jueves, 29 de septiembre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público



Iniciativa Debate Público


La crisis del PSOE como crisis de régimen

Posted: 29 Sep 2016 10:01 AM PDT

Pablo Iglesias Turrión | Otra Vuelta de Tuerka

"El PSOE tardará mucho en volver a ser útil". Lo decía esta mañana Iñaki Gabilondo, uno de los rostros más prestigiosos de nuestra historia reciente (recuerden que fue su cara la que apareció en la televisión para transmitir tranquilidad a España el 23F, mucho antes que apareciera la de Juan Carlos) desde el periódico que fue el intelectual orgánico de la Transición y la referencia internacional durante años para entender España. Ayer Felipe González, la figura histórica más importante después de Franco, el presidente –a un tiempo carismático y siniestro– más relevante del sistema político del 78, señalaba a Pedro Sánchez desde la SER, nada menos que desde la SER. Poco después el aparato del partido apuñalaba. Y hoy el editorial de El País llama a Sánchez "insensato sin escrúpulos". No estamos sólo ante la crisis de un partido, sino ante lo que Alberto Garzón definía con acierto ayer como motín oligárquico; un intento de golpe en el interior del PSOE para entregar el Gobierno al PP.

El pasado domingo, en la clausura de la Universidad de verano de Podemos que hicimos en la Universidad Complutense, expuse a mis compañeros las que, a mi entender, son las claves estratégicas para entender la situación de bloqueo que vive nuestro país. Expliqué que no estamos viviendo una situación de "empate catastrófico", una expresión traída de América Latina donde la paridad de fuerza electoral entre sectores pro-oligarquía y sectores populares obligó a soluciones constituyentes. En España aún no es posible ni el desempate electoral ni una solución constituyente a corto plazo. El bloqueo de nuestro país tiene que ver más bien con las tensiones que se están produciendo en el Partido Socialista entre los partidarios de la restauración del sistema de partidos anterior a las elecciones del 20D, y los partidarios del reacomodo del PSOE a la nueva situación. Lo que se dirime en este partido es básicamente su papel y su estrategia en un contexto histórico nuevo.

Los partidarios del "reacomodo", con Felipe González y Susana Díaz a la cabeza, cuentan con el apoyo entusiasta de Juan Luís Cebrián y el grupo de comunicación del que es propietario. A mi entender son el sector del PSOE con el proyecto político más claro y una orientación estratégica más armada y precisa. Son partidarios de entregar el Gobierno al Partido Popular y reconocen sin ambages estar más cerca de este partido que de nosotros. Para ellos, el PP es uno de los pilares políticos de España, su histórico competidor en el sistema del turno, mientras que Podemos y sus aliados representan un peligro frente al que hay que conjurarse incluso con sus viejos rivales del turnismo. Este sector cuenta con el apoyo de las élites económicas de nuestro país y de los poderes extranjeros, pero no cuenta con la simpatía ni de los votantes ni de las bases socialistas.

Los partidarios de la "restauración" están representados por Sánchez y su equipo. No cuentan con apoyos mediáticos ni de sectores oligárquicos y además carecen de proyecto político. Ni se han atrevido a intentar diseñar un proyecto de reformas y de gobierno con nosotros, ni tampoco a afrontar con sentido común la tensión plurinacional que se vive en España. Les aterra, con buen criterio, entregar el gobierno al PP por las consecuencias electorales que tendría para su partido y querrían volver a un sistema bipartidista que nos dejara a nosotros ocupando una modesta posición en la izquierda del tablero político, mayor que la que tuvieron en su momento el PCE e IU pero lejos de la paridad actual. Desde enero su objetivo es bien subalternizarnos (al pedirnos que facilitáramos sin participar su gobierno con Ciudadanos) o repetir las elecciones con la esperanza de que el hastío y el aburrimiento de la gente nos hiciera retroceder. Mientras mantenga su no al PP, este sector cuenta con más simpatías entre la militancia y los votantes socialistas.

Los últimos acontecimientos han hecho que estos dos sectores pasen de la guerra fría a la guerra abierta. Del resultado de la misma no sólo depende lo que Gabilondo llama "utilidad" del PSOE, pronosticando una paulatina pérdida de relevancia histórica de este partido, sino nada menos que el resultado de la transición política que vive nuestro país.

Hoy la transición de hace 40 años, con todas sus complejidades, sus tensiones y sus a menudo olvidados centenares de muertos, parece un proceso sencillo si se compara con la actual situación. La sociedad española de entonces –a pesar de las excepciones representadas por las vanguardias de la oposición democrática y los movimientos sociales (en especial el movimiento obrero) y las propias excepcionalidades catalana y vasca– era una sociedad lógicamente atemorizada por la dictadura. El éxito de Suárez (tanto de la Ley de Reforma Política como de su UCD) señaló la hegemonía de su proyecto de metamorfosis de la dictadura en una monarquía constitucional más o menos homologable en Europa. La izquierda, sumida en sus debates para no dar miedo (las renuncias respectivas al marxismo y al leninismo del PSOE y el PCE no eran más que eso), se vio obligada a acomodarse a la estratégica de Suárez. Aquel exitoso proceso (si atendemos a los enormes consensos que suscitó y que no dejaron de aumentar cuando la transición se convirtió en relato fundante de nuestra democracia encarnado en la monarquía) culminó con la victoria electoral socialista de 1982, tras un golpe de Estado a un tiempo fracasado y exitoso. Nacía un nuevo régimen político con un poderosísimo PSOE al timón del Gobierno, sostenido, como cualquier sistema político que se precie, por unas nuevas clases medias. Como señala el malvado Emmanuel Rodríguez en su Por qué fracasó la democracia en España, las clases medias son más una noción ideológica que una categoría sociológica. La promesa de modernización y de mejora de las expectativas de vida encarnadas en el Partido Socialista fueron el alimento de esos sectores autopercibidos como clases medias, esa nueva España a la que el PSOE se parecía más que ningún otro partido.

La hegemonía del PSOE era tal que se le perdonó todo durante años, desde las consecuencias de su aceptación de la división del trabajo en Europa –que nos convirtió en una periferia especializada en el turismo–, pasando por la corrupción hasta el terrorismo de Estado. La arrogancia con la que todavía hoy se refiere Felipe González a "lo que hicimos en el País Vasco" revela hasta qué punto el expresidente vive aún en ese mundo. Aquel PSOE, sin embargo, sentó las bases sociales que permitieron el éxito electoral de Aznar y que el PP no sólo se hiciera con el poder durante años, sino que convirtiera la Comunidad Valenciana y Madrid en sus laboratorios más elaborados de su modelo corrupto-neoliberal, aún con Zapatero en la Moncloa.

La crisis económica, como en otros países de Europa, hizo saltar por los aires la auto-percepción de clases medias de inmensos sectores populares en España. Y el siglo XX ha dado sobradas lecciones de lo que pasa cuando se tocan las expectativas de las clases medias. Los desahucios, las estafas permanentes, el paro, la precarización de las condiciones de vida, la emigración de los jóvenes, fueron el caldo de cultivo del movimiento que lo cambió todo: el 15-M. Los hijos e hijas de las nuevas clases medias bajaron a las plazas y señalaron a las élites políticas y económicas. Solo había que ponerles nombre. Nosotros decidimos llamarles casta.

Aquello no fue una venganza de los perdedores políticos de la Transición, una izquierda que durante más de 30 años bastante hizo con resistir. Aquello era el inicio de una crisis de régimen que introducía los ingredientes para una nueva gramática política llamada a cambiar muchas cosas en España. Podemos fue quizá la expresión electoral más elaborada (pero no la única) de aquella nueva gramática. Pero sería absurdo desvincular aquel movimiento de las tradiciones democráticas y regeneradoras de nuestro país. Por las venas del 15-M corría la sangre del movimiento obrero, de los movimientos liberales del XIX, de la lucha de las mujeres, de las luchas contra la dictadura. Sólo así se explica que fuera precisamente el PSOE el partido más afectado por el 15-M y que Podemos haya sido capaz de atraer a un nuevo espacio, no sin dificultades, a todos los sectores que levantaron las banderas de la resistencia en el pasado. Pero ni los símbolos, ni el lenguaje, ni las formas, habrían de ser los mismos.

Podemos vivió una primavera de esperanza en 2014 y un verano en el que nuestras líneas avanzaban ante la desbandada y la torpe resistencia de los adversarios. Así hasta encontrarnos con unas encuestas que nos situaban como la primera fuerza política. El 31 de enero de 2015 hicimos una demostración de fuerza social con una movilización de partido probablemente sin precedentes desde el asesinato de los abogados de Atocha. Pero entonces llegó el invierno ruso y nuestras líneas dejaron de avanzar. Tuvimos que enfrentar procesos electorales en las peores condiciones para hacerlo y aún así irrumpimos en todos los parlamentos y fuimos uno de los motores principales de la conquista de las principales capitales del país por alcaldesas y alcaldes del cambio. Las elecciones catalanas fueron la prueba más difícil para nosotros. No recibimos el apoyo de los sectores a los que nosotros empujamos para alcanzar la alcaldía de Barcelona y nos vimos atrapados en una confrontación frentista que nos obligó a conformarnos con sembrar semillas para el futuro, asumiendo un duro revés electoral. Hace exactamente un año, las encuestas preveían nuestro hundimiento al tiempo que "el Podemos de derechas" que pidió el dueño del Banco Sabadell despuntaba en las encuestas. Pero llegó la remontada y el resultado de las elecciones del 20D cambió, a mi juicio para siempre, el sistema de partidos en España.

A partir de entonces la tensión en el PSOE provocó la situación que ahora vemos en toda su crudeza. Es innegable el valor demostrado por Pedro Sánchez enfrentándose a las fuerzas del régimen en su partido, pero quizá hubiera tenido más sentido proyectar también ese valor hacia los poderes establecidos fuera del partido. De haber sido así hoy podríamos estar gobernando juntos y quizá nuestro Gobierno, con todas las dificultades, hubiera podido implementar políticas redistributivas, regeneradoras, avanzar soluciones democráticas a la tensión plurinacional y ser un ejemplo para otros países europeos.

No sé qué ocurrirá finalmente en el PSOE. Temo que lo que se dirime allí no dependerá sólo de interpretaciones jurídicas y estatutarias; hablamos de la crisis más importante desde el fin de la Guerra Civil en el partido más importante del ultimo siglo en españa. Quien pensaba que podía haber normalidad política sin que el PSOE se decidiera por el PP o por nosotros se equivocaba.

Frente a la incertidumbre, a nosotros nos toca seguir del lado de la gente. Debemos estar preparados para gobernar o para la repetición electoral, pero también, si finalmente se imponen los partidarios de dar el Gobierno al PP, debemos estar seguros de nuestro papel como fuerza política que ofrece garantías y que se debe construir como instrumento de un movimiento popular que siga empujando por una sociedad más justa. Nadie duda en España de que nosotros jamás iremos de la mano del Partido Popular. En tiempos de incertidumbres y de golpes oligárquicos, Unidos Podemos debe ser el referente de seguridad de los que quieren una sociedad mejor frente a las élites.

Los golpistas del PSOE ya han ganado

Posted: 29 Sep 2016 09:17 AM PDT

Juan Carlos Escudier | Cuarto Poder | 29/09/2016

Los aristócratas del PSOE se han topado con los reglamentos y así, claro, no hay quien dé un golpe de mano en condiciones. Tras meses de contubernios, los amotinados confiaban en que 17 dimisiones de miembros de la Ejecutiva bastarían para hacer huir al enemigo, pero hete aquí que Pedro Sánchez no rinde el fuerte y sólo le ha faltado lanzarle el cuchillo a Susana Díaz para emular a Guzmán el Bueno en la defensa de Tarifa.

Los golpistas entienden que, según los Estatutos, Sánchez debe recoger las fotos de la familia y desalojar el despacho para hacer sitio a una gestora, con la que abortarían su intento de que la militancia elija al líder. Y los asediados se disponen a aprovechar las dimisiones para convocar un comité federal que fije la fecha de un congreso extraordinario donde se manifiesten los afiliados, algo que también infieren de los mismos Estatutos. Como se ve, el lío es antológico y no es descartable que en algún momento intervengan los tribunales para decidir quién se queda con las llaves de Ferraz y las plazas de garaje.

La excusa de barones y sultanas para protagonizar este bochornoso tamayazo han sido los malos resultados de las elecciones gallegas y vascas y la negativa de Sánchez a facilitar la investidura de Rajoy con una abstención del PSOE. En realidad, existía un plan para liquidarle fuera cual fuese el camino que eligiera, aunque su idea de celebrar un congreso en diciembre, previa elección directa del secretario general, ha precipitado las cosas. Había que evitar a cualquier precio que la militancia se pronunciase y por ello han sacado los tanques a la calle al toque de corneta de ese exconsejero de Gas Natural llamado Felipe González.

Tal era así que hasta tenían cubierto el escenario de una repetición de elecciones, donde pensaban defender la opción de sustituir al candidato natural, es decir Sánchez, por Ángel Gabilondo, quien fue por cierto el elegido para encabezar la lista autonómica de Madrid cuando la dirección federal decidió pasar la apisonadora por encima de la cabeza de Tomás Gómez, quien desde entonces sigue molesto, para qué nos vamos a engañar.

Lo de Gabilondo merece un apunte porque el catedrático de Metafísica no es de los que creen que su reino no es de este mundo, sino más bien al contrario. De hecho, rápidamente tomó partido por los ahora amotinados y, según dicen, se lleva a partir un piñón con el valenciano Ximo Puig y, pese a que en su momento fue la opción de Sánchez, siente por él un desprecio que difícilmente puede disimular.

El plan actual era otro. Se trataba de imponer una gestora que, además de apoyar la abstención socialista en una reedición de la investidura de Rajoy, durmiera el proceso y dilatara la convocatoria del congreso varios meses, hasta que el propio Sánchez se convirtiera en un recuerdo lejano para la militancia. Sería entonces cuando uno de los suyos, probablemente la sultana andaluza, se coronase sin mayor oposición.

Como curiosidad cabría una reflexión sobre los Estatutos del PSOE, que pese a unas lagunas como las de Ruidera, distinguen dos situaciones respecto a la Ejecutiva Federal, que es elegida por el congreso y que tiene una fuente de legitimidad distinta a la del secretario general, al que votan directamente los militantes.

Los Estatutos contemplan que el secretario general y su Ejecutiva puedan ser reprobados políticamente y forzados a hacer las maletas, pero la vía prevista es la moción de censura que se contempla en el artículo 36.c y para ello es necesario que lo decida la mayoría del Comité Federal. De prosperar, sería el propio Comité el que designara una gestora. Barones y sultanas han renunciado a este camino porque no debían de tener todas consigo de que salieran triunfantes en el Comité Federal.

Algo distinto son las dimisiones en masa, que en los Estatutos se contemplan como vacantes y que bien podrían producirse por otras razones, tal que un accidente de avión. En este caso, según el artículo que invocan los conjurados, el 36 o, prevé que el Comité Federal se reúna para convocar un Congreso Extraordinario pero ni habla de gestora ni se entiende como una censura política. De lo anterior se deduce que lo que queda de la Ejecutiva, con su secretario general al frente, sigue en funciones y, lo que es más importante, controla el proceso hasta la convocatoria del Congreso. Pretender conseguir con 17 dimisiones lo que exige 146 votos del Comité Federal no es muy serio que digamos.

Aún con los tanques detenidos en el semáforo, es posible concluir que los golpistas ya han triunfado. Obviamente, nadie en su sano juicio cree ya posible el intento de formar un gobierno alternativo y, de repetirse las elecciones, el PSOE estaría condenado a descender todavía más a los infiernos. A esas terceras elecciones estaría abocado Sánchez en el improbable escenario de que saliera vivo de la conjura. En definitiva, si pierde la batalla del Congreso está muerto y, de ganarla, perdería la guerra y estaría muerto igualmente. Descanse en paz.

¡Es la casta, imbécil!

Posted: 29 Sep 2016 05:28 AM PDT

Elisa Beni | eldiario.es | 29/09/2016

El golpe de mano de una facción del PSOE para hacerse con el control del partido es el síntoma más inequívoco de lo que puede llegar a pasar en este país para impedir que lleguen al poder los que no deben. Es la demostración de que la oligarquía, los que de verdad mandan, utilizarán todos sus resortes para que la izquierda de verdad no llegue al poder. Los que les dan miedo o, simplemente, dan muestras de ir a alterar su status quo no gobernarán. Cueste lo que cueste.

Ese es el pecado de Sánchez. Eso ha desatado la furia cainita. Por eso ha salido Felipe González de sus consejos de administración. Todo se ha precipitado cuando ha sido evidente que Pedro, ese Pedrito al que ante todo creen imbécil, tenía un plan B. Un plan que consistía en no dar el poder a la derecha e intentar el gobierno que desalojara a Rajoy. Ese que debería haberse hecho efectivo tras las primeras elecciones. Entonces no le dejaron formalmente explorar esta posibilidad. Ahora habían visto que todo se estaba cociendo para intentar muñir una opción que, tic-tac, llegara en el momento justo en el que sólo quedara eso o nuevas elecciones. No han querido arriesgar más y han decidido hacer saltar la banca. Alguien ha dado la voz de alarma: ¡desactiven eso ya! Así que los que podían hacerlo se han dispuesto a cortar el cable aprovechando las luchas de poder y personales que, además de todo, también enfrentan a los miembros de un partido centenario.

Los argumentos formales esgrimidos por los levantiscos no resisten un mínimo análisis. Los malos resultados electorales en Euskadi y Galicia -que no han sido buenos pero tampoco peores de lo esperado- son sólo una escalera para tomar el castillo. Es evidente que algunos de los sublevados vienen de varias debacles electorales propias. El análisis de los datos por años de los socialistas indica un declive que se remonta a Zapatero y, desde luego, demuestra que la sangría de votos por la izquierda ha sido constante. Pretender que Susana Díaz y su nacionalismo español y olé va a mejorar los datos de la formación en Euskadi, Catalunya, Galicia o, incluso, Madrid, es querer venderse una mula que no anda. No, no será el discurso populista y centralista el que recupere el espacio político para el PSOE. Siguen muy encegados porque, en realidad, sí son los rebeldes los que están pensando en términos de conservar espacios de poder y han perdido el contacto con la realidad de este país.

El segundo argumento, el de que Sánchez lleva a la destrucción al PSOE, es también de traca. Pretender que es él, con su postura contraria a colaborar para que gobierne la derecha, el que desangra al proyecto socialista es insostenible. Pensar que facilitando un gobierno de Rajoy el PSOE va a volver a ser el que era es no conocer al votante de izquierdas. Ese votante que es el que han perdido.

Indignarse por lo que está sucediendo no tiene que ver con ser de unos o de otros. Les confieso que Pedro me cae bien, Pablo también y que me divierto mucho con Carmona. Todos han sido compañeros de bancada. No, yo me indigno con lo que veo porque sólo leo un mensaje en todo lo que está sucediendo: no hay esperanza de que gobierne la izquierda en este país. Sólo la hay de que lo haga una izquierda domesticada y dócil a Bruselas que los poderes oligárquicos y fácticos admitan. Lo siento pero eso es lo que yo interpreto en cada nota discordante que oigo resonar en la sintonía de este país que es tan mío como de la casta. A fin de cuentas la casta no tiene país porque el dinero no tiene patria.

Por eso está pasando también que la derecha se muestra tan animada con los del alzamiento y lo mismo le sucede a los poderes mediáticos, incluso a los de la camiseta progresista, que son sobre todo poderes económicos. Por eso a las izquierdas varias y fratricidas, incluso a los que hasta ahora le han denostado, Sánchez les parece un mártir de una esperanza que se diluye como un azucarillo.

El tema de fondo es la democracia de la que disfrutamos. No sólo nosotros sino occidente en general. Pensemos si no estamos metidos en una comedia de la que no vemos la tramoya y en la que nuestra aparente libertad de elección es sólo una mascarada. Ese es el gran debate de toda Europa ahora. La verdadera secesión es la de los ricos. Nos han abandonado porque el dinero ha roto con la sociedad y con el país. Ha roto incluso con la democracia. Y lo estamos comprobando.

Dimiten ahora cincuenta y siete de los noventa caballos del Toyota de Pedro Sánchez

Posted: 29 Sep 2016 03:38 AM PDT

Redacción/Rokambol/29.09.16

La mayoría de los animales dimisionarios ya habían mostrado en varias ocasiones su intención de formar parte de la cilindrada del Audi A8L, el modelo que suele utilizar el presidente en funciones, Mariano Rajoy, en sus desplazamientos oficiales, pero reconocen que nunca habían recabado el valor necesario para dar el salto. "Es una máquina formidable", ha asegurado uno de los caballos, el más robusto y nervioso, refiriéndose al automóvil del mandatario popular. "De Japón me quedo con el sushi, pero a mí dame coche alemán, no me jodas", ha añadido el equino.

El coche oficial de Pedro Sánchez, un Toyota Prius, dispone ahora de menos potencia que una bicicleta de hormigón pinchada, según palabras de su propio mecánico, y hasta el mismo secretario general del PSOE reconoce que iría más rápido montado en una loncha de jamón serrano que en su coche.

Los cincuenta y siete caballos dimitidos vagan ahora sin potencia fiscal por la vía pública, pero "tanto en sus corazones como en sus patas hay ahora un poderoso sentimiento patriótico que les impulsa, no a galopar sino a trotar por una España más estable, más unida y más respetuosa con la energía eléctrica, el gas natural y Telefónica", según palabras del expresidente obrero y socialista Felipe González.

Por su parte, Mariano Rajoy ya ha declarado que los caballos nunca están de más en un coche, y que muy gustosamente añadiría esas cincuenta y siete bestias a la cilindrada oficial de su Audi.   Más en Rokambol

Grupos cristianos asedian a las clínicas ginecológicas en Barcelona

Posted: 29 Sep 2016 01:00 AM PDT

OFENSIVA CONTRA LA ELECCIÓN DE LAS MUJERES

Antiabortistas en una concentración en Barcelona. / ESTEL·LA MARCOS

 Anna Celma, Directa | Diagonal | 28/09/16

Son las ocho de la mañana. En la solitaria calle de Roger, en Barcelona, se concentran grupos de personas que reparten panfletos y llevan pancartas con ilustraciones de nonatos y rosarios colgados al cuello. Se autodenominan 'rescatadores' y se encuentran cada semana en la Clínica Ginecológica de Santos (CGS) y otros centros de toda España para emprender su tarea antiabortista.

Las pacientes acuden a la CGS para hacerse revisiones, procedimientos quirúrgicos o interrupciones voluntarias del embarazo (IVE). La localización de la clínica parece pensada para cuidar la intimidad de quien acude: muy cerca de la estación de metro de Badal, en el barrio de Sants, pero en una calle poco transitada.

Sin embargo, cada viernes y sábado, esa intimidad es vulnerada por un grupo de manifestantes que, con pancartas, panfletos y rosarios, se concentran enfrente y en los alrededores de la clínica. Para llegar hasta el local, una planta baja, hay que pasar entre las personas allí congregadas.

Interceptan a los peatones y preguntan si se dirigen a la clínica. Después, les entregan uno de los panfletos. Si la persona se detiene, proceden a describir lo que llaman "abortorio", donde se produce "el asesinato indiscriminado de bebés".

Los grupos –en su mayoría mujeres, migrantes o locales, con algún hombre que las acompaña– han reducido sus apariciones a dos días semanales porque han descubierto que son los días que se programan las IVE en esta clínica, que sufre estas manifestaciones desde 2009. El personal de la CGS denuncia las maneras violentas e intimidatorias de estos grupos antiabortistas.

"Hay muchas mujeres que vienen nerviosas, no necesitan que nadie las aborde acusándolas de ser asesinas. Nosotros tampoco nos merecemos que nos acosen al entrar y salir del local, cuando ven que somos personal", nos explica una de las doctoras.

Las pacientes que llegan lo hacen por iniciativa propia o bien derivadas por la sanidad pública, ya que la CGS forma parte de la red de clínicas acreditadas para practicar interrupciones voluntarias del embarazo.

En este segundo caso, el coste de la intervención es asumido por la sanidad catalana, siempre que se encuadre dentro de los límites de actuación legales de acuerdo con la ley de plazos actual, que marca la semana 22 de gestación como el umbral máximo para practicar una IVE.

Dentro de este margen, el procedimiento varía en función de la semana de embarazo. Entre otras opciones, puede ser farmacológico o consistir en una intervención ambulatoria.

El equipo de profesionales de la clínica explica que estos grupos tienen derecho a expresar su desacuerdo ideológico con las IVE. Sin embargo, se quejan de que esto "no debería significar que puedan increpar a las trabajadoras o molestar a las pacientes. Es una situación muy incómoda y agresiva".

En particular, les preocupan las informaciones que facilitan a las mujeres. En muchos casos, dicen, son médicamente falsas, sobre todo las relacionadas con los períodos de gestación y las posibles consecuencias del aborto.

Las profesionales han alertado a la policía local y a los Mossos y también han contactado con el Ayuntamiento de Barcelona. Los servicios de prensa del consistorio barcelonés, contactados por la Directa, aseguran que están trabajando por la defensa del derecho al aborto impulsando un grupo de trabajo específico. En el caso concreto de la Clínica Ginecológica de Santos, están "valorando las opciones jurídicas".

De momento, explican que los informes que han recibido "no son positivos porque hay sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que, en casos similares, han valorado que prevalece el derecho a la libertad de expresión".

¿Rescatadores o acosadoras?

Durante las visitas realizadas en diferentes semanas, la Directa ha comprobado que detienen a la gente indiscriminadamente. Cada persona que se acerca recibe los mismos argumentos, sea una periodista, una peatón o un paciente que se dispone a hacerse una prueba.

Mientras algunas de las congregadas se ocupan de los diálogos, el resto de gente está ante el local, rezando el rosario y sosteniendo pancartas con lemas contra el aborto. Aseguran que también hacen acto de presencia en otros "abortorios".

Las antiabortistas, por una parte, acusan a las clínicas de ser empresas que se lucran del asesinato de no-natos. Afirman que se saltan todos los protocolos establecidos por el marco legal, una acusación que incluiría no respetar el margen de tres días entre el inicio del procedimiento y la IVE o no mostrar las ecografías a las gestantes.

La médico que nos recibe refuta estas afirmaciones: "En primer lugar, en muchos casos, los tres días deberían empezar a contar a partir del momento que la mujer acude a la Seguridad Social a pedir una IVE. La cita que tienen con nosotros no es inmediata, por tanto, el margen de tiempo ya se cumple".

También explica que, cuando hacen la primera visita, informan a las pacientes de que tienen que dejar este periodo como tiempo mínimo hasta la próxima cita. En caso de que las mujeres no quieran esperar –por los motivos que sea–, añade que están obligadas a pedir que hagan una visita in situ con las profesionales de psiquiatría del centro, que harán una evaluación para determinar si se puede dar el consentimiento médico a esta IVE. Si es así, entonces proceden a la intervención, de acuerdo con los horarios disponibles.

El personal de la clínica muestra a la Directa el circuito de ingreso ambulatorio, los quirófanos donde se hacen las IVE y las pruebas y las salas de espera y de recuperación para cuando ha terminado la intervención.

La actividad médica se concentra los viernes y los sábados para garantizar el reposo durante el fin de semana y evitar complicaciones. Pasados quince días, las pacientes tienen una cita de revisión para garantizar que todo ha ido bien.

En la CGS, como el resto de clínicas, tienen muy presente el caso del doctor Morín, condenado a prisión durante dieciocho meses por llevar a cabo once abortos ilegales. Por ello, aseguran que cada escalón del procedimiento conlleva permisos, documentación y consentimientos firmados. "La IVE deja un camino muy marcado, que se ha de seguir, para saber si ha habido ninguna irregularidad", afirman.

En defensa de las adopciones ilegales

Los 'rescatadores' acusan de homicida a quien decide abortar. Se compadecen de las jóvenes que acuden a las clínicas porque las describen como chicas destrozadas, con vidas muy duras de violencia, abandono, falta de recursos económicos, problemas por su situación legal, sufrimiento emocional y psicológico.

Todas estas situaciones, a su juicio, no justifican una IVE: "No puedes solucionar un problema haciendo algo que está mal, como es abortar", afirman.

Partiendo de la premisa de que se es persona desde el momento de la concepción, añaden que debería prevalecer "el derecho de la persona por delante del de la madre". "¿A que si a ti tu madre te dijera que como eres eres mía te puedo cortar un brazo, no se lo permitirías? Pues aquí pasa igual, pero la criatura no puede oponer resistencia", argumenta uno de los hombres presentes. "Las madres se confieren un derecho sobre el que tienen dentro que no es suyo. Porque son personas diferentes. Y, después, las que han decidido abortar salen destrozadas", asegura.

Como alternativa, ofrecen asistencia médica, ayudas, cestas con donativos y asesoramiento a las madres que decidan tener la valentía de abrazar a su hijo no-nato. Lo que más publicitan es un espacio de asesoramiento situado en Badalona, llamado Hogar de María. Allí ofrecen productos de primera necesidad, consejo o talleres para las madres y los niños. Según cuentan, también ayudan a encontrar trabajo y vivienda o pisos de acogida. Además, disponen de médicos afines que hacen pruebas gratuitas.

"Todo antes de que matar a una persona", sentencia. En dos ocasiones nos indica la posibilidad de dar la criatura en adopción. Cuando se le plantea la reticencia a dejar la criatura recién nacida en manos del sistema de adopciones estatal, aleccionan explicando que no hay que pasar por estos trámites: "Puedes tener y darlo en adopción. Mucha gente lo acogería y lo querría", nos cuenta. "Si tú decides entregarlo y la familia lo empadrona como suyo, ¿quién debe decir a aquella familia que el hijo no es suyo?", afirma. Ante las dudas de si habría garantías de que esto asegurara un buen cuidado hacia el niño, nos contesta: "¿Serías mejor persona matándolo? ¿Cuál es la solución? Matarlo antes de que nazca?".

Otras clínicas, como EMECE, situada en la calle Anglí, también reciben visitas de antiabortistas. La Directa ha contactado, pero declinaron ofrecer información al respecto.

Las últimas estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad, del año 2014, indican que se llevaron a cabo 94.796 interrupciones voluntarias del embarazo. Era el tercer periodo en el que las cifras descendían y es el número más bajo de los últimos diez años.

Una presentadora de TV3 sugiere enviar al mar a manteros y a estatuas humanas junto a la estatua de Colón

Posted: 29 Sep 2016 12:00 AM PDT

Empar Moliner se disculpa por quemar una Constitución y dice que creyó "pertinente" hacerlo
La escritora Empar Moliner

CatalunyaPlural.cat | 28/09/2016

La escritora y presentadora de TV3 y Catalunya Ràdio, Empar Moliner, ha utilizado la  propuesta de la CUP de retirar la estatua a Cristóbal Colón para sugerir que los manteros y las estatuas humanas se unan al monumento y terminen en el mar. Lo hizo este martes en su espacio diario en la televisión pública catalana, en el que realiza un comentario personal sobre algún tema de actualidad. Este diario ha preguntado a TV3 qué opinión le merecía el comentario de Moliner. Una portavoz de la cadena ha defendido las palabras de la escritora porque Moliner las dijo "en un espacio de humor e ironía" y las ha enmarcado dentro de la libertad de expresión.

Moliner utilizó un juego de palabras relacionado con la CUP antes de lamentar que vendedores ambulantes y estatuas no acaben en el mar junto a la estatua a Colón.  Así, Moliner dijo que si Colón tenía que "hacerse a un lado" –la expresión que usaba la CUP para pedir que Artur Mas renunciara a ser presidente después de las elecciones catalanas del año pasado–, que lo hiciera. "O mejor dicho, adelante, al mar", añadió, en referencia a Endavant, la organización de la izquierda independentista más reacia a investir a Artur Mas.

"Si Colón tiene que hacerse a un lado, que lo haga. O mejor dicho, adelante [endavant en catalán], al mar. ¡Qué pena que en cambio las estatuas humanas y los vendedores de bolsos falsos no le sigan!", aseveró Moliner en su espacio en el programa Els Matins de TV3 este martes.

Avui @emparmoliner ha lamentat que estàtues humanes i venedors ambulants no s'ofeguin al mar. @sindicatomanter @EstatuesHumanas pic.twitter.com/BCtOvmQSSj

— CUP Capgirem BCN ♀ (@CUPBarcelona) September 27, 2016

Moliner ya fue protagonista de una polémica el pasado mes de abril después de quemar en directo una falsa Constitución española para criticar la impugnación del decreto catalán de pobreza energética por parte del Gobierno. La presentadora, que además de en TV3 tiene un espacio diario en Catalunya Ràdio, se acabó disculpando por ello.

La escritora ha recibido numerosas críticas en las redes sociales por su comentario sobre manteros y estatuas humanas. A una de ellas ha respondido asegurando que hablaba "en sentido figurado".

Doncs de puta mare perquè entenc que ho dius en sentit figurat just com jo. https://t.co/TLEqG5BIo9

— Empar Moliner (@emparmoliner) September 27, 2016

 

Asesinato en la ejecutiva federal

Posted: 28 Sep 2016 11:48 PM PDT

Ignacio Escolar | eldiario.es | 29/09/2016

No hay precedentes. No se olvidará muy fácilmente. Aún no ha terminado la guerra total desatada en el PSOE y el partido y su credibilidad están ya gravemente heridos, tal vez de muerte. Hará falta perspectiva, algo de tiempo y una sonda de gran tamaño para medir la profundidad del agujero que ha dejado en el PSOE, en su militancia, en sus votantes y en toda la izquierda española el cañonazo de los críticos del partido contra el secretario general agonizante.

Pedro Sánchez no es completamente inocente en todo lo que está ocurriendo. Tiene especial mérito conciliar un rechazo tan visceral como transversal entre dirigentes del partido tan distantes como Madina y Susana, como Chacón y Rubalcaba, como Felipe y Zapatero. Es cierto también que, de considerarlos injustos, Sánchez debería haberse rebelado mucho antes contra los criterios que impuso el comité federal para las negociaciones durante la investidura. Es falso que el 'no' a Rajoy sea el único motivo del incendio. Y es igualmente criticable la estrategia negociadora que llevó a cabo en la pasada legislatura, empezando a pactar con Ciudadanos cuando su único aliado imprescindible, si realmente quería desahuciar a Rajoy, es y siempre fue Podemos.

Puede también que Sánchez sea ambicioso, que busque controlar el partido, que piense en su supervivencia personal, que haya tomado decisiones equivocadas o arbitrarias, que se apoye en las bases para resistir a sus rivales internos o en otros dirigentes para restar poder a sus críticos, que escuche más a los que le dan la razón que a los que se la quitan… Que sea entonces exactamente igual que la mayoría de los líderes políticos que conozco del PSOE o de todas las demás fuerzas políticas.

Nada de todo esto justifica que el primer secretario general de la historia del PSOE elegido directamente por los militantes caiga con un golpe de mano de 17 dimisiones. Es desproporcionado. Es indefendible. Es propio de otro siglo. Es una estrategia cortoplacista y suicida. Es no entender a tus votantes ni el país en el que vives ni la situación política a la que te enfrentas ni las causas del deterioro del PSOE en estos últimos años.

Si Pablo Iglesias diseña esto a su medida, no le queda mejor.

El PSOE, como todo partido, tiene el derecho y la obligación de cambiar de líder si considera que el que hay no les vale. Pero no de este modo: con un golpe interno donde hace falta mirar con lupa los estatutos y contar al fallecido Pedro Zerolo como dimisionario para ver si hay ejecutiva o no, si hay gestora o no, si los de Ferraz son aún la dirección del PSOE o unos okupas a los que hay que desahuciar con la ayuda de la policía y un cerrajero.

Si realmente los críticos están tan seguros del respaldo masivo del partido en contra de su secretario general, ¿por qué no matar a Sánchez sin recurrir a este método? ¿Por qué no esperar al menos hasta el comité federal del sábado y que allí se pronuncie en votación una representación más amplia?

Si realmente Pedro Sánchez es un líder tan nefasto, tan desastroso, tan lamentable como ahora lo retratan quienes antes le apoyaron, ¿por qué no quieren confrontarlo en unas primarias?

"Cuatro años de cárcel por interrumpir una misa a favor del aborto es excesivo y desproporcionado"

Posted: 28 Sep 2016 11:00 PM PDT

Marta BorrazJesús Bastante | El Diario | 28/09/2016

La versión mallorquina de la protesta en la capilla de Rita Maestre, que fue condenada a pagar una multa de 4.300 euros, llega al banquillo de los acusados. Laura, Pedro, Joan, Aina, María de Lluch y María Regina se enfrentarán este jueves a un juicio por haber cometido presuntamente un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos por haber interrumpido una misa en Palma de Mallorca por el derecho al aborto.

Los activistas irrumpieron en el templo coreando consignas en favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres amenazados en ese momento por las reformas legislativas que negociaba el Gobierno de Mariano Rajoy. Junto a otras 20 personas corearon consignas como "aborto libre y gratuito", "sacad los rosarios de nuestros ovarios" o "mi cuerpo, mi decisión" al tiempo que desplegaban una pancarta.

Maestre fue condenada el pasado mes de marzo por el mismo delito, recogido en el artículo 523 del Código Penal, que castiga "al que con violencia, amenaza, tumulto o vías de hecho, impidiere, interrumpiere o perturbare los actos, funciones, ceremonias o manifestaciones de las confesiones religiosas". Es en lo que han incurrido, en opinión del obispado de Mallorca, las seis feministas que junto a otras 20 personas accedieron a la Iglesia Sant Miquel el 9 de febrero de 2014.

Según la acusación, los hechos causaron "gran alboroto y confusión" y "la misa quedó interrumpida y el sacerdote, junto con varios feligreses que se encontraban escuchando la eucaristía, tuvieron que impedir el paso hasta el altar, consiguiendo desalojar a los alborotadores después de unos 10 minutos, quedando todos en la iglesia en un estado de desasosiego, indignación e intranquilidad", añade.

¿Libertad de expresión?

Por estos hechos el obispado de Mallorca, que ejerce de acusación particular, pide cuatro años de prisión y la Fiscalía un año y medio. Sònia Domènech, portavoz de las acusadas, califica la petición de la Iglesia de "excesiva y desproporcionada" y enmarca la protesta en el ejercicio de la libertad de expresión. Considera "comprensible" que algunas personas "se sintieran violentadas", pero asegura que "nuestra intención no era hacer ningún daño individual".

Domènech califica el juicio de "persecución política" y pone el acento en que los activistas, que fueron detenidos los días posteriores, pertenecen a Arran, la organización juvenil de la izquierda independentista catalana. "Ningún otro de los participantes en la protesta fue detenido, solo los que forman parte del colectivo y que llevaban tiempo siendo activos políticamente", apunta.

La portavoz insiste en que "no hubo en ningún momento una actitud violenta" e insiste en que "fue una protesta pacífica" y "una acción simbólica y legítima" porque "se estaban a punto de vulnerar los derechos de las mujeres de una forma muy agresiva". El objetivo de la acción, llevada a cabo por personas de distintos colectivos sociales, era "señalar el papel de la Iglesia como agente activo en la construcción de esa ideología centrada en la restricción del derecho al aborto". 

Negociación fallida

Las cosas siguen como estaban hace unos días a pesar de que los acusados se reunieron el pasado martes con el obispado. "No ha sido posible llegar a ningún acuerdo". El administrador apostólico de Mallorca, Sebastiá Taltavull, que hace apenas diez días ha sustituido al polémico Javier Salinas (defenestrado por el Papa tras su "relación impropia" con su exsecretaria), asegura haber hecho todo lo posible por acabar con el conflicto.

La intención de Taltavull, subrayan fuentes diocesanas, era retirar la denuncia contra este colectivo, si bien la Iglesia exigía que los manifestantes pidieran perdón y se retractaran por su actuación. Dado que los manifestantes no han reconocido que su actuación fue un error, tal y como pedía la Iglesia, (aunque sí han pedido disculpas a las personas que se encontraban dentro del templo), la diócesis decidió no retirar los cargos ni buscará que se les rebaje la condena. "No nos hemos equivocado porque la acción tiene una justificación política y más en aquel contexto", dice la portavoz de las acusadas.

Hace algo más de dos meses fueron absueltas las cinco activistas de Femen en su primer juicio en España, que habían sido acusadas por interrumpir una manifestación contra el aborto realizada en 2013 en Madrid. 

Ya se lo advirtieron: "Cuídate del que tiene el pasado manchado de cal viva"

Posted: 28 Sep 2016 01:31 PM PDT

A Pablo Iglesias se le machacó en su día por señalar lo obvio, y ha resultado ser profético. Aunque no hacía falta echar mano de una bola de cristal. En el PSOE tienes futuro siempre que no te salgas del guión, porque como ya recordó Alfonso Guerra: «El que se mueve no sale en la foto». Y no importa si lo haces para salvar tu propio culo o al partido: dis-ci-pli-na. Y hoy tocaba dejar gobernar al PP sin más sobresaltos, a cualquier precio, porque las órdenes venían de arriba.

Visto lo visto queda claro que no era momento de lanzar un órdago. Aunque tan alta ha sido la apuesta que parece que esta partida la van a perder todos. Y siendo así casi acabaremos dándole las gracias a Sánchez por ser tan ambicioso o tan ingenuo. Se van a hundir, y está muy bien que ocurra, porque un PSOE así no merece existir.

Guerra externa en el PSOE

Posted: 28 Sep 2016 12:28 PM PDT

Así funciona el Poder

Probablemente deberíamos sonreír, asistiendo como estamos a la debacle del Partido Socialista. Ya hemos escrito mucho sobre ellos, pero nos queda lo mejor, la retransmisión en directo de su degradada implicación en el funcionamiento de las élites.

Felipe González ha sacado las tanquetas, y como ocurre cada vez que hay un "golpe de estado", sus admiradores llaman a filas, mientras el resto asiste con miedo al más que posible hundimiento de su embarcación.

La fortaleza andaluza ha hecho llegar su llamada hasta a los reservistas jubilados, y entrará en Madrid como solo lo hacen los grandes caudillos, armados de todo su orgullo y prepotencia.

Pero que ésto no os lleve, por favor, a pensar que Pedro Sánchez sea un bendito. Todos sus movimientos pidiendo la voz de los militantes se han producido para guardar sus espaldas en el cargo, no para liderar un proceso socialista y obrero.

En este partido no hay entre sus líderes y valedores quien pretenda dirigirlo hacia latitudes que busquen la justicia social y la paz.

Así que lo que estamos presenciando es el movimiento más convulso de los cimientos del poder, y no lucha ideológica alguna para esperanza de los más ingenuos.

Y muy nerviosos estarán miles de afiliados con cargo, empleo relacionado o posibilidad de acceso a él, porque han de posicionarse sí o sí, midiendo sus porcentajes de éxito porque de ello dependerá la tajada que puedan llevarse o… no.

Si yo fuera militante de base socialista, iría raudo y veloz a poner barricadas toda la semana a la N-IV, porque por allí ha de pasar el grueso del ejército, y la garantía perpetua de los valedores de la supremacía y la autoridad.

P.D.: A Felipe González solo le falta encadenarse al Palacio de la Bolsa de Madrid y desde allí arengar a sus amigos para impedir el triunfo de la democracia.

joséluis vázquez domènech, sociólogo

www.undominiopropio.com

 

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada