miércoles, 12 de octubre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público




Iniciativa Debate Público


El ex directivo de Bankia que no usó su 'black' desmonta la estrategia de defensa de Rato

Posted: 12 Oct 2016 10:35 AM PDT

Carlos Ribagorda | Bez | 12/10/2016

Segundo golpe a la estrategia de defensa de los 65 acusados por las llamadas tarjetas 'black' en general y del ex ministro de Economía Rodrigo Rato en particular. Tras la declaración de ayer del ex secretario Enrique de la Torre negando que las 'visas' fueran un complemento retributivo, el ex número dos de Bankia, Francisco Verdú, que no usó su tarjeta, ha sugerido hoy que Rato la utilizó para sortear la decisión del Gobierno de limitar los salarios en las empresas públicas a 600.000 euros.

"Rato estaba preocupado desde hace meses porque antes del Real Decreto que limitaba el sueldo de los directivos de las empresas públicas ya se había hablado de que podía haber una limitación". Esta declaración de Verdú echa por tierra parte de la estrategia defensiva del ex presidente de Bankia y ex ministro de Economía.

Rato aseguró en su declaración en el tribunal que juzga el presunto uso fraudulento de las tarjetas 'black' que las 'visas' que aprobó en 2012 para él y otros tres altos cargos de Bankia -el propio Verdú,  el vicepresidente José Manuel Fernández Norniella y el entonces director general, Ildefonso Sánchez Barcoj- eran un "instrumento de liquidez que no aumentaba el salario de los directivos". "Era mi salario, tenía derecho a él y lo agotaba", señaló.

Verdú, en cambio, ha explicado hoy que en su contrato no aparecía como instrumento de pago ninguna tarjeta de la que no había que justificar los gastos y que por esa razón no la utilizó nunca. De hecho, ha señalado al tribunal que avisó a Rato -y a Sánchez Barcoj- de que su uso era fraudulento e ilegal. "Si la utilizas para gastos personales, saldrás en los papeles", advirtió al ex ministro. "Cuando se lo dije se enfadó bastante, se molestó", ha explicado en la sala.

Barcoj anuncia una querella contra Verdú

El entonces director general de Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, ha pedido permiso hoy a la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, para demandar por injurias y calumnias a Verdú por su declaración de este martes en el juicio de las 'black'. Según Barcoj, las palabras del ex consejero delegado de Bankia son "una barbaridad". Verdú ha declarado que Barcoj "presuntamente" falsificó su firma en el contrato de la tarjeta y que avisó tanto a Barcoj como a Rato de que si "utilizaban las tarjetas para gastos personales, saldrían en los papeles".

Contrasta su declaración con la de Rato, que dijo ante el tribunal que "Verdú conocía la existencia de las tarjetas, la aceptó y no dijo nada". En la causa obra el contrato de la tarjeta de Verdú firmado por él mismo. Sin embargo, el ex consejero delegado de la caja ha declarado que esa firma no es suya y que "presuntamente" Barcoj la falsificó.

El excel, correcto

El segundo golpe de hoy a la estrategia de defensa de los acusados ha sido la declaración de Iñaki Izaola, director corporativo de auditoría interna en Bankia desde septiembre de 2012. Es la persona encargada de realizar la investigación interna sobre los gastos de las tarjetas, aportadas como prueba al tribunal en una hoja excel que ha sido desautorizada por los acusados.

Durante sus declaraciones en las sesiones anteriores, la mayoría de los consejeros y directivos procesados no han reconocido como válida esa hoja de excel alegando multitud de fallos en sus anotaciones. El ex consejero Alberto Rekarte las calculó en "entre 3.000 y 6.000 errores en total". Aseguran los procesados que hay gastos reflejados en la hoja excel en horas similares en lugares diferentes, incluso ciudades y países diferentes.

Izaola ha defendido la prueba asegurando que los gastos no están "manipulados ni retocados", según ha confirmado, ha dicho, el jefe de tecnología de la entidad. Según su explicación, la coincidencia de gastos a la misma hora en lugares diferentes se debe a que algunos comercios "transmiten su operativa en un mismo momento".  Además, cada banco que participa en la operación la ratifica en momentos distintos. Según sus palabras, la cuantía total gastada que aparece en el excel coincide con lo apuntado en las cuentas de Caja Madrid.

Tercer golpe

Estas dos declaraciones se suman a la realizada ayer por el ex secretario de la caja, Enrique de la Torre. Ha sido señalado por la mayoría de procesados como la persona que les entregó la 'black' y la persona que les explicaba en qué se podía gastar y para qué servía. La mayoría declararon que De la Torre les explicó que era "de libre disposición para gastar en lo que quisieran y que la caja se encargaba de la tributación".

Es por tanto una figura clave que el lunes desmontó la estrategia de los acusados al declarar que las tarjetas eran para gastos de representación y no parte del salario porque lo prohibía la legislación interna de la caja. Una de las diferencias entre una y otra opción es que una no había que declararla en el IRPF y la otra, sí. De la Torre es el directivo que bautizó a las tarjetas en un correo electrónico como 'black a efectos fiscales'. La Fiscalía solicita para él dos años de prisión.

Guía práctica para los interinos que quieran reclamar la indemnización por fin de contrato

Posted: 12 Oct 2016 03:24 AM PDT

Ana Requena Aguilar | El Diario | 10/10/2016

Los interinos tienen derecho a una indemnización cuando su contrato termina. Tres sentencias europeas han sacado los colores a las administraciones por abusar de la temporalidad y han exigido a España que proteja a los trabajadores interinos de la misma forma que lo hace con los indefinidos. Los fallos tendrán efectos no solo en el empleo público, sino también en el privado. Pero, más allá de la teoría, ¿qué sucede en la práctica? Respondemos a algunas preguntas sobre quién puede denunciar, el qué y cuánto tiempo tiene para hacerlo.

¿Quién puede reclamar en los tribunales?

La lectura de las sentencias deja unos afectados claros, los interinos que cubran plazas de personal laboral de cualquier administración pública. Hace solo unos días, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid fijó la doctrina de las sentencias europeas: todos estos interinos que sustituyen una baja o que están en una vacante tienen derecho a una indemnización de 20 días por año trabajado.

¿Y qué pasa con los interinos que cubren una plaza de personal funcionario o estatutario?

Aquí comienzan las dudas o, más bien, las interpretaciones. Para Fabián Valero, del del despacho Zeres abogados, especializado en derecho laboral y del empleado público, este personal también podría beneficiarse de las sentencias, puesto que señalan que la ley debe buscar para ellos mecanismos de protección similares a los que existen para otros trabajadores y evitar así la discriminación.

Los sindicatos UGT y CSIF son más prudentes. Recuerdan que estos trabajadores no se rigen por el Estatuto de los Trabajadores ni atienden a la jurisdicción social, sino que se rigen por el Estatuto Básico del Empleado Público y la jurisdicción contencioso administrativa. La sentencia europea habla, además, de que el fallo afecta a los trabajadores interinos en una situación comparable a la de otros indefinidos de su mismo centro. Respecto a estos fijos, los interinos estarían discriminados por no percibir indemnización al acabar su contrato. Sin embargo, Pedro Poves, portavoz de CSIF, señala que los funcionarios no pueden ser despedidos y, por tanto, no hay una indemnización a la que compararse.

¿Pueden acudir a los tribunales los trabajadores temporales del sector privado?

Sí. "Si hacen funciones idénticas o similares que los trabajadores fijos de su empresa", explica Francisco Casado, del gabinete jurídico de la Federación de Servicios Públicos de UGT. Es decir, si eres dependienta en una tienda de ropa, tienes un contrato por circunstancias de la producción (para atender, por ejemplo, un pico de trabajo en unas rebajas) pero realizas las mismas labores que otras trabajadoras indefinidas, y al finalizar no te pagan indemnización, puedes acudir a los tribunales para exigir 20 días por año trabajado.

¿Qué recomiendan los sindicatos y los abogados laboralistas?

"Denunciar". En este punto, la coincidencia es total: es el momento de acudir a los tribunales, más allá de la situación particular de cada uno. "Todo el mundo debería acudir y serán los tribunales los que nos vayan marcando el camino. Podemos tener una interpretación u otra, pero hay que acudir a la justicia", dice Poveda, de CSIF.

¿Hasta cuándo puedo denunciar?

Aquí también será el día a día de los tribunales el que marque la pauta. El matiz es si la denuncia se considera la reclamación del tipo de despido aplicado (objetiva, improcedentes, etc…) o la reclamación de una cantidad en materia de indemnización. En el primer caso, habría veinte días para denunciar desde la finalización del contrato. En el segundo, un año.

"Es una reclamación de cantidades, no un despido porque no modifica las causas de despido contenidas en el Estatuto de los Trabajadores", defiende el abogado laboralista Fabián Valero, director de Zere Abogados. De momento, la sentencia del TSJ de Madrid que reconoce la indemnización a una trabajadora interina ha equiparado el asunto a un despido, pero habrá que ver lo que suceda en las próximas demandas.

En el caso de los interinos que estén en plazas de funcionarios o estatutarios el plazo para reclamar es de cuatro años. En esta categoría estaría, por ejemplo, el personal sanitario.

¿Qué reclamo exactamente?

Una indemnización por cada contrato finalizado. Si en el periodo retroactivo que aplique (un año o veinte días) has tenido tres contratos diferentes de interinidad que han finalizado, podrás pedir una indemnización de veinte días por año trabajado por cada uno de ellos.

¿Y si cambia la ley?

Entre que se celebran los juicios y las administraciones reclaman es probable que pase uno o dos años hasta que el Tribunal Supremo fije doctrina al respecto. Mientras, la ley podría cambiar para adaptarse a los cambios y evitar la litigiosidad que se avecina. El ministerio de Empleo ya ha dejado caer que la propuesta pactada entre el Partido Popular y Ciudadanos de una modalidad de contrato con "protección creciente" daría respuesta a esta situación. Sin embargo, sindicatos y laboralistas advierten de que igualar las indemnizaciones a la baja ni soluciona el conflicto ni responde a la literalidad de las sentencias.

En cualquier caso, si se aprobara un cambio en el Estatuto de los Trabajadores no sería retroactivo, por lo que lo ganado en estas sentencias quedaría intacto.

TTIP-CETA-TISA: Esto sólo lo paramos en las calles

Posted: 12 Oct 2016 03:11 AM PDT

Marina Albiol | El Diario | 11/10/2016

No vamos a ganar en las instituciones nada que no hayamos ganado antes en las calles. Esta es mi advertencia cada vez que alguien pone sus esperanzas en los diputados y diputadas del Parlamento Europeo para frenar los intentos de las grandes corporaciones de hacerse definitivamente con todo el control de nuestras vidas.

Esta vez la ofensiva llega bajo el envoltorio de tratado comercial. Hay tres en estos momentos encima de la mesa en los que está implicada la Unión Europea: el TTIP (acuerdo con Estados Unidos), CETA (Acuerdo con Canadá) y TISA (Acuerdo para el comercio de servicios que están negociando cincuenta países).

Cada uno con sus matices, pero los tres con el mismo espíritu: esconder bajo el nombre de tratado comercial aquello que en realidad es un proyecto político y económico de la élite mundial para aumentar la explotación de los trabajadores y trabajadoras y de los recursos naturales, que es al fin y al cabo la única manera que tienen de continuar aumentando sus beneficios.

Estos tratados van a cambiar leyes, normativas, regulaciones en materia de salud pública, medioambiente, derechos laborales, servicios públicos y pretenden implantar un sistema jurídico paralelo para que las multinacionales denuncien a los Estados, en caso de que sus actuaciones sean consideradas lesivas para las empresas.

Todo bien atado para que no haya margen a otras políticas que las que marcan los grandes centros financieros de Washington o Berlín. Tratados que van a imponer su ideología, no sólo a los gobiernos estatales que queden vinculados con los acuerdos, sino hasta el último rincón de cada ayuntamiento.

Pongamos un ejemplo. Con los mecanismos de resolución de controversias entre Estados e inversores, los conocidos como tribunales de arbitraje, pretenden imposibilitar que un ayuntamiento de izquierdas remunicipalice un servicio público de los que fueron privatizados por corporaciones del PP o del PSOE, ya que se podría ver sometido a una demanda multimillonaria ante uno de estos tribunales por parte de una empresa a la que, con la gestión pública del servicio, se le impide optar al negocio y, por tanto, pide ser indemnizada.

No es libre comercio, es comercio regulado para los poderosos. Ya no es dejar que una "mano invisible" regule los mercados, es justo lo contrario. Se trata de utilizar las instituciones para intervenir en la economía, pero en vez de intervenir para regularla en favor de la mayoría, lo que pretenden es regularla en favor de unos pocos.

Utilizan los recursos públicos para asegurar que las rentas del trabajo tengan cada vez menos peso en comparación con las rentas del capital. Una transferencia de riqueza, robando a los pobres para engorde de los ricos. Ese proceso exige allanar el camino librándolo de derechos laborales y sociales, por eso tampoco el principal objetivo es levantar las barreras arancelarias para favorecer el intercambio de mercancías. Y ahora han dado un paso más: romper nuestros derechos, acabar con las conquistas de las luchas laborales y sociales de muchas décadas, para que las grandes empresas sean las reinas del mundo sin resistencias.

Esta ofensiva del capital hay que pararla, y sólo se puede parar desde la calle, desde la organización y la movilización.

De la misma forma que todos nuestros derechos se han conquistado con duras batallas y luego han sido refrendados por los parlamentos, sólo con la lucha podemos mantenerlos.

Las instituciones funcionan con sus propias normas, que son las de mantener el sistema. Son conservadoras y sólo serán sensibles ante una movilización que provoque la entrada en escena de cientos de miles de personas que defendamos conscientemente nuestros derechos frente a esta agresión de los grandes capitalistas.

Esa tarea exige poner en pie con un objetivo común a las organizaciones sindicales, a los trabajadores del campo, las organizaciones ecologistas, feministas, a todos aquellos movimientos sociales con los que luchamos por los derechos laborales y civiles.

Las mayorías parlamentarias de los partidos de la derecha, los conservadores europeos, se amplían con el voto de los partidos socialdemócratas. La única posibilidad de que estos últimos, compañeros del PSOE en Bruselas, se opongan a estos tratados es si ven que van a perder a su electorado. Y eso sólo puede ser consecuencia de la movilización social, de la participación consciente del mayor número de personas, de la información, del rechazo social al proyecto de destrucción masiva de derechos que nos están implantando.

Por eso es imprescindible que las movilizaciones convocadas para este fin de semana en un gran número de pueblos y ciudades del Estado español bajo el nombre Otoño en resistencia sean un éxito. Sólo una gran movilización popular conseguirá pararlos.

El desfile del 12 de octubre: un millón de euros a la basura

Posted: 12 Oct 2016 02:22 AM PDT

Luis Gonzalo Segura | Un Paso al Frente | 11/10/2016

El desfile del millón de euros

Todos los años se repite el mismo desfile y el mismo dispendio. El año pasado fueron 800.000 euros sin contar la exhibición aérea (gasto que se mantiene este año), con lo que estaríamos hablando de una cantidad cercana o superior al millón de euros. Solo montar las gradas supone un gasto de unos 250.000 euros, que van a engrosar la contabilidad de una empresa privada, claro está. Muchos pensaron que la llegada de Felipe VI supondría revestir de cierta modernidad al Estado y, aunque nadie esperaba grandes cambios en lo esencial, lo cierto es que el tiempo ha demostrado el error de tales expectativas. Puede, incluso, que la tendencia sea de cierta involución a tenor del último discurso del rey.

¿Necesitamos despilfarrar un millón de euros?

Dejando a un lado los niveles de desempleo, la precariedad laboral, los recortes en sanidad y educación, la fuga de investigadores y otras situaciones desesperadas, resulta incuestionable que ni siquiera las condiciones en las que se encuentran las fuerzas armadas aconsejan gastar un millón de euros en un desfile. Este año hemos sido conocedores de la existencia de 12 aviones Eurofighter almacenados para no aumentar el déficitsoldados limpiando cuarteles"durmiendo en cuchitriles mientras los oficiales duermen en suites" o comiendo deficientemente;militares discapacitados y heridos a los que no se indemniza y terminan denunciando al ministerio de Defensa; militares retirados a los que se les suprime las ayudas sociales; denuncias públicas de pilotos sobre las condiciones de los helicópteros del SAR (Servicio Aéreo de Rescate)… ¡Y hay mucho más!: carros de combate despiezados por falta de dinero para pagar el combustible, fusiles HK defectuosos (cambiados por Alemania) que se mantienen por falta de fondos

captura-de-pantalla-2016-10-11-a-las-9-29-42

Pero, hay prioridades y prioridades. Todo lo anterior es accesorio para la cúpula militar, irrelevante si se quiere, pero organizar un gran desfile es imprescindible, por lo que se ve, para la seguridad nacional y la moral de nuestras fuerzas armadas. Y para el japoneseo y el peloteo de los altos mandos militares a las correspondientes autoridades, aunque ello cueste un millón de euros. Ciertamente, se trata un gasto casi tan indispensable como los campos de golf para oficiales a precio de 600.000 euros.

Sentido común

No será fácil que la cúpula militar aplique el sentido común, pues si lo tuviera ya lo habría utilizado, pero es necesario que toda la sociedad reivindiquemos un cambio drástico del modelo. Detrás del gran desfile del 12 de octubre también existe una cultura con la que hay que terminar. Los desfiles son anacrónicos e inútiles, ya que nada le aporta a la sociedad todo el trabajo y el esfuerzo que tantos militares han realizado durante semanas preparando el mencionado desfile, como nada le aporta a la sociedad que nuestros militares desfilen periódicamente en los cuarteles en diferentes actos. De la misma forma que los bomberos o los policías no desfilan, no tiene ningún sentido que dicha práctica siga perviviendo en el mundo castrense, su último reducto.

Unos militares modernos deben emplear ese tiempo y ese esfuerzo en formación, en perfeccionamiento y en servir a la sociedad en algo más que las absurdas formaciones militares que a nada conducen y que, por si fuera poco, son enormemente costosas (y eso que, probablemente, no se contabilizan dietas, desplazamientos, comida, ensayos, logística, mantenimiento, abastecimiento, etc.). Es necesario, pues, profesionalizar y modernizar los cometidos de los militares para que prácticas tan insustanciales sean condenadas al recuerdo.

Jornadas de puertas abiertas, una opción

Una opción económica y muy razonable sería organizar jornadas de puertas abiertas (que no tienen que coincidir necesariamente con el 12 de octubre) para que la población civil pueda acercarse a los cuarteles y conocer con más precisión el trabajo y las funciones de los militares. No cabe duda que aportaría un mayor conocimiento social que el fastuoso y caro desfile que existe a día de hoy, aunque ello es precisamente lo que se quiere evitar. Por desgracia, los militares siguen viviendo en un compartimento estanco de la sociedad y la cúpula militar quiere que siga siendo así, no vaya a ser que la sociedad pregunte y sepa lo que sucede en los cuarteles.

Así pues, más transparencia, derechos y libertades y menos desfiles.

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra.


En la actualidad, mi principal fuente de ingresos son las ventas de Código rojo¡CONSÍGUELA AQUÍ FIRMADA Y DEDICADA!.

Tal vez te puedan interesar las novelas "Código rojo" (2015) y "Un paso al frente" (2014).

Puedes seguirme en Facebook móvil, Facebook internet, luisgonzalosegura.com y Twitter (@luisgonzaloseg).

La Ley de la Selva

Posted: 12 Oct 2016 02:16 AM PDT

Rosa María Artal | El Diario | 11/10/2016

Doce adolescentes, de entre 12 y 14 años, propinan una descomunal paliza a una niña de 8, compañera de colegio, según el relato de la agredida y de testigos. Doce adolescentes se habrían dirigido así –probablemente a la voz de uno, dos o tres líderes– a secundar una agresión de extrema crueldad sobre una criatura a la que ya han derribado al suelo. Y la patean y crujen a golpes. Sin que nadie mueva un dedo por ella. Hay que ponerse en la mente de todas y cada una de estas alimañas para hacerse idea de la escena.

La pequeña vuelve a clase. Pasará más de una hora allí sentada. También es necesario situarse en su lugar, su dolor y sentimientos. Cuando la madre la recoge han de ir al hospital. El parte médico refleja múltiples daños: el más grave, desplazamiento del hígado. Parece ser que no es un riñón como se dijo en principio, sino el hígado, órgano esencial para la vida. No añade ni quita grados a la salvajada.

Los datos afirman que se ha producido un sensible incremento de los casos de bullying en los colegios, y que muchas víctimas no lo cuentan en casa. Temen, probablemente, mayores represalias. Los agredidos son preferentemente niños que por cualquier circunstancia –peso, procedencia– son diferentes al conjunto. La tribu, insegura, ordena la homogeneidad.

Y ahora, en la ceremonia habitual, toca aumentar o restar importancia al caso, eludir o incrementar responsabilidades, responder al puño de hierro con más mano dura, llenar horas de palabrería de consumo, si es el caso.  Son muchos los casos de hecho.

Los adolescentes son espectadores de violencia en las pantallas, argumentan en descargo. Como siempre. Y a los 12, 13 y 14 años, incluso a los 5 si se apura, se sabe que patear entre doce a un ser humano notablemente menor que cada uno de ellos produce efectos desastrosos. Para eso lo hacen. Sin apenas motivo. Para desahogar el odio y el miedo. Lo que no es atenuante alguno.

Estos 12 bárbaros opositan a maltratar en grupo de mayores y subir sus fechorías a la Red. Javier Gállego, Crudo, se refería a estos asaltos en manada, de los que todos somos responsables. Unos más que otros, sin duda.

No es la violencia que se contempla en las pantallas, ficticia o real, el mayor problema. Es la violencia como sistema, la violencia estructural que se está imponiendo en nuestras vidas. El ver triunfar el matonismo con todas sus trampas y zancadillas. Apoyado. La justicia cuando actúa de parte. El desprecio y perversidad con los débiles, como en los grupos menos evolucionados. Termina dejando una raza de cafres.

Cuántas heridas han causado ya las políticas para la desigualdad y las consecuencias que acarrean. España lidera esa brecha en Europa. Reiteradamente. En particular desde que gobierna el PP. Con alarmantes cifras de pobreza infantil o desprotección social. Cuántas secuelas deja y dejará la pobreza inducida. Cuántos niños, jóvenes, adultos y ancianos apaleados contabilizamos desde todos los flancos de la injusticia. Menos mal que ya se puede pedir un Jet privado como quien llama a un taxi con una APP estupenda.

La ley de la selva empieza a definir nuestro mundo de nuevo, reeditando la historia de la barbarie. El Reino Unido, que aprobó un Brexit entre la ira y el desconocimiento, empieza a pensar –ahora– cómo ponerlo en práctica con temibles sesgos de xenofobia. La raza Brexit se afirma por boca de su presidenta Theresa May cuando muestra cierta comprensión a las agresiones a inmigrantes porque quitan el trabajo a los locales, en pura demagogia de la peor especie. Pensando en elaborar listas hasta de escolares extranjeros, los inmigrantes se convierten en moneda de cambio para la negociación de una salida ventajosa de la UE.

May declara que solo admitirán en el país "a los mejores". Hitler no lo hubiera dicho mejor. Y es la avanzadilla insolente de lo que está ocurriendo en Europa. La vida de miles de refugiados es ya para muchos, para los dirigentes en la práctica, calderilla.

¿Violencia en las pantallas o en la vida? A poco que descuidemos su protección emocional, nos encontramos con el hígado destrozado por la bilis de ver al partido más corrupto de la reciente historia de España a punto de volver a formar gobierno. Podría estar listo antes de que acabe el mes. Apoyado por un obsceno golpe en las filas del PSOE cuyos extremos dejan con la boca abierta y sapos en el estómago. Y por ese devenir de periodistas y medios cómplices. No llegan a ocultar noticias de intolerables atropellos desde el buen periodismo, sin embargo. La Cátedra de Corrupción que tenía instalada el PP, según El Mundo, se suma con sus cutres "powerpoint" a este continuo sinsentido.

No es para espíritus sensibles ver los panegíricos que montan al "hombre tranquilo" designado por Susana Díaz –otra incomprendida, leo– como gestor con mando en plaza. Y produce un absoluto empacho de inmundicia oír a Javier Fernández, tan respetuoso con la corrupción del PP,  nuevas alusiones a la cal viva –ahora arrojada sobre Podemos–, que este PSOE haría mejor en guardar si realmente fuera prudente.

La ley de la selva pero más puerca y rastrera. No se sale inmune de su ponzoñoso follaje.

La pobre niña brutalmente apaleada en un colegio de Mallorca ha de apechugar con sus dolores, sus secuelas, y las que en el carácter deja la atroz injusticia. Ojalá encuentre caminos de salida y crecimiento. Los energúmenos que se ensañaron, presuntamente, con ella enfrentarán su papel en la paliza, liderazgo para el mal, servilismo cómplice y dañino. Guardan dentro serias lesiones en el ser de humanidad. No es una chiquillada.

Faltan los que miran. Los que miran y callan. Los que miran y golpean, con manos y pies o con su silencio.

La sanidad pública pagó 464 millones entre 2004 y 2011 por tratar los cánceres del amianto

Posted: 12 Oct 2016 01:46 AM PDT

La Confederación Hidrográfica del Tajo retira ya los restos de amianto
Trabajadores de la Confederación Hidrográfica del Tajo retiran restos de amianto. CHT/TWITTER

José Precedo | El Diario | 11/10/2016

Lo primero, está claro, son las vidas humanas que se ha llevado por delante el uso incontrolado del amianto como aislante en fábricas y construcciones durante las últimas décadas del siglo XX en que en España no estaba prohibido. Y son muchas. Solo en cinco años, los que transcurrieron entre 2007 y 2011, el Ministerio de Sanidad ha registrado en España 1.297 muertes producidas por mesotelioma pleural, un tumor letal que según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) está causado en el 98% de los casos por la exposición al asbesto, como se denomina también a este material aislante que no se prohibió en España hasta el año 2002. La IARC también ha determinado que entre el 80 y el 85% de esos tumores malignos tienen su origen en el puesto de trabajo. El resto de los mesoteliomas surgen, según este organismo internacional, por la denominada "exposición ambiental": son vecinos que viven cerca de instalaciones en las que se manejó este material o familiares de trabajadores que tuvieron contacto con las partículas de asbesto a través del vestuario o los materiales utilizados en las fábricas.

Pero además están las consecuencias económicas, que alertan de que el problema es también muy grave para las arcas públicas. Un estudio inédito y recién acabado que coordinó la responsable de Salud Laboral del Ministerio de Sanidad, Montserrat García Gómez, y en el que participó también el propio científico de la Universidad de Granada, pone ahora los números sobre la mesa. El trabajo suma el coste hospitalario y de farmacia que supuso atender a todas esas víctimas del amianto no reconocidas en la Seguridad Social como pacientes con enfermedades profesionales y concluye, según adelanta el catedrático de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada, experto además en enfermedades relacionadas con el amianto, Alfredo Menéndez a eldiario.es, que las arcas públicas sufragaron entre 2004 y 2011 464 millones de euros para tratar tumores relacionados con el amianto."Ese cómputo solo incorpora los gastos directos, la asistencia hospitalaria, el coste de la especialidad médica y la factura farmacéutica, no computa el gasto en horas de abandono del trabajo o la dedicación de los cuidadores", subraya este experto. Las conclusiones completas del estudio se publicarán en las próximas semanas en una revista especializada japonesa llamada Industrial Health.

La factura que paga el Estado por este tipo de cáncer seguirá engordando durante el próximo lustro. Porque otra investigación adelantada por la publicación científica OMC Cáncer pronostica que entre 2016 y 2020 fallecerán en España 1.319 personas por mesoteliomas pleurales, a un ritmo de 264 personas al año. El trabajo lo firman  investigadores del Instituto de Salud Carlos III, el Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública y el Ministerio de Sanidad. 

Pese a la contundencia de las conclusiones de la comunidad científica, la Seguridad Social española solo reconoció entre 2007 y 2011 la enfermedad laboral -y por tanto la indemnización- a 50 (49 hombres y una mujer) de esos 1.297 fallecidos por mesoteliomas pleurales. Es decir, solo se reconoce la enfermedad profesional a cinco de cada cien víctimas.

José Luis Tortuero, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social por la Universidad Complutense de Madrid, llama la atención sobre la diferencia que hay entre que esos cánceres se traten como enfermedades comunes o que sean declaradas enfermedades profesionales. "Cuando una empresa tiene riesgo de enfermedad profesional acumula toda una serie de obligaciones legales, reconocimientos médicos previo a la contratación de los trabajadores, reconocimientos periódico a cargo de la empresa y mutua, cambio a puesto de trabajo exento …todo ello sin perjuicio del abanico de responsabilidades,  ante los incumplimientos en materia de salud laboral , tanto en el orden administrativo, civil y  sancionador , tanto penal como en materia de recargos de todos las prestaciones de la seguridad social (entre un 30 y 50%) que asume el empresario y benefician a los trabajadores o derechohabientes . A todo ello habría que añadir que el nivel de protección económica (las prestaciones) es mucho más elevado cuando la incapacidad o la muerte derivan de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, que cuando derivan de enfermedad común. Otra consecuencia adicional es que cuando las incapacidades y muertes  se tratan como la consecuencia de enfermedades comunes, las empresas se libran de todo ese sistema coercitivo y las victimas tienen que acudir a otras vías más complejas para buscar indemnizaciones. En todo caso, es inexplicable e injustificable el tratamiento recibido por los afectados, que deberían actuar ante los tribunales", asegura este experto en derecho del trabajo.

Aparte de la tragedias familiares de quienes sufrieron las consecuencias de trabajar entre el amianto durante las últimas décadas del siglo XX, pese a que ya una ordenanza franquista de 1947 establecía medidas de prevención, este "subregistro" de enfermedades profesionales constituye un grave perjuicio para que el drama del amianto "pueda visibilizarse".

Un tercer informe realizado por el departamento de Salud Laboral de Comisiones Obreras calcula que entre 2000 y 2030 morirán en España 50.000 personas por tumores relacionados con la exposición al amianto.

En las últimas semanas la Justicia ha impuesto duras indemnizaciones a empresas por no haber prevenido durante las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado los riesgos del contacto con el asbesto. La lupa está puesta sobre Renfe y sobre un modelo de trenes, la serie 8.000, que hasta mediados de los 80 estaban recubiertos por amianto. La operadora de transporte acumula cuatro condenas por la muerte de otros tantos empleados suyos que trabajaron durante décadas con este material sin ninguna protección. Familiares de otros cuatro fallecidos preparan nuevas demandas en Málaga y Madrid. Uralita, que importó toneladas de amianto durante el siglo pasado, también ha encadenado en los últimos años numerosas sentencias en su contra.

Los sospechosos datos oficiales de la tauromaquia II: análisis del año 2015

Posted: 12 Oct 2016 01:16 AM PDT

Profesional de la tauromaquia ejerciendo en la plaza de toros de Pamplona. Sanfermines 2016. Foto: Colectivo Britches

José Enrique Zaldívar Laguía | El Caballo de Nietzsche | 11/10/2016

Como apuntábamos en nuestro anterior análisis, el de los datos de 2014, es poco realista pensar que, en un sector en el que disminuye la actividad en la que pueden trabajar los profesionales de la tauromaquia que son los festejos en plaza–, aumente el número de los que pueden intervenir en ellos. Pero es lo que viene sucediendo año tras año, de forma inexplicable.

En este mismo medio se hacían eco de nuestro análisis en julio del año pasado: Los sospechosos datos oficiales de la tauromaquia.

Pensarán que empezamos por el final pero, a modo de conclusiones y para ir abriendo boca, avanzamos algunos de los datos que vamos a desgranar en este artículo:

Desde el año 2007 al 2015, los festejos en plaza han descendido en un 52,5%; o lo que es lo mismo, se han celebrado 1.915 menos.

Todos los tipos de festejos, con la excepción de las corridas mixtas con rejones (en las que se pueden utilizar novillos y toros, y que tienen escaso interés para los aficionados), han ido descendiendo de forma muy acentuada.

El número de profesionales taurinos ha aumentado de 2007 a 2015 en un 29,5%, mientras que los festejos taurinos en plaza disminuyeron un 52,5%; o lo que es lo mismo, el número de profesionales taurinos desde 2007 aumentó en 3.084 personas.

Por lo que respecta a toreros o matadores, en el año 2015 hubo registrados 820 con esta categoría profesional, de los cuales solo 175 han intervenido en algún tipo de festejo en plaza. Es decir, sólo el 21,3% lidió algún animal.

De los 401 rejoneadores inscritos como profesionales taurinos en el año 2015, solo 64 lidiaron en festejos en plaza, es decir, el 16% de ellos; 34, es decir, el 53% de ellos, sólo intervinieron en 5 festejos o menos.

De los 3.083 registrados como novilleros durante el año 2015, solo 114 lidiaron novillos en festejos en plaza, es decir, el 3,7%, independientemente de que la modalidad fuera con o sin picadores.

La suma total de animales muertos en festejos en plaza, en lo que se refiere a España y que mataron entre toreros, rejoneadores y novilleros, fue aproximadamente de 5.013.

En el análisis de tramos de edad que nos ofrecen las estadísticas nos encontramos con algo que sorprende: el 12% de los toreros y el 4,2% de los rejoneadores tiene más de 65 años, y el 14,5% de los novilleros tiene más de 45 años (reducimos la edad de sorprendernos porque esta categoría profesional, la de los novilleros, es el recambio y el futuro de la tauromaquia). Tiene también más de 65 años el 13% de los banderilleros y el 17% de los picadores.

En porcentajes podemos ver que de 1.341 ganaderías de lidia (datos del Ministerio de Cultura) solo 307 vendieron algún animal para festejos en plaza en España. Por tanto, solo el 22,9% de las ganaderías de lidia vendió algún ejemplar para festejos en plaza; o lo que es lo mismo, el 77,1% de ellas no lo hicieron.

En España hay 1.727 plazas de toros o localidades en las que existen o se instalaron alguna vez. Pues bien, durante el año 2015 solo hubo algún festejo taurino en 425, es decir, en el 24,6% de ellas; o lo que es lo mismo, el 75,4% de ellas no se utilizaron para el fin principal para el que fueron construidas o se montaron temporalmente.

En lo que respecta a los festejos populares, hemos desarrollado una interesante estadística que quizás responda a esta pregunta: si los festejos en plaza disminuyen en un 52% en el histórico 2007-2015, ¿cómo es posible que los festejos populares aumenten en un 75% en ese mismo periodo?

Y terminaremos este análisis señalando algunas prebendas de las que goza el mundo del toro por parte de las administraciones públicas con las que nunca habrán soñado.

Invitamos, pues, a que lean con atención y tranquilidad este exhaustivo análisis y a que cuando terminen su lectura compartan nuestra misma inquietud en forma de interrogación: ¿nos están tomando el pelo?

Desde  AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal) ya publicamos el año pasado un informe sobre los supuestos puestos de trabajo que genera la tauromaquia, y el declive de este sector en lo que respecta a los festejos en plaza.

En éste vamos a ir un poco más lejos y a retrotraernos en algunos aspectos del análisis que van más allá del año 2007.

El número de festejos taurinos en plaza, sin especificar tipos (porque en las estadísticas que tenemos no figuran hasta 2007), fue el siguiente:

  • Año 2003, 1.947
  • Año 2004: 1.912
  • Año 2005: 1.947
  • Año 2006: 1.989
  • Año 2007: 3.651. Este aumento tan espectacular se explicaría en base a que en las estadísticas de años anteriores no figuraban determinados tipos de festejos, como las becerradas, las novilladas sin picadores, el toreo cómico o los festejos mixtos con rejones, que en 2007 empiezan a computarse.
  • Año 2008: 3.295. Como puede verse, empieza el declive.
  • Año 2009: 2.694
  • Año 2010: 2.422
  • Año 2011: 2.290
  • Año 2012: 1.997
  • Año 2013: 1.858
  • Año 2014: 1.868. Se produce un pequeño repunte en un tipo de festejo menor.
  • Año 2015: 1.736. Frente a las previsiones que marcaba en 2014 el sector taurino de que en 2015 se iban a recuperar, las cifras evidencian que estaban equivocados.

El resultado es que, desde el año 2007 al 2015, los festejos taurinos han descendido en un 52,5%; o lo que es lo mismo, se han celebrado 1.915 menos.

Nos resulta imposible hacer un estudio comparativo sobre qué tipo de festejos en plaza sufrían más esta disminución, pero vamos a comparar cada tipo de ellos entre los años 2007 y 2015.

  • Corridas de toros: 2007, 953 / 2015, 394 ( -59%)
  • Novilladas con picadores: 2007, 624 / 2015, 232 ( -63%)
  • Novilladas sin picadores: 2007, 572 / 2015, 304 ( -47%)
  • Corridas de rejones con toros: 2007, 196 / 2015, 69 ( -65%)
  • Corridas de rejones con novillos: 2007, 272 / 2015, 115 ( -58%)
  • Corridas mixtas con rejones: 2007, 13 / 2015, 77 ( +60%)*
  • Festivales mixtos: 2007, 238 / 2015, 2015: 135 ( -44%)
  • Festivales: 2007, 339 / 2015, 228 ( -33%)
  • Becerradas: 2007, 27 / 2015, 178 ( -46%)
  • Toreo cómico: 2007, 117 / 2015, 4 ( -96%)

Como se puede ver todos, con la excepción de las corridas mixtas con rejones (*), en las que se pueden utilizar novillos y toros, y que tienen escaso interés para los aficionados, los festejos taurinos han ido descendiendo de forma muy acentuada.

El 'cuento' de los profesionales taurinos

Como apuntábamos en nuestro anterior análisis, el de los datos de 2014, es poco realista pensar que un sector en el que disminuye la actividad en la que pueden trabajar principalmente los profesionales de la tauromaquia, que son los festejos en plaza, aumente el número de los que pueden intervenir en ellos, pero es lo que viene sucediendo año tras año de forma inexplicable.

  • Matadores de toros: 2014, 801 / 2015, 820 (+19)
  • Rejoneadores: 2014, 397 / 2015, 401 (+5)
  • Novilleros: 2014, 3.018 / 2015, 3.083 (+65)
  • Con picadores: 2014, 762 / 2015, 796 (+34)
  •  Sin picadores: 2014, 2.256 / 2015, 2.287 (+31)
  • Banderilleros: 2014, 2.155 / 2015, 2.179 (+24)
  • Picadores: 2015, 710 / 2015, 714 (+4)
  • Toreros cómicos: 2014, 175 / 2015, 176 (+1)
  • Mozos de espadas: 2014, 2.938 / 2015, 3.018 (+80)

Número total de profesionales registrados entre 2007 y 2015:

  • 2007: 7.397
  • 2008: 7.830
  • 2009: 8.301
  • 2010: 8.631
  • 2011: 9.293
  • 2012: 9.562
  • 2013: 9.835
  • 2014: 10.194
  • 2015: 10.481

Por tanto, el número de profesionales taurinos ha aumentado desde 2007 a 2015 en un 29,5%, mientras que los festejos taurinos en plaza disminuyeron un 52,5%; o lo que es lo mismo, el número de profesionales taurinos desde 2007 aumentó en 3.084 personas.

  • Matadores de toros: 2007, 637 / 2015, 820 ( +23%)
  • Rejoneadores: 2007, 319 / 2015, 401 ( +21%)
  • Novilleros: 2007, 2.351 / 2015, 3.083 ( +24%)
  • Con picadores: 2007, 690 / 2015, 796 ( +13%)
  • Sin picadores: 2007, 1.661 / 2015, 2.287 ( +28%)
  • Banderilleros: 2007, 1.810 / 2015, 2.179 ( +17%)
  • Picadores: 2007, 579 / 2015, 714 ( +19%)
  • Toreros cómicos: 2007, 128 / 2015, 176 ( +28%)
  • Mozos de espadas: 2007, 1.573 / 2015, 3.018 ( +48%)

Los aumentos más llamativos (aunque todos lo son, viendo el panorama que se intuía desde 2008), corresponden a los mozos de espada, el empleo peor retribuido, y a los toreos cómicos (los del tipo bombero torero), lo que no deja de ser inexplicable, porque si en 2007 hubo 117 festejos de este tipo, en 2015 hubo solo 4.

Sobre los mozos de espadas podríamos pensar que, dado que entre toreros, rejoneadores y novilleros suman 4.304 profesionales, es decir, jefes de cuadrilla (que son los que los contratan a los subalternos), los 3.018 mozos tendrían trabajo. Pero, como vamos a ver más adelante, y dado que la gran mayoría de los jefes de cuadrilla no han toreado ni un solo festejo durante 2015, el número de mozos de espada es injustificado y desorbitado. De hecho, ya adelantamos que sobran 2.665 mozos de espadas. Existe la figura de "ayudante de mozo de espadas", pero no sabemos si éstos son considerados como "mozos" en cuanto al cómputo en el registro de profesionales taurinos. Creemos que no.

Los datos de 2015 siguen la tónica de los de 2014, e incluso la empeoran. Y aún serán peores para la tauromaquia los datos de 2016.

Toreros o matadores

En el año 2015, hay registrados como tales 820 profesionales con la categoría de toreros o matadores, de los cuales solo 175 han intervenido en algún tipo de festejo en plaza. Es decir, sólo el 21,3% ha lidiado algún animal. Pero cuando vemos el reparto de festejos de los que han gozado esos 175 toreros, el resultado es aún peor, porque 52 de ellos solo intervinieron en un festejo; es decir, el 29,7% del total que toreó.

Así se repartieron los festejos entre los elegidos:

  • 1 intervino en 66 festejos
  • 1 intervino en 49 festejos
  • 1 intervino en 46 festejos
  • 1 intervino en 44 festejos
  • 1 intervino en 42 festejos
  • 1 intervino en 40 festejos
  • 1 intervino en 35 festejos
  • 1 intervino 34 festejos
  • 1 intervino 33 festejos
  • 2 intervinieron 32 festejos
  • 1 intervino en 29 festejos
  • 1 intervino en 27 festejos
  • 1 intervino en 23 festejos
  • 1 intervino en 22 festejos
  • 4 intervinieron en 21 festejos
  • 3 intervinieron en 20 festejos
  • 3 intervinieron 19 festejos
  • 1 intervino en 18 festejos
  • 2 intervinieron en 16 festejos
  • 4 intervinieron en 15 festejos
  • 1 intervino en 13 festejos
  • 4 intervinieron en 12 festejos
  • 2 intervinieron en 11 festejos
  • 10 intervinieron en 10 festejos
  • 2 intervinieron 9 festejos
  • 5 intervinieron 8 festejos
  • 5 intervinieron 7 festejos
  • 9 intervinieron 6 festejos
  • 5 intervinieron 6 festejos
  • 11 intervinieron en 4 festejos
  • 16 intervinieron e 3 festejos
  • 19 intervinieron 2 festejos
  • 52 intervinieron en solo 1

Quiere esto decir que, de 175 toreros, 134 solo lidiaron animales en 10 o menos festejos; es decir, que el 76% de los pocos toreros que torearon lo hizo en 10 o menos festejos.

Lo que demuestra que solo hay una pequeña, muy pequeña, élite de toreros que viven que esto.

Entre todos ellos mataron en España, durante el año 2015, 2.976 animales.

Rejoneadores

De los 401 rejoneadores inscritos como profesionales taurinos en el año 2015, solo 64 lidiaron en festejos en plaza; es decir, el 16% de ellos.

El reparto de festejos fue el siguiente:

  • 1 intervino en 40 festejos
  • 1 intervino en 35
  • 1 intervino en 30
  • 1 intervino en 27
  • 1 intervino en 26
  • 1 intervino en 23
  • 2 intervinieron en 22
  • 1 intervino en 21
  • 2 intervinieron en 20
  • 1 intervino en 19
  • 1 intervino en 16
  • 1 intervino en 15
  • 3 intervinieron en 13
  • 2 intervinieron 12
  • 3 intervinieron en 11
  • 1 intervino en 10
  • 2 intervinieron en 9
  • 4 intervinieron 8
  • 2 intervinieron en 6
  • 4 intervinieron en 5
  • 4 intervinieron en 4
  • 2 intervinieron en 3
  • 8 intervinieron 2
  • 16 intervinieron en 1

Quiere esto decir que, de 64 rejoneadores, 34 de ellos, es decir, el 53% de ellos, sólo intervinieron en 5 festejos o menos.

Entre todos ellos mataron en España, durante el año 2015, 1.110 animales.

Novilleros

De los 3.083 registrados como tales durante el año 2015, solo 114 lidiaron novillos en festejos en plaza, es decir, el 3,7%, independientemente de que la modalidad fuera con o sin picadores.

Este fue el paupérrimo reparto:

  • 1 intervino en 26 festejos
  • 1 intervino en 20
  • 2 intervinieron en 17
  • 1 intervino en 16
  • 1 intervino en 15
  • 3 intervinieron en 13
  • 1 intervino en 12
  • 1 intervino en 11
  • 1 intervino en 10
  • 2 intervinieron en 9
  • 4 intervinieron en 8
  • 7 intervinieron en 7
  • 5 intervinieron en 6
  • 6 intervinieron en 5
  • 5 intervinieron en 4
  • 8 intervinieron en 3
  • 19 intervinieron en 2
  • 45 intervinieron en 1

Quieres esto decir que 72 torearon en 3 o menos festejos, es decir, el 63% de estos novilleros, de los pocos que tuvieron alguna oportunidad, solo gozaron de 3 oportunidades o menos.

Entre todos ellos mataron en España, durante el año 2015, 927 animales.

Si sumamos lo que se conoce como jefes de cuadrilla, es decir, toreros o matadores, rejoneadores y novilleros, obtenemos un total de 4.304 profesionales, de los que 353 intervinieron en, como mínimo, un festejo en plaza, lo que supone que sólo el 8,2% de estos jefes de cuadrilla intervino como tal en una lidia del tipo que fuera. Podríamos quitar para este cálculo a los novilleros, que son de lejos el colectivo más numeroso y también el que tiene menos oportunidades de desarrollar su actividad.

Si dejamos solo a toreros y rejoneadores, obtenemos una cifra total de 820+401=1.221, de los que lidiaron animales, 175+64=239; es decir, el 19,6%. En definitiva, hubo 982 jefes de cuadrilla, entre toreros y rejoneadores, que no pisaron la arena de una plaza durante 2015. En definitiva, hubo 3.681 jefes de cuadrilla, entre toreros, rejoneadores y novilleros, que no pisaron la arena de una plaza durante el año 2015.

La suma total de animales muertos en festejos en plaza, en lo que se refiere a España y que mataron entre toreros, rejoneadores y novilleros, fue de 5.013. A todas estas víctimas de la tauromaquia, a las que se dio muerte pública, habrá que sumar todos aquellos animales que murieron en entrenamientos de profesionales de la tauromaquia en las plazas de tientas de las ganaderías y los deshechos que fueron enviados a mataderos.

Es importante recordar que cuando hablamos de las víctimas de la tauromaquia pensamos solo en los machos, pero no nos olvidamos de las miles de becerras, novillas y vacas que también mueren.

Otro dato curioso que ya apuntamos en el estudio de 2014 es el de las edades de estos profesionales de la tauromaquia, y que en algunos casos no cuadran. Veamos:

Toreros (820):

  • Entre 16 y 29 años de edad: 103. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años de edad: 393. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años de edad: 225. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Más de 65 años de edad: 99. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. El 12% de los toreros tiene más de 65 años.

Rejoneadores (401):

  • Entre 16 y 29 años de edad: 83. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años de edad: 197. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años: 104. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Más de 65 años de edad: 17. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. El 4,2% tiene más de 65 años.

Novilleros (3.083):

  • Entre 16 y 29 años de edad: 1.121. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años: 1.513. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años: 333. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. ¡Sorprendente!
  • Más de 65 años: 116. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. ¡Sorprendente!

El 14,5% de los novilleros tiene 45 años o más.

En la categoría de novilleros hay "sin picadores" y "con picadores". Quiere esto decir que en las novilladas que intervienen los primeros no hay tercio de varas, y en las que intervienen los segundos, sí. Para pasar de novillero "sin picadores" a novillero "con picadores", hay que acreditar que se intervino como mínimo 10 novilladas sin tercio de varas, y para pasar de novillero con picadores a torero se acreditará haber participado en 25 novilladas picadas.

Resulta, por tanto, hasta cierto punto sorprendente, que haya 115 con más de 65 años, 333 entre 45 y 64 años, e incluso 1.513 entre 30 y 44 años. Y es sorprendente porque debemos suponer que es ésta, la de novilleros, la categoría que más jóvenes debería tener, el futuro de la tauromaquia, su cantera.

Banderilleros (2.179):

  • Entre 16 y 29 años: 198. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años: 1.007. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años: 688. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Más de 65 años: 286. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. ¡Sorprendente!

Picadores (714):

  • Entre 16 y 29 años: 56. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años: 269. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años: 268. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Más de 65 años: 121. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014. ¡Sorprendente!

Toreros cómicos (176):

  • Entre 16 y 29 años: 42. En este tramo de edad disminuye el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 30 y 44 años: 77. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.
  • Entre 45 y 64 años: En este tramo de edad se mantiene el mismo número con respecto a 2014.
  • Más de 65 años: 17. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014.

Todos los datos que aportamos son sorprendentes, pero lo de los toreros cómicos lo es aún más, porque durante 2015 solo hubo 4 festejos en los que pudieran intervenir.

Mozos de espadas (3.108):

  • Entre 16 y 29 años: 569. En este tramo de edad aumenta el número de inscritos con respecto a 2014, como ocurre en el tramo de los 30 a los 44 años (son 1.233), en el de los 45 a los 64 (son 993) y en el de más de 65 años (son 313).

No hay espadas para tantos mozos.

Ante la precariedad del empleo que queda demostrada en este análisis, a algunos de estos profesionales taurinos les queda la salida laboral de trabajar como "directores de lidia" o como "ayudantes de directores de lidia", que intervienen en muchos de los festejos populares que se celebran a lo largo y ancho de nuestra geografía. La presencia de "directores de lidia" es obligada en las becerradas de aficionados, que será responsabilidad de un matador de toros, un novillero con picadores o un banderillero. En los espectáculos taurinos populares en los que no intervengan profesionales taurinos, deberá haber al menos un "director de lidia" con el mismo grado profesional que el indicado para las becerradas anteriormente mencionadas.

Otro puesto de trabajo que reconoce el convenio colectivo de profesionales de la tauromaquia es el de "sobresaliente", que viene a ser como un profesional taurino de reserva y que suele estar presente en festejos en plaza en los que solo intervienen uno o dos espadas, por si éstos resultaran heridos y no pudieran lidiar todos los toros asignados. Raramente se dan festejos taurinos en los que interviene un solo matador o dos.

Empresas ganaderas de lidia

  • 2007: 1.327
  • 2008: 1.355 (+28)
  • 2009: 1.377 (+22)
  • 2010: 1.350 (-27)
  • 2011: 1.391 (+41)
  • 2012: 1.343 (-48)
  • 2013: 1.341 (-2)
  • 2014: 1.339 (-2)
  • 2015: 1.341 (+2)

Curiosas las subidas y bajadas de este sector en algunos momentos de esta serie histórica. Del máximo de 2011, con 1.391, a un 2015 con 1.341, el descenso ha sido de 50 explotaciones.

Las estadísticas del sector taurino, que no las del Ministerio de Cultura, cuantifican en 1.333 el número de ganaderías en lo que respecta a España.

Durante el año 2015, un total de 307 ganaderías de lidia vendieron novillos y toros para algún tipo de festejo en plaza. Algunas de ellas, pocas, son francesas o portuguesas, pero a efectos estadísticos vamos a considerarlas como españolas.

La participación de animales de una determinada ganadería en un festejo taurino supone que ésta pudo vender el total de toros o novillos que iban a ser lidiados o que sólo vendiera uno, dos, tres, cuatro o cinco.

Exponemos a continuación el número de festejos repartidos por ganaderías y el máximo y el mínimo de animales que vendieron en función de la cantidad de corridas en que intervinieron sus animales.

1 ganadería-26 festejos-114 animales; 1-25-109; 1-21-47; 2-20-93/87; 1-19-71; 3-17-75/41; 1-15-85; 4-14-60/41; 1-13-54; 4-12-55/35; 5-11-46/40; 4-10-43/26; 6-9-39/25; 11-8-44/19; 13-7-34/14; 19-6-36/10; 28-5-30/8; 24-4-24/6; 37-3-18/4; 52-2-13/2; 88-1-6/1

En porcentajes, podemos ver que de 1.341 ganaderías de lidia (datos del Ministerio de Cultura) solo 307 vendieron algún animal para festejos en plaza en España. Desde un máximo de 114 (la ganadería más puntera) a un mínimo de 1 (las menos favorecidas). Por tanto, solo el 22,9% de las ganaderías de lidia vendió algún ejemplar para festejos en plaza; o lo que es lo mismo, el 77,1% de ellas no lo hicieron. ¿Cómo subsisten? ¿Festejos populares? ¿Lidias a puerta cerrada? Y de las que lo hicieron, como vemos, 88 solo vendieron entre 1 y 6 animales; 52, entre 2 y 13; y 37, entre 3 y 18. ¿Qué número de animales debe vender una ganadería de lidia al año para poder subsistir? Como se puede ver, son pocas, muy pocas, las empresas ganaderas de toro de lidia que venden un número de ejemplares para festejos en plaza en cantidad suficiente para rentabilizar su crianza.

Otro dato muy importante, y que no podemos pasar por alto, es la categoría de las plazas en las que se lidian esos animales. Solo 96 colocaron algún ejemplar en una plaza de primera, mientras que la gran mayoría fueron a plazas de tercera o a portátiles, siendo en estas mucho menor el valor económico de los animales.

Plazas de toros

En España hay 1.727 plazas de toros, o localidades en las que existen o se instalaron alguna vez. Pues bien, durante el año 2015 solo hubo algún festejo taurino en 425, es decir, en el 24,6% de ellas; o lo que es lo mismo, el 75,4% de ellas no se utilizaron para el fin que tienen.

En 1 plaza hubo 62 festejos; en 1 hubo 24; en 1 hubo 14; en 2 hubo 11; en 1 hubo 10; en 2 hubo 9; en 4 hubo 7; en 4 hubo 6; en 16 hubo 5; en 17 hubo 4; en 41 hubo 3; en 97 hubo 2; en 247 hubo solo 1.

Es decir, en el 58% de las plazas de toros solo se programó un festejo taurino durante el año 2015 y en el 81% de ellas, solo 1 o 2.

La conservación y el mantenimiento de las plazas de toros fijas, algunas de ellas verdaderos monumentos artísticos, cuestan grandes cantidades de dinero si son de propiedad pública. Infraestructuras infrautilizadas a las que habría que buscar una utilidad exenta de maltrato animal.

Plaza de toros medio vacía en una corrida en la que toreaban Morante, Manzanares y Ortega Cano. Benidorm 2016. Foto: AVATMA
Plaza de toros medio vacía en una corrida en la que toreaban Morante, Manzanares y Ortega Cano. Benidorm 2016. Foto: AVATMA 

Festejos populares

Sobre esta modalidad de festejos taurinos hay que matizar diversos aspectos. Su regulación suele estar determinada por los llamados "reglamentos de festejos populares" que se han otorgado muchas comunidades autónomas. Algunas, incluso, tienen su propio reglamento de festejos taurinos, que regulan dentro del mismo texto los festejos en plaza y los populares. Las que solo tienen reglamentados los populares, como por ejemplo, la Comunidad de Madrid, regulan los festejos en plaza por medio de lo establecido en el reglamento estatal de 1996.

Lo cierto es que, a través de las normativas de la mayoría de las comunidades autónomas, en unas se autorizan determinados tipos de festejos y en otras no. Las hay incluso, por ejemplo, que, aun prohibiendo ensogar o embolar, hacen excepciones en base a lo antiguo de estas prácticas, como ocurre en la Comunidad de Castilla y León con Benavente y Medinaceli. Un ejemplo era el Toro de la Vega en Tordesillas, que permitía el alanceamiento del toro, y que a través de una modificación de la normativa autonómica ha quedado prohibido.

En cuanto al análisis puramente estadístico de este tipo de manifestaciones taurinas, los datos no dejan de sorprendernos.

Hasta el año 2010 inclusive, las estadísticas taurinas las llevaba y publicaba el Ministerio del Interior. Es en el año 2011 cuando el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte empieza a publicar los datos anuales por primera vez.

En las estadísticas anteriores al año 2011 figuraban los nombres de los municipios en los que se celebraban los festejos; después los datos se limitan a poner el número total de ellos por comunidades autónomas. La comunidad líder en este tipo de manifestaciones taurinas es la valenciana, con 8.242 durante 2015, casi la mitad del total.

El primer dato histórico que hemos encontrado sobre el número de festejos populares celebrados es de 2007. Os dejamos aquí el histórico de 2007-2015:

  • 2007: 4.111 festejos populares
  • 2008: no se dan datos oficiales
  • 2009: 5.910
  • 2010: 10.907. Se duplican de una manera sorprendente. Curiosamente, en esa estadística aparecen 5.222 festejos populares que se celebraron en un mes desconocido, según reconoce el propio Ministerio. Si restamos éstos, los que no se sabe cuándo se celebraron, la cifra se aproxima un poco más a la de años anteriores: 5.685
  • 2011: 14.262. Se disparan, casualmente, cuando los datos empiezan a depender del Ministerio de Cultura
  • 2012: 14.004
  • 2013: 13.815
  • 2014: 15.848
  • 2015: 16.383. 12.272 festejos más que en 2007

Si en el histórico 2007-2015 los festejos en plaza disminuyen en un 52%, ¿cómo es posible que los festejos populares aumenten en un 75% en ese mismo periodo? ¡Asombroso!

Resulta realmente complicado entender o interpretar estas estadísticas, cuando nos consta que en los últimos años muchas poblaciones han visto disminuidos este tipo de festejos e incluso en otras se han dejado de celebrar, aunque también nos consta que en algunos lugares han aumentado.

Establecer el número de animales que mueren como consecuencia de este tipo de actividades taurinas es complicado. En la mayoría de las comunidades autónomas se obliga al sacrificio de los bóvidos utilizados una vez finalizado el espectáculo en el que han intervenido, sea el que sea, pero hay excepciones como las de Cataluña o Valencia, en que se autoriza su reutilización en varios festejos. De hecho, para algunos de ellos, los animales se alquilan y no se compran.

Prebendas para los taurinos

El Boletín Oficial del Estado de 15 de enero de 2015 publicaba las bases por las que se rige el convenio colectivo de los profesionales de la tauromaquia. En dicho decreto se dice que el sector taurino está aquejado de situaciones de fraude en cuanto a la contratación de los trabajadores y que se dan numerosos casos de impago. Para evitar estas situaciones se contemplan medidas de estímulo positivo a través de incentivos económicos destinados a las empresas organizadoras y a los jefes de cuadrilla que cumplan con sus obligaciones retributivas y en materia de Seguridad Social.

Reducción salarial general del 7,5% de los honorarios de todos los jefes de cuadrilla, así como de la parte comprensiva de los salarios del resto de los integrantes de la cuadrilla.

Las referidas bonificaciones se cifran para los matadores de toros clasificados en el grupo A en un 7,5% de descuento sobre los salarios mínimos establecidos en este convenio. Para el resto de los jefes de cuadrilla la reducción será del 10% sobre los salarios mínimos.

Como se puede ver, el sector taurino recibe prebendas a las que otros sectores empresariales no tienen acceso, y nos consta, además, que algunas empresas del sector firman acuerdos con la Administración para la explotación de plazas de toros sin estar al corriente de sus obligaciones con Hacienda, lo que contradice la propia letra o ley de dichos contratos. Algunas incluso mantienen grandes deudas con los organismos públicos propietarios de los cosos taurinos que las contrataron para la programación de los espectáculos, porque no pagaron el canon pactado. Algunas ya han pasado por los tribunales de Justicia.

Como ya vimos en el informe elaborado el año pasado, el mundo del toro de lidia no goza de buena salud y sigue manteniéndose a flote en beneficio de muy pocos. Pocos toreros, pocos apoderados, pocos empresarios y pocos ganaderos. De hecho, algunos, escasos, monopolizan la actividad, al ser al mismo tiempo apoderados, empresarios y ganaderos, e incluso los hay que además de esas tres cosas también son toreros. Esto les permite, en ocasiones, contratar a sus propios profesionales de la tauromaquia y venderse a sí mismos los animales que serán maltratados en los ruedos y en festejos que ellos mismos has organizado.

¿Nos están tomando el pelo? Mi respuesta es sí, ¿y la tuya?

Piqué, el 12-O y la miseria de España

Posted: 12 Oct 2016 12:30 AM PDT

Carlos Hernández | El Diario | 11/10/2016

El diccionario de la RAE, siempre atento a los usos y costumbres del lenguaje, debería cambiar urgentemente el significado de la palabra "patriota". Hoy en día, en nuestro país, la inmensa mayoría de quienes así se definen responden a un patrón egoísta, intolerante y excluyente que ha pervertido la naturaleza original de esa inocente palabra. Los "patriotas" españoles no aman a España, aman exclusivamente el concepto de país que les satisface y les beneficia ideológica, moral y, sobre todo, económicamente. Es una patria fabricada a la carta en la que solo caben ellos y quienes piensan como ellos. Es una España en la que todos los demás no somos bienvenidos.

La "patria", al menos terminológicamente hablando, está literalmente secuestrada por un ejército formado por corruptos, machistas, xenófobos, inmorales y hasta neofascistas. No insulto, créanme, me limito a definirles de forma objetiva. Empezando por los más listos, son los dirigentes del Partido Popular los que se envuelven, día sí y día también, en una gran bandera nacional para que sus largos metros de tela impidan ver la otra "tela", en "B", que aflora de sus bolsillos. Los gobiernos nacionales, autonómicos y municipales más patriotas son aquellos cuyos miembros atesoran cuentas en Suiza y Panamá; son aquellos que desfilan por los tribunales de Justicia de Madrid, Palma de Mallorca o Castellón.

Este tipo de personajes son los que han vuelto a levantar la voz, en los días previos al 12 de octubre, para repartir carnés de españolidad. Hemos escuchado a Esperanza Aguirre, esa gran patriota que tiene el récord mundial de consejeros y asesores imputados por corrupción, rasgarse las vestiduras porque la alcaldesa de Madrid no asista al marcial desfile. Un desfile en el que el muy patriota ministro de Defensa, ese ministro que posee lucrativos vínculos con la industria armamentística, se ha encargado de que participe una bandera de la Legión bautizada con el nombre de un general sanguinario y golpista como fue Millán Astray. No es una casualidad sino una decisión lógica y calculada: en su patria solo caben las víctimas del franquismo si permanecen calladas, humilladas y olvidadas.

La actitud se repite en el mundo empresarial y periodístico. Nadie amaba más a España que Gerardo Díaz Ferrán, David Marjaliza o Miguel Blesa; y qué decir de quienes mejor defienden con su afilada pluma nuestra bandera de feministas, homosexuales, refugiados, inmigrantes, antitaurinos y peligrosos "podemitas"… son los Sostres, Tertsch, Losantos y ese recién llegado nuevo héroe de la derecha llamado Álvaro Ojeda.

Este hooligan que se dice periodista es ahora el gran defensor de los valores patrios. En sus vídeos suda literalmente odio, violencia e intolerancia por cada poro de su cuerpo. No merecería mención alguna si sus exabruptos digitales estuvieran alojados en el lugar que le corresponde, la web de sus correligionarios de Hogar Social Madrid. Pero no es así, su concepto de patria le han hecho merecedor de un espacio privilegiado en un diario digital con millones de lectores, de entrevistas en magazines matinales en televisiones generalistas y hasta de la publicación por un importante grupo editorial del libro titulado, brillantemente,España con dos cojones.

Estos patriotas fueron los artífices de una de las escenas más penosas, desde el punto de vista humano, que hemos visto recientemente. Ellos fueron los que se inventaron, el pasado domingo, una supuesta afrenta del futbolista Gerard Piqué a la gloriosa camiseta de la selección nacional. Sus infundios fueron recogidos, y esto es lo grave, por numerosos medios de comunicación. Quizás lo hicieron más porque el tema vende que por convicción, pero lo cierto es que lo hicieron.

No puedo estar más de acuerdo con la reflexión que hacía en Marca Alberto R. Brasero: "No se concede demasiada importancia a la verdad. En general [en los medios digitales] se trabaja bajo el prisma de que lo amarillo y lo inmediato suponen pinchazos, y de que los pinchazos atraen publicidad, y de que la publicidad genera dinero". Lo triste, añado yo, es que de ello se deduce no solo la miseria periodística sino el gran número de seguidores que tiene ese patriotismo chusquero.

Piqué acabó presentándose ante las cámaras de televisión cabizbajo, como un niño, armado con una camiseta para demostrar su inocencia; tras hacerlo, anunció apenado su marcha de la selección, tiró la toalla porque él tampoco cabe en esta patria. No seré yo, con la que está cayendo, el que me entristezca por la suerte de un privilegiado futbolista, pero su caso es síntoma y consecuencia de una gravísima situación política y social.

Los patriotas criminalizaron y criminalizan a Cataluña porque ese discurso les daba votos y, de paso, les permitía desviar la atención de sus corruptelas, recortes y miserias. Esa es la razón principal, aunque no la única, por la que cada día son más los catalanes que ya no quieren saber nada de esta España. El uso de la bandera como cortina de humo; la falsa pero extendida identificación de los valores nacionales con el aroma rancio del macho hispánico, con el "Una y Grande" porque yo lo digo; con los viejos y nuevos vientos xenófobos que llegan de Europa; con los dos cojones… nos animan a muchos a seguir los pasos de Piqué porque su patria, sencillamente, no es nuestra patria. Mi pregunta es: ¿No será eso, precisamente, lo que están buscando esos patriotas?

"El gobierno que entre tendrá que hacer los mayores recortes que hayamos visto en España"

Posted: 11 Oct 2016 01:40 PM PDT

YTM | 11/10/2016

"En España, habrá recortes en el gasto público y subidas de impuestos como no se han visto antes". Es lo que augura el economista Santiago Niño Becerra durante una entrevista en el programa 8 al día. Para el catedrático catalán, el gobierno que se forme, ya sea en los próximos días o tras unas terceras elecciones y tenga "el color que tenga", se verá obligado a hacer unos recortes "mucho más grandes de los que le hemos visto hasta ahora".

Según Niño Becerra, Bruselas le está preparando una hoja de ruta al próximo gobierno español que no va a poder saltarse. "No van a poder prorrogar los presupuestos y deberán empezar unos números nuevos desde cero, incluyendo las cláusulas de recortes necesarias para cumplir los niveles de déficit que Europa exige".

Los pronósticos del economista apuntan que España deberá encontrar 27.000 millones de euros para cumplir los compromisos con Bruselas, sin poder pactar ningún tipo de cláusula. Niño Becerra aseguró que "sea como sea, el país debe llegar a un déficit cero, como todos los estados miembros, en 2020".

¿Por qué el huracán Matthew no dejó ningún muerto en Cuba?

Posted: 11 Oct 2016 12:56 PM PDT

Lazarillo | DdA | 11/10/2016

Gracias a la crónica que hoy aparece en Público.es, firmada por su corresponsal en la Habana Fernando Ravsberg, este DdA puede responder a lo que nos preguntábamos hace una fechas acerca del éxito y operatividad del gobierno de Cuba en proteger las vidas de la población de la isla de la furia de los huracanas, y que, con ocasión del último -el Matthew- ha originado más de un millar de víctimas mortales (1000 en haití y una veintena en Estados Unidos). Ni una sola víctima se produjo en territorio cubano, tal como se indica en la información de Ravsberg. Es de justicia felicitar a Público.es por esta crónica, ante el elocuente silencio de los demás medios de información.


La Defensa Civil es una estructura gigantesca que va desde la dirección nacional hasta cada municipio, a pesar de lo cual solo se percibe durante el enfrentamiento a catástrofes y la más común de ellas son los ciclones. Solo en este siglo en Cuba han impactado 15 huracanes, produciendo 40 muertos, 20.000 millones de euros en perdidas materiales y dañando 1,5 millones de viviendas. Apenas la trayectoria de un ciclón amenaza Cuba, se activa la defensa civil, los jefes nacionales, provinciales, municipales y zonales desempolvan sus uniformes verdeolivo y se ponen al frente de sus vecinos. El Jefe de la DC es el General Ramón Pardo pero el 90% de los miembros son civiles que durante el resto de año trabajan en sus profesiones y oficios. Sin embargo, ellos adquieren un poder enorme apenas un huracán apunta a Cuba.

La primera fase es la informativa, en ese momento todos los medios dedican largos espacios a informar detalladamente a la población sobre la dirección y características del huracán. En el momento en que ya se sabe con certeza que impactará se pasa a la fase de alerta, en la que comienzan los preparativos en los territorios que se verán afectados. Cuando ya es inminente el choque se entra en fase de alarma.

Durante la Alerta Ciclónica se inicia la evacuación de quienes viven en la región afectada en viviendas poco seguras. Durante el último huracán la cifra superó las 600.000 personas pero en ocasiones anteriores ha llegado al millón. Puede parecer un esfuerzo fabuloso y lo es, aunque una buena parte de los evacuados solo caminan unos pasos y son recibidos por los vecinos que cuentan con casa más seguras. La solidaridad es clave en la protección ciudadana pero no se deja al azar, cada familia sabe de antemano a que casa dirigirse. Estas viviendas se convierten en improvisados campamentos, con colchones en el suelo y la mesa del comedor llena de electrodomésticos que las familias acogidas traen consigo. Para los niños es casi una fiesta y a veces también para los adultos que pasan las horas jugando dominó a la luz de las velas.

Quienes no tienen espacio en casa particulares son instalados en cualquier institución que pueda soportar los vientos, cines, escuelas, casa de la cultura e incluso en el Capitolio de La Habana. Al llegar las familias encuentran colchones, agua, alimentos, atención médica y todo lo necesario para poder sobrevivir un par de días. Nunca los cubanos se organizan tan bien como cuando un ciclón apunta a la isla. Los jefes de la Defensa Civil de cada zona disponen de todo lo que hay en su territorio, pueden utilizar los buses, camiones y maquinas herramientas de cualquier empresa. Esto les permite realizar evacuaciones de forma colectiva, evitando así las salidas en vehículos individuales y los atascamientos de tránsito, como los ocurridos en Nueva Orleans durante el huracán Katrine.

Un coche circula por una carretera inundada de Guantánamo tras el paso del huracán Matthew. / ALEXANDRE MENEGHINI (REUTERS)
Un coche circula por una carretera inundada de Guantánamo tras el paso del Matthew. / A. MENEGHINI (REUTERS)

Antes de la llegada de Matthew a Cuba, ya se habían preparado para la fase recuperativa, colocando alimentos, techos y postes eléctricos en las zonas que se suponía serían afectadas. Las brigadas la compañía eléctrica y de constructores fueron trasladadas a las provincias centrales para que estuvieran cerca y llegaran más rápido.

Por otra parte la ciudadanía tiene ya una cultura de ciclones, todos los cubanos siguen atentamente los partes informativos y se evacúan de forma voluntaria. Son muy pocos los que se niegan a trasladarse a lugares seguros, en esos casos los miembros de la Defensa Civil terminan imponiendo su autoridad. Nadie puede quedar en zonas o viviendas peligrosas. Tal vez lesionen los derechos individuales de algunos, paradójicamente de los mismos a los que les salva la vida. El secreto del éxito de la Defensa Civil Cubana radica en no pensar en los costos de parar empresas, trasladar cientos de miles de personas, de la alimentación de los albergados y paralizar económicamente el país cuando es imprescindible. El éxito radica en priorizar por encima de todo la salvaguarda de la vida humana.

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada