martes, 18 de octubre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público






Iniciativa Debate Público


Carolina Punset abandona el comité ejecutivo de Ciudadanos porque no comparte las "decisiones estratégicas" del partido

Posted: 17 Oct 2016 10:20 AM PDT

eldiariocv | 17/10/2016

La eurodiputada de Ciudadanos Carolina Punset, exportavoz de la formación naranja en las Corts Valencianes, ha hecho pública este lunes su dimisión como miembro del comité ejecutivo de Ciudadanos y la renuncia a seguir ejerciendo en este organismo como responsable de medio ambiente y territorio.

Según ha explicado Punset, dos son las razones de su renuncia. La primera tiene que ver con el hecho de que "no me siento identificada con la mayor parte de las decisiones estratégicas tomadas por la dirección del partido". Por otra parte, prosigue la europarlamentaria, tampoco ha logrado aunar suficientes apoyos "como para determinar ningún cambio de postura". En consecuencia, su labor dentro del comité "se ha vuelto estéril", ha dicho.

La segunda razón, ha apuntado que tiene que ver con "mantener la coherencia con los principios fundacionales de Ciudadanos, partido identificado con la tradición ilustrada, los valores laicos, sociales y progresistas, que tenía como propósito irrenunciable, la desarticulación de cualquier tipo de nacionalismo, incluyendo el regionalismo no independentista".

Así, ha comentado como, "salvo honrosas excepciones", en la Comunitat Valenciana, la dirección del partido "no ha sabido favorecer unas estructuras orgánicas propicias para el fomento de estos valores".

No obstante, ha resaltado que es "inevitable" que en la gestión de las decisiones de un grupo político existan diversas opiniones, "e incluso disensiones puntuales como es el caso, y que eso no es óbice para abandonar un proyecto". "En comunidades políticas modernas, los partidos políticos siguen siendo, si no los únicos, sí los mejores instrumentos de transformación de la sociedad", reseñaba.

Defensa del medio ambiente

Por eso insiste en que continuará, ya sin cargos de responsabilidad directiva, "defendiendo desde mi puesto como eurodiputada de Ciudadanos, no sólo los valores que en su origen me llevaron a unirme a este proyecto, sino también la encendida defensa del medio ambiente que nunca he abandonado".

En su opinión es preciso en España un partido "reformista, transversal y que combata lo que entiendo que son las dos grandes lacras de la política española, el sectarismo de izquierdas y derechas y el nacionalismo". "Tengo la seguridad que tanto mis compañeros de partido como mi presidente, Albert Rivera, continuarán peleando día a día para conseguir que Ciudadanos ocupe ese papel", concluía.

Esta decisión se produce apenas una semana después de la última polémica protagonizada por la exsíndica de Ciudadanos, cuando se refirió a la 'Senyera' como "trozo de tela" el 9 d'Octubre, festividad de la Comunitat Valenciana. Precisamente, desde su partido en Valencia se apresuraron a desmarcarse de estas declaraciones.

¡Es para dividiros, idiotas!

Posted: 17 Oct 2016 07:10 AM PDT

Juan Carlos Monedero | Comiendo tierra | 17 octubre 2016

captura-de-pantalla-2016-10-17-a-las-12-14-38¡Pero con lo claro que está! Siempre que me han pedido alguna colaboración sobre Podemos eran, de una forma u otra, artículos académicos. Y la academia, más con un pie en el otro mundo que en éste, no me ha ayudado a entender lo obvio. No lo había detectado porque lo vivía como una intuición cotidiana que configuraba el día a día de Podemos. Sólo en el marco de las discusiones internas me ha saltado la chispa. Sin tensión, los árboles no producen frutos. Y las flores son unas y la fragancia es otra. Vamos, que lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida.

El gran error de la izquierda durante el siglo XX fue poner a pelear a reforma, revolución y rebeldía. Lo conté en El gobierno de las palabras hace un lustro. Pero lo urgente siempre relega a lo importante. Que regrese otra vez la misma cantinela justo antes de una investidura con maneras fraudulentas nos tiene que quitar la venda de los ojos. El sistema, que ya ha intentado casi todo lo posible en el ámbito occidental, le queda solamente intentar la división. Algo en lo que siempre ha colaborado el campo progresista.

El reformismo, alejado de la voluntad de cambiar de base el mundo, se convirtió en un mero gestor del sistema. Con el tiempo y la tercera vía se convirtió en el ala centrista de la derecha hegemónica, fuera Thatcher, Reagan, Merkel o Rajoy (ahí están Blair, Hillary Clinton, el SPD o Felipe González). Por su parte, las propuestas revolucionarias nunca entendieron sus propias victorias, de manera que tampoco pudo entender que lo que valía para hace cien años hoy tiene otros contornos (ahí está su condena a vivir por debajo siempre del 10% del electorado). Mientras la derecha lee sobre robótica y nueva gestión en un tiempo de tecnologías de la información, los revolucionarios alumbran la noche con el "¿Qué hacer?" de Lenin. De manera que van tanto más lejos en sus propuestas cuanto menos gente tienen detrás. Eso sí, muy firmes en sus convicciones. Rebeldía, el pensamiento libertario, fue el gran perdedor del siglo. Y por eso renació de sus cenizas con fuerza con el zapatismo en México, con las revueltas en Génova contra la globalización neoliberal o en el 15-M. Pero igual que la horizontalidad libertaria es esencial para politizar en tiempos de despolitización, tiene la misma condena de las olas en el mar, que solo existen mientras hay viento, y su impotencia la expresa en las mil fracciones que siempre construye. Podemos ha tenido éxito porque ha entendido esto y le ha puesto solución: convivir.

En los momentos más excitantes de Podemos convivieron en su seno un alma reformista, un alma revolucionaria y un alma rebelde. A menudo mezcladas, como la fusión en el flamenco. A veces como palos duros que reclaman la autenticidad de una soleá o una siguiriya. Por lo común en un viaje constante de un lado a otro. Ni siquiera en el flamenco hay palos puros. Todo viene de una mezcla anterior. El éxito de Podemos ha sido encontrar la mixtura adecuada en cada momento de reformismo, de cambio estructural enfadado y de desborde creativo de lo existente. El reformismo ayudó, con su transversalidad, a atraer principalmente a votantes encadenados al bipartidismo. Revolución le habló a la izquierda clásica y a los enfadados con un sistema corrupto que además excluye. Rebeldía atrajo a los abstencionistas, a los jóvenes que ya son nativos tecnológicos, a los cansados de la mediocridad de la política de partido. Y todos juntos hablaron a todos y todas pues su diálogo alumbró la posibilidad de hacer política de manera diferente en el siglo XXI. Piedra, papel y tijera.

Andan ahora los medios, como siempre antes de una investidura, inventando peleas irreconciliables dentro de Podemos. Algo que se castiga inclementemente en España, un país que vive la política como teología monoteísta y condena a la hoguera al hereje, esto es, al que pierda la batalla. Son los medios los que gritan: ¡Mira lo que te han llamado! Y aunque la reflexión pueda tener más de erudición que de política cotidiana –por ejemplo, recordar que casi todos los símbolos vienen ya de algún pasado-, los medios, que se caracterizan por su banalidad y sus dificultades para procesar el pensamiento complejo, dicen sonrojados. "¡Ay va lo que te ha dicho!". A ver si Podemos entra al trapo y nos distraemos de la tercera restauración. La que están organizando el Ibex 35, la troika y la Casa Real, junto con las guardias pretorianas de los viejos partidos, después de la de 1876 y la de 1978, restauraciones donde también intervinieron las potencias europeas. La tercera restauración es la que intentan trenzar a la desesperada el PSOE de la gestora y el PP de la Gürtel.

La magia de Podemos ha sido mezclar esas tres almas. El principal esfuerzo del régimen ha sido intentar romperlas. Hasta ahora solo han logrado, en el mejor de los casos, fusilarnos mal. La necesidad de un cambio en España, que solvente la herida territorial, la herida social y la herida ciudadana siguen pesando demasiado.

Como siempre, el peor enemigo que cada cual tiene somos nosotros mismos. Da igual cuál sea el resultado en Madrid o en cualquier otro proceso. Donde se la juega Podemos es en seguir conviviendo, con la tensión que produce las flores, reforma, revolución y rebeldía. Una vez que se ha desvanecido la discusión escolástica sobre quién es el PSOE -"cuando tú todo lo consultas a la ciudadanía desaparecen los matices" ha dicho Fernández Vara, y Javier Fernández, Presidente de la Gestora, ha recordado "el PSOE no es de sus militantes"-, lo logrará acertando en la construcción de la organización que ha demorado por culpa de siete procesos electorales hechos a pulmón sin pedir ni un euro a los bancos. No imitando al pasado sino atreviéndose a continuar todas las peleas de nuestros mayores adaptadas al siglo XXI. No queriendo dar todo por nuevo y sin tener la arrogancia de olvidar que hemos llegado hasta aquí gracias a las luchas anteriores. Quebrando la interrupción generacional que quiere el sistema y volviendo a poner a hablar a abuelas y nietas. Asumiendo que hacer política es una obligación ciudadana y que no hace falta tener cargos para asumir esa responsabilidad. Pensando tanto en los que están como en los que faltan, y no olvidar que entre los que faltan también están aquellos de los que todos se olvidan (precarias, cuidadoras a tiempo completo, trabajadoras sexuales, inmigrantes internas de hogar, emigrantes malviviendo fuera de España). Sabiendo que la política en el siglo XXI va a tener otros contornos y tenemos que ir definiéndolos. Y cuantos más colaboren en el diálogo, menos posibilidades de equivocarnos.

Todo está por hacer y nada es imposible. Creámosle: no lo dijo un político, lo dijo un poeta.

Homenaje a la Resistencia Antifascista

Posted: 17 Oct 2016 06:48 AM PDT

Red Roja | 3 octubre 2016

Homenaje a la Resistencia Antifascista y a la entrada en combate de las Brigadas Internacionales.
21, 22 y 23 de octubre. Madrid
Debates, conciertos, recorrido por la Vallekas del ¡NO PASARAN!
Reservate el fin de semana.
No te lo pierdas!

 

HORARIO DE LAS JORNADAS

VIERNES 21 OCTUBRE

18:30h. Presentación de las Jornadas.
19h. Experiencia antifascista, experiencia necesaria.

MARCOS ANA. (Poeta y militante).
MIRTA NÚÑEZ. (Historiadora y profesora de la UCM).

Lugar: Traficantes de Sueños. (c/ Duque de Alba 13)

SÁBADO 22 OCTUBRE

11:30h. República y Guerra Civil en Vallekas.
Recorrido histórico a cargo de Juanlu. Salida desde Entrevías.
13:.30h. Vermout Antifascista. (C/ Diego Manchado 28).

18:30h: Charla- Debate. ¿Cómo combatir al fascismo? Una visión de Red Roja.
Participación de Nines Maestro y José (militantes de Red Roja).

21h. Conciertos. STARR + DJ MIG.L (rap) y SAN BLAS POSSE (ska)

DOMINGO 23 OCTUBRE

11:30h. Las Brigadas Internacionales ayer y hoy.
ALBERTO CRUZ. (Escritor).
LUCAS MARTÍNEZ. (Brigadista Internacional en el Dobass)
Actuación: SALVADOR AMOR

Lugar: Campo de la Cebada. C/ Toledo 56 La Latina.

 

 

¡NO PASARÁN!

Hace 80 años un golpe fascista concretaba en la España republicana lo que el auge del nacional-socialismo estaba gestando. En aquellos momentos de crisis general del capitalismo, la dominación de la oligarquía a través del parlamentarismo burgués se hizo insuficiente y el fascismo fue la baza final de la burguesía para frenar el creciente poder del movimiento obrero llevando la lucha de clases a su máxima expresión.

Hace ahora 80 años los pueblos del Estado español, y el pueblo de Madrid en particular, llevaban a cabo una de las gestas más heroicas de la historia del movimiento obrero y popular enfrentando con una enorme escasez de armamento y sin preparación militar al ejército golpista de Franco y a los de Alemania e Italia. Frente a la pasividad cómplice de las "democracias" europeas, sólo la Unión Soviética y miembros de  la clase obrera de la inmensa mayoría de países del mundo supieron comprender la dimensión internacional de la guerra civil española y su carácter de trinchera general contra el fascismo. El resultado fue el mayor ejemplo de solidaridad internacionalista producido en la historia de la humanidad: las Brigadas Internacionales.

Su aportación fue infinitamente más grande que lo mucho que supusieron como fuerza de combate. La entrada en Madrid de la XI Brigada Internacional por la carretera de Valencia, bajando por nuestra Avenida de la Albufera, hacia Atocha y Gran Vía, para luchar en la primera línea del frente de la Ciudad Universitaria, galvanizó a un pueblo dispuesto a resistir desesperadamente bajo la bandera del ¡NO PASARÁN!
Hoy, en el marco de una nueva crisis general del capitalismo, la ofensiva de las clases dominantes para intentar detener la caída de la tasa de ganancia utiliza ferozmente sus armas: cercenar los derechos sociales y laborales de la clase obrera e intensificar las guerras de saqueo de materias primas contra los pueblos que resisten a los planes del imperialismo.
Y este es el caldo de cultivo más fértil para el crecimiento del fascismo. Máxime cuando se extiende la percepción de que es indiferente que gobiernen partidos de derecha o de la supuesta izquierda (como en Francia, Italia o Grecia) porque las políticas más agresivas contra el pueblo trabajador – dictadas por la Unión Europea – se aplican con la misma contundencia.
También aquí, en un escenario de gran inestabilidad política, resultado de la canalización electoral de las movilizaciones contra los recortes, ninguna opción política menciona la mano de hierro que obligará al gobierno que sea a seguir aplicando más contrarreformas laborales, más privatizaciones y menos gasto social. Sólo se habla de la corrupción política, como si fuera una cosa nueva, y se esconde la mano de las grandes empresas, que es quien mueve los hilos.

La corrupción es inseparable del capitalismo y, en el Estado español, se añade la que procede de las estructuras del franquismo que la Transición dejó intactas. Junto al propio aparato del Estado, el chantaje y el soborno de políticos es el instrumento por el cual los capitalistas se aseguran de que los gobiernos – a todos los niveles y de todos los colores – tomen las decisiones que garantizan sus intereses. Las puertas giratorias son una buena muestra.
La extorsión se produce en la privacidad de los despachos y son aislados los casos de resistencia a los sobornos. Y, si las dimensiones del negocio lo requieren, la heroicidad se paga cara.
La alternativa a la corrupción no es cambiar los viejos políticos por otros más jóvenes o más guapos. Sólo el poder del pueblo organizado es capaz de oponerse a la enorme fuerza de la presión de los intereses económicos que, en su ausencia, se realizarán a costa de lo que sea.
Y esto no son grandes palabras para gestas históricas. Ahora mismo, en aquellos ayuntamientos en los que sus gobiernos adoptan acuerdos de gasto social que sobrepasan los límites de gasto impuestos por la Troika, el Interventor municipal bloquea su ejecución. La soberanía popular importa un pimiento.
Así de fácil y así de terrible es…si no hay un pueblo organizado capaz de resistir e impedirlo. Hace un año lo vimos en Grecia. Un Gobierno de "izquierdas" -con un 36% de los votos y tras haber recibido el mandato popular en un referéndum con el 62% de los votos de resistir el diktat de la UE – aplicó los recortes y privatizaciones que le exigía Bruselas y que multiplicaron por cinco los realizados por gobiernos anteriores "de derechas".
El fracaso de las ilusiones electorales y el desengaño consiguiente, cuando millones de personas – y entre ellas muchísima juventud – malviven sin trabajo y sin esperanza, es el terreno abonado en el que anida el fascismo. Y el fascismo sólo puede combatirse desde firmes posiciones que planteen que no hay "Planes B", que la UE es irreformable, y que no hay solución a nuestros problemas que no pase por romper con ella, con el Euro y con la OTAN, en el camino de destruir las relaciones sociales del capitalismo y construir el socialismo.

En esa senda, la tarea ahora es anticiparse a la decepción masiva que se avecina, acompañar la toma de conciencia de la gente cuando compruebe que la opción electoral no asegura nada y aplicarse con determinación a la tarea esencial: avanzar en la constitución del poder real del pueblo. Para forjarlo necesitamos como el aire para respirar la memoria de la resistencia antifascista de nuestro pueblo, durante la Guerra Civil y a lo largo de la Dictadura, y el tesoro de internacionalismo proletario que nos dejaron las Brigadas Internacionales.

 

Las bombas aún matan en Vietnam

Posted: 17 Oct 2016 06:28 AM PDT

Las bombas aún matan en Vietnam
Nguyen Thi Dieu Linh y Duong Duc Tam explican la peligrosidad del área. Los puntos rojos del mapa representan contaminación por UXO.

 | La Marea | 13 octubre 2016

Vista desde el aire, la provincia de Quang Tri parece estar cubierta por una frondosa vegetación, una selva tropical salvaje. No obstante, el manto verde que cubre las laderas de las montañas hasta casi el nivel del mar es, casi todo, artificial. Plantaciones industriales de árboles de caucho, té y arroz cubren lo que hasta hace unos años era roca pelada, devastada por las bombas y los herbicidas militares. Bajo el follaje de uno de esos bosques de caucho, de árboles alineados con escuadra y cartabón, cuatro personas vestidas con trajes pardos, sombreros de ala ancha y máscaras negras, se mueven como fantasmas. Silenciosas. Atentas. Pisando con cuidado. Los ojos fijos en el suelo del bosque. Cada pocos minutos, "bip, bip", suenan los detectores de metales y el grupo se mueve unos metros.

Unos meses antes, en un escenario similar, su compañero Ngo Thien Khiet perdió la vida al estallar el artefacto que manipulaba. La bomba, del tamaño de un puño, era una submunición de una bomba de racimo, enterrada en el bosque desde la guerra contra Estados Unidos. Khiet es la última víctima de una contienda que acabó hace 41 añosEntre 1955 y 1975, la guerra de Vietnam acabó con la vida de entre 1,5 y 3,8 millones de personas (según distintas fuentes). El conflicto comenzó cuando el gobierno comunista de Vietnam del Norte apoyó a los rebeldes que se enfrentaban al régimen títere de Washington de Ngo Dinh Diem en Vietnam del Sur. Ello provocó la intervención militar de EEUU, que acabó perdiendo la guerra.

El conflicto también afectó a las zonas fronterizas de Camboya y Laos, que fueron atacadas por la aviación estadounidense con el objetivo de destruir la conocida como ruta de Ho Chi Minh, por la que el norte abastecía a los rebeldes en el sur. Se calcula que el Ejército de EEUU arrojó alrededor de 7,8 millones de toneladas de bombas en total, aproximadamente el doble de la cantidad usada por los aliados en toda la Segunda Guerra Mundial. Vietnam es el país más bombardeado de la historia en términos absolutos.

Quang Tri, situada justo en la frontera entre el norte y el sur (en la conocida como Zona Desmilitarizada o DMZ) recibió la peor parte: miles de toneladas de bombas masacraron la provincia. No quedó un rincón por bombardear. El 10% de las casi ocho toneladas de bombas que los Estados Unidos lanzaron sobre Vietnam, Camboya y Laos no estalló: 800.000 toneladas de asesinos silenciosos, esperando bajo tierra, en el cauce de los ríos, en los arrozales y entre la maleza. En 2009, la Fundación de Veteranos Americanos de Vietnam (VVAF, en sus siglas en inglés) llevó a cabo una encuesta de percepción de contaminación por artefactos no explosionados (UXO) en cinco provincias del centro de Vietnam. Los resultados fueron estremecedores: la población creía que, al menos, un 30% de la superficie estaba contaminada.

Thao Griffiths es la directora nacional del VVAF. Se apresura en asegurar que es vietnamita, nacida y criada en la provincia norteña de Ha Giang: "Tiene sentido que los vietnamitas participemos, porque las diferentes magnitudes del problema y la situación tan compleja que causó la guerra en Vietnam harán que tardemos muchas más décadas en solucionar el problema".

100.000 muertos tras el conflicto

Desde el final de la guerra, más de 100.000 vietnamitas han muerto o han sufrido heridas por submuniciones, minas antipersona y otros artefactos –lo que se conoce con el nombre global de "restos explosivos de la guerra" (en inglés, ERW). Del total de víctimas, 7.000 (más de 2.000 eran menores) se produjeron en la provincia de Quang Tri. Un poco más del 1% de la población de esta región se ha visto afectada por este drama. "En 1975 la población evacuada tenía que volver a las tierras", explica Griffiths. Por esa razón, el gobierno vietnamita convirtió en "prioridad número uno la descontaminación de la superficie".

Ngo Vinh Long, historiador y profesor en la Universidad de Maine (EE UU), era cartógrafo militar en 1979, cuatro años después del fin de la guerra, y participó en una de las primeras campañas para identificar la contaminación por restos explosivos en Quang Tri: "Entonces había una media de siete toneladas de bombas activas por kilómetro cuadrado y para localizarlas se usaban varas de bambú, clavándolas en la tierra, cada medio metro, tratando de identificar objetos metálicos al tacto".

El día que la bomba estalló, Ngo Thien Khiet tenía 45 años, mujer y dos hijos. Sus compañeros lo describen como un hombre serio y metódico, un profesional. Khiet acumulaba más de una década de experiencia en la localización y desactivación de explosivos. "Cuando hablan de su trabajo, ves que los compañeros de Khiet están orgullosos, felices de hacer lo que hacen", constata Nguyen Thi Dieu Linh, directora del programa de inspección y retirada de objetos explosivos de Project RENEW.

Cada equipo de mapeo técnico del proyecto cuenta con seis miembros: un líder, cuatro técnicos y un médico. Sistemáticamente, dividen el área a su cargo en pequeñas parcelas de unos cinco metros cuadrados. El líder de equipo usa cuerdas para partir cada parcela en cuatro partes iguales, y cada técnico usa un detector de metales para sondear el terreno. "Bip, bip".

En cuanto se descubre una bomba, el jefe de equipo la extrae con una pala, la parcela se marca como contaminada y todo el equipo se mueve hacia una nueva parcela. Los objetos extraídos se destruyen al final del día, y la zona queda marcada en el mapa para, más adelante, facilitar la descontaminación.

Vivir entre las bombas

Duong Duc Tam es uno de los líderes de equipo de Project RENEW. "La población local nos informó que sospechaba que esta zona estaba muy contaminada. Entre 1967 y 1972, la aldea que hay aquí cerca [Thon Doc Kinh] se usaba como almacén de armas del Ejército norvietnamita, pero la fuerza aérea americana lo detectó, y por eso fue bombardeada con todo tipo de munición", explica Tam. "Es una zona muy peligrosa. En un año se han encontrado aquí más de 600 bombas, pero aun así la gente ha cultivado todo tipo de árboles comerciales. Tienen que comer", lamenta mientras señala un mapa lleno de puntos rojos. Tam habla con la vista fija en sus compañeros, que se mueven despacio a unos 20 metros, mirando al suelo, precedidos por el balanceo de los detectores de metales. De repente, pasa una mujer en motocicleta, con dos cubos llenos de resina de caucho. "Bip, bip".

"Acaban de encontrar una", se excusa Tam. Project RENEW trabaja a partir de evidencias presentes, no de información histórica: "Enviamos equipos a las aldeas a hablar con la gente". A menudo, explica Linh, los que más datos aportan son los chatarreros. Tiene lógica. La colecta de metales, así como el mercado negro de explosivos, han sido actividades económicas habituales en las zonas más deprimidas de Vietnam. Quang Tri es una de ellas. En marzo de este año, una explosión mató a cuatro personas e hirió a diez más en Hanoi, la capital del país. Un chatarrero causó la detonación al tratar de cortar una bomba con un soplete. Muchos de los artefactos que los chatarreros encuentran en el centro de Vietnam acaban viajando al norte, hasta la capital, donde se recicla el metal.

Desde el final de la guerra, un tercio de las víctimas de objetos sin explosionar en Quang Tri han sido niños. "Son curiosos, no saben del peligro. Además, la mayoría de ellos vive en zonas rurales, donde ayudan a sus familias con trabajos de ganadería, y están expuestos a las bombas", denuncia Ngo Xuan Hien, otro de los responsables de Project RENEW.

Los esfuerzos educativos son uno de los objetivos más importantes de esta organización. El grupo mantiene un centro de interpretación, y establece visitas escolares y otras iniciativas para preparar a las nuevas generaciones contra el efecto de los mortíferos restos de la guerra. Nguyen Thanh Phu está al cargo del programa. Su prioridad pasa por crear redes de autoeducación en las aldeas, escuelas y barrios. "No sólo queremos educar. Queremos fomentar que la gente sea parte de la solución", explica Phu. Para conseguirlo, entrenan a jóvenes voluntarios y maestros locales, para que sean así el punto de referencia en sus respectivas áreas. "Gracias a esa red, este año llevamos más de 300 bombas descubiertas por la comunidad", cuenta. Hien está orgulloso de los esfuerzos educativos de su organización: "En los últimos tres años, no ha resultado herido ningún niño de menos de 15 años".

El peligro de las bombas de racimo

Una bomba de racimo está compuesta por centenares de pequeños explosivos (los vietnamitas las llaman baby bombs) rellenos de metralla, que se encierran en una vaina metálica. Al ser lanzada desde un avión, la vaina se abre en el aire, repartiendo las submuniciones por un área extensa y causando una devastación indiscriminada. "Encontrar una baby bomb significa que vamos a localizar muchas más en su entorno inmediato", señala Linh, la directora de programa de RENEW.

En 2001, cuando se estableció el proyecto, 89 personas al año eran víctimas de los artefactos sin explosionar. "La cifra se ha reducido año a año", destaca Ngo Xuan Hien. "El año pasado tuvimos tres muertos y cuatro heridos, y este año pensábamos que conseguiríamos llegar a cero víctimas, hasta que sucedió el trágico accidente a nuestro compañero", recuerda.

El artefacto que mató a Khiet era una submunición de una bomba de racimo, con detonador retardado. "Es el objeto más peligroso que podemos encontrar, y hay que destruirlo in situ", explica. Actualmente, 119 países (España entre ellos) han firmado la Convención contra las Bombas de Racimo, que prohíbe la producción, comercialización y acumulación de estas armas. Ni Estados Unidos ni Vietnam lo han suscrito.

La Escuela Moderna de Francesc Ferrer i Guàrdia

Posted: 17 Oct 2016 06:15 AM PDT

La Escuela Moderna de Francesc Ferrer i Guàrdia

 | La Marea | 16 octubre 2016

"Los gobiernos se han cuidado siempre de dirigir la educación del pueblo, y saben mejor que nadie que su poder está casi totalmente basado en la escuela, y por eso la monopolizan cada vez con mayor empeño", escribía Francesc Ferrer i Guàrdia en La Escuela Moderna. En su libro póstumo, este pedagogo y librepensador nacido en 1859 en Alella (Barcelona) recoge el espíritu y la práctica de los centros educativos que ideó a principios del siglo pasado y que pronto se extendieron por España y otros países.

La primera escuela moderna se inauguró el 8 de septiembre de 1901, en la calle Bailén de Barcelona. En la clase había 12 alumnas y 18 alumnos. Dos años después, ya había abierto 147 establecimientos. Su misión, en palabras de su fundador, consistía "en hacer que los niños y niñas que se les confíaran  llegaran a ser personas instruidas, verídicas, justas y libres de todo prejuicio". Para ello, se "sustituirá el estudio dogmático por el razonado de las ciencias naturales".

Este argumentario, a favor de una educación "científica, racional y humanitaria", chocaba con una sociedad católica en la que las clases trabajadoras apenas tenían formación, y donde las niñas sólo acudían al colegio en algunas zonas rurales.

Clases mixtas

El temor a que los padres se opusieran a la coeducación hizo que al principio Ferrer i Guàrdia se cuidara mucho de hacer público su propósito. Por ello, prefirió preguntar a todos los que iban a inscribir a un hijo si tenían niñas en la familia. Fue un "trabajo pesado" pero "fructífero", asegura.

Del mismo modo, este libertario, que aprovechó su exilio en Francia para empaparse de los últimos avances pedagógicos, apostaba por una educación en común para las diferentes clases sociales. Las escuelas modernas no eran gratuitas, porque su impulsor rechazaba que hubiera colegios para pobres y otros para ricos. Para evitarlo, adoptó un sistema de retribución según los recursos económicos de cada familia.

Ferrer i Guàrdia estaba convencido de que todas las clases sociales debían refundirse en una clase única, y de que el contacto entre ricos y pobres era necesario y reparador. En su caso fue así; pudo poner en marcha su proyecto gracias a la herencia recibida de una de sus alumnas de París, la señorita Meunié, que le dejó el equivalente de un millón de euros en francos oro en abril de 1901, a pesar de los recelos que sentía ante todo lo que le recordara los tiempos de la Comuna y de su profunda religiosidad.

La apuesta por la laicidad es obvia en la Escuela Moderna: "La enseñanza racional y científica ha de persuadir a los futuros hombres y mujeres de que no han de esperar nada de ningún ser privilegiado (ficticio o real); y de que pueden esperar todo lo racional de sí mismos y de la solidaridad libremente organizada y aceptada". Sin embargo, Ferrer i Guàrdia rechazaba que se definiera a sus centros como laicos. "La enseñanza no debiera ir seguida de ningún calificativo", concluía con contundencia el pedagogo.

Artículo publicado en el número 6 de La Marea (junio de 2013)

El saleroso teniente de alcalde de San Sebastián, la indigencia, y una cuestión de cultura

Posted: 17 Oct 2016 03:53 AM PDT

No tengo demasiado claro si resulta más triste la absurda excusa utilizada por Ernesto Gasco, el exdiputado y actual teniente de alcalde de San Sebastián, para limpiar su propia miseria moral, o el hecho en sí de haber encontrado motivos para presumir de ingenio con una situación como la que a él le ha hecho tanta gracia. Será porque sus huesos no sufrían el pavimento ni su piel el frío y la humedad de la intemperie. De todas formas hay que ser muy cretino para una cosa y para la otra.

Resumiendo, hace un par de días, el susodicho subía a la red social Instagram (una 'comunidad' pensada para publicar imágenes tomadas con el móvil a las que se puede añadir comentarios) una instantánea de alguien que dormía en una plaza y acompañaba la misma con la pregunta: "¿Servicio de habitaciones?".

Se intuye que al edil le pareció curiosa la composición o el hecho de que el presunto indigente contase con una maleta con aspecto de calidad. Quizá no sepa que muchas personas se desprenden de enseres en perfecto estado que sí son aprovechables para otras personas, o que hoy la calle acoge también a quienes tiempo atrás sí podían permitirse algo así. Y que por tanto el hecho de tener una maleta presentable no se presta a equivalencias.

Si me centro en este detalle es porque fue el propio Ernesto Gasco el que en respuesta a un comentario que le afeaba el suyo, se disculpaba de esta guisa:

captura

Es igualmente sintomático que lo califique como 'turista'. Debe ser que como todos sabemos lo primero que se hace cuando uno va de turismo es meter mantas, una almohada y un brick de vino en la maleta. Y esto es lo preocupante, que la mayoría de los políticos vivan en otro mundo.

Lo que ya ha pulverizado el récord del ridículo es que se atreviera a responsabilizar a su 'community manager' de publicar esta imagen (qué lujo eso de que hasta un edil disponga de estos servicios). Quizá hubiera colado si fuera twitter o facebook, pero no hay red más personal que Instagram, que está pensada para subir imágenes tomadas con el propio móvil. Y más después de haberse delatado al disculparse con otro usuario.

Tras comprobar que se han publicado fotos sin mi conocimiento ni autorización en ingstagram pido disculpas y he tomado medidas correctoras

— Ernesto Gasco (@gasco63) October 15, 2016

Estoy seguro de que él, pese a haberse visto obligado a excusarse, no comprende la gravedad de su 'broma', máxime en un 'socialista'. Porque esto significa, o bien que es un repugnante clasista, o que no se ha acercado a la calle que pisan las mayorías. Y es imperdonable en los dos casos. Pero de dimitir ni palabra, por supuesto.

Es una cuestión de cultura. Aquí el honor ya no existe, está tan desaparecido como lo está la empatía y la solidaridad. Y esta degradación ética alcanza al grueso de una sociedad acostumbrada a que la perversión sea la norma, a que cuanto más arriba estás, más ladrón, corrupto y sinvergüenza eres. A que el 'primero de los españoles' sea el más canalla de todos, y de ahí para abajo se contagie la sinrazón convertida en el sentido común de un pueblo. A que cuando la epidemia llega a una conversación de bar alguien diga: "yo también lo haría".

Por eso nos llama la atención que un ministro en Japón dimita avergonzado y entre lágrimas porque uno de sus colaboradores ha amañado un contrato de obras a cambio de 90.000 euros o porque lo haga una diputada alemana que había mentido en su currículum.

Puede ser verdad que, por desgracia, toda construcción de carácter colectivo suele partir del ejemplo legitimador de los más visibles, de los que tienen más poder y repercusión pública. Pero por cierto que pudiera ser, no nos convierte en inocentes. Nuestro límite de aceptación no tiene ningún sentido; ni siquiera quedaría legitimado por la ignorancia extrema. Si tenemos los dirigentes políticos y la clase empresarial que tenemos es porque una gran parte de la sociedad no solo no desaprueba ciertas repugnantes conductas sino que las premia con su voto. Y el resto, los que no estamos de acuerdo, tampoco hacemos todo el ruido que podemos.

Hoy mismo, este personaje tan chistoso, Ernesto Gasco, debería abandonar su cargo. Y como él, la práctica totalidad de los dirigentes políticos de este país. Pero eso no ocurrirá mientras asistamos a la tragicomedia desde el sofá esperando milagros. Más pronto que tarde, si de verdad pretendemos cambiar algo, habrá que volver a la calle, y no abandonarla hasta que todos estos sinvergüenzas se vayan, digan lo que digan unas urnas que hace mucho tiempo que no son sinónimo de democracia en un país en el que los corruptos controlan la educación, los medios de comunicación, y con ello nuestro sentido de la decencia.

En defensa de la Tierra: El movimiento contra el cambio climático crece día a día

Posted: 17 Oct 2016 02:30 AM PDT

En defensa de la Tierra: El movimiento contra el cambio climático crece día a día
Protesta contra el oleoducto de Dakota.

 | La Marea | 16 octubre 2016

DEMOCRACY NOW // El Huracán Matthew llegó y se fue, dejando tras de sí una gran devastación. Hasta el momento, se han reportado al menos 1.000 personas fallecidas en Haití y al menos 39 en el sureste de Estados Unidos. En Carolina del Norte, sigue en curso la crecida de los ríos. En vistas de la destrucción, uno podría pensar que el cambio climático es un tema central de este año electoral en EE.UU. Sin embargo, casi no ha sido mencionado en los debates presidenciales, vistos por decenas de millones de personas. Es lo que sucede ahí afuera, a nivel de los movimientos sociales a lo largo de todo el país, lo que nos da esperanza.

El movimiento para combatir el cambio climático crece de manera dinámica e impredecible y enfrenta cada vez más represión por parte de la industria de los combustibles fósiles y las autoridades gubernamentales. Tal vez no haya mejor ejemplo que la resistencia de la tribu sioux de Standing Rock al oleoducto Dakota Access.

La tribu ha firmado tratados con Estados Unidos durante más de un siglo y medio y el Gobierno federal los ha quebrantado todos y cada uno de ellos. Por eso no debería sorprendernos que un tribunal federal se haya expedido en contra de los sioux de Standing Rock, permitiendo que prosiga la construcción del controvertido oleoducto de 3.800 millones de dólares de costo. Por si fuera poco, la decisión fue anunciada sorpresivamente un domingo y en vísperas del 12 de octubre, considerado por muchos pobladores nativos como el día en que se celebra el comienzo del genocidio contra los pueblos originarios del hemisferio occidental.

"La tribu sioux de Standing Rock no retrocederá en su lucha", declaró Dave Archambault II, jefe de la tribu sioux de Standing Rock tras la resolucion. "Somos guiados por la plegaria y continuaremos luchando por nuestro pueblo. No descansaremos hasta que nuestras tierras, nuestra gente, nuestra agua y nuestros sitios sagrados queden definitivamente protegidos de este destructivo oleoducto", añadió. Y agregó durante una entrevista para "Democracy Now!": "Siempre dijimos que tenemos derecho a los tratados de tierras que hemos suscrito y que tenemos voz. La compañía, el gobierno de Estados Unidos y las autoridades estatales nunca nos solicitaron autorización para estar en esas tierras, para hacerles esto a nuestras tierras".

Aun así, rompiendo con la historia y a pesar del fallo judicial, el Ejército de Estados Unidos y los Departamentos de Justicia y del Interior emitieron también un comunicado en el que establecen: "El Ejército no autorizará la construcción del oleoducto Dakota Access en las tierras del Cuerpo de Ingenieros que se encuentran a orillas o por debajo del lago Oahe. Reiteramos nuestra solicitud de que la compañía responsable del oleoducto detenga voluntariamente toda actividad de construcción dentro de los 32 kilómetros al este o al oeste del lago Oahe. Asimismo, pretendemos mantener una discusión seria acerca de si debería realizarse una reforma nacional del proceso de consulta a las tribus para este tipo de proyectos de infraestructura".

Es en tierras del Cuerpo de Ingenieros del Ejército que se han instalado los principales campamentos de oposición al oleoducto, en los que miles de personas, en su mayoría representantes de pueblos originarios del continente americano de más de 200 tribus de todo Estados Unidos, Canadá y América Latina, se han congregado para proteger a la tierra y al agua del oleoducto. Se trata de tierras ancestrales lakota y dakota que fueron tomadas sin consentimiento de la tribu por el Ejército de Estados Unidos.

En agosto, estos protectores de la Tierra, ya que no se consideran a sí mismos como "manifestantes", hicieron un llamado internacional a la plegaria y la solidaridad. Cada día, se llevan a cabo creativas y pacíficas acciones directas a lo largo de los más de 1.900 kilómetros del trayecto proyectado para el oleoducto. El miércoles, en Keokuk, Iowa, Krissana Mara, de 31 años de edad, se encadenó a una excavadora en el lugar previsto para que el oleoducto Dakota Access atraviese el río Mississippi. La creciente resistencia que se desarrolla en ese lugar con el nombre #MississippiStand pretende impedir que el oleoducto atraviese el río, al igual que las acciones que se llevan a cabo en Standing Rock están evitando que el oleoducto pase por debajo del río Missouri.

Por otra parte, en una impactante acción coordinada, nueve activistas contra el cambio climático fueron arrestados el martes por intentar cerrar el paso a las arenas alquitranadas que llegan a Estados Unidos desde Canadá, cerrando manualmente oleoductos en los estados de Minnesota, Montana, Dakota del Norte y Washington. Uno de los activistas, Leonard Higgins, expresó en un video publicado posteriormente por Internet desde el oleoducto en Coal Banks, Montana: "Estamos en estado de emergencia para proteger a nuestros seres queridos, a nuestros familiares, a nuestras comunidades. Es necesario que como ciudadanos nos comprometamos y llevemos a cabo acciones cuando nuestros líderes no lo hacen. Eso es lo que me dispongo a hacer al cerrar la válvula".

Entre los nueve arrestados se encuentra Ken Ward. En 2013, Ward y Jay O'Hara anclaron una pequeña embarcación frente a las costas de Massachusetts, impidiendo así que un buque descargara 40.000 toneladas de carbón para la planta Brayton Point, una de las mayores emisoras de gases de efecto invernadero de la región. En un increíble giro de los hechos, quien debía acusarlos, el fiscal local de distrito Samuel Sutter, retiró los cargos penales presentados en su contra, alegando: "El cambio climático es una de las crisis más graves que le ha tocado atravesar a nuestro planeta. En mi humilde opinión, los líderes políticos han demostrado graves falencias con respecto a este tema".

Es probable que el liderazgo político haya actuado de manera insuficiente. Pero desde una pequeña embarcación en el océano hasta los campamentos de resistencia en Dakota del Norte, el movimiento contra el cambio climático crece día a día.

© 2016 Amy Goodman

Traducción al español del texto en inglés: Fernanda Gerpe. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

Feijoo esquiva las normas de contratación y coloca anuncios a dedo en los medios de comunicación

Posted: 17 Oct 2016 02:22 AM PDT

Feijoo esquiva las normas de contratación y coloca anuncios a dedo en los medios de comunicación
Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia. PPG

 | La Marea | 14 octubre 2016

CIVIO // El pasado lunes, el Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó los convenios firmados por la Conselleria de Política Social gallega en el primer semestre del año. Entre ellos, tal y como alerta la Confederación Intersindical Gallega (CIG), encontramos 18 convenios firmados con sendos medios de comunicación para realizar acciones divulgativas sobre el fomento de la natalidad y la necesidad de incrementar las tasas de natalidad en la comunidad autónoma.

No es la primera vez que Galicia lleva a cabo este tipo de campañas de publicidad institucional. La primera que encontramos fue de 2013, y establecía un presupuesto de 640.000 euros, lo que incluía la creación de los anuncios y, sobre todo, el coste de su inserción en medios (unos 556.000 euros). En 2014, el Gobierno de Feijóo repitió y volvió a comprar espacios en los medios para esa misma campaña, entonces con un presupuesto algo inferior. El objetivo de todas estas campañas es el mismo: que los gallegos asuman su "responsabilidad" en el asunto y tengan más hijos.

Lo que hace diferente al reparto publicado esta semana en el DOG es que esta vez la Xunta no ha puesto en marcha una licitación pública para contratar estos servicios. Lo ha hecho vía convenio. Eso significa que puede esquivar las obligaciones de publicidad -los detalles de estos convenios no son públicos- y concurrencia -no sabemos quién fue invitado, por qué, y cómo se estableció la suma destinade a cada uno de ellos.

La Ley de Contratos del Sector Público establece (artículo 4.1.d) que están excluidos de su aplicación "los convenios que, con arreglo a las normas específicas que los regulan, celebre la Administración con personas físicas o jurídicas sujetas al derecho privado, siempre que su objeto no esté comprendido en el de los contratos regulados en esta Ley o en normas administrativas especiales". En este caso, el objeto sí está establecido en la ley. En concreto, estaríamos hablando de "servicios de publicidad", establecidos de esa forma en su anexo II.

Así, el servicio debería haberse adjudicado vía contrato. De hecho, excepto en este caso, este tipo de servicios se adjudica vía contrato de forma recurrente. En Galicia y en toda España. Y así se hizo en convocatorias anteriores para esta misma campaña.

Así, la Xunta ha adjudicado más de 341.000 euros a ocho medios de comunicación sin pasar por el trámite de una contratación reglada, transparente y que permitiera la concurrencia. La mejor parada ha sido La Voz de Galicia, con 150.000 euros.

(Gráfico sobre los convenios para fomentar la natalidad en El BOE nuestro de cada día).

Una práctica habitual

No es la primera vez que el gobierno de Feijóo utiliza el método del convenio para esquivar las obligaciones de publicidad y concurrencia, marcados por ley, que debe regir la inserción en medios de la publicidad institucional. Un vistazo al buscador de convenios de la Xunta da cuenta de muchos más. Así se repartieron los anuncios vinculados a los programas de empleo y formación, I+D, la capitalidad de Santiago de Compostela y otros más genéricos.

En algunos casos, para que el acuerdo se asemeje a un convenio, se establece que el medio también aporte una cantidad mínima para cumplir el objetivo. En otros, ni siquiera eso. En todo caso, la gran cantidad de convenios firmados con medios para distribuir campañas de la Xunta da buena cuenta de cómo el organismo está utilizando esta vía para distribuir su publicidad institucional, esquivando así las obligaciones de la contratación pública.

Todos estos casos tienen algo en común: se utilizan convenios en lugar de contratos públicos. Pero la Xunta de Galicia también utiliza convenios en lugar de convocatorias de subvenciones -públicas, concurrentes, abiertas. Y así, de nuevo, esquiva las obligaciones legales.

En 2015 y 2016 han utilizado este sistema para repartir ayudas a los medios bajo el paraguas del convenio para fomentar la lectura de prensa escrita y el uso de tecnologías de la información por el alumnado no universitario. Así repartieron, por ejemplo, 485.274,32 euros en 2015. Estas ayudas bajo manga se suman a las subvenciones regladas, que se ampliaron en 2015.

Artículo publicado originalmente en El BOE nuestro de cada día (CIVIO).

La X no es lo único que falta de la Gürtel

Posted: 17 Oct 2016 02:15 AM PDT

Lina Gálvez | El Diario | 16/10/2016

Correa ha comenzado a largar de la manera más natural, como si estuviera representando una obra mil veces ensayada en las largas horas de encarcelamiento. Pero en su perorata falta algo. Y no es poco.

Correa habla de los intermediarios, del tesorero, de personas con responsabilidad política a nivel municipal o autonómico, de comisiones y de tramas pero todo ese entramado no se puede entender sin tener en cuenta que las licitaciones y, en general, las grandes decisiones que podían dar lugar a los actos concretos de corrupción se tomaban en los ministerios.

Y sin tener en cuenta que una trama de las características de la que ha destapado Correa no pudo llevarse a cabo sino en el marco de un ecosistema concreto poblado de especies y condiciones de vida específicas. En el seno de un modelo que no sólo está poblado por corruptos sino que es intrínsecamente corrupto y que, para que funcione, debe estar basado en una democracia de baja intensidad.

Un modelo en el que no sólo operan los pillos a los que se refiere Correa: el conseguidor que se llevaba su comisión, el político que la propicia y que financia ilegalmente para que su partido realice mejores campañas más costosas y mantenga a más pillos que desarrollan tal modus operandi.

Un modelo en el que además y sobre todo están las élites que pueblan las cimas del poder, los grandes grupos económicos del país, principalmente constructoras y banca, que son quienes en realidad hacen caja en grandes cantidades gracias a las decisiones de los políticos y a la deuda y para quienes la corrupción no es sino un simple peaje, un coste menor que pagan como pagan el sueldo de cualquier otro de sus empleados, con poco gusto porque merma las cuenta de ingresos pero sabiendo que sin él éstos serían mucho menos exiguos.

Ahí está el quid de la cuestión y no en la trama al por menor que relata Correa.

No nos confundamos. La corrupción de los últimos años no es el producto desgraciado de que la política española esté en manos de unos cuantos corruptos. No. Es algo más. El dinero para financiar la burbuja en la construcción y en las obras públicas y la deuda gigantesca que vino de su mano y que han alimentado la corrupción eran y siguen siendo el gran negocio de nuestras élites.

Y por eso, lo que habría que hacer ahora no es solo denunciar y atrapar a un saco de chorizos sino erradicar ese modo de entender la economía que nos empobrece a la mayoría y que implica y necesita, como es lógico, que vivamos en una democracia que no lo es, precisamente para que no se pongan en cuestión los privilegios corruptos de esos grupos de poder

Acabamos de conocer los últimos datos de la Red Europea por la pobreza que proporciona el indicador AROPE (pobreza, intensidad laboral, y privación material), según el cual en España hay 3.543.453 de personas viviendo en pobreza severa, es decir, con menos de 333,8 euros mensuales. Según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), una cuarta parte de los empleos creados en el pasado mes de septiembre tienen una duración de una semana o menos, con lo que el peso de este tipo de contratos se ha duplicado respecto al que suponía antes de la crisis.

Y un reciente informe de la conferencia de rectores de las universidades españolas constata que el gasto en becas en España es nada más y nada menos que un 46% menor que la media comunitaria y que la cuantía de media por alumno de las becas se sitúa en 2.637 euros, un 20% por debajo de los 3.256 euros del curso 2012-2013, antes de que entrara en vigor el nuevo modelo de ayudas establecido por el exministro de Educación de Rajoy, José Ignacio Wert.

Son los últimos datos de una auténtica catástrofe social que es la otra cara de la Gürtel, de los Correa y de todos demás los personajes que lo que en realidad hicieron fue ayudar a recortar un traje económico diseñado para que las élites acumulen cientos de miles de millones de euros de beneficios y cada vez más poder político y mediático a costa de la gran mayoría de sus compatriotas.

Los estudios que unen la corrupción con el desempeño económico de un país son concluyentes y evidencian que la corrupción afecta negativamente el desarrollo económico en el medio y largo plazo, a la igualdad y a la calidad de la gobernabilidad y al entorno institucional de un país, además de tener impactos muy negativos en la inversión, la tributación, el gasto público y el desarrollo humano.

Ahora se juzga la red Gürtel y la de las tarjetas Black (y veremos a ver cómo acaban estos procesos) pero de momento no hay indicios de que se esté dispuesto o haya condiciones para juzgar lo que les dio origen y lo que de verdad nos amenaza, el modelo de extracción de rentas a base de corruptelas, de deuda y de negocio fácil que impusieron con éxito y defienden con garras prepotentes los grandes grupos económicos y financieros.

Ban Ki Moon reclama ayudas urgentes ante la "devastación absoluta" de Haití

Posted: 17 Oct 2016 02:05 AM PDT

 

Euronews en español (YouTube)

CUARTOPODER | Cuartopoder | 

"Hoy he visto una devastación absoluta en Les Cayes. Escuché a numerosas víctimas. Sentí su dolor. Entiendo sus frustraciones y su enojo. Sé que quienes han sido sentirse solos. Pero fui a Les Cayes para decirles con voz alta y firme que la ONU está con ellos". Con estas palabras se dirigía a la prensa el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, tras realizar una breve visita a un albergue de la localidad haitiana de Les Cayes en el que han sido alojados decenas de damnificados por el paso del huracán 'Matthew'. Ban Ki Moon ha recordado que el organismo ha pedido recaudar 120 millones de dólares (alrededor de 109 millones de euros) para entregar ayuda humanitaria al país, pidiendo a los donantes internacionales que respondan con rapidez (ver vídeo).

Se ha referido a la epidemia de cólera en el país, afirmando que el huracán dificulta los trabajos para contenerla e instando igualmente a la comunidad internacional a que apoye los esfuerzos para hacer frente a la enfermedad.

Coincidiendo con su visita se han producido los primeros incidentes en el reparto de la ayuda humanitaria, lo que ha provocado la intervención de los cascos azules de la ONU, que han empleado gases lacrimógenos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada