lunes, 3 de octubre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público



Iniciativa Debate Público


Borrell tiene que imitar a 'Supercoco' para explicar a tertulianos de TVE que lo de Sánchez no ha sido por los resultados

Posted: 02 Oct 2016 09:19 AM PDT

La verdad es que ha sido muy gracioso ver a un exministro adoptando una postura didáctica para explicar a presuntos analistas la diferencia entre hechos y querencias. Aunque seguro que sabe que es un tiempo perdido. O que como mucho es mantener la dignidad no haciendo bueno aquello de que el silencio otorga.

Borrell sabe perfectamente que estos datos son más que conocidos por sus circunstanciales compañeros de mesa (cabe la duda en Graciano Palomo), de la misma forma que sabe que lo que se debate y divulga en esa mesa no es la verdad, que es lo que menos importa. Cada cual cumple su papel. Y ahora, como ayer, el único cometido de los grandes púlpitos mediáticos es procurar impartir doctrina, confundir y manipular en lo posible. Y poco más. Pero bienvenido sea eso de explicar la diferencia entre cerca y lejos y alto y bajo. Si a los niños nos funcionó, quién dice que a ciertos espectadores no les sea útil…

Borrell explicando la leyenda urbana de la caída de apoyo electoral con Sánchez. pic.twitter.com/HU7Ys8qp2I

— Pedro Gómez (@PedroAntGo) 2 de octubre de 2016

¿Y ahora qué? Ahora profundizar en la impugnación del "viejo orden"

Posted: 02 Oct 2016 08:51 AM PDT

Pedro Antonio Honrubia Hurtado | Kaos | 02/10/2016

Se acabó el teatrillo. Ha caído el telón y cayeron todas las máscaras. La guerra abierta, fratricida y cruenta en el PSOE ha venido a confirmar lo que, para algunos de nosotros, era una evidencia desde hace muchos meses: que el PSOE es el principal responsable, por no decir el único, de la parálisis institucional y  la ausencia de un gobierno electo en la que vive instalada la política del estado español desde hace casi un año.

Adiós a las negociaciones, al debate sobre la investidura, a intentar formar gobierno "alternativo". Ya no les hace falta seguir con el paripé. Ha pasado lo que tenía que pasar: llevan meses que todo lo que hacen, tanto unos dirigentes como otros, tanto los "Pedristas" como los "Susanistas", tanto los "oficialistas" como los "críticos", lo hacen pensando en la batalla interna que vienen disputando solapadamente y como fondo de todos sus movimientos desde hace dos años. Un "sálvese quien pueda" en toda regla.

La guerra interna en el PSOE es la causa del "bloqueo"

En los últimos días hemos visto la foto final de la explosión de ese conflicto, la demostración palpable de que ellos y solo ellos han sido protagonistas de eso que se ha llamado "el bloqueo"; que todo ese famoso "bloqueo", en realidad, se reducía a la incapacidad del PSOE para resolver su guerra interna. Está claro que sus dirigentes, los unos y los otros, jamás han pensado en clave de "gobierno" ni de "investidura", sino por encima de todo en sus propias disputas internas. Y los demás a esperar.

La facción de Sánchez, atrincherada en Ferraz, convocaba Comité Federal para este sábado y congreso extraordinario para noviembre, llamando "golpistas" a los dimisionarios. Los dimisionarios, por su parte, llamaban "okupa" a Sánchez y señalaban que ellos eran los que mandaban en el partido. Lo demás ya lo conocemos: un auténtico esperpento de Comité Federal en el que al final ganaron los "Susanistas", aunque los "Sanchistas" ya han dejado caer que no piensan "rendirse" y que están dispuestos a presentar candidatura cuando llegue el momento del próximo Congreso del partido. Su batalla era esta y solo esta: una batalla de poder interno puro y duro.

Lo demás era accesorio y coyuntural, pero una vez pasado de la "guerra fría" a la "guerra abierta", ya todo lo demás sobraba. Esto iba y va, dicho de otro modo, de pura lucha de poder por el control de un partido que se debate, como bien lo señalaba esta misma semana Pablo Iglesias en un artículo, entre "los que se quieren reacomodar" al sistema por vía del "turnismo  con abstención" con el PP y los que "quieren imponer la restauración" del viejo esquema bipartidista clásico por vía del hastío y la repetición de elecciones hasta que se den los resultados deseados. Dos vanos espejismos destinados a fracasar. De momento han tomado la delantera los que optan por el "reacomodo" a la nueva realidad política.

Nunca hubo, pues, ningún empate catastrófico que el PSOE tuviera que resolver con su posicionamiento. Nunca hubo ninguna posibilidad de "desempate" real: nunca hubo nadie en el PSOE dispuesto a mirar de igual a igual a PODEMOS, y, por tanto, dispuesto a "desobedecer" las imposiciones del régimen. Había y hay una crisis de régimen y un PSOE situado en el centro de ella: por un lado actúa como "partido de régimen" impidiendo el acceso de Unidos Podemos al gobierno y, por el otro, luchando por su propia supervivencia, lo que le impide dar "estabilidad" al régimen tal y como hubiera ocurrido en un periodo de normalidad. Esa era y es la cuestión central de todo lo que estamos viviendo de un tiempo a esta parte: la paradoja en la que vive anclado un PSOE: actuar como "partido de régimen" pero bloqueando, con su indecisión, el normal funcionamiento del mismo. Y por más que ahora hayan vencido quienes parecen dispuestos a entregar los votos del PSOE en el "altar" del PP, esto no ha terminado.

No obstante, dejemos los alarmismos a un lado. Lo único que está en juego en esta disputa del PSOE es el futuro del propio PSOE. No se trata del futuro del Estado, ni de las posibilidades del cambio "hacia adelante". No. La disputa y el objetivo de la misma no han estado nunca tan claros. Y es en función de esa decisión que tarde o temprano el PSOE deberá tomar, la de dejar gobernar al PP o apostar por un gobierno en igualdad de condiciones con Unidos Podemos que mire hacia el futuro más allá de los estrechos márgenes impuestos por Bruselas y el IBEX35, por Felipe González y por el grupo PRISA, que el PSOE estará a un lado o al otro del proceso histórico.

Aún si el PSOE decide finalmente irse sin miramientos hacia el lado de las élites, hacia el bloque conservador, la posibilidad de cambio no se detendrá. Solo engullirá al PSOE en él y hará que tarde un poco más en llegar. El cambio político en ningún caso depende del PSOE y esa es una fortuna porque si así fuera estaríamos perdidos. Salvo el sector casi residual de Pérez Tapias, nadie en el PSOE quiere cambio. El debate "para adelante" o "para atrás", cambio o restauración no ha existido, hasta ahora, en Ferraz.

Por eso eligieron pactar con Cs antes que con Podemos unos (pensando que la presión mediática y el temor a unas segundas elecciones harían abstenerse a PODEMOS), y por eso presionan para que haya una abstención que permita un gobierno del PP los otros (a la espera de que ese mismo favor sea devuelto posteriormente por el PP en un futuro donde un PSOE a lo "Susana" necesite de esa abstención). PODEMOS no puede acomodarse, ni por activa ni por pasiva, a ninguno de esos dos planteamientos.

'Podemos' y debemos seguir impugnando el "viejo orden"

La función de Unidos Podemos debe ser la de seguir con la impugnación de un régimen que hace aguas por todas partes –como se ha vuelto a poner de manifiesto con este esperpéntico y espasmódico "golpe de régimen" en el PSOE–, empujando sus contradicciones hasta forzar los cambios que la gente demandó en las calles y en las plazas de todo el Estado. En ningún caso es el camino adoptar un discurso o práctica política que ayude a apuntalar ese mismo "viejo orden" que un día vinimos a impugnar. Girar la mirada de la estrategia política hacia un discurso que se enfoque en "no dar miedo a los que faltan" en lugar de impulsar la impugnación de este régimen en decadencia nos desdibuja. Lo hace aún más si se ancla en la creencia de que existe una mayoría social, autopercibida como clase media, que teme más al cambio "radical" que a la "restauración de lo viejo", que todavía tiene "algo más que conservar que sus cadenas" y que, por tanto, se asustan ante la posibilidad de cambios profundos en el sistema político e institucional español, al punto de vernos con miedo antes que como alternativa. Este enfoque político, tan clásico del debate en las situaciones de inestabilidad, tiene más de restaurador que de "cambio". Restaurador en tanto que, en última instancia, pretende jugar en el campo y con las normas del "viejo orden", contribuyendo a su lavado de cara y no a una impugnación/ruptura de dicho orden. Asume -y contribuye a- una falsa "normalización" que nos acabaría engullendo como unos actores más de ese mismo orden que un día dijimos que veníamos a impugnar.

Si la gente salió un día a las calles a denunciar la incapacidad del "viejo orden" para dar respuestas a sus problemas y ello abrió una "ventana" para que fuerzas como Podemos, no identificadas con ese viejo orden, se abrieran un espacio central en la vida política del Estado, nada garantiza que, si la sociedad empieza a percibirnos como un partido más, una nueva oleada de protestas e impugnación de ese mismo viejo orden, que sigue en decadencia e incapacitado para dar respuesta a los problemas de la gente, no nos arrastre a nosotros también con ello. Porque las causas que generaron el 15-M siguen presentes y todo lo que suponga una "homologación" de PODEMOS a las formas y las prácticas de los "partidos del régimen" abre un hueco a que un nuevo 15M nos entierre con él. ¿O es que acaso ya no hay corrupción en España?, ¿ya no hay recortes?, ¿ya no hay desahucios?, ¿ya no hay millones de personas en situación de exclusión social?, ¿la gente joven ha dejado de emigrar por falta de oportunidades?, ¿ya no hay desconfianza en los viejos partidos?, ¿ya no hay crisis de legitimidad en las instituciones gobernadas por PP y PSOE? Nada ha cambiado desde Mayo de 2011 ni desde el 15M. Y nada ha cambiado porque sistemáticamente PP, PSOE y Cs se ponen de acuerdo para bloquear cualquier posibilidad de cambio. "Ellos" Vs "nosotros". Tal cual.

La verdad es "radical" pero no tiene nada de extremista

A veces se confunde la radicalidad con el tono, el extremismo con decir la verdad, y eso, en política, no debería hacerse tan a la ligera (sobre todo cuando aspiras a ser un partido del "cambio"). Cuando Pablo Iglesias hizo aquel famoso discurso en la primera sesión de investidura de Pedro Sánchez, allá por Marzo, en el cual todos los titulares se fijaron en sus, satanizadas por los medios, apelaciones a la "cal viva", pocos salieron en su defensa por haber sido capaz de señalar algo tan obvio: que alguien que "hizo lo que hizo en el País Vasco" no es una persona de fiar como aliado político. Ahora, aquellas palabras parece como si hubieran sido proféticas. Por cierto, también señaló aquel mismo día a Pedro Sánchez que se "cuidara de la naranja mecánica". Ahora vemos a un Albert Rivera incapaz de disimular su alegría en twitter por el "golpe de régimen" realizado contra Sánchez desde el interior de su propio partido. Dos de dos. Dos verdades como templos que fueron consideradas extremistas, radicales e incendiarias, incluso desde dentro del propio partido. Por no hablar de aquel debate televisado en el que Iglesias dijo a Sánchez que parecía que mandaba poco en su partido. Tres de tres.

Se ha intentado, a raíz de episodios como los mencionados, hacer una caricaturización del debate dentro de PODEMOS en clave de "extremistas" y "moderados", e incluso se ha llegado a decir que Pablo Iglesias está rodeado de "extremistas" en sus círculos más próximos  y que con ello estaba -–y está– llevando el partido rumbo al desastre. No es cierto, ni una cosa ni la otra. En Podemos, por definición, todos somos "radicales", pero los "extremistas" son otros. Vamos a la raíz del problema, sí, y esa raíz, como se está viendo, es la crisis de régimen por la que atraviesa este Estado. Nacimos para denunciar tal crisis e impugnar dicho régimen. Pero eso no tiene nada de extremista, eso es puro y duro sentido común de época. Ahora se está viendo, una vez más, que todo lo que venimos diciendo desde que nacimos, y en especial durante estos últimos meses, era verdad: el PSOE forma parte del problema y no de la solución. Tiene la oportunidad de girar hacia la solución. Pero, de momento, ni ha querido, ni ha podido, ni lo han dejado. Y ahora da un paso más, impulsado desde los principales poderes fácticos del Estado, hacia la "restauración" de un sistema político cuyo objetivo central es erradicar al "virus" PODEMOS de su existencia. Es, pues, el PSOE quien ha bloqueado la política estatal con su indecisión y es, pues, el PSOE quien ha impedido que el "cambio" haya podido avanzar a la velocidad deseada.

Y decir esto no es ser extremistas, es decir una verdad como un templo. No seamos nosotros mismos quienes la pongamos en duda. Sánchez no es ningún mártir, es una víctima de su propia apuesta por estar del lado del régimen y no del lado del "cambio". Y que los otros, los que de momento parecen haber tomado la delantera en la "batalla del PSOE", sean peores o incluso "golpistas", no lo exime de sus "pecados". Unos y otros siguen representando ese "extremismo" neoliberal que nos ha traído hasta aquí. Nuestra respuesta no puede ser otra que seguir profundizando en la impugnación de este régimen en decadencia al que tanto PP, como los "dos" PSOE como Cs representan.

Ahora más que nunca queda claro que solo Unidos Podemos es la alternativa electoral a ese bloque de la restauración que sueña con volver a 2007 como si nada de lo vivido desde entonces hubiera pasado.

Empieza la segunda parte del paripé. Ahora el PP ya no se conforma solo con la investidura

Posted: 02 Oct 2016 04:05 AM PDT

La hoja de ruta se está cumpliendo al detalle. Una vez que Prisa, La Sexta y Susana Díaz han logrado para sus amos los objetivos marcados en la primera parte del plan, ahora comienza la segunda parte. El PSOE, por si alguien anda despistado, ya ha sido sacrificado y enterrado, por tanto poco importa lo que hagan con el cadáver. Aquí ya no se trata de si puede arriesgarse o no a forzar unas elecciones, si no de escenificar que eso puede tener una relevancia de la que carece.

Los mismos medios y sicarios que han facilitado la actual situación, actuarán como protagonistas en un debate que durará unos cuantos días. En este debate diferentes mercenarios mediáticos justificarán que el PSOE no tiene más remedio que ceder a las presiones del PP para evitar la 'segura catástrofe' que supondría presentarse en estas condiciones a unas terceras elecciones. Siendo así, finalmente se 'salvará' al partido aceptando las exigencias de un PP al que el PSOE le firmará un cheque en blanco para la legislatura, al menos en lo que a presupuestos y políticas económicas se refiere. Pero eso sí, con la promesa de aprovechar esa travesía por el desierto para reconstruirse y volver a ser el partido que nunca ha sido.

Como parece razonable pensar, semejante justificación no va a convencer a nadie, primero por lo egoísta que resulta, y segundo porque este «para que no se te infecte el rasguño te cortaré el brazo»  es surrealista y ridículo bajo cualquier punto de vista. Pero a estas alturas ya no importa. Se trata solo de no reconocer lo que saben que todo el mundo ve, y quizá confiar en que a futuro exista entre los votantes una mayor cantidad de obtusos de la que ellos calculan. Y que cuatro años dan para mucho, y el tiempo es oro.

A joderse tocan. Como mínimo durante una buena temporada.

captura

Sacrificar al PSOE para salvar a Rajoy

Posted: 02 Oct 2016 02:36 AM PDT

Agustín Moreno | Cuarto Poder | 01/10/2016

Ese va a ser el resultado de la grave crisis abierta en el PSOE por un sector del partido manejado por Felipe González y jaleado por el PP y la prensa, especialmente El País, para defender los intereses de la oligarquía financiera y del régimen bipartidista del 78. Veamos algunas claves.

  • El linchamiento de Pedro Sánchez. Nada justifica la saña con la que se ha tratado al actual secretario general de los socialistas españoles. Salvando las distancias, recuerda el acoso y derribo del presidente Adolfo Suárez por las mismas fuerzas del régimen, desde la derecha más montaraz al mismo Felipe González. Que el PSOE está en descenso electoral permanente es cierto, pero la racha no empezó con Pedro Sánchez. Viene pasando desde hace tiempo, desde el mismo momento en que Zapatero se sentó en la mesa con los caníbales de la troika, en afortunada figura de Rafael Chirbes, negó la crisis, impuso duros recortes y una reforma laboral nefasta y salió corriendo, cediéndole el poder al PP en 2011. Con Rubalcaba se produjo una gran inflexión y caída electoral: pierde votos por abandonar  la izquierda. Sólo hay que repasar los viscerales editoriales de El País y la lista de insultos  que ha recibido Sánchez para apreciar la magnitud del ataque y los nervios de la oligarquía. Incluso durante la campaña electoral del 25S no han parado las intrigas de barones y baronesa y la proyección de una imagen de conflicto interno. Todo por negarse a facilitar la investidura de Rajoy y -según sus propias palabras- pretender situar al PSOE en una posición de izquierda y de autonomía y contar con las bases.
  • Felipe González, un político corrupto como gran puntillero de Sánchez. La peor corrupción es la de las ideas. No sé si se ha llevado dinero o no, pero políticamente es un corrupto en el sentido profundo de decir una cosa y hacer la contraria, incumpliendo reiteradamente programas electorales. Presentándose como de izquierda y aplicando políticas neoliberales a favor de las élites financieras. Que se lo pregunten al pueblo con la entrada de España de la OTAN después de jugar a los engaños y a UGT y CCOO con motivo de la jornada de 40 horas, la reconversión industrial, las pensiones, los contratos basura, etc. También se ha beneficiado de una de las puertas giratorias más vergonzosas tras haber privatizado él mismo Gas Natural. Partidario de la gran coalición (PP-PSOE) y ahora de la abstención para dejar gobernar a Rajoy, ha reaparecido como muñidor del golpe de mano en el PSOE.
  • Guerra civil en el PSOE de resultados negativos en cualquier caso porque, como bien dice Juan Carlos Escudier, los golpistas ya han ganado. El PP tiene más posibilidades de ser investido, se arruina la posibilidad de gobierno de cambio y el PSOE quedaría muy mermado en el caso de nuevas elecciones. Es difícil saber cómo evolucionarán los acontecimientos en una organización con poca participación de las bases y donde los ejercicios de fidelidad a los aparatos suelen ser de pura supervivencia laboral desde que Guerra dijo aquello de que "quién se mueva no sale en la foto". La división está servida entre los militantes y votantes, como pude apreciar este verano en una familia amiga y votante socialista, donde los padres rechazaban la abstención y la hija la veía como una solución. Los 85 diputados de ahora pueden ser añorados en el futuro tras la inmensa bronca desencadenada. Pero lo que más les dolerá a los militantes socialistas es que toda esta guerra civil sea para que siga Rajoy y/o el PP en el poder y para que Susana Díaz sea la nueva líder.
  • Los tres bloqueos de la política española.¿Por qué se ha producido este asalto antidemocrático contra el primer secretario general elegido por la militancia en el PSOE? Porque existen unos bloqueos políticos que no parecen tener solución a corto plazo. Por un lado, la existencia de una derecha muy reaccionaria que pensaba que el país era su cortijo y que ha roto muchos de los consensos mínimos de convivencia durante el mandato de Rajoy: recortando servicios públicos esenciales (educación y sanidad), degradando el mercado laboral, reduciendo derechos y libertades, manipulando el poder judicial, etc. No puede pactar con ella nadie que no sea Ciudadanos, esa operación impulsada por los poderes financieros para recuperar los votos que perdiera el PP. Por otro, el pacto de hierro de la oligarquía para que la izquierda no participe en el gobierno: la actual operación de acoso y derribo se pone en marcha justo cuando Sánchez anuncia que exploraría un gobierno de cambio; para estos sectores sería inconcebible un acuerdo con Unidos Podemos. El tercer bloqueo es el no reconocimiento del derecho democrático a decidir de los pueblos de Estado español.

Ante la crisis de régimen que se está viviendo, la oligarquía está dispuesta a sacrificar a quien se deje antes que correr ningún riesgo. Y en este caso la víctima va a ser al PSOE, como ha sucedido cuando la socialdemocracia actúa de doméstica del capital. Es lo que ha pasado con el PASOK griego y lo que seguramente sucederá con el Partido Socialista Francés con su reforma laboral, que regalará el poder a la derecha. Además de las élites locales está el Club Bilderberg detrás de estas operaciones.

Siento lo que está pasando en el PSOE, creo que desde posiciones progresistas y autónomas es un partido necesario para el cambio y no se debería romper. Veremos cómo evolucionan las cosas en el interior del partido, los líos estatutarios y judiciales o el movimiento de militantes en la calle. Pero si la crisis se cierra con la imposición de las tesis de los llamados "críticos" quedará un enorme espacio a la izquierda. Espacio que habrá que rellenar evitando los conflictos gratuitos en las otras fuerzas de la izquierda, fortaleciendo la unidad y abriendo las puertas a todas aquellas personas que se quieran incorporar al proyecto de profunda transformación que este país necesita.

Europa inicia un expediente sancionador a España por permitir la caza de decenas de miles de aves cantoras

Posted: 02 Oct 2016 02:09 AM PDT

El jilguero es el pájaro cantor más atrapado por el silvestrismo.
El jilguero es el pájaro cantor más atrapado por el silvestrismo.

Raúl Rejón | El Diario | 30/09/2016

La Comisión Europea ha dicho basta y ha abierto un expediente sancionador a España por permitir cada año la caza de decenas de miles de pájaros cantores. El Ejecutivo europeo remitió al Gobierno el 29 de septiembre una carta de emplazamiento "por su decisión de permitir la captura de siete [de estas] especies silvestres", según han confirmado fuentes comunitarias. Esa caza es la base del llamado silvestrismo.

La captura de animales salvajes está prohibida por la ley europea. Los estados pueden derogar esta "estricta protección" por motivos razonados y siempre que "no haya otra solución satisfactoria", explica un portavoz de la CE. Además, especifica, esta medida debe "ser utilizada de forma juiciosa, para un pequeño número de ejemplares y bajo estricta supervisión".

En contraposición, las autorizaciones "excepcionales" que vienen dando las comunidades autónomas en España –bajo las directrices del Ministerio de Medio Ambiente– contemplan para este año la posibilidad de apresar 188.000 pájaros. Aunque en descenso cada temporada, solo desde 2013 a 2015, el cupo supera los 900.000 ejemplares. Más de un millón en cuatro años.

Con esas cifras, la Comisión Europea considera que España no cumple los requisitos legales de prudencia y control por lo que "requiere que paralice la captura de pájaros", explican. Ahora el Ejecutivo español tiene dos meses para responder a este emplazamiento antes de que el proceso continúe. España se une de esta manera a Malta a quien Bruselas llevó hace un año al Tribunal Europeo de Justicia por saltarse la misma normativa.

El expediente recién iniciado se refiere a siete tipos de pájaros codiciados por los silvestristas para luego utilizarlos, en teoría, en concursos y como ejemplares reproductores. Se trata en concreto del jilguero, el pardillo común, el verdecillo, el pinzón vulgar, el verderón, el canario silvestre y el lugano. Para 2016, la orden de la Comunidad Valenciana permite cazar 20.000 jilgueros, 10.500 pardillos, 6.000 verderones, 5.000 verdecillos y 3.000 pinzones. En Andalucía se podrán atrapar 44.800 aves de tres de estas especies concretas: pardillos, verderones y jilgueros.

La decisión de la CE llega tras varios avisos. El Ministerio de Medio Ambiente tuvo que justificar el silvestrismo en 2014 y, tras su informe, la Dirección General de Medio Ambiente europea pidió en 2015 a España que aclarara diversas dudas en su forma de proceder. Sospechaba que tras la fachada de estudios científicos se estuviera permitiendo la captura masiva de aves fringílidas. Expuso por escrito las contradicciones evidenciadas por España y pidió explicaciones. Un año después ha llegado el expediente sancionador.

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de la Sociedad Española de Ornitología, considera que "es lamentable que España haya tenido que recibir esta carta de emplazamiento cuando la SEO ha avisado desde hace una década de que legalmente no era sostenible".

En el Día Internacional de las Aves

Bruselas ha enviado esta comunicación a Madrid el 29 de septiembre. En vísperas del Día Internacional de las Aves que se celebra el 1 y 2 de octubre. Precisamente, este sábado, la Federación Catalana de Caza ha convocado una manifestación en Barcelona a favor del silvestrismo. ¿El motivo? La Generalitat no ha autorizado capturas esta temporada.

Una de las promotoras de la Plataforma en Defensa del Silvestrismo, la Oficina Nacional de Caza, argumenta que así "se cercenan lo s derechos y la libertad de miles de ciudadanos" que realizan lo que denominan actividad "inocua". Entre las justificaciones para continuar con esta práctica cinegética aparece destacada "la tradición".

Asunción Ruiz explica que "esa tradición se lleva de manera ilegal a cientos de miles de pajarillos todos los años" y recuerda que "se han dado opciones a la administración y al sector para ajustarse a la legalidad que han caído en saco roto". 

La ruptura del PSOE: crisis de régimen y autonomía de la política

Posted: 02 Oct 2016 02:02 AM PDT

MANOLO MONEREO | Cuartopoder | 

…un determinado acto político puede haber sido un error de cálculo
de los dirigentes de las clases dominantes, error que el desarrollo
histórico corrige y supera a través de las
'crisis' parlamentarias
gubernativas de las clases dirigentes; el materialismo histórico
mecánico no considera la posibilidad de error, sino que entiende
todo acto político como determinado por la estructura de un  modo
inmediato, o sea, como reflejo de una modificación real y permanente
(en el sentido de adquirida) de la estructura… 
 Antonio Gramsci

 Los hechos nada dicen en sí mismos, necesitamos saberlos interpretar y para eso hace falta tener un marco teórico, un esquema capaz de darles sentido y convertirlos en instrumento para guiar la acción política. Desde Carta al Amauta he venido proponiendo que la clave para entender lo que pasa es partir de una fase histórica marcada por la crisis del régimen del 78,  por cambios acelerados en la política, en la economía, en la sociedad y por nuestra colocación —siempre se olvida— como periferia sur de la Unión Europea. Esto es, a mi juicio, lo decisivo. Un aspecto sustancial de esta crisis es la contradicción, el desajuste profundo entre los grupos de poder económicos y la clase política tradicional española. De esta contradicción nace Ciudadanos —un actor político directo creado desde el poder— y este desajuste gobierna los conflictos en el interior del bloque de poder dominante. Ésta ha sido la tesis que he venido manteniendo desde hace muchos meses.

La propuesta que de una u otra forma han venido defendiendo las clases económicamente dominantes ha sido clara: gobierno de coalición para realizar las duras reformas que el país necesita y frenar a Unidos Podemos. Las dos grandes fuerzas políticas no han seguido el guión hasta el presente. Lo primero que hay que subrayar —se lo recordó Rajoy a Sánchez en el último debate de investidura—es que en los grandes temas hay acuerdo sustancial entre el PP y el PSOE; ya existe, en muchos sentidos, una "gran coalición". Me refiero a la política exterior y de defensa regida por el alineamiento incondicional con EEUU; a la Unión Europea y sus tratados básicos que hacen obligatorias las políticas neoliberales; a la concepción del Estado y la defensa a ultranza de la monarquía y, más allá, el respeto escrupuloso a las reglas que imponen los que mandan y no se presentan a las elecciones.

En segundo lugar, el PP no aceptó ninguna política que implicara la dimisión de Rajoy. Partían de la convicción de que si el presidente del partido dimitía, se abriría una crisis de grandes dimensiones que podría terminar como la UCD. No era, como he insistido muchas veces, sólo una cuestión de afirmación personal. Los dirigentes del PP sabían que obligar a dimitir a su jefe era hacerle el juego a Ciudadanos y a su política de recambio en la derecha. De hecho, la vida le ha dado la razón. Si algo queda claro de las elecciones del 26J es que el eje de la restauración pasará por el PP.

Para el PSOE la cosa era mucho más difícil. En mi opinión, el PSOE ha sido el verdadero partido del régimen; ha combinado como nadie la obtención de un consenso muy amplio de las clases trabajadoras con la defensa férrea de los intereses de los grupos fundamentales del poder económico. El problema del PSOE —Sánchez siempre lo ha sabido— es Podemos y Unidos Podemos, en un sentido muy preciso: para volver a ser en la nueva fase el partido del régimen debe integrar, dividir y debilitar electoralmente al conjunto de fuerzas que representa Pablo Iglesias.

Aquí aparece lo que podríamos llamar—la cita anterior de Gramsci da muchas pistas— la autonomía de la política. Es un término complejo que funciona entre dos límites, el determinismo económico y el politicismo. Resumiendo mucho, entre los que piensan que lo económico determina unidireccionalmente lo político y aquellos que piensan que lo político anda suelto sin determinaciones estructurales emitiendo discursos al viento. La autonomía es siempre relativa. Esto tiene mucho que ver con la actitud de Pedro Sánchez y la crisis encarnizada que hoy vive el Partido Socialista Obrero Español. El juego de estrategia que ha mantenido el secretario socialista —conviene subrayarlo de nuevo— tiene un objetivo fundamental: neutralizar la fuerza política-electoral de Unidos Podemos. ¿Cuál es la clave? Volver a situar en el centro el eje izquierda/derecha, polarizándose radicalmente con el PP. Sánchez lleva meses intentando vender a los poderes económicos que deben ayudarle en la tarea de anular a Unidos Podemos y sus barones (sobre todo a la virreina del sur), que lo importante es reducir a la fuerza morada a su mínima expresión, aunque supongan correr riesgos electorales. Aquí no cabe equivocarse: cuando Sánchez habla de un pacto a tres incluyendo a Ciudadanos, lo que está diciendo realmente es que no quiere un pacto con Unidos Podemos.

Sorprende que gente de buena fe pueda pensar que es factible un pacto entre el PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos. No sólo por la incompatibilidad sustancial programática entre ellos, sino porque el talante y el talento de Rivera lo hace imposible. No es una cuestión personal, es política. Ciudadanos ha sido creado para frenar por la derecha a Podemos y para renovar a la derecha española, modernizándola, afianzándola en el ideario neoliberal y en la defensa de la globalización en curso. Es más, cuando Ciudadanos habla de regeneración democrática y de lucha contra la corrupción, lo que está señalando es que la causa última de ésta es el excesivo intervencionismo de Estado y la necesidad de nuevas reglas que defiendan el libre mercado e instituciones "neutrales y profesionales" que lo regulen. Neoliberalismo puro y duro. El "todos unidos contra la derecha", aquí y ahora, no es otra cosa que hacerle el juego (electoral) al PSOE e impedir de hecho que las políticas económicas, sociales e institucionales alternativas al PP  puedan avanzar y realizarse.

Lo nuevo que ha ido apareciendo es la creciente "autonomización" de Pedro Sánchez, paralela a sus fracasos electorales y la agresividad de sus barones y baronesa. Es una paradoja digna del comunista sardo: a más fracaso electoral del PSOE, más fuga hacia delante del secretario general. Lo importante—repite Sánchez una y otra vez— no son los (malos) resultados electorales, lo importante es derrotar a Unidos Podemos. Si hay que llegar a las terceras elecciones, pues a ello, lo importante es poner fin al 15M, a Podemos, a Unidos Podemos y volver al bipartidismo, ser el partido del rey Felipe y de la reina Letizia. Hasta aquí llegaron los poderes económicos, hasta aquí llegó PRISA, hasta aquí llegó el otro Felipe, hasta aquí llegaron la baronesa y sus barones.

Pedro Sánchez nada tiene que perder y se la juega a una sola carta, audaz, sin duda; creo, sin embargo, que perderá.  Se da cuenta —tarde— de que el PSOE es parte del poder; que tiene miles de relaciones con los que mandan y que sin ellos no es mucho, sobre todo, ahora que tiene competencia por la izquierda; que no tiene autonomía de los poderes de hecho y que está encadenado a los que mandan. Verá pronto lo que significa enfrentarse a los que verdaderamente deciden. Tomará nota de que las cloacas del Estado existen y tienen dosieres preparados; entenderá pronto que las campañas electorales cuestan dinero, mucho dinero y tendrá que convivir con las restricciones de crédito; sabrá—ya lo sabe— que, sin PRISA, el PSOE tiene difícil ganar unas elecciones. Ser Corbyn aquí es mucho más difícil: la transición liquidó cualquier asomo de autonomía en su partido, Felipe González se lo recuerda cada día. Esas son las duras reglas del bipartidismo y del turnismo dinástico.

Pedro Sánchez debería recordar aquella escena de El Padrino donde el viejo Corleone le aconsejaba a su hijo menor que quien le propusiera la reunión con el jefe de la banda rival sería el traidor. Bruto está, seguramente, cerca, muy cerca de él. Defenderá la paz y la reconciliación. Será la señal de que su fin está próximo.

Francia se une al boicot de los productos alimenticios de Monsanto. Mira la lista completa

Posted: 02 Oct 2016 01:53 AM PDT

Ecoportal | Rebelión | 01/10/2016

El mundo se hace cada vez más móvil, cada día más virtual. Los smartphones y las tabletas están cambiando la manera de interactuar no solo entre las personas, sino con los animales y el planeta en general. Aquí te presentamos 10 aplicaciones amigables con el medio ambiente.

El gigante de la industria Monsanto (que quizás pronto sea absorbida por Bayer) está vinculado a muchas marcas que disfrutamos día a día en nuestros hogares. La ONG Greenpeace ha establecido la lista de las marcas pueden comercializar estos productos transgénicos.

(NOTA de ID: Monsanto ya ha sido absorbido por Bayer)

Esta lista de productos ha sido condenada por muchos consumidores franceses tras los escándalos de salud del gigante mundial de pesticidas en su propio país, donde ya fue condenado por la intoxicación de un agricultor francés.

El etiquetado de los productos alimenticios convencionales para detectar la presencia o ausencia de OMG es casi inexistente. Para llenar este vacío, Greenpeace presentó a los fabricantes de alimentos un cuestionario sobre el uso de plantas modificadas genéticamente.

La propuesta presentada permitía que las ONG clasificaran estas marcas como un código de color: verde, para los que garantizan a no utilizar organismos modificados genéticamente; rojo, incluye aquellos productos para los cuales Greenpeace no puede garantizar que no contengan transgénicos. Podéis revisar esta lista, para realizar una compra más consciente.

El maíz Bt produce una toxina para matar a un insecto dañino del cultivo pero que también elimina a insectos beneficiosos. Se ha criticado por parte de la autoridad francesa competente en antibióticos, que se utilice un gen que otorga resistencia a los antibióticos. Pero es difícil escapar de los productos de la multinacional Monsanto, ¡están por todas partes en los estantes de los principales supermercados!

Incluso en los productos de higiene.

Miles de cajas fueron retiradas del mercado en Canadá y Francia después la investigación de la revista "60 millions consumateurs" asegurara que Tampax, Always y otras marcas de tampones y toallas femeninas podían contener "residuos altamente tóxicos".

Una investigación reveló que el 85% de los productos con algodón en Argentina contenían glifosato, ahora un estudio de una revista francesa denuncia la presencia del herbicida en marcas como Tampax y Always.

Grupos de consumo han elaborado una lista de algunos productos que llevan ingredientes de Monsanto por si quieres boicotear las prácticas de esta empresa o por si simplemente no quieres tener nada Monsanto en tu plato.

Monsanto – marcas

Entre estos se encuentran las empresas Kraft Philipp Moris, Unilever, General Mills, Coca-Cola, PepsiCo y Procter & Gamble.

Bebidas Monsanto

Coca-Cola life.
Zumos de Capri-Sun, Topricana, Flora.
tés Lipton y cafés Maxwell. Nescafé.
Nesquik, Nescafé, Eko, Ricore

Productos del azúcar Monsanto

Los chocolates Lindt, Poulain, Cote d'Or, Dam, Milka, Suchard, Kinder y Toblerone.
Las galletas Cadbury y las galletas Pepperidge Farm.
Los productos de Brossard, Savannah.
El caramelo Carambar, y La Krema Vogienne.
La barra de chocolate Bounty.
Helados Häagen Dazs, Miko, Cartedor, Cornetto, Magnun y Ben & Jerry.
Los cereales de Kellogg, incluyendo Special K, Tesoro, miel Pop, Froties o All Bran.
Todos los productos para niños Nestlé y Danone.

Higiene y mantenimiento Monsanto

Los pañales Pampers. Tampax y Always.
Los geles de ducha, champús y desodorantes Pantene, Axe, Monsavon, Dove, Rexona y Timotei.
Pasta de dientes de señal. Todos los productos P&G. Williams.
Productos de limpieza Cif, Omo, Dash, Skip, y Cajoline Sun,
Desodorantes Febreze.

Salados Monsanto

Patatas Lays, Pringles y Doritos.
Las galletas de aperitivo benenuts y Bahlsen.
Las especialidades de queso Philadelphia.
Platos preparados de Mary, Findus, Tipiak.
El pan Jacquet. Maizena.
Sopas y sopas Liebig, Knorr, Royaco, Alvale.
Preparaciones mexicanas Old El Paso.
Salsas Heinz, Amora, Benedicta.
Los productos de la Uncle Ben.
Todos los productos de la marca superSol, HiperDino,
CashDiplo y NETTO

Esta larga lista de productos nos permite hacernos una idea de la cantidad de productos de consumo en el que se pueden encontrar los productos de Monsanto…

Deutsche Bank, un poco más cerca de repetir la historia de Lehman Brothers

Posted: 02 Oct 2016 01:02 AM PDT

Miguel Carrión | El Diario | 01/10/2016

Las últimas dos semanas han sido movidas en los mercados financieros gracias a Deutsche Bank, y esta vez es por méritos propios y no por  contagio de los bancos italianos como hace unos meses. Se especula con un rescate y, aunque las cosas parecen haberse calmado un poco, la acción ha llegado a perder más de un 20% de su valor.

El desencadenante fue la filtración de que el Departamento de Justicia de EEUU, el equivalente a la fiscalía del Estado, había propuesto imponer una multa de 14.000 millones de dólares (12.500 millones de euros) a Deutsche Bank por haber vendido antes de la crisis derivados sobre hipotecas subprime como bonos de primera calidad, a sabiendas de que no lo eran.

Como el banco había dicho anteriormente que esperaba una multa de hasta 3.000 millones de dólares (2.700 millones de euros), y sus provisiones para costes legales sólo son de 5.500 millones de euros, inmediatamente los mercados se pusieron nerviosos. Al fin y al cabo, si el montante de la multa fuera de 14.000 millones de dólares podría ser comparable con el valor en bolsa de Deutsche Bank.

Las cosas parecieron relajarse un poco el viernes cuando cerca del cierre de sesión comenzaron los rumores de que la multa podría no ser tan elevada.

En estas dos semanas el Gobierno alemán ha negado por activa y por pasiva que tenga intención de rescatar a Deutsche Bank, o que sea necesario. Lo último que Alemania querría hacer es saltarse la directiva europea de reestructuración y resolución bancaria, sobre todo después de haberse puesto tan estrictos con los planes italianos para rescatar a Monte dei Paschi di Siena. Pero tampoco está el horno para bollos dentro de Alemania.

Angela Merkel se juega la reelección dentro de un año en un entorno difícil. La CDU pierde votos hacia el partido de ultraderecha AfD y la opinión pública, que ya cuestiona su política sobre los refugiados, reaccionaría muy negativamente a otro rescate bancario.

Por si Merkel no tuviese presentes los riesgos políticos, esta misma semana el director de supervisión del Bundesbank, Andreas Dombret, salió a advertir a Merkel de que el apoyo político a los bancos se tiene que acabar. Dombret comparó los grandes bancos con dinosaurios incapaces de adaptarse al nuevo entorno de bajos tipos de interés, competición de las fintech, y presión generalizada para reducir el endeudamiento con los bancos. En Alemania son muy partidarios de los pequeños bancos y cajas locales y regionales.

A pesar de los desmentidos, Die Zeit aseguró esta semana que el Gobierno alemán y las autoridades europeas preparan planes de contingencia en el caso de que Deutsche Bank necesite capital y no lo pueda obtener de los mercados. El periódico habló incluso de escenarios en los que el Gobierno alemán tomaría una participación del 25% en Deutsche Bank. El problema con cualquier inyección de dinero público es que las reglas europeas exigirían quitas para acreedores e inversores, y nadie quiere arriesgarse a la inestabilidad que eso generaría.

También el propio Deutsche Bank ha negado continuamente que le vaya a hacer falta capital, por no hablar de un rescate con dinero público. De todas maneras, esta misma semana el banco ha anunciado la venta de la aseguradora Abbey Life para mejorar su ratio de capital. En las últimas semanas también se ha sabido que Deutsche Bank y Commerzbank tantearon una posible fusión para abandonarla en el mes de agosto. Esta fusión habría creado un monstruo obviamente no del agrado de Andreas Dombret.

Es posible que Deutsche Bank continúe vendiendo activos para acumular dinero con el que afrontar una multa cuya cuantía sigue siendo incierta. Los mercados seguirán agitados y especulando a la baja con Deutsche Bank mientras la incertidumbre sobre la multa persista, pero la venta de Abbey Life estabilizó brevemente la acción de Deutsche bank.

Una muestra de los efectos que esta incertidumbre está teniendo son los movimientos de la acción sólo el viernes. El jueves, con los mercados europeos ya cerrados, se supo que algunos hedge funds que usan a Deutsche Bank como bróker habían retirado parte de sus carteras para reducir su exposición a un posible desplome del gigante alemán. Como consecuencia, Deutsche Bank perdió un 7% en la apertura el viernes. Pero al final del día la acción se recuperó más de un 10% al correrse la voz de que el Departamento de Justicia se iba a decantar finalmente por una multa de "sólo" 5.400 millones de dólares.

Durante el día, debido a las perspectivas de una retirada masiva de depósitos de los clientes institucionales de Deutsche Bank, se ha especulado con que si estaríamos frente a un nuevo Lehman Brothers. Pero, si se confirma que la multa cae dentro de las provisiones existentes de Deutsche Bank para costes legales, todo habrá sido un susto… por ahora.

No tiene nada de casual que la multa ahora propuesta sea justo lo que Deutsche Bank puede pagar. Esta semana también se ha comentado, en relación con Volkswagen, que el Departamento de Justicia norteamericano no acostumbra a imponer multas que lleven a las empresas sancionadas a la quiebra.

El día en que el PSOE decidió suicidarse

Posted: 01 Oct 2016 02:51 PM PDT

Iñigo Sáenz de Ugarte | eldiario.es | 01/10/2016

"Primero hay que dar un Gobierno a España y luego abrir un debate profundo en el PSOE", dijo Susana Díaz esta semana. "Primero, el Gobierno de España y después, los problemas del PSOE", dijo Rubalcaba. "Estamos ante la decisión no de apoyar al gobierno del PP, sino dejar que arranque el gobierno, que va a ser un gobierno parlamentario", afirmó Felipe González.

Durante las once horas y media que duró el Comité Federal del PSOE este sábado, pocos hablaron de España y nunca se llegó a votar sobre qué Gobierno necesita España. Todo el día se pasó discutiendo sobre quién votaba qué. Si votaban los 18 miembros que quedaban en la Ejecutiva. Si lo hacían los dimisionarios. Si se votaba un congreso extraordinario o una gestora. Si todo debía quedar a expensas de lo que decidiera la Comisión de Garantías. Si podía decidir por su cuenta la Mesa del Comité Federal. Si el micrófono lo tenía Verónica Pérez o Rodolfo Ares.

Como dijeron varias personas en Twitter, los dirigentes socialistas quisieron cumplir al pie de la letra esa idea propagandística de que el PSOE era el partido que más se parece a España. Humor negro, claro. En este caso, sería el que más se asemeja a la idea peyorativa y negra de España, donde todos hablan en voz alta sin escuchar, nadie respeta a nadie y los problemas reales se aplazan para dilucidar antes cuestiones de procedimiento de las que depende el destino del mundo.

Fue una descarnada lucha por el poder, con independencia del poder que le reste al PSOE tras este espectáculo. Javier Solana volvió a escribir el tuit de hace unos días: "Cuando se tome conciencia del destrozo, todos preferirán 85 diputados".

Los dirigentes del bando de Susana Díaz y sus altavoces mediáticos en prensa y televisión no han dejado de recordar que el origen de esta crisis es el evidente descenso electoral del PSOE con Sánchez al frente. Aparte del hecho de que nunca fueron tan impulsivos cuando cerca del 80% de los españoles decía tener poca o ninguna confianza en Rubalcaba, según los sondeos de CIS, el pronóstico de Solana les pone ante el espejo. Si se celebraran elecciones en diciembre, las urnas les devolverían una imagen mucho más trágica que esos 85 escaños.

Dos decisiones de Sánchez han desencadenado esta última crisis: la reiteración del "no es no" a Rajoy y su voluntad de celebrar cuanto antes unas primarias y un congreso extraordinario que le mantuvieran en el poder. Tanto lo primero como lo segundo podrían haberle permitido hacer un último intento –de éxito muy dudoso– de llegar a un acuerdo con Podemos, Ciudadanos o los nacionalistas. Sus posibilidades de éxito eran escasísimas, pero con lo anterior ya era suficiente para que Susana Díaz se lanzara al asalto de Madrid.

Pocos dirigentes simbolizan mejor la jornada del sábado que Susana Díaz. Ordenó la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva federal. Ordenó a Antonio Pradas que dijera que la Ejecutiva había quedado disuelta con lo que Sánchez ya no era secretario general. Envió a Verónica Pérez a Ferraz para que se autoproclamara "la única autoridad" del partido (a pesar de que la presidencia de la Mesa del Comité Federal sólo da poder durante la celebración de esas reuniones). En la reunión del Comité, no aceptó la votación en urna, confiada en que ningún miembro de las federaciones críticas se atrevería a votar contra ella en público. Promovió una moción de censura que no podía votarse el sábado para derrocar a una Ejecutiva que, según ella, ya no existía.

Por último, según varios testimonios del interior de la sala, derramó unas lágrimas mientras emocionada decía que "estaban matando al PSOE".

Menos mal que no había ningún forense en Ferraz que examinara las huellas dactilares en el hacha que decapitó a Sánchez. Si lo hubiera hecho, no habría salido vivo a la calle.

Al otro lado, también hubo un intento patético de forzar la mano a los rivales colocando una urna para una votación que no se había pactado. Si fue una idea de César Luena, como dicen algunos, hay que decirle una cosa: hasta para ser alguien como Susana Díaz, hay que saber. Las Juventudes Socialistas de Andalucía son un terreno más propicio para el taekwondo que las de La Rioja.

Es un hecho incontestable que los electorados suelen castigar a los partidos devorados por crisis internas. En España, tuvimos el ejemplo paradigmático de UCD. Los hay también en otros países. Sí, siempre se dice que los votantes y los medios de comunicación están a favor de una mayor democracia interna en los partidos. Pero a nada que la división se convierte en enfrentamiento abierto, reaccionan escandalizados. Cuando la pelea se parece a la batalla del Abismo de Helm, –en Ferraz sólo faltaron los espectros–, el veredicto de las urnas puede ser espantoso.

Aún podría ser peor si, para huir de las terceras elecciones, los nuevos dirigentes del PSOE en forma de gestora controlada por Susana Díaz y los otros barones deciden permitir la investidura de Rajoy. Será difícil que en este caso unas lágrimas puedan ocultar el origen de la decisión política, aunque la tome una gestora en la que Díaz no estará.

De puertas para adentro, eso no será un problema para la presidenta de Andalucía. Ella es ahora la gran capitana del barco. El buque insignia del PSOE está varado en la arena en mitad de ninguna parte, ¿pero qué importa eso si la tripulación obedece tus órdenes porque de lo contrario tendrán la oportunidad de probar el látigo?

Como se ha visto en el PSOE andaluz, no habrá piedad con los que discutan su reinado. Los que ahora están con ella por distintas razones ya deben de tenerlo muy claro. Será mejor que empiecen a aplaudir hasta que les duelan las manos.

Pedro Sánchez dimite: "Ha sido un orgullo y anuncio mi dimisión"

Posted: 01 Oct 2016 11:27 AM PDT

"Ha sido un orgullo y anuncio mi dimisión". El hasta ahora secretario general del PSOE se ha dirigido ante el Comité Federal del PSOE después de haber perdido la votación para convocar un congreso extraordinario en noviembre; un pulso que le ha doblado Susana Díaz por 132 votos a 107.

Las primeras reacciones:

Se imponen en el PSOE los partidarios de dar el gobierno al PP. Frente al gobierno de la corrupción, nosotros seguiremos con y por la gente

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) October 1, 2016

El PP ha ganado la votación en calle Ferraz.

— Alberto Garzón (@agarzon) October 1, 2016

Ampliaremos en breve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada