jueves, 11 de agosto de 2016

Fwd: "¿Quién nos protege de los Cascos Azules? Cuando el defensor se convierte en un peligro"- 10/08/2016


reo

¡Hola!

Estas son las últimas explicaciones publicadas en United Explanations:


¿Quién nos protege de los Cascos Azules? Cuando el defensor se convierte en un peligro
Los Cascos Azules de la ONU, una institución con una reputación agridulce recordada tanto por sus logros como por sus fracasos, se ve nuevamente empañada por las críticas y el escándalo. A lo largo de las últimas décadas, los Cascos Azules han aparecido en titulares sobre casos de corrupción y abusos sexuales en los que, en lugar de ser los defensores de las víctimas, son más bien los perpetradores de tan horrendos crímenes. Esta institución, encargada de resguardar los derechos de población civil en misiones esparcidas a lo largo del mundo, evoca todo tipo de imágenes y opiniones ya que su rol como defensores con mandato limitado no deja de ser controversial y objeto de críticas. Hay quienes recordarán cascos azules patrullando durante ceses al fuego como el de India y Paquistán; otros que recordarán con pesar a Dallaire mientras imploraba, sin éxito alguno, un cambio de mandato para su misión en Ruanda en 1994 (Wheeler, 2000); algunos pensarán en los Cascos Azules mientras se retiraban, dudosos, de Srebrenica; y aún otros tal vez recordarán como Kofi Annan, como Líder de Operaciones de los Cascos Azules y luego como Secretario General de la ONU, discutía la necesidad de poder tener intervenciones que por motivos humanitarias puedan ser legítimas en su ilegalidad. Para muchos la intervención humanitaria representa un dilema de entrada, pues el intervenir en un conflicto necesariamente implica violar la soberanía del Estado a ser intervenido El peso de la justificación suele recaer en las atrocidades y violaciones a los derechos humanos en ese Estado que no quiere o puede defender a sus ciudadanos (Chesterman, 2002). Son estas situaciones de conflicto en que terceros actores son necesarias para resguardar la paz, donde se envían a los Cascos Azules. Su rol ha ido evolucionando, con mandatos determinados por la seriedad del conflicto aunque no es el mandato en sí el foco de esta pieza sino el respeto a la  naturaleza del mismo. Estudios apuntan a que el nivel de conflictos activos y el uso de violencia letal han disminuido en relación a las últimas décadas, y que mucho de esta "cultura de paz" emergente se puede atribuir a las Naciones Unidas como institución integrante del régimen internacional y a los Cascos Azules en roles de crear, mantener y  construir paz (peace-making, -keeping, -building). Después de todo, si ya vamos a intervenir en un conflicto, ¿no deberíamos asegurarnos de que dicha intervención sirva de algo? Es justamente por eso que los últimos titulares erosionan aún más la ya desgastada reputación de la institución. Blanco de muchas críticas, hoy los Cascos Azules se ven nuevamente envueltos en un escándalo. Estos soldados cuya razón de existir es la protección de Derechos Humanos, encabezan…





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada