Hacienda Pública y con dinero en paraísos fiscales puedan acceder a contratos con las administraciones públicas.

El asesino de Orlando y la campaña de Trump: una mezcla tóxica

Posted: 15 Jun 2016 04:01 AM PDT

mateen

Iñigo Sáenz de Ugarte | Guerra eterna | 15 junio 2016

Un hombre entra en un club al que asisten habitualmente miembros de la comunidad gay de Orlando, Florida. Tiene permiso de armas porque ha trabajado durante años como guardia de seguridad privada y acaba de comprarse sin problemas un fusil semiautomático AR15 y una pistola. Su primera mujer se había separado de él pocos meses después del matrimonio cuando él empezó a pegarla por los motivos más nimios. El FBI le había interrogado en 2013 tras recibir llamadas de sus compañeros de trabajo que sospechaban de su lenguaje e inclinaciones violentas. También cuando el FBI creía que podía estar relacionado con un norteamericano que luchó en Siria en las filas del ISIS. En ambos casos, las sospechas no se confirmaron. Ya dentro del local, había llamado al 911 (teléfono de emergencias policiales en EEUU) para afirmar que prestaba lealtad al ISIS. Su padre dijo después que despreciaba a los gays y que las demostraciones de afecto entre ellos en la calle le ponían furioso.

Todos esos factores componen una personalidad fanática y peligrosa. Y al mismo tiempo conceden una especie de menú patológico a disposición de cualquiera que quiera analizar la matanza de Orlando –en la que fueron asesinadas 49 personas– o llegar a conclusiones sobre qué hacer en el futuro para impedir hechos como este.

Un maltratador narcisista que odia a los gays armado con un fusil es un peligro. Si es de raza blanca y elimina a tiros a un alto número de personas aparece habitualmente descrito como una persona con las facultades mentales perturbadas. Si en EEUU algunos denuncian que la facilidad con la que se consigue adquirir un fusil de asalto o arma similar es un factor imprescindible para entender por qué se ha producido ese crimen múltiple, los políticos conservadores alegarán que no es correcto "politizar" la tragedia.

Si es musulmán, es posible que esos mismos políticos afirmen que los hechos confirman la necesidad de ser más duros contra los grupos yihadistas o sus seguidores individuales, tanto en la legislación interna como en la política exterior. En plena campaña electoral y con alguien como Donald Trump como candidato republicano, eso no sólo no era previsible, sino inevitable. El millonario ha resucitado su idea de prohibir la entrada de musulmanes en el país, que tanto pavor causó entre los dirigentes republicanos que ahora le apoyan.

American must now get very tough, very smart and very vigilant. We cannot admit people into our country without extraordinary screening.

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 14, 2016

Y no mucho tiempo después, un mensaje directo de Trump que su audiencia favorita sabe cómo entender.

AMERICA FIRST!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 14, 2016

Omar Mateen, hijo de padres afganos, nació en Nueva York, como Donald Trump. Eso no es una excepción. La mayoría de los responsables de atentados terroristas en EEUU desde el 11S han nacido en territorio norteamericano, no en el extranjero. Pero sería muy inocente pensar que esos datos van a disuadir a los que apoyan a Trump.

Pero si pensábamos que la historia no podía ser más confusa sobre las intenciones del autor de la matanza, estábamos muy equivocados. Un antiguo compañero de la academia policial hace 10 años ha contado a un periódico de Florida que él pensaba que Mateen era gay y que estuvieron juntos en clubes gays. Clientes del club de Orlando donde se produjo la masacre han relatado que le vieron en numerosas ocasiones en el local, algunos hasta tres años antes. En general, estaba solo y no hablaba mucho.

Para sus actuales compañeros de trabajo, era una personas de ideas racistas, sexistas y homófobas. Las llamadas que hizo al 911 incluían una retahíla confusa de sus ideas, en las que mostraba al mismo tiempo su adhesión por grupos tan diferentes como ISIS, Al Qaeda e Hizbolá. También tuvo palabras en favor de los autores del atentado de Boston.

No podemos aún tener claro su retrato psicológico, pero parecía una persona atormentada por sus frustraciones personales y, sobre todo, su odio. ISIS o el yihadismo sólo eran una cobertura bastante endeble de ese odio. Nada que ver con los dos autores de la matanza de San Bernardino que, aun sin tener una relación directa con un grupo yihadista, eran fanáticos convencidos.

Odio más armas es la combinación que está detrás de la mayoría de los asesinatos múltiples ocurridos en los últimos años. No es una sorpresa. Pero los conservadores norteamericanos no pueden permitir que la segunda parte de la suma aparezca destacada en la descripción de la tragedia. En este caso, algunos incluso no mencionan la identidad gay de las víctimas de Orlando, no sea que a alguien se le ocurra relacionar esta matanza con el rechazo visceral por razones religiosas a los homosexuales y a la lucha por sus derechos.

It wasn't "#Daesh" that gave him the AR-15 assault rifle to carry out the mass shooting, it was the state of #Florida

— Ali M Latifi (@alibomaye) June 13, 2016

Una columnista de un periódico de Filadelfia entró en una tienda de armas el día después de la matanza para comprobar cuánto tiempo necesitaría para comprar un fusil AR-15, el mismo utilizado por Omar Mateen: siete minutos. Precio de venta al público: 759,99 dólares.

Orlando: AR-15
Aurora: AR-15
Sandy Hook: AR-15
San Bernardino: AR-15
Umpqua Community College: AR-15

— Michael Skolnik (@MichaelSkolnik) June 12, 2016

Y ahora imaginemos si fuera verdad que ISIS tiene un ejército de 'lobos solitarios' en EEUU dispuestos a cumplir las órdenes de ISIS, aunque nunca hayan estado en Oriente Medio ni tenido contacto con esa organización. Si no tienen antecedentes criminales, sólo deben esperar menos de diez minutos para comprar el instrumento con el que matar a decenas de personas en un local público. No se necesita entrenamiento militar para disparar a civiles. En algunos estados, incluso si han sido denunciados por su cónyuge por violencia machista, eso no será motivo suficiente para negarles la compra del arma.

Podrán comprar armas de tal potencia de fuego que convierten "a un asesino en una máquina de matar", en palabras de un exagente de la ATF.

Evidentemente, los partidarios de la NRA no encontrarán en todo esto el menor atisbo de paradoja.

Omar Mateen no era un yihadista porque no se comportaba como tal. La lista de incoherencias en su conducta habitual es numerosa (aquí se pueden encontrar algunos ejemplos). Uno más: un yihadista no deja que su mujer vaya por la calle con el pelo descubierto.

Para Trump, todo eso es irrelevante. No necesita saber nada sobre ISIS, el yihadismo o la política exterior de EEUU. 49 cadáveres son sólo una excelente oportunidad política para extender su mensaje xenófobo. Sus posibilidades de ganar las elecciones son ahora mismo escasas, pero pensemos que sólo necesitará a un número reducido de sociópatas, que resulten ser musulmanes, alimentados por el odio y con fácil acceso a armas, para que su suerte cambie. Es un motivo suficiente para contemplar con algunos nervios los cinco meses que quedan hasta las elecciones de EEUU.

El subcomisario de la Policía Local de Santa Cruz advierte del riesgo de que Podemos gane el 26-J

Posted: 15 Jun 2016 03:49 AM PDT

La concejal de Seguridad y Movilidad, Zaida González, acompañada por el subcomisario de la Policía Local, Blas Hernández, y el jefe de a Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, Santiago Carlos MartínA la izquierda de la imagen, Blas Hernández, subcomisario de la Policía Local de santa Cruz

Noé Ramón – Santa Cruz de Tenerife | eldiario.es | 14/06/2016

El subcomisario de la Policía local de Santa Cruz de Tenerife (PP), Blas Hernández, aprovechó una reunión con los agentes de este cuerpo para advertirles del riesgo que implicaría una hipotética victoria electoral de Podemos y que por lo tanto gobierne España. A lo largo del denominado pase de lista – que es el encuentro que se lleva a cabo cada mañana antes de realizar el turno diario – Hernández se refirió a los últimos datos de la encuesta que realiza el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en los que se refleja un espectacular crecimiento del partido que dirige Pablo Iglesias.

Pese a que el mando policial advierte que no es político y que no entra en asuntos de este tipo, sí dijo que los propios dirigentes de Podemos son conscientes de que no gobernarán más allá de cuatro u ocho años, dado que van a esquilmar las cuentas estatales. Según Blas Hernández, este dinero irá a parar a Servicios Sociales y a partir de entonces "nos tendremos que poner con el culo apretadito", frase que repite en varias ocasiones.

El también dirigente sindicalista, de Intersindical Canaria (IC), dice que la fuerza política morada no tiene simpatías por las policía locales, tal y como al parecer habrían asegurado sus dirigentes en varias ocasiones. En concreto, se refiere a diversas propuestas electorales que, según indica, pondrán en muy mala situación a los agentes de este cuerpo. "Yo me jubilo dentro de nueve años pero a los que les quede más tiempo igual acaban de vigilantes. Hago esta reflexión".

Hernández advierte en varias ocasiones que "se avecinan curvas", en referencia a los recortes que se tendrán que aplicar, incluso después de que Podemos gobierne España y supuestamente deje sin fondos a las arcas estatales. Recuerda que, pese a las restricciones llevadas a cabo por el gobierno del Partido Popular (PP), en la actualidad España soporta una deuda de 28.000 millones. El mando policial indica que en estos momentos se están perdiendo derechos sindicales que habían ganado a través de sentencias firmes y que supuestamente "estaban amarrados".

cristina-tavioZaida González y Cristina Tavio (PP)

La concejal responsable de esta área, Zaida González (PP), se negó el lunes a hacer declaraciones, pero en cualquier caso considera que las palabras del mando han sido sacadas de contexto.

Los problemas para que te atienda un médico en otra región que expuso Albert Rivera son económicos

Posted: 15 Jun 2016 03:37 AM PDT

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el debate a cuatroEl líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en el debate a cuatro

Raúl Rejón | El Diario | 14/06/2016

Los problemas y reticencias para que en España se atienda sanitariamente al residente de una comunidad autónoma en otra región son básicamente de dinero. La ley reconoce ese derecho y existen normas que regulan la atención. Pero luego hay que cuadrar las cuentas porque la comunidad de donde viene el paciente tiene que sufragar el gasto con sus presupuestos. Ahí surgen las trabas burocráticas.

El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, dijo en el debate a cuatro del lunes que pretende crear un fondo para que "no se deje de atender a nadie por encontrarse en otra comunidad autónoma". A día de hoy, esa idea ya está amparada por la normativa. Aunque, en ocasiones, es algo intrincada ya que las regiones no quieren pagar algunas prestaciones no consideradas obligatorias o se quejan porque consideran que lo que se les abona no cubre los gastos.

Para circular por todo el territorio con acceso a los centros sanitarios, en 2013 se creó la tarjeta sanitaria única. El documento está llamado a sustituir a las que han estado expidiendo los diferentes sistemas sanitarios autonómicos y que identificará a los pacientes en centros de salud u hospitales del país "independientemente de la administración emisora", dice el Real Decreto que la regula.

Las comunidades autónomas tienen que ir implantándola según caduquen las antiguas tarjetas y, en todo caso, en el plazo de cinco años: 2018. El documento lleva un código de identificación personal como usuario del Sistema Nacional de Salud. Esta tarjeta debería eliminar los problemas en los mostradores de citas o admisión. Luego vendría la cuestión de cómo se reclama el gasto derivado del servicio.

Rivera también hizo referencia a la necesidad de que "los informes médicos se compartan". Es otra versión de los obstáculos burocráticos para aquellas personas que son atendidas lejos de su domicilio habitual. Y también tiene una derivada económica porque hacer compatibles las bases de datos sanitarias con sus propios sistemas informáticos precisa la implantación de protocolos y plataformas comunes. Presupuesto al fin y al cabo.

Algo parecido ocurre con las recetas de medicamentos que se presentan en las farmacias. Cada comunidad financia parte de los fármacos que se dispensan. Presentar recetas de un sitio en otro conlleva un trasvase de dinero público de unos presupuestos regionales a otro. Y, por ejemplo, las farmacias de la Comunidad Valenciana  han vivido una situación de estrangulamiento por los retrasos de la Generalitat en abonarles los fondos. El Ejecutivo catalán debe unos 200 millones a los farmacéuticos, según su colegio oficial.

Los fondos

La cuestión del dinero sobrevuela toda esta atención extraterritorial. En este sentido, no es lo mismo las poblaciones limítrofes entre regiones que el caso de los ciudadanos que pasan una temporada fuera de casa y precisan un médico. Esas circunstancias se han abordado hasta ahora con dos fondos específicos.

Para compensar económicamente las derivaciones entre regiones –habitualmente en la zonas vecinas–, se creó en 2001 un Fondo de Cohesión Sanitaria que llegó a tener 150 millones de dotación presupuestaria con el que financiar los tratamientos que un sistema regional daba a ciudadanos con tarjeta de otra comunidad. Sin embargo, el fondo fue disminuyendo hasta que el Gobierno del PP lo dejó en dos millones para 2015 y, para este año, ya no está en los Presupuestos Generales del Estado.

Ahora, funciona mediante el saldo que cada comunidad autónoma presenta entre pacientes atendidos y pacientes derivados. Y del tipo de atención que se ha dispensado: no es lo mismo una consulta del médico de familia que un tratamiento oncológico o una operación quirúrgica. El Real Decreto preparado y presentado por el Ejecutivo a finales de 2015 para regularlo especificaba que se compensará "cuando [una región] no disponga de los servicios adecuados".

Por otro lado se da la situación de los ciudadanos que se desplazan temporalmente a otra zona del país y deben acudir al médico o continuar con algún tratamiento. En ese caso, se echa mano de otro fondo: el de Garantía Asistencial (FOGA) que instauró el equipo de Mariano Rajoy en 2012. También se basa en la resta entre "la atención prestada a pacientes" de otra región y "el importe de la atención recibida por pacientes de la comunidad en otra comunidades autónomas". El FOGA alcanza, especialmente, a la cartera de servicios básica de Atención Primaria y Especializada.

A todo esto se le añade que las comunidades autónomas han estado ofreciendo, antes de la reciente tarjeta única, una tarjeta sanitaria temporal a los residentes que pasen hasta seis meses en sus territorios para incorporarles a sus bases de datos sanitarias. Una vez pasados esos meses, los ciudadanos tenían que renovarla. De hecho, si se vive más de seis meses en una localidad, hay que empadronarse en ese municipio (con lo que se adquiría la tarjeta de ese sistema regional de salud).

Los convenios

Muchas comunidades autónomas tienen firmados diversos convenios de colaboración para que sus ciudadanos de zonas limítrofes puedan utilizar los servicios sanitarios de la vecina.

Sin ir más lejos, la Generalitat Valenciana y el Gobierno de Aragón anunciaron el 11 de junio un acuerdo por el que 11.000 personas de la zona próxima de Teruel y Castellón podrán acudir a la sanidad aragonesa o valenciana indistintamente.

Fórmulas parecidas aparecen, por ejemplo, entre Galicia y Castilla y León (que entre 2010 y 2014 intercambiaron casi un millar de pacientes entre atención primaria y hospitalaria según sus sistemas sanitarios). El País Vasco tiene suscritos convenios similares con La Rioja o Navarra para que algunas de sus poblaciones utilicen los hospitales vecinos al tiempo que ofrecen diversos servicios especializados a riojanos o navarros de los pueblos cercanos al límite administrativo.

También es cierto que este asunto de la atención limítrofe sirve para la contienda política. Castilla-La Mancha y Madrid firmaron un acuerdo para que población del norte de Toledo (y pacientes de procesos complejos de Guadalajara) utilizaran dos hospitales madrileños en Aranjuez y Parla.

El convenio se rubricó cuando ambas administraciones estaban dirigidas por el Partido Popular e idearon un sistema muy parecido al que aplica Madrid para pagar a las empresas privadas que gestionan algunos de sus centros externalizados: un canon per cápita anual para cada tarjeta sanitaria asignada a esos hospitales.

Sin embargo, el Ejecutivo castellanomanchego, que ahora preside el socialista Emiliano García-Page, ha considerado que este modelo es demasiado gravoso y pide que solo se pague por los pacientes que, de hecho, utilicen los servicios de Madrid.

Los programas electorales

Más allá de las palabras lanzadas por Albert Rivera en el fragor del debate televisivo, lo que propone el partido que preside en su programa electoral es que haya "iguales servicios y prestaciones básicas en todas la comunidades autónomas. Consensuaremos una cartera de servicios comunes para evitar diferencias injustificadas en la cobertura".

Esa figura como tal ya está en funcionamiento. Su definición oficial, según el Ministerio de Sanidad, es "el conjunto de técnicas, tecnologías o procedimientos, (…) mediante los que se hacen efectivas las prestaciones sanitarias". También es cierto que el último decreto sanitario del Partido Popular sacó diversas prestaciones de esta cartera lo que ha hecho que, mediante carteras supletorias, algunas comunidades autónomas sí ofrezcan servicios a sus ciudadanos que otros territorios no hacen (y por lo tanto no financian total o parcialmente).

El Partido Socialista por su parte sí menciona explícitamente el Fondo de Cohesión Sanitaria que pretende recuperar como figura financiada mediante los impuestos. Su propuesta es alimentarlo "con una adecuada dotación presupuestaria" para limar desigualdades y eliminar problemas "a la movilidad de los pacientes".

Mientras, el Partido Popular recuerda que el Ejecutivo de Mariano Rajoy creó el Fondo Asistencial y abunda en la idea de "libre elección" de sanitario en Atención Primaria y especializada "en todo el territorio nacional" para lo que anuncian una genérica "eliminación de barreras administrativas".

26J, hacia el bloque de izquierdas

Posted: 15 Jun 2016 03:24 AM PDT

Víctor Arrogante | Rebelión | 15/06/2016

Nos han llamado de nuevo a las urnas para el día 26 de Junio. Ya ha comenzado la campaña oficial, aunque llevamos desde el 20 de diciembre pasado en plena precampaña. No pudo ser. No hubo voluntad política para conformar un gobierno con aquellos resultados, ni retorciéndose. Ha habido conatos de acuerdos, como el firmado entre el PSOE con Ciudadanos, que lo califiqué en su día como el Pac(r)to de los montes y así fue. Era de derechas aunque los firmantes lo negaron. En esta ocasión, la novedad viene de Podemos e Izquierda Unida, que han dado el paso adelante pactando por la izquierda con su Unidos Podemos. Parece que juntos van creciendo.

Una de las conclusiones de los resultados de las últimas elecciones celebradas, es que los pactos eran necesarios y ningún partido ha estado a la altura de las circunstancias. Ningún sacó los diputados suficientes para formar gobierno ni en mayoría simple y mucho menos absoluta como había ocurrido en otros comicios. Mariano Rajoy fue el primero en abandonar y así se lo dijo al Jefe del Estado cuando le llamó a consultas. Después no lo volvió a intentar ni tuvo interés en formar gobierno ni que se formara. PSOE y Ciudadanos pactaron por la derecha y Podemos se negó a sumarse. Dice Alberto Garzón: «el PSOE entró en esa mesa de negociación como un elefante en una cacharrería, a boicotearla». Ninguno tuvo voluntad de pacto.

Seis meses después y fracasado todo intento, la ciudadanía volveremos a depositar nuestras papeletas para tratar de solucionar el entuerto dejado por los partidos incapaces. Los resultados, con incrementos y retrocesos, ofrecerán un mapa parecido al de diciembre. No parece que vuelva a ver terceras elecciones, aunque todo es posible. Por responsabilidad, dicen, habrá que dejar gobernar al partido más votado, o al que más escaños obtenga, dicen otros, en un sistema parlamentario.

Las encuestas, sondeos y barómetros electorales que se han publicado en este año, hasta el comienzo de la campaña, coinciden en que Unidos Podemos y las confluencias están en alza y se posicionan como segunda fuerza política, en detrimento del PSOE, que retrocede en votos y en escaños. Ciudadanos, ofreciendo síntomas de fatiga, se mantiene en su nivel de votos, perdiendo algún escaño. El PP volvería a ser el más votado con holgada diferencia, aunque perdiendo algún diputado. Ninguno de los dos bloques ideológicos (PP + Ciudadanos y Unidos Podemos + PSOE), conseguiría la mayoría absoluta. En cualquier caso hay que tener en cuenta quien hace el guiso en cada sondeo.

El Centro de Investigaciones Sociológicas viene publicando estudios Preelectorales y sus conclusiones no han acertando siempre. En las elecciones del 20 de noviembre de 2011, sobrevaloró ligeramente las previsiones del PP y del PSOE, infravalorando a Izquierda Unida. En las últimas elecciones del 20D estuvo más acertado, según para quienes. Acertó con el PP, se quedó corto con el PSOE y con Podemos. Con IU acertó en votos, pero no en escaños; y con Ciudadanos erró con diferencia. En fin, aciertos y errores consustánciales con la propia esencia del producto, que parte de la voluntad ciudadana y sus decisiones de última hora. De cara a las elecciones del día 26, todo está por ver, pero los pronósticos del CIS confirman los de los otros.

En resumen, los resultados del estudio Preelectoral del CIS de Mayo son los siguientes: PP, 29,2% y 118–121 escaños. Unidos Podemos, 25,6% con 88–92. PSOE, 21,2% y 78–80 escaños. Ciudadanos con 14,6% de los votos y entre 38 y 39. En lo principal, el CIS se aproxima bastante a lo que ofrecen la mayoría de las encuestas conocidas. Es muy importante contar con el grado de abstención que pueda producirse, en relación con el que se declara. Si en diciembre la abstención fue del 26,8%, en esta ocasión el 32,4% se declara indeciso. Los electorados de PSOE y Ciudadanos son los menos movilizados, y esto será determinante. Las encuestas son lo que son: una foto fija de un momento determinado, que dan una dimensión de lo que puede suceder más adelante, si se dan las mismas circunstancias. Del observador depende el color y la tesitura de la foto.

Yo tengo mi propia cocina. He mezclado los ingredientes de las últimas catorce encuestas, sondeos y barómetros publicados, incluido el último estudio Preelectoral del CIS el barómetro de Metroscopia para El País. No he tenido en cuenta el sondeo interno del PSOE del pasado 3 de junio, por no ser de intención de voto aunque así lo presentaron. Las conclusiones son que el PP sería el partido más votado, obteniendo el 29.5% de los votos, 0,8% más que en los comicios del 20D. Unidos Podemos y las confluencias superarían al PSOE en 3,6%, tras obtener el 24,4%, con el mismo porcentaje de votos obtenidos anteriormente (Podemos + confluencias + IU). El PSOE perdería 1,2% de los votos y se quedaría con el 20,8%, frente al 22,0% actual. Ciudadanos conseguiría el 15,0%, frente al 13,9% obtenido el 20D. En escaños el PP perdería 2 de los 123. Unidos Podemos obtendría 12 más de los 71 que ostenta ahora, el PSOE perdería 10 de los 90. Y Ciudadanos ganaría 1 escaños de los 40 actuales.

Por bloques ideológicos, el 20 de diciembre, el PP más Ciudadanos consiguieron 163 escaños y el PSOE, más Podemos con sus confluencias, e IU, 161. Ahora, las encuestan presentan que Unidos Podemos más PSOE obtienen el 45,20% de los votos y 163 escaños, frente al PP más Ciudadanos con el 44,48% (0,72% menos) y 162 diputados. Se confirma por toda las encuestas, que la balanza se inclina esta vez hacia un bloque de izquierdas, con escasa diferencia, aunque el CIS da diez escaños más.

Resumiendo, el PP seguirá siendo el partido más votado, a pesar de lo que tienen encima. La corrupción generalizada entre mucha de su gente y la extrema pasividad en sus actuaciones en los tiempos de precampaña no le pasan cuentas. Ahora toda su estrategia se centra en atacar a lo que llaman el «extremismo bolivariano» de Podemos; como el PSOE que ha convertido a Podemos en el principal objetivos a batir. Parece que hacen todo lo contrario a lo que las encuestas dicen que deberían hacer. En ninguno sondeo, la suma de diputados PP con Ciudadanos les daría la mayoría absoluta, por lo que para seguir gobernando necesitaría la abstención del PSOE.

Podemos está sufriendo el desgaste natural de la batalla de todos contra ellos. Quién está saliendo favorecida es la Izquierda Unida de Alberto Garzón. La coalición Unidos Podemos es una novedad en el mapa político español y la suma con sus confluencias les permite sortear la ley electoral, que favorece a los partidos más votados. A un mes de las elecciones, las encuestas certifican el sorpasso al PSOE en votos, mientras que en escaños no todas coinciden, aunque la del CIS, apuesta por ello. Podrían hacerse con 6 diputados del PSOE, 5 del PP y 4 de Ciudadanos. Las encuestas confirman que la táctica seguida, pese a las críticas generalizadas, les están dando resultados. El País sitúa a UP a 3,5% de diferencia con el PP (PP, 28,9% y UP, 25,4%)

El PSOE sufre una debacle y está pagando el precio del pacto firmado con Ciudadanos, porque para hacer política de derechas y llegar a un acuerdo con la derechas, ya está el PP. Ahora niega toda posibilidad de pacto con Podemos. Sólo Mertixell Batet, defiende un «pacto a la barcelonesa» tras las elecciones. La presión ejercida por los veteranos dirigentes, desde algún lugar de Andalucía, dejan ver su inclinación en pactar por la derecha, aunque los sondeos reflejen una preferencia mayoritaria por un pacto con Unidos Podemos. Podría irle mejor si incorporara al «Un Sí por el Cambio», un rotundo NO a un gobierno o acuerdo con el PP, pase lo que pase el día 26.

Ciudadanos juega a ser bisagra entre el PP y el PSOE y según todas las encuestas se quedarían más o menos como están. Rivera dice que la salida de Rajoy no es condición para pactar, pero cree que su continuidad reforzaría el populismo al que dice combatir. Según Metroscopia para El País, la mayoría de votantes del PP aceptan que Rajoy se vaya a cambio de gobernar. El protagonismo político que mantiene Ciudadanos, no se ha traducido en crecimiento electoral.

Ningún partido queda satisfecho por lo que dicen las encuestas, ya sea por que les perjudica a ellos o beneficia al contrario, pero todos las esperan con interés, para corregir o cambiar sus tácticas. El PP acusa al CIS de exagerar los escaños que podría obtener Unidos Podemos. Pablo Iglesias pide prudencia a la hora de valorar el Barómetro, pero declara que el CIS demuestra que UP está en disposición de ganar las elecciones. El PSOE, incrédulo, acusa al CIS de tirar demasiado de cocina. Patxi López cree impresentable el reparto de escaños que hace el CIS, al dejarle a él y a Madina fuera del Congreso y Fernández Vara dice que el PSOE ganará a las encuestas. Todo es postureo según sus intereses y hacen o dicen según les va la feria.

He perdido la dimensión de lo que pretenden hacer los partidos y coaliciones tras las elecciones. Si parece que ninguno respetará el objetivo del déficit. Lo veremos. No se cuales son los programas con los que se presentan; si los mismos del 20D, los reducidos, o los resúmenes que presentan un día si y otro también, que son lo uno y lo otro, con ajustes de última hora. Sean cuales quieran, harán lo que les parezca oportuno cuando les toque hacer, si les toca.

Los resultados serán los que tengan que ser. Por ahora, la lección que la ciudadanía tenemos que ofrecer a las fuerzas políticas, sus líderes y lideresas, es la del compromiso con la participación democrática, pese a quienes les pese y digan lo que digan, hay que votar. Para que se confirme que la balanza de los escaños en los sondeos se inclina hacia un bloque de izquierdas, hay que elegir un programa por la izquierda; para dar la vuelta a la tortilla.

@caval100

La deuda: la gran ausente en el debate del 13J y en la campaña electoral

Posted: 15 Jun 2016 03:02 AM PDT

Yago Álvarez | elsalmoncontracorriente.es | 15/06/2016

"Todos contra Rajoy en la parte de economía", han proclamado los medios durante el día de ayer al hablar sobre este tramo del debate en el que Sánchez, Rivera e Iglesias recriminaron los continuos recortes que hemos sufrido durante los cuatro últimos años, la precarización del mercado laboral, las cifras de crecimiento o el exceso de déficit público. Pero ninguno de ellos nombró la grave situación de endeudamiento en la que se encuentra el país.

El nivel de deuda es sin duda la cifra macroeconómica más escandalosa de nuestra economía. La que ha sufrido una mayor desviación en los últimos cuatro años. La deuda del Estado español se ha incrementado en unos 350.000 millones de euros, pasando de estar en torno al 60% a comienzos de 2012 al 100% del PIB en la actualidad. La partida de los Presupuestos del Estado para el pago de los intereses de la deuda es de 33.490 millones de euros en 2016, la tercera mayor partida sólo detrás del pago de las pensiones y las transferencias a las comunidades autónomas. Dicha cantidad es cuatro veces más de los 8.000 millones que nos pide recortar Bruselas para equilibrar nuestro déficit y superior a ese crecimiento del 3% del PIB ‒que equivaldría a 30.000 millones‒ del que tanto alardea el Gobierno.

Más allá de las cifras económicas, el pago de esta deuda ha sido el único motivo por el que se ha modificado nuestra Constitución desde que se firmó en 1978. Algo que no ha ocurrido con ninguna de las otras cuestiones y problemas que abarcan un gran espacio en los debates y campañas electorales, como la cuestión de Cataluña o el derecho a la vivienda.

Se habla de los recortes, pero no de lo que los causa

Una de las principales armas arrojadizas que usaron contra Rajoy los otros tres candidatos fueron los recortes. Las cifras y porcentajes de disminución de las partidas de sanidad, educación, I+D, protección social o las dedicadas a políticas de igualdad fueron vertidas por los tres candidatos a modo de acusación sobre el presidente en funciones. Nuevamente, ninguno de ellos habló de cuál es la partida de los Presupuestos del Estado que nunca ha dejado de aumentar en los últimos años.

En la gráfica podemos observar cómo ha crecido la partida dedicada al pago de intereses al mismo tiempo que los recortes disminuían las partidas de las que tanto se habló en el debate. En 2012, nos gastamos 26.696 millones de euros, 28.574 millones en 2013, 33.372 millones en 2014, 33.000 millones en 2015 y para este año 2016, tal y como indicábamos anteriormente, se han presupuestado 33.490 millones de euros.

¿Por qué ningún partido habla de la deuda?

El tema de la deuda parece que sigue siendo completamente tabú en los discursos, mítines y debates políticos, por no hablar de las "auditorías ciudadanas", término que sólo hemos oído en la campaña electoral de Podemos a las elecciones europeas hace dos años. Como se explica en el artículo "Por qué la deuda no aparece en el CIS", la deuda no está entre nuestras preocupaciones porque las élites financieras y políticas se han encargado de separarla de sus consecuencias en nuestro imaginario. Esta estrategia se refleja claramente en las campañas electorales, en las que los partidos políticos eluden completamente el tema restando importancia a un asunto que, como ya hemos visto, afecta transversalmente a toda la población.

"Si no es por nuestras políticas, estaríamos como Grecia"

Algunos de los candidatos aprovecharon la difícil situación de Grecia para atacar al candidato de Unidos Podemos y así sacar rédito político de los abrazos entre Iglesias y Alexis Tsipras durante la campaña electoral griega. Dibujaban un escenario en el que España acabaría en la misma situación que Grecia si gobernara Unidos Podemos.

La situación de Grecia y España tiene varios factores en común en cuanto a sus niveles de deuda, pero con cuatro años de distancia. Los dos países han sufrido un bipartidismo plagado de corrupción y despilfarro que los ha llevado a unos niveles de deuda insostenibles. La deuda de Grecia, en las elecciones generales de hace cinco años, era la equivalente al 100% de su PIB, exactamente la que tiene España ahora mismo. En Grecia, una "gran coalición" del bipartidismo adoptó los nuevos recortes austericidas que la Troika exigió, igual que los 8.000 millones de euros que Bruselas ya ha pedido que España recorte, algo que Mariano Rajoy ha prometido hacer en una carta enviada al jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Cuatro años de gobierno del bipartidismo griego aplicando las recetas de austeridad y de privatizaciones han llevado la deuda del país heleno al 180% de su PIB, algo que podría ocurrir en España con un gobierno que no revierta las políticas de austeridad y ni realice una auditoría de la deuda. El presidente en funciones afirmó durante el debate que si no hubiera sido por las políticas aplicadas por su partido en los últimos cuatro años "estaríamos como Grecia", pero las cifras de la deuda indican que continuar con estas políticas nos está llevando exactamente por la misma suerte que los griegos, pero de este paralelismo tampoco habló nadie durante el debate de los candidatos ni durante la campaña.

Con la intención de introducir la problemática de la deuda en el debate político, la Plataforma de la Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD) ha publicado el manifiesto "El nuevo gobierno del Estado español debe auditar la deuda pública con activa participación ciudadana", que arranca con las firmas de más de 100 activistas, políticas y políticos entre los que se encuentran Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía y Hacienda de la ciudad de Madrid; Eric Toussaint, portavoz del Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo; Lidia Senra, eurodiputada por Alternativa Galega de Esquerda, o Miguel Urbán Crespo, eurodiputado por Podemos. El manifiesto, abierto para toda persona que lo quiera firmar, se hará llegar a todos los partidos políticos la última semana de campaña.

Javier Maroto vuelve a salir de un armario, esta vez del armario empotrado de los miserables

Posted: 15 Jun 2016 03:01 AM PDT

Redacción/Rokambol/15.06.16

El gay insignia del Partido Popular, Javier Maroto, salió este lunes a las 18,43, hora zulú, del armario empotrado para miserables que la formación política conservadora posee en la sede principal de la calle Génova, en Madrid. La salida tuvo lugar apenas unos minutos después de que Maroto se lamentara, por Twitter, de que Íñigo Errejón condenara el atentado de Orlando a pesar de que Irán cuelga a sus gays de las grúas, según sus propias palabras. "Me hubiera gustado regurgitar el tuit y salir del armario empotrado al mismo tiempo pero a veces las cosas no siempre salen como uno desea", ha dicho el vicesecretario nacional de acción sectorial del Partido Popular.

Al acto acudieron el propio presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, una pareja de monologuistas llamados Casado y Hernando, y una representación de machos encabezada por el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, cuya proverbial hombría es estudiada en todos los zoológicos del mundo para combatir la homosexualidad del pingüino dorado de Scott cuando se encuentra en cautividad. "He querido venir al acto de salida del armario empotrado de Javi para demostrar que no tengo nada en contra de los homosexuales, siempre que sean miserables", declaró el arzobispo Cañizares desde la bandeja de los canapés de foie con forma de Freddy Mercury que se sirvieron durante el evento.

Los andrólogos no creen que la nueva condición sexual de Javier Maroto vaya a influir en sus niveles de testosterona o en su libido. "Seguirá siendo gay de derechas pero con la misma catadura moral que cualquier hetero miserable", han precisado.   Más en Rokambol

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada