sábado, 8 de octubre de 2016

Fwd: Iniciativa Debate Público




Iniciativa Debate Público


Más allá de Frontex: entra en funcionamiento la nueva Guardia Europea de Fronteras y Costas

Posted: 07 Oct 2016 08:06 AM PDT

POLÍTICAS DE FRONTERAS

Operación del Frontex en alta mar.

Diagonal | 06/10/16

Desde hoy, por orden del Consejo de Europa, hasta 1.500 efectivos podrán intervenir, de forma inmediata, las fronteras de un país de la Unión, aun en contra de su voluntad, o incluso las fronteras de países que no sean miembros de la Unión Europea.

La nueva Guardia Europea de Fronteras y Costas nace del Frontex, y dobla su presupuesto –frente a los 143 millones de euros con los que contó Frontex en 2015, el presupuesto de la nueva estructura alcanzará los 322 millones en 2020–. Su creación, anunciada por la Comisión Europea en diciembre de 2015, se ha resuelto en tan solo diez meses en un proceso a tres bandas entre la Comisión, la Eurocámara y el Consejo de Europa en el que no se han consultado a las organizaciones de la sociedad civil, según denuncian desde Amnistía Internacional.

Leer más: La Comisión Europea presenta una nueva fuerza para controlar las fronteras europeas

Esta organización advierte de que la nueva guardia europea podría servir a los Estados para practicar devoluciones en caliente de los migrantes, sin respetar su derecho a solicitar un estatuto de refugiado, siguiendo el modelo español.

"Solo gestionando de manera efectiva nuestras fronteras exteriores podremos volver a la normalidad en el marco de Schengen. No hay otra solución", afirmó Robert Kaliňák, ministro de Interior de Eslovaquia y presidente del Consejo, durante la presentación oficial de la nueva herramienta de control fronterizo en Kapitan Andreevo, puesto fronterizo búlgaro.

Los agentes que componen la Guardia Europea de Fronteras y Costas provendrán de los Estados miembro de la Unión Europea. Alemania, con 225, es el país que aportará más agentes, seguido de Francia (170), Italia (125) y España (111). Su primera misión, comenzada hoy, es la vigilancia de la frontera entre Bulgaria y Turquía.

La Fiscalía advierte a la jueza Servini de que no puede cuestionar la transición española

Posted: 07 Oct 2016 07:56 AM PDT

Pedro ÁguedaJosé Precedo | El Diario | 

"La transición fue voluntad del pueblo español". Con esta rotunda afirmación, la Fiscalía General del Estado advierte a la jueza argentina María Servini de que ella no es quien para cuestionar el proceso político que siguió a la dictadura de Franco. El mensaje aparece en un escrito de Consuelo Madrigal a las fiscalías provinciales sobre cómo deben oponerse a las declaraciones de cargos franquistas y víctimas a los que investiga Servini y de los que la magistrada ha solicitado su declaración en distintas sedes judiciales españolas.

"Precisamente, porque la transición fue voluntad del pueblo español, articulada en una ley, es por lo que ningún juez o tribunal, en modo alguno, puede cuestionar la legitimidad de tal proceso. Se trata de una ley vigente (Ley de Amnistía) cuya eventual derogación correspondería, en exclusiva al Parlamento", escribe Madrigal en su orden, fechada el pasado 30 de septiembre y a la que ha tenido acceso eldiario.es.

La jueza Servini pretende interrogar a 19 cargos del franquismo, entre ellos los exministros  Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina -suegro del exministro de Justicia del PP Alberto Ruiz-Gallardón- dentro de la investigación que sigue por la denuncia de un grupo de víctimas de la dictadura. Para ello ha remitido varias comisiones rogatorias a distintos juzgados españoles que han hecho saltar la alarma en la Fiscalía General.

Entre argumentos como que los delitos están prescritos o que son delitos cometidos por españoles contra españoles, de los que solo los tribunales locales serían competentes para investigar, la Fiscalía General desliza una serie de consideraciones que trascienden el ámbito estrictamente jurídico.

Así, en su "orden interna" a los fiscales -según la calificó un portavoz de la Fiscalía General del Estado-, Madrigal afirma que la Ley de Amnistía "fue una consecuencia de una clara y patente reivindicación de las fuerzas ideológicamente contrarias al franquismo" a las que fueron incorporándose "otras posiciones, de izquierda y de centro e, incluso, de derecha".

La defensa de la Ley de Amnistía ocupa el apartado más amplio del escrito de Madrigal. Asegura que fue fruto de la "reconciliación nacional" y la necesidad de que "no hubiera dos Españas enfrentadas". "Tal norma no contenía, como no podía ser de otro modo, ninguna delimitación de bandos (…) La idea fundamental de la transición, tan alabada nacional e internacionalmente, fue la de obtener una reconciliación pacífica entre españoles", escribe la fiscal general en su orden para oponerse a la instrucción que desarrolla la jueza Servini.

Para apoyar su tesis, Madrigal no duda en acudir al episodio de Paracuellos del Jarama durante la Guerra Civil. Aduce la fiscal general que la Ley de Amnistía sirvió, por ejemplo, para que la Audiencia Nacional rechazara una querella de la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Genocidio de Paracuellos del Jarama.

Apela a la Ley de Memoria Histórica

En el punto séptimo, Consuelo Madrigal recuerda que en España existe desde 2007 una Ley de Memoria Histórica que, por otra parte, las víctimas del franquismo denuncian una y otra vez que no se cumple. Madrigal se refiere a ella como "otros procedimientos y actuaciones" que buscan "el esclarecimiento de los hechos", el "restablecimiento de la memoria histórica" y la "recuperación de la dignidad".

La fiscal general española acusa a la jueza argentina de perseguir intereses distintos a la búsqueda de la justicia. "El proceso penal seguido en Argentina es un proceso inviable y, ajeno, por tanto, al interés de la Justicia", escribe Madrigal. Se trata, añade, de "una causa general radicalmente incompatible con el propio concepto de proceso penal y con sus principios inspiradores".

La fiscal general no pierde la oportunidad para recordar lo que le ocurrió a Baltasar Garzón por intentar investigar los crímenes del franquismo desde la Audiencia Nacional, aunque sin citarlo. "Debe recordarse que un proceso seguido en España similar al que se sigue en Argentina motivo una causa penal contra el Magistrado Instructor que, si bien tras el juicio oral fue absuelto por el Tribunal Supremo, lo fue porque pese a haberse incurrido en exceso en la aplicación e interpretación de las normas (…) no alcanzan la injusticia de la resolución que requiere el tipo de prevaricación y no merece le reproche de arbitrariedad exigido en la tipicidad del delito de prevaricación objeto de la acusación".

Madrigal llega a esta conclusión después de desarrollar la prescripción de los delitos investigados. El tipo de crímenes que se persiguen en la causa se convirtieron en imprescriptibles en la ley española en 2004 y, según el Tribunal Supremo, no se puede aplicar una norma penal de forma retroactiva. Aun cuando los tratados internacionales firmados por España nieguen la prescripción de esos delitos, tales tratados no pueden ser aplicados en la jurisdicción española de forma retroactiva de acuerdo a la propia Constitución, añade.

El nuevo protocolo catalán contra los abusos sexuales a menores deja fuera las escuelas privadas

Posted: 07 Oct 2016 07:38 AM PDT

Pau Rodríguez | El Diario | 07/10/201

El nuevo protocolo catalán para detectar y combatir el maltrato infantil en el ámbito educativo, aprobado el pasado 16 de junio, excluye los centros educativos privados. Lo ha denunciado este viernes el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Catalunya), Rafael Ribó, que considera "inadmisible" que una parte del sistema escolar quede fuera de una responsabilidad –la de prevenir y detectar los abusos a menores– que tiene que ver con los derechos universales de los niños.

En el texto queda claro que el ámbito de aplicación del protocolo son los centros del Servicio de Educación de Catalunya –es decir, los públicos y concertados–, y que a los privados sólo les afectan los puntos 4 y 5 del documento, donde se recogen los principios de actuación en caso de abusos y las indicaciones para la implantación del protocolo en los centros.

Así los centros privados quedan  exentos de cumplir el resto de puntos –en total son 12–, algunos de los cuales son tan importantes como el de la prevención –informar al alumnado, crear un clima de escucha en el aula, potenciar la educación afectiva y sexual– o el que detalla el procedimiento de actuación cuando se detecta un caso, que consiste en avisar a la familia del alumno, a la Inspección de educación, al departamento de Enseñanza y a la Fiscalía de Menores o los Mossos d'Esquadra.

El departamento de Enseñanza y el de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias dieron luz a este protocolo bilateral centrado en el ámbito educativo tras constatar casos de abusos a menores en los que el anterior protocolo, aprobado en 2006, se había incumplido. El más llamativo fue el de los Maristas Sants-Les Corts de Barcelona , un centro que "ocultó" a la Administración, según el Síndic, unas agresiones sexuales cometidas durante años por el profesor Joaquín Benítez que conoció en 2011.

"Otorgar un tratamiento diferenciado en la aplicación del protocolo en función de la financiación del centro no tiene justificación", reitera el Síndic, que recuerda que esto supone un trato discriminatorio y de desprotección hacia los alumnos de estas escuelas. En Catalunya los centros de titularidad privada representan un 6% del total: poco más del 2% en Primaria y Secundaria pero hasta un 20% en Bachillerato. Pero según ha recordado e l Síndic, también quedarían fuera del protocol las guarderías de iniciativa privada, que escolarizan en toda Catalunya casi 30.000 niños menores de tres años.

Un 15% son víctimas, pero se detecta menos del 1%

El Síndic de Greuges ha entregado este viernes al Parlament su Informe sobre el abuso sexual infantil en Catalunya , que además de constatar la exclusión de los centros privados alerta de una falta de difusión y formación entre los maestros sobre el contenido del protocolo a la hora de hacer prevención sobre el maltrato.Denuncia sobre todo que, seis años después de la aprobación en 2010 de la Ley de los derechos y las oportunidades en la infancia y la adolescencia, todavía no se han desplegado servicios como el de atención especializada a las víctimas.

Esto sitúa a Catalunya, según Ribó, en una situación de "infradetección" de las agresiones sufridas por niños y adolescentes. Mientras que por un lado se calcula que hasta el 15% de los menores sufren algún tipo de abuso a lo largo de su infancia, los casos que se acaban detectando no llegan ni al 1%.  Según los atestados policiales, en 2015 un total de 644 menores fueron víctimas de este tipo de abusos en Catalunya, 37 de los cuales en centros educativos y 12 en centros de menores.

El Síndic ha explicado que esta prevalencia de la victimización de un 15% es habitual en la gran mayoría de países europeos –el Consejo de Europa incluso habla en sus campañas "de uno de cada cinco"–, y siempre hay un gran desfase respecto a los casos que se detectan. Pero aun así Ribó ha concluido que "vamos muy atrasados" en todo lo que tiene que ver con la prevención y detección, sobre todo en cuanto a la creación de "servicios multidisciplinares" que impliquen agentes diversos como policía, escuelas, servicios sociales o servicios médicos.

Este es un artículo publicado en El Diari de l'Educació.

United Fucking Kingdom

Posted: 07 Oct 2016 06:16 AM PDT

Theresa May

Iñigo Sáenz de Ugarte | El Diario | 6 octubre 2016

¿Hay algo peor que la ministra de Interior plantee que las empresas de su país tengan que entregar una lista de sus trabajadores que hayan nacido en un país que no es el Reino Unido? ¿Hay algo peor que la medida se haya pensado con la intención de avergonzar a esas empresas en público como si hubieran preferido contratar a esos extranjeros en vez de a británicos? ¿Hay algo peor que esa propuesta parta de una ministra que hizo campaña a favor de la permanencia del país en la UE y que ahora cree que debe hacer méritos ante la corriente xenófoba que se ha extendido en su partido?

What the fuck has happened to us? pic.twitter.com/RPIDTNtkUL

— Simon Blackwell (@simonblackwell) October 4, 2016

Sí, hay algo mucho peor que eso. Y es que esas medidas, recibidas con un completo rechazo en la mayoría de los medios de comunicación, en el mundo de la empresa y en Twitter, tengan el apoyo de la opinión pública, al menos según una encuesta.

59% of people back Conservative proposals to make firms publish how many foreign workers they employ https://t.co/yk1XCOQ0pA pic.twitter.com/5bqjCYvuwd

— YouGov (@YouGov) October 6, 2016

Un 59% de los encuestados está muy o bastante a favor de la propuesta. Ese apoyo no corresponde a los votantes de un solo partido. Es evidente en el caso de los euroescépticos de UKIP (86%) y los conservadores (73%). Pero también tiene ventaja entre los laboristas (51%-32%) y los liberales demócratas (48%-37%). No es algo que deba sorprendernos.

Aceptemos que no es extraño que una persona prefiera que le vaya mejor a un compatriota que a un extranjero. Eso no le convierte en un xenófobo. Pero este debate no se produce en el vacío. No es una propuesta inesperada que haya sorprendido a la opinión pública. Forma parte de un debate que se prolonga desde hace muchos años en Reino Unido, una de cuyas consecuencias se pudo apreciar en el reciente referéndum del Brexit.

Para justificar el porcentaje de apoyo al Brexit entre votantes laboristas en el centro y norte de Inglaterra, muchos recurrieron a argumentos relacionados con cosas muy reales. La pérdida de puestos de trabajo en zonas industriales, la facilidad con la que cuentan las empresas para despedir a los trabajadores, la precarización de los sueldos bajos en el sector servicios, los contratos de cero horas, la caída de la inversión pública en infraestructuras… Todos esos elementos tienen que ver con decisiones tomadas por los sucesivos Gobiernos británicos que, como sabemos, tienen su sede central en Londres. Ninguno estaba radicado en Bruselas.

En lo que sí coincidían los votantes de Brexit era en destacar que la inmigración era uno de los principales factores en condicionar su voto. Tampoco en este caso se trataba de una postura sorprendente o que hubiera salido de ninguna parte. Formaba parte de un discurso sostenido por políticos y medios de comunicación, y no sólo la prensa tabloide, que durante muchísimo tiempo han sostenido que uno de sus principales problemas económicos era el alto número de trabajadores que venían de fuera, en especial de otros países de la Unión Europea.

Por si es necesario destacar algo de lo que se ha hablado en innumerables ocasiones, hablamos de trabajadores que pagan sus impuestos, que trabajan con frecuencia en empleos que la población local desdeña y que son usuarios de los servicios públicos (sanidad o educación, principalmente) en mucha menor medida que los británicos de origen.

La reacción contraria a la medida obligó a la ministra Amber Rudd a echarse atrás de lo anunciado entre grandes aplausos en el congreso anual de los tories. Era sólo una de las medidas que iban a estudiar, dijo después. No es algo que esté ya decidido. Quizá se vio alarmada por la oposición radical planteada por los empresarios, O por la idea, muy extendida en Twitter, de que el país no puede caer ya más bajo.

"Tenemos ciudadanos de la UE en la construcción, unos 250.000 en el sector de la hostelería, en la agricultura, en nuestras universidades, el 30% de los profesores e investigadores de nuestras principales universidades son extranjeros. El NHS (sanidad pública) sufriría un colapso (sin ellos). 130.000 personas de la UE trabajan en el NHS y el sector de los cuidados, y esta es la forma en que los tratamos. Esto es un absoluto error. Es increíble". Palabras de Lord Bilimoria, empresario británico de origen indio y miembro de la Cámara de los Lores.

Ya sé que la palabra populismo ha perdido todo valor en el debate público por su uso indiscriminado contra cualquiera que ose cuestionar el sistema político. Pero en Reino Unido no hay nuevos partidos nacionales que hayan desafiado el statu quo. da la impresión de que allí pueden usarlas con más convicción para atacar a los políticos. Y por eso, muchos analistas han coincidido en destacar el crudo populismo del discurso de la primera ministra, Theresa May, en el congreso tory.

Hábilmente, May intentó arrebatar a los laboristas, más preocupados últimamente por sus querellas internas, la bandera de la denuncia de la desigualdad, de los privilegios de los que están arriba, para distinguirse del mando vagamente aristocrático de los Cameron y Osborne.

Vamos a dejar a un lado la sospecha de que May no va a cambiar el sistema económico que Thatcher y Blair impusieron desde los años 80. Fijémonos en estas palabras: "Si usted es una de esas personas que han perdido su empleo, que se queda a trabajar más allá de su contrato a tiempo parcial, que sufrió una reducción del sueldo mientras subían las facturas del hogar, o, y sé que mucha gente no le gusta admitir esto, es alguien que se ha quedado sin trabajo o con un sueldo más bajo a causa de la inmigración no cualificada, la vida simplemente no es justa".

May no explicó en detalle la ridícula propuesta de Rudd sobre la lista del personal extranjero, pero no desaprovechó la oportunidad para acusar a los inmigrantes a los que se les deja con los peores empleos de ser los responsables de que otros británicos se queden sin trabajo o con sueldos miserables. Es la clásica forma en que los de arriba –porque no creo que una primera ministra pueda negar que forma parte de la élite– intentan conseguir que los de abajo se enfrenten a los que tienen aún más abajo para que terminen acusándoles de ser ellos los responsables de sus penurias.

May se presentó ante el congreso de los tories con el objetivo de presentar a su partido como el auténtico defensor de la clase trabajadora. Lo que parece es que pretende inocular en esas personas la xenofobia y una guerra clasista contra los que tienen la piel más oscura o nacieron al otro lado del Canal de La Mancha. ¿Para qué necesitas un partido ultraderechista si los conservadores levantan gustosos todas sus banderas?

Británicos, ¿en qué coño os habéis convertido?

Disculpe la espera, todos nuestros operadores se encuentran en huelga

Posted: 07 Oct 2016 06:06 AM PDT

Call center. www.masip.es
(NOTA: Léase con una sonrisa, sin dejar de sonreír hasta el final para dar un tono amable a sus palabras) 

Isaac Rosa | El Diario | 06/10/2016

"Buenos días, quería hablar con la persona titular del teléfono, luz, gas, seguro, cuenta, tarjeta, billete, cita, consulta, emergencia, avería o incidencia. ¿Es usted? Encantada de saludarle. ¿Cómo quiere que me dirija a usted?

El motivo de mi llamada es informarle de nuestra última promoción, por si le interesa a usted o a algún familiar. Se trata de un puesto de trabajo en el sector de atención telefónica y telemarketing, una oportunidad incomparable para conocer uno de los empleos más precarios, peor pagados y con mayores tasas de automedicación y absentismo por estrés y depresión.

Con nosotros disfrutará de contratos temporales y a tiempo parcial, con cambios de turno y disponibilidad horaria absoluta, ritmos frenéticos y presión constante, a cambio de salarios que con frecuencia no superan los 6 euros por hora. Le informo también de nuestras facilidades para el despido, incluidas trabajadoras embarazadas, y nuestros formidables descuentos, sin competencia: un 5% menos de poder adquisitivo desde 2010. Si desea conocer también nuestras ofertas en salud laboral y ergonomía, permanezca a la espera, por favor.

Nuestra empresa cuenta con años de experiencia como subcontrata de todo tipo de servicios telefónicos, y es líder en externalizar actividad a otros países donde paga sueldos aún más bajos. Garantizamos un 100% de plantilla en todo momento, pues aunque despedimos con facilidad (y al que no despedimos se acaba marchando por no aguantar más), contamos con una enorme reserva de paradas y parados dispuestos.

(Tome aire, pero mantenga la sonrisa)

¿Sigue ahí, señor o señora…?

Quería aprovechar también para pedirle disculpas por las veces en que le molesto en horarios incordiantes, le doy un mal servicio, no resuelvo su consulta, le escondo el precio final o le vendo motos. Sepa usted que nuestra empresa prima la cantidad de llamadas antes que la calidad de las mismas, y que la rotación, el ritmo de trabajo y la poca formación deterioran un servicio que si no es aún peor es por el empeño que ponemos las trabajadoras y trabajadores. Nuestra empresa quiere también agradecerle que descargue su enfado conmigo, pues entre mis funciones está hacer de pantalla y poner la cara para las bofetadas que no reciben los directivos.

No se retire todavía, por favor, estamos a punto de terminar. A continuación voy a pasarle con el departamento de renovaciones, donde una compañera "retenedora" le informará de las tretas que se ve obligada a utilizar para impedir que los clientes se den de baja, de cuyo éxito o fracaso dependen sus ingresos. Le pasaré también con un compañero del departamento comercial que le contará cómo vende alarmas de hogar metiendo miedo a los clientes, pues entre nuestras funciones también a veces está engañar, aprovecharnos de los débiles y guardarnos escrúpulos y principios éticos si queremos cobrar a final de mes.

Por último, me gustaría informarle de que, pese a ser un sector que pareciera expresamente diseñado para hacer imposible la lucha colectiva, las trabajadoras y trabajadores no nos rendimos, y muchas de nosotras hicimos huelga ayer. Le ruego disculpas si no pudo ser atendido y se quedó escuchando esa odiosa musiquilla de espera en bucle, o fue desviado a un call center en otro país, pero nuestros operadores estaban haciendo huelga. Colgamos los cascos.

Gracias por su colaboración, tenga un buen día."

Mary Beard: "Ninguno querríamos estar vivos en la Roma antigua"

Posted: 07 Oct 2016 05:46 AM PDT

eldiario.es | 07/10/2016

Asesinatos, vertederos llenos de recién nacidos, esclavos… La Roma antigua era "tan brutal" que "ninguno querríamos estar vivos" entonces, asegura la historiadora Mary Beard, para quien esa quizá sea una de las razones por las que su ensayo sobre el imperio de los césares, SPQR, va por la tercera edición.

Beard es catedrática en la universidad de Cambridge, divulgadora de historia, editora especializada del Times Literary Supplement, protagonista de la serie documental "Roma, un imperio sin límites", y último Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, que recibirá el próximo día 21 en Oviedo.

Aún no sabe lo que dirá ese día y le será "difícil" porque dispondrá solo de 5 minutos: "Lo que es seguro es que será sobre los romanos y las mujeres. Tengo 61 años y soy bastante dura. Las mujeres mayores podemos enfrentarnos al mundo y no hace falta teñirse el pelo para ello", bromea, mientras se toca su largo pelo canoso.

"Una de las cosas que he conseguido hacer es representarme a mí misma, como mujer y como ser resistente. Si pudiese ayudar a otras mujeres a enfrentarse a los idiotas que están ahí fuera y que intentan que no hagan lo que quieren hacer ya me parecería bien", añade.

Está "simplemente encantada" con la repercusión que está teniendo su ensayo, editado en castellano por Crítica, y asegura riéndose que "se da por satisfecha" si la mitad de la gente que lo ha comprado lo lee "hasta la última página" (la 646, concretamente).

"Quería hacer algo que llegase al público, pero no tratando a los lectores como tontos. Son las mismas ideas que enseño a mis alumnos en Cambridge. No es una versión fácil, desleída, sino académica pero sin tecnicismos", asegura.

El mundo romano, el que surgió de una pequeña aldea en el siglo IV a.C. y se convirtió en el centro de un imperio que se expandió por todo el mundo conocido, "fascina" en el siglo XXI, como bien muestran los éxitos de taquilla de Gladiator o las ventas de su propio libro, porque, dice, enseña el poder "tal y como es".

"Era todo bastante brutal, con soluciones expeditivas que asociamos solo a las más terrible dictaduras. Ninguno de nosotros querríamos estar vivos en la Roma antigua, sería terriblemente atroz para nuestra cultura. Son brutales pero ven las cosas tal y como son y actúan en consecuencia, con esa ironía tan astuta que les caracteriza", argumenta.

La británica se apoya para su relato en mucho de lo que dejó escrito Cicerón (106 a.C.-43 a.C.) y precisa que en los textos que se conservan de él y de otros "hay mucha fantasía romana, muy distinta a la nuestra, en el sentido de que incluyen excesos extravagantemente sádicos que no parecen muy verosímiles aunque se hayan aceptado como buenos".

"Los romanos tenían mucho interés en las luchas de gladiadores, pero me da la sensación de que nosotros más aún. No quiero privar a los lectores del mito", se ríe de nuevo.

Le encantó, subraya, Gladiator, "una de las más extravagantes de romanos que se han hecho, pero la propuesta es muy brillante y hay cosas como el tratamiento a los esclavos, como meros objetos, invisibles, que dan muchas lecciones en las que hay que pensar".

Es una gran ironía, dice, que en la Roma antigua fuera relativamente frecuente que esos "objetos" -los esclavos- fueran "libertados" por sus amos e incluso alcanzaran la ciudadanía, mientras que ahora los refugiados, "que nadie discute que son personas, nunca pueden tener esa consideración de ciudadanos con iguales derechos".

"En el imperio romano jamás existió el concepto de 'inmigrante ilegal', aunque no quiero decir con esto que tengamos que hacer las cosas como los romanos, pero es verdad que somos muy rígidos a la hora de conceder la ciudadanía", sostiene.

En su libro evidencia que hay muchos personajes históricos tratados injustamente, entre ellos Calígula -que debe su nombre al apodo que le pusieron de niño, "botitas"-: "Era tremendamente popular pero en cada reseña que hay sobre él se le trata de forma muy hostil y se cuentan barbaridades", entre ellas su relación incestuosa con sus hermanas.

Le ha parecido "muy emocionante" a la vez que "muy aburrido" rodar la serie televisiva, porque "hay que parar y esperar y repetir cosas, pero, la oportunidad de ir, por ejemplo, a la Argelia romana es única".

Teresa Rodríguez

Posted: 07 Oct 2016 03:39 AM PDT

Manolo Monereo | Cuarto Poder | 07/10/2016

La conozco desde que era joven. En algunos momentos hemos trabajado juntos; luego he seguido su trayectoria sindical y política con respeto y admiración. Debo confesar que su recorrido como secretaria de Podemos y portavoz en el Parlamento de Andalucía me ha sorprendido. No esperaba tanta determinación, firmeza y claridad de ideas y, sobre todo, valentía, una inmensa valentía frente a un gobierno que es algo más que un gobierno, es un régimen y que, como hemos visto recientemente, determina, también, los destinos del PSOE.

Las trayectorias de Teresa Rodríguez y Susana Díaz dan mucho que pensar. Quiero partir de una anécdota que sucedió en un barrio de Mairena del Aljarafe (Sevilla) que votaba masivamente al PSOE. Era el momento del 'asunto Juan Guerra', el hermano del, en aquel momento, vicepresidente del gobierno español. En un bar se discutía acaloradamente sobre las corruptelas y todo lo demás que iba apareciendo en el gobierno del PSOE. Tras muchas argumentaciones, una persona dijo algo que me golpeó: "Hasta ahora, siempre los que han gobernado se lo han llevado todo. Ahora nos toca a nosotros, también nosotros —lo enfatizó con fuerza— tenemos derecho". Lo que no terminó de decir es que tenían derecho a lucrarse por el ejercicio de un cargo público.

En la lucha social, en el conflicto político, los actores, las personas concretas de carne y hueso, lo protagonizan desde diversas perspectivas y aspiraciones; unos luchan por mejorar su situación y ascender socialmente, intentando ser como ellos, como los que mandan y organizan la sociedad; otras, luchan, combaten —y casi siempre pierden— para cambiar la sociedad, por romper las jerarquías sociales y avanzar hacia la emancipación. Ambas figuras coexisten muchas veces en las mismas organizaciones y libran batallas especialmente duras; el sistema no es ajeno, nunca es ajeno a ellas. El partido obrero no es neutral, sino que pretende unificar las distintas experiencias, expectativas y motivaciones en un proyecto de transformación social en un sentido igualitario y socialista. A esto se le ha llamado históricamente conciencia de clase.

Susana Díaz y Teresa Rodríguez reflejan estos modos de participar e intervenir en el conflicto político. La inquina, el desprecio y la soberbia con que Susana Díaz trata a Teresa Rodríguez tiene mucho que ver con lo que ésta simboliza y expresa: una dirigente que sigue apostando por las clases trabajadoras y enfrentándose ejemplarmente con los que mandan y no se presentan a las elecciones. La presidenta andaluza ve en ella no solo una adversaria a batir, sino una persona que le recuerda cada día que se puede seguir luchando por los de abajo desde convicciones profundas, desde un proyecto concreto, posible, solvente y alternativo a las políticas dominantes en Andalucía. Teresa Rodríguez es la mala conciencia de una secretaria del socialismo del sur que se ha convertido en clase política y en aliada estratégica de los grupos de poder económicos.

En la segunda Asamblea andaluza de Podemos acompañaré a Teresa Rodríguez. Lo haremos muchas y muchos para construir una alternativa con voluntad de gobierno, con vocación de mayoría, desde una estrategia nacional-popular que valorice y ponga en su centro a las personas, a las clases trabajadoras, a las y los jóvenes, a nuestros agricultores y jornaleros, a los hombres y mujeres que crean la riqueza del país y que necesitan futuro y dignidad. Acumular fuerza política, fuerza social, fuerza cultural para construir un nuevo sujeto democrático-plebeyo que sea el motor de un nuevo proyecto para Andalucía. No será fácil pero la tarea merece la pena.

"Solo queremos vuestro dinero, no vamos a haceros ningún daño", ha prometido Rajoy a todos los ciudadanos

Posted: 07 Oct 2016 02:46 AM PDT

Redacción/Rokambol/7.10.16

Las posibilidades de que ningún español salga herido, aunque finalmente vuelva a gobernar Mariano Rajoy otros cuatro años, son cada vez más sólidas, según opina la Gestora socialista, que se volvió a reunir ayer para seguir avanzando en la creación de una nueva palabra que signifique lo mismo que abstención pero que sea más moderna, más elegante y más musical. Vocablos como "sflush", "marazul" o "cielitolindo" son algunos de los términos que ya se están votando para definir la controvertida postura que estudia adoptar la Gestora ante el nuevo Gobierno del Partido Popular. Otras palabras, como "stradivarius", "brisa", o "ruiseñor", se descartaron enseguida porque, aunque transmitían la musicalidad y la suavidad que se buscaba, no tenían nada que ver con entregar el Gobierno a una banda de malhechores.

"El PSOE se decide finalmente por el sflush" o "Los socialistas optan por el cielitolindo" podrían ser dos titulares de prensa de los que ningún socialista tendría que avergonzarse, según ha declarado el presidente de la Gestora, Javier Fernández.

Mariano Rajoy aún no ha querido revelar la manera en que desvalijarán a los ciudadanos en esta próxima legislatura pero ha prometido que será "una sensación muy similar a cuando el rocío de la mañana deposita esa sutil capa de frescor sobre las flores, y especialmente sobre los capullos".   Más en Rokambol

"Me da igual, PSOE", el musical del PP

Posted: 07 Oct 2016 01:18 AM PDT

El vídeo es una genialidad más de Polònia, y si uno activa el standby racional la verdad es que se ríe. Pero lo cierto es que en clave de sátira este sketch evidencia una realidad que no podría ser más desalentadora y cruel. ¿Cómo es posible que este país siga dormido ante la ignominia de un poder económico y político que cada día es más descarado y prepotente y que ya ni cuida la apariencia de su farsa lobotomizadora?

"El brexit ha demostrado que hay vida fuera de la Unión Europea"

Posted: 06 Oct 2016 02:26 PM PDT

Enric Llopis | kaos | 06/10/2016

El pueblo griego votó en referéndum en el verano de 2015 contra la austeridad impuesta por la Unión Europea, pero el Gobierno heleno –en un giro imprevisto- resolvió acatar finalmente las políticas de la troika. La Plataforma por la Salida del Euro organizó en Barcelona unos meses después, el 10 y 11 de octubre de 2015, unas jornadas en torno a la moneda única, cuyas ideas principales aparecen compiladas en el libro de 324 páginas "Librarse del euro", publicado por Icaria en 2016. El coordinador del libro, profesor de Economía Mundial en la Universitat de Barcelona y miembro de la Plataforma por la Salida del Euro, Ramón Franquesa, ha presentado el texto en la Universitat de València (La Nau). "Todo el argumento de que Inglaterra se iba a derrumbar aparece como una falacia, el brexit ha demostrado que hay vida fuera de la UE", sostiene el economista y coautor, junto al historiador Joan Tafalla del artículo "La nueva geopolítica europea. Hacia un bloque histórico en los países del Sur de Europa" (El Viejo Topo, junio 2014). Franquesa considera que en el estado español hay un "gran miedo" a polemizar sobre la moneda única. De ese modo se supone, implícitamente, que el sistema monetario es reformable, agrega en la entrevista previa al acto organizado por la Asociación por el Pleno Empleo y la Estabilidad de Precios (APEEP).

-Además de los desplomes de su cotización en bolsa, los balances del Deutsche Bank presentan serias dudas. En septiembre de 2016 se anunció que el Departamento de Justicia estadounidense podría sancionar a este banco con 14.000 millones de euros, por su actuación durante la crisis de las subprime. Las incógnitas también planean sobre el Commerzbank, segundo banco del país, a lo que se agrega la situación de las cajas de ahorro y el escándalo del falseamiento de las emisiones de la Volkswagen. Pero el dedo acusador señala invariablemente a los países del sur…

Respecto a los bancos, cuanto mayor es su dimensión más responsabilidad tienen. Y no quiero decir que los bancos españoles sean totalmente inocentes. Pero la que dirigió las inversiones especulativas desde Alemania hacia nuestro país, fue precisamente la banca alemana privada. Por tanto ellos son los grandes responsables de nuestra crisis inmobiliaria, los que introdujeron un capital especulativo que provocó el alza de precios de los productos inmobiliarios. Y ello, en un contexto en que los salarios en España tendían a la baja. Llegaban capitales de todo el mundo, pero sobre todo alemanes y en menor medida de Francia. Se pensaba que los pisos eran una inversión segura, y que nunca bajarían los precios.

-¿Tiene el gigante alemán los pies frágiles?

Que tiene los pies de barro es evidente, pero es un gigante, porque el Deutsche Bank ha acabado utilizando al Banco Central Europeo para su propósito. Tenemos un BCE que, primero, ha provocado una brutal recesión con el argumento de que no podía haber déficits presupuestarios; tampoco podía cubrir con emisión monetaria la deuda de los países más duramente golpeados por la crisis. Pero después, cuando las cuentas de los grandes bancos se mostraron hinchadas, falsificadas, llenas de agujeros y deudas, el BCE no tuvo ningún problema en emitir miles de millones de euros para rescatarlos. Ocurrió con el Deutsche Bank, Dexia y otros, también los españoles, lo que sucede es que las inversiones están cruzadas entre ellos. Se trata de bancos que apostaron su dinero en inversiones que no podían devolverse, y tampoco las podían cubrir con las exigencias de solidez que impone el mismo sistema bancario.

-¿Qué ocurrió entonces?

Primero, se intentaron cambiar estas exigencias. Hemos visto que los convenios de Basilea obligaban a los bancos a disponer de un cierto porcentaje de capital propio. Pero esto se ha ido "relajando". Más todavía en Basilea II y Basilea III mediante diferentes trucos, como permitir contabilizar determinados epígrafes como "capital solvente", cuando no lo son. Y claro, en la medida en que los agujeros bancarios empezaron a mostrar vías de agua, es decir, no se devolvía el capital en el tiempo establecido, tuvieron que recurrir a los préstamos del BCE a tipos de interés prácticamente nulo.

-El brexit ha sacudido con fuerza el consenso europeo durante los últimos meses. La libra esterlina ha llegado a caer hasta los niveles más bajos en tres décadas y la primera ministra británica, Theresa May, anuncia que en menos de seis meses comenzará el proceso de desvinculación de la UE. ¿Qué es lo más relevante del brexit?

Lo más destacado es el "no" de la población y demostrar –como lo están haciendo- que hay vida fuera de la Unión Europea. Todo el argumento de que Inglaterra se iba a derrumbar aparece como una falacia. Era la construcción (falsa) de la amenaza por abandonar un barco que, en el fondo, se está hundiendo. En el proceso de brexit irrumpen diferentes fuerzas: conservadoras, nacionalistas que sueñan con un pasado colonial…y aparece también la izquierda. Los sindicatos, en especial los industriales y mineros, se dan cuenta de que dentro de la Unión se hallan comercialmente desprotegidos, y se les quitan las competencias de la gestión monetaria sin que se establezca una unidad fiscal ni de derechos sociales. Esta situación provoca el derrumbe del estado social en Inglaterra. Además, la ruptura con la UE no se produce por el hecho de estar unidos a otros países del espacio europeo, sino por las reglas con las que se ha forjado esta Unión. Sobre esta experiencia, por tanto, son los trabajadores quienes de manera masiva han votado por la salida del sistema. El brexit también supone una amenaza a la línea de flotación del TTIP.

-El expresidente de la Comisión Europea durante una década y también expresidente del gobierno portugués (2002-2004), Durao Barroso, fichó en julio de 2016 por la filial británica de Goldman Sachs. ¿Qué supone este paso de la política a los negocios?

Es la prueba de a quién están sirviendo las instituciones europeas. Se trata de políticos corruptos, pero en un sentido profundo: no sólo porque "pasen" o no maletines (de lo que no podemos tener pruebas), sino en lo más evidente, es decir, traicionan los intereses de la mayoría social de los pueblos de Europa. ¿Qué necesitan los pueblos? Reactivación económica, trabajo y garantías sociales. Durao Barroso les ha dado destrucción de salarios, del empleo y del tejido industrial. Además, gracias a Durao Barroso y al BCE, la carga de la imprudencia de los bancos ha recaído sobre la población.

El periodista, cofundador de ATTAC y colaborador de Le Monde diplomatique Bernard Cassen, plantea un rechazo libre comercio, que contrapone a los derechos humanos y a la conservación del planeta. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué opinas de la "desmundialización" como principio?

El comercio es un factor que en principio me parece positivo, siempre que esté a favor del desarrollo de la economía y de las sociedades. Lo que en cambio es un producto envenenado, tóxico, es el comercio sin ninguna regulación. Que se pueda comerciar libremente entre dos países que se ajustan a un mismo marco legal y de derechos es positivo, porque cada uno se especializa en aquello que puede producir mejor. Sin embargo, el libre comercio entre un país que permite el trabajo infantil y otro que no, es provocar que al final trabajen los niños en el país que en principio no lo permite. Entendida como una regulación del comercio, la mundialización es, hasta cierto punto, necesaria. Pero tampoco soy partidario de volver a la autarquía. Los países hemos de relacionarnos y comerciar entre nosotros buscando no la competencia, sino la cooperación y la ventaja mutua. Ello implica una filosofía distinta a cómo se están negociando acuerdos comerciales como el TTIP o el TPP (Acuerdo Transpacífico), que ni siquiera se negocian en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Las multinacionales se sienten incómodas en la OMC, porque es demasiado transparente para ellas; por tanto, buscan acuerdos bilaterales entre países y entre gobiernos sobre los que ejercen una enorme presión mediante los lobbies. Además, hay regulaciones comerciales que permanecen escondidas para las poblaciones. El TTIP tiene protocolos en que se plantea que, durante años, los acuerdos van a ser secretos.

Formas parte de la Plataforma por la Salida del Euro. Actualmente el debate político en el estado español pivota sobre la investidura de Rajoy y las guerras intestinas en el PSOE, de modo que ningún partido se cuestiona el marco que rige la relación entre la UE y España. ¿Cómo introducir en la "agenda" la discusión sobre la moneda única?

Es parte de nuestra tarea, introducir esta cuestión en la "agenda" política sin que ello implique dejar de entrar en otros asuntos. Hoy no se puede hablar de una salida de desarrollo y en positivo para las grandes mayorías sin abordar la cuestión del euro. Existe actualmente un gran miedo a entrar en la polémica. Hay una visión que, implícitamente, supone que este sistema monetario es reformable. Ahora bien, no se va a poder avanzar hasta que no se sea consciente de que no hay reforma posible dentro del sistema euro, porque tanto la moneda única como el banco central están diseñados para producir las consecuencias actuales.

-¿Qué relevancia atribuyes entonces a las iniciativas que plantea Unidos-Podemos como el trabajo garantizado, la renta mínima para el rescate ciudadano o los programas "keynesianos" de gasto?

Son medidas correctas, el problema es cómo van a financiarse cuando estás atado de manos a un banco central que controla la emisión monetaria, y que no te va a permitir emisiones dirigidas al rescate de las personas o la creación de puestos de trabajo; además va a inundarte con una moneda que va a servir para rescatar a los bancos. ¿Qué estamos viendo con los miles de millones de euros que el BCE ha inyectado en el Deutsche Bank y los bancos privados europeos? No han servido para estimular la actividad económica ni siquiera para sacarlos de la recesión, porque los bancos se han dedicado con ese dinero a especular de nuevo: contra los estados, la deuda pública y con los nuevos productos financieros artificiales; además, para mantenerse en un círculo de beneficios ficticios. En definitiva el banco central ha decidido rescatarlos, en lugar de que las entidades tuvieran que responder con sus activos y sus propios recursos al desastre donde se metieron.

-El partido de extrema derecha AFD (Alternativa por Alemania) quedó por delante de la CDU en las elecciones regionales de Mecklemburgo-Pomerania en septiembre de 2016, y en las de Berlín alcanzó el 14% de los votos. Además de las vallas y los discursos xenófobos, el gobierno de Hungría ha sometido a referéndum la cuota de refugiados para el país establecida por la Unión Europea. ¿Está cometiendo la izquierda errores?

En una situación en que las personas cada vez viven peor y la izquierda se muestra incapaz de señalar dónde reside el problema y la solución; donde además se limita a especular dentro de la jaula preestablecida, al final lo que se produce es un cansancio de la política institucional; y un agotamiento de los partidos de izquierda que, se supone, han de dar una salida a estas demandas. Ante tal situación, la extrema derecha tiene un campo político amplísimo. Tampoco es la primera vez que esto ocurre en Europa. No sólo sucedió con el ascenso del nazismo, también antes en Austria, en Italia, Hungría o Rumanía. En una coyuntura en la que empeoraban las condiciones de vida de la población, se emprendió la vía de azuzar el patriotismo y de culpar a otros países y colectivos. Hoy en lugar de armonizar a los países europeos, el euro está provocando una conflictividad creciente entre estos.

-Esta semana la policía griega ha reprimido con gases lacrimógenos una manifestación de jubilados que pretendía avanzar hacia la oficina del primer ministro, en protesta por el recorte de las pensiones. ¿Simboliza esta movilización en qué finalizó el sueño de Syriza?

Syriza se ha convertido en un agente de la Comisión Europea, que impone las medidas que su pueblo no quería. Esto acaba en imágenes tan gráficas como las de esos pensionistas que defienden sus derechos. Observemos que en Grecia, Italia, España y Portugal son las fuerzas de la izquierda las que lideran la resistencia social, a diferencia de lo que ocurre en el centro y oriente de Europa, donde lo hace la extrema derecha. Esta izquierda coherente y los movimientos sociales ya se sitúan frente a la izquierda fraudulenta. Es la que moviliza a los pensionistas, y a la que votó el pueblo de Grecia. En caso de que Syriza no lo recoja, surgirá otra fuerza política que lo haga, en este caso Unidad Popular junto a otras formaciones políticas que están emergiendo. Todo ello demuestra que no se puede matar el movimiento a partir de sobornar, arrastrar o meter en el redil a los líderes. Hay un problema social que está por debajo…

-"Para demasiados intelectuales de izquierda es una grosería cuestionar la actual Unión Europea", afirmaste hace unos meses…

El problema actual entre los intelectuales de izquierda, de derecha y en general, es un excesivo sometimiento a la idea de Europa como noción de "progreso". Esto se ha convertido en una idea falsa. Pudo ser cierta en los años 80, porque veníamos de una dictadura y nos acercábamos a un modelo de Europa que era muy distinto del actual. Pero hoy, la UE es el instrumento para la destrucción del estado del bienestar y, por tanto, hemos de romper con ese "eurobobismo" que asocia ser europeo con mostrarse de acuerdo con la Unión Europea. ¿Nombres de intelectuales? No me gusta citar a personas, pero creo que las posiciones irán cambiando. Por ejemplo, en las jornadas "Salir del Euro" celebradas en octubre de 2015 en Barcelona, el economista Arcadi Oliveres explicó su evolución.

-Por último, el historiador y miembro de la Plataforma por la Salida del Euro, Joan Tafalla, ha afirmado en repetidas ocasiones que no existen los atajos; y que la impaciencia es "el opio del pueblo de izquierdas". ¿Estás de acuerdo?

No sé en qué contexto se planteó la cuestión. En efecto, las cosas avanzan cuando se debaten, penetran en el pensamiento de la gente y no se resuelven con afirmaciones esquemáticas o superficiales. Pero en determinados momentos sí hay que dar determinados pasos hacia delante, porque los tiempos sociales e históricos se aceleran. Pensar en estos momentos que el sistema monetario es reformable y que se trata de buscar una mayoría distinta en el Parlamento, implica situarnos en un camino sin salida. Primero, porque las contradicciones van a estallar mucho antes de que se produzcan esas mayorías suficientes en una Europa con cada vez más diferencias entre sus territorios. Además, si se produce la ruptura se planteará un euro de dos tiempos o velocidades, para que el sistema bancario se asegure de que la deuda continúe siendo válida y la seguimos pagando. Romper con el euro implica, por tanto, contar con un instrumento para cuestionar la deuda ilegítima.

You are subscribed to email updates from Iniciativa Debate.
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, CA 94043, United States

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada