sábado, 17 de septiembre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público




Iniciativa Debate Público


Antonio L. Martínez: "Es paradigmático que alguien critique que no hay libertad de expresión en Venezuela y pueda declarar rodeado de micrófonos"

Posted: 17 Sep 2016 10:35 AM PDT

La entrevista del mes, La Guerrilla Comunicacional | Diagonal |  17/09/16

En los últimos años Venezuela se ha convertido en el punto de mira de los medios de comunicación. Incluso en los últimos meses se ha convertido en arma arrojadiza de la derecha en las elecciones generales españolas. ¿Quién se acuerda de lo que sabíamos de Venezuela antes de los años 90? Nada, o casi nada sabíamos, y es que entonces Venezuela no era interés para nadie de a pie, sólo era importante para la OPEP.

Pero entonces, llegó una persona llamada Hugo Chávez y se le ocurrió, seamos sinceros en reconocerlo, la descabellada idea de utilizar los beneficios del petróleo para ayudas sociales a las personas más necesitadas, los que eran invisibles. Y ése es un mal ejemplo que siempre la gente con poder económico intenta evitar que suceda en algún lugar del mundo, permitidnos la ironía.

En la entrevista, Antonio nos ayudará a entender varias cosas de lo que sucede en Venezuela. Como mínimo, tendremos un punto de vista nuevo, no ofrecido por ningún medio y que podrá ayudarnos a analizar y reflexionar respecto a ese país petrolero. De esa forma, creemos entender, podrás llegar a tener una mejor objetividad y, en consecuencia, poder tener tu propio criterio sobre Venezuela y no el que te quieran endosar los medios de comunicación. Esperamos que te sea interesante.

De la desilusión a la esperanza

Posted: 17 Sep 2016 10:14 AM PDT

ATEAK IREKI

Fernando Llorente, politólogo y agroactivista | Diagonal | 17/09/16

En un reciente encuentro de reflexión activista en las vegas del Guadiana, el profesor Julio Martínez aconsejaba que, para entender la actual coyuntura política, lo mejor era apagar la tele e ignorar la prensa. Y en su lugar, estudiar la historia del siglo XIX español, es decir, la historia de la incompleta revolución liberal y la construcción anómala del Estado moderno.

En aquella conflictiva etapa ya podemos rastrear los antagonismos colectivos y conflictos que a la postre han impedido la renovación y regeneración de las élites y la formación de un gobierno que gestione la actual crisis multidimensional y sistémica.

Hay dos ejes de reflexión que pueden sernos fértiles para diagnosticar nuestro presente: este país carece de cultura y tradiciones democráticas porque, de hecho, sólo ha conocido dos breves experiencias de eclosión y ruptura democráticas, la I y II República, y ambas acabaron violentamente.

El resto de los últimos dos siglos de historia este país ha vivido bajo regímenes que, aun invocando nominalmente el derecho y la democracia, ni siquiera eran democracias representativas formales sino formas de gobierno despótico y corrupto de unas élites con demasiados elementos ideológicos y sociológicos del Antiguo Régimen. El Régimen del 78 en ese sentido se inscribe en esta tradición de "democracias otorgadas", un régimen borbónico.

La otra línea de reflexión a explorar es que todos los intentos de recomponer las hegemonías y posibilitar gobiernos estatales de sólida mayoría parlamentaria chocan con la cuestión territorial que también heredamos.

Esto nos remite a la pugna entre las dos almas del movimiento democratizador y de la izquierda peninsular: la jacobina y la federal, la autoritaria y la libertaria.

Del alma jacobina bebe ese 'populismo nacionalista español' que cala hondo incluso entre los votantes de izquierda del sur y centro peninsular, y que ve en los nacionalismos periféricos un enemigo incluso de clase.

Del alma federal y libertaria emana otra lectura, a mi juicio más útil, solidaria y amable: en el laberinto español los nacionalismos periféricos han sido históricamente aliados objetivos de los movimientos democratizadores tanto en la I como en la II República, y hoy también deberían volver a ser aliados en la "larga marcha" del proceso de transformación del Estado y de regeneración democráticas.

La falta de 'saber hacer' democrático –que también alcanza a la izquierda y los actores de la nueva política– y la hegemonía del discurso estatalista y centralista en detrimento de relatos más federalistas y pos­nacionales –que ídem–, explican en parte el actual atasco y retroceso en el ciclo de cambio político que pareció abrirse en 2011.

Hay que reconocer que las élites han logrado una efectiva despolitización de masas por la vía de la inflación del espectáculo de la política representativa

Es lógico que se viva el actual momento con desánimo y cansancio. Hay que reconocer que las élites han logrado una efectiva despolitización de masas por la vía de la inflación del espectáculo de la política representativa.

Pero si esta decepción actual sirve para disipar la ilusión de que sólo se puede cambiar el orden de las cosas por la sola vía institucional, y sirve también para superar la tentación caudillista y populista tan frecuente en nuestra tradición política, entonces será un retroceso útil.

Un aprendizaje precioso para volver a la más fértil raíz democrática, plurinacional, libertaria, comunitaria y ahora también feminista y ecologista.

Tenemos, pues, motivos para la desilusión, pero la cuestión es cómo a partir de lo mucho conseguido en esta derrota –el municipalismo, las redes tejidas tras el 15M, los artefactos políticos que han puesto en tantas dificultades al bipartidismo– trabajamos la esperanza de que este momento se leerá en el futuro como el punto en que volvimos a reconectarnos con la onda larga de las luchas históricas por la emancipación.

Madrid devuelve por mal estado 85 de las casas entregadas por Sareb para alquiler social

Posted: 17 Sep 2016 09:47 AM PDT

TRAS 9 MESES DE CONVENIO ENTRE EL AYUNTAMIENTO Y EL BANCO MALO, SÓLO SE HA ADJUDICADO UNA VIVIENDA

Jaime Echegoyen (Sareb) y Manuela Carmena firman en enero del convenio entre el 'banco malo' y el Ayuntamiento de Madrid / EMVS

Diagonal | 16/09/16

La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid ya ha devuelto a Sareb 85 de las 300 viviendas que el conocido como 'banco malo' arrendó al Ayuntamiento de Madrid para destinarlas al alquiler social, según ha podido saber Diagonal. El motivo de las devoluciones es el mal estado de las viviendas entregadas por la entidad presidida por Jaime Echegoyen.

Según han relatado fuentes de la EMVS a Diagonal, en esos 85 casos "el presupuesto de arreglo era excesivamente alto" o directamente la vivienda "es completamente inadecuada por encontrarse en estado de total destrozo". La cifra final puede ser todavía más alta, dado que la EMVS todavía está estudiando el estado de otras 114 viviendas entregadas por Sareb "para ver si tienen posibilidad de arreglo", aseguran las mismas fuentes.

Como resultado, casi nueve meses después de que el Ayuntamiento de Ahora Madrid y Sareb firmaran el convenio de cesión temporal de los pisos, sólo se ha adjudicado uno, según informan fuentes de la EMVS a Diagonal. A esta cifra hay que añadir otros 25 que estaban habitados irregularmente en el momento de su entrega y están en proceso de regularización para el alquiler social. Pero globalmente, sumando los 85 a los 114 todavía en revisión, al menos dos de cada tres pisos facilitados por el 'banco malo' no estaban listos para ser habitados en el momento de su entrega.

"Perímetro social de viviendas"

Fuentes de Sareb no han negado ni confirmado a Diagonal estas cifras y han asegurado que las viviendas entregadas "se ceden en buenas condiciones, en condiciones de habitabilidad". Tal y como han explicado a este periódico, previamente a su entrega la entidad "hace un informe técnico con cada una de las viviendas para confirmar sus características". El convenio firmado con el ayuntamiento incluye una comisión de seguimiento entre cuyas funciones se encuentra la evaluación de incidencias. Si la vivienda "no se ajusta a las características, entonces se devuelve", precisa Sareb, que destaca la "buenísima interlocución con el Ayuntamiento y la Empresa Municipal de la Vivienda".

El contenido del convenio, y la propia naturaleza del parque inmobiliario absorbido por Sareb, explican esta situación. El equipo de la concejala Marta Higueras –al frente del área de Equidad y Derechos Sociales y presidenta de la EMVS– y Sareb acordó un tope de 5.000 euros por piso –sufragados al 50% entre las dos partes– para los presupuestos de arreglo, algo que se ha demostrado insuficiente una vez inspeccionados los pisos, según confirman fuentes de la EMVS a Diagonal.

Ya en abril, la entonces consejera delegada de la EMVS, María Serrano, afirmaba ante preguntas de la oposición municipal que "un número relativamente importante [de las viviendas] se están devolviendo porque no reunen las características que se requieren o porque el presupuesto de inversión y arreglo es superior [al incluido en el convenio]".  Serrano afirmaba que 32 de las viviendas presentaban "presupuestos menores de 15.000 euros" y otras 27 requerían presupuestos mayores a esa cifra. El acuerdo entre Sareb y el consistorio prevé excepciones al tope de 5.000 euros por obra, pero sólo hasta los 7.000.

Según han explicado a este periódico una portavoz de Sareb, la política de la empresa –tachada como mínimo de opaca incluso en el programa electoral del PSOE para las elecciones del 26J– Sareb no cede vivienda nueva ni bloques enteros, algo que reduce en gran medida el parque disponible que se puede entregar en este tipo de acuerdos. "La vivienda de segunda mano que tiene Sareb es la que es. Las vivienda está donde está, en Madrid no tenemos vivienda disponible en el centro", señala.

No es cierto que Sareb no ceda bloques enteros: en Catalunya, ha cedido al menos tres a la Generalitat, si bien todos ellos ocupados previamente por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Sabadell, Manresa y Salt. El límite de lo posible, de nuevo, viene definido por actores no siempre institucionales. En declaraciones a Diagonal, Sareb se refiere al "peligro de que los hipotéticos bloques no cedidos se conviertan en guetos" si son alquilados exclusivamente a personas de rentas bajas.

El convenio con la EMVS madrileña no establece de hecho ningún criterio al respecto: Sareb 'cede en usufructo' las 300 viviendas, pero "sin alejarse del mandato legal que le ha sido encomendado": en teoría, devolver las ayudas públicas comprometidas en su creación: ni más ni menos que un 45% de su capital –a los que hay que añadir 996 millones de euros adicionales sólo en 2016, según publicaba en agosto el diario El País– y los avales por valor de 50.000 millones de euros con los que la sociedad absorbió en 2012 parte del crédito moroso y de los activos inmobiliarios que la banca no podía vender en el mercado. Las casas cedidas a ayuntamientos y comunidades autónomas –4.000, dice Sareb en su web– formarían parte del "perímetro de vivienda social", según la expresión usada por la interlocutora de Sareb con este periódico. En otras palabras, del parque con menor valor.

Escrache de la PAH en 2014 frente al domicilio madrileño de la expresidenta de Sareb, Belén Romana / Eliezer Sánchez

Además de las condiciones en que el banco malo ha entregado las casas, el convenio está lejos de ser una bicoca para el Ayuntamiento. Empezando porque hay un precio: el término legal es 'cesión en usufructo' –y así se difundió en prensa– pero el acuerdo establece claramente que el Ayuntamiento pagará a Sareb 125 euros mensuales–por cada casa sin habitar entregada– y 75 euros –por cada casa ya ocupada irregularmente– más impuestos; además, el consistorio se hace cargo del Impuesto de Bienes Inmuebles de todas las viviendas, y de otros gastos como la vigilancia privada, el alta de los suministros, el certificado de habitabilidad en caso de que la vivienda no disponga de él, las obras no extraordinarias –no queda definido este término–, así como de la inspección de las casas entregadas.

Tal y como ha recordado la fuente de Sareb consultada, la comisión de seguimiento podrá requerir información sobre la situación socioeconómica de los hogares, de modo que si estos "dejan de estar en situación de vulnerabilidad" no se les renovaría necesariamente el contrato. De hecho, queda a discreción de Sareb la firma de un nuevo contrato de alquiler social en el caso de que las personas destinatarias originalmente hubieran desistido de entrar en el piso.

Violeta Canabal, miembro de la Asamblea de Vivienda del distrito de Latina –el grupo stop desahucios del suroeste de la capital– se muestra abiertamente crítica en su balance de los resultados del convenio nueve meses después de su firma. "No puede haber un ayuntamiento que sepa de la emergencia habitacional que vivimos y lleven meses y meses dilatando un proceso de adjudicación de vivienda. Si ellos no son capaces de conseguir vivienda, que haya una denuncia pública de lo que está haciendo Sareb", reclama. "Con este acuerdo, lo que hacemos es prácticamente pagar a Sareb para que no se deterioren más las casas que ahora no le interesa vender", se lamenta.

Las PAH y grupos de vivienda de la ciudad, en tensa relación con la alcaldesa Manuela Carmena, han criticado repetidas veces la escasa ambición de los planes de vivienda municipales. Un empuje que contrasta con la decisión del PP al vender –por debajo de su valor– buena parte del parque de vivienda pública madrileño. En su rueda de prensa al anunciar la querella contra los responsables de la venta en 2013 de 1.860 viviendas municipales al fondo buitre Azora, la concejala Marta Higueras volvió a recordar la escasez del parque público de vivienda existente en Madrid, y lo bien que le vendría a la población recuperar las 18 promociones de la EMVS malvendidas por la alcaldesa Ana Botella, posibilidad abierta pero que nadie ve al alcance de la mano en esta legislatura.

En 2013, a la cúpula del PP dentro de la EMVS le bastaron 4 meses (de marzo a junio de 2013) para cerrar el acuerdo de compraventa de las 1.860 viviendas con el fondo buitre. En 9 meses de existencia, no se puede decir que el pequeño convenio del ayuntamiento de Ahora Madrid con Sareb esté contribuyendo a devolver el golpe.

Nadie pisará la cárcel por la ruina de las cajas gallegas

Posted: 17 Sep 2016 09:11 AM PDT

José Precedo | El Diario | 16/09/2016

En medio de la campaña electoral gallega, el Tribunal Supremo condenó esta semana a cuatro directivos de Novacaixagalicia, una sociedad efímera que nació de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova antes de ser vendida por el FROB, a dos años de cárcel por administración desleal y apropiación indebida o cooperación necesaria para llevarla a cabo. Al no tener antecedentes penales y ser una condena por debajo de los dos años y un mes, los directivos no ingresarán en prisión. El fallo ratifica las penas que la Audiencia Nacional impuso en 2015 tras juzgar las indemnizaciones (18,9 millones en total) que esos mismos ejecutivos se autoadjudicaron en 2010 desde los despachos más altos de la entidad.

Mucho más que un castigo a cuatro gerifaltes codiciosos, el Supremo ha juzgado toda una era político-económica de excesos que se dio de bruces con la mayor crisis financiera mundial desde el crash del 29.

Ninguno de los cuatro ejecutivos condenados entrará en prisión pero el fallo, que ni siquiera ha merecido demasiado espacio en las portadas, estampa el lamparón definitivo en los historiales de una élite financiera a la que nadie tosió en Galicia durante décadas. En la sentencia, escrita en 200 páginas, figura el nombre de Julio Fernández Gayoso. El sempiterno hombre fuerte de Caixanova, la caja del sur de Galicia que creció a fuerza de absorber entidades más pequeñas, el meritorio que entró en Caixavigo con 16 años apadrinado por un alcalde franquista y que luego se mantuvo 47 años en el poder, está condenado como el cooperador necesario que ayudó desde la cima de Novacaixagalicia en los trámites para abonar a cuatro ejecutivos un finiquito de 18,9 millones de euros. Todo se cargó a las cuentas de un banco valorado entonces en 181 millones. En castellano raso: más del 10% de los activos se dedicaron a pagar los despidos de cuatro dirigentes de su cúpula.

Al elegido de Gayoso, José Luis Pego, un asesor de prensa que heredó todo el poder en Caixanova, el Supremo lo castiga con otros dos años de cárcel por fijarse una indemnización de 7,7 millones, que salía de multiplicar su salario fijo (627.000 euros) por los 12 años que le quedaban para jubilarse cuando entró con plenos poderes en Novacaixagalicia dentro de una operación apadrinada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. La publicitadísima fusión de Caixa Galicia y Caixanova tenía como objetivo poner a salvo el poder financiero gallego. El final es conocido: un rescate con dinero público de 9.000 millones de euros que acabó en la venta de la entidad resultante a un grupo venezolano por 1.003 millones. El nuevo banco privado sigue funcionando ahora con el nombre comercial de Abanca. En el tránsito 1.850 personas perdieron su empleo a través de un Ere.

Los ejecutivos de aquel experimento llamado Novacaixagalicia que pronto fue liquidado por el FROB Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez también han sido condenados a dos años de prisión y al pago de una multa de diez meses con una cuota diaria de 250 euros. Entre los cuatro directivos deberán devolver 14 millones de euros de sus despidos. La honra la habían perdido mucho antes, cuando empezaron los murmullos a su paso en los restaurantes de postín  y sus caras recorrieron Galicia de norte a sur en las pancartas que los preferentistas desplegaron para denunciar la estafa sufrida por 40.000 pequeños ahorradores. Algunos eran analfabetos y firmaron los contratos con sus huellas dactilares.

El Supremo ha respondido al recurso de casación presentado por las defensas que las gestiones para aprobar esas indemnizaciones millonarias en el consejo de Novacaixagalicia fueron "inequívocos actos apropiatorios con fines de lucro personal". E incluso considera suave la condena de la Audiencia Nacional dictada en 2015 por la Audiencia Nacional. Pero no toca las penas porque el Supremo no puede agravar en la respuesta a un recurso de casación de las defensas unas condenas que considera "desproporcionada por su exigüidad desde la perspectiva de la gravedad de las conductas".

A salvo de sentencias judiciales quedan otros privilegios como los planes de pensiones también millonarios establecidos en las antiguas cajas de ahorros. El propio Pego acumula un fondo de 10,8 millones. A Javier García de Paredes, director adjunto de Novacaixagalicia y absuelto en el caso de las indemnizaciones le corresponden 5,1 millones. Gregorio Gorriarán tiene 9,2 millones y Óscar Rodríguez, 8,1.

Fin de la omertá de los banqueros

El fallo del Supremo representa el punto final a una larga época de omertá. A muchos años en los que todos miraron a otro lado: los consejos de administración de las dos entidades financieras –formados por personajes de paja que se limitaban a respaldar a quienes los colocaron en ellos y a presumir de obra social,  el poder político, los sindicatos y por supuesto los medios de comunicación, beneficiarios directos de esa orgía crediticia que hizo correr el dinero de los ahorradores gallegos hacia manos amigas, ya fuesen inversiones en ladrillo en Levante o suntuosas bodegas. Nadie se atrevió a husmear nunca en los negocios de los hombres del dinero.

Porque Gayoso no estuvo solo en los días de vino y rosas. En la caja rival, la entidad del norte, se sentaba su antagonista, José Luis Méndez, todopoderoso director general de Caixa Galicia durante 29 años. Gayoso y Méndez. Méndez y Gayoso. Dos figuras intocables para periodistas y políticos que solo tuvieron problemas en los juzgados cuando sus castillos en el aire ya se habían desmoronado, con los balances de las cajas prácticamente quebrados.

Si Méndez se libró del pleito de las indemnizaciones que sí juzgó a su enemigo íntimo, Gayoso, fue porque pactó su salida a tiempo, en 2010, cuando el Banco de España, tras ver los números de Caixa Galicia y su exposición al ladrillo en aventuras de promotores valencianos, consideró al banquero incompatible con cualquier plan de futuro. Cobró por irse 18 millones de euros, exactamente la cantidad que exigió para apartarse del proceso de fusión.

Pero eso fue en 2010 cuando las luces ya se habían apagado. Tres años antes, en el verano de 2007 se vio capaz incluso de comprarse una isla, la de Sálvora, en plena ría de Arousa. La intrahistoria de la operación refleja bien el poder omnímodo que atesoraban en aquel momento los señores de las cajas. Méndez dio una rueda de prensa para anunciar su adquisición por 8,5 millones de euros que Caixa Galicia iba a pagar a una familia de nobles.

La venta de Sálvora suscitó una tenue oposición en un sector del BNG, que gobernaba Galicia en coalición con el socialista Emilio Pérez Touriño.  Uno de los diputados nacionalistas, Bieito Lobeira, integrante de una facción marxista-leninista, presentó una pregunta parlamentaria para cuestionar que una caja se dedicase a comprar islas en un parque natural. El líder del BNG y vicepresidente de la Xunta entonces, Anxo Quintana, obligó al que era portavoz del grupo parlamentario, Carlos Aymerich a retirar la iniciativa. Por si quedaban dudas acerca del cambio de planes, Méndez exhibió en los despachos de los medios de comunicación una carta del BNG pidiéndole disculpas. Meses después, el Ministerio de Medio Ambiente ejerció el derecho de tanteo y se quedó con Sálvora para protegerla junto a otros dos islotes. El episodio dejó una copla para la historia. Tras presentarse ante los medios exultante para anunciar la compra de Sálvora, Méndez se permitió canturrear en el ambiente habitual de fanfarria con los periodistas afines una canción tradicional sobre la isla con la letra cambiada: " Ay, Sálvora, ay San Vicente, hai cousas en Galicia que solo as fai Méndez".

La historia del hermano de Pili Zabala, el asesinato que implicó a la Guardia Civil en la guerra sucia contra ETA

Posted: 17 Sep 2016 08:34 AM PDT

Iñigo Sáenz de Ugarte | eldiarionorte Euskadi | 16/09/2016

Josi Zabala reúne dos características: miembro de ETA –aunque se debería decir presunto porque nunca fue juzgado– y víctima del terrorismo. Junto a su amigo, José Antonio Lasa, fue secuestrado en Francia en octubre de 1983 por un comando de los GAL. Acabaron en el Palacio de La Cumbre, en San Sebastián, cuya propiedad correspondía al Ministerio de Interior. Allí fueron interrogados y torturados por guardias civiles del  cuartel de Intxaurrondo.

El asesinato de Lasa y Zabala es uno de los episodios negros de la lucha antiterrorista en los años 80. No puede considerarse como un factor exterior a la actividad del Estado. Los responsables de las torturas, asesinato y desaparición de los dos jóvenes eran guardias civiles, condecorados y protegidos por el Ministerio de Interior, a los que se consideraba la primera línea en la lucha contra el terrorismo. Y al frente de ellos, el comandante Enrique Rodríguez Galindo, que en 1995 pasó a ser general.

La candidatura de Pili Zabala –hermana de Joxi Zabala– en Elkarrekin Podemos ha recuperado esa historia, que en el debate de los principales candidatos el jueves en ETB2 tuvo un momento extraordinario, al dejar casi sin palabras a Alfonso Alonso, líder del PP vasco. Alonso no quiso definir como terrorismo el asesinato de Lasa y Zabala. Este viernes ha rectificado en un tuit, en el que también ha prometido ayudar a la candidata de Podemos: "Ayer me impresionó tu dolor, que comparto".

Lasa y Zabala huyeron a Francia en 1981. Según la sentencia sobre el crimen que sufrieron, formaban parte de un comando de ETA que realizó un atraco frustrado, lo que condujo a la huida de sus integrantes. Si eran miembros de ETA, no eran muy importantes. Dos años después, desaparecieron sin dejar rastro.

Fueron conducidos al palacio, en pleno centro de San Sebastián, donde el comandante Galindo ordenó su interrogatorio para conseguir pistas sobre el paradero de otros etarras más importantes. Desde arriba, se había dado la orden de conseguir resultados inmediatos como fuera. Ni siquiera secuestrar sin ningún mandato judicial a etarras en territorio francés estaba descartado tras el secuestro y asesinato por ETA del capitán Alberto Martín Barrios, ocurrido el 5 de octubre de 1983.

Un grupo de policías fracasó en su intento se capturar en Francia al etarra José María Larretxea el 18 de octubre. Dos días antes, los guardias civiles habían raptado a Lasa y Zabala.

Los interrogatorios fueron tan salvajes que los dos jóvenes quedaron en un estado físico lamentable. El comandante Galindo no iba a devolverlos a Francia para que contaran luego lo ocurrido. Quizá desde el principio tenían previsto eliminarlos. Fueron conducidos a Alicante donde fueron asesinados a sangre fría de varios tiros en la cabeza y enterrados en una fosa. Los cubrieron con cal viva.

Los restos fueron hallados en 1985, pero no fueron identificados hasta diez años más tarde.

Galindo, un exgobernador civil de Gipuzkoa, el socialista Julen Elgorriaga, y otros mandos de la Guardia Civil fueron condenados en abril de 2000 por estos asesinatos. El exjefe del cuartel de Intxaurrondo recibió una condena de 71 años de prisión, elevada a 75 por el Tribunal Supremo.

Uno de los casos más graves de terrorismo de Estado en la democracia española no supuso en la práctica un castigo muy severo para su responsable. Galindo sólo cumplió cuatro años y cinco meses entre rejas al ser excarcelado en 2004 por "razones de salud". Pasó a cumplir la pena en su domicilio y en 2013 obtuvo la libertad condicional.

A día de hoy, Pili Zabala no tiene la condición oficial de víctima del terrorismo, porque la ley de ayuda a las víctimas aprobada por el Congreso sólo la asigna a las víctimas de ETA.

La Legión contra Carmena

Posted: 17 Sep 2016 04:50 AM PDT

Juan Miguel Baquero | eldiario.es | 16/09/2016

Quitar el nombre a la calle dedicada al franquista Millán Astray arrastra un doble desafío para Manuela Carmena. Una plataforma de legionarios veteranos, que califica la decisión de "canallada" y convoca una concentración en Madrid el próximo 24 de septiembre. Y el PP, contrario también a la eliminación del callejero del homenaje al militar golpista.

Dentro de la extendida polémica que va dejando la aplicación de la ley memorialista en el nomenclátor madrileño, la figura del golpista presenta esta doble factura opositora para el Gobierno de Ahora Madrid. "¡Ya basta, Carmena! No nos enfrentes. Ni rojos, ni azules", lanzan a la alcaldesa madrileña desde la Plataforma ¡Sí, calle Millán Astray!, organizadores de una protesta todavía no autorizada, según confirman a eldiario.es fuentes de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid.

Entre las 27 propuestas que el Comisionado de la Memoria Histórica trasladó al Ayuntamiento para está la que prevé cambiar 'Calle del General Millán Astray' por 'Avenida de la Inteligencia'. Recuerda el nuevo nombre previsto a la rúbrica con la que Miguel de Unamuno replicó al militar en 1936: "¡Viva la inteligencia!". Antes, Millán Astray interrumpía el discurso del rector en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca al grito de: "¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!".

El PP ha solicitado en el pleno del distrito de Latina que la vía pública mantenga el nombre del exgeneral. O, más bien, que quede completado: 'Calle del Fundador de la Legión Española, Millán Astray'. Una oferta que ha recibido críticas en redes sociales, como desde la cuenta de Ahora Latina, y que fue rechazada.

"¡Ya basta, Carmena! Ni rojos, ni azules"

En un vídeo hecho público por la propia agrupación de legionarios, el teniente coronel José Pérez Recena hace un llamamiento a participar en la concentración. En el mensaje, que rematan dos menores de edad, el portavoz del colectivo dice: "nuestros padres y abuelos sufrieron una guerra fratricida y tardaron mucho en reconstruir España. ¡Ya basta, Carmena! No nos enfrentes. Ni rojos, ni azules. Españoles". Y culminan los niños: "no nos dejéis una España rota, no queremos esa herencia".

La plataforma en defensa del fundador del cuerpo militar está formada por la Hermandad Nacional de Antiguos Caballeros Legionarios de España y diversas delegaciones regionales. Los veteranos pretendían manifestarse el mismo sábado 24 de septiembre, con recorrido "de Cibeles a la Plaza de la Villa" y bajo el lema 'Por España me atrevo'.

Concentración convocada para que la calle Millán Astray mantenga su nombre franquista.
Concentración convocada para que la calle Millán Astray mantenga su nombre franquista.

Desconvocaron la cita para solicitar, como siguiente paso, una concentración el mismo día en horario de 12 a 14 horas, en Plaza Mayor y con el título 'Sí a la calle Millán Astray'. Delegación del Gobierno debe notificar de forma oficial a lo largo de la semana entrante si autoriza o no la protesta. La hermandad de exmiembros de La Legión ha preferido no hacer declaraciones a eldiario.es sobre la cuestión: "No podemos decir nada, no estamos autorizados para hablar de eso".

Para la plataforma, cambiar el nombre de la calle de Millán Astray a Inteligencia es "una felonía y una canallada". El motivo, precisan, es que así "se da por cierta una historia que cada uno cuenta a su manera", en alusión al enfrentamiento entre el militar y Unamuno. Califican además la movilización como un "desafío" a la alcaldesa de Madrid que ejecuta una "aplicación de la revanchista Ley de Memoria Histórica" al borrar "del mapa a todos los personajes contrarios ideológicamente a la alcaldictadura de turno".

¿Quién fue Millán Astray?

José Millán Astray (La Coruña, 1879 – Madrid, 1954) es uno de los personajes y altos cargos del franquismo que participaron en la rebelión militar del 36 contra la Segunda República cuyo homenaje en el callejero de Madrid está en entredicho. Da nombre a una de las calles que pretende modificar el Comisionado de la Memoria Histórica. Pero, ¿quién fue el exgeneral golpista?

El nacimiento de la Legión Española en 1920 obedece a un proyecto del entonces teniente coronel de Infantería Millán Astray. Con el nombre original de Tercio de Extranjeros –ahora encuadrado en las fuerzas del ejército de tierra español– serviría como fuerza de choque en la dura guerra de Marruecos. La contienda africana estuvo marcada por una violencia extrema que definiría el terror represor del franquismo.

El bar franquista 'Casa Pepe', adornado con carteles en defensa del militar golpista. / MAR GONZÁLEZ
El bar franquista 'Casa Pepe', adornado con carteles en defensa del militar golpista. MAR GONZÁLEZ

Es, según Paul Preston, "la persona que más influencia ejerció en la formación moral e ideológica de Francisco Franco". Contribuyó "al ideario violento de la extrema derecha española" con la creación del cuerpo copiado de la Legión extranjera francesa donde "institucionalizó y evangelizó –cita el historiador en Las tres Españas del 36– los valores brutales y embrutecedores con que Franco libró y ganó la guerra civil española".

En el conflicto armado contra las tribus del Rif sufrió heridas que lo hicieron ser conocido como "el cojo, manco y tuerto Millán Astray". Coincidió con Franco en el frente africano, pero acaba por tener un papel secundario en la sublevación. El casi épico episodio con Miguel de Unamuno (12 de octubre del 36) lo recoge el hispanista Hugh Thomas en su libro La guerra civil española.

Millán Astray es también fundador de Radio Nacional de España (en 1937) y jefe de Prensa y Propaganda durante la dictadura franquista. Procurador en las Cortes entre 1943 y 1952, recibió numerosas condecoraciones militares. Tuvo una hija, de nombre Peregrina, fruto de un romance extramatrimonial con Rita Gasset. A su muerte, era director general del llamado 'Cuerpo de Caballeros Mutilados de Guerra por la Patria'. Está enterrado en el cementerio de la Almudena.

Socialismo para los ricos, capitalismo para los pobres

Posted: 16 Sep 2016 01:38 PM PDT

Aníbal Monasterio Astobiza | Rebelión | 16/09/2016

Las elites son tratadas de una forma especial por las políticas de estado. Hubo una época en la que el resto éramos los destinatarios de las políticas públicas de estado.

El adagio que da título a este texto, acuñado por Charles Abrams, describe está notable inversión de las categorías en la teoría y práctica y existe una plétora de ejemplos para el incrédulo. Algunos ejemplos son subsidios y ayudas públicas a empresas y sectores privados, rescates a bancos privados con el dinero de todos los contribuyentes, compra de deuda a empresas privadas por parte de Bancos Centrales, créditos fiscales para salarios bajos financiados por el estado, eliminación de impuestos de patrimonio, exenciones para las empresas, rebajas y deducciones fiscales en impuestos (pero no para las personas físicas), cláusulas de contratos que tipifican lucro cesante por lo que si una empresa privada fracasa en su modelo de negocio el estado cubre gastos… y la lista puede seguir ad libitum.

En cambio, el resto de la ciudadanía (las clases populares y trabajadoras, clase media/trabajadora, pobres o ponga usted el epitome sociológico que más le guste) viven bajo la doctrina férrea de un capitalismo. Algunos ejemplos son individualismo cultural e individualismo expresivo en todas sus formulaciones (búsqueda de estatus social por medio del consumismo y la exploración hedonista) competición por ofertas de trabajo cada vez más precarias y escasas, mercantilización de los derechos y servicios públicos (quien disponga de los recursos para obtenerlos que pague por ellos porque ya no serán ofrecidos por el estado como ejemplo la educación, sanidad…).

Para que el lector se haga una idea, en España el 20% más rico de la población recibe el 25% de las ayuda públicas mientras que el 20% más pobre solo el 10%. José Antonio Noguera, Profesor Titular de Sociología en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y director del grupo de investigación GSADI (Grupo de Sociología Analítica y Diseño Institucional), lo expone de una forma más clara y didáctica. El 10% que declara una renta más alta (renta promedio de 71.000 euros al año en el IRPF) recibe una subvención pública de 350 euros mensuales como media mientras que el 10% con menos ingresos (que declara una media de 2.300 euros al año) recibe únicamente 41 euros mensuales (El estado de bienestar oculto en España, 12 de septiembre 2016, Agenda Pública).

Esto es lo que los politólogos, economistas y científicos sociales llaman "bienestar fiscal" por oposición a "bienestar social". Sí, sí, a los ricos se les ayuda con subvenciones públicas igual que a los pobres, lo que sucede es que tiene la forma de ser socialismo para los ricos, pero capitalismo para los pobres. En otras palabras, exenciones, reducciones y deducciones impositivas que la administración aplica a los contribuyentes de rentas medias y altas que no recibe la trascendencia y eco mediático que debiera, mientras que las rentas más bajas presentadas de forma pícara como perceptores de prestaciones sociales directas que viven de la ayuda pública; basta para alarmar política y socialmente.

Que a las rentas más altas se les perdonen 7.300 millones de euros no preocupa a nadie y que las rentas más bajas se les creen la imagen de parásitos sociales, ocupa las páginas de los periódicos.

Es como si se tratará a los ricos con guantes de seda y a los pobres con mano de hierro. En una verdadera sociedad de economía capitalista las empresas que toman decisiones que entrañan grandes riesgos y se equivocan, entran en bancarrota, se arruinan y desaparecen. Es la competitividad. Pero las rentas altas o las empresas no quieren una verdadera sociedad de economía capitalista. Quieren que "papa estado" este ahí para socorrerles cuando están en peligro, rescatándoles con el dinero de los contribuyentes. De ahí la cínica expresión "demasiado grande para caer".

Sí, aunque le parezca contraintuitivo y un absurdo á la Lewis Carroll, el sistema actual es un socialismo para los ricos y un capitalismo para los pobres.

@anibalmastobiza (https://twitter.com/anibalmastobiza)

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada