miércoles, 19 de octubre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público


-


Iniciativa Debate Público


Se presenta el 'Manifiesto de Oviedo'. 600 cargos públicos contra la deuda y la Ley Montoro

Posted: 19 Oct 2016 05:52 AM PDT

Más de 600 cargos públicos de todos los órganos de gobierno y representación han firmado el Manifiesto de Oviedo, que rechaza el endeudamiento ilegítimo y la austeridad que impiden garantizar derechos, servicios de calidad y la mejora de las condiciones de vida de nuestros pueblos.

Se presenta el 'Manifiesto de Oviedo'. 600 cargos públicos contra la deuda y la Ley Montoro

Yago Álvarez | El Salmón Contracorriente | 19 octubre 2016

Este documento lanzado hoy pretende ser un primer paso para conformar un frente de municipios que puedan coordinarse para trabajar hacia el impago de la deuda, la realización de auditorías con implicación ciudadana y acabar con las políticas de austeridad impuestas por el Gobierno central.

Entre las rúbricas se encuentran las de más de 25 alcaldes y alcaldesas, como el de Cádiz, José María González 'Kichi'; el de Zaragoza, Pedro Santisteve; o la alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater; concejales de las principales ciudades, como Carlos Sánchez Mato (Madrid), Roberto Jaramillo (Valencia) o Julián Moreno (Sevilla); diputados provinciales como Raúl Camargo o Lorena Ruiz-Huerta (Madrid), Antón Sánchez (Galicia), Pablo Echenique e Ignacio Escartín (Cortes de Aragón), o Teresa Rodríguez (Parlamento andaluz), así como los eurodiputados Miguel Urbán, Lola Sánchez o Marina Albiol.

Los firmantes del texto exigen también la derogación del artículo 135 de la Constitución, de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. "El artículo 135 y las leyes que se desprenden de su modificación ahogan a los municipios para recentralizar su gestión", explica Sònia Farré, diputada en el Congreso por En Comú Podem y una de las personas firmantes del manifiesto. "Quitan competencias a los ayuntamientos, que son la primera línea de apoyo a quienes sufren las consecuencias de las políticas de austeridad aplicadas en favor del pago de la deuda", lamenta la diputada.

Sònia Farré: "El artículo 135 y las leyes que se desprenden de su modificación ahogan a los municipios para recentralizar su gestión"

El manifiesto denuncia que medidas como el Plan de Pago a Proveedores de los ayuntamientos o el Fondo de Liquidez Autonómico, lejos de ayudar a los gobiernos municipales a mejorar su situación económica, en realidad han servido para poner grilletes la política municipal imponiendo restricciones al gasto y la contratación y sobreendeudando a los municipios. El texto explica que este plan, en realidad, a quien ha servido es a los bancos, convirtiendo deuda comercial –las facturas de los cajones, ilegales en muchas ocasiones, ya que eran gastos sin partida presupuestaria o no aprobados por la corporación local– en deuda financiera y aplicando a las Administraciones Públicas unos tipos de interés abusivos hasta 26 veces superiores a los que el Banco Central Europeo (BCE) aplica a la hora de prestar a las entidades financieras (tipos de interés de entre el 5% y el 6% frente al 0% al que el BCE presta a la banca privada o al 0,25% al que prestaba en 2012 cuando se estableció este plan de financiación local). Por todo ello, los firmantes también piden la devolución por parte de los bancos de los intereses abusivos cobrados desde el comienzo del Plan de Pago a Proveedores.

Los promotores del texto, entre los que se encuentran agrupaciones electorales municipales y movimientos sociales, explican que tiene la misión de poner en la agenda política y mediática la gravísima situación financiera y social que atraviesa la gran mayoría de municipios debida a la deuda que recae sobre muchos de ellos y a la imposibilidad de hacer políticas sociales o de inversión debido a las restricciones impuestas por el Gobierno central.

Próxima parada: Oviedo

Desde Somos Oviedo, parte de los promotores del manifiesto, han decidido recoger el guante lanzado por la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda en las jornadas AuditFest, celebradas el 14 y 15 de octubre en Barcelona, para organizar un evento el último fin de semana de noviembre en Oviedo. Una cita para poder tejer redes municipalistas en las que las agrupaciones electorales y los movimientos sociales puedan desarrollar estrategias y acciones comunes. "Se necesita diseñar y coordinar una estrategia para lograr una reducción radical de la deuda exigida a los municipios", declara a este medio Éric Toussaint, portavoz del Comité por la Anulación de las Deudas Ilegítimas (CADTM) y coordinador de la Comisión de la Verdad sobre la Deuda Pública griega. "Es necesario reunir una masa crítica de gente que consiga cambiar la correlación de fuerzas entre el Gobierno y los municipios", concluye Toussaint en referencia al evento organizado en Oviedo.

"En las reuniones de las 'ciudades del cambio' no se estaba tratando este tema de manera temática y hemos pensado que este nuevo manifiesto y un evento organizado en Oviedo sean un primer paso para poner en la agenda política de los municipios y que nos ayuden a empezar a trabajar de manera conjunta este tema", declara Rubén Rosón, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo y uno de los promotores del texto que toma el nombre de esta ciudad. "Ahora debemos pensar qué acciones de desobediencia, reales o simbólicas, podemos realizar desde los ayuntamientos y las instituciones para conseguir revertir la legislación que nos ata y colocar este debate en el ojo mediático", afirma el concejal de la ciudad asturiana.

Del mismo modo que los cargos públicos ven la necesidad de realizar un frente municipalista que trabaje de manera conjunta con los movimientos sociales, Iolanda Fresnillo, de la Plataforma de la Auditoría Ciudadana de la Deuda e integrante de la cooperativa Ekona, ha declarado tener "esperanzas de que con la propuesta de Oviedo podamos crear un frente municipalista en el que trabajar conjuntamente movimientos sociales, ayuntamientos gobernados por candidaturas progresistas y otros grupos en la oposición", enfatizando que "este primer año y medio de 'ciudades del cambio' hemos visto cómo el municipalismo se ha pensado principalmente desde la institución, ignorando la potencialidad de trabajar conjuntamente con los movimientos sociales, y si no atacamos la deuda y la austeridad entre todas, no podremos construir alternativas real­mente duraderas frente a la deudocracia", concluye.

El manifiesto se puede firmar en manifiestodeoviedo.org

Manifiesto de Oviedo

Estado español, un cortijo pestilente con un futuro incierto

Posted: 19 Oct 2016 05:47 AM PDT

El principal intermediario imputado por uno de los mayores casos de corrupción conocidos en España señala como corruptores a dos de los más importantes empresarios del país: Florentino Pérez y Juan Miguel Villar Mir. El tribunal ni se inmuta y se deja muy claro que no se les va a llamar a declarar: no se está haciendo justicia, se está aleccionando a mercenarios torpes que se han pasado de listos y ambiciosos. A espabilados que creían que la información era poder.

En este país nunca se ha hecho justicia con los poderosos. En este país el Poder Judicial no está pensado para esos menesteres. Solo hay que recordar los célebres casos KIO, Urbanor, Botín, Soleado, etc. o más recientemente las chapuzas de los jueces Andreu y Guevara en el caso Emperador. No importa lo clara que esté la responsabilidad de los egregios señalados o la gravedad de los hechos imputados, porque si hace falta que la justicia haga el ridículo más espantoso, se hace y a otra cosa.

Los nombres (y solo los nombres) de borbones, aristócratas y los de las familias que llevan siglos dominando la economía del país pasan inexorablemente, aunque siempre de puntillas, por los mayores casos de corrupción para acabar saliendo sin mancha de todos ellos, y no precisamente porque no existan pruebas contundentes para condenarles por mil y un delitos, algunos de ellos execrables, o porque no se sepa que ellos son los principales inductores de la corrupción y los causantes de que esta sea generalizada, sino porque los poderes del Estado son 'sus' poderes.

Está todo podrido y solo vemos la punta de un inmenso iceberg de mierda. El Estado, o lo que es lo mismo: nosotros, nosotras, las y los de abajo, somos la vaca que esta gente ordeña sin medida ni normas. Por eso en plena 'crisis' aumentan como nunca los beneficios de los grandes bancos y empresas mientras se recrudece la pobreza y la precariedad entre las cada día más generalizadas capas desfavorecidas. Por eso "España va bien" en sus cifras macroeconómicas mientras los españoles van cada día peor. Porque España son ellos, y los españoles somos el resto. Este es el principal motivo para que no se permita el acceso a la política en mayúsculas, la del poder, a advenedizos indisciplinados o a extraños sin ataduras que pudieran levantar las alfombras, Y también es el motivo para que cada vez que por una pirueta del destino se ha logrado que esto ocurra, su reconquista, la de los poderosos, haya acabado costando la sangre de los inocentes. España es el cortijo de unos pocos depravados, y ¡ay de aquel que se atreva a ponerlo en duda!

Pese a todo, hay que señalar que hoy la situación es sustancialmente diferente, y por eso no lo han solucionado ya por las bravas, como acostumbran a hacer en los casos de incertidumbre política grave. Porque lo de decidir reventar por circunstancias a un partido títere como el PSOE no puede considerarse un método expeditivo atendiendo a ejemplos anteriores. En el siglo XXI, los de siempre, tienen que ajustarse a este nuevo escenario global dentro de un país miembro de las aparentes OTAN y UE en el que la vía drástica no es una opción entre sus asociados. Ya quisieran.

Y por esto mismo va a resultar muy interesante lo que ocurra en el medio plazo, porque cada día engañan a menos gente, o mejor dicho (porque no creo que nadie viva engañado) cada día se les tiene menos miedo o más inquina.

Habrá que vigilar con atención por dónde se mueven los planes de la oligarquía en los próximos tiempos, porque si algo no son, es inconstantes. Si sus grandes altavoces de manipulación ya solo consiguen manipular al que está predispuesto a ser manipulado; si sus partidos trampantojo, PSOE y C's (porque el PP sí es directamente lo que parece), ya solo engañan a quienes voluntariamente, por interés egoísta o miedo, se ponen una venda en los ojos, tapones en los oídos, una pinza en la nariz y cloroformo en el cerebro, y si su capacidad para alterar los resultados se ve limitada por esa enorme lupa que les ha ido creciendo encima, ¿cómo van a retrasar lo que parece inevitable?

Lo dicho, aunque nada esté decidido, va a ser muy interesante estudiar el comportamiento de una clase oligárquica enferma de ambición malsana en un escenario inédito. El resultado, en cualquier caso, no dependerá del viento, y no será el mismo con una sociedad resignada que con una que vuelva a tomar las calles y ponga presión sobre las cómodas existencias de los expoliadores. Ni será el mismo con una sociedad que únicamente apunte a lo político o con una que empiece por fin a apuntar con firmeza a todo el sistema; más a los corruptores que a los seducidos: más a los reyes que a sus cortesanos.

Ojalá no nos dejemos llevar. Ojalá nunca más tengamos que vivir en un país en el que la justicia no investiga de oficio afirmaciones como las siguientes y en el que los medios de comunicación no ocultan su existencia:

– "Sabes que en esa conversación se habló de Jorge Fernández (ministro de Interior), de que golpeaba a su mujer, de sus 'locuras', etc."

– "Fernández Díaz le debe dinero a Pujol, mensual, del que se agradece"

– "Pujol compró la conversación a Francisco Marco (Método 3)"

– "La madre de Francisco Marco, que es la novia del hermano de Rubalcaba, es la creadora de Método 3, por eso tenía tan buena información del CNI, Interior, etc"

– "Los pujol en efectivo os podrán dar 20 millones, si os dan más mejor para vosotros (CNI)"

– "Fasana… tú y yo sabemos que tiene en su cuenta 300 millones del Rey"

– "Están 'Los Albertos' con el Rey"

– "Eso lo sabe Rajoy. Al estar él metido en el lío de los 100 millones de KIO, Aznar, a desgana, hizo que se le concedieran unos paquetes de acciones de ENCE, Abengoa y Telefónica al Rey"

— "Belén Suárez (Fiscal) tapó lo del Rey"

– "Un chantaje fue el origen del bufete de Miquel Roca"

– "Yo le llevaba a Miquel Roca el dinero a Suiza" (Miquel Roca es uno de los "siete padres" de la Constitución)

– "Se llevaban el dinero de aquí, Aznar y Rato, de la sucursal"

– "Iban por las mañanas, Aznar, Rato, su hermano, a coger maletas con efectivo"

– "Igual Rato, que Felipe González, que Sarasola"

– "Me hicieron hacer vídeos, los kuwaitíes, que no se lo creían"

– "400 o 500 millones de dólares que es lo que pagamos aquí por la guerra de Kuwait"

– "Todo esto es un círculo que, si se explica todo, explota todo"

Ojalá algún día no vuelva a existir base para que un sinvergüenza de altísimos vuelos (que cree estar hablando con alguien de confianza) pueda permitirse hacer un retrato tan crudo (y tan realista) de este país:

Mesotelioma por asbesto: en búsqueda de la dosis mínima perdida

Posted: 19 Oct 2016 05:33 AM PDT

Francisco Báez Baquet | Rebelión | 19/10/2016

Conocidas son las evidencias que ponen de manifiesto que bastan dosis mínimas, exposiciones muy leves o muy cortas, para determinar, décadas después, el afloramiento del mesotelioma (la "anaconda interna", en expresión reiteradamente usada por nuestra parte); se trata de una cuestión con varias e indudables repercusiones potenciales sobre las políticas de salud pública, y que está en la base de toda la problemática de la afectación para-laboral (caso del "trabajador-espectador"), de la afectación en profesiones teles como los docentes, el personal hospitalario, los operarios de mantenimiento, etc., y, sobre todo, en la afectación por vecindad, que incluso llega a ser extensiva hasta a los propios animales domésticos, en el entorno de fábricas y talleres, según abundantes evidencias de todo ello, disponibles en la correspondiente bibliografía médica.

Algunos profesionales de la abogacía española estiman que los casos de afectación de familiares por contaminación doméstica, podrían tener también consideración jurídica de relación laboral. Esto ha terminado por concretarse inicialmente en una demanda, formulada contra la empresa "Uralita",

Hemos visto, por todo lo expuesto, que incluso contaminaciones muy inferiores en su intensidad, respecto de las que suelen darse en los puestos de trabajo, o esporádicas o puntuales, pueden, no obstante, ser determinantes del afloramiento, décadas después de la exposición, de un mesotelioma, según evidencia la experiencia reiteradamente registrada.

Es así como en una fecha tan temprana como el año 1967, ya se advirtió al Gobierno británico, de que los bajos niveles de exposición al amianto, pueden causar mesotelioma, con lo que debieron de hacerse conscientes del peligro del amianto en las escuelas, y el riesgo, en particular, que esa situación representaba para los niños escolarizados en las mismas. Debido a la especial vulnerabilidad de los niños, se introdujeron estrictas leyes sobre el amianto en las escuelas… en 1986, es decir, ¡19 años después! En cualquier caso, lo que resulta incuestionable es el precoz reconocimiento experto del riesgo que conllevan las exposiciones débiles, por lo que respecta al mesotelioma, y es esa constatación la que ha llevado, años después –demasiados-, a concluir que se trata de un problema prácticamente inmanejable, que obliga, como única alternativa válida disponible, a optar por una completa prohibición del amianto, que es por ello por lo que se justifica. Véase: Olsen et al. (2011), Singhal et al. (2014).

Con una concentración de fibras en atmósfera, en las escuelas británicas, calculada en 0'0005 f/ml –fuente: The Asbestos in Schools Group (2011)-, ello no ha sido obstáculo para que los casos de mesotelioma entre el personal docente, e incluso llegando a afectar también a los propios alumnos, hayan ido in crescendo a lo largo de años sucesivos: Lees (2008), (2009) & (2011), con cifras sumamente preocupantes, no sólo por esa deriva temporal, sino consideradas por sí mismas, año tras año.

Como elemento de comparación para la concentración en atmósfera antes citada, podemos contrastarla con el límite máximo permisible contemplado en la norma medioambiental española, plasmada en el R.D. 108/1991: 0,1 miligramos por mililitro cúbico. Para deducir que se trata de dos valores totalmente desiguales –mucho mayor, en el caso de la norma española-, no es necesario recurrir a la equivalencia en peso de una fibrilla (lo que dependería, entre otros factores, del tipo de amianto considerado), bastando constatar, por reductio ad absurdum, que si hubiera tal equivalencia, a una única fibrilla imperceptible a simple vista, habría de corresponderle un peso de 20 miligramos, lo cual, evidentemente, sería un completo disparate. El texto de la norma medioambiental española, está accesible en:

http://www.ladep.es/ficheros/documentos/Real%20Decreto%201081991%2C%20de%201%20de%20febrero%2C%20sobre%20la%20prevenci%F3n.pdf

En resumen: prácticamente desde el inicio del reconocimiento, con consenso científico generalizado, de la etiología por asbesto del mesotelioma, se ha sabido, y se ha podido conocer, que bastan dosis mínimas, muy débiles, con exposiciones breves o esporádicas, para desencadenarlo.

Como la literatura médica tiene reiteradamente registrado, pueden bastar exposiciones puntuales, esporádicas, breves o de muy baja intensidad, para desencadenar el mesotelioma; así lo atestiguan, entre otras muchas evidencias, los muchos casos habidos, con reflejo estadístico en los estudios epidemiológicos, en los que la casuística registrada se expande a largas distancias, del orden de varios kilómetros, respecto del foco de emisión, ya sea éste una fábrica de amianto-cemento, una industria de textiles de amianto, una mina, o un afloramiento geológico, que de forma natural o por la acción humana, haya podido quedar expuesto en superficie, y sin que haya mediado ninguna exposición laboral o para-laboral (lavado de ropa, convivencia, etc.).

Si todo eso es así, con mayor motivo ha de atribuírsele a la propia exposición laboral, dentro del perímetro del centro de trabajo, suficiente intensidad, cualquiera que sea el puesto de trabajo considerado, como para ponderar como plausible la etiología por exposición laboral al asbesto. Para el mesotelioma, los puestos de trabajo sujetos a riesgo, lo son todos. En consecuencia, las disquisiciones bizantinas acerca de si tal o cual puesto de trabajo haya de ser considerado como "con riesgo por amianto" o "en contacto con el amianto", han de ser consideradas como irrelevantes. Podrán evidenciar, en todo caso, un mayor grado de exposición, pero la ausencia de tal asignación, en modo alguno debe de ser indicativo de una exclusión del riesgo referido al mesotelioma.

Tratándose de una afectación por mesotelioma, como es el caso aquí considerado, está científicamente evidenciado, hasta la saciedad, que para desencadenar dicha dolencia maligna bastan dosis inusitadamente débiles, por lo que ha de suponerse, con pleno fundamento, sujetos a tal riesgo, a todos los integrantes de la plantilla del centro de trabajo en el que se haya manipulado amianto.

Nuestro criterio sobre este asunto, queda, por consiguiente, sobradamente definido; pero lo importante no es eso, sino todo el conjunto de trabajos científicos de expertos de reconocido prestigio, que coinciden en lo mismo. En una apreciable proporción, sus trabajos muestran que esa condición –bastar dosis débiles, breves, esporádicas e incluso puntuales y únicas, para desencadenar el mesotelioma-, haciéndolo indirectamente, a través de la focalización del interés, en los abundantes casos de exposición no ocupacional, en los que los niveles de polución suelen ser netamente inferiores a los generados en los puestos de trabajo en los que se trabajó con amianto. E incluyendo en ello, a la afectación de animales domésticos del entorno de vecindad de los focos industriales (fábricas de amianto-cemento, astilleros, talleres de reparación de automóviles, canteras, etc.). Haciéndolo, además, con otras evidencias directas, como es el caso de las experimentales.

En relación con el mesotelioma, los puestos de trabajo sujetos a riesgo por amianto, lo son todos los del centro de trabajo, habida cuenta de las evidencias disponibles, de que la afectación llega a alcanzar a quienes no se expusieron laboralmente, haciéndolo más allá de los límites del propio centro de trabajo considerado en cada ocasión, foco de la polución industrial por asbesto, y hasta distancias considerables, expresables en kilómetros completos, y por consiguiente mediando una dispersa polución, rebajada hasta niveles inmensamente inferiores, respecto a la originada en el foco de origen, en centro de trabajo en el que el amianto estuvo ampliamente presente y/o se lo manejó. Así lo señalan, los diversos trabajos epidemiológicos censados en nuestra bibliografía del presente artículo.

Pero tenemos un problema: que no hay peor sordo, que quien no quiere escuchar. Sordera selectiva.

En lo relativo a la suficiencia de exposiciones mínimas para desencadenar mesotelioma, la tendremos cuando, en los litigios que habrán de resolverse en función de si hubo, o no, negligencia por parte de la empresa empleadora, ésta alega, en su defensa, que, en el caso del mesotelioma, esa cuestión es irrelevante, puesto que cualquiera que hubiese sido su comportamiento, en habiendo mediado exposición al asbesto, el mesotelioma se habría producido de todas formas. Sin embargo, esta forma de razonar, procurando la exoneración, pasa por alto la cuestión decisiva de que aun cuando sea cierto que dosis mínimas –de control prácticamente imposible, salvo prohibición total de uso-, bastan para originar el mesotelioma, no es menos cierto, igualmente, que cuanto mayor haya sido la exposición, igualmente se acrecienta la probabilidad de que el mesotelioma se haya llegado a desencadenar.

Refiriéndonos específicamente a aquellas sentencias españolas que corresponden a fallecimientos originados por mesotelioma, en las que se hace una valoración respecto de la circunstancia de exposición laboral al amianto, como origen etiológico de la enfermedad, es muy frecuente que en ellas se tome como fundamento una evaluación, contenida en el correspondiente informe del Instituto Territorial de Seguridad e Higiene en el Trabajo que en cada oportunidad normativamente le correspondía efectuar, identificando aquellos puestos de trabajo, entre todos los presentes en la factoría o taller donde el finado realizaba habitualmente su trabajo, para los que el riesgo por amianto es reconocido como existente.

Como ejemplo, entre las numerosas resoluciones judiciales en las que se acude a ese fundamento, podemos citar a la STS 8654/2012 (Recurso nº 226/2012), correspondiente al fallecimiento por mesotelioma de un trabajador de la fábrica de amianto-cemento, de la empresa "Uralita, S.A.", en la localidad de Cerdanyola. A efectos del reconocimiento del origen laboral del daño, por consiguiente, juega un rol decisorio, el hecho de que el fallecido hubiera trabajado, o no, en uno de esos puestos de trabajo con riesgo reconocido, entre todos los que componían el mapa de riesgos laborales del centro de trabajo.

Esta forma de clasificar, en el caso del mesotelioma, a la vista de las evidencias epidemiológicas que señalan inequívocamente al asbesto como el agente causal de las muertes determinadas por dicho tipo de neoplasia maligna, registradas en el entorno geográfico de los focos –industriales o geológicos, según el caso-, con una tasa de afectación netamente superior a la correspondiente al conjunto de la nación, y, sin embargo, con unas concentraciones ambientales singularmente inferiores a aquellas que cabe razonablemente esperar encontrar en esos puestos de trabajo, teóricamente exentos de riesgo por amianto, según el señalamiento que de ellos ha efectuado el órgano regional correspondiente del INSHT, esta forma de clasificar, repetimos, es, evidentemente, sumamente irreal e injusta, toda vez que es palmario que está diseñada, teniendo en mente, implícitamente, el riesgo de adquirir una asbestosis, pero no, en ningún caso, respecto del mesotelioma.

Son prácticas que arrastran sin modificar desde las fechas en los que el riesgo por mesotelioma no era debidamente tomado en consideración, o incluso el propio informe en el que se basa la susodicha clasificación de los puestos de trabajo del centro laboral, data de esos tiempos.

Aquí nos encontramos, por consiguiente, ante una doble disfunción: quien aplica la ley, recurre a un asesoramiento o documentación obsoletos en su misma concepción, ya desfasados, según las evidencias científicas disponibles, y, por otra parte, cuando el informe en cuestión es total o relativamente reciente, lo será en su datación, pero, frecuentemente, no en su contenido.

El resultado de todo ello, es, inevitablemente, que todo el entramado institucional resulta inadecuado, en perjuicio de la víctima laboral del amianto. Por lo que respecta al mesotelioma, en un centro de trabajo en el que se ha trabajado con asbesto, los puestos de trabajo con riesgo causado por dicho mineral, lo son todos, ya que ese riesgo, además, se manifiesta incluso fuera del perímetro de la fábrica, a veces incluso afectando hasta a los animales domésticos del entorno.

Se trata de una cuestión, firmemente relacionada con la adopción de la prohibición de todos los tipos de asbesto, y que no aflora, según veremos seguidamente, sólo en España, sino que está también en el trasfondo de lo que se cuece en otros países, según veremos seguidamente.

En este punto concreto de nuestra argumentación, nos parece oportuno recurrir, como estrategia dialéctica, a proponer una situación ficticia. Supongamos que ha habido una convención anual de profesionales –por ejemplo: de altos directivos del INSS-, en un hotel de…, por ejemplo, Lanzarote, y que en el banquete de recepción, se ha producido un envenenamiento accidental masivo, en el que han fallecido un número determinado de los asistentes; por ejemplo, 78. En toda situación en la que, por acción u omisión negligente, se ha producido un dolo, es normal que exista un litigio, en el que se ventilen las presuntas responsabilidades. Supongamos que así ha ocurrido en el imaginario supuesto antedicho, e imaginemos igualmente, que en la sentencia correspondiente, se viene a postular algo, que en términos coloquiales podríamos expresar así: "A éste, pese a que ha muerto de lo mismo, y a que era uno de los comensales del banquete de marras, no le vamos a conceder indemnización alguna, porque consideramos que el hombre estaba algo desganado, y no comió lo suficiente como para que podamos considerar acreditado que fue la sopa de setas ingerida la causa etiológica de su deceso". Así, mutatis mutandi, es como se ha procedido en no pocas ocasiones, en lo que se refiere al mesotelioma y al amianto.

Como nos dice Benjamín Lysaniuk (2013): "Todo es veneno… sólo la dosis hace que algo no sea veneno, la famosa máxima de Paracelso, está lejos de ser evidente cuando se habla del amianto. En este sentido, Dab (2012) señala la naturaleza cambiante de los problemas de la exposición: la cuestión ya no es tanto la toxicidad aguda asociada a dosis importantes de contaminantes, sino la toxicidad crónica vinculada a dosis bajas".

Por lo que respecta al mesotelioma, la asunción de estas realidades, reiteradamente contrastadas, conduce, podríamos decir que inevitablemente, a la llamada teoría "cualquier exposición" –any exposure theory-, que vendría a postular, que cualquier exposición al asbesto, por breve o liviana que fuese, puede ser considerada, con fundamento, como circunstancia suficiente en la explicación etiológica del mesotelioma, en particular, o de la generalidad de las patologías graves del asbesto: Anderson et al. (2012), Behrens & Anderson (2008), Calnan & Stier (2008), Schwartz (2012).

Como indicaría el ingeniero Ignacio González Vila, en un informe citado en Embid (1999): "en condiciones ambientales externas, a la microfibrilla elemental la estimación teórica le asigna un radio de dispersión superior a los mil kilómetros antes de tocar el suelo por primera, y no por última vez". Véase: Altieri et al. (1981).

Especialmente demostrativo resulta ser el trabajo de Tarrés et al. (2013), en el que se analiza la incidencia del mesotelioma entre los residentes del entorno de la fábrica de amianto-cemento que estuvo radicada en la localidad de Cerdanyola, en función de la distancia y de los vientos predominantes.

Al margen de este tipo de evidencia, la asociación del mesotelioma a exposiciones mínimas, también ha sido directamente constatada: Chen & Mottet (1978).

En el trabajo de revisión de Hodgson & Darnton (2000), los autores concluyen que, frente a la estimación tradicional, del riesgo relativo, para niveles similares de polución, entre el crisotilo y los anfíboles, para el mesotelioma y el cáncer de pulmón, con proporciones de 1:100:500, respectivamente, para crisotilo, amosita ycrocidolita, sin embargo, una estimación más realista y ajustada a todos los datos ya disponibles, apuntan más bien a una concreción de ese riesgo, en una afectación para un 0'1% de los expuestos al crisotilo, frente a un 0'5% de expuestos, para los anfíboles, indiferenciadamente entre amosita y crocidolita.

Eso supone un riesgo cinco veces mayor, para estos últimos, y no de 500 veces, como se había postulado antes, en la comparación entre crisotilo y crocidolita.

Esta conclusión presupone, implícitamente, que las conclusiones relativas a la debilidad en la exposición, considerándosela suficiente para el afloramiento del mesotelioma, ha de ser de aplicación, básicamente, tanto al crisotilo, como a los anfíboles, como asimismo ante eventuales combinaciones de diversa cuantificación, entre los distintos tipos de asbesto, ya sea por la habitual contaminación natural del crisotilo, ya sea por concurrencia entre las diversas variedades comerciales del amianto, circunstancia también harto frecuente.

Es todo este cúmulo de características el que justifica que se haya llegado a una prohibición total de todos los tipos de amianto, y que no haya bastado con establecer unos límites de concentración máxima permitida, un recurso que ya se había ido aplicando reiteradamente en legislaciones cada vez más restrictivas, sin que tal forma de proceder se haya llegado a ver correspondida debidamente, por unos resultados preventivos satisfactorios; por el contrario, ha sido necesario acudir a la prohibición total, como único medio realmente eficaz, una vez que ya hayan transcurridos los tiempos de latencia habituales, respecto de la última contaminación generada por el uso industrial del asbesto.

Marcel Goldberg, en su intervención (página 224), en el "Rapport fait au nom de la Mission d'Information sur les Risques et les Consequences de l'Exposition a l'Amiante"- Nº 2884 –el 22 de febrero de del año 2006-, dirigido a la Asamblea Nacional francesa, dirá: "Un artículo que va a aparecer próximamente en una gran revista internacional, muestra que se observa que incluso a varias decenas de kilómetros de las fuentes industriales del amianto, hay un aumento de los riesgos de mesoteliomas. Por lo tanto, las dosis débiles pueden, a nivel colectivo, generar un cierto número de casos. Con respecto a las exposiciones "medioambientales", nosotros sabemos que el trabajo sobre un material que contenga amianto, o el hecho de encontrarse en proximidad, aumenta el riesgo. El hecho de residir –incluso bastante lejos- alrededor de una fuente industrial de amianto –fábrica de textiles de amianto o de amianto-cemento, o de una mina- aumenta igualmente los riesgos". Véase también: Goldberg & Luce (2005) & (2009).

Similarmente, Dominique Moyen (página 247), dirá: "Con respecto a los valores límites, no se sabía que las dos enfermedades relacionadas con el asbesto, el mesotelioma y el cáncer de pulmón, eran distintas, en que la una es un riesgo estocástico –puede ser causada por una sola inhalación– mientras que la otra no puede ser provocada más que a partir de la inhalación de una cierta dosis de amianto."

Exposiciones del orden de minutos de duración, han bastado para desencadenar, décadas después, un mesotelioma. Ver: Rom & Palmer (1974).

Abundando en lo mismo, Michael Diss (página 651), también dirá: "Incluso con unas exposiciones mínimas, según lo confirmado por muchos estudios, los empleados o ex empleados de Arcelor han sido o serán afectados por cáncer de pulmón y por mesotelioma. Así que tengo motivos para estar preocupado."

Finalmente, Annie Thébaud-Mony (página 662), vendrá a decir: "Nosotros nos hemos apercibido –lo que nosotros hemos podido confirmar, al comparar nuestras experiencias, a nivel internacional- de que el mesotelioma puede ocurrir, después de una exposición muy baja. Un paciente murió a los cuarenta y nueve años, dos años después de que un mesotelioma se hubiera declarado. Él había estado expuesto al trabajar en el jardín de infancia que había junto a una fábrica de minerales y materias primas, instalada en el centro de Aulnay-sous-Bois. Otro caso: una secretaria, que había trabajado durante seis meses o un año en el cargo, en el altillo de encima de una tienda, fue diagnosticada de mesotelioma. Era su única exposición conocida al amianto. Otro caso aún: un ingeniero químico del Ministerio de Trabajo, encargado de los productos químicos, ha sido contaminado por el trabajo en la mesa de laboratorio, con algunos materiales que contienen amianto. Estas son las exposiciones ambientales."

 

Cuando, ya sea en una sentencia judicial, ya sea en una simple noticia de la prensa escrita o hablada, se hace referencia a un trabajador fallecido por mesotelioma, indicándose que ha muerto "por sobreexposición al amianto", con o sin intencionalidad, se está faltando a la verdad: el "sobre", sobra.

Cuando, ya sea en el texto de la demanda presentada por un afectado del mesotelioma, ya sea en un comunicado hecho público por el sindicato al que pertenecía el demandante, se hace referencia a que trabajó con amianto "sin las adecuadas medidas preventivas", implícitamente, se está dando un mensaje que no responde a la estricta realidad: se está asumiendo, que si teles medidas preventivas se hubieran aplicado, el mesotelioma no habría llegado a producirse, y esto no es así. Meramente, y no es poco, se habría atenuado el riesgo, pero no hasta el punto de haberlo hecho desdeñable; por eso se postula una prohibición mundial de todos los tipos de amianto: Newman Taylor (2009). Otra opción cualquiera, presupone dar por buena la pretensión del "uso seguro y controlado".

El riesgo de mesotelioma, epidemiológicamente constatado, se advierte incluso ante dosis extremadamente débiles de amianto, en cualquiera de sus tipos, crisotilo incluido: Iwatsubo et al. (1998), Hillerdal (1999). Por otra parte, la mayoría de los expuestos, lo ha estado a una mezcla entre crisotilo y anfíboles. No es un riesgo dependiente de la dosis: es un riesgo estocástico. Teóricamente, una única fibra lo podría desencadenar (no obstante, existe evidencia de un origen policlonal: Comertpay et al. (2014)). En cualquier caso, para hacerlo efectivo, una única inhalación podría bastar.

En Pira et al. (2007), en un estudio comparativo entre primera y subsecuentes exposiciones al amianto, en relación con la mortalidad por mesotelioma y por cáncer pulmonar, respectivamente, concluyen que la SMR del mesotelioma, en la cohorte estudiada, está estrechamente relacionada con el tiempo transcurrido desde la primera exposición, mientras que, diferentemente, para el cáncer de pulmón, cabe relacionarla con las exposiciones subsecuentes, todo lo cual, según nuestro personal criterio, apunta claramente a la suficiencia de exposiciones únicas y breves, para desencadenar la aparición del mesotelioma. Ver: Cazzadori et al. (1992).

Así lo atestigua, por ejemplo, el caso del Padre Robert McNeill, el cual había pasado sólo cuatro horas –media jornada- durante dos o tres días, en la instalación de materiales de amianto-cemento, en la casa de su hermana, pero que ello bastó para llevarle a contraer el mortal cáncer, el mesotelioma, siendo indemnizado en septiembre de 2005, con un pago de más de 200,000 dólares australianos, en virtud de la resolución de su demanda contra la empresa "Seltsam Pty Ltd", subsidiaria de la firma "RSE", dedicada a la industria del amianto, y es que, como ya hemos indicado anteriormente en, exposiciones del orden de minutos de duración, han bastado para desencadenar, décadas después, un mesotelioma. Ver: Rom & Palmer (1974).

En 1980, el NIOSH norteamericano publica el informe titulado: "Work Place Exposure to Asbestos", en el que se evidencia que, estadísticamente, exposiciones muy breves (de entre uno y noventa días), son suficientes para que pueda desencadenarse el mesotelioma, y es que, en general, as evidencias científicas disponibles señalan que bastan exposiciones puntuales, muy breves o ligeras, para desencadenar un mesotelioma – Garrahan (1987)-

En el caso del litigio contra la empresa «Amatex Corporation», los Lores británicos estimaron en su veredicto, que precisamente porque, en teoría, una sola fibra de amianto inhalada, puede bastar para desencadenar una patología asociada, cualquier situación de exposición debía de ser considerada suficiente para ser tenida en cuenta.

En la afectación residencial, distinguiremos dos grupos de afectados por diferente patología: mesotelioma, y el resto. El hecho de singularizar al mesotelioma, obedece a la desdichada característica de que es una dolencia maligna, que para ser desencadenada bastan, comparativamente, con las dosis más débiles, con las exposiciones más breves, ocasionales o incluso únicas, por lo que en la afectación no ocupacional, en general, y en particular en lo que respecta a la originada en razón de vecindad al foco de contaminación industrial, resulta ser la patología que más frecuentemente será registrada: (1).

Aquí parece oportuno hacer una relativa digresión, y, siguiendo a lo indicado en Meisenkothen (2014), hacer la puntualización de que generalmente, y desde una perspectiva epidemiológica, lo que se toma en consideración, es la dosis acumulada durante todo el tiempo de latencia, y en todas las circunstancias en las que la misma se haya podido desarrollar.

A veces puede suceder, y de ello hay constancia en algunas sentencias judiciales españolas (por ejemplo, en la SAP SS 275/2016), que la contaminación por asbesto, no ocupacional, y determinante del afloramiento de un mesotelioma, se ha producido por una doble vía: por la convivencia en un mismo domicilio con un trabajador del amianto, por el lavado de la ropa de trabajo del esposo, y por vecindad de ese domicilio, respecto del foco industrial de la polución por asbesto, el lugar de trabajo del marido. En cualquiera de las dos vías, y aun teniendo en consideración la acumulación de la contaminación adquirida a través de ambas, siempre se tratará de unos niveles netamente inferiores a los que habitualmente se han generado en el ámbito laboral, y sin embargo todo ello no ha sido obstáculo para que el mesotelioma se haya podido desarrollar.

No hay forma de poder establecer qué tipo de amianto, si es que hubo exposición a más de uno de ellos, fue el que determinó la aparición de un mesotelioma o de cualquier otra patología maligna relacionada con el asbesto.

Esta incuestionable realidad, choca frontalmente con las pretensiones de precisión y de cuantificación del riesgo, derivadas de determinadas actuaciones judiciales: Mastrangelo et al. (2014).

Si un trabajador del amianto llevó la ropa de trabajo a su domicilio, no hay forma de determinar si fue la exposición laboral, o la doméstica derivada de ella, la que fue la causa del mesotelioma, si el afectado es el propio trabajador, y no un familiar suyo, y en el supuesto también, de que esa distinción, en ese preciso contexto, tenga algún sentido: la exposición laboral suele ser más intensa, pero la no ocupacional ha podido estar presente durante más horas que las de la jornada laboral. Tampoco es automático deducir, que a un mayor riesgo le haya correspondido realmente esa precisa etiología.

Tal y como se indica en el mencionado trabajo, se trataría de algo similar a determinar qué bocanada en el humo del cigarrillo o qué paquete de cigarrillos son los que causan cáncer de pulmón de una persona; qué cantidad beba de la botella, o qué caja de cerveza, es la que causó la cirrosis; qué exposición a la luz solar, o qué quemaduras de sol hicieron que se originara el melanoma, o qué dosis de arsénico, en última instancia, fue la que causó la muerte de una persona sometida a un envenenamiento progresivo.

Por consiguiente, cuando se habla de exposiciones breves, esporádicas, puntuales o débiles, salvo que específicamente se conozcan las precisas circunstancias particulares del caso en cuestión, ha de entenderse todo ello, como referido a la exposición total acumulada durante todo el tiempo de latencia, y para todas las circunstancias que parcial o globalmente hayan podido estar contribuyendo a esa exposición acumulada.

Como consecuencia de exposiciones no ocupacionales, ya sea en razón de vecindad a un foco industrial de contaminación medioambiental por asbesto, ya sea como consecuencia de una convivencia con uno o más trabajadores del amianto, incluyendo eventualmente el lavado en el domicilio de la ropa de trabajo impregnada de las fibras, el género femenino ha asumido también una importante cuota de riesgo por amianto, evidenciada por el afloramiento de sus patologías asociadas, con especial énfasis en el mesotelioma, para cuyo desencadenamiento basta con dosis comparativamente más débiles, o exposiciones más breves, esporádicas o incluso puntuales y únicas, y en cualquier caso, siempre netamente inferiores a las generadas en el ámbito laboral: (2).

La futilidad de los reiterados intentos para tratar de establecer para el mesotelioma una proporcionalidad dosis-efecto, que permitiera postular un límite admisible en la exposición, es objeto de revisión en el trabajo de Silverstein et al. (2009), llevando a esos autores a la conclusión lógica derivable de esa constatación, en el sentido de que la única alternativa realista y efectiva, es la de optar por la prohibición total en el uso de todos los tipos de amianto, crisotilo inclusive.

Por otra parte, hay indicios suficientemente sólidos, como para que podamos concluir, que no se trata de una mera conjetura plausible: en Leigh et al. (2002) y en Leigh & Driscoll (2003), en el 80% de los casos autopsiados, sin historial de exposición conocida –laboral o no- la microscopía electrónica de transmisión, arrojó contajes de más de 200.000 fibras de amianto por gramo de tejido pulmonar seco, fibras de más de 2 micras de longitud, y sugiriendo fuertemente, la existencia de una exposición no reconocida, y cualquiera que hubiera sido la naturaleza de la misma: laboral, para-laboral, o medioambiental, de proximidad de un foco de generación laboral, etc.

En Merler et al. (2014), los autores hacen un estudio comparativo de los contenidos de fibras de asbesto, por gramo de tejido pulmonar, entre: a) pacientes de mesotelioma maligno, por contaminación ocupacional, b) ídem, por exposición medioambiental, y c) controles, y tanto mediante microscopía óptica, como a través de microscopía electrónica. Sus resultados ponen en evidencia la gran diferencia cuantitativa que arrojan los recuentos efectuados mediante uno u otro procedimiento. En el grupo de control, 269.000 fibras por gramo de tejido pulmonar seco, en microscopía electrónica, frente a sólo 28 observadas al microscopio óptico. En la exposición medioambiental, las cifras son, respectivamente, de 608.000, frente a 3.300, mientras que en la ocupacional, son de 1.950.000 y de 39.300, según el tipo de microscopio utilizado. Dicho de otra forma: en el grupo de control, se observaron 343 fibras "electrónicas", por cada una "óptica", mientras que para la exposición medioambiental, la cifra es de 184, y para la ocupacional, de 49.

En la experimentación animal, con altas concentraciones en la exposición, a veces ha bastado un solo día, para determinar el desarrollo de un mesotelioma, e incluso ha sido mencionado que, a veces, han bastado exposiciones con duración de minutos, para desencadenar dicha dolencia maligna: Rom & Palmer (1974).

Por otra parte, tal focalización del interés, preferentemente en el mesotelioma, también obedece al hecho, siempre constatado, de que su incidencia no guarda relación alguna con el hábito tabáquico, a diferencia de lo que ocurre con el carcinoma pulmonar, y, obviamente, tal circunstancia facilita la claridad y contundencia de tales estudios epidemiológicos.

En nuestro más reciente artículo –titulado «La lupa sobre la toga (VII)»-, incluimos lo siguiente sobre estas cuestiones:

"En el fondo, lo que se ventila en toda esta pugna dialéctica, son dos concepciones distintas de la etiología del mesotelioma, las dos igualmente válidas, que no son incompatibles, y que pueden coincidir, por tanto, tanto de forma sincrónica, como meta-crónica.

En una de ellas, la etiología del mesotelioma es una cuestión de probabilidad, mientras que en la otra, lo es de posibilidad, asociada a una probabilidad no desdeñable.

Según la primera de esas dos concepciones de la etiología del mesotelioma, la misma estaría positivamente asociada a la dosis acumulada; por tanto, cuanto más intensa, o más extensa temporalmente, o los dos factores acumulados, serían determinantes de una proporcionalmente creciente probabilidad de afloramiento del mesotelioma. Nada que objetar a todo ello, puesto que, efectivamente, así discurre la realidad evidenciada tanto por los estudios experimentales, como por los epidemiológicos.

Pero, al propio tiempo, también tales estudios ponen igualmente de manifiesto, que no se ha podido identificar ningún umbral de exposición, por debajo del cual el riesgo sea nulo, pudiéndose afirmar, con el pleno respaldo de los resultados obtenidos en tales estudios, que pueden bastar dosis mínimas, concentraciones de fibras en atmósfera, muy débiles, y/o exposiciones muy breves, esporádicas, aisladas o incluso únicas, para que el mesotelioma se pueda llegar a desencadenar. En teoría, una única inhalación podría bastar. Es precisamente la dificultad práctica que representa el manejo preventivo de esa realidad, la que ha determinado que la adopción de la prohibición de uso del asbesto, sea la única alternativa realista para poder afrontar ese riesgo, adoptándosela, en consecuencia, en numerosos países.

La prueba más evidente de todo lo antedicho, la constituyen aquellos estudios epidemiológicos referidos a poblaciones sin exposición laboral al asbesto, pero residentes en el entorno de los focos industriales de contaminación (minas, canteras, fábricas de amianto-cemento, astilleros, zonas portuarias, industria textil del amianto, talleres de reparación de vehículos a motor, etc., etc.). En un radio de varios kilómetros, en extensión en concordancia con la intensidad de la contaminación generada en ese foco, con un gradiente de difusión centrado en el mismo, y en concordancia con la dirección de vientos predominantes (otro elemento adicional de convicción), se observa una tasa de mesoteliomas, entre la población no laboralmente expuesta, netamente por encima del fondo general correspondiente a todo el país o zona geográfica considerados en cada caso.

A veces, incluso incluyendo a animales residentes en el entorno, y para los cuales no cabe aducir ninguna suerte de exposición laboral oculta. Por su menor tiempo de latencia, los casos de mesotelioma de esos animales afectados, suelen actuar como centinelas del riesgo medioambiental generado, con dosis que en todo caso siempre serán marcadamente inferiores a las presentes en el centro de trabajo, desde su perímetro para adentro, por lo que, por lo que respecta al mesotelioma, los puestos de trabajo sujetos al riesgo, lo son todos los de ese centro.

En el caso de las placas pleurales (afectación "benigna", esto es, no maligna, pero que puede excepcionalmente llegar a degenerar en mesotelioma), para un foco de difusión importante, como es el caso de una mina de antofilita, en Finlandia, ese radio de la evidencia epidemiológica ha llegado a rebasar a los 10 kilómetros.

En la exposición medioambiental del entorno de los focos industriales de contaminación por amianto, las dosis habitualmente involucradas son claramente inferiores a las correspondientes a la exposición laboral.

A la vista de tales evidencias, parece insoslayable tener que concluir, que, de puertas para adentro, en el interior del perímetro de un centro de trabajo en el que ha habido presencia estructural significativa, o intervención en el proceso productivo, del amianto, los puestos de trabajo sujetos a tal riesgo, lo son todos.

El tribunal, en su resolución judicial, toma en consideración el aludido factor de probabilidad en la etiología, pero al propio tiempo, ignora toda la amplia casuística contemplada en la bibliografía, concordante con una posibilidad, asociada a una probabilidad no desdeñable. Sólo toma en consideración, en suma, a las evidencias que supuestamente propician el rechazo de la pretensión del demandante, pero olvidando, al propio tiempo, a aquellas que sí la favorecerían: "estrabismo dextrógiro", aderezado con docta algarabía…

Para quien considere que un error judicial es una ley mal aplicada, o una mala ley aplicada, a efectos del resultado, lo uno o lo otro es lo mismo.

Ya con anterioridad hemos expuesto nuestros argumentos en virtud de los cuales consideramos que, por lo que respecta concretamente al mesotelioma, ni es procedente asumir que sólo unos determinados puestos laborales de un centro de trabajo en el que se haya manipulado amianto son los sujetos a tal riesgo, ni tampoco es asumible la exclusión, en base a no superar un determinado nivel de concentración de fibras en suspensión en el aire del puesto de trabajo para el que se ha efectuado la medición.

Nivel de referencia que, en todo caso, en su momento se estableció teniendo en consideración el riesgo de contraer una asbestosis, pero no para el mesotelioma, para el que no existen evidencias científicas disponibles que lo respalden y justifiquen, y que, en cualquier caso, la evolución de las legislaciones de las más diversas naciones apunta invariablemente a su sucesivo abatimiento hasta niveles siempre inferiores, como evidencia palmaria de su artificiosidad e inoperancia a efectos preventivos. Todo lo cual no obsta, para que el riesgo tenga tanta mayor probabilidad de generar el daño, cuanta mayor haya sido la exposición, y cuanto más cicateras o inexistentes hayan sido las medidas preventivas aplicadas, incluyendo a los reconocimientos médicos periódicos, cuando, como es aquí el caso, no se han extremado, ciertamente, los recursos materiales y humanos que se podrían haber aplicado, con arreglo a la tecnología disponible en cada momento, y que, rotundamente, no se llegaron a aplicar, como ya hemos tenido ocasión de constatar.

La exposición pormenorizada de tales argumentos, ya efectuada por nuestra parte, nos exoneran ahora de tener que volver a repetirlos en toda su integridad…

Véase, no obstante, el contenido de nuestro trabajo:

VECINDADES PELIGROSAS. Amianto y riesgo residencial http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195186

 

El comienzo de dicho artículo, y a propósito del protagonismo jugado en las evidencias de contaminación no ocupacional por amianto, por los animales domésticos habitantes de los focos industriales de dicha contaminación, decimos en él lo siguiente: "El título de un estudio: «Amianto medioambiental y mesoteliomas en terneros lecheros» -Croft (1983)-, podría servirnos de puerta de acceso a nuestra inmersión en toda la problemática que arrastra la condición del amianto, como contaminante externo a sus focos de emisión". La conclusión insoslayable de todo ello, es que todos los puestos laborales del centro de trabajo en el que se ha manejado asbesto, están sujetos al riesgo, por lo que respecta específicamente al mesotelioma.

El punto 4 del Artículo 2 del «Reglamento sobre Trabajos con Riesgo de Amianto» (Orden de 31 de octubre de 1984 –actualmente derogado-), especificaba:

"Trabajadores potencialmente expuestos: Aquellos que desarrollan la actividad laboral en puestos de trabajo en cuyo ambiente se den alguno de los siguientes supuestos:

La concentración de fibras de amianto, medida o calculada en relación con un período de referencia de ocho horas diarias y cuarenta horas semanales sea igual o superior a 0.25 fibras por centímetro cúbico.

La dosis acumulada medida o calculada en un período continuado de tres meses sea igual o superior a 15 fibras-día por centímetro cúbico".

El susodicho punto quedó íntegramente suprimido, al ser dicho Reglamento derogado por Real Decreto 396/2006, a partir de su entrada en vigor (a los seis meses a contar desde el 11 de abril de 2.006).

Fuente utilizada: http://www.sindicatoferroviario.com/DOCUMENTACION/SALUDLABORAL/LEGISLACION/RTRA.PDF

 

Ni que decir tiene, que el mencionado punto 4 acreditaba méritos más que suficientes como para justificar su supresión.

En el ínterin entre ambas fechas, algunos jueces españoles se aferraron a él, para basar en el mismo su resolución desfavorable al trabajador demandante, afectado por un mesotelioma.

También hemos tenido ocasión de comprobar, cómo, en otras naciones, como es el caso de Colombia –y actualmente-, también se esgrimen argumentos similares, para el mismo fin denegatorio, en situaciones asimismo parecidas.

Si, como podemos ver, consultándola, la legislación española aplicable, decía lo que decía, solamente nos cabe concluir que aquí estamos ante un ejemplo clamoroso de una mala ley, aplicada, conforme a la expresión de la que ya anteriormente hemos hecho uso. Un mal Reglamento, que quizás haya podido tener cierta justificación, cuando se le ha aplicado a los casos de asbestosis, pero que aplicado a los de mesotelioma, resulta ser un completo disparate, en frontal colisión con las múltiples evidencias epidemiológicas disponibles desde hacía ya mucho tiempo. Todo ello, recordémoslo, refiriéndonos exclusivamente al mesotelioma, y no a las otras patologías malignas relacionadas con el asbesto, o a las benignas, exceptuando también a las placas pleurales.

Se trata, evidentemente, de una cuestión cuya importancia desborda a la mera crítica de una única sentencia judicial, y que, además, asume también esa mayor trascendencia, por el hecho de que, al parecer, la denominada «Comisión Nacional del Amianto», de carácter consultivo, e integrada por representaciones de las administraciones públicas, de la patronal de las empresas reconocidas como partícipes del riesgo por amianto, y por los representantes sindicales de los trabajadores, para el seguimiento de las cuestiones relativas al asbesto, asume como propio el criterio reflejado en el Reglamento, acerca de la definición de «trabajador expuesto al riesgo por amianto», sin exceptuar a aquellos casos en los que la patología desarrollada fue un mesotelioma.

Es posible, e incluso probable, que lo realmente sucedido, no haya sido que la Comisión haya asumido como propio el criterio expresado en el Reglamento, en su versión de 1984, sino al revés, que el texto del Reglamento haya sido confeccionado, precisamente atendiendo a las recomendaciones o sugerencias emanadas de la susodicha Comisión, en la que lo habitual es que se procure alcanzar un punto de equilibrio pactado, en el que habrá contribuido, como es previsible, el punto de vista empresarial, interesado, evidentemente, en restringir lo más posible el ámbito de aplicación de toda la legislación específica sobre asbesto, incluyendo, de forma más directa e intensa, al propio Reglamento, afectación por mesotelioma incluida.

Un equilibrio, además, que, como sucede para toda la legislación surgida en una sociedad constituida por clases sociales diferentes, con relaciones que implican, respectivamente, subordinación y predominio, ese equilibrio es reflejo asimismo de esas relaciones de poder fáctico y/o instituido.

A todo ello, en principio, desde un punto de vista pragmático o conformista, no habría, quizás, nada que objetar, si no fuera por el "pequeño" detalle, de que las evidencias científicas disponibles desde hace mucho tiempo, no justificaban que para el mesotelioma fuera también válida la definición de «trabajador expuesto al amianto», en los precisos términos en los que se expresaba esa definición en el susodicho Reglamento".

Todas esas evidencias a las que antes aludíamos, apuntan a lo mismo: que aunque, como es lógico, cuanto mayor es la exposición, tanto más probable es el afloramiento de cualquiera de las patologías asbesto-relacionadas, mesotelioma incluido, no obstante, para que surja este último puede bastar incluso una única inhalación, y en todo caso siendo suficientes dosis débiles, o exposiciones breves, esporádicas, puntuales e incluso únicas, como hemos dicho. Es precisamente la imposibilidad material de poder disponer de ninguna suerte de medida preventiva eficaz, lo que ha determinado que numerosas naciones hayan optado por la prohibición de uso de todas las variedades de asbesto, como única alternativa verdaderamente viable para poder lograrlo.

Las evidencias experimentales nunca han permitido concluir que exista umbral alguno, por bajo que sea, por debajo del cual se pueda considerar inexistente el riesgo de adquirir un mesotelioma.

Al propio tiempo, las evidencias epidemiológicas apuntan igualmente a lo mismo. En efecto, tenemos, en primer lugar, que, difundiéndose la contaminación a partir de un foco industrial (buques ignifugados con amianto, astilleros, muelles de descarga, etc.), las dosis esperables en el entorno de esos focos, para una exposición no ocupacional, siempre serán netamente inferiores que las registrables para unas exposiciones laborales en el puesto de trabajo en el que el asbesto se haya manipulado.

En segundo lugar, el número de casos de mesoteliomas, sin mediar en ellos una exposición ocupacional, representan, en un círculo con radio de varios kilómetros, centrado en el susodicho foco, un apreciable incremento, respecto a la tasa de afectación de fondo, correspondiente al país o zona geográfica considerados en cada ocasión.

En tercer lugar, esa tasa evidencia un gradiente de difusión, centrado en el susodicho foco, de suerte que el número de casos no ocupacionales de mesoteliomas, es tanto menor, cuanto mayor es la distancia respecto del foco.

En cuarto lugar, todo eso sucede, además, en concordancia con la dirección de vientos predominantes, observándose que en ella se incrementa el número de casos, y el exceso estadístico se extiende hasta distancias mayores, en comparación con el resto de las demás direcciones.

En quinto lugar, a veces, entre los casos de esa misma zona de mayor incidencia, se han de incluir a los correspondientes a los animales domésticos residentes en la misma, y para los cuales no cabe aducir como posible ninguna suerte de exposición laboral oculta. Por su menor tiempo de latencia, esos casos de mesotelioma en animales domésticos pueden jugar el papel de centinelas frente al riesgo medioambiental.

En el ámbito laboral, por consiguiente, y allí donde se manipuló amianto, con exposiciones siempre netamente superiores a las registrables más allá del perímetro del centro de trabajo en el que el asbesto se utilizó, y en donde, ello no obstante, bastaron para desencadenar mesoteliomas, es obvio que, a mayor abundamiento, también han de haber podido bastar, en ese centro de trabajo, para originarlos igualmente en el mismo.

La debilidad de las dosis puramente medioambientales del susodicho entorno, pone de manifiesto que para adquirir un mesotelioma laboralmente, no son precisas las condiciones de intensidad o de persistencia, o de ambas, que en sede judicial, con tanta frecuencia, se exigen contundentemente como inexcusables para reconocer la etiología.

Notas:

(1) Amendola et al. (2003), Barbieri et al. (2012), Burdorf et al. (2004), Croft (1983), Fazzo et al. (2012) & (2014), Greenberg & Lloyd Davies (1974), Harbison & Godleski (1983), Inase et al. (1991), Dong-Mug Kang et al. (2009), Kumagai & Kurumatani (2007) & (2009), Kurumatani & Tomioka (2009), Madkour et al. (2009), Magnani et al. (2001), Mensi et al. (2015), Merler et al. (2014), Mirabelli et al. (2010), Musti et al. (2009), Newhouse & Thompson (1965) & (1993), Peto et al. (2009), Rake et al. (2009), Reid et al. (2007), Rogers & Nevill (1995), Rom et al. (2001), Salehpour et al. (2011), Sinninghe Damsté et al. (2007), Szeszenia-Dabrowska (2004), Tarrés et al. (2013) –ya antes citado-, Wagner et al. (1960), Whitehouse et al. (2008).

(2) Burdorf et al. (2004) –ya antes citado-, Case et al. (2002), Dodoli et al. (1992), Ferrante et al. (2007), Glage (1970), Gogou et al. (2008), Huncharek et al. (1989), Langhoff et al. (2014), Magnani et al. (1993), Maltoni & Di Bisceglie (2000), Maltoni et al. (1994) & (1997), Proietti et al. (2004) & (2006), Reid et al. (2007) –ya antes citado-, Schipperijn (2007), Schneider & Woitowitz (1995), Sinninghe Damsté et al. (2007) –ya antes citado-, Vianna & Polan (1978).

Bibliografía: se facilita seguidamente link de acceso a fichero «Dropbox» con el correspondiente listado: 

https://www.dropbox.com/s/maub9esojyks3cm/Bibliograf%C3%ADa%20de%20Mesotelioma%20por%20asbesto.doc?dl=0

Caso Txapartegi: Suiza en la encrucijada de admitir que en España se practica la tortura

Posted: 19 Oct 2016 04:05 AM PDT

Concentración en Tolosa en apoyo a Nekane Txapartegi.

Ter García | Diagonal | 19/10/16

En las próximas semanas, la Oficina Federal de Justicia de Suiza decidirá sobre la posible extradición de la ciudadana vasca Nekane Txapartegi, presa en la cárcel de Zurich desde el pasado mes de abril a petición del Ministerio de Interior español, según han confirmado a Diagonal desde la Administración helvética.

Txapartegi es una de las 46 personas condenadas en 2007 en el marco del sumario 18/98, un macroproceso instruido por el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón con el que se abría la doctrina del "todo es ETA" y que llegó a sumar 54 personas imputadas por participar en organizaciones sociales, periódicos y empresas supuestamente relacionadas con el grupo armado, entre ellas los periodistas Jabier Salutregi y Teresa Toda o el activista ambiental Sabino Ormazabal.

Leer más: "Me indigna que el caso 'Egin' no se tachara de ataque a la libertad de expresión"

Pieza Xaki

En el caso de Txapartegi, su inclusión en el proceso fue por su activismo en la organización Xaki, dedicada a la denuncia de vulneraciones de Derechos Humanos y a la que Garzón tachó de "Ministerio de Asuntos Exteriores de ETA". Xaki fue desmantelada en contra de la opinión de los magistrados de la Sección Cuarta de la Audiencia, que señalaron la legalidad de la organización.

Txapartegi, que entonces tenía 26 años, fue detenida el 9 de marzo de 1999 en Tolosa (Guipúzcoa), cuando iba a aparcar su coche para ir al masajista. "Me dijeron que eran de la Guardia Civil, de la Comandancia 13 de Intxaurrondo, y que ya me iba a enterar de lo que me iba a venir", declaró durante una vista oral en la Audiencia Nacional. Los agentes la llevaron al domicilio en el que vivía con su madre, a la que también apuntaron con una pistola, para hacer un registro que duró varias horas. Tras ello, la desplazaron hasta la comisaría de Tres Cantos, en Madrid, en un viaje en el que la mantuvieron con la cabeza encapuchada "a base de golpes". Txapartegi denuncia que también le practicaron 'la bolsa' [método de tortura consistente en la asfixia mediante una bolsa de plástico] y simularon su ejecución. Una vez en la sala de interrogatorios, afirma que los policías le pusieron electrodos en antebrazos y cintura, y la amenazaron con detener a su madre y hermanos. "Querían que memorizara la declaración, al ver que me negaba me desnudaron". Tras ello, asegura que fue violada por cuatro policías.

Txapartegi pasó cinco días en detención incomunicada y después fue ingresada en prisión preventiva en Soto del Real durante ocho meses. En junio de 1999 denunció las torturas ante el Juzgado de Instrucción de Donosti. Según explica su abogado, Olivier Peter, la causa fue remitida al Juzgado Centro de Instrucción Número 5 de Madrid, con Baltasar Garzón a la cabeza –que también instruía el sumario 18/98–. De ahí volvió al Juzgado de Tolosa, y de nuevo a Madrid. Tras pasar por cuatro jueces distintos, sin que ninguno hiciera ninguna diligencia de investigación, asumió el caso el Juzgado de Instrucción 34, que decide archivarlo en 2001 tras pedir únicamente el informe del médico forense de la Audiencia Nacional.

Cuatro años más tarde, tras la presentación de varios recursos, el juez de instrucción reabre el caso, citando a declarar a Txapartegi en enero de 2006, seis años después de haber sufrido las torturas que denunció. El juez sólo tomó declaración a uno de los agentes a los que Txapartegi acusó de torturas, que afirmó que la denuncia respondía a una estrategia de ETA y se negó a responder a las preguntas del abogado. En mayo de 2008, el Juzgado decide archivar la denuncia por torturas.

Para entonces, el macrojuicio del sumario 18/98, que duró 16 meses, ya tenía sentencia, de más de mil páginas y fechada el 19 de diciembre de 2007. Pero 20 días antes, la Audiencia Nacional ya había ordenado la detención de catorce encausados y las principales líneas del fallo habían sido publicadas por El País y El Mundo: 527 años y seis meses de prisión a repartir entre 46 personas. La resolución, firmada por la magistrada Ángela Murillo –la misma a la que anularon una sentencia contra Arnaldo Otegi por "prejuicio" y que juzgó a los anarquistas Mónica y Francisco, condenados por la supuesta detonación de un artefacto en la Basílica de El Pilar de Zaragoza– fue criticada, al igual que todo el proceso, por organizaciones como Amnistía Internacional o la Iniciativa d'Observació Internacional sobre el proceso 18/98, que señaló las irregularidades del juicio en un informe.

Leer más: Juristas de varios países critican el juicio 18/98

Entre otras, destacan el rechazo de las declaraciones de los 230 testigos de las defensas, que varios de los policías que participaron como peritos hubieran estado también en los interrogatorios a los imputados –uno de ellos incluso habría participado en las torturas a Txapartegi– y errores como confundir el ENA –Estatuto Nacional de Autonomía– con el EHNA –el documento de identidad vasco–.

Declaración como prueba

Sobre las torturas denunciadas por Txapartegi y otros tres imputados, la sentencia se limitó a darles carpetazo afirmando que eran "manifestaciones absurdas". Txapartegi fue condenada a once años de cárcel por integración en ETA. La Audiencia dio por probado que facilitaba a miembros del grupo armado pasaportes y documentación para huir a Centroamérica y Sudamérica. Como única prueba: las declaraciones de Txapartegi y de Mikel Egibar, que también denunció haber sufrido torturas durante su detención incomunicada. "No hay más declaraciones o pruebas que la inculpen", reitera a Diagonal Peter. En 2009, cuando el Tribunal Supremo rebajó su condena a seis años y nueve meses de cárcel, Txapartegi decidió huir a Suiza, donde ha estado residiendo ocho años.

En enero de 2015, agentes de los cuerpos de seguridad del Estado localizaron a Txapartegi en Zurich (Suiza) en una operación ilegal, realizada sin autorización de las autoridades suizas. Peter señala que, aunque la causa abierta contra los agentes que identificaron a Txapartegi sigue abierta, no han tenido acceso a su contenido. En marzo de ese mismo año, el Ministerio de Interior español hizo una reclamación de extradición a Suiza. Txapartegi fue detenida en abril de 2016 por la policía helvética e ingresada en la cárcel de Zurich.

¿Qué decidirá Suiza?

"Siguen apareciendo pruebas de la veracidad de estas torturas, como el informe de Etxeberria", afirma el abogado. Este informe, encargado por el Gobierno vasco y cuyas conclusiones provisionales fueron presentadas en junio de este año, documenta más de 4.000 casos de torturas contra ciudadanos vascos entre 1960 y 2013, entre los que se incluyen los de Txapartegi y Egibar. Sin embargo, desde el Instituto vasco de Criminología estiman que el número de casos se eleva a 5.000. En todos ellos se aplicó el Protocolo de Estambul y se vio que lo testimonios de las víctimas son creíbles.

La Organización Mundial contra la Tortura también ha pedido al Gobierno suizo que rechace la solicitud de extradición realizada por España. Desde esta institución, con sede en Ginebra, recuerdan que España ha sido condenada hasta siete veces por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por no investigar las denuncias de torturas. El último caso fue el de Xabier Beortegi, detenido en 2011 por la Guardia Civil por su presunta vinculación con Ekin. Beortegi denunció que los guardias civiles le insultaron, amenazaron, le golpearon en la cabeza y en los testículos, y hasta le pusieron una pistola en la mano afirmando que así ya tendrían sus huellas en el arma. También le practicaron 'la bolsa' hasta que accedió a firmar una declaración autoinculpatoria. En mayo de este año, el tribunal condenó a España a pagar una indemnización a Beortegi por daños morales.

Leer más: Octava condena de Estrasburgo a España por no investigar la tortura 

Un año antes, Estrasburgo daba la razón a Jon Patxi Arratibel, que pudo demostrar que la declaración autoinculpatoria que la Guardia Civil le hizo firmar en 2011 –también por su supuesta relación con Ekin– fue bajo tortura, usando como rúbrica la palabra Aztnugal, que es 'Laguntza' –ayuda en euskera– al revés.

En junio de este año, el Supremo anuló una sentencia de la Audiencia Nacional, firmada por la magistrada Concepción Espejel –con voto en contra de José Ricardo de Prada, juez contra quien el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, pidió "medidas" al Consejo General del Poder Judicial por afirmar que en España había casos de tortura– por no haber admitido pruebas sobre la denuncia de torturas presentadas por uno de los imputados, Íñigo Zapirain.

Leer más: Aztnugal, la palabra maldita que el PP persigue para encubrir la tortura

Sin embargo, lamenta Peter, hasta hoy "no hay ningún Estado europeo que reconozca que en España se tortura".

Preocupación por el estado de los internos del CIE de Aluche tras la protesta

Posted: 19 Oct 2016 03:53 AM PDT

Imagen de algunos de los internos amotinados en el tejado del CIE de Aluche. / DAVID FERNÁNDEZ

Diagonal | 19/10/16

Después de 12 horas de protesta y negociaciones, los cerca de 40 internos amotinados en la azotea del Centro de Internamiento de Aluche han comenzado a bajar a sus habitaciones a las 9.30h de hoy. Desde el centro afirman que han acordado con ellos que no habrá represalias contra los participantes en la protesta.

Desde SOS Racismo y otros colectivos que trabajan sobre migración se han dirigido esta mañana al centro para intentar entrevistarse con los internos y comprobar que no se ejercen violaciones de sus derechos, pero hasta el momento, el personal del centro no les han permitido la entrada.

Decenas de personas han acudido esta mañana a la zonapara reclamar el cierre de los CIE. Desde varios colectivos están convocando una concentración para esta tarde a las 18h frente a las instalaciones del centro.

A las 21.25 horas de ayer, varias decenas de internos del centro se amotinaron en la azotea, donde se mantuvieron durante toda la noche gritando consignas como "libertad" o "dignidad". Una docena de coches de la policía municipal y nacional, además de personal del Samur y bomberos, mantuvieron un cordón de seguridad alrededor del CIE.

Hasta el lugar se acercaron miembros de la Corporación municipal, como los concejales Guillermo Zapata, Javier Barbero o Carlos Sánchez Mato, y los diputados regionales Lorena Ruiz Huerta, Isidro López y Pablo Padilla, además de miembros de colectivos sociales que mostraron su apoyo a los internos amotinados.

El primero cargo en llegar fue el concejal de Seguridad, Javier Barbero, quien explicó que las negociaciones las estaba llevando a cabo la Policía Nacional y personal del Ministerio de Interior. Barbero subrayó que los CIE son "una experiencia fallida" y que "no es de recibo que haya gente encerrada por un tema administrativo".

A las 3.40 de la madrugada, un grupo compuesto por diputados nacionales, regionales, senadores, concejales, Policía Municipal y bomberos, intentó entrar en el centro de internamiento, pero la Policía Nacional les cortó el paso.Con este intento, Barbero quiso poner en evidencia la negativa del Ministerio del interior a cooperar con el Ayuntamiento en la búsqueda de una solución

El concejal afirmó que desde el Ayuntamiento, la alcaldesa Manuela Carmena había ofrecido su apoyo para negociar y mediar con los internos a la delegada de Gobierno, Concepción Dancausa. Desde la Asamblea Madrid Libre de CIE, formada por colectivos de protección de los derechos humanos, intentaron negociar con el Ayuntamiento, en los últimos meses del pasado año, la presentación de una moción para instar al Gobierno central a cerrar el CIE de Aluche, pero el Ayuntamiento rehusó presentar en el Pleno la moción por la falta de apoyo por parte del PSOE.

Leer más: Madrid, la única 'ciudad del cambio' que no ha aprobado una moción contra los CIE

A principios de este mes, el CIE de Sangonera la Verde, en Murcia, vivió también la fuga de 67 de sus internos –44 de ellos detenidos por Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana varias horas después–. El episodio provocó que hasta el Sindicato Unificado de Policía (SUP) protestara por el papel que juega la policía en estos centros. "El control de los internos de los CIE no es una labor policial", señalaba el sindicato en Twitter.

Bruselas tiene nueve días para aprobar el CETA… que los irreductibles valones quieren hundir

Posted: 19 Oct 2016 03:30 AM PDT

Cabecera de la marcha contra el TTIP y CETA, en el Paseo del Prado de Madrid
Cabecera de la marcha contra el TTIP y el CETa en Madrid FOTO CAMPAÑA CONTRA EL TTIP/CETA

Dani Rovirosa – Bruselas | El Diario | 18/10/2016

La región belga de Valonia ha conseguido retrasar la firma del acuerdo entre la UE y Canadá. El veto que su parlamento impuso la semana pasada al CETA ha impedido que los ministros de Exteriores comunitarios pudieran dar luz verde este martes al pacto y obliga a la Comisión Europea a seguir negociando a contrarreloj para encontrar una solución antes del 27 de octubre.

El primer ministro de canadiense, Justin Trudeau, tiene previsto viajar a Bruselas ese día para aprobar el acuerdo con los Veintiocho.

La economía valona ha ido perdiendo peso desde mediados del siglo pasado, cuando empezaron a cerrarse las minas de carbón. Sufrió con la crisis de los 80 y ahora se ha visto golpeada por la Gran Recesión. En septiembre, la empresa estadounidense Caterpillar anunció el cierre de su única fábrica en Bélgica, dejando a 2.000 personas sin empleo.

En mitad de este contexto, la región teme que el CETA suponga un deterioro de los derechos sociales y laborales de los ciudadanos y la semana pasada aprovechó sus competencias en política exterior para prohibir al gobierno belga estampar su firma en el texto, junto al resto de socios europeos.

El miedo se debe, sobre todo, al mecanismo que prevé el acuerdo para solucionar los conflictos de intereses entre las empresas y los Estados. En unas cortes de arbitraje ajenas a los tribunales ordinarios de cada país, las compañías podrán denunciar leyes que vayan en contra de sus intereses. El Parlamento valón exige garantías a Bruselas para que las multinacionales no puedan frenar la mejora de los estándares laborales.

La Comisión Europea intensificó este fin de semana los contactos con el Gobierno belga para llegar a un acuerdo y está dispuesta a incluir en un anexo al texto una declaración interpretativa con carácter jurídico que tenga en cuenta las demandas valonas.

Pero a falta de nueve días para que se celebre la cumbre entre la UE y Canadá para firmar el pacto, el ministro presidente valón, Paul Magnette, pide tiempo para estudiar la propuesta de Bruselas y denuncia haber recibido estos días "amenazas sin disimulo" para que dé su brazo a torcer. El primer ministro de Canadá y el presidente francés, François Hollande, han sido dos de los mandatarios que le han presionado en las últimas horas.

Desde que en 2014 terminaron las negociaciones sobre el CETA, iniciadas en 2009, Bruselas ha sido capaz de salvar las reticencias que han ido planteando países como Alemania o Austria, pero se ha encallado con Bélgica. No obstante, la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, es "optimista" y cree que "la semana que viene podremos firmar el acuerdo con el gobierno de Canadá".

El CETA será sin duda uno de los principales puntos en la cumbre que los líderes europeos celebrarán en Bruselas el jueves y el viernes. "Aun queda trabajo por hacer, pero espero que podamos avanzar", ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Con el TTIP (el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos) en punto muerto tras las reticencias que han planteado Alemania y Francia (ambos países celebran elecciones el año que viene), Bruselas quiere salvar a toda costa el CETA. Si fracasa, las nuevas competencias que la Comisión Europea ha adquirido para negociar tratados de libre comercio en nombre de los Veintiocho quedarán en entredicho.

"Sería una situación muy difícil para la UE", ha dicho Malmström, "porque si no somos capaces de firmar un muy buen acuerdo con un país como Canadá, uno de nuestros mejores aliados, uno de los países más democráticos del mundo, con un Gobierno progresista y proeuropeo, el resto del mundo se preguntará si Europa es un socio fiable".

Estos temores permanecerán aunque el 27 de octubre Bruselas y Ottawa logren firmar el acuerdo. El Parlamento Europeo debe dar su visto bueno (algo que se da por hecho) y posteriormente debe ser ratificado por diversos parlamentos nacionales. A la espera de este trámite, el CETA se aplicará sólo de forma parcial.

El PP valenciano, salpicado de nuevo por la corrupción: la policía registra el Ayuntamiento de Sagunto

Posted: 19 Oct 2016 03:23 AM PDT

Alfredo Castelló (i) junto a Jorge Bellver (d) en Les Corts Valencianes
Alfredo Castelló (i) junto a Jorge Bellver (d) en Les Corts Valencianes

Miguel Giménez – Valencia | El Diario |19/10/2016

Una nueva operación policial, en este caso en el Ayuntamiento de Sagunto, golpea contra la línea de flotación del PP valenciano. Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (Udef) de la Policía Nacional están registrando desde esta mañana dependencias municipales en el ayuntamiento de la citada localidad valenciana y de otros dos edificios administrativos en busca de facturas correspondientes al periodo 2008-2014. En esos años el alcalde de la ciudad era el popular Alfredo Castelló, actualmente diputado autonómico.

Según avanzaba  El Mundo , un juzgado de Sagunto, que ya consultó al Parlamento autonómico la condición de aforado de Castelló al ser diputado, dirige una nueva operación que afecta a dirigentes del PP en esa localidad, concretamente a la gestión del exalcalde y algunos de sus concejales de gobierno, y se investigarían los presuntos delitos de cohecho y prevaricación.

Alfredo Castelló aseguraba estar "muy tranquilo" y desconocer tanto lo que se busca, "según nos han dicho podrían ser facturas de Aguas de Valencia", como los supuestos delitos que se podrían haber cometido. "No tengo ni idea y estoy absolutamente tranquilo, ya que no tenemos nada que esconder", sentenciaba el diputado popular, quien recordaba que no tienen ningún pleito de ningún tipo de su época al frente del consistorio.

La puta madre del PSOE quedaría hoy segunda si se produjeran unas elecciones generales

Posted: 19 Oct 2016 02:51 AM PDT

Redacción/Rokambol/19.10.16

Ante la pregunta "¿Votaría usted hoy al Partido Socialista Obrero Español o preferiría votar a su puta madre?", la mayoría de los ciudadanos socialistas se han decantado por depositar su confianza en la figura alegórica de su puta madre, aun a sabiendas de que esa señora no está registrada como formación política y, por consiguiente, los votos que obtenga no sirven absolutamente para nada. "Precisamente por eso", ironizaban muchos de los militantes preguntados.

"Creo que su puta madre podrá defender mejor la dignidad, la libertad y el trabajo de los ciudadanos", coinciden en señalar la mayoría de los encuestados. Otras respuestas a favor de su puta madre, como "Nunca he oído hablar a esa señora pero sí a Felipe González", "La última vez ya me quedé con las ganas de votar a su puta madre pero al final me cagué" o "Creo que la madre que los parió a todos y su puta madre deberían ir juntas" son algunas de las apostillas que los encuestados han querido añadir al estudio de intención de voto.

Más en Rokambol

El golpe en el PSOE retumba en toda España

Posted: 19 Oct 2016 12:01 AM PDT

Rajoy saluda a Susana Díaz en un palco cuajado de gestos
Rajoy saluda a Susana Díaz en un palco cuajado de gestos.

Rosa María Artal | El Diario | 18/10/2016

La operación está a punto de concluir. Con esa quemazón de los lazos que nos atan y atan fuerte en España. La investidura de Rajoy como presidente del gobierno, gracias al PSOE salido del alucinante motín del 1 de octubre, tiene mucha más envergadura aún de la que parece. El cambio de rumbo supone avalar a un partido anegado por la corrupción y condenar a la sociedad a unas políticas que el PSOE rechazaba. Así lo hicieron creer a sus votantes y no votantes.

Volverá a gobernar Rajoy. A ese fin se montó la defenestración de Pedro Sánchez. No hay alternativa, dicen, se trata de ir a terceras elecciones o abstenerse en favor del PP. No hay alternativa, desde luego, para una posición férreamente conservadora y aposentada que es la que se ha hecho con los mandos del PSOE. Y no por el método más airoso.

Nunca existió la posibilidad de un gobierno progresista. Por más que se llenen la boca de exculpaciones e inculpaciones numerosos miembros del PSOE. Probablemente Pedro Sánchez intentó al suscribir el acuerdo con Albert Rivera distraer y apaciguar a quienes preferían pactar con el PP o con el diablo antes que con Podemos. Pensó, quizás, que Pablo Iglesias se sumaría con una abstención con tal de echar a Rajoy, no a lo que representa. Sánchez, además, parecía sintonizar con Rivera. Pero Ciudadanos tenía una labor que anunció reiteradamente: el pacto había de ser con el PP, jamás con Podemos, ni luego con Unidos Podemos.

Felipe González también avisó. El expresidente tomó de alguna manera las riendas pocos días después de las primeras elecciones del 20D. Como ahora son múltiples las portavocías mediáticas de "la gran coalición"; en enero lo contó La Razón. Había que buscar a las viejas glorias para que frenarán a Sánchez no fuera a ser que se desmandara. Y parece ser que Sánchez sí pensó en serio al final en un gobierno progresista porque era su única salida. Susana Díaz lo quería fuera, en cualquier circunstancia.

El País se convirtió en este periodo en un órgano de presión y tutelaje del candidato y del propio PSOE. Ya se dice, con acierto, que deberá estudiarse lo que un periódico ha llegado a hacer con un partido político. Se marcaron las pautas, se alabó y se censuró. Se llegó a insultar a Pedro Sánchez y reiteradamente. En el cúmulo de improperios se le acusó de tener "un partido secuestrado", o aquel terrible "insensato sin escrúpulos" que señaló su derrocamiento. Ningún saqueador de las arcas públicas ha recibido ese trato. Hubo también un sobrecogedor final de editorial del 4 de septiembre: "Hay que evitar la repetición de elecciones a cualquier precio".

Y el miércoles 28 de septiembre Felipe González acude a la Cadena SER y se duele de haber sido engañado por Pedro Sánchez. Le dijo que se iba a abstener y no lo hizo. Y hay que abstenerse, no lo puede dejar más claro. Por la tarde le presentan a Pedro Sánchez 17 dimisiones en la Ejecutiva. El sábado, solo 4 días después, en una bochornosa sesión, Sánchez pierde ante los amotinados. La triunfadora es Susana Díaz, quien ha decidido por fin dar el salto a Madrid. El presidente asturiano Javier Fernández es colocado al frente de una Gestora con sobradas atribuciones.

La maniobra se ha desarrollado ante nuestros ojos. Con menor pudor cuanto más colaba la osadía. Puede ser lícito que, de existir una mayoría en los órganos de decisión, se cambie a la persona que ocupe la Secretaría General sin cumplir los plazos y procedimientos. Pero no es eso lo que ha ocurrido, o no en la forma. Sánchez fue nombrado en primarias y le echa el Comité Federal, tras la declaración de guerra de la Ejecutiva. Lo hemos visto todos. El método para desbancar a Sánchez fue impresentable. El golpe de un sargento chusquero como lo calificó el socialista Josep Borrell. Ahora, el golpe en sí ha quedado en un segundo plano informativo. Y es clave en la historia.

La Fiesta del 12 de Octubre brindó múltiples pistas. La jefa -sin coronar aún- fue la estrella. Y hubo movimientos a amplias bandas. Sonrisas, parabienes, celos, algún crujido de sapos saltando en el estómago. Un cierto tufo a conchabeo en las cumbres. Susana Díaz deja el trabajo duro a otros –dicen que es su especialidad– y, ante el requerimiento de declaraciones, afirma: "Ya os cansaréis de oírme". Da por hecha su ascensión. ¿Adónde? ¿A la Presidencia del gobierno? Mucho tiene que llover para eso. O no, visto lo visto. O sí, visto lo visto.

Varias voces en el PSOE, escasas, son conscientes de lo ocurrido. De su gravedad también. Pero el conocido como Susanato, o Sultanato, agrupa –con la presidenta andaluza y su círculo de apoyo–, a barones territoriales de su mismo corte: se asemejan mucho a la figura del cacique español que conoce bien el sustento de redes clientelares.

Los estamos viendo pronunciarse y defender la inevitabilidad de un gobierno de Rajoy. Las declaraciones tras la reunión de este martes, con sus acatamientos y excusas, producen sonrojo y casi dolor ajenos. El presidente de la Gestora insiste en que "abstenerse no es apoyar" y que "la democracia directa no está en la cultura del PSOE". Varios barones se pronuncian en el mismo sentido. El portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, declaró que "investir a Rajoy servirá para 'sanar el daño' que hizo el PP".  Y hay quien ya se consuela con la oposición tan constructiva que va a hacer el PSOE que igual consigue comisiones de investigación.

La división en el PSOE apunta indicios de ser traumática, y ocasionar la ruptura y separación de algunas federaciones como el PSC y la pérdida de figuras fundamentales. O puede que incluso también se diluya. Los objetivos de los amotinados son inapelables. En realidad solo necesitan brindarle a Rajoy, a lo que representa en el Sistema, 11 abstenciones, un "Tamayazo" amplio.

Esta crisis fue largamente preparada y, sin embargo, se ejecutó con torpeza extrema. Como en un ataque de urgencia o de soberbia que se precipitara eludiendo los cauces previstos. El "nuevo" PSOE ha quedado en tal situación de debilidad que no puede ni exigir contrapartidas a su apoyo. Corre el riesgo de que Rajoy les convoque elecciones y les mande al pozo del que no les salvarán las complacientes encuestas. La faena trae a la memoria la Ley de Clark, formulada, en su despido, por un científico de la NASA: "La incompetencia suficientemente avanzada es indistinguible de la mala voluntad".

Todo está pasando ante nuestros ojos para quienes quieran verlo. Gracias a los procesos por corrupción que se están desarrollando, hasta los menos informados pueden ver el montaje de hilos entrelazados y se van afinando algunas de las figuras que los mueven. Podemos intuir más. Es la punta del iceberg. Algunas nunca las conoceremos. Ni tampoco los papeles de quienes gestionan la difusa urdimbre que mueve más de lo que muchos creen nuestras vidas. Los países menos o nada corruptos se libran de esta lacra.

Facilitar el gobierno a este PP es escandaloso, sin atenuantes. No solo por la corrupción, con ser letal e intolerable; son las políticas para la desigualdad, el aumento de la pobreza de todos los días, la demagogia impenitente, las trampas sonrojantes, o el peligroso autoritarismo que ha caracterizado el gobierno del PP con sus Leyes y Códigos Mordaza en vigor. Apoyarlo es sustentar todo esto. Y su continuidad. Rajoy no ha brindado ni una concesión a sus socios. Teatrillos habrá con el juego de minorías pero lo fundamental está atado.

Dicen que durará poco la legislatura pero, mientras no haya una conciencia ciudadana responsable, el entramado opera a sus anchas. Y si han sido capaces de hundir al PSOE para que nada cambie, ¿qué más cabe esperar de este tiempo que se avecina?

El PSOE se prepara para dejar gobernar a Mariano Rajoy

Posted: 18 Oct 2016 11:49 PM PDT

Javier Fernández junto a los portavoces en el Congreso y el Senado, Antonio Hernando y Tini Areces
Javier Fernández junto a los portavoces en el Congreso y el Senado, Antonio Hernando y Tini Areces INMA AGUILAR (PSOE)

Irene Castro | El Diario | 

El PSOE da por hecho que Mariano Rajoy gobernará a finales de octubre. Tanto los partidarios de la abstención en la investidura como los defensores de mantener el no reconocen que la primera opción se impondrá en el Comité Federal en el que los socialistas están llamados a fijar la "posición política" en la investidura.

El partido sigue dividido, aunque hay dirigentes –el último el alcalde de Móstoles y senador, David Lucas– que han cambiado de "bando". Las voces favorables a evitar terceras elecciones se han impuesto en las discusiones internas del PSOE. "Me sorprende mucho que ahora todos llevan defendiendo la abstención desde julio –ironizan miembros de la dirección de Pedro Sánchez–. No se debatió porque no había con quién".

Además, los dirigentes que se mantuvieron leales al exsecretario general admiten en su mayoría que se abstendrán si así lo ordena el Comité Federal. César Luena, Patxi López, Adriana Lastra o Rafael Simancas ya han admitido que cumplirán la disciplina de voto. "Todos debemos cumplir lo que el partido decide, claro", ha admitido Luena, exsecretario de Organización.

Los dirigentes próximos a la gestora creen que no habrá una ruptura relevante de la disciplina de voto y que finalmente solo el PSC –que es otro partido a efectos del reglamento del grupo parlamentario– y unos pocos diputados, como Odón Elorza, Margarita Robles o Susana Sumelzo, mantendrán el voto negativo.

El PSOE ha sido un hervidero de conversaciones para tantear el terreno desde la caída de Sánchez. Los distintos sectores socialistas echan números. En la gestora dan por segura la abstención. Según Europa Press, calculan que lograrán una ventaja de cuarenta votos el próximo domingo. El sector partidario de abstenerse venció frente a Sánchez con 132 votos frente a 107.

También los partidarios de mantener el rechazo a Rajoy dan por perdida esa votación. "Ya no partimos de 107", expresa un dirigente próximo a Sánchez. En esta ocasión no votarán la mayoría de integrantes de la Ejecutiva. Con su dimisión, perdieron el puesto en el Comité Federal. No obstante, Luena lo mantiene por ser secretario general de La Rioja, al igual que la cántabra Eva Díaz Tezanos.

El propio Sánchez podría acudir por su condición de exsecretario general, aunque no es habitual que estos acudan a las reuniones de ese órgano. También defenderán el no los integrantes de Izquierda Socialista, encabezados por José Antonio Pérez Tapias, que abandonaron la última reunión después de que Ferraz colocara una urna y comenzara una votación "anómala".

"Se sabrá qué vota cada uno"

En esta ocasión, la gestora prevé que la votación sea a mano alzada. Según varios miembros de ese órgano, así se lo ha comunicado en la reunión de este martes el responsable de organización, Mario Jiménez. "Se va a saber qué vota cada uno –celebra un dirigente partidario del no–. Será interesante ver por qué abogan Susana Díaz, Ximo Puig o Emiliano García-Page".

Tendrán que retratarse. Lo que preocupa a quienes defenderán la abstención es el enfado que esa decisión puede provocar en los militantes, que serán los que tarde o temprano votarán al próximo líder del PSOE. "No tiene sentido que los que tomen la decisión se oculten y los que votamos en el Congreso demos la cara", reflexiona un diputado defensor del no. La gestora ha rechazado la propuesta de los miembros de La Rioja y Baleares de realizar una consulta a la militancia el sábado 22 de octubre.

Lo que también ha tranquilizado al nuevo sector crítico es que la convocatoria del Comité Federal recoja un "orden del día claro, sin subterfugios". El temor era que la pregunta que se votara se redujera a evitar elecciones sí o no. Sin embargo, fuentes socialistas consideran que el enunciado no deja margen a la duda: habrá que posicionarse sobre mantener el no o abstenerse.

El argumentario que mantiene la gestora en su trabajo de "pedagogía" para defender la abstención es que no es "apoyar a Rajoy", sino permitir que el gobierno eche a andar. La idea que se maneja en las filas socialistas es dejar gobernar, pero hacer oposición, es decir, oponerse a los presupuestos, que tendrán que contener recortes por las órdenes de Bruselas, y a otras medidas, como el techo de gasto. Pretenden evitar la "legislatura del chantaje" a la que se refirió Sánchez en su defensa del no y que sea el PNV el que las saque adelante a cambio de inversiones para Euskadi.

También consideran que los ciudadanos acabarán premiando al PSOE si logra sacar adelante algunas medidas, como un pacto educativo que acabe con la LOMCE. "De la necesidad hagamos virtud", comenta una diputada que aboga por la abstención sobre la posibilidad de llegar a acuerdos en los que da por hecho que los socialistas tendrán que ceder pero que obliguen al PP a hacerlo también. "Puede darse el caso de que la primera medida de Rajoy en 2011 fuera congelar el salario mínimo y ahora tenga que ser subirlo", señala a modo de ejemplo.

Sin embargo, el temor que existe en algunos sectores del socialismo es que la sociedad castigue aún más al PSOE en las urnas, mientras Podemos se instala como la oposición de izquierdas, y advierten de que unos nuevos comicios podrían producirse en pocos meses si se produce un bloqueo: "Al permitir que gobiernen le damos el mayor poder, que es convocar elecciones".

¿Y no puede reforzarse el PSOE en los próximos meses? "No nos hemos rearmado desde las medidas de Zapatero, ¿nos vamos a rearmar después de esto?", dice uno de los dirigentes pesimistas.

Los partidarios de Susana Díaz aseguran que dará el salto a la Secretaría General y que resucitará electoralmente al PSOE. Otros dirigentes socialistas buscan una tercera vía: "Pedro Sánchez y Susana Díaz han causado esta situación. No pueden ser la solución", reconocen.

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada